GENOCIDIO CONTRA EL PARAGUAY PARA REFRESCAR LA MEMORIA (11)


foto osvaldo

Domingo Faustino Sarmiento, el instigador

Finalmente El Chacho se rinde ante tanta desigualdad de fuerzas. Esta vez no se encuentra con Sandes sino con otros no menos peligrosos: “El vencedor lo persiguió hasta Los Llanos, y Peñaloza se rindió al comandante Vera, entregándole su puñal, la última arma que le quedaba. Pero Irrazábal llegó una hora más tarde y lo asesinó con su lanza, e hizo que sus soldados lo acribillaran a balazos. Era el 12 de noviembre de 1863. Su cabeza fue cortada y clavada en la punta de un poste en la plaza de Olta. Una de sus orejas presidió por mucho las reuniones de la clase “civilizada” de San Juan. Su esposa fue obligada a barrer la plaza mayor de la ciudad de San Juan, atada con cadenas”.

Un final así era de suponerse entre forajidos que no respetan la vida de un hombre indemne que ya no puede defenderse. Pero se hallan amparados por el gobernador Domingo Faustino Sarmiento que así nos anuncia lo que tiene reservado para el futuro con los bárbaros del Paraguay. Si con sus compatriotas obra así que se puede esperar de él. Por eso no debe extrañar su declaración al recibir el informe del asesinato:

“No se que pensaran de la ejecución del Chacho, yo inspirado en los hombres pacíficos y honrados he aplaudido la medida precisamente por su forma. Sin cortarle la cabeza al inveterado pícaro, las chusmas no se habrían aquietado en seis meses” (Chávez, Fermín. Vida del Chacho. Buenos Aires: Ediciones Theoria, 1974. Bazán, Armando R., Historia de La Rioja, Ed. Plus Ultra, Bs. As., 1991.)

Esta vez el crimen tendrá connotaciones de carácter nacional. Al conocerse los detalles del asesinato en las circunstancias antedichas, se produce una indignación general. El Chacho, personaje pintoresco de poncho y facón al servicio de los humildes, molesta a los terratenientes y a las autoridades corruptas. En cierto modo los caudillos de su clase luchan por el derecho de las mayorías explotadas por Buenos Aires a través de su aduana y de sus terratenientes. El libre cambio propiciado por los unitarios beneficia a los grandes países manufactureros en perjuicio de las provincias. Ya no existen las leyes aduaneras de la época de Rosas. Tanto el Chacho como Quiroga, Saa y Varela, entre varios otros, se convertirán en personajes míticos en las provincias andinas de la Argentina y sus hazañas se cantarán a los sones de voces y guitarras.

A Sarmiento, ni bien le dieron poder ya muestra su verdadera naturaleza. A su pluma le reemplazan los hechos concretos. Es decir, lo que escribe cumple, mata. Pero esta vez no le saldrá barata la matanza. El presidente Bartolomé Mitre le sugiere alejarse del país dado que mucha gente se la tiene jurada al gobernador de San Juan. Sarmiento,  tras acariciarse el cuello, acepta y se marcha a los Estados Unidos como ministro residente de la Argentina en aquel país. Mucho daño causa esta muerte que tendrá connotaciones para el futuro durante la guerra contra el Paraguay cuando las provincias se nieguen a pelear y organicen alzamientos en contra de la alianza con el Brasil.

Para Sarmiento existen dos clases de argentinos los bárbaros y los civilizados, siendo los primeros la gran mayoría y los segundos un grupo de notables alejados de la realidad. Pero una nación la conforman todos sus habitantes con iguales derechos a la vida, al bienestar y a la búsqueda de la felicidad. Como bien se expresa Alberdi sobre Sarmiento, éste cuando invoca valores, los mismos deben hallarse condicionados a sus intereses políticos, de lo contrario, pierden su sustancia. En el caso de Peñaloza esos valores se pierden pues el remedio resulta peor que la enfermedad. Si al Chacho se lo tilda de bandolero ¿como deberíamos llamarlos a sus matadores? Tales contrasentidos dañan a un país todavía en formación que busca afanosamente la unidad nacional cosa que tan claramente lo tuvo el visionario San Martín.

Durante su estada en Washington comienza la guerra de la triple alianza. Desde allí le escribe a Mitre “aquí nos es todo adverso”. El sanjuanino tan admirador del país donde reside sufrirá el desprecio de su secretario de Estado, William Henry Seward cuyo partido republicano desde el gobierno puso fin a la esclavitud en una cruenta guerra civil que el argentino la ve en su final cuando es asesinado el presidente Abraham Lincoln. En estas cosas el gobierno no tiene pelos en la lengua y a cada momento le hacen notar que su país se alió a una corona esclavista europea para destruir a una república. La prensa americana no se da sosiego en señalar al Brasil como una “monarquía exótica” cuyos propietarios de esclavos pretenden llevar al Paraguay la civilización. “El Brasil, por una necesidad tradicional en su sistema de agricultura, usa del medio horrible, pero necesario allí, de la esclavatura” (Sarmiento. La política de Rosas. Periódico el Progreso. Santiago de Chile, 5 de octubre de 1844.)

Así defendía Sarmiento la esclavitud 20 años atrás. Quiere a ese país. Pero ahora, cada vez que el argentino pretende justificar esta condición esclavista de su aliado le salen al paso los funcionarios en forma sarcástica y furibunda. Por eso le señala a Mitre “aquí nos es todo adverso”. En tanto su par brasilero debe sufrir humillaciones a cada momento pues corre la voz que los Estados Unidos luego de ayudarle a Benito Juárez a rechazar a los franceses y ejecutar a Maximiliano de Austria en México, pondrá sus ojos en el Brasil dado que la doctrina del Presidente Monroe ha sido puesta de nuevo en el tapete y a nadie convence que se trata de un país americano sino de una corona portuguesa disfrazada de brasilera. Maximiliano es pariente muy cercano del monarca brasilero y el padre de éste el rey de Portugal. La prensa le echa leña al fuego con aquello de la “monarquía exótica de dueños de esclavos”. Es posible que la tremenda deuda de guerra como resultado de la guerra civil haya impedido a los americanos invadir el Brasil. Esta es la política de Seward que en plena guerra civil le propuso a Lincoln atacar México y proseguir luego en Sudamérica con el otro imperio. Por eso en Río de Janeiro lo cortejan como a un virrey al ministro norteamericano residente allí, general Watson Wedd. Entre tanto, el secretario de la marina, Gideon Welles, fortifica a la flota americana del atlántico sur.

Son varios acorazados, cruceros y cañoneros que comienzan a aparecer en Río de Janeiro poco después del conflicto doméstico americano. Si antes Inglaterra bloqueaba el puerto de esa ciudad exigiendo indemnizaciones por cualquier motivo ahora son otros los guapos. Por su parte, Pedro II debe soportar el agrio carácter de un viejo general que ha cada momento protesta contra el trato dado en ese país a ciudadanos americanos así se trate de truhanes de la peor calaña a la vez que golpea la mesa del emperador con alguna frecuencia. Los americanos se sienten dueños de América. Sarmiento, por eso, pone violín en bolsa y casi no frecuenta los círculos oficiales de Washington porque allí – decir que se es argentino – constituye una mala palabra. No hay que olvidar que murieron más de 500.000 americanos por la causa de la libertad de esclavos y las heridas se hallan muy frescas.

La misión diplomática del argentino es un rotundo fracaso. Para mayor contrariedad recibe la penosa noticia de la muerte de su hijo, el capitán póstumo Domingo Faustino Sarmiento (h), caído ante las trincheras de Curupayty. En realidad no es suyo sino del primer matrimonio de su esposa pero lo considera como un hijo muy querido. Escribe una biografía de Dominguito. Su sufrimiento es inmenso y sin consuelo. Algunos autores sostienen que luego de la muerte del joven capitán, su padre, Domingo Sarmiento, fue otro muy distinto. Otros señalan que a partir de ahí nace en él un odio extremo al Paraguay. Es posible que eso constituya una verdad parcial, pero no se puede desmentir que de suyo la naturaleza del hombre, es violenta y sanguinaria como lo acabamos de ver.

6 Responses to GENOCIDIO CONTRA EL PARAGUAY PARA REFRESCAR LA MEMORIA (11)

  1. juan dice:

    Director:
    Estas tragedias y acontecimientos son el Acta Fundacional del Partido Colorado.

    Por esto se dice que todo buen Paraguayo necesariamente tiene que ser Colorado. Esta es nuestra historia y en ella fuimos moldeados, pese a la traición de muchos hermanos.

    Es muy bueno recordar a nuestros correligionarios cual es su fuente; y no andar llorando por cargos para satisfacer apetencias personales. Esto no es Coloradismo.

    Coloradismo es la dignidad del Paraguayo que no se pisotea, hoy hasta la venden nuestros coloradotes…

    Coloradismo es hacer política con plata de tu bolsillo sin pedir nada a cambio. Nuestro mayores accedían a cargos porque se les ofrecía. Jamas osaron ofrecerse como mercaderas.

    Bien por el Pte. Cartes que nos recordó la fuente primigenia del Colorado.
    Hacer política con su plata, estoy seguro que este fue el argumento desencadenante de su victoria, y los favorecidos por estar en su lista todavía no se percataron de este hecho; olvidando que no tenían la mas mínima posibilidad de llegar, por hacer política con plata de su pueblo…

  2. osvaldobergonzi dice:

    Juan: Creo que has dado en el blanco. Yo me formé con aquellos dignos señores como Don José Zacaríaz Arza y mi tio Angel Florentín Peña. Un fuerte abrazo republicano.

  3. Artemio Benitez dice:

    Estimado Dr Bergonzi, le ruego que cuando termine esta apasionante zaga de la historia, comience con una Serie para conocer a nuestros prohombres del coloradismo. Hay muchas secionales que llevan nombres de personas que no conocemos, ni siquiera sabemos quienes son. Seria bueno tener una breve historia de cada uno de ellos o de 400 historias breves (Ya que hay 400 seccionales) y la Junta de Gobierno debe proveer datos y recursos para este trabajo, que es una deuda impaga con la juventud republicana que merece saber de la historia de sus hombres para nutrirse de ella,, para emularlos, para inspirarse y llenarse de patriotismo.sinónimo de coloradismo. Coloradismo puro y no como el da ahora que es plutocracia, plaga común en todos los partidos. “Hay que poder de moda la moral”, decía el mártir de la democracia, asesinado en 1999.
    Las anécdotas también cuentan como las historia de amor. Como ejemplo cuento que Natalicio Gonzalez cuando falleció en México, su amantísima esposa se suicidó por amor, pero no tenemos más detalles. ¿Habría sido así?
    Esta Serie que propongo como modesto pero asiduo lector de el Colorado, se puede contar en 400 días en este gran y único vocero republicano, para evitar altos costos. El reencuentro con la historia es una imperiosa necesidad que nutre nuestras raíces sedientas.
    Atte
    Artemio Benitez

  4. osvaldobergonzi dice:

    Artemio: Arsenio Basualdo publicó un libro que contiene más de 100 vidas de caudillos y dirigentes colorados. Yo publiqué algunas de esas vidas para promocionar el libro alla por 2010 e incluso fui el presentador en la sala de la junta. Si llamas allí te van a dar el teléfono y el correo de Arsenio. Decile que le llamas por indicación mia y te hará descuento de librerias. Respecto a la esposa de Natalicio es así. Ella en un accidente se quemó la cará y quedó desfigurada en tanto natalicio la cuidaba con mucho cariño. Con su muerte a ella se le terminó el mundo. Su sobrino, hijo de su hermano mayor y comentarista en el coloo.com, Odon Frutos puede darte más detalles y el publica su teléfono en sus comentarios. Otro que conoce mucho pues vivió uno o dos años con Natalicio y señora en Mexico es Leandro Prieto Yegros. El problema con él es que sus libros contienen por parte baja 1.000 páginas y son bastante salados. Pero tiene tambien obras cortas muy sustanciosas. Vive sobre la avenida España casi general Máximo Santos. Siempre recibe a los correligionarios con mucho cariño. Saludos muy afectuosos

  5. osvaldobergonzi dice:

    Artemio: Al termino de “la apasionante zaga”, la misma será dedicada a tu persona y con autoridad para copiar pegar y sacar copias para repartir a nuestros compatriotas al costo, más gastos de distribución. Puedes editar en tamaña A4 ideal, y luego, encuadernar con argollas. Nuestros jóvenes deben conocer nuestra historia y a nuestro vecindario a profundidad. Saludos muy cariñosos.

  6. Artemio Benitez dice:

    Gracias Dr Bergonzi Estaré atento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: