EL PARAGUAY DEBE APUNTAR A LA RECAUDACIÓN DE IMPUESTOS PROGRESIVOS Y REDISTRIBUTIVOS


Por Gerardo Meza Caballero (*)

Muchos analistas consideran que la relación comercial entre Paraguay y los países de mayor desarrollo (Brasil, Asia, Unión Europea, EEUU, entre otros) es desigual y que el fundamento de esa desimpuesto a los granos (No pagan impuestos las materias primas).

Con el fin de ser capaces de obtener los recursos suficientes para garantizar los servicios públicos, como educación y salud para todos, el país necesita recaudar más impuestos, y hacerlo sobre la base de impuestos progresivos y justos. Hasta ahora, la política tributaria en Paraguay ha sido fuertemente influenciada por los países poderosos y las élites nacionales.

En muchos casos, esto ha tenido un impacto negativo dado el gran énfasis puesto en impuestos indirectos regresivos como el IVA y los extensos incentivos fiscales para las empresas. Hay una necesidad urgente de que el gobierno del Nuevo Rumbo del Paraguay que queremos logre un aumento en la recaudación de impuestos progresivos y redistributivos

El impuesto a las exportaciones de granos sin elaborar es necesario sobre todo desde lo económico, pero también si se analiza con perspectivas políticas o sociales. Su creación lleva unos años generando un amplio debate y una sucesión de proyectos de ley, que van y vuelven del Poder Ejecutivo al Congreso Nacional, sin que nunca se llegue a promulgar ninguno de ellos.

Por equidad impositiva, por conveniencia nacional y por necesidad económica, en un país bien organizado no puede ocurrir que los sectores de mayor volumen de actividad e ingresos, que ocupan y explotan la mayor cantidad de tierras productivas, sumando todos sus tributos, tengan una participación insignificante en la recaudación total del país. En mi Trabajo anteriores resalté esa participación, aproximadamente, en apenas en un diez por ciento: prácticamente nada.

Por otra parte, las grandes explotaciones agropecuarias, si exportan su producción en bruto, no generan valor agregado. Como obviamente tienen una producción mecanizada, apenas requieren mano de obra y en consecuencia no generan puestos de trabajo y, no menos importante, entre todas las actividades económicas es la menos redistributiva.

A partir de esta constatación, el Gobierno del Nuevo Rumbo y los Empresarios deben orientar su mirada hacia un conjunto de países exitosos fuera del país y a las consecuencias que las estrategias de mediano y largo plazo para la transformación productiva y el escalamiento exportador han tenido en su desarrollo. Que la experiencia en Australia es muy positiva en áreas sociales y en infraestructura. Tenemos muchos casos en India, entre otros, que dan ejemplos interesantes para el país.

Así pues, el impuesto a la exportación de granos sin elaborar no es solo una herramienta necesaria para que el Estado recaude de la actividad más rentable del país, pero hasta ahora más exenta de impuestos, sino que es también un instrumento para promover e incentivar la industrialización de nuestras materias primas, que sí crearía puestos de trabajo y sí generaría valor agregado.

De que el desafío de Paraguay es justamente incrementar su agroindustria y convertirse en un país productor de alimentos,
“El objetivo con todo esto es que el productor tenga un incentivo a través del precio para aumentar la producción”.

Y con esta política de la Industrialización de nuestras materias prima, con esta nueva vocación del país, debe ser transformarse en un centro multimodal para mover mercaderías (con valores agregados), desde el Atlántico (productor) hacia el Pacífico (consumidor).

He dicho muchas veces que los impuestos son un mal necesario. Son odiosos, nadie quiere pagarlos; pero todos queremos que el Estado recaude suficiente para cumplir con sus funciones. Desde este punto de vista, el Gobierno tendría que hacerse la siguiente pregunta: ¿está en condiciones el Estado paraguayo de recaudar suficiente para sus necesidades exonerando de prácticamente todas las cargas tributarias a la principal actividad económica del país? Me temo que no.

En cuanto a los productores y exportadores creo que también, a largo plazo, les conviene pagar un volumen más racional de impuestos por más desagradable que resulte siempre una disminución de la rentabilidad.

Este trabajo se centra en la política tributaria en el país: quién paga, sobre qué se paga y cómo se paga en concepto de impuestos. La política tributaria del Paraguay tiene un enorme impacto en la desigualdad y en la reducción de la pobreza y este impacto es mucho más negativo y casi nada de positivo en función de las características de la política tributaria del país, es imperativo que el gobierno del nuevo Rumbo decida cambiar y poner en marcha una nueva política tributaria. A menudo, los impuestos también están en el corazón del contrato social entre los ciudadanos y su gobierno, por lo tanto, la tributación progresiva es fundamental para la creación de un Estado fuerte, democrático y eficaz.

(*)Economista. Autor del Libro: 7 PUNTOS A TENER EN CUENTA PARA EL PARAGUAY QUE QUEREMOS

59 Responses to EL PARAGUAY DEBE APUNTAR A LA RECAUDACIÓN DE IMPUESTOS PROGRESIVOS Y REDISTRIBUTIVOS

  1. Blanca Lila dice:

    Dr Meza Caballero: Felicitaciones un ves más por su trabajo, instructivo y objetivo.Con este Modelo país va en aumento la desigualdad, y esto se vuelve peligroso par la Democracia.
    El ingreso del quintil más rico de Asunción creció 22,9%, muy por encima del crecimiento del PIB que fue del 15,0%, y el ingreso del quintil más pobre –en pobreza extrema- solo lo hizo en 1,1%, señala parte de un informe difundido por CADEP.
    Atentamente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Blanca Lila: En Paraguay, el auge del crecimiento económico no sólo no redujo la pobreza, sino que inclusive se verificó un aumento de la desigualdad, El problema del Parguay que queremos es el 2% de la población que monopolizan la riqueza en el Paraguay que son: Los Sojero, Ganaderos y los Banqueros.
      “El ingreso del quintil más rico de Asunción creció 22,9%, muy por encima del crecimiento del PIB que fue del 15,0%, y el ingreso del quintil más pobre –en pobreza extrema- solo lo hizo en 1,1%”, según datos de un informe PNUD/OIT del 2013 a los que se refiere la investigadora. Indica que los problemas de empleo que aquejan a la ciudadanía y la poca capacidad redistributiva del sistema tributario son los principales impedimentos para que la mayoría de la población pueda beneficiarse con la bonanza económica(.Los Poderosos en este país deben tributar)

      El índice de Gini, que mide la desigualdad en los ingresos de las personas dentro de un país, creció de 0,487 a 0,512, lo que indica que se ha profundizado la brecha entre los sectores sociales. En los sectores rurales y las áreas urbanas del departamento Central esta situación se agudiza, ya que allí el ingreso de las personas de los sectores más pobres disminuyó a pesar del crecimiento económico. En la misma línea, la analista agrega que “mientras la pobreza total disminuyó apenas 0,4 puntos porcentuales, bajando de 35,1% a 34,7%, la pobreza extrema aumentó de 18,8% a 19,4%”.

      Por otra parte, el crecimiento económico no ha creado la cantidad suficiente de empleos, “y los que crea son de mala calidad”, en mis trabajos anteriores .dije que los datos corroboran esta aserción. El subempleo afecta al 20,6% de la Población Económicamente Activa ocupada, donde el 13,7% está dado por las personas asalariadas o en relación de dependencia (empleados y obreros públicos y privados) que trabajando más de 30 horas por semana no llegan a percibir el salario mínimo vigente. El restante 6,8% trabaja menos de 30 horas por semana pero desea trabajar más horas y está disponible para hacerlo.

      La situación se agrava al contar el porcentaje de población que no goza de jubilación,. “EL Informe Nacional sobre Desarrollo Humano editado por OIT-PNUD con la colaboración de JICA presenta una situación preocupante: el empleo informal sin jubilación afecta al 81,3% de la población ocupada de 15 años y más”,

      Que sin medidas drásticas, será difícil salir de la situación en la se sume la mayoría de la población. Con un Estado que no recauda de quienes se benefician con el crecimiento de la economía, y sin una modificación de la estructura productiva, no se logrará encaminar al país hacia un modelo de mayor inclusión, industrialización y absorción de mano de obra.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Blanca Lila: Continuando con nuestro dialogo: El Banco Mundial ha reajustado al alza la perspectiva de crecimiento de Paraguay de 1,7% a 4,6%, según su último informe; sin embargo, En mis Articulo de referencia y en otros Ensayos anteriores siempre resalte, qque con este modelo país, no se va a disminuir la pobreza., Esta expansión del PIB no tendría aún el tan esperado efecto derrame hasta los sectores más vulnerables de la economía.

      El Banco Central estima un crecimiento de 4,8% para el 2014.

      Será un año bueno en lo económico (2014), pero el crecimiento seguirá beneficiando a un solo sector de la sociedad, ampliándose la brecha entre ricos y pobres.

      Nuevamente el país se encuentra entre los que más crecerán en la región, pero la pobreza y la indigencia no ceden, y el Gobierno ha dado algunos pasos de su plan para la reducción de la pobreza extrema, la que pretende reducir de 18% en el 2011 al 9%.

      “Las políticas del Gobierno no están pensadas para mejorar la equidad y disminuir la desigualdad, y está por verse la efectividad de su programa de reducción de la pobreza”.

      El crecimiento económico continuará sustentándose en la agricultura y la ganadería empresarial, y, en menor medida, en las inversiones del Gobierno. Para este año están previstas varias obras públicas importantes, las que tienen mayor efecto multiplicador, y se aguarda la generación de más empleo que en 2013, señaló.

      DIVERSIFICACIÓN. que el desafío para este año es la diversificación de las exportaciones del país, basada en fuertes inversiones en el sector industrial.

      “Una menor dependencia del sector agropecuario en la generación del PIB y una creciente participación del sector industrial en las exportaciones es lo que el país precisa para lograr un crecimiento económico mayor al actual y para elevar los niveles de inversión y ahorro”

      • Esteban dice:

        Dr. Meza Caballero. Hacienda debe tener un plan táctico de reforma tributaria

        Es indiscutible la necesidad de dotarle al sistema tributario de mayor equidad. No es posible continuar sustentando las recaudaciones en impuestos indirectos que afectan en mayor proporción a asalariados y a los grupos de menores ingresos y por tanto los más vulnerables de la sociedad. Las recientes declaraciones del ministro de Hacienda, Santiago Peña, sobre la necesidad de que los que tienen más paguen más, es totalmente pertinente. El Ministerio de Hacienda debe contar con una estrategia de reforma a mediano y largo plazo, fundamentada en evidencia empírica rigurosa de manera que la ciudadanía ayude en la implementación del mencionado plan.
        Tal como el Ministerio de Hacienda está planteando las reformas necesarias para recaudar más, lo único que consigue es generar indisposición hasta en los sectores que no serán afectados. El reciente planteamiento de esa Secretaría de Estado impactará a probablemente el 2% más rico de la población; sin embargo, la falta de estrategia comunicacional generó un debate poco productivo.

        La discusión generada esta semana en la prensa fue un buen ejemplo de las dificultades que enfrentará el país en su tránsito hacia una estructura tributaria más justa. Un cambio radical exige analizar el tema con evidencia empírica rigurosa que permita conocer a cabalidad a quiénes afecta cada una de las propuestas de reforma y quiénes son los que tienen más.

        Tanto el debate sobre la necesaria reforma al impuesto a la renta personal (IRP) como al del IVA a las cooperativas debe sustentarse en información certera. Al margen del objetivo formalizador del IRP, este impuesto es uno de los más justos, ya que recauda de quienes más ganan. Por lo tanto, uno de los pilares de la reforma impositiva debe ser hacerlo progresivo. A mayores niveles de ingresos, mayores tasas.

        Por otro lado, las cooperativas plantearon la presentación de un nuevo proyecto de ley para mantenerse en el esquema de exoneración del IVA. Este tema también debe ser analizado a la luz de quienes serán los afectados. El tema debe discutirse teniendo como principal criterio la equidad. Las ventajas impositivas no pueden seguir privilegiando a los sectores de alto nivel adquisitivo. Hay socios y operaciones de cooperativas de bajo nivel de ingreso, pero también los hay de muy alto nivel de ingreso.

        Mas allá de la coyuntura semanal sobre el IRP y el IVA, el análisis de la situación debe enmarcarse en la atención hacia otros sectores de altos niveles de ingresos y de baja tributación, como el de los grandes productores, muchos de ellos con fuertes externalidades negativas para el país, especialmente en el área ambiental. Este tema no puede dejar de discutirse desde ahora. El alto nivel de endeudamiento para obras de infraestructura y los beneficios que generarán esas obras deben ser financiados por los sectores que se beneficiarán en mayor medida. Con la actual estructura tributaria, el pago de la deuda terminará sacrificando más a los de menores recursos.

        Es urgente un diálogo nacional sobre la temática, pero con fundamentos empíricos y de manera planificada. El Ministerio de Hacienda no debe continuar con reformas que solo significan parches al sistema. El problema es estructural, por lo tanto merece un tratamiento profundo y con los diversos sectores que componen la sociedad.

        Que no le quepa duda al Ministerio de Hacienda que si propone reformas estructurales que garanticen que quienes ganen más paguen más impuestos, tendrá el apoyo de la ciudadanía. Pero tenemos que estar seguros de que realmente sean quienes tengan más.
        Atentamente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Blanca Lila. Continuando nuestro dialogo.Paraguay tiene uno de los niveles de ingresos tributarios más bajos de la región
      La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) difundió el lunes los datos de la región con relación a los ingresos tributarios, en este sentido se puede observar que Paraguay posee el penúltimo nivel más bajo en comparación con el Producto Interno Bruto (PIB).

      El 2012 fue el año en que se presentó el nivel más alto de ingresos.
      Según Cepal, en 2012 Paraguay obtuvo ingresos equivalentes a 17,6% de su PIB, siendo superior solo a Venezuela, considerando Sudamérica, que llega a 13,7%.

      En cuanto a los demás países se puede observar que Argentina, seguido de Brasil son los países que mayor nivel de ingresos posee comparando con su producto interno, ambas economías superan el 35%.

      Luego de los vecinos se encuentran Uruguay con 26,3%, mientras que Bolivia posee 26%. Chile y Ecuador poseen un nivel similar con poco más de 20%, mientras que Colombia y Perú con poco menos de 20%.

      A TRAVES DE LOS AÑOS
      El nivel más alto de ingresos tributario se presentó en 2012, ya que en años anteriores se llegó a un promedio que ronda entre el 13% y el 14%.

      Exceptuando el 2012, el 2011 fue el año que mayor nivel de ingresos se tuvo comparado con el PIB, ya que se llegó al 17%, mientras que en tercer lugar se halla el 2010 con 16,5%.

      • Bernardo dice:

        Dr. Meza Caballero. Coincido plenamente con esta opinión de Piketty. y transcribo
        Piketty: “El Gobierno quiere ser progresista, pero no reforma el impuesto a las Ganancias”

        El economista francés de moda criticó que la inflación en la Argentina esté definiendo “quién paga qué” y lamentó que no haya mayor transparencia en los datos fiscales. Fue recibido por el ministro Kicill
        “Si se quiere que más gente tribute, se tiene que fundamentar el por qué y no dejar que lo haga la inflación. No puede ser que solo la inflación decida quién paga qué. Hay que ajustar las categorías impositivas con la inflación, porque no es lo mismo ganar 20.000 dólares al año que ganar 100.000”. Ese fue el diagnóstico del economista francés Thomas Piketty al ser consultado por el impuesto a las ganancias en el país durante una conferencia de prensa en Buenos Aires.

        De esta forma, remarcó que el gobierno de Cristina Kirchner “quiere ser progresista, pero no introdujo ninguna reforma al impuesto a las ganancias” y sostuvo que debería haber cambios “para alcanzar un sistema tributario progresivo”. Subrayó también que en la Argentina falta transparencia sobre el ingreso, la riqueza, el capital y la inflación, “que puede tener enormes consecuencias en la distribución y la desigualdad, porque afecta a los sectores más frágiles de la sociedad”.
        De visita esta semana en la Argentina, Piketty fue recibido el viernes por el ministro de Economía Axel Kicillof y el presidente del Banco Central Alejandro Vanoli, donde obtuvo el compromiso manifiesto del Gobierno para facilitar los datos fiscales históricos y así poder hacer un análisis más exhaustivo del cuadro económico del país. Antes, a su paso por Chile, Michelle Bachelet también mantuvo un encuentro con él.

        Es que Piketty es la estrella del momento en el mundo de la economía. Le llueven calificaciones como “rock star”, se lo ha comparado con el mismísimo Karl Marx y su libro El capital del siglo XXI está catalogado como un auténtico best seller, clasificación que hasta ahora parecía estar reservada a novelas de Tom Clancy o George R.R. Martin. En las 600 páginas de su trabajo -editado en español por el Fondo de Cultura Económica- repasa la distribución de la riqueza a lo largo de la historia y vaticina que este siglo será más desigual que el anterior si no se adoptan determinadas medidas. “El libro es muy accesible, disculpenmé si es largo, pero lo puede leer cualquiera”, aclara.

        Su nombre, además, suena como posible candidato al Premio Nobel de Economía, aunque tenga sus detractores. Desde la derecha, lo ven demasiado a la izquierda con su propuesta de un impuesto al capital global para contribuir a reducir las desigualdades. Del otro lado de la escala política, arguyen que su discurso es superficial y que no explora las causas estructurales de la pobreza. Él, por su parte, afirma que su teoría va más allá del clivaje izquierda-derecha.

        Invitado por la Fundación OSDE, el FCE y el Institut Français d’Argentine, Piketty señaló en la rueda de prensa que las reformas tributarias y el acceso a la educación son la principal vía para que las sociedades sean más igualitarias. Por eso, insistió en que tanto la Argentina como el resto de los países de América Latina deben “transparentar cómo construyen sus datos económicos”, porque hasta entonces se estará “subestimando” la verdadera medida de la desigualdad en la región.
        Atentemente

      • Gerardo dice:

        Bernardo. En mis Artículos anteriores he resaltado ´´LA REFORMA TRIBUTARIA Y LA EDUCACIÓN SON LA FÓRMULA CONTRA LA DESIGUALDAD´´.

        Que la alta desigualdad es el problema central de Paraguay y de toda América Latina y que una ´´mayor integración´´ serviría para regularla mejor. También la reforma impositiva de Paraguay para ir en la ´´dirección correcta´´. El Gobierno del nuevo rumbo debería re diseñar sistema tributario , cuyos fundamentos deberian construirse en buena medida a partir de los principios desarrollados por una reforma tributaria que debe apuntar a una mayor recaudación para financiar la educación pública en todos los niveles.
        El Gobierno del Nuevo Rumbo deberia ser prudentes en cuanto a los Bonos Soberanos.

        En ese sentido el Paraguay debe ser “cauto” con la salida al mercado de capitales, para no llegar a endeudarse mas de lo debido y como la Argentina que tiene la necesidad de hierro de reestructurar sus deudas. “Lo más importante es el ahorro local y la regulación del capital a nivel interno. No digo que no se usen flujos externos, pero debe hacerse con moderación porque se genera volatilidad cuando los inversores quieren irse. Se puede generar conflicto, con la tentación de expropiar”.

        ´´La desigualdad es difícil de regular y cada país tiene que buscar la forma de que su desigualdad sea tolerable, porque cuando es extrema hay inestabilidad. Tenemos un ejemplo la Argentina, como demuestra la experiencia, acrecentar la deuda externa no es una buena idea. Y menos pagar las deudas con otras deudas . Espero que el país use esto con moderación.

        El impacto que tendrá la caída del precio del petróleo en las economías emergentes como el nuestro, que el ingreso del fisco a través de los impuestos a los petróleos es muy alto. : ´´A corto plazo, muchos países quedarán en una situación desventajosa, pero hay que apuntar a la economía post commodities. La convergencia entre los países de ingresos bajos, medianos y altos es un proceso que va a continuar a largo plazo aunque cambie el valor de las commodities. Por eso, que nuestro país y los emergentes tienen que invertir en otras formas de acumulación de capital´´.
        Saludos cordiales

      • Graciela dice:

        Dr. Meza Caballero. Coincido plenamente con esta Opinión: En el aspecto económico y político, la noticia más importante de la semana pasada ha sido la intención del Ministerio de Hacienda de hacer modificaciones al impuesto a la renta personal con el objetivo declarado de darle mayor “equidad” a nuestro sistema tributario.

        El argumento utilizado para realizar los cambios era que los “ricos casi no pagaban impuestos” y esto hacía que la “desigualdad” entre los que más tienen y los que menos tienen se vaya incrementando.

        Considero que independientemente a que sea bueno o malo el cambio propuesto, el mismo ha sido políticamente inoportuno, incorrectamente liderado y muy mal comunicado.

        Es políticamente inoportuno, porque este es el peor momento para plantear un aumento de impuestos, ya que por un lado existe una fuerte contracción económica y por el otro, todos los días salen a luz los escándalos de corrupción en el uso del dinero público.

        Estuvo incorrectamente liderado, porque lo impulsó la viceministra de Tributación, que se encuentra en la tercera línea de mando del Gobierno, y cuya única y muy impopular responsabilidad es la de recaudar a base de los impuestos existentes.

        Una medida de esta naturaleza es de “altísima política” y debería ser liderada por el presidente de la República y por el ministro de Hacienda ya que la misma afecta a la política fiscal y a la política económica y su implementación depende de tener los votos necesarios para su aprobación en el Congreso.

        Nada de eso se hizo y ante la reacción masiva de la ciudadanía en su contra, el presidente, por medio de un simple y corto Twitter, dio marcha atrás a la decisión inicialmente tomada.

        Pero independiente a esta inoportuna, mal liderada y mal comunicada decisión, por parte del Gobierno, todos los que conocemos la realidad nacional compartimos la opinión del ministro de Hacienda de que en nuestro país existe un grave problema de desigualdad y de inequidad, que es como una bomba de tiempo social, que tarde o temprano va a explotar.

        Esta desigualdad y esta inequidad no solamente son una injusticia social inaceptable, sino que representan un grave problema que hará inviable nuestra actual democracia y nuestro futuro desarrollo económico.

        Sobre este tema tenemos que debatir todos los que tenemos cierta función de liderazgo en la sociedad, hasta encontrar consensos que nos permitan cambiar el rumbo actual, en el que una explosión social es el final inevitable.

        Existe una frase del ex presidente norteamericano John F. Kennedy que siempre tengo muy presente: “Los que hacen imposible una evolución pacífica, harán inevitable una revolución violenta”.

        La evolución pacífica será posible si los políticos de nuestro país aceptan reformar el Estado, para reducir sustancialmente sus gastos corrientes y aumentar la inversión en vivienda, salud, educación e infraestructura.

        La evolución pacífica será posible si también los empresarios aceptan que todos los sectores y todas las personas que viven en este país deben pagar los mismos impuestos.

        No debe haber regímenes especiales para nadie, salvo en casos muy especiales y por periodos muy limitados, y los impuestos deben ser progresivos, es decir el que más gana debe pagar lógicamente mayor monto, pero también mayor porcentaje.

        Todo esto hay que hacerlo con muchísima inteligencia y en un proceso de largo plazo, porque debemos tener siempre presente que el mantenimiento de la competitividad de nuestras empresas es la base del desarrollo económico, que a su vez es la base para una política social inclusiva, que a su vez es la base de nuestra democracia y de nuestras libertades.

        El Gobierno se equivocó en plantear un aumento de impuestos sin que antes haya en la sociedad un profundo debate y comprensión sobre los riesgos de la inequidad y la desigualdad.
        Atentamente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Blanca Lila: Continundo con nuestro dialogo, El impostergable combate a la pobreza
      Por todo lo dicho, en el foro de Cuba, Cartes deberá comprometerse ante el mundo a poner en marcha de forma urgente esa guerra pacífica y sanadora que tiene como objetivo final, rescatar de la postergación a millones de paraguayos de todas las edades, que han vivido por generaciones en la más injusta de las situaciones.

      Los próximos 28 y 29 de enero, el presidente de la República, Horacio Cartes, asistirá a la II Cumbre de Jefes de Estado de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se realizará en La Habana, Cuba. Allí, todos los ojos y oídos estarán atentos a lo que exprese el titular del Ejecutivo, con relación a los planes que su gobierno tiene para combatir la pobreza. Es que el tema central del foro, en el que se aguarda la participación de los jefes de Estado y de Gobierno de los 33 países miembros de la Celac, es la lucha contra la pobreza, el hambre y las desigualdades.
      El “combate a la pobreza”, esa frase que de tanto escucharla desde hace años en cientos de discursos y declaraciones a los medios, en boca de tantos referentes de los partidos políticos, nos suena a veces a mera oración elegida para asumir ante la sociedad una postura “políticamente correcta” que, sin embargo, pocas veces vimos patentizada en las medidas asumidas como planes de los sucesivos gobiernos.
      Ayer, este diario publicó una interesante nota, convocando a diferentes economistas y también a representantes de gremios de la producción nacional. A todos, se les hizo la misma pregunta: ¿Cómo se combate la pobreza? Las respuestas fueron diversas, pero todas ellas coinciden en algunos puntos clave, como la necesidad de crear fuentes de trabajo a través de obras públicas, para paliar las necesidades más urgentes, así como la de formular y poner en marcha planes a mediano y largo plazo, que atiendan las demandas de diferentes sectores.
      Algunos referentes hablaron de la educación como la mejor apuesta a largo plazo; y otros pusieron el acento en el apoyo económico y técnico a los sectores más vulnerables. Recordemos aquí, que nuestro país, además de ser uno de los que más han crecido en su macroeconomía, también es uno de los que mayores desigualdades sociales y económicas ostenta. Según datos oficiales, la ubicación de los pobres extremos es de un 68% en el área rural, mientras que el 24% en el área metropolitana y el restante 8% en ciudades intermedias.
      Un tercio de la población del Paraguay es pobre o está en la extrema pobreza, por lo que este problema no es absolutamente menor para el país y amerita una urgente puesta en marcha de los planes para paliar primero la situación y sentar las bases de un cambio realmente efectivo en ese hasta ahora muy desigual combate.
      Sobre el tema, el ministro secretario de la Secretaría Técnica de Planificación, (STP), José Molinas, señaló a los medios que para el gobierno actual, son tres los ejes principales que se manejan para la reducción de la pobreza extrema para el 2015. Molinas afirmó que en primer lugar de ese plan, figura el fortalecimiento de la asistencia técnica a las familias productoras agropecuarias rurales. En este sentido explicó que el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) tiene pensado asistir a unas 120 mil familias en el 2014. Informó que hasta el mes de diciembre del 2013, la asistencia a las familias productoras llegó a unas 50 mil. “El objetivo es fortalecer la calidad de la asistencia técnica”, dijo el alto funcionario.
      Y seguidamente, destacó que el segundo punto del plan será promover las obras públicas, para lo que el MOPC tiene proyectado emprender obras en el norte del país, tales como reemplazo de puentes de madera por los de hormigón, entre otras obras que pueden emplear de forma rápida a mano de obra de la zona, una de las más postergadas del país y que presenta cifras de pobreza extrema.
      El tercer pilar del plan, según lo dicho por el titular de la STP, serán las transferencias condicionadas en sus diferentes expresiones como el programa Tekoporã, cuya cobertura pretenden aumentar de 83 mil familias a 100 mil.
      Por todo lo dicho, en el foro de Cuba, Cartes deberá comprometerse ante el mundo a poner en marcha de forma urgente esa guerra pacífica y sanadora que tiene como objetivo final, rescatar de la postergación a millones de paraguayos de todas las edades, que han vivido por generaciones en la más injusta de las situaciones.

  2. Graciela dice:

    Dr Meza Caballero: Hay años normales y hay otros que son bien atípicos. El 2013 cae en la segunda categoría. El crecimiento económico esperado para el presente año es arrollador.
    Y, sin embargo, existe una sensación de que la rueda económica no gira. Todo un contrasentido. Es como si transitásemos al mismo tiempo por una pendiente decreciente y otra ascendente. Hasta parece que las cifras son incoherentes.
    Lo primero que debemos comprender es que el 13% de crecimiento ocurre después de un año recesivo, recordemos que en el 2012 la retracción del PIB fue del -1,2%. Si ajustamos el bajón del año anterior, obtendríamos un crecimiento agregado del 8% para el presente año, lo cual sigue siendo un indicador excepcional.

    Para profundizar lo que está ocurriendo debemos dar un paso más en el análisis. Una economía es como una moneda de dos caras. En efecto, el Producto Interno Bruto (PIB) se mide indistintamente desde la oferta o de la demanda. Al tener en cuenta esta dualidad resulta más sencillo comprender cómo el auge está conviviendo con la retracción.
    Atentamente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Graciela: Nuestra economía se está expandiendo por el lado de la oferta o producción, debido a la alta demanda internacional de bienes agrícolas y de manufacturas agroindustriales como el aceite vegetal y la carne. Inclusive ajustando el efecto contractivo del año anterior se verifica un crecimiento considerable del sector productivo primario.

      Al observar al dinamismo del PIB por el lado de la demanda se percibe otra realidad. Se puede notar que el consumo privado crece anualmente en niveles de 4% respecto al 2012. Si ajustamos la retracción del año pasado, comprobaremos que el consumo privado presenta números negativos en el 2013. Contrariamente, las exportaciones nacionales provenientes de la demanda internacional crecen a tasas considerables del 24%, compatible con el desempeño de la oferta o producción.

      Entonces, nos encontramos ante un gran desfasaje. Por un lado, tenemos un fuerte crecimiento de la oferta relacionada a la mayor demanda externa y, por el otro, una retracción de la demanda doméstica. Así, nuestra economía es como una carreta con una rueda gigante y la otra muy pequeña.

      ¿Por qué la política económica ha estado ausente? Una respuesta sería que los hacedores de política económica están nublados por el gigantesco 13% de crecimiento. Otra probable respuesta sería porque nos encontramos ante un año atípico y, por lo tanto, la curva de aprendizaje y la reacción de medidas han sido muy lentas.

      El Banco Central hace exactamente 12 meses que mantiene rígida la tasa de interés de política monetaria en 5,5%. Lo natural sería que ante un bajón del consumo, la orientación monetaria se torne más laxa. Por otro lado, la capacidad de reacción de la política fiscal está realmente exhausta, tras la estrategia desmedida del gobierno de Franco que llevó al gasto a un aumento del 24% en un escenario económico contra-cíclico y pro-cíclico en términos políticos.

      Ante la inacción monetaria y la parálisis fiscal, culminamos un año con el mayor desfasaje de la historia reciente de nuestra economía.

  3. Fernando dice:

    Dr Meza Caballero: Como dice su Articulo: Crece la brecha entre ricos y pobres en Paraguay, según informe de Cadep
    Crece la brecha entre ricos y pobres en Paraguay,

    A la par del crecimiento macroeconómico, también crece una realidad que muchos miran de reojo: La brecha entre ricos y pobres en Paraguay sigue en aumento según el último informe del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep). Es decir, las buenas cifras no llegan a los bolsillos de los más carenciados.
    Atentmente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Fernando: Muchos analistas consideran que la relación comercial entre Paraguay y los países de mayor desarrollo (Brasil, Asia, Unión Europea, EEUU, entre otros) es desigual y que el fundamento de esa desimpuesto a los granos, ganados, entre otros, (No pagan impuestos las materias primas).

      Con el fin de ser capaces de obtener los recursos suficientes para garantizar los servicios públicos, como educación y salud para todos, el país necesita recaudar más impuestos, y hacerlo sobre la base de impuestos progresivos y justos. Hasta ahora, la política tributaria en Paraguay ha sido fuertemente influenciada por los países poderosos y las élites nacionales. Los análisis elaborado por la destacados especialistas señalan que “el ingreso del quintil más rico de Asunción creció 22,9%, muy por encima del crecimiento del PIB que fue del 15 %, y el ingreso del quintil más pobre -en pobreza extrema- solo lo hizo en 1,1 %”, en base a datos provenientes de un informe de Naciones Unidas y la Organización Internacional del Trabajo (PNUD/OIT).
      Los dos pilares del problema son viejos conocidos de la gente carenciada: Los problemas de empleo que aquejan a la ciudadanía y la poca capacidad distributiva del sistema tributario paraguayo.(Los Poderosos en el Paraguay no tributan)

      Tomando como base el índice de Gini, utilizado para medir la diferencia de ingresos, estos pasaron del 0,487 a 0,512, lo que da a entender que la brecha entre ricos y pobres ha aumentado de manera considerable en los últimos años. Esta situación se agudiza principalmente en el sector rural y áreas urbanas del departamento Central, según el informe de Cadep.

      “Mientras la pobreza total disminuyó apenas 0,4 puntos porcentuales, bajando de 35,1 % a 34,7 %, la pobreza extrema aumentó de 18,8 % a 19,4 %”,
      Otro problema es que el celebrado crecimiento económico del país no trajo la cantidad de empleos que se esperaba. Las cifras hablan por sí solas: El subempleo afecta al 20,6 % de la Población Económicamente Activa ocupada, donde el 13,7 % está dado por las personas asalariadas o en relación de dependencia (empleados y obreros públicos y privados) que trabajando más de 30 horas por semana no llegan a percibir el salario mínimo vigente. El restante 6,8 % trabaja menos de 30 horas por semana pero desea trabajar más horas y está disponible para hacerlo.

      Y el panorama se ennegrece teniendo en cuenta que un gran porcentaje de la población paraguaya no goza de una jubilación a consecuencia del empleo informal.

      En mi trabajo de referencia resalto que esta situación no podrá ser revertida si el Estado no recauda de los sectores que se benefician con el crecimiento. “Sin una modificación de la estructura productiva, no se logrará encaminar al país hacia un modelo de mayor inclusión, industrialización y absorción de mano de obra”,
      Atentamente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Fernando Continuando nuestro dialogo.Los más pobres aportan más IVA

      El ingreso medio per cápita del año 2013 a nivel nacional es cercano a 1.258.000 guaraníes, evidenciándose una marcada desigualdad según deciles de ingresos per cápita, señala el análisis denominado “Incidencia y Equidad Tributaria en Paraguay: El Caso del IVA”,

      El estudio explica que el 10% más pobre de la población tiene un ingreso promedio mensual per cápita cercano a los 183.000 guaraníes y participa con el 1,5% del total de los ingresos en 2013, mientras que el 10% más rico tiene un ingreso medio mensual por persona cercano a los 4.740.000 guaraníes y participa con el 37,6% del ingreso total.

      Explica que el IVA es el impuesto de mayor recaudación en el país y que analizando la distribución del pago de este impuesto por decil de ingreso per cápita, se puede determinar que el IVA resulta ser regresivo, es decir, que el IVA como porcentaje del ingreso de los diferentes deciles de hogares es menor para los hogares de mayores ingresos que para los hogares más pobres.

      De acuerdo con los resultados, la estructura actual del IVA en Paraguay permite que la mayor parte de los recursos recaudados por este concepto provengan de los hogares de más bajos ingresos, es decir, poco más del 38%; mientras los más ricos aportan solo el 3%.

    • Gerardo dice:

      Fernado. Continuando nuestro dialogo. Política tributaria del Gobierno castiga a quienes menos tienen
      A partir de enero del año próximo, cuando la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) exija el pago del impuesto al valor agregado (IVA) por productos frutihortícolas y otros rubros básicos de la supervivencia diaria, el Gobierno del presidente Horacio Cartes afianzará más una estructura impositiva injusta en la que los segmentos sociales más pobres son los que llevan sobre sus espaldas la carga más pesada. Mientras tanto, los que cuentan con mayores ingresos en la sociedad pagan menos. Los productores de soja son uno de los sectores que apenas tributan, pero reciben cuantiosos beneficios. Es necesario, pues, acabar con la inequidad reinante y poner en marcha un plan cuyo propósito sea alcanzar, en el corto plazo, una verdadera justicia tributaria.
      La actual estructura impositiva hace que las personas de menores ingresos y los asalariados sean los que más sientan el sacrificio del pago de impuestos. Un informe realizado por un organismo internacional, años atrás, señalaba que el 10% más pobre de la población aportaba cerca del 18% de sus ingresos al fisco, mientras que para el 10% más rico, el pago de impuestos solo representaba el 6% de sus ingresos.
      Una situación como esta no existe en un país moderno y desarrollado. En ningún país europeo, americano o asiático competitivo, integrado al mundo y con niveles dignos de vida de su población persiste una estructura impositiva basada en impuestos indirectos. Todos han transitado hacia una reforma que les ha permitido sentar las bases de su desarrollo en los impuestos directos por varias razones.
      La primera razón es la de la justicia tributaria. La desigualdad en cualquiera de sus formas, incluyendo la tributaria, es nociva para el desarrollo. No permite construir bases sólidas para un crecimiento económico de largo plazo, aumenta las conductas delictivas, socava la confianza en las instituciones públicas y, por ende, afecta gravemente a la gobernabilidad.
      No es justo que sean los pobres y asalariados los más afectados por el cobro de los impuestos, mientras los sectores más beneficiados por el crecimiento aumenten sus ingresos y no contribuyan en la construcción del país.
      La segunda razón tiene que ver con la potencialidad de la recaudación. El desarrollo exige financiamiento para obras de infraestructura, gasto social y seguridad. Los recursos deben provenir de fuentes genuinas: los tributos de quienes ganan más gracias a los beneficios del crecimiento económico y el desarrollo.
      No es posible financiar el desarrollo de un país a largo plazo cobrando impuestos a los productos alimenticios, incluyendo los yuyos del tereré. De hecho, ya sabemos que esto es así, por eso nos estamos endeudando rápidamente. Lo cual genera otra fuente más de injusticia. Mientras unos pocos acumulan ganancias extraordinarias derivadas del endeudamiento presente, el pago de la misma lo harán las generaciones futuras. Y de no transformarse la estructura impositiva, de nuevo, el peso de honrar la deuda externa caerá sobre los pobres y asalariados.
      A todas luces, el país requiere, en el corto plazo, una drástica reforma tributaria de manera que los impuestos directos sean los que sustenten la recaudación de impuestos. La prioridad de este país debe ser cobrar más impuestos directos como el de la exportación de soja, hacer progresivo el impuesto a la renta personal y eliminar las fracturas que tiene el sistema impositivo, que facilitan la evasión y elusión de grandes contribuyentes.
      Saludos cordiales

  4. German dice:

    BOLATERAPIA!!!! Aqui el UNICO IMPUESTO QUE REALMENTE SIRVE ES EL QUE DEBE PAGAR EL SOJERO Y EL GANADERO. Porque Cartes derogo el IMPUESTO A LA EXPORTACION DE SOJA EN ESTADO NATURAL? Para no molestar a sus amigos sojeros. FAVERO Y CIA. AGRADECIDOS. El impuesto a los GANADEROS? ES UNA JODA. EN CONCLUSION NI LOS SOJEROS NI LOS GANADEROS PAGAN IMPUESTO DE NINGUN VALOR AGREGADO. TODO LO QUE HACE SET, ES BOLATERAPIA, LOS CIUDADANOS COMUNES SI PAGAMOS IMPUESTO HASTA LA YERBA PARA TERERE 5%. VERGUENZA DEBERIAS TENER, CARTES, MUY MAL TU ACTUACION A FAVOR DE TUS AMIGOS RICOS. AL PUEBLO LE MANDAS A LA PUTA.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      German: Brecha entre ricos y pobres es el mayor riesgo para el país y el el mundo, según informe del Foro Económico Mundial
      La brecha crónica entre los ingresos de los ciudadanos más ricos y los más pobres es el riesgo que más probabilidades tiene de causar graves perjuicios a escala mundial en la próxima década, según concluye el Informe Global Risks 2014 del Foro Económico Mundial, publicado en el día de hoy.

      En Paraguay, el índice de pobreza presenta niveles del 49,6 %, mientras que el de indigencia está en 28%, según CEPAL.
      Elaborado con la colaboración de más de 700 expertos mundiales, el informe evalúa 31 riesgos de naturaleza mundial que podrían causar impactos negativos importantes en industrias y países, si se concretan, en una perspectiva de diez años. Los riesgos se agrupan en cinco categorías – económica, medioambiental, geopolítica, social y tecnológica – y se miden tanto en términos de sus probabilidades de concreción, como en su impacto potencial.

      Los expertos consideran que, después de la disparidad de ingresos, los episodios meteorológicos extremos representan el riesgo mundial que más probabilidades tiene de causar un efecto sistémico importante a escala mundial. Le siguen el desempleo y subempleo, el cambio climático y los ataques cibernéticos.

      Las crisis fiscales figuran como el riesgo mundial que, según los expertos, podría causar el mayor impacto sobre los sistemas y países en el curso de los próximos diez años. Este riesgo económico va seguido de dos riesgos medioambientales – el cambio climático y las crisis del agua – y del desempleo y subempleo así como, en quinto lugar, una interrupción crítica de la infraestructura de la información, que constituye un riesgo tecnológico.

      “Cada riesgo considerado en este Informe encierra el potencial de provocar una falla a escala mundial; sin embargo, es su interconectividad lo que hace que sus repercusiones negativas sean tan pronunciadas ya que, en su conjunto, pueden ejercer un efecto aumentado”, dijo Jennifer Blanke, Economista Jefe del Foro Económico Mundial. “Es esencial que todos los agentes de una sociedad; gobiernos, empresas, y sociedad civil, cooperen a fin de hacer frente a la presencia de riesgos mundiales l y adaptarse a los mismos”.

      Además de medir el nivel de gravedad, las probabilidades y el impacto potencial de estos 31 riesgos mundiales, el Informe Global Risks 2014 incluye análisis en profundidad sobre tres casos específicos: el riesgo creciente de un “apocalipsis cibernético”; la creciente complejidad de los riesgos geopolíticos a medida que el mundo avanza hacia una distribución multipolar del poder e influencia; y el desempleo y subempleo juvenil.

      El informe considera, en particular, los dos desafíos altamente asociados a los que hacen frente los jóvenes que llegan a la mayoría de edad en la actual década de menores oportunidades de empleo y costos crecientes de la educación, y evalúa su impacto sobre la estabilidad política y social así como el desarrollo económico. Ante el hecho de que más del 50% de los jóvenes de algunos países desarrollados estén buscando trabajo y de que hay un nivel creciente del empleo informal en regiones en desarrollo donde vive más del 90% de la juventud del mundo actual; el Informe brinda perspectivas de cómo pueden desplegarse medidas tecnológicas y de otra índole a fin de mitigar una parte de este riesgo.

      David Cole, Jefe de Riesgos del Grupo, de Swiss Re, manifestó: “Hoy en día muchos jóvenes se enfrentan a una situación muy difícil. Como resultado de la crisis financiera y la globalización, la generación más joven de los mercados maduros lucha contra una situación desesperada, con cada vez menos oportunidades de trabajo, y con la necesidad de soportar el envejecimiento de la población. Aunque en los mercados emergentes hay más trabajo, los trabajadores aún no poseen el amplio conjunto de aptitudes necesarias para satisfacer la demanda. Es vital que nos sentemos con los jóvenes ahora y empecemos a plantear soluciones que tengan como objetivo crear sistemas educativos más adecuados, mercados de trabajo funcionales, intercambios eficaces de competencias y el futuro sostenible del que todos dependemos”.

      La creciente dependencia de Internet para realizar tareas esenciales y la expansión masiva de dispositivos conectados a Internet hacen que el riesgo de una falla sistémica – a una escala capaz de desintegrar sistemas o incluso sociedades – sea mayor que nunca en 2014, según el Informe. Las recientes revelaciones sobre vigilancia gubernamental han disminuido el deseo de la comunidad internacional de cooperar a fin de construir modelos de gobernanza destinados a resolver esta debilidad del sistema. El efecto podría ser una balcanización de Internet, o el denominado “apocalipsis cibernético”, en el que los piratas informáticos gozan de una superioridad abrumadora y en el que se han generalizado las interrupciones masivas.

      “La confianza en Internet está disminuyendo como resultado del abuso de datos, de la piratería informática y de las intrusiones en la privacidad”, dijo Axel P. Lehmann, Jefe de Riesgos del Zurich Insurance Group. “Una fragmentación de Internet no es la manera correcta de resolver este problema ya que destruiría los beneficios que nos aporta a todos. En vez de construir jardines vallados, es hora de actuar creando normas de seguridad y recuperando la confianza”.

      El mundo multipolar de la actualidad presenta cuatro amenazas principales, cada una de las cuales podría afectar a la estabilidad mundial en los próximos cinco o diez años:

      1. Incertidumbres en mercados emergentes, que hacen que estos se tornen inestables como resultado de presiones sociales, políticas o económicas

      2. Fricciones comerciales y políticas entre países, que hacen que el comercio y las inversiones se utilicen crecientemente como mandato para el poder geopolítico, con crecientes puntos álgidos

      3. Proliferación de conflictos de bajo nivel, causados por el cambio tecnológico y la resistencia de las potencias principales a intervenir; conflictos que podrían fácilmente pasar a una guerra a gran escala

      4. Progreso lento en cuanto a desafíos mundiales, en los que el estancamiento persistente en instituciones de gobernanza mundial lleva a la imposibilidad de hacer frente de manera adecuada a desafíos medioambientales y de desarrollo que son verdaderamente de naturaleza mundial.

      “Un entorno geopolítico más fragmentado amenaza con impedir el progreso en sectores que son esenciales para el desarrollo mundial, como los servicios financieros, la atención de la salud o la energía”, señaló John Drzik, Presidente de Riesgos Mundiales y Especialidades de Marsh. “El mundo necesita más gobernanza coordinada para impedir que riesgos sistémicos de difusión lenta pasen a ser crisis de gran envergadura”.

    • Gerardo dice:

      German. Continuando nuestro dialogo. Aumento de las recaudaciones y reducción de injusticia tributaria
      Con las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) se avivaron de nuevo las ideas acerca de los impuestos. El país debe avanzar hacia una mayor presión tributaria y sobre todo más justa, lo que implica darles mayor énfasis a los impuestos directos. No es posible construir el desarrollo si no se cuenta con los recursos necesarios para financiar genuinamente la expansión de la infraestructura y de los servicios públicos. Actualmente empieza a ser importante el pago de la deuda proveniente de los bonos soberanos. No podemos financiar el endeudamiento con más deuda, por lo que el desafío de recaudar es mayor.

      La estructura tributaria del país debe transformarse a una mucho más justa sustentada en impuestos directos, para que quienes más se estén beneficiando con la bonanza económica también tengan mayor responsabilidad en el financiamiento de las condiciones que permitirán sostener ese buen desempeño.

      No obstante, también es cierto que la progresiva generalización del IVA debe impulsarse, sobre todo hacia los sectores de mayores ingresos.

      Una importante proporción de cooperativistas se encuentra entre los niveles de mayor ingreso y muchas de las cooperativas generan producción muy por encima incluso del producto nacional promedio, por lo que la generalización del IVA a este sector puede contribuir no solo a aumentar las recaudaciones sino también a la equidad tributaria.

      En todo caso, la propuesta de generalizar el IVA a estas instituciones debe contemplar una alternativa justa y equitativa para que estas instituciones y sus miembros contribuyan con su aporte a los recursos públicos y, de esa manera, sean partícipes de un contrato social basado en la solidaridad.

      La solidaridad es uno de los principios que definen la relación entre los miembros de una cooperativa. Este principio debe ser también llevado a la relación de las cooperativas con el resto del país, sobre todo desde las más grandes.

      Es un imperativo ético y económico que todos, especialmente los que más tienen, contribuyan con el desarrollo del país, más aún quienes se benefician y continuarán beneficiándose con las inversiones en infraestructura, la formación de los recursos humanos en las universidades nacionales y la expansión de los servicios públicos.

      Todos los sectores económicos deben contribuir a mejorar las condiciones de vida de la población y aportar para la transformación de este modelo económico, de manera a construir una trayectoria del desarrollo con bases sólidas y sostenibles en el tiempo. Los beneficios del crecimiento económico deben expandirse a toda la sociedad y una de las formas es a través de las políticas tributarias que generan recursos para las demás políticas.

      Es urgente que el país empiece a romper las profundas injusticias tributarias generando los mecanismos necesarios para mejorar las recaudaciones y que los beneficios del crecimiento no solo generen enormes riqueza para unos pocos, sino que se traduzcan también en riqueza para el Estado.

      Esa etapa de inequidad en la que la mayor carga impositiva descansa en los sectores menos pudientes mientras que los de mayores ingresos sobrellevan pesos relativamente mínimos tiene que terminar. El Paraguay no podrá desarrollarse si es que cada uno de los actores económicos no aporta al fisco lo justo. A esta altura de la vida democrática este problema hace rato debió haber sido resuelto.

      El pago de impuestos es parte del contrato social que se establece en un Estado para que sus ciudadanos convivan en el marco de ciertos niveles de bienestar también acordados. Las múltiples demandas sectoriales exigen la atención gubernamental y solo podrán ser satisfechas con mayores recursos al fisco.
      Atentamente

  5. Derlis dice:

    EL CRECIMIENTO SOLO SE DA EN LA CLASE PRIVILEGIADA: Agroexportadores extranjeros, élite de ganaderos, telefonías estafadoras, USUREROS BANCOS, multinacionales, empresas de “amigos de la hermandad”, et,etc, que maman como locos ante un estado totalmente ausente. Extranjeros invasores que no tributan “un carajo”, por tierras violentadas y arrasadas con todos sus ocupantes, ademas de usureros bancos y telefonías que han hecho de la USURA su “modus vivendi” en nuestra patria, con ganancias siderales, SON LAS ESTRELLAS PRINCIPALES QUE IMPIDEN EL DESARROLLO DEL PAÍS. Hoy para nuestras autoridades, incluyendo a “falsos profesionales economistas” que los encontramos hasta en la prensa, EL TERMINO USURA NO EXISTE COMO PALABRA NI TAMPOCO COMO LEY. La triste realidad es que mientras “la élite de mayoría extranjera goza de privilegios y enriquece, “el pueblo muere de hambre…¡QUE IRONÍA,.. “MAYOR CRECIMIENTO ECONÓMICO, PERO MAYOR HAMBRUNA Y MUERTES!,..ASCO Y REPUGNANCIA TOTAL.-

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Derlis: El ganado y la soja impulsan a la economía de Paraguay
      Cierra el año con un aumento del 13,6 % de su PBI, el mayor crecimiento económico de Latinoamérica.

      La ganadería y la soja ubicaron este año a Paraguay a la cabeza del crecimiento económico en Latinoamérica, con un aumento del 13,6 % de su Producto Bruto Interno (PBI) al cierre de 2013, tras una contracción de 1,2 % en 2012 debido a las malas cosechas.
      Según el informe preliminar de cierre del año presentado hoy por el Ministerio de Hacienda, la economía paraguaya alcanzó en 2013 un récord histórico de crecimiento del 13,6 %, cifra que, de acuerdo con los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), representa la cuarta mayor cifra en todo el mundo, tras la de Sierra Leona, Sudán del Sur y Turkmenistán.
      El crecimiento de dos dígitos de Paraguay este año coincide con la previsión oficial y es un ejemplo de los enormes vaivenes de nuestra economía, que en 2009 también se apuntó un crecimiento del 13 %, después de otra recesión el año anterior.
      Con estos informes se , destaca que el nivel de crecimiento del país es uno de los más altos del mundo, pero que se da dentro de “un marco de volatilidad”. Con unos catorce millones de cabezas de ganado y una población de 6,6 millones de habitantes, Paraguay es una nación agropecuaria de vastos espacios vacíos. Su destino y su economía están muy vinculados a las lluvias, las sequías y las plagas.
      El crecimiento de este año está fundamentado en la recuperación de los mercados de carne perdidos durante un brote de fiebre aftosa que afectó decididamente a las exportaciones. A la mejora general del sector agropecuario, que tras la mala cosecha el curso anterior tuvo un incremento del 50 %, se sumó un aumento del 8 % del PIB no agropecuario.
      Paraguay es el país con la segunda mayor concentración de tierras en el mundo, ya que el 2,6 % de los propietarios detentan el 85,5 % de la superficie agraria, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
      La soja y la carne, las dos principales exportaciones de Paraguay, generan un 20 % de su PBI y la gran mayoría de sus exportaciones, pero solo contribuyen un 2 % a los ingresos fiscales.(Los Poderosos en el Paraguay no pagan Impuestos)
      Asimismo, la bonanza de las cosechadoras no resultan necesariamente en un gran flujo de guaraníes (la moneda nacional) para el Estado, que es el que menos tributos recoge en América Latina, con solo un 12,3 % del PBI.
      Sus explosiones económicas han tenido un impacto reducido en los indicadores de desarrollo.
      El nivel de pobreza bajó del 36,8 % en 2001 al 32,4 % en 2011, pero la pobreza extrema subió del 16,7 % al 18 % en el mismo periodo, mientras que el empleo informal se redujo tan solo del 87,1Unidas para el Desarrollo (PNUD).

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Derlis: Con medidas paliativas, el Paraguay seguirá en la pobreza
      De manera solemne, ante una audiencia nacional y extranjera, el presidente Horacio Cartes declaró, al asumir la primera magistratura, que su “obsesión” era “ganar cada batalla de la guerra que hoy declaramos a la pobreza en el Paraguay”. Si bien el tiempo de la evaluación es algo prematuro, todavía no se observa una clara tendencia del Gobierno por apuntalar políticas sociales que se orienten a una pronta disminución de los exasperantes índices de pobreza extrema que el país ostenta. Urge activar mecanismos más audaces para avanzar más decididamente en esta sensible materia a lo largo de 2014.

      Durante la campaña electoral que desembocó en su elección como presidente de la República, Horacio Cartes prometió reducir la pobreza extrema del apabullante 19% actual a un nivel promedio del 7%. Luego, al asumir la conducción del Gobierno, aseguró que el tema constituiría una “obsesión” de la nueva administración política del Estado.

      No es para menos. En uno de los países más desiguales del continente más desigual del mundo se impone que los gobernantes delineen e implementen las políticas públicas tendientes a superar la agraviante situación de exclusión y marginalidad en la que están sumidos vastos sectores de la sociedad.

      Hasta ahora, sin embargo, no se vislumbran políticas claras ni sostenidas en esta delicada cuestión que requiere acciones inteligentes y sostenidas. Resulta alarmante ver que el PIB del año pasado ronda el 14 por ciento, mientras no se observa ninguna mejoría en las capas sociales más golpeadas por la miseria.(los Poderosos en el Paraguay no pagan Impuestos, dentro del PIB , 14% los sojeros, exportaron sus granos por casi de 5.000 millones de dólares, de nuestro PIB que alcanza aproximadamente 30.000 millones de dólares, este es el Problema del Paraguay)

      Muchas de las actividades oficiales del año que acaba de concluir se han centrado, como en administraciones de gobiernos anteriores, en la mera distribución de recursos, como el reparto de kits con 40 kilogramos de víveres en zonas carenciadas, o la entrega de semillas para el cultivo de productos agrícolas en varios puntos del interior del país.

      Esas prácticas paliativas sirven para salvar la coyuntura, pero de ninguna manera apuntan a atacar el problema de raíz(Los poderosos Sojeros, deben pagar impuestos como cual cualquier ciudadano, estos se vuelven cada ves más ricos). Están muy lejos de cumplir el proverbio chino de enseñar al hombre a pescar y no entregarle la mesa servida del pescado ya cocinado.

      Para llevar a cabo esa ardua tarea, es preciso poner en marcha serias y sustentables políticas públicas en el ámbito, de la redistribucion de riqueza (Tributación equitativa) educativo, sanitario, habitacional, laboral y, de manera muy puntual, del bienestar rural, ya que es en el campo donde la mayoría de nuestros compatriotas menos favorecidos se debaten en un marco de inaceptable necesidad y privaciones.

      Y para todo ello se requiere, claro está, de una acción transversal a lo largo de toda la pirámide del Estado. De nada sirven acciones individuales o sectoriales. Es preciso poner en marcha un trabajo coordinado e interinstitucional.

      La creación de fuentes de trabajo, tan enunciada por el presidente Cartes en épocas de campaña electoral, es la clave para generar condiciones de equidad social. El Gobierno asegura que la implementación de la ley por la cual se crean asociaciones público-privadas permitirá generar puestos de empleo genuino para amplios sectores de la población.

      Es cierto que el tiempo de evaluación de la actividad gubernamental en torno al tema del combate y erradicación de la pobreza y la pobreza extrema es aún relativamente corto. Sin embargo, por lo observado hasta el momento es mucho más lo que las autoridades deben comprometerse en esta delicada cuestión como para que la sociedad pueda percibir que, en realidad, el presidente de la República está encabezando la “obsesiva guerra” que había prometido librar contra la desigualdad el día que accedió a la primera magistratura de la nación.

      Muchas son las batallas que todavía deben librarse en el año que acaba de comenzar para que el Paraguay deje de una vez por todas de ser uno de los países más pobres e injustos de América Latina. Auguramos que en este año recién iniciado puedan ya percibirse los primeros resultados al respecto. Es hora ya de que los discursos demagógicos y las promesas empiecen a cobrar cuerpo en la realidad.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Derlis: Continuando nuestro dialogo, que de cierto es muy importante para que el gobierno del nuevo rumbo, no sea una gobernanza solamente para las élites, que en el el Paraguay solamente son del 2%.La mitad de la riqueza mundial actual se encuentra en manos de 85 personas, sólo el 1% de la población
      La mitad más pobre de la población mundial posee la misma riqueza que las 85 personas más ricas del mundo; y siete de cada diez personas viven en países donde la desigualdad económica ha aumentado en los últimos 30 años. Con la difusión de estos datos Oxfam internacional denuncia la desigualdad creciente en el contexto del Foro Económico Mundial, que se celebra esta semana en Davos, según

      Esta semana se celebrará en Davos la asamblea anual del Foro Económico Mundial, en el que participan líderes empresariales, líderes políticos internacionales y periodistas e intelectuales. En este contexto, la ONG Oxfam Internacional ha presentado un informe que denuncia la desigualdad creciente entre pobres y ricos en el mundo, y hace algunas recomendaciones. Entre ellas, valentía política para frenar la influencia de la riqueza en la gobernanza de los pueblos.

      Esta semana (entre el 22 y el 25 de enero) se celebrará en Davos la asamblea anual del Foro Económico Mundial, que reúne a los principales líderes empresariales, los líderes políticos internacionales y periodistas e intelectuales selectos, para analizar los problemas más apremiantes que enfrenta el mundo.

      La desigualdad económica del planeta es uno de estos problemas: la brecha crónica entre los ingresos de los ciudadanos más ricos y los más pobres fue señalada por el informe Global Risks 2014 del propio Foro Económico Mundial en 2013, como “la segunda mayor amenaza mundial de los próximos 12 a 18 meses”.

      En este contexto, la ONG Oxfam Internacional ha presentado el informe Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualdad económica, que se difundirá en Davos, con la esperanza de que los participantes en el Foro Económico Mundial realicen los compromisos necesarios para contrarrestar el avance de la desigualdad en el mundo.

      Erosión de la gobernanza democrática

      El informe de Oxfam pone de manifiesto que la desigualdad económica extrema es perjudicial y preocupante por varias razones: además de ser moralmente cuestionable, puede repercutir negativamente en el crecimiento económico y la reducción de la pobreza, así como multiplicar los problemas sociales. Asimismo, agrava otro tipo de desigualdades, como las que existen entre hombres y mujeres.

      En muchos países, la desigualdad económica extrema resulta además preocupante debido a los efectos perniciosos que la concentración de riqueza puede acarrear para la equidad en la representación política.

      Cuando la riqueza se apropia de la elaboración de las políticas gubernamentales secuestrándolas, las leyes tienden a favorecer a los ricos, incluso a costa de todos los demás. El resultado es la erosión de la gobernanza democrática, la destrucción de la cohesión social y la desaparición de la igualdad de oportunidades.

      Datos alarmantes

      Como consecuencia de la magnitud del incremento de la concentración de la riqueza, de la monopolización de oportunidades, y de la inequidad en la representación política, casi la mitad de la riqueza mundial actual se encuentra en manos de sólo el 1% de la población, denuncia Oxfam.

      Así, la riqueza de ese 1% de la población más rica del mundo asciende a 110 billones de dólares, una cifra 65 veces mayor que el total de la riqueza que posee la mitad más pobre de la población mundial.

  6. Benito dice:

    Dr. Meza Caballero: Pobreza y desigualdad

    En el Paraguay existe menos pobreza y desigualdad de lo que creen los Gobiernos, según el Dr. Wagner Enis Weber, egresado de la prestigiosa Fundación Getulio Vargas del Brasil. No estaríamos tan mal como nos presentaban los datos que habitualmente se manejan a nivel local como internacional, lo que debería complacernos a todos, salvo a quienes tienden a distorsionar la realidad por razones ideológicas, económicas o algún interés político oculto. El Dr. Weber desmiente la opinión generalizada de que el crecimiento económico del Paraguay no está beneficiando a los pobres y afirma que, cualquiera sea el método empleado, la pobreza está disminuyendo. Pero más allá de sus estimaciones, el informe vuelve a evidenciar que uno de los grandes problemas con que tropezó y tropieza la acción del Gobierno nacional es la falta de información confiable que existe en nuestro país. Si se quiere combatir seriamente la pobreza y desigualdad, se debe saber cuántos son los afectados, dónde están y quiénes son.

    En el Paraguay existe menos pobreza y desigualdad de lo que creen los Gobiernos, según el Dr. Wagner Enis Weber, investigador egresado de la prestigiosa Fundación Getulio Vargas del Brasil. No estaríamos tan mal como nos presentaban los datos que habitualmente se manejan a nivel local como internacional, lo que debería complacernos a todos, salvo a quienes tienden a distorsionar la realidad por razones ideológicas, económicas o algún interés político oculto.

    En otro orden, hay organizaciones no gubernamentales que reciben fondos de los países ricos para paliar los dramas sociales, pero también para abonarles altos sueldos a sus gestores. Igualmente están, por ejemplo, los que buscan motivos para el lamento cotidiano, sin proponer medidas para remediar la triste situación. Para todos ellos es una pésima noticia la que el economista brasileño dio en una larga y muy aclaratoria entrevista publicada por nuestro diario, apoyado en atinadas consideraciones metodológicas y datos comparativos elocuentes.
    Atentamente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Benito: Hasta ahora, los quejosos habían tenido la gran ventaja de no ser desmentidos ni siquiera por las estadísticas oficiales. Es que hasta ahora a las autoridades nacionales no les molesta que el Paraguay figure entre los países más pobres, ya que así fluyen con mayor facilidad los “préstamos para el desarrollo” cuyo manejo resulta muy rentable para los funcionarios gubernamentales del área.

      Dado que las Encuestas de Hogares mostraban una gran reducción de la pobreza extrema en el interior del país y un aumento en la Gran Asunción, en febrero de 2008, bajo el Gobierno de Nicanor Duarte Frutos, a la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC) se le ocurrió –no podemos suponer que con mala intención– alzar arbitrariamente el costo de la canasta básica para medir la pobreza en el área rural y bajó el costo de la usada para medir la pobreza en el área metropolitana, con el resultado de que la pobreza extrema en todo el país llegó ese año al 19%, cuando según los precios manejados hasta entonces debería haber sido del 14,3%. Si se usara la metodología del Banco Mundial –un valor en dólares diario como ingreso mínimo– la pobreza extrema habría sido en 2010 de poco más del 7%, a diferencia del 18% de la última cifra oficial, que data de 2011, atendiendo a los parámetros expuestos por el investigador brasileño.

      El Dr. Weber desmiente la opinión generalizada de que el crecimiento económico del Paraguay no está beneficiando a los pobres y afirma que, cualquiera sea el método empleado, la pobreza está disminuyendo, pues de lo contrario no se explicaría un aumento anual del consumo de entre el 20 y el 30%. El propio Banco Mundial habría detectado que, entre 2002 y 2010, la participación de los más pobres en el ingreso total subió de 2,5% a 3,3%, en tanto que la de los más ricos bajó del 60 al 56%, lo que sería la segunda mayor caída de la desigualdad en América Latina después de Brasil. Ciertamente, no resulta asombroso que, según el entrevistado, en el mismo lapso haya crecido espectacularmente la compra de bienes durables –heladeras, televisores, teléfonos móviles, motocicletas– por parte de la población de menores ingresos. La percepción visual de la gente del consumo a lo largo de estos años coincide con esa afirmación. Si en la capital hubo un aumento de la desigualdad es porque los aumentos salariales de los funcionarios públicos de Asunción fueron muy superiores a los de los trabajadores del sector privado, como ya se señaló más de una vez. Según el estudio, la reducción de la desigualdad a nivel nacional se debe a los agronegocios, al generar dólares que en buen porcentaje permanecen en el entorno de las fincas productivas y tienen un gran efecto multiplicador. La estabilidad del guaraní hizo que el trabajador paraguayo triplicara su ingreso en dólares en los últimos diez años, disminuyendo así la pobreza y la desigualdad.

      Más allá de sus estimaciones, el Dr. Weber vuelve a evidenciar que uno de los grandes problemas con que tropezó y tropieza la acción del Gobierno nacional es la falta de información confiable. Por lo tanto, si se pretende incidir en la realidad, resulta indispensable conocerla bien porque, antes de proponerse combatir seriamente la pobreza y la desigualdad, es lógico que se debe saber cuántos son los afectados, dónde están y quiénes son. El programa Tekoporã, de la Secretaría de Acción Social (SAS), incluye transferencias monetarias a los hogares en situación de extrema pobreza. Como no hay datos ciertos sobre ella, mal podría la SAS planear sus acciones e identificar a sus destinatarios: si se guiara por los datos oficiales, es de presumir que está gastando más de lo necesario al beneficiar a personas que ya tienen satisfechas sus necesidades básicas. Si ignora la magnitud de la pobreza, no sabemos cómo la Secretaría Técnica de Planificación (STP) podría elaborar sus planes indicativos para el sector privado e imperativos para el público. Ahora se propone registrar a los pobres, es decir, hacer lo que vaivai hacen otros organismos. Habrá que ver cómo seleccionará a las personas a ser registradas, pues para ello deberá tener algún criterio a priori, salvo que espere que quien se considere pobre vaya a inscribirse porque así se lo pide la STP.

      Está bien claro que el Gobierno y el propio sector privado necesitan contar con información verdadera acerca de la pobreza y la desigualdad. Por eso es que son tan deplorables los rotundos fracasos del Censo de Población y Viviendas realizado en 2012 y del censo agropecuario impulsado en 2013 por el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert).

      También con relación a la tenencia de la tierra se manejan cifras arbitrarias, que se repiten alegremente y muestran una altísima concentración de la propiedad inmobiliaria. Como faltan datos ciertos, es para aplaudir el reinicio de los trabajos. Las últimas estadísticas, muy dudosas, derivan del censo agropecuario de 1991.

      No se puede negar, en absoluto, que la pobreza y la pobreza extrema constituyen una dolorosa realidad para muchas familias paraguayas y que hay mucha desigualdad en la distribución del ingreso. Sin embargo, los datos que se manejan en el debate público y que hasta el actual Gobierno emplea para diseñar políticas –Horacio Cartes prometió reducir a la mitad la pobreza extrema– no reflejan con exactitud la dimensión de ambas expresiones de la realidad social nacional, por lo que urge contar con datos ciertos para no hablar en vano ni actuar a ciegas, como está sucediendo en la actualidad.

    • Gerardo dice:

      Benito. Siguiendo nuestro dialogo.La desigualdad

      Les recomiendo a los lectores de esta pagina web, a leer detenidamente el libro El capital en el siglo XXI, del economista francés Thomas Piketty. El libro consolida los resultados de una extensa investigación empírica sobre la distribución de ingresos y riqueza previamente publicados en varios artículos en revistas especializadas.

      Son interesantes, tanto los resultados del trabajo empírico como sus explicaciones teóricas de las causas que llevan a esos resultados y las perspectivas a futuro que se pueden derivar de ellas. Las propuestas de políticas públicas son aún más controversiales.

      Los principales resultados de la investigación empírica son altamente preocupantes.

      Luego de la importante reducción de la desigualdad en los países desarrollados (EEUU y Europa) en el periodo posterior a la Primera Guerra Mundial, la misma se revirtió y la desigualdad se incrementó significativamente en las últimas tres décadas.

      Para ilustrar, la participación del 10% de la población con mayores ingresos superó el 45% del ingreso nacional en EEUU en el 2010, volviendo a los mismos niveles de desigualdad existentes 100 años antes, luego de reducirse a cerca del 30% entre 1945 y 1970.

      En el caso de Europa este mismo indicador alcanzó un 35% en el 2010, luego de haber bajado a niveles de 30% entre 1945 y 1970, con la misma tendencia que en EEUU, aunque sin alcanzar los niveles observados a principios del 1900 en que la participación de los más ricos superaba el 45% del ingreso nacional.

      Su explicación teórica de las causas de esta tendencia es aún más preocupante.

      Utiliza los mismos modelos de crecimiento económico desarrollados por Robert Solow, Paul Romer, etc., para explicar los determinantes del crecimiento económico, pero enfocándose en las consecuencias teóricas en la distribución del ingreso de un proceso de crecimiento. Para ello considera que algunas condiciones de equilibrio de estos modelos de crecimiento, bajo ciertos supuestos, generan una tendencia natural a una mayor concentración en el ingreso.

      Para demostrar, construyó una serie de datos de la tasa de retorno del capital, la cual permaneció casi constante entre 4 y 5% incluso desde mediados del siglo XIX. Esto significaría que la teoría de la productividad marginal decreciente del capital no se observa en la práctica.

      Por lo tanto, en una economía que ahorra e incrementa continuamente la relación entre el capital y el ingreso nacional, la participación del capital en el ingreso nacional será continuamente creciente.

      Como la concentración del capital es incluso superior a la del ingreso, entonces la tendencia de mayor concentración en el ingreso será continuo, a no ser que ocurran algunas catástrofes que destruyan el capital, como guerras, crisis financieras, etc., o se apliquen políticas públicas que corrijan los mercados.

      Esta tendencia de creciente concentración nos ha sorprendido a la mayoría de los economistas.

      Las referencias sobre crecimiento y distribución del ingreso se remontan a los trabajos de Simon Kuznets entre 1950/1960, cuyas conclusiones señalan que en el proceso de desarrollo, luego de un empeoramiento en la distribución en las etapas iniciales, la tendencia natural es la de una mayor igualdad en la medida en que se alcanzan mayores niveles de desarrollo.

      Sin duda, la desigualdad será uno de los temas principales en la agenda de investigación de los economistas en las próximas décadas por las implicancias que tiene para el estilo de vida de las personas en las sociedades democráticas actuales.

      Ojalá encontremos la forma de compatibilizar ambos elementos fundamentales del desarrollo: el crecimiento sostenido y una desigualdad acotada.
      que de cierto es muy importante para que el gobierno del nuevo rumbo, no sea una gobernanza solamente para las élites, que en el el Paraguay solamente son del 2%.La mitad de la riqueza mundial actual se encuentra en manos de 85 personas, sólo el 1% de la población
      La mitad más pobre de la población mundial posee la misma riqueza que las 85 personas más ricas del mundo; y siete de cada diez personas viven en países donde la desigualdad económica ha aumentado en los últimos 30 años. Con la difusión de estos datos Oxfam internacional denuncia la desigualdad creciente en el contexto del Foro Económico Mundial, que se celebra esta semana en Davos, según

      En la reunión que se celebro en Davos la asamblea anual del Foro Económico Mundial, en el que participan líderes empresariales, líderes políticos internacionales y periodistas e intelectuales. En este contexto, la ONG Oxfam Internacional ha presentado un informe que denuncia la desigualdad creciente entre pobres y ricos en el mundo, y hace algunas recomendaciones. Entre ellas, valentía política para frenar la influencia de la riqueza en la gobernanza de los pueblos.
      Atentamente

  7. Graciela dice:

    Dr. Meza Caballero: Felicitaciones una ves mas por este brillante trabajo, que es tan profesional, solido e instructivo.´´EL PARAGUAY DEBE APUNTAR A LA RECAUDACIÓN DE IMPUESTOS PROGRESIVOS Y REDISTRIBUTIVOS´´
    En ese sentido coincide plenamente con su trabajo. ALERTA DEL BANCO MUNDIAL: AMENAZA DE RALENTIZACIÓN EN LA REGIÓN
    La desigualdad puede obstaculizar crecimiento económico de A. Latina
    Países de la región deben adoptar políticas fiscales
    Los ponentes durante la presentación del informe del Banco Mundial, en Washington, ayer. El documento se denomina: “Ganancias sociales en la balanza en América Latina y el Caribe”.

    La reducción de los índices de pobreza en América Latina a lo largo de la primera década del siglo XXI es un éxito reconocido por toda la comunidad y organismos internacionales, sin embargo, la incapacidad por disminuir, en la misma intensidad, la brecha de la desigualdad es una asignatura pendiente que, si no se combate, puede obstaculizar el crecimiento económico en la región y contribuir a la ralentización que auguran todas las previsiones macroeconómicas, de acuerdo con el último informe del Banco Mundial.
    En el estudio “Ganancias sociales en la balanza en América Latina y el Caribe”, que la organización ha presentado este martes en Washington, se aconseja a los países del hemisferio que adopten políticas fiscales redistributivas y que garanticen el acceso generalizado a bienes y servicios básicos para promover un desarrollo inclusivo en el continente.
    “La pobreza ha seguido decreciendo de manera importante en América Latina en el 2012, situándose en el 12,3%. Pero ahora el mayor porcentaje de la población en la región lo componen las familias vulnerables”, señaló durante la presentación del informe Louise Cord, responsable del Grupo de Reducción de la Pobreza, Género y Equidad del Banco Mundial. El informe advierte de que la falta de progreso en la reducción de la desigualdad en América Latina puede poner en riesgo el proceso de disminución de la pobreza en pos de un crecimiento de la clase media en la región. “Si no se reduce la desigualdad, esta circunstancia podría poner en cuestión el avance en la reducción de los niveles de pobreza”, dijo Cord. Entre las causas que explican las dificultades de los gobiernos de la región a la hora de no poder frenar la divergencia entre ricos y pobres, el Banco Mundial cita un crecimiento en los ingresos que no se ha visto acompañado por una redistribución de las rentas. El informe de la organización advierte de que si persiste esa inercia “el progreso en reducir la pobreza y mejorar la prosperidad pueden ser más evasivos”.`
    Atentamente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Graciela.El FMI Se debe fortalecer los ingresos tributarios y a mejorar gestión de caja

      Las autoridades deberían reforzar aún más la administración tributaria y aduanera, así como las instituciones presupuestarias para mejorar la gestión de caja y de esa manera evitar la necesidad de recurrir al financiamiento del Banco Central, y a los Bonos Soberanos que es una Bomba de Tiempo.
      Que nuestro país enfrenta necesidades prioritarias como infraestructura, protección social, entre otros y si se le quiere pedir al Gobierno una participación más activa en estas áreas, es preciso que se den los ingresos necesarios y suficientes para realizar dichas tareas.(Los poderosos en este pais deben pagar impuestos. y no solamente los pobres)

      “En necesario que el Gobierno fortalezca la administración tributaria y aduanera”, (Utilizar tecnología de punta para el mejor control tributaria)

      El gobierno del nuevo rumbo debe apuntar a los impuestos progresivos y regresivos, para mejorar la justicia tributaria.

      Por su parte el Ministerio de Hacienda, a través de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) del Ministerio de Hacienda, deb encarar con tecnologia de punta, y con estas herramientas encarar una serie de medidas tendientes a mejorar las recaudaciones del fisco, entre ellas se debe actualizar la multa que se aplica por la comisión de la infracción de contravención, conforme a lo que dispone la ley tributaria 125/91. A esta medida deben de seguir posteriormente otras, con las cuales buscan endurecer sanciones contra los contribuyentes que no cumplen con la ley.

      Mejorar gestión de caja

      Por otra parte, el gobierno del nuevo rumbo debe optimizar la calidad del gasto y fortalecer la gestión de la inversión pública; a fin de mejorar la gestión de caja y de esa manera evitar la necesidad de tener que recurrir al financiamiento del Banco Central. La banca matriz dio en el primer mes del año un auxilio financiero al Ministerio de Hacienda por G. 450.000 millones.(estos son emisiones inorgánicas)

      En ese sentido que también ayudaran en el plan de mejorar la gestión, la aplicación de reformas en la función pública y el sistema de pensiones.

      Que las perspectivas de Paraguay son alentadoras.Se debe mantener una continua gestión macroeconómica prudente, lo cual ayudará al país a cosechar los frutos de las reformas transformadoras en curso, y también ayudará a incrementar el bienestar y reducir el nivel de la pobreza.
      Atentamente

  8. Anibal dice:

    Dr. Meza Caballero. Felicitaciones por este trabajo magnifico, solido e instructivo. Como dice su articulo de referencia, el gobierno del nuevo rumbo, esta planteando ampliar sus ingresos con nuevos impuestos indirectos profundizarán la desigualdad
    El ministro de Hacienda anunció días pasados la posibilidad de un aumento del IVA de manera a acrecentar los ingresos tributarios. Esta propuesta revela la fuerte influencia que tienen los grupos de poder económico sobre el Gobierno y muestra la incoherencia de un Ejecutivo que señaló su preocupación por reducir la pobreza. El incremento profundizará la inequidad, ya que este impuesto afecta a la población de menores recursos y a los asalariados. A su vez, la desigualdad, según la evidencia empírica internacional, ralentiza el crecimiento económico.
    Atentamente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Anibal: El déficit público está obligando al Ministerio de Hacienda a buscar nuevas fuentes de financiamiento que le permitan equilibrar el Presupuesto General de la Nación. Dado que además del déficit uno de los problemas que afectan a las arcas del Estado es el excesivo peso que tiene el pago de los servicios personales en el gasto público, financiar el mismo con deuda pública es inadecuado e insostenible financieramente.

      Por lo tanto, a las autoridades fiscales pareciera no quedarles otra opción que aumentar los impuestos, tal como lo anunció el ministro de Hacienda, Germán Rojas, esta última semana. Desafortunadamente, nadie habla de incrementar la base tributaria para lograr que cada vez sea menos amplia la brecha entre quienes pagan sus impuestos y quienes no.(En el Paraguay los poderosos no pagan impuestos, nos manejamos como una colonia, el pueblo es que les mantiene a través de sus impuestos indirectos)

      Es preocupante que la principal autoridad fiscal considere la posibilidad de aumentar los impuestos indirectos, el IVA en este caso, sobre todo después de haber rechazado la posibilidad de cobrar un impuesto directo al sector sojero, que se encuentra beneficiado desde hace muchos años por el aumento de los precios internacionales de la soja y la baja presión tributaria de la tierra en Paraguay. A los beneficios extraordinarios que tiene este sector, se agregan las consecuencias ambientales y políticas que viene teniendo la expansión de este cultivo.

      La evidencia proveniente de los países desarrollados indica claramente la relación existente entre las estructuras tributarias y el desarrollo. Los países de mayor bienestar son aquellos en los que los impuestos directos tienen mayor peso relativo que los impuestos indirectos.

      Adicionalmente a esta evidencia, dos semanas atrás el Banco Mundial dio a conocer un informe en el que señalaba que la desigualdad persistente ralentiza el crecimiento económico. Una estructura tributaria como la paraguaya, basada en impuestos indirectos, no solo no contribuye a la disminución de las desigualdades, sino que las profundiza, generando incertidumbre en vastos sectores de la población.

      Frente a estos hechos, resulta incoherente que un Gobierno que tiene como una de sus principales metas sostener el ritmo de crecimiento promedio de los últimos años, proponga fortalecer una estructura tributaria que profundiza la desigualdad, uno de los obstáculos al crecimiento económico.

      Más incoherente aún resulta la propuesta de aumentar el IVA si tenemos en cuenta la meta de reducción de la pobreza. Un aumento del IVA afecta de manera desproporcionada a las poblaciones en situación de pobreza y a los asalariados. El Gobierno, por un lado, está repartiendo alimentos y, por el otro lado, les carga con impuestos que reducen la capacidad de compra de productos básicos como los alimentos o medicamentos. Recientemente aumentó el salario mínimo, pero unos meses después le sacará capacidad adquisitiva al aumentar el IVA.

      La solución planteada por el ministro de Hacienda, más allá de mostrar su interés por el equilibrio fiscal, revela la fuerte influencia que tienen los grupos de poder económico sobre el Gobierno y la insensibilidad hacia las necesidades de los que menos tienen.

  9. Julian dice:

    Dr. Meza Caballero: Impuestos y gasto público
    Las medidas planteadas por el gobierno en rigor no constituyen reformas y tampoco un cambio de enfoque, sino que apuntan en la misma dirección de siempre: la elevación de los impuestos indirectos o al consumo y un mayor endeudamiento como únicos mecanismos para elevar las recaudaciones y para mantener el equilibrio de las finanzas públicas.
    Atentamente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Julian:El gobierno nacional anunció a través del ministro de Hacienda, Germán Rojas, que impulsará la aplicación de un paquete de medidas destinadas a aumentar las recaudaciones y combatir la evasión fiscal. Entre ellas figuran el aumento del IVA del 5% al 10% para ciertos rubros y el incremento del impuesto selectivo al consumo (bebidas alcohólicas y cigarrillos, especialmente). También se plantea una suba sustancial en los montos de las multas por incumplimiento de las obligaciones impositivas, así como la eliminación de la prejudicialidad en el caso de la evasión fiscal, lo que abre las puertas a la punición con cárcel de este tipo de delitos.
      Las reformas se completarían con una nueva emisión de bonos del Tesoro al mercado internacional por valor de US$ 500 millones. La intención del Poder Ejecutivo es evidentemente reducir el déficit fiscal y mantenerlo dentro de márgenes manejables y garantizar la fluidez financiera en el sector público durante el año. El problema es que las medidas planteadas por el gobierno en rigor no constituyen reformas y tampoco un cambio de enfoque, sino que apuntan en la misma dirección de siempre: la elevación de los impuestos indirectos o al consumo y un mayor endeudamiento como únicos mecanismos para elevar las recaudaciones y para mantener el equilibrio de las finanzas públicas.
      Estas acciones quizás podrán tener el efecto de una rápida oxigenación de las arcas del Estado, pero también traen aparejadas varias consecuencias indeseables. En primer término, los impuestos indirectos no admiten matices, diferencias ni escalas. De esta manera, si bien alcanzan a todos los ciudadanos y sectores, acaban afectando severamente sobre todo a los grupos sociales empobrecidos o de menores ingresos. La derivación lógica es la pérdida de la capacidad adquisitiva, la contracción del consumo, el deterioro de la calidad de vida y el ensanchamiento de las desigualdades sociales. En definitiva, a mediano plazo, los nuevos impuestos tendrán un efecto contraproducente, ya que contribuirán a profundizar los dramas sociales crónicos de nuestro país.
      En segundo lugar, un incremento del Impuesto Selectivo al Consumo equivale, en las actuales circunstancias, a otorgar un nuevo estímulo al contrabando, ya que impactará en los productos de fabricación nacional o los de importación legal. Si frenar el contrabando es hoy una tarea sumamente difícil, con medidas que incrementan las ventajas de los productos ilegales la situación se tornará aún peor.
      Paraguay necesita un verdadero cambio de enfoque en su política impositiva. Pese a lo patente de esta necesidad, los intentos por establecer gravámenes directos a los productores de soja han fracasado lamentablemente. La presión tributaria sobre este sector es irrisoria en comparación con las ganancias siderales que han obtenido en los últimos años. De hecho, esa presión es hasta 35 veces menor que la existente en Brasil, por ejemplo, país en el que de cualquier manera los beneficios en esta actividad son altísimos.
      Ahora bien, más allá de una reforma impositiva que ciertamente no figura en la agenda política inmediata, el gobierno podría abordar el problema del equilibrio fiscal desde otras perspectivas. Ante todo, mejorando la calidad del gasto público. Este concepto engloba los mecanismos de recaudación, los criterios para la asignación de fondos, los controles para combatir la corrupción y asegurar la transparencia, la eficiencia en la gestión de los recursos, el diseño de medidas de austeridad, etc.
      Es decir, es fundamental superar la visión que se reduce al movimiento de caja –cuánto se recauda y cuánto se gasta– para incorporar también criterios de cómo se gasta o invierte o dónde y cómo se ahorran o reciclan recursos. Antes de proponer aumentar los impuestos, el gobierno tiene el deber de presentar medidas correctivas que racionalicen el uso de los fondos públicos.
      Atentamente

  10. Blas dice:

    El organismo dirigido por Christine Lagarde subrayó esta semana en un amplio estudio sobre desigualdad y política fiscal que “en las últimas tres décadas, la desigualdad ha crecido en casi todos los países”.

    De hecho, Lagarde ha llamado a esta tendencia uno de los “mayores flagelos” económicos de nuestro tiempo en repetidos discursos.

    Por ello, y para hacer frente a la creciente desigualdad global, el FMI recomienda tratar con sumo cuidado las herramientas de política fiscal disponibles.

    Esta tendencia, los cada vez más dispares rendimientos de los segmentos más ricos y menos ricos de la población, ha potenciado las exigencias de la ciudadanía por una mayor redistribución.

    “Especialmente”, explicó David Lipton, número dos del Fondo en una conferencia en Washington para presentar el informe, “en el contexto de tensiones sociales asociadas a la consolidación fiscal aplicada tras el estallido de la crisis financiera de 2008”.

    Como caso paradigmático el Fondo ha puesto a Estados Unidos, donde la cuota del total de ingresos capturada por el 10% más rico de la población ha pasado del 30% en 1980 al 48% en 2012, aunque observa una trayectoria similar en casi todos los países.

    Para los avanzados, el FMI recomienda elevar la edad de jubilación, con “el objetivo de mejorar la estabilidad financiera de los planes de pensiones sin reducir beneficios”, y reducir exenciones regresivas como las desgravaciones por propiedad de inmuebles.

    En Europa, donde se han impuesto duros planes de ajuste para hacer frente a la crisis en las finanzas públicas, el Fondo destaca las políticas progresivas aplicadas en países como España, Grecia, Letonia, Portugal y Rumanía entre 2008 y 2012, donde los estratos mejor situados soportaron el grueso del ajuste.

    En el lado opuesto, sitúa a Reino Unido o Italia, cuyas políticas han sido menos equitativas.

    Asimismo, Lipton advirtió de los riesgos de políticas redistributivas erróneas y mal ajustadas en los países emergentes.

    “La redistribución puede apoyar el crecimiento porque reduce la desigualdad, pero puede ser muy costosa si está mal diseñada”, afirmó al apuntar como ejemplo los ineficientes subsidios energéticos en países en desarrollo.

    El organismo se ha lanzado en una cruzada contra este tipo de subsidios, que favorecen de manera desproporcionada a aquellos con mayores ingresos.

    Además, el Fondo, que había hasta ahora mantenido una cautelosa distancia respecto a la desigualdad tanto de ingreso como de riqueza dentro del crecimiento general, ha empezado a reconocer las complicadas consecuencias sociales que puede tener al vincularlo a las protestas que se han visto en los últimos años en países como Turquía, Brasil, Venezuela o Egipto.

    “En muchos países en desarrollo, el 40% más pobre recibe menos del 40% del total de beneficios sociales, lo que contribuye a la desigualdad de oportunidades y una baja movilidad intergeneracional”, explicó Lipton.

    No obstante, y pese a valorar el reciente énfasis en la cuestión por parte de los técnicos del Fondo, organizaciones como Oxfam piden que salga del ámbito académico y empiece a aplicar estas recetas en el día a día de la institución.

    “Esperemos que esto signifique un cambio a largo plazo en las recomendaciones de política del FMI a los países: invertir en educación y sanidad y políticas fiscales más progresivas” , dijo a Efe Nicolas Mombrial, portavoz de Oxfam en Washington.

    Asimismo, apuntó a un elemento ausente en el análisis de la institución: “Es preocupante que no identifique la evasión fiscal de las empresas como un generador de desigualdad (…) Las compañías deben contribuir con su parte”.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Blas.En mis Articulos anteriores y en esta, siempre resalte que en el Paraguay no existen JUSTICIA TRIBUTARIA. Porque los poderosos en este pais no pagan impuestos. Aquellos que más ganan deben pagar más impuestos
      El pago de impuestos es una obligación moral basada en el contrato social que se establece entre los ciudadanos de una nación. Es un imperativo ético basado en la relación de solidaridad que debe existir entre quienes comparten una identidad común. La Secretaría de Tributación y el Poder Judicial deben garantizar el estricto cumplimiento de las normas vigentes e implementar los cambios necesarios para mejorar la inequitativa estructura tributaria. Este esfuerzodebe ser permanente y con una visión de largo plazo. Solo de esa manera podremos aspirar a niveles de desarrollo equiparables a los países de la región.

      Entre los ciudadanos de una nación hay un tácito pacto social por el que todos tienen que cooperar para sostener una forma de vida compartida. Esto atañe no solo a la responsabilidad de pagar los impuestos, sino también a otras acciones que demandan el esfuerzo de los diferentes sectores sociales, como por ejemplo el aporte a la seguridad social, el pago de seguros privados obligatorios por ley o de otras contribuciones al Estado.

      En todos estos casos subyace la idea de bienes comunes que contribuyen a la convivencia pacífica y al bienestar general, como son los de reducir riesgos y mejorar las condiciones económicas y de vida en general.

      Ningún país hoy desarrollado lo ha hecho con la presión tributaria existente actualmente en Paraguay. No es necesario recurrir a ejemplos geográficamente distantes, como los países europeos. Con solo analizar los casos de Chile y Uruguay nos daremos cuenta de que en ambos países la presión tributaria no solo es más alta, sino también con un peso equitativamente distribuido. Quienes más ganan, más pagan. Solo de esta manera podremos aspirar a contar con los indicadores sociales y económicos que presentan estos países.

      Desde esta perspectiva, las autoridades tributarias deben aumentar el esfuerzo por recaudar más. Por un lado, deben incrementar tributos a quienes por justicia tienen que contribuir en mayor medida debido a sus altas tasas de ganancia, de modo que en el país haya una mayor justicia tributaria. No es posible que quienes presentan tasas de rentabilidad muy por encima de otras ramas aporten menos que otras. Más aún si están utilizando recursos naturales, como la tierra, que eventualmente pueden perder capacidad productiva debido a un uso inadecuado.

      Por otro lado, debe reforzarse la acción fiscalizadora y educativa de la Secretaría de Tributación. Esta debe ser permanente, de manera que tienda a formalizarse cada vez más la economía. Existe un gran espacio para aumentar la eficiencia en las recaudaciones, teniendo en cuenta que muchas transacciones comerciales se producen todavía sin la emisión de los documentos exigidos legalmente.

      El Poder Judicial, por su lado, no puede continuar beneficiando a privilegiados que judicializan sus obligaciones impositivas, logrando de esta manera eludir o evadir impuestos.

      La construcción de una nación que beneficie a su ciudadanía con condiciones de bienestar relativamente aceptables exige cumplir con el pago de impuestos en el marco de un trato justo. Las instituciones públicas involucradas en ello deben garantizar el estricto cumplimiento de las normas vigentes, así como implementar los cambios necesarios para mejorar la inequitativa estructura tributaria. Este esfuerzo debe ser permanente y con una visión de largo plazo.
      Atentamente

  11. Anibal dice:

    Dr. Meza Caballero. Usted como Economista ve factible , que el Gobierno del nuevo rumbo PARA FINANCIAR EL 23% DE AMBICIOSO PLAN DE INVERSIONES
    Hacienda proyecta recaudar en 5 años US$ 3.790 millones más. ESTO ES FACTIBLE.
    GRACIAS DR. MEZA DE ANTEMANO POR SU CONTESTACIÓN.
    Atentamente.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Anibal: Que si bien es factible, las reformas fiscales no serán suficientes.

      El Gobierno proyecta una inversión de US$ 16.480 millones en infraestructura social y productiva.

      De actualmente recaudar aproximadamente en promedio US$ 3.761 millones al año, el Ministerio de Hacienda proyecta aumentar el nivel de ingresos a US$ 3.790 millones más en un plazo de 5 años que empieza a correr desde este ejercicio. Esto, teniendo en cuenta que el 23% del ambicioso plan de inversiones de US$ 16.480 millones se pretende financiar con los ingresos tributarios, lo que da un incremento de alrededor de US$ 750 millones por año.
      El importante paquete de recursos provendrá de los resultados que arroje la reforma impositiva que ya comenzó a implementarse desde este enero con la generalización del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el Impuesto a la Renta Agropecuaria (Iragro), sumado a la batería de otras modificaciones fiscales diseñadas y que afectará al Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) con el aumento de tasas y ampliación de la masa de contribuyentes.
      Sin embargo, que si bien es factible incrementar los ingresos, las reformas aplicadas no serán suficientes para alcanzar el nivel fijado.
      Hay un gran desafío que está lanzado con la ley de generalización de IVA que es el hecho de que esta carga se va a empezar a distribuir entre más gente y el efecto de la formalización de la economía como consecuencia de esto. Sí, hay un trabajo, no solamente del marco regulatorio, sino también una transformación al interior de Tributación,

      AUMENTO DEL PIB
      El incremento de US$ 750 millones representa a su vez un aumento de 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB).
      Esto requiere una reforma tributaria mucho más grande de lo que fuera planteada por la cartera fiscal semanas atrás. Es factible, pero requiere una reforma tributaria para recaudar ese monto. Es necesario reformar los mecanismos de control del cumplimiento tributario, incrementar las multas y las penalizaciones a los evasores de impuestos. Para eso es necesario un gran fortalecimiento de la SET en cuanto a sus atribuciones legales y en recursos humanos y tecnológicos..
      Que, a priori, el fisco puede alcanzar la meta, aunque eso requerirá de un esfuerzo mayor a lo que viene haciendo en materia de recaudación.
      Dependerá mucho de la fuerza con que se lleven adelante los controles.
      Anibal. Como dice mi Articulo de referencia, Con el fin de ser capaces de obtener los recursos suficientes para garantizar los servicios públicos, como educación y salud para todos, el país necesita recaudar más impuestos, y hacerlo sobre la base de impuestos progresivos y justos. Hasta ahora, la política tributaria en Paraguay ha sido fuertemente influenciada por los países poderosos y las élites nacionales.

      En muchos casos, esto ha tenido un impacto negativo dado el gran énfasis puesto en impuestos indirectos regresivos como el IVA y los extensos incentivos fiscales para las empresas. Hay una necesidad urgente de que el gobierno del Nuevo Rumbo del Paraguay que queremos logre un aumento en la recaudación de impuestos progresivos y redistributivos.
      Atentamente.

    • Gerardo dice:

      Anibal. Siguiendo nuestro dialogo. La desigualdad social reclama una mayor equidad tributaria
      Frente a los limitados resultados económicos en 2014, la expectativa de mejoramiento está puesta en 2015. Ello requerirá por parte del Gobierno un gran esfuerzo por transformar el modelo económico de uno centrado en las exportaciones con escasa diversificación y valor agregado a una matriz productiva con menor dependencia climática y externa y mayor impacto en el empleo decente y en las recaudaciones tributarias. Lograr estas metas no será fácil. Es necesario diseñar y financiar nuevas políticas, implementar con calidad las existentes, mejorar la calidad del servicio civil, reformar la estructura tributaria y garantizar la confianza ciudadana en las autoridades y sus acciones.

      No es fácil que un Gobierno logre cambiar estructuralmente la economía de un país. Para ello se requieren buenas políticas y programas, un plantel de funcionarios profesionalizados y comprometidos con los objetivos nacionales, y recursos suficientes.

      El Estado cuenta hoy con pocas políticas y programas, los que existen además son de baja cobertura, con escasa coordinación interinstitucional y muchos con diseños de mala calidad; por lo tanto, su potencialidad para generar transformaciones estructurales es mínima.

      Aun cuando se asumiera que su cobertura puede ser ampliada, los recursos públicos son claramente insuficientes. El aumento del endeudamiento externo es el mejor indicador de ello. Esto supone el peligro latente de tener que aumentar impuestos en el mediano y largo plazos, con las consabidas consecuencias en la inequidad tributaria.

      El año 2015 no puede pasar sin una reforma tributaria que implique reducir la desigualdad del sistema actual que descansa más en los que tienen menos y algunos sectores económicamente poderosos quedan al margen de una contribución justa con el fisco. Ello significa reducir el peso de los impuestos indirectos, aumentando el de los impuestos directos.

      La persistencia de altos niveles de subempleo e informalidad laboral pone en entredicho la lucha contra la pobreza y las posibilidades de mejorar la calidad de vida de los trabajadores, por lo que el desafío que se viene en esta materia es grande.

      Si bien ese problema concreto le afecta principalmente al Ministerio del Trabajo, otras instituciones como los ministerios de Agricultura y Ganadería y de Industria y Comercio y el Instituto de Previsión Social también tienen roles relevantes en la formalización del trabajo y, por esa vía, en el desarrollo del país.

      Buenos diseños de estrategias y una gestión pública eficiente y eficaz requieren una carrera del servicio civil, limitando al mínimo la posibilidad de influencia de los sectores políticos.

      El Gobierno debe contar con instrumentos serios para seleccionar y promover funcionarios bajo criterios estrictamente meritocráticos. No es suficiente la publicación de la nómina de funcionarios y sus salarios. La opinión pública tiene que ver variables que indiquen claramente que se contrata a los más calificados.

      Los obstáculos puestos a la corrupción deben generalizarse. La vigencia del contrabando, las maniobras en las compras públicas, los concursos y licitaciones amañados a favor de amigos del poder denunciados públicamente dan cuenta de la persistencia de una corrupción sistémica. La ciudadanía espera medidas contundentes el año que comienza mañana.

      No son pocos los desafíos económicos que se le presentan al Gobierno. Más allá de la estabilidad macroeconómica, la mirada debe estar centrada en el bienestar de la gente, lo cual implica mejores políticas económicas.
      Atentamente

  12. Francisco dice:

    Dr. Meza Caballero. El Sector agropecuario sólo aporta el 2,3% del impuesto a la renta

    El sector agropecuario contribuye solamente con el 2,3% de la recaudación fiscal en concepto de impuesto a la renta a las empresas, contribuyendo solamente con G. 66.106 millones, de los más de G. 2,9 billones que recauda Hacienda en impuesto a las utilidades. En Paraguay existen dos tipos de impuesto a la renta empresarial.

    Uno de ellos es el impuesto a la renta de las actividades comerciales industriales y de servicios, denominado Iracis. El otro es el impuesto a la renta de las actividades agropecuarias, conocido como Imagro. Expresado en dólares se puede decir que la suma del Iracis más el Imagro el año pasado ha significado para Hacienda un ingreso total de US$ 663,3 millones, de los cuales el Imagro solamente aportó US$ 15 millones. (tipo de cambio utilizado para el cálculo G. 4.400 por dólar).

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Francisco. ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS.
      El bajo nivel contributivo viene creando malestar en sectores del empresariado que notan que la carga de sostener al Estado se reparte en forma inequitativa incluso entre los sectores más pudientes de la sociedad, en donde los empresarios de la soja y la ganadería y otros sectores dedicados a la actividad primaria aportan solamente entre el 2,5% y 4% de los ingresos fiscales, cuando el sector agropecuario participa en el 28% del Producto Interno Bruto.

      SEGUIR CON RENTA

      Los empresarios de la soja vienen haciendo un fuerte lobby para que se rechace el impuesto a la exportación de soja y que se apruebe el IVA con devolución a todos los exportadores. Las razones por las que se oponen al impuesto a la soja y quieren seguir pagando solamente el impuesto a la renta son las siguientes: Porque es el impuesto más fácil de evadir.

      De hecho hoy todo el sector agropecuario paga US$ 15 millones anuales cuando deberían contribuir alrededor de US$ 250 millones. Porque es prácticamente imposible controlar a 290 mil productores agropecuarios repartidos por todo el país. Porque de los 290 mil productores solamente 36 mil están inscriptos como contribuyentes del Imagro.

      Porque Hacienda no tiene ninguna capacidad de control. Su funcionarios tienen poca formación tributaria y contable y son altamente corruptos a tal punto que el entonces ministro Bordaencerró a los fiscalizadores y aumentó la recaudación fiscal. Porque en Paraguay no hay catastro y no es posible saber ni siquiera quién tiene qué cantidad de tierras.

      Porque el impuesto a la renta del sector agropecuario ya se ha modificado un montón de veces y no ha resultado en un aumento de la recaudación porque el problema no es de leyes ni de tasas, sino de incapacidad para controlar y porque ahora se pretende aumentar la tasa a los medianos e incluir parte de los pequeños como contribuyentes cuando estos sectores solamente tienen el 14% de las tierras, del negocio y de las utilidades. Porque prefieren un impuesto fácil de evadir antes que uno difícil de evadir. Con el impuesto a la exportación bastará fiscalizar a media docena de agroexportadoras para recaudar casi el 100% de su potencial.
      Atentamente

  13. Francisco dice:

    SI BIEN DESTACA AVANCES FISCALES, CUESTIONA GESTIÓN
    Paraguay debe mejorar calidad del gasto, según Banco Mundial
    Destacaron leyes como Responsabilidad Fiscal y la Alianza Público- Privada.

    Aunque el Banco Mundial destacó la consolidación fiscal y el alto crecimiento económico registrado en el país dado tras la reforma tributaria del año 2004, sostiene que Paraguay aún cuenta con desafíos tales como mejorar la eficiencia y la calidad del gasto público, que aún es insuficiente en comparación a los demás países de la región que presentan similares características económicas- financieras.
    Además, remarca la necesidad de aumentar los ingresos debido a que la presión tributaria es del 12%, siendo la más baja de la región (mencionaron la poca contribución tributaria del sector agropecuario), por ende, los gastos fiscales, mitigar los shocks con política fiscal contra-cíclica y las acciones deben realizarse dentro de un marco de prudencia fiscal para mantener la estabilidad macro.
    En este último punto, destacaron la reciente implementación de la Ley de Responsabilidad Fiscal así como la Ley de Alianza Público- Privada (APP).
    “Las medidas que se han tomado para la generalización del IVA, el Impuesto a la Renta Agropecuaria, los esfuerzos que se están haciendo por la parte del impuesto sobre la renta son más que bienvenidos. Se está esperando que pudieran levantar las entradas de los impuestos en más de 1% al PIB con lo cual se generaría más espacio para afrontar estas necesidades que les estaba comentando anteriormente”, expresó el director del Departamento de Reducción de la Pobreza del Banco Mundial, Humberto López, durante la presentación de los estudios de la Revisión del Gasto Público y la Volatilidad del Crecimiento en Paraguay.

    INNOVACIÓN
    El economista y ex ministro de Hacienda, César Barreto, quien participó de la exposición como comentarista, compartió las visiones presentadas por el organismo internacional, destacando el avance que experimenta el país con la aplicación de la Ley de Responsabilidad Fiscal.
    “Es un elemento nuevo muy importante para el manejo del sistema de las finanzas públicas, lo cual aportará una mayor previsibilidad que a su vez, incidirá en el incremento de las inversiones en infraestructura dentro de un marco prudencia fiscal”, sostuvo el profesional.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Francisco.ASUSTA LA ENORME Y CRECIENTE DESIGUALDAD MUNDIAL
      ¿Qué cambios debe realizar el capitalismo para ser incluyente?
      Millonarios analizan en Londres. La directora del FMI participa del encuentro.

      Los hombres y mujeres que gestionan un tercio de los activos invertibles del mundo –alrededor de unos US$ 30.000 millones– están reunidos esta semana en Londres. ¿Su propósito? Conversar sobre maneras prácticas de “renovar el sistema capitalista”. Entre los personajes más destacados están Carlos, príncipe de Gales, el ex presidente de EEUU, Bill Clinton, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, y el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney. Pero, ¿es posible arreglar el capitalismo?
      El capitalismo tiene que demostrarle a la sociedad en general que es un bosque que genera prosperidad y crecimiento dinámico. A causa de los escándalos de los últimos cinco años y debido a la creciente desigualdad, son las empresas las que deben demostrar que lo que es bueno para la sociedad es también bueno para los negocios.
      La responsabilidad está en nosotros, en la comunidad empresarial y los inversionistas. El capitalismo inclusivo no es distinto del capitalismo consciente o el capitalismo progresista. Es un esfuerzo por dar a entender que el capitalismo es parte de una mejora de base amplia para toda la sociedad, que no está solo. Capitalismo inclusivo es buen capitalismo.
      El capitalismo malo está manipulando las tasas Libor, está vendiendo instrumentos que son inversiones impropias para su inversor. Éste trata de tomar ventaja de los trabajadores y no se preocupa por la sostenibilidad de su cadena de suministro. Hay un montón de cosas que son mal capitalismo.

      POCA CONFIANZA
      Es por eso que vemos tan poca confianza por parte del público general en el capitalismo, porque por mucho tiempo los empresarios hemos permitido su mal comportamiento. Tenemos que reconocer que hemos hecho mal algunas cosas. Sólo una cultura económica que ha dejado de preocuparse por las generaciones futuras podría sacrificar tan a la ligera los intereses de la gente y el florecimiento de largo plazo del mundo.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Francisco. Continuando con nuestro dialogo. En esa dirección ), en ‘La economía del sector público’, señala la utilidad de la teoría
      económica del bienestar para explicar el rol que le puede caber al Estado como promotor de la eficiencia
      económica y de la equidad social.

      El Estado supone una delegación de poder que los ciudadanos de un gobierno otorgan a una serie de instancias e
      instituciones y en ese sentido el sistema político es un elemento mediador entre la sociedad civil y el gobierno. A
      diferencia de las instituciones privadas, los que dirigen las instituciones públicas son nombrados por representantes
      elegidos a través de un proceso electoral.La intervención del Estado estaría justificada en aquellas circunstancias en que el mercado puede no ser
      eficiente en el sentido Pareto
      ,En tanto no siempre los mercados de bienes y servicios cumplen las
      condiciones del mercado competitivo. El Estado actuaría para corregir las imperfecciones del mercado
      (debido a factores como la existencia de monopolios naturales, barreras de entrada, mercados incompletos,
      asimetrías de información, externalidades) y para asegurar una cierta provisión de bienes que la sociedad
      considera necesario consumir en función de tradiciones o costumbres sociales (bienes preferentes) y de
      otros que por sus características los mercados privados proveen poco o nada (bienes públicos)
      .
      La equidad social hace referencia al rol distributivo inherente al Estado. Aún en el supuesto de que los
      mercados de bienes y servicios cumplan las condiciones del mercado competitivo (asignación de los
      recursos en forma eficiente según Pareto), éste no siempre garantiza la distribución equitativa de los
      ingresos. Dice Stiglitz (1955:115), “si no hubiera fallos en el mercado ni bienes preferentes, lo único que
      tendría que hacer el Estado sería ocuparse de la distribución de la renta”; es decir mejorar la política
      tributaria y social para generar condiciones para eliminar la pobreza y lograr un nivel de distribución del
      ingreso acorde con el objetivo del bienestar.
      Esta búsqueda de equidad involucra un esfuerzo social y estatal más amplio no sólo para una mejor
      calificación de los recursos humanos, en aras de una mayor interacción entre el progreso técnico y el
      proceso productivo, sino también para integrarlos al crecimiento y desarrollo económico. Desde el punto
      de vista del enfoque de las capacidades de Sen, la falta de oportunidades para una adecuada integración
      con el desarrollo económico – es decir, la ausencia de medios para desarrollar o mantener una capacidad
      humana esencial – deviene en una deficiencia de la misma. Siendo el desarrollo económico la vía para
      ampliar estas capacidades, el Estado y la sociedad en su conjunto tienen la responsabilidad de eliminar las
      barreras de acceso y asegurar que éste no sea meramente potencial (PNUD 1996).
      Este enfoque plantea que el bienestar debe valorarse en el plano de las capacidades que una persona puede
      desarrollar y que están relacionadas con los bienes y servicios que le permitan acceder o mantener un nivel
      de vida adecuado. Una parte de estos bienes y servicios se asocia a la propiedad y al intercambio y el resto
      al acceso directo a otros de origen público.

      Se dice que se ha llegado al Optimo de Pareto cuando no puede obtenerse mayor bienestar para una persona sin
      perjudicar a otra. Según Stiglitz (1995,63) la limitación más grande del principio de Pareto es que no da ninguna
      orientación en lo referente a la distribución de la renta.
      Se llaman públicos a los bienes que no es deseable socialmente racionar o excluir a nadie de su consumo y en los que
      el sector privado puede tener pocos incentivos para producirlos debido a que el costo marginal de su suministro es
      nulo (un faro o defensa nacional por ejemplo) o el costo de transacción es muy alto (justicia por ejemplo); las
      vacunaciones se consideran bienes preferentes.Además de los bienes y servicios considerados básicos, las personas valoran otros beneficios que van más
      allá de la capacidad productiva como ciertos derechos relativos a la seguridad, libertad de expresión, de
      acceso a la justicia, entre otros.
      Estudios desarrollados con este análisis conceptual han demostrado la importancia de la acción pública
      para elevar la calidad de vida de las personas y el impacto significativo que los servicios sociales tienen
      sobre el bienestar individual, marco en el cual deberá valorarse también la función o rol estatal.
      Atentamente

  14. Ernesto dice:

    Dr. Meza Caballero. LLAMAN A ELABORAR ESTRATEGIAS PARA EL DESARROLLO SOCIAL
    Urgen reformas tributarias para reducir desigualdades en la región
    Cancilleres alientan a impulsar políticas fiscales para combatir la pobreza.

    Los jefes de delegaciones pidieron más atención a problemas de servicios que presentan los países y al desempleo juvenil.

    El camino para superar las brechas de las desigualdades en América Latina es aumentar la presión tributaria y es “urgente” impulsar políticas fiscales, afirmaron ayer cancilleres y jefes de delegaciones durante la sesión plenaria de la 44ª asamblea general de la Organización de los Estados Americanos (OEA).
    El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, señaló que la presión tributaria en la región es baja en comparación a países que integran la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), donde la presión fiscal está por encima de 30%.
    “A nuestro juicio se hace urgente las reformas tributarias, mientras países de la OECD logran reducir la desigualdad alrededor de 20% a través de sus políticas fiscales, resulta que la mayoría de las economías de América Latina esa reducción tiene un efecto muy limitado del 2 a 3% a través de políticas fiscales”, expresó el canciller chileno.
    Asimismo, llamó a prestar más atención a los problemas de servicios en los países. “Si no se presta atención se podría desbordar y amenazar la estabilidad de nuestras democracias”, manifestó Muñoz.
    Por su parte, el canciller de Guatemala, Fernando Carrera Castro, afirmó que “sin política fiscal progresiva” se hará difícil lograr disminuir los niveles de pobreza.

    DESARROLLO SOCIAL
    Por su parte, Héctor Timerman, ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, destacó que es necesario trabajar en la elaboración de estrategias a partir de políticas que incluyan desarrollo económico, social e integral.
    Los jefes de delegaciones resaltaron la importancia de un adecuado diálogo empresarial con los gobiernos para establecer alianzas entre el sector público y privado, que permitan fortalecer el diálogo entre los sectores y compartir buenas prácticas. Además, establecer nuevos objetivos para el crecimiento económico de los países y reducir la tasa de desempleo juvenil de los países.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Ernesto.El Gobierno del nuevo rumbo debe cambiar el sistema de la política fiscal. A este ritmo de endeudamiento del país, estamos entranado en una espiral de calesiteada para cubrir el déficit fiscal y también para pagar los intereses de nuestras deudas y ademas para fondear las contrapartidas de los prestamos que realizan el país. Preocupa la falta de ingresos para los fondos de contrapartidas

      A pesar de que la Cámara de Diputados aprobó la nueva emisión de bonos soberanos en el exterior para financiar proyectos por USD 670 millones, quedó instalada la preocupación por la incapacidad del Estado paraguayo de generar recursos genuinos destinados a cubrir las contrapartidas locales de los préstamos internacionales que se contratan para obras de infraestructura. Estamos recurriendo a una suerte de calesiteada,
      Esta situación se refleja en los proyectos que serán financiados por el Ministerio de Obras Públicas, que de la nueva colocación de bonos recibirá USD 350 millones. De este monto, el 84% irá a solventar obras viales en ejecución y el 16% obras nuevas que ya cuentan con préstamos externos aprobados en el Congreso.

      “La ecuación es la siguiente: el Gobierno tomó préstamos y se había comprometido a poner la contrapartida, pero como no tenemos la capacidad de generar esos recursos, estamos tomando otros préstamos para calzar esos créditos”.

      El problema deriva de la actual estructura impositiva que tiene en el IVA y en el selectivo al consumo el origen del 80% de sus ingresos. Considera que sin una reforma tributaria fuerte, el país no podrá tener la capacidad de generar el dinero para pagar los préstamos.

      El endeudamiento señalando que ya se concedió al Ejecutivo suficientes recursos, pero que hasta ahora hay poco resultados.

      Proyección de la deuda. El perfil de la deuda pública diseñado por el Ministerio de Hacienda para los próximos diez años se basa en la toma de nuevos créditos externos, además de la emisión de bonos prevista para este 2014.

      En este escenario, se prevé que entre este año y el año 2022 el país destine al servicio de la deuda externa montos de entre 268 y 417 millones de dólares anuales. Sin embargo, en el 2023 la amortización anual saltaría a 911 millones, por impacto de la primera emisión de bonos por USD 500 millones del año pasado. Y en el 2024, el pago de deuda llegaría a USD 1.117 millones, casi el triple del promedio anual en caso que la nueva emisión de bonos sea a 10 años de plazo.

      No obstante, el impacto de la deuda externa en el producto interno bruto (PIB) se mantendría entre el 14,7% y el 11,4% en el 2024, frente a un promedio del 40% de los países de la región, según había presentado el viceministro de Economía, Daniel Correa, durante una reunión con los legisladores un día antes del tratamiento del proyecto de ampliación presupuestaria planteado por el Poder Ejecutivo.
      Per en el Paraguay no existen equidad impositiva, por conveniencia nacional y por necesidad económica, en un país bien organizado no puede ocurrir que los sectores de mayor volumen de actividad e ingresos, que ocupan y explotan la mayor cantidad de tierras productivas, sumando todos sus tributos, tengan una participación insignificante en la recaudación total del país. En mi Trabajo anteriores resalté esa participación, aproximadamente, en apenas en un diez por ciento: prácticamente nada.

      Por otra parte, las grandes explotaciones agropecuarias, si exportan su producción en bruto, no generan valor agregado. Como obviamente tienen una producción mecanizada, apenas requieren mano de obra y en consecuencia no generan puestos de trabajo y, no menos importante, entre todas las actividades económicas es la menos redistributiva.

      A partir de esta constatación, el Gobierno del Nuevo Rumbo y los Empresarios deben orientar su mirada hacia un conjunto de países exitosos fuera del país y a las consecuencias que las estrategias de mediano y largo plazo para la transformación productiva y el escalamiento exportador han tenido en su desarrollo. Que la experiencia en Australia es muy positiva en áreas sociales y en infraestructura. Tenemos muchos casos en India, entre otros, que dan ejemplos interesantes para el país.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Ernesto. Continuando nuestro dialogo. Se debe aumentar lapresión tributaria para mejorar la educación
      la necesidad de aumentar la presión tributaria, mejorar la redistribución a ciertos niveles como la inversión en educación y resolver las asimetrías para que exista mayor cohesión social, para proyectar una sociedad más igualitaria y sostenible.

      La alfabetización se está resolviendo porque hay más acceso, pero hay otras deudas pendientes como la calidad de la educación, a nivel primario, secundario y universitario, lo cual repercute especialmente en los jóvenes y se generan desperdicios demográficos,
      que no estamos haciendo el esfuerzo suficiente para ponernos a la altura del mundo desarrollado en materia de educación” y si se invierte en revertir esta situación con los jóvenes en la actualidad, dentro de 25 años será una educación normal, como resultado de este cambio.

      Que no es suficiente lo que se hizo a nivel primario y a secundario hasta ahora, lo cual tiene un alto costo en materia de universidades.

      Mayor presión tributaria para redireccionar a la educación

      Que con la baja presión tributaria que tiene nuestro país, en un nivel de 12% cuando en los demás países de América Latina está en el orden del 20 a 25%, difícilmente se logre disminuir mejorar la educación, porque no se cuenta con los recursos necesarios para redireccionar.

      Además que el pago de un tributo mayor tiene sus ventajas porque si se invierte más en la educación, disminuye la delincuencia y se cuenta con más mano de obra calificada.

      Existe la necesidad de una redistribución progresiva del impuesto porque el mercado es desigualador, donde gran parte del gasto público beneficia a las personas de mayor nivel.

  15. Gladys dice:

    Dr. Meza Caballero. El Pais necesita una mejor distribuciñon de su riqueza, con una nueva politica fiscal, que tengamos una justicia equitativa.Un presupuesto que esté a favor del desarrollo del país
    En los próximos días termina el plazo para que las diversas instituciones públicas envíen al Ministerio de Hacienda su propuesta de presupuesto para el 2015. Este será el primer presupuesto del presidente Horacio Cartes, por lo que será también el primero que reflejará en números las prioridades políticas de su gobierno. Es de esperar que el mismo esté adecuadamente estructurado de manera a evitar el año que viene las sucesivas reprogramaciones que retrasan la ejecución, que reduzca los gastos superfluos y que aumente aquellos que permitan el cumplimiento de los derechos ciudadanos comprometidos en su programa de gobierno.
    Atentamente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Gladys.A esta altura del año, las instituciones públicas están obligadas a hacer la primera entrega de sus proyectos de presupuesto para el año que viene. En unos meses más vencerá definitivamente el plazo para hacerlo. Por lo tanto, este es un momento oportuno para hablar acerca del instrumento fundamental del Gobierno de un país, como es el presupuesto.

      El documento elevado a la consideración del Congreso para que lo convierta en ley muestra la eficiencia o ineficiencia de los planteamientos y, sobre todo, refleja la actitud del Gobierno con respecto al gasto y las inversiones públicas.

      Una buena estructura presupuestaria permitirá agilizar la ejecución desde el inicio del año 2015. De otra manera, tal como ocurrió en años anteriores, la necesidad de realizar cambios en los rubros presupuestarios impide la implementación de los programas desde el inicio del año fiscal, haciendo que la mayor parte de los gastos se realicen en el segundo semestre.

      Frente a una situación de esa naturaleza, que habla de la imperfección del proyecto de la ley elaborado por el Ejecutivo y aprobado por el Parlamento, la ciudadanía termina sufriendo las consecuencias de los retrasos debido a la falta de insumos o la mala calidad de los servicios.

      Además de una mejor estructura presupuestaria, el proyecto de presupuesto 2015 del presidente Cartes debería contar con medidas que limiten los gastos superfluos con el objetivo de aumentar la eficiencia y trasladar estos recursos hacia aquellos que contribuyan a mejorar la calidad de vida de la población.

      El combate a la corrupción debería ser uno de los objetivos más importantes del Gobierno, ya que reduciendo las sobrefacturaciones, las compras indebidas y las contrataciones prebendarias se dispondrá de mayores fondos para financiar los bienes y servicios que la ciudadanía necesita.

      Finalmente, es necesario mantener los logros conseguidos por los gobiernos anteriores e iniciar el mejoramiento de aquellos proyectos que se encuentran estancados, lo que exige un aumento en las inversiones, sobre todo si lo que se quiere es disminuir las brechas existentes entre Paraguay y los países de la región.

      Universalizar la educación media y los servicios de salud, mejorar la calidad de la educación escolar básica, erradicar la desnutrición y el trabajo infantil y adolescente, disminuir la pobreza y aumentar las oportunidades económicas –que exigen aumentos sustanciales de los presupuestos de salud, educación, protección social, agricultura y empleo–, son tareas pendientes.

      La sociedad está expectante de la presentación al Parlamento del proyecto de presupuesto 2015 por parte del Poder Ejecutivo. Será la señal que el Gobierno dará sobre el rumbo que tomará en los próximos años.

    • Graciela dice:

      Gladys. Un impuesto inmobiliario con base en la equidad tributaria. Mayor presión tributaria para redireccionar a la educación

      Que con la baja presión tributaria que tiene nuestro país, en un nivel de 12% cuando en los demás países de América Latina está en el orden del 20 a 25%, difícilmente se logre disminuir mejorar la educación, porque no se cuenta con los recursos necesarios para redireccionar.

      Además que el pago de un tributo mayor tiene sus ventajas porque si se invierte más en la educación, disminuye la delincuencia y se cuenta con más mano de obra calificada.

      Existe la necesidad de una redistribución progresiva del impuesto porque el mercado es desigualador, donde gran parte del gasto público beneficia a las personas de mayor nivel
      La capacidad de pago es el principio tributario que debe sostener el pacto social por la construcción de un país desarrollado. Los impuestos sobre el patrimonio constituyen uno de los pilares de la justicia tributaria: los que tienen más, pagan más. El impuesto inmobiliario es un mecanismo fundamental para dotar al Estado de los recursos necesarios para garantizar la calidad de vida. Las tasas actuales de este tributo constituyen un contrasentido a este principio y a la equidad tributaria, por lo que las autoridades nacionales deben realizar los cambios necesarios para que este tributo recaude más y mejor.

      El impuesto inmobiliario debe ser revisado y transformado por varias razones. En primer lugar debe recaudar más. Así como está diseñado actualmente, es una burla a la ciudadanía el nivel de recaudación que genera este impuesto.

      Esto es así por varias razones que tienen que ver con las tasas, la forma de cálculo, la ineficiencia de los gobiernos locales e, incluso, la corrupción y el prebendarismo imperantes.

      En segundo lugar, no solo debe garantizar una mayor recaudación, sino también debe contribuir a una mayor justicia tributaria.

      La estructura tributaria actual no solo no contribuye a reducir las desigualdades, sino que además las profundiza.

      Paraguay es uno de los países que no logran disminuir la desigualdad económica a partir de la recaudación de impuestos, siendo esta el principal instrumento con que cuentan los Estados para redistribuir, rol que no puede dejarse al mercado.

      No hay que olvidar que la desigualdad es una de las principales causas de insatisfacción y conflictividad social, lo cual se traduce en ingobernabilidad política e inseguridad ciudadana. Paraguay, al ser uno de los países más desiguales de la región, debe avanzar en la reducción de las amplias brechas, últimamente en aumento.

      Cualquier reforma de este impuesto debe tender a una recaudación ajustada al valor de las propiedades. A mayor valor, deben tributar más.

      En tercer lugar, es necesario crear los mecanismos necesarios para que los mayores recursos derivados del cobro de este impuesto sean invertidos de manera eficiente y en acciones necesarias para mejorar la calidad de vida en las comunidades.

      No hay municipio en que no existan déficits en materia habitacional, de infraestructura social y vial. Las instituciones de salud y educación necesitan mantenimiento, así como los caminos vecinales; en la mayoría de los distritos faltan ambulancias, transportes escolares para niños y adolescentes, e inclusive para los jóvenes que deben trasladarse diariamente a instituciones de educación superior.

      Ni mencionar las deficiencias en cuestiones productivas. Para que la agricultura familiar se expanda y garantice alimentos sanos en el campo y las ciudades se requieren sistemas de riego y almacenaje y logística de comercialización que debieran ser proveídos por los gobiernos locales, ya que se supone que están más cerca de las necesidades de los pobladores.

      Con lo recaudado por el impuesto inmobiliario hay mucho por hacer. Las autoridades nacionales y locales deben implementar los mecanismos necesarios para recaudar más, pero también aquellos que permitan utilizar mejor y de manera transparente los recursos.

      Asegurar uso atinado y honesto de planes sociales del Gobierno
      El titular del Poder Ejecutivo, Horacio Cartes, ha dado instrucciones a los miembros del Gabinete para que se mantengan los fondos destinados a los programas sociales en el Presupuesto 2016, cuyo tratamiento es objeto de estudio en el Parlamento. La orientación es válida, pero también es necesario afinar la eficiencia en el gasto destinado al sector y depurar las listas de los beneficiarios de los planes de asistencia pública, de forma tal que los recursos sean orientados hacia quienes verdaderamente precisan de ellos y no a operadores políticos del oficialismo, sobre todo en épocas de campaña electoral.
      No se puede formar a técnicos con equipamiento del siglo XX
      La pobreza de la educación, en general, no se circunscribe solo a niños y jóvenes que dan clases bajo los árboles, profesores de formación deplorable, aulas sin equipamientos básicos y falta de acceso a la tecnología de la información. Los alumnos del Colegio Técnico Nacional (CTN) sufren también las consecuencias de la precariedad de medios. Ello incide negativamente en el nivel del producto final que ofrece a la sociedad y en las posibilidades de desarrollo del país. Los estudiantes han tomado conciencia de que el Estado no responde al derecho que ellos tienen de recibir una educación de calidad que les permita desenvolverse con suficiente idoneidad dentro de las ocho especialidades con las que cuenta esa casa de enseñanza pública.
      En la UNA se pervierten los valores y se ofende a docentes
      La Universidad Nacional de Asunción (UNA) –que algún prestigio ha cosechado a lo largo del tiempo, desde su fundación a fines del siglo XIX– no se merece la práctica perversa de permitir que una maestra parvularia y dos de sus familiares usurpen cátedras de la Facultad de Veterinaria, como lo ha dispuesto el rector Froilán Peralta. Es una vergüenza que la más antigua institución de enseñanza terciaria degrade a extremos incalificables a docentes de sobrados méritos equiparándolos salarialmente con personas que ni siquiera cuentan con títulos universitarios. Ante este nuevo escándalo del mal uso de bienes públicos, urge una acabada investigación.
      Atentamente

      • Benito dice:

        Graciela. El Gobierno tiene que hacer respetar el derecho a trabajar
        Ante el incremento de la violencia de parte del grupo armado criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que amedrenta a colonos menonitas para que no se dediquen a actividades de siembra propias de esta época del año, los organismos de seguridad no pueden solamente darse por enterados del drama que padecen de boca de los mismos afectados, sino que deben adoptar urgentes medidas para que los derechos a la seguridad y al trabajo sean efectivos en el Norte del país. La Constitución les ampara y las instituciones del Estado tienen la obligación de ampararlos ante el peligro de que los delincuentes tomen represalias contra los pobladores de las colonias Manitoba, Río Verde, Santa Clara y Nuevo México. Si la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) no cumple ese cometido en el territorio afectado, se convertirá por omisión en cómplice de los delincuentes.
        Los partidos están obligados a ofrecer políticos de calidad
        Ya que los ciudadanos, a través del pago de sus impuestos, financian a las agrupaciones políticas, estas tienen la obligación de retribuirles con políticos honestos y capaces, preocupados en defender los intereses del país. Lastimosamente, hasta ahora el dinero que los partidos, movimientos, alianzas y concertaciones reciben como subsidio y aporte legal ordinario se ha despilfarrado en gran parte, pues las nucleaciones políticas poco o nada han hecho para formar y ofrecer al país dirigentes con una mentalidad renovada para sustituir a los que solo miran sus propios beneficios. Los grupos políticos tienen la obligación de pensar hoy en el futuro actuando con responsabilidad en el necesario recambio que debe existir en sus filas.
        Proteger a nuestra industria, creadora de trabajo genuino
        Al conmemorarse hoy el Día de la Industria, no podemos sino reflexionar sobre la necesidad de que todos, desde el Gobierno hasta la sociedad, redoblemos nuestros esfuerzos para proteger a la industria nacional, generadora de trabajo genuino y decente para cientos de miles de compatriotas. En momentos en que arrecia el contrabando y la situación económica internacional y regional pone en duro examen a la economía nacional, es necesario que las autoridades nacionales adopten las medidas que sean del caso para evitar que sus coletazos afecten aún más nuestro aún frágil aparato productivo e industrial. De ello depende la multiplicación de oportunidades para consolidar el bienestar del pueblo paraguayo y la conservación de importantes fuentes de trabajo.
        Atentamente

  16. Esteban dice:

    Dr. Meza Caballero. ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS. LOS PODEROSOS EN ESTE PAIS DEBEN PAGAR IMPUESTOS.Gran parte de la rutas , puentes y caminos vecinales del Paraguay hecha y mantenida por las poblaciones con sus impuestos indirectos, que es casi el 90% de los ingresos fiscales y casi nada de impuestos de los PODEROSOS EN ESTE PAIS. , aunque la mayoria de los usuarios de estas rutas, puentes y caminos no lo usan como estos poderosos para sacar sus productos y no aportan casi nada para su construcción y constante reparación. EL PAIS SE DEBE ENDEUDAR.PARA CONSTRUIR Y MANTENER ESTAS RUTAS Y PUENTES ENTRE OTROS.

    En temporada de lluvias, como ocurrió en los últimos meses, la red vial colapsa en gran parte; los gastos aumentan y recae otra vez sobre LA POBLACIÓN DE MENOR CAPACIDAD MONETARIAS

    Al colapso de la red vial DEL país se suman las calles sin asfaltado y puentes .Aunque existe un intenso y creciente movimiento económico de los poderosos que no pagan impuestos en el Paraguay.
    Cada vez que llueve, las calles se convierten prácticamente en pantanos, los vehículos se sumergen en el barro y los escolares se ingenian para poder llegar a las instituciones.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Esteban. Paraguay, con tan sólo 6.7 millones de habitantes, es uno de los paises de la region, con mas injusticia fiscal.(EN EL PAIS NO EXITE JUSTICIA TRIBUTARIA) . El Paraguay es uno de los países de la zona que ha tenido mayor crecimiento del PBI en los últimos años, alcanzando un récord histórico en el año 2013 de 13,6% . Sin embargo la macroeconomía parece ir por un camino diferente al de la microeconomía y sigue sin reflejarse en la vida cotidiana de sus ciudadanos. El 96% de la riqueza sigue concentrada en un 6% de la población(ESTOS PODEROSOS NO PAGAN IMPUESTOS EN EL PAIS).. Es uno de los países más corruptos de la región según Transparency International, sólo superado por Venezuela. Y Ahora para colcmo de los colmo Sus territorios se encuentran minados por el llamado Ejército del Pueblo Paraguayo ( EPP), grupo guerrillero que tiene atemorizados no sólo a sus pobladores sino a aquellos brasileños que han invertido en haciendas para explotación agropecuaria. Los diferentes gobiernos han hecho poco y nada por erradicar o bajar los índices de pobreza; no ha existido voluntad política para ello. Las crecidas del río Paraguay, como consecuencia de las incesantes lluvias totalmente inesperadas para esta época del año, no han hecho más que contribuir a ahondar los problemas que le toca enfrentar al gobierno del nuevo rumbo.
      Este semana debido a la crecida del Río Paraguay que ya alcanza más de 7.6 metros, las autoridades estarían por declarar el estado de emergencia vial. Son 30.000 km de carreteras intransitables y más de 270.000 damnificados, según confirmara el miércoles la Secretaria de Emergencia Nacional (SEN). En lo que va del 2014, llovió la misma cantidad que durante todo el 2013. Con el agravante de que para este verano se espera la llegada de El Niño por lo que las lluvias se intensificarán aún más. Las familias de bajos recursos son las más afectadas ya que las mismas habitan en las márgenes del río.(en los causes naturales del rió). A tan sólo metros de la majestuosa casa de gobierno, se encuentra el barrio pobre de Chacarita, totalmente bajo el agua. Sólo emergen por sobre las aguas los techos de chapa y antenas rojas de televisión .

      Esto es observados por propios y extraños . Al ver tanto contraste, uno se pregunta ¿por qué será que, cuanto más pobre es un país, más grandes y lujosas son sus casas de gobierno y de sus políticos, y poderosos ? Adicionalmente, como si semejante tamaño no bastara, tienen residencias presidenciales, todos los poderosos de este pais que no pagan practicamente impuestos. Esto es como una cachetada a la mayoría de la población que se encuentra en una situación de pobreza. Pero esto no sólo sucede en Paraguay. Todos pudimos ver la mansión desde donde gobernaba el presidente de Haití cuando se produjo el terremoto. En Argentina tenemos una enorme y bellísima Casa Rosada con innumerables metros cuadrados y salones, y una Quinta de Olivos como si los metros de la primera no alcanzaran para también albergar a nuestros presidentes y así ahorrar en gastos de helicópteros. En contraste con esto, el presidente de los Estados Unidos trabaja y vive con su familia en la Casa Blanca, siendo la economía más grande del mundo y el país más poderoso. Es toda una ironía .

      La economía paraguaya, tanto CEPAL como la autoridades pronosticaron para este año un crecimiento del 4,8%, duplicando el que tendrá la región. Pero los gastos sociales en proyectos anti pobreza son mínimos, o al menos lo han sido hasta el momento. Quizás ello se deba a la falta de impuestos. (LOS ODEROSOS NO PAGAN IMPUESTOS EN EL PARAGUAY). En Paraguay sólo se paga el 10% de impuesto a las ganancias. Esto lo hace muy atractivo para los inversores extranjeros que tienen pocos impedimentos fuera de los generados por la incertidumbre y peligros del propio país. Cartes, quien ganara la presidencia DE LA MANO DEL PARTIDO COLORADO hace ya más de un año promoviendo durante su campaña políticas conservadoras y amigables hacia las inversiones extranjeras, reconoce la pobreza y la corrupción pero aún no ha podido hacer demasiado para combatirlas. Sólo ha creado trabajo atrayendo más inversión privada que tampoco es poca cosa. Habrá que darle más tiempo .

      El 77% de las tierras arables paraguayas están controlados por el 1% de la población de acuerdo al último censo. Muchas de ellas están en manos de sus vecinos brasileños y de unos pocos argentinos que huyendo de las trabas en su propio país se aventuraron a invertir allí. Pero estos están acechados por el EPP, guerrilla que secuestra y extorsiona a a los dueños de haciendas pidiéndoles dinero a cambio de tranquilidad. Todos coinciden en que este grupo esta formado por no más de 30 guerrilleros y que lo que no hay es voluntad política para exterminarlos. Probablemente en esto indice también el factor corrupción: que estén apadrinados por miembros del Congreso, que hoy cuentan con más poder que el propio Presidente de la nación, y que a cambio de protección reciben dinero para sus campañas política para así mantenerse en el poder.

      Hoy los paraguayos tenemos una herramienta como es el Internet, y la redes sociales y estas paginas Web, para la luchar contra la corrupción.y colaborar con distintos proyectos de seguridad para lograr un país mejor, que cada día las redes sociales tienen un rol más activo en la política paraguaya. “hoy los políticos le tienen terror a la ciudadanía”. Que si hoy hay una lucha más intensa por parte del Presidente contra la corrupción es mérito de la misma sociedad. “En internet estamos muy avanzados y existe libertad absoluta, no hay ningún tipo de censura. Hay mucha corrupción política y una tremenda desigualdad social que produce mucho daño. La clase media se ha ido achicando.”(Y TIENDE A DESAPARECER)

      lEl Ejercito del Pueblo Paraguayo ( EPP) que cada vez cuenta con más apoyo de la gente que se encuentra en situación de extrema pobreza y ve en ellos a aliados. con esto se demuestra con hechos que falla en el gerenciamiento del país. ” Hay incapacidad, porque el capital está. Todas las licitaciones de obras públicas están cartelizadas por los miembros del Congreso. Son un negocio. La corrupción carcome todo”. Cartes llegó con la intención de acabar con todo esto. Ya se han aprobado obras de infraestructura muy importantes. Pero aún el camino es largo.

      Habrá que ver si los gobernantes de turno referente a las binacionales Yacyreta e Itaipu, entre otros están dispuestos a abandonar sus beneficios, transformarse en verdaderos patriotas y demostrar más amor por su patria que por el poder y su propio bolsillo. Tienen una oportunidad única en sus manos, ojalá la sepan aprovechar para el beneficio de los ciudadanos. Si el país crece, pero su pueblo se perpetúa en la pobreza, hay algo que definitivamente están haciendo mal.
      Atentamente

  17. Gladys dice:

    Dr. Meza Caballero.
    Por qué los impuestos aumentan la desigualdad en el Paraguay en toda América Latina

    A diferencia de Europa y de los países desarrollados, el sistema tributario del Paraguay y la región es regresivo y, en proporción, grava más a los que menos tienen

    América Latina está entre las regiones que menos recauda en términos impositivos. Con un promedio de 20,7% del PIB, está por debajo del África Subsahariana, Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), que agrupa a los países más desarrollados.

    Sólo dos estados de la región tienen una mayor presión tributaria que la media de la OCDE, que es de 34,1%: Argentina (37,1%) y Brasil (36,3%). Ninguno alcanza el promedio europeo, que ronda el 39% del PIB.
    Atentamente.

    • Graciela dice:

      Gladys. “Brasil, Argentina y Uruguay tienen presiones tributarias parecidas o mayores a las de la OCDE. Los aportes a la seguridad social son bastante mayores a los del resto de los países de la región, y los ingresos de los estados o gobiernos provinciales aportan 3 o 4 puntos del PIB, lo que hace la diferencia”,

      Hay impuestos que no existen en otros lados, como la carga a las exportaciones en Argentina. Tienen una estructura tributaria más gravosa y, por lo tanto, con un rendimiento mayor”.

      El panorama es muy distinto en la mayor parte de la región, principalmente en Centroamérica, donde el fisco tiene niveles irrisorios de recaudación. Paraguay 12%, Guatemala, con 12,3%, y República Dominicana, con 13,5%, están en el extremo.

      Además de recaudar poco, los países de América Latina lo hacen de forma inequitativa. En la Unión Europea, por ejemplo, los impuestos directos representan 16,1% del PIB, contra 11,7% de los indirectos.

      Los directos son los tributos que se aplican sobre los contribuyentes de acuerdo a su patrimonio. En cambio, los indirectos no gravan a las personas, sino lo que consumen, y no diferencian según sus ingresos. El IVA es el tipo más conocido.

      En América Latina la relación se da a la inversa que en Europa. Los impuestos directos representan 5,4% del PIB, contra 9,6% de los indirectos.

      Un sistema tributario que favorece la desigualdad

      “América Latina está entre las regiones que más recauda en impuestos al consumo, pero entre las que menos en impuestos a las ganancias. En IVA está al nivel OCDE, pero en renta personal, que es el de mayor impacto redistributivo, está muy por debajo”, dice el economista Juan Pablo Jiménez, oficial de Asuntos Económicos de la Cepal, en diálogo con Infobae.

      En promedio, la región recauda 6,3% de su PIB a través del IVA, sólo 0,3 puntos menos que la OCDE. Los más gravosos son Uruguay y Argentina (8,7%), y Brasil (8,5%).

      “Si el impuesto más importante es el IVA hay un problema, porque no es el más progresivo. Muchas publicaciones demuestran que es muy regresivo porque es lo mismo que compre un pobre o un rico. Pero más allá del IVA, el tema es cómo funciona el impuesto sobre la renta”, dice Pecho.

      “En tributos a la renta personal -dice Jiménez-, América Latina recauda en promedio 1,4% del PIB, contra 8,4% de la OCDE. En en el que se aplica a sociedades, el promedio de la región es de 3,4% del PIB, contre 2,9% de la OCDE. Se da la paradoja de que la composición del impuesto a la renta en la región sea de 70% sobre las empresas y 30% sobre las personas, mientras que en las OCDE es al revés, 30% sobre las empresas y 70% sobre las personas”.

      Considerando la totalidad del impuesto a las ganancias, la OCDE captura el 11,4% del PIB, más del doble que América Latina, que está en un 5,2 por ciento. Los que más se acercan a la media de los países desarrollados son Chile (8,3%), Perú (7,7%) y Brasil (7,3%). En peores condiciones se encuentran Paraguay, República Dominicana y Guatemala, que recaudan menos de 3,5 por ciento.

      “Lo que también debilita el músculo redistributivo es lo bajo del impuesto a la propiedad, que incluye el inmobiliario, el automotor y a la herencia. Estos tributos no llegan a representar un punto del PIB en la región, mientras que en la OCDE son casi dos puntos”, agrega Jiménez.

      Efectivamente, el promedio de la OCDE en tributos a la propiedad, de 1,8% del PIB, duplica al de Latinoamérica, 0,9 por ciento. Pero algunos países de la región superan ampliamente las dos marcas, como Argentina (3,3%), Brasil (2,1%) y Colombia (2%).

      Con un impuesto a las ganancias personales en niveles altos, lo que podría ser potencialmente favorable a una redistribución del ingreso, también se pueden generar efectos perversos. Las rentas incluyen tanto lo que se percibe como salario, como los ingresos por acciones y otras inversiones de capital. Si todo el peso del tributo recae sobre los asalariados, aún cuando haya progresividad se va a terminar favoreciendo la desigualdad.

      “En muchos países de América Latina se transformó en un impuesto al trabajo, porque es muy fácil cazar leones en la jaula. En Argentina se da el caso inédito de que los sindicatos tomen la bandera de la lucha contra el impuesto a las ganancias. Para que sea equitativo, habría que gravar las rentas de capital en forma adecuada, teniendo en cuenta que los que perciben más ingresos de capital son los que más recursos tienen”, dice Jiménez.

      Algunos países han intentado corregir las deficiencias del sistema tributario. Un ejemplo es el de Uruguay, que en 2007 realizó una ambiciosa reforma. “No apuntaba a recaudar más -continúa Jiménez-, sino a hacerlo de forma más igualitaria. El país no tenía impuesto a la renta personal, entonces se estableció un tributo de dos alícuotas, una para los ingresos salariales, y otra para los de capital”.

      Chile es otro ejemplo. El Gobierno está negociando con la oposición la realización de una profunda reforma tributaria que le permita al estado recaudar más y que, al mismo tiempo, contribuya a reducir la desigualdad.

      “En muchos países el problema ha sido creer que se podía sostener un estado de bienestar que provea salud, educación y seguridad, con sistemas tributarios muy débiles. Si uno mira la serie histórica 1945 – 2012 en América Latina, más del 80% de los resultados fiscales son deficitarios. Nosotros insistimos en la necesidad de avanzar en un pacto fiscal, que las sociedades se pongan de acuerdo sobre qué estado quieren y cómo financiarlo. No se puede tener una recaudación a lo Guatemala, y aspirar a tener un estado de bienestar a lo Noruega. Eso es imposible”, dice Jiménez.

      “Hay que discutir la racionalidad de los impuestos, porque tener una estructura desequilibrada no sirve. Por eso es necesario un pacto fiscal que atienda la necesidad de mayor equidad, pero sin perder eficiencia y estabilidad. Son los tres objetivos que perseguiría”, agrega.

      El impacto del sistema tributario

      “No importa sólo la carga -dice Jiménez-, sino la composición y la estructura, que es lo que puede potenciar o neutralizar el impacto económico del sistema tributario en términos de eficiencia, de estabilidad y de equidad”.

      El impuesto a la renta es el más directo de todos y el de mayor impacto redistributivo. Pero tiene dos variantes, el que se aplica directamente sobre las personas y el que recae sobre las empresas.

      La verdadera potencialidad para generar equidad se encuentra en el primero, porque el otro, al aplicarlo sobre las empresas, podría eventualmente trasladarse a los precios. Así, lo terminarían pagando los consumidores.

      “No es lo mismo hablar de progresividad que de capacidad redistributiva -dice Jiménez. Lo primero tiene que ver con la estructura de alícuotas, que se paguen más impuestos a medida que se sube en la escala de ingresos. Los tributos a la renta son muy progresivos, porque se grava más al que más tiene”.

      Pero otra cosa es que esa estructura progresiva tenga un impacto redistributivo real. Para eso se calcula el coeficiente de Gini, que sirve para medir la desigualdad, antes y después de aplicar el impuesto. Si el índice baja es porque el tributo sirvió para mejorar la distribución el ingreso, pero si es igual o más alto, es porque no.

      “En muchos países de América Latina se mantiene igual o es levemente regresiva. Por eso se explica que en el campeonato mundial de la desigualdad la región gane tranquila. En los 90 había consenso en que no importaba tanto la estructura tributaria porque la redistribución se podía hacer a través del gasto, pero nosotros desde hace algunos años venimos enfatizando que el nivel de inequidad es tan alto que no nos podemos dar el lujo de empeorarlo a través del sistema tributario”, dice Jiménez.

      “Distintos organismos -dice Pecho-, como el FMI, sugieren hacer redistribución vía gastos antes que vía sistema tributario. Pero en Europa los impuestos se han usado incluso para hacer transferencias de un sector a otro, como un tributo negativo. La pregunta es qué combinación de impuestos y gastos termina mejorando los niveles de igualdad”.

      • Gerardo dice:

        Graciela. Siguiendo nuestro dialogo, respetuoso y con criterio profesional, como debe ser, lo que buscamos con estas opiniones profesionales, aportar nuestro granito de arena, para tratar de tener un Paraguay que queremos.EL PARAGUAY DEBE APUNTAR A LA RECAUDACIÓN DE IMPUESTOS PROGRESIVOS Y REDISTRIBUTIVOS

        Muchos analistas consideran que la relación comercial entre Paraguay y los países de mayor desarrollo (Brasil, Asia, Unión Europea, EEUU, entre otros) es desigual y que el fundamento de esa desimpuesto a los granos (No pagan impuestos las materias primas).

        Con el fin de ser capaces de obtener los recursos suficientes para garantizar los servicios públicos, como educación y salud para todos, el país necesita recaudar más impuestos, y hacerlo sobre la base de impuestos progresivos y justos. Hasta ahora, la política tributaria en Paraguay ha sido fuertemente influenciada por los países poderosos y las élites nacionales.El Gobierno dejó claro en varias ocasiones que no está dispuesto a transformar la estructura de la recaudación de impuestos, ya sea ampliando la base tributaria o incrementando el peso del sacrificio en sectores que actualmente hacen poco esfuerzo en el financiamiento del desarrollo del país, a pesar de sus grandes ganancias, a veces a costa de la pérdida de recursos naturales para el país. Frente a esta situación y ante la necesidad de implementar políticas que saquen al país de los últimos lugares de las estadísticas latinoamericanas, el Gobierno decidió endeudar al país. Es necesario, sin embargo, que revea su política y cambie de actitud.A diferencia de Europa y de los países desarrollados, el sistema tributario del Paraguay y la región es regresivo y, en proporción, grava más a los que menos tienen

        América Latina está entre las regiones que menos recauda en términos impositivos. Con un promedio de 20,7% del PIB, está por debajo del África Subsahariana, Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), que agrupa a los países más desarrollados.

        Sólo dos estados de la región tienen una mayor presión tributaria que la media de la OCDE, que es de 34,1%: Argentina (37,1%) y Brasil (36,3%). Ninguno alcanza el promedio europeo, que ronda el 39% del PIB.
        La estrategia del endeudamiento puede tener un impacto positivo a corto plazo, ya que inyecta fondos al país y permite financiar obras y servicios valorados por la ciudadanía. Sin embargo, a largo plazo se pone en riesgo la sostenibilidad del crecimiento económico y puede generar mayor inequidad tributaria.
        Más todavía cuando el peso de los servicios personales, es decir de los salarios, es cada vez mayor en el Presupuesto. Empeora la situación si consideramos que este gasto se proyecta a largo plazo y que no existe una carrera del servicio civil que garantice una gestión eficiente y eficaz de los empleados públicos.
        La perspectiva no es muy optimista. Se agranda el aparato estatal con funcionarios de dudosas capacidades y competencias, se financia este agrandamiento con endeudamiento y la deuda deberá pagarse con tributos inequitativamente recaudados.
        Mientras unos pocos disfrutan los beneficios del crecimiento económico y los bajos impuestos, la mayoría que no tiene acceso a servicios públicos de calidad financia el Estado con su esfuerzo desproporcionado con respecto a los ingresos que percibe.
        Paraguay gasta menos del 20% del promedio latinoamericano en educación, salud, vivienda y seguridad social. Mientras nuestro país invierte USD 170 dólares por año por persona, el promedio latinoamericano es de USD 1.026. Por si fuera poco, hay problemas graves que prácticamente no son atendidos por el Estado, lo que obliga no solo a gastar más, sino a crear nuevas intervenciones, como una política laboral activa, una política industrial o políticas de protección social.
        A pesar de que los indicadores de calidad de vida han ido mejorando en los últimos años, Paraguay se encuentra entre los países de menor desarrollo humano de la región.
        Lastimosamente, no se vislumbra un cambio radical en los objetivos de desarrollo del país, por lo tanto, de haber mejorías serán lentas y al costo de elevar el endeudamiento público.
        Es urgente que el Gobierno revea su decisión de frustrar toda iniciativa que contribuya a financiar las políticas de manera genuina, es decir, a través de impuestos progresivos. Los países modernos y desarrollados cuentan con una estructura tributaria progresiva, lo cual no solo genera más recursos al erario público, sino que además crea un clima de convivencia basado en la solidaridad y el sentimiento de justicia, fundamentales para la cohesión social y la construcción de un país democrático.
        Sin los dos pilares en paralelo, el gasto social redistributivo y la estructura tributara equitativa, difícilmente podremos aspirar a contar con un país con niveles de vida cercanos a los de nuestros vecinos. Paraguay, con tan sólo 6.7 millones de habitantes, es uno de los paises de la region, con mas injusticia fiscal.(EN EL PAIS NO EXITE JUSTICIA TRIBUTARIA) . El Paraguay es uno de los países de la zona que ha tenido mayor crecimiento del PBI en los últimos años, alcanzando un récord histórico en el año 2013 de 13,6% . Sin embargo la macroeconomía parece ir por un camino diferente al de la microeconomía y sigue sin reflejarse en la vida cotidiana de sus ciudadanos. El 96% de la riqueza sigue concentrada en un 6% de la población(ESTOS PODEROSOS NO PAGAN IMPUESTOS EN EL PAIS).. Es uno de los países más corruptos de la región según Transparency International, sólo superado por Venezuela. Y Ahora para colcmo de los colmo Sus territorios se encuentran minados por el llamado Ejército del Pueblo Paraguayo ( EPP), grupo guerrillero que tiene atemorizados no sólo a sus pobladores sino a aquellos brasileños que han invertido en haciendas para explotación agropecuaria. Los diferentes gobiernos han hecho poco y nada por erradicar o bajar los índices de pobreza; no ha existido voluntad política para ello. Las crecidas del río Paraguay, como consecuencia de las incesantes lluvias totalmente inesperadas para esta época del año, no han hecho más que contribuir a ahondar los problemas que le toca enfrentar al gobierno del nuevo rumbo.
        Atentamente

    • Gerardo dice:

      Gladys. EN MI ARTICULO. CON UNA ENMIENDA CONSTITUCIONAL: 60 PARA GASTO CORRIENTE O VICEVERSA, De Debe cambiar este sistema del Presupuesto Nacional, corrupto y prebendaria

      El país necesita de una urgente de cambiar este sistem, es decir reforma fiscal y que esta sea profunda, de forma a parar la hemorragia. que el 97% de los ingresos fiscales van a gastos rigidos(sueldos, otros beneficios, jubilaciones, pagos de los intereses de nuestra deuda, entre otros.).

      Que el Presupuesto General de la Nación es una tremenda hemorragia, con gastos superfluos, planilleros, sobresueldos, viáticos, horas extras, con una cantidad desproporcionada de funcionarios públicos y de gastos superfluos. El araguay que queemos ya no tiene capacidad economica para solventar este presupuesto, con este sistema del PGN vamos directamente como Grecia, Argentina, Venzuela, entre otros.

      Que el presupuesto nunca ha sido reformado y sigue siendo un barril sin fondo, un bolsillo con un agujero tremendo. “Si no se corrige, si no se mejora la calidad del gasto público, si las familias no sienten mejoras en los niveles de educación, salud, seguridad, infraestructura y demás, ¿de qué aumento de impuestos hablan los técnicos del gobierno, si todos van a gasto rígidos, y ya no sobran para gastos de inverisiones, infraestructura, educucacion, seguridad, pagar los intereses de la deuda, entre otros).
      Dijo que si no se corta gastos fútiles,(superfluos) de nada servirá recaudar más impuestos, de nada servirá expoliar aún más a los contribuyentes, a las familias donantes; todo irá al “saco roto” del presupuesto. “Siempre hemos insistido, y lo seguiremos haciendo, en que primero hay que cortar la hemorragia, mejorar la calidad del gasto público, el cual sigue creciendo mucho más que el crecimiento del PIB”.
      Que no se puede arriesgar el proceso de formalización comenzado con la reforma tributaria del año 2004, y no se puede seguir sustrayendo más dinero de las familias para sostener un gigantismo estatal, que justamente por su deformidad permite altísimos niveles de corrupción. “No se puede pensar en ningún aumento de impuestos con una economía subterránea de 60% o más”, en que, primero, hay que seguir aumentando la base tributaria, hacer que muchos paguen impuestos bajos, y no que pocos paguen tributos altos. Dijo que esa injusticia es la que ha llevado a la mayoría de las economías al fracaso. Las autoridades tuenen que aprender de Grecia, Vezuela, Argentina, Brasil, entre otros, que cubir el deficit fiscal con Bonos Soberanos, es tomar directamente el camino de estos paises.
      Atentamente

      • Esteban dice:

        Dr. Meza Caballero. LOS PODEROSOS EN ESTE PAIS DEBEN PAGAR IMPUESTOS. DEBEMOS DE DEJAR DE ACTUAR COMO UNA COLONIA DEL BRASIL, ARGENTINA, ENTRE OTROS LES EXPORTAMOS CASI TODA NUESTRA MATERIA PRIMA, Y LUEGO VOLVEMOS A IMPORTAR COMO PRODUCTO TERMINADO, ASI DE CENSILLO ES ESTE TEMAImpuesto a la soja debe llevar a un mejor sistema tributario

        El reciente debate sobre el impuesto a la soja revela la poca seriedad con que se plantean los debates de fondo y la debilidad del sector público por proveer información a la ciudadanía que ayude a analizar con evidencia el rol de cada uno de los actores en un estado de derecho. El sistema tributario es un pilar fundamental del desarrollo. Una baja e inequitativa recaudación de impuestos es un obstáculo, por lo que las autoridades que se manifestaron en contra del impuesto a la soja debieran justificar su posición ante la ciudadanía con información veraz y rigurosa sobre los efectos negativos de un impuesto a la soja.
        El impuesto a la soja retomó fuerzas en la agenda legislativa luego de un pacto político, sin la suficiente información que garantizara un análisis de las ventajas y desventajas de la modalidad que debiera tener. Esto motivó que se emitieran opiniones sin evidencias que avalaran cada una de las razones para su aprobación o rechazo.

        Es grave la postura de organismos públicos, cuya posición debería haber sido acompañada de informes que contribuyan a que la ciudadanía se informe. El Ministerio de Hacienda calificó de “nocivo y nefasto” el impuesto, mientras que el Banco Central manifestó su “preocupación” por el fracaso de este impuesto en otros países. Ninguna justificó técnicamente su posicionamiento, aunque cuentan con información suficiente para haber dado al debate un mayor nivel de inteligencia. La estadística oficial es un bien público y es un rol indelegable del Estado generarla, ya que a la ciudadanía le es imposible por sus propios medios contar con la misma.

        Lo cierto y verificado es que el Paraguay, según múltiples estudios, recauda poco e inequitativamente y un sector importante de la economía de altos niveles de ingresos logra evadir o eludir. En el caso de la soja, además, constituye un foco de conflicto en torno a muchos temas que van desde el acaparamiento de tierras hasta el incumplimiento de las normas ambientales y el deterioro de la calidad de la tierra, externalidades negativas que no son incorporadas en el sistema tributario.

        En términos de desarrollo social, económico y de la infraestructura estamos lejos del promedio de los países de la región, debido a la baja inversión pública en absolutamente todos los ámbitos. De hecho, se están financiando obras que beneficiarán a los sojeros, muchas de ellas con fondos provenientes del endeudamiento. Esa deuda hay que pagarla y deben hacerlo quienes más se beneficiarán con la misma. También hay inversión pública en investigación para la soja que debe ser financiada y cuyos beneficios son privados. Es justo que aporten más al Estado.

        Frente a un contexto de necesidad de recursos, un impuesto al sector que se viene beneficiando del crecimiento económico y contribuyendo poco, no solo en impuestos, sino también en generación de empleos, constituye una oportunidad para reducir las grandes desigualdades que azotan a este país. Paraguay debe dejar de ser un país de privilegios para unos pocos y de mala calidad de vida para la mayoría. Necesitamos recursos para financiar el desarrollo.

        Por la centralidad de un pacto político coyuntural, perdimos la oportunidad de debatir inteligentemente cuáles son los mejores mecanismos para que un impuesto a la soja contribuya más y de manera más justa al desarrollo del país. Ojalá que la medida que lleguen a tomar en el Senado sea la mejor, en términos de equidad y de eficiencia.

        .

  18. Ester dice:

    Piden debatir impuesto a las ganancias de la soja

    La senadora liberal Blanca Lila Mignarro solicitó ayer –como moción de preferencia– al pleno de la Cámara Alta debatir el impuesto a las ganancias a la soja.

    Sen. Blanca Lila Mignarro solicitó ayer debatir el impuesto a las ganancias de la soja la próxima semana.

    IMPUESTO A LA SOJA
    El proyecto, presentado por los liberales Blanca Lila Mignarro y Fernando Silva Facetti, plantea gravar del 10% al 15% las utilidades a la soja en grano, aceite y harina de soja.

    Los legisladores argumentan que uno de los sectores más beneficiados con las actividades comerciales derivadas de la explotación agrícola es el de los exportadores de soja, que movilizan ingentes cantidades de recursos económicos, así como importantes flujos financieros que los ubican como uno de los principales generadores de producción y riqueza en el país. Sin embargo, este sector no se encuentra ubicado entre los principales contribuyentes al fisco y su aporte en concepto de impuesto a la renta no se compadece con ese nivel de riqueza que produce.

    La contribución que realizan las personas jurídicas que se dedican a la exportación de soja, en concepto de impuesto de las actividades comerciales, industriales y de servicios (Iracis) es sumamente exigua con relación a los volúmenes comerciales que manejan y que, en su conjunto, no representa siquiera el 1% de los ingresos tributarios correspondientes a los gravámenes directos de este tipo. De prosperar el proyecto, no se le trasladará la carga impositiva a los productores, sino a comerciantes acopiadores y a los exportadores, según argumentan los proyectistas.

  19. Gerardo dice:

    Ester: ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS. Un año fiscal COMPLICADO, pero “bajo la sombra del déficit” que al país no le sobra de otra que emitir bonos soberanos para cubrir estos agujeros del (PGN)2016.

    Con este modelo del Plan de gastos de la Nacion corrupto y prebendaria y con una estructura tributaria prácticamente intacta, donde predominan los impuestos indirectos, un nivel de gastos corrientes que no se puede controlar, porque la clase politica dibuja los presupuestos a su antojo, la CN les permite a crear y dibujar de acuerdo a sus conveniencias partidarias para ubicar dentro del presupuesto a sus punteros políticos, chongos, huesos, etc,etc,etc y las inversiones, en infraestructura, franja costera, educación, seguridad, salud, pagar los servicios de la deuda, gastos sociales, entre otros, se quedan fuera por la clase politica, total con emisiones de bonos se cubren estos gastos de capital. el Gobierno cierra un año fiscal con bicicleteadas , pero con una agenda de temas impostergables pendientes de solución y “todo ello bajo la sombra del déficit fiscal”. Con esta politica de cubrir las deudas con bonos ya no tiene razón y es un cuento chino la Ley de Responsabilidad Fiscal.

    Con esta política ultrapasará el límite establecido en la Ley de Responsabilidad Fiscal, lo más preocupante es que los gastos corrientes siguen siendo la fuente de los resultados negativos, no pudiendo hacer, es decir, no les permite la clase política a hacienda a un mejor control de los gastos en servicios personales y mayores niveles de inversión.

    “De hecho, los salarios, que consumían el 90% de los ingresos tributarios en 2012 y el 95% en 2013 ahora, en 2015, absorben el 74,9% de los impuestos”.(Pero se habla del 92% de los ingresos tributarios van a gastos rígidos).

    Que “se puede observar una tendencia positiva de las inversiones, que crecieron 37,1% con respecto a 2012 y 25% frente a 2014. Pero con la salvedad de que representaron solo el 14,1% de los gastos corrientes en 2015, proporción que debería ser incrementada considerando las fuertes insuficiencias en infraestructuras del país”.

    Por el lado de los ingresos, que “las recaudaciones tendrían un crecimiento de 8% en 2015, inferior al promedio histórico.Cada año las recaudaciones seguirán bajando por los precios de nuestra materia prima de exportación, y el enganche que tiene nuestro presupuesto por las importaciones del petroleo de origen fósiles, que están bajando los precios, entre otros.

    En 2016

    Con relación al año 2016 el que el panorama se torna más preocupante. En primer lugar, a pesar de que representaría uno de los mejores desempeños de América Latina, el bajo crecimiento económico, estimado entre 3% y 4%, volverá a impactar negativamente en los ingresos tributarios en el Paraguay.

    Que, de hecho, el Gobierno prevé un incremento de las recaudaciones impositivas de apenas 5,6% en 2016, basado únicamente en la expectativa de crecimiento de 12% de la recaudación del IVA contrarrestado por la reducción de las recaudaciones del impuesto a la renta agropecuaria y del impuesto a la renta de las actividades comerciales, industriales y de servicios.
    Atentamente

  20. Gladys dice:

    Dr. Meza Caballero. Coincido plenamente con esta Opinion. Hallan al menos tres debilidades en el sistema tributario del país

    Nuestro sistema impositivo actual adolece de tres debilidades fundamentales: baja presión tributaria, escasa incidencia de impuestos directos y alto gasto tributario, (SE DEBERIA CAMBIAR EL SISTEMA DEL PRESUPUESTO NACIONAL, ESTE MODELO LLEVA EL 97% DE LOS INGRESOS FISCALES LOS GASTOS RIGIDOS)según se observa para quien la relación entre impuestos directos e indirectos se ha mantenido bastante estable en el Paraguay a lo largo de los años.(LOS PODEROSOS EN ESTE PAIS CASI NO PAGAN IMPUESTOS, LOS SOJEROS, GANADEROS, ENTRE OTROS).

    Las tasas impositivas bajas y la baja presión tributaria limitan el desarrollo del país y no son, como se cree, una ventaja para atraer inversiones y fortalecer la competitividad económica.

    En realidad, la competitividad de una economía depende más bien de la fortaleza de sus instituciones, de la calidad de sus servicios públicos, del desarrollo de su capital humano y de la infraestructura disponible. Prueba de ello es que, teniendo niveles impositivos bajos, el Paraguay ocupa uno de los últimos lugares en el ranking de competitividad internacional, la ubicación 120 entre 144 países según el último reporte del World Economic Forum. Mejor posicionados se encuentran países de la región relativamente similares como Uruguay (80) y Bolivia (105), cuyas tasas impositivas y presión tributaria son más elevadas.

    Diferencias

    Esa desigual presión tributaria está explicada, parcialmente, por las diferencias de tasas impositivas y de rendimiento de los principales impuestos. La tasa del impuesto a la renta corporativa del Paraguay (10%) es menor que la de Bolivia (25%) y de Uruguay (25%), así como del ingreso generado por este impuesto: Paraguay (2,5% del PIB), Bolivia (5,1%) y Uruguay (7,0%). La misma tendencia se observa en las tasas del impuesto al valor agregado: Paraguay (10%), Bolivia (13%) y Uruguay (23%) y en el ingreso generado por el IVA, de 6,4%, 10,0% y 8,8% del PIB, respectivamente. Las diferencias de rendimiento pueden obedecer a los grados de alcance de las alícuotas en la base tributaria y, en menor medida, al nivel de cumplimiento de la ley tributaria en cada país.

    En definitiva, está claro que las tasas impositivas bajas y la baja presión tributaria no determinan automáticamente una mayor competitividad y, en cambio, la insuficiencia de recursos fiscales resta fortaleza al crecimiento económico y al desarrollo humano.SE DEBE CAMBIAR EL SISTEMA DEL PRESUPUESTO NACIONAL, COMO DICE EL ARTICULO DEL DR. MEZA CABALLERO. CON UNA ENMIENDA CONSTITUCIONAL: 60% PARA GASTO CORRIENTE O VICEVERSA.
    Atentamente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: