REPUDIO A MADURO


Por J. Montero Tirado

Según muchos sociólogos de la educación, quien verdaderamente influye en la educación de niños, adolescentes y jóvenes es la sociedad. Algunos cuantifican el porcentaje de influencias y atribuyen a la escuela el diez por ciento, a la familia el treinta y a la sociedad el sesenta por ciento.

La reacción enérgica de una impresionante cantidad de usuarios paraguayos de Facebook y Twitter, repudiando al impuesto presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se ha convertido en una lección de ética ciudadana, social y política. Reaccionan contra quien atropella la justicia, impone la dictadura rompe la democracia, aliena la soberanía del país entregándola a Cuba y quiere instalarse en el Mercosur, entrando por la puerta falsa al margen de la ley y subyugando a Paraguay.
Los argumentos que dan quienes se manifiestan en estas redes son argumentos sólidos, que reflejan además la indignación contra Maduro y contra quienes en nuestro país pretenden protegerlo, darle igualdad de trato y recibirlo, como si mereciera la acogida de los paraguayos.
Los que escriben en las redes califican a Maduro de cínico, lo que se ha evidenciado, por ejemplo, al decirle al ministro de Relaciones Exteriores de España, cuando este opinó desde Madrid sobre la situación de Venezuela, “que saque sus narices inmediatamente de Venezuela”, olvidando que cuando él mismo era ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, vino a Asunción, se metió en asuntos internos del país y se reunió con nuestros militares para exhortarles a reaccionar y rebelarse contra el Gobierno.
Los paraguayos que se comunican en las redes sociales, están convencidos de que en las últimas elecciones de Venezuela, Maduro con prepotencia descarada usó ilegalmente todo el aparato del Estado para apoyar su candidatura, y no ha sido capaz de aceptar un recuento neutral de los votos, porque sabe muy bien que en dichas elecciones la mayoría no ha estado a su favor.
En las redes sociales se evidencia la convicción de que Maduro nos ha humillado como país, y mientras aquí (nos guste o no) se procedió de acuerdo a la Constitución Nacional, allí él ha manipulado todo, incluso al Congreso, hasta negar el derecho de la palabra a los parlamentarios que no están de acuerdo con él.
Los usuarios de las redes, jóvenes en su mayoría, están dando una lección de amor a nuestra patria, precisamente en el mes conmemorativo de la independencia nacional. Están defendiendo la dignidad y la soberanía del Paraguay. No aceptan ceder nuestros derechos en el Mercosur y en el Parlasur a cambio de maletines con dinero o por sutilezas diplomáticas de humillados y sometidos.
Fuimos excluidos del Mercosur arbitraria, injustamente y con descarado abuso de poder. Prometieron reintegrarnos inmediatamente después de las elecciones de abril, si estas eran verdaderamente democráticas. Integraron a Venezuela al Mercosur ilegalmente, sin contar con el voto necesario de Paraguay, excluido previamente con esa perversa intención, para imponer sus intereses sin contar con nuestra presencia como socio fundador, que les resultaba incómodo, no han cumplido el Tratado de Asunción, pretenden imponer no solo la presencia de Venezuela sino incluso su provocativa presidencia, y ante todo este panorama de atropellos al derecho y las leyes y ante tantas ofensas a nuestra dignidad y soberanía, por suerte reacciona una representativa y significativa parte de nuestra sociedad, repudiando a Maduro y exigiendo, por medio de las redes sociales, justicia y respeto al Paraguay.
Mientras hay políticos paraguayos que pretenden mercadear nuestra soberanía, por suerte tenemos ciudadanos con sensibilidad patriótica e ideas claras sobre lo que es ética social y política en este momento de atropello injusto, totalmente arbitrario y abusivo por parte de los otros miembros del Mercosur.
Esta es la lección sociopolítica. Una lección que nos mueve hacia la esperanza. Los estudiantes tienen algo muy importante que aprender para ser ciudadanos con dignidad.
Ni la dignidad, ni la soberanía de la patria son negociables. Si somos un pueblo libre, celebremos con la frente alta la “independencia nacional”.

2 Responses to REPUDIO A MADURO

  1. Norma Rizzo dice:

    BUEN DIA, LAMENTABLEMENTE NO HE PODIDO LEER EL ARTCULO, PARA VENEZUELA IMPORTANTE, SOBRE “REPUDIO A MADURO” HE TRATADO DE DIVERSAS MANERA PERO NO PUDE. GRACIAS POR SU ENVIO, SALUDOS, NORMA

  2. Darío González Palacios dice:

    DIGNIDAD!!…..SOBERANÍA!!…SABIAS Y JUSTAS PALABRAS!
    MAGNÍFICO EL ESCRITO! NOS HACE SENTIR MAS, EL CORRER
    DE LA SANGRE POR NUESTRAS VENAS!
    ME PREGUNTO: PORQUÉ, AL MOMENTO DE HACERME PRESENTE CON MI OPINIÓN, SOY SÓLO YO Y NO MILES?. LOS QUE DEBERIAN
    TAMBIEN MANIFESTARSE EN CONTRA DE TAMAÑAS ARBITRARIEDADES?
    CONCIUDADANOS: QUE PASA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: