EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS


Por Gerardo Meza Caballero (*)

Muchos repetimos que nosotros necesitamos y queremos un nuevo Paraguay. Pero, ¿cómo será?

Porque aparecen rasgos de un futuro que no nos agrada.

Pareciera que se empeñan, desde fuera, las potencias extranjeras., y desde dentro, los “amos”, en hacer del Paraguay un bastión (modelo fuerte) del capitalismo salvaje en la región. Como una cuña forzada entre los países que nos rodean: Argentina, Brasil y Bolivia.

¿Por qué este empeño?

Primero, porque según ellos es fácil hacerlo. Somos un país de poca población en un extenso territorio. Saben de nuestra vulnerabilidad, somos débiles, inocentes, virtuosos y con mucho aguante y se quieren aprovechar de nuestra pobreza y, por lo tanto, de la mano de obra barata de un Pueblo carente de cultura, trabajo y con dos millones y medio de empobrecidos. Además, ya tienen conseguido lo más difícil: estamos sometidos a un 2% de la población que tiene todo el poder y casi toda la riqueza.

Segundo, porque geopolíticamente somos un país privilegiado, “el corazón de América”, para influir política y militarmente en el Cono Sur.

Tercero, porque tenemos una naturaleza privilegiada en cosas que hoy faltan, en todo el planeta: energía, tierra, agua, alimentos, y lo más probable, petróleo y gas.

Añadan que el 60% de la población es menor de 30 años. Somos un Pueblo joven y rico en naturaleza, al que creen fácil de dominar y manipular.

Tal vez haya sido un poco fuerte en la expresión, pero es necesario que nos duela para reaccionar, porque todo esto es una realidad.

El modelo, en decadencia en todo el mundo debido a la crisis de los países ricos, va a ser reflotado en el Paraguay como un modelo a imitar para los países pobres del tercer mundo.

Así quieren conquistar al tercer mundo y, al mismo tiempo, favorecer al primero, porque le daremos materias primas (exportando sin ningún valor agregado) y mano de obra baratas, que les ayudarán a ellos para salir de la crisis.

Construyamos todos juntos. EL PARAGUAY QUE QUEREMOS Y NO LO QUE TENEMOS.

Más de tres décadas de saqueo son demasiado perjuicio. En las raíces de la nueva dirigencia se gesta un nuevo impulso liberador. “Que se vayan todos” clama nuestro pueblo.

Muchas veces nos quejamos por los atropellos de los que somos objeto por parte de aquellos que integran la denominada “clase dirigente”, ya sea a nivel nacional, regional o local; nos abruma su desidia o la corrupción en la que están involucrados, pero poco hacemos por frenar sus abusos. Si de verdad queremos que un verdadero cambio transformador se apodere del país y lo empuje hacia el desarrollo, es hora de organizarnos y participar, masivamente a través de las redes sociales entre otros. (En mis Artículos anteriores, que se puede leer en esta página Web: EL NUEVO GOBIERNO DEBE IMPULSAR LA LEY DEL DERECHO DE ACCESO A LA INFORMACION PÚBLICA.

LA DIGITALIZACION PARA TRANSPARENTAR LOS GASTOS DE LOS FONDOS PUBLICOS: DE LA MANO DE CONATEL)

Donde renacerá un Nuevo Modelo del Paraguay que queremos y no lo que tenemos. Y para eso es necesario abrir el camino, a las nuevas tecnologías, (Internet), a un nuevo tipo de dirigentes y construir una organización diferente para nuestro país.

Resulta necesario definir un modelo de organización de la Nación resistente al saqueo e instalar en el nuevo poder a una dirigencia que se comprometa con la ciudadanía a cambiar definitivamente este Modelo país corrupto, prebendario y clientelista; Gran parte del desparpajo, el desenfado y la impunidad con que operan los políticos en el Paraguay se debe en gran medida a la falta de interés ciudadano por controlar la gestión de sus autoridades., , hartos del atraso y la corrupción imperantes en la clase política que nos gobierna, desde hace varias décadas que la ciudadanía estafada en su expectativa y esperanza, tiene otra oportunidad con estas nuevas autoridades elegidas el 21 de abril en las elecciones generales.

En ese sentido  Creo sinceramente que los temores y escrúpulos de Carlos Antonio López eran sabios y que el tiempo les dio la razón. El presidente electo, Don Horacio Cartes, expresó, que desea ser como el exmandatario paraguayo, Carlos Antonio López. Refirió que no quiere perder la oportunidad que tiene el Paraguay para el desarrollo, y sostuvo que todas las autoridades deben estar “a la altura”.

Cartes indicó que el pueblo paraguayo le entregó “una hermosa” responsabilidad el 21 de abril y reiteró que se quiere convertir en una herramienta para la ciudadanía para que la gente pueda llevar sus actividades dentro de un marco de seguridad.

En ese sentido definió acertadamente la relación que existe entre la burocracia pública y la sociedad.

Podamos decir los paraguayos que está llegando la primavera, porque podemos notar que existen personas con verdadero sentido de pertenencia, compromiso y sueños de tener una país mucho mejor, que la gente no quiere un mero cambio de personas, sino que anhela un cambio profundo en la forma de hacer política. Sabemos que la corrupción, la ineficiencia y la ineptitud campean en la mayoría de la clase política que gobierna el país. La malversación de fondos, el uso indebido de recursos procedentes de los impuestos pagados por el pueblo, empréstitos, prestamos, regalías de las entidades binacionales, la falta de obras de infraestructura (educación, seguridad, salud, vial, sanitaria, urbanística), la contratación masiva de plantilleros, que llevan más de 85% del Presupuesto General de Gastos la Nación, que es un Vaivén de la cultura política criolla, con finalidad exclusivamente, prebendaría, clientelista y corrupta, que a todos estos y mucho más, le acompañan la impunidad, son, entre otras graves irregularidades, la constante.

Van a ir surgiendo y fortaleciéndose movimientos integrados por ciudadanos que anhelan vivir en un país donde las autoridades respondan al pueblo que los eligió, y no a intereses particulares. Es hora de decir basta ante tanta impúdica demostración de miserable desprecio por los ciudadanos.

Que se afirme un nuevo proceso que posibilite con su actitud, valor y voluntad patriótica de anteponer el país ante cualquier grupo poderoso, posibilitando estructurar un nuevo Modelo que contenga lo que necesita el Paraguay en este momento para salir del atraso, la corrupción, la impunidad.

El Gobernante elegido el 21 de abril del corriente año, tiene la oportunidad de demostrar, de tener el patriotismo, la inteligencia, las virtudes, la experiencia, los conocimientos, el coraje, la capacidad de trabajo y un equipo técnico-político para poner a los mejores en cada puesto con el fin de desarrollar las actividades con la velocidad, precisión y calidad requeridas, desde el 15 de agosto del 2013.

En mi trabajo anterior: 7 PUNTOS A TENER EN CUENTA PARA EL PARAGUAY QUE QUEREMOS, es un Proyecto para el Paraguay que queremos y no lo que tenemos, está integrado por un conjunto de Planes, Programas y Proyectos Sectoriales, sistémicos y sinérgicos que en conjunto conforman una hoja de ruta para llegar a los resultados y metas establecidas.

Basados en las informaciones obtenidas sobre nuestra tierra y su gente, sus necesidades, limitaciones y potencialidades. La Nueva Dirigencia se está conformando en el proceso subterráneo que tienen los pueblos para resguardarse cuando las condiciones son adversas. Son personas de todas las edades y extracción social, que tienen en común el proceder con una lógica distinta, con valores acordes con los lentos cambios de los pueblos, guiados por la profunda necesidad de armonizar su vida con la verdad, y que saben de qué se trata la “mentira organizada” que hoy detenta el poder. Necesitamos nuevos dirigentes patriotas, con sed de justicia, honestos, comprometidos, que procedan en forma transparente defendiendo nuestro derecho a una patria libre, justa y soberana.

Un nuevo modelo DEL PARAGUAY QUE QUEREMOS que sin duda emergerá después de esta grave crisis financieras(sin presupuesto, un agujero más grande que el cañón del Colorado), en todas las instituciones públicas: Centralizadas y Descentralizadas, que padecemos exigirá a las nuevas autoridades que asuman el 15 de agosto del corriente año, que realicen ahora un cambio ético en muchas instituciones y, en particular, en las instituciones Recaudadoras( Ministerio de Hacienda, Aduanas entre otros), para eliminar los efectos negativos de la corrupción que va acompañado de la impunidad. ¿Quiénes deberán ser los principales transmisores de este comportamiento ético a nivel nacional? Sin duda los líderes políticos y empresariales capaces de inspirar y motivar a sus ciudadanos y empleados para trabajar en un sistema basado en el diálogo entre culturas y en la ética.

(*)UNA: Economista
Harvard University
Universidad Americana
Master en Administración y Dirección de Empresas
Especialista de Evaluación de Proyectos de Inversión y Análisis de Riesgo.
Universidad de Madrid
U.T.I.C.
Master en Auditoria de Gestión Y Control Interno Operacional

5 Responses to EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS

  1. Fernando dice:

    Dr Meza Caballero: Felicitaciones una vez más por sus Artículos, que los lectores de esta pagina Web, se nutren permanentemente.Como dice su Articulo de referencia:Es preciso cortar las patas de la corrupción
    Desde hace décadas el Paraguay se ha ganado la deplorable fama de ser uno de los países más corruptos de la región y del mundo, sin que hasta ahora las élites políticas responsables del Gobierno de la República hayan mostrado la más mínima incomodidad por tan infame calificación, menos aún atinado a toma r las medidas rectificadoras conducentes a sacar al país de este maleficio en que ha caído y que le impide avanzar hacia un estatus de país serio, predecible y desarrollado. Para modificar tan degradante situación, se requiere impulsar una enérgica reacción ciudadana,utilizando las REDES SOCIALES, COMO UNA CONTRALARIA CIUDADANA, para arremeter con fuerza contra la hidra de la corrupción que se enseñorea impune en las alturas, sustentada con firmeza por el poderoso trípode de los poderes públicos: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.
    Atentamente

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Fernando: Desde hace décadas el Paraguay se ha ganado la deplorable fama de ser uno de los países más corruptos de la región y del mundo, sin que hasta ahora las élites políticas responsables del Gobierno de la República hayan mostrado la más mínima incomodidad por tan infame calificación, menos aún atinado a tomar las medidas rectificadoras conducentes a sacar al país de ese maleficio en que ha caído y que le impide avanzar hacia un estatus de país serio, predecible y desarrollado.
      Puesto que desde siempre ha existido una clara conciencia pública crítica del infortunio que tal situación representa para el interés nacional, ¿cómo es que hasta ahora la sociedad paraguaya no ha sido capaz de sacudirse de encima tan execrable lacra? La respuesta es sencilla: porque la corrupción en el Paraguay viene de afuera, de arriba hacia abajo, como la fuerza de la gravedad, y para vencerla, se necesita no solamente tener conciencia del mal, sino una decidida voluntad ciudadana para forzar el cambio que, de continuo, los políticos predican de boca para afuera para ganar adeptos, pero que una vez en el ejercicio del poder lo echan en saco roto.
      Para modificar tan degradante y perjudicial situación, se requiere impulsar una enérgica reacción ciudadana echando mano de los “bienes de coordinación” a su alcance; vale decir, de internet y(las REDES SOCIALES), las actividades relacionadas con este medio global de comunicación, para arremeter con fuerza contra la hidra de la corrupción que se enseñorea impune en las alturas, sustentada con firmeza por el poderoso trípode de los poderes públicos: Y utilizando estas herramientas seamos CONTRALORES CIUDADANOS DEL: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Desde su privilegiado sitial cae como lluvia ácida sobre el entramado de nuestra sociedad, induciendo la perversa simbiosis de la subversión pública con la inmoralidad privada –que nunca falta– como la más acabada síntesis de la corrupción en sentido genérico.
      Vayamos a la génesis de la perversión moral sostenida por ese trípode institucional desnaturalizado. El más robusto de los tres pilares de la corrupción pública en nuestro país es, sin duda, el Poder Ejecutivo, como representante del Estado y como administrador del mismo. Con tan vasto poder y responsabilidad, está al alcance de su mano larga casi la totalidad de los caudales públicos destinados a la atención de las necesidades del pueblo en los diversos campos en que gravita la variada y dinámica vida de la sociedad en su conjunto. Le sigue el Poder Legislativo, que tiene una amplia gama de atribuciones que van desde velar por la observancia de la Constitución Nacional y las leyes, hasta la suprema potestad de remover al Presidente de la República y a los ministros de la Corte Suprema de Justicia mediante juicio político, pasando por la elaboración de las leyes, la aprobación de tratados internacionales, de embajadores y de otros nombramientos presidenciales, así como del presupuesto anual de la nación propuesto por el Ejecutivo.Que es la Ley más importante después de nuestra Constitución Nacional(esta Ley Presupuestaria es la que da la agenda al Gobierno, de que que país queremos:a) Un pais Desarrollado, con infraestructuras o un pais Corrupto, prebendario y Clientelistas), Esta sumatoria de tan amplias facultades constitucionales le confiere la capacidad de ejercer un efectivo control sobre el desempeño de los otros dos Poderes del Estado. Finalmente, el Poder Judicial, con la Corte Suprema de Justicia a la cabeza, es el poder del Estado responsable del imperio de la ley, vale decir, del orden jurídico de la República mediante el ejercicio de la superintendencia de todos los organismos del Poder Judicial, con atribución de decidir, en instancia única, los conflictos de jurisdicción y de competencia, conforme con la ley.
      Atentamente

    • Blanca Lila dice:

      Fernando: Si los sojeros pagasen impuestos, aunque sea una mínima parte de lo que ganan, el Estado no hubiese tenido los problemas fiscales que tiene. Este añó se estima que van a ganar más de 1.800 millones de dolares, GANAR, y casi no pagan impuestos.

      Es hora que los productores de soja paguen impuestos.

      Una vez más da la impresión de que los productores de soja están consiguiendo ganar la pulseada. Con un intenso lobby consiguieron desviar la atención hacia impuestos que no van a recaudar nada.

      Lo del IVA es una gran farsa, ya que el IVA se devuelve cuando se exporta y casi toda la soja que se produce en el país, con esto van a pagar menos impuestos del que deberían estar pagando ahora. Digo deberían porque recientemente el ministro de hacienda reveló que están evadiendo más de 500 mil millones de guaraníes de IVA al año. Con esto de que van a pagar el IVA van a legalizar esa evasión, ya que se les va a devolver el IVA que están pagando cuando exporten.

      EL impuesto a las ganancias ya todos sabemos que es fácil de evadir, maquillando las ganancias de las empresas en las contabilidades, y si consiguieron evadir más de 500 mil millones de IVA que nos hace pensar que no evadirían tambien este impuesto.

      Es hora que los sojeros, que son los que mas dinero ganan en el país, paguen impuestos!!

      El único impuesto que realmente van a pagar y no van a evadir es el impuesto directo a la exportación, que está en este momento en diputados y que los senadores con mucha valentía aprobaron enfrentándose a este poderosísimo sector.

  2. Benigno dice:

    Dr Meza: Vista la suprema amplitud de atribuciones de los tres Poderes para administrar la imponente maquinaria del Estado, cuya finalidad última es el bienestar de la sociedad y la defensa de la independencia y soberanía de la heredad en que ella se asienta, salta a la vista la vital importancia de que los mismos funcionen debidamente de conformidad con la Constitución Nacional y las leyes en que se sustenta el contrato social entre el pueblo soberano y el Gobierno. Precisamente, en los regímenes democráticos esta clásica separación e independencia de los poderes del Estado es la garantía de que ninguno de ellos prevalezca arbitrariamente sobre los demás en perjuicio de los derechos e intereses del pueblo. Por lo mismo, en última instancia el bienestar de una sociedad depende fundamentalmente de la armónica interacción de los tres poderes del Estado, para lo que se requiere que sus servidores sean ciudadanos probos, con fuerte ética de responsabilidad en el ejercicio de sus funciones al servicio de la nación.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Benigno: El buen gobierno se sustenta en la calidad del servicio social que cumplen los funcionarios públicos en todos los niveles de la administración del Estado, desde el más encumbrado hasta el más modesto. Dos son los requisitos básicos para acceder a la función pública: la idoneidad y la honestidad; el resto viene por añadidura. La idoneidad, para desempeñar el cargo con una gestión eficiente; la honestidad, para administrar con celo los caudales públicos confiados a su custodia. Ambas cualidades personales deben estar complementadas con una ética de responsabilidad para resistir las tentaciones de la corrupción, el cáustico que todo lo disuelve, al decir de un preclaro estadista de otros tiempos.
      Obviamente, ninguna sociedad humana es perfecta, ni ningún Estado está exento de corrupción, por más democrático que sea. El Paraguay no es la excepción, ni mucho menos. Lo malo es que en nuestro país con la gradual consolidación de la democracia, en vez de disminuir, la corrupción ha ido creciendo exponencialmente. Hasta hace poco tiempo las élites políticas atribuían esta fatídica tendencia a la falta de alternancia en el Gobierno de la República, dada la prolongada hegemonía en el poder de la Asociación Nacional Republicana (ANR), pero tras la ascensión al poder de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC) –con Fernando Lugo como presidente de la República– el 15 de agosto de 2008, esta premisa quedó invalidada, pues el nuevo gobierno no solo mantuvo la rampante corrupción heredada de las administraciones coloradas, sino que la incrementó con la suya propia hasta niveles escandalosos, con lo que el Paraguay ascendió aún más en la categoría de país altamente corrupto.
      Con el fiasco del mito de la falta de alternancia quedó demostrado el cinismo de las élites políticas paraguayas responsables de la conducción nacional, en el sentido de buscar chivos expiatorios para exculpar su absoluta y directa responsabilidad en cuanto a la persistencia del nefasto vicio de la corrupción pública en nuestro país, cuyo peor efecto colateral es la réplica del mal en el seno de la propia sociedad, pues con ello se cierra el círculo vicioso de la inmoralidad público-privada que frena el crecimiento económico del país, genera más pobreza y desmoraliza a la ciudadanía.
      Lamentablemente, la realidad es que el Paraguay es un país donde los tres poderes del Estado están infectados con el cáncer de la corrupción, y mientras esta perversa situación subsista, ninguna alternancia gubernamental, partidaria o personal, será panacea para erradicarla. Pero algún gobernante tiene que intentarlo, como Eligio Ayala en su tiempo, pese a la resistencia de la oposición política y de sus propios correligionarios liberales, para evitar que nuestro país continúe navegando en la ciénaga inmunda en la que naufragan todas las aspiraciones ciudadanas.
      En ese sentido, creo sinceramente que los temores y escrúpulos de Carlos Antonio López eran sabios y que el tiempo les dio la razón. El presidente electo, Don Horacio Cartes, expresó, que desea ser como el exmandatario paraguayo, Carlos Antonio López. Refirió que no quiere perder la oportunidad que tiene el Paraguay para el desarrollo, y sostuvo que todas las autoridades deben estar “a la altura”.
      Cartes indicó que el pueblo paraguayo le entregó “una hermosa” responsabilidad el 21 de abril y reiteró que se quiere convertir en una herramienta para la ciudadanía para que la gente pueda llevar sus actividades dentro de un marco de seguridad.El está decidido a combatir la corrupción con firmeza,ese es el compromiso que asumió ante la ciudadanía, de lo primero que debe cuidarse es de fuera y por dentro, que ya demostraron ser corruptos hasta los tuétanos
      Atentamente,.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: