RECORDANDO AL PRESIDENTE JOHN F. KENNEDY


Por Rogelio A. Careaga, Ph.D. por la Universidad de Stanford

Hoy 22 de noviembre del 2013 se cumplen 50 años del asesinato del Presidente Kennedy. En el Paraguay debemos recordarlo y honrar su memoria por dos motivos principales. El primero es su esfuerzo por impulsar la democracia en los países donde existía dictadura y el segundo por haber creado la Alianza para el Progreso y el Cuerpo de Paz. En el contexto de la Guerra Fría conviene resaltar su lucha contra los regímenes totalitarios ya que la excusa de los dictadores para mantener sometidos a sus pueblos era el combate al Comunismo. Sin embargo, Kennedy no aceptó como válida dicha excusa e instó y hasta presionó a los gobernantes que se mantenían en el poder mediante la represión para que adopten prácticas democráticas.

El efecto de esa presión en nuestro país dio como resultado una cierta apertura, cuestionable por cierto, que permitió un simulacro de elecciones libres. Como se ha de recordar, Stroessner permitió el regreso al país de algunos políticos que se hallaban exiliados, en su mayoría en la Argentina. Así, el grupo de los llamados Levirales, escisión del Partido Liberal, que no se prestó a la farsa, participó en las elecciones de 1963. Muchos de ellos fueron premiados con escaños en el congreso y el candidato presidencial, con la posición de embajador en Londres. Todo eso fue resultado de la presión del gobierno del Presidente Kennedy. Con su muerte ese impulso democrático fue truncado, ya que para su sucesor, Lyndon B. Johnson la instalación de regímenes democráticos no era de alta prioridad. Al contrario, los intentos de expansión del Comunismo en varias partes del mundo, Laos, Vietnam, República Dominicana y en algunos países del Africa, es probable que lo hayan convencido de que los regímenes autoritarios eran preferibles a los totalitarios. Por eso, no dudó en enviar tropas a la República Dominicana poco tiempo después de reemplazar a Kennedy en la presidencia.

Pero la obra de Kennedy que perdura y que ha beneficiado y sigue beneficiando a nuestro país es el Cuerpo de Paz. A través de este programa, durante cinco décadas, han llegado a nuestro país una pléyade de jóvenes idealistas norteamericanos con deseos de contribuir con sus conocimientos y especialidades al progreso y bienestar de nuestra población. Sin embargo, su contribución más importante, me atrevo a decir, no ha sido material sino intangible. Ha sido y sigue siendo resultado de su entusiasmo y convicción de que se pueden cambiar y mejorar las cosas más que de la aplicación y transmisión de sus conocimientos técnicos.

Ellos traen consigo ese elemento cultural sui generis de los norteamericanos, ese convencimiento de que con empeño, trabajo arduo y perseverancia se puede lograr hasta lo que parece imposible. Esa cualidad de no echarse atrás por enorme que sea el desafío, ese optimismo que permite creer que con organizarse, aunar esfuerzos y echar manos a la obra se puede salir adelante y lograr lo que uno se propone, la transmiten estos jóvenes a nuestros compatriotas con el ejemplo y forma de encarar las cosas.

Son estos beneficios intangibles los que quedan después del regreso de esos jóvenes a su país. Pero la transmisión de beneficios no es en un solo sentido. Sin duda, el contacto y la convivencia de los jóvenes norteamericanos con nuestros compatriotas, por lo general con los más humildes, les permite observar y asimilar modos de vida diferentes de los suyos, de recurrir a la fe para hacer frente a las vicisitudes de la vida, de aceptar lo inevitable y de otros aspectos culturales propios de nuestro país.

Así pues, el Cuerpo de Paz ha hecho posible este intercambio valioso y enriquecedor entre norteamericanos y paraguayos. Por ello nos corresponde recordar con gratitud a su creador y honrar su memoria hoy, 22 de noviembre, fecha en que se cumplen 50 años de su lamentable deceso. Tal vez la mejor forma de hacerlo es perfeccionando nuestra democracia y dando mayor apoyo material y logístico a los voluntarios del Cuerpo de Paz. Así estaríamos asegurando la continua realización de la misión que le asignó el Presidente Kennedy, el del progreso económico y social en democracia de nuestro pueblo.

One Response to RECORDANDO AL PRESIDENTE JOHN F. KENNEDY

  1. Odòn Frutos dice:

    Señor Director

    El incumplimiento, o mal cumplimiento de la provision de servicios por parte de una empresa de comunicaciones dada, solo es atribuible, cuando menos, a la impericia y/o ineficiencia de las autoridades asignadas para su control. Cuanto mas, podrìa haber COMPLICIDAD. En este caso, la agencia de control es Conatel.

    La facturacion y los superativs de las empresas de comunicaciones son gigantescas y de asi proponerselo, podrìan alquilar conciencias de funcionarios habituados a obtener ingresos extra con solo mirar hacia otro lado.

    Se registran casos similares en muchas otras àreas. Entre ellas se destaca, claramente, aquel referente a los permisionarios de Conajzar: Bajo el subterfugio de “Sale o Sale” se venden masivamente billetes multicolores en los que se consigna que semanalmente, sì o sì, se entregan montos millonarios, vehìculos de lujo y electrodomèsticos. Pero solo excepcionalmente se anuncia, con bombos y platillos, por periodicos, radios y canales de tv, que alguien fue “agraciado” con un premio de monto millonario o un vehìculo o un electrodomestico.

    Conatel y Conajzar: Dos cotos de caza en los que privilegiados corruptos, engordan sus faltriqueras a costillas de quienes no tienen alternativa en cuanto a comunicaciones y entretenimiento.

    Atentamente,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: