Mueren más Paraguayos en Accidentes de Motocicletas que norteamericanos en Afghanistan


Por Rogelio Careaga *

Según Eduardo Petta, que fué jefe de la Policía Caminera, mueren 1.100 personas cada año en accidentes de tránsito, en su mayoría motociclistas. Eso equivale a un promedio de tres personas por día. Si se toma en cuenta la pequeña población del Paraguay de aproximadamente 6,5 millones, el porcentaje es altísimo. Si de dengue murieran tres personas por día, la ciudadanía exigiría que el gobierno haga todo el esfuerzo posible para disminuir el número de muertes. Sin embargo, no cunde la alarma ante la muerte de tanta gente en accidentes de tránsito.

Es obvio que los accidentes que involucran a quienes viajan en moto es la peor epidemia que enfrenta nuestro país. Perdemos a nuestros queridos jóvenes a diestra y siniestra. Tanto las autoridades encargadas de hacer cumplir las reglas de tránsito como quienes utilizan motos para desplazarse deben asumir la responsabilidad que les corresponde; las autoridades deben aplicar elevadas multas a quienes no usan casco o violan otras reglas; los motociclistas deben tomar conciencia de que al cumplir las leyes de tránsito protegen su vida e integridad física. Quienes transitan en automóviles o camiones de carga o de pasajeros deben respetar a los motociclistas y ejercer sumo cuidado cuando se hallan próximos a ellos.

Las compañías que producen y comercializan motocicletas no están exentas de responsabilidad en lo que se refiere a asegurar la utilización prudente de sus vehículos, ya sea dando cursillos sobre seguridad a sus clientes, ya sea regalando cascos con cada compra de vehículo. Estas empresas se alzan con las utilidades pero no hacen frente al costo social de cada accidente. Las autoridades deben establecer un impuesto especial a estas compañías para resarcir a la sociedad el costo que implica la pérdida de nuestros jóvenes. Hay que recordar que la sociedad invierte escasos recursos durante varios años para educar a nuestros jóvenes y para proveer servicios de salud. Con cada accidente de moto se pierde no solo al ser querido sino los recursos invertidos por la sociedad. Es pues justo que las empresas que obtienen ganancias de la comercialización de motos se hagan cargo del costo social que el uso de sus productos ocasionan.

*PHD de la universidad de Stamford, USA

10 Responses to Mueren más Paraguayos en Accidentes de Motocicletas que norteamericanos en Afghanistan

  1. osvaldobergonzi dice:

    Rogelio: Cuanta verdad. Aquí los que venden motos se llenan los bolsillos y el ministerio de salud, a traves de emergencias médicas, debe afrontar los gastos a costa del contribuyente. Las empresas vendedoras de motocicletas deben pagar el doble de impuesto pues sus motos ocasionan un tremendo daño al erario público pues los largan a sus clientes una vez cobrado el monto o suscriptos los pagarés. Muy oportunas tus recomendaciones. Saludos.

  2. Odòn Frutos dice:

    Señor Director

    Innegable. Las autoridades del área disimulan. Para ellas la calamidad no està ahì., no es mas que una noticia de lunes o de post feriado, con guarismos de fallecidos, hemi y parapléjicos y contusos.

    Discrepo con las opiniones precedentes en cuanto a la eventual responsabilidad de quienes fabrican (en realidad ensamblan) y venden estos biciclos. Son industriales y comerciantes, no fiscales ni jueces. Nada tiene de objetable el hecho de que les baste recibir una mínima entrega inicial y el aval de alguien solvente para entregar a Juan Pueblo un ataùd de dos ruedas y sería un despropósito responsabilizarlos por los daños emergentes del mal uso dado a lo que venden. ?Culparìamos a un vendedor de veneno para hormigas si alguien lo usa para cometer homicidio? Es falsa analogía, pero, de que otra cosa està inundada la Sagrada Biblia que de falsas analogías? Las cosas son neutras y es el uso que de falsas analogìas? Las cosas son neutras. Del uso que se les dà depende que resulo dañinas.
    .
    Convengamos que Juan Pueblo adquiere la moto porque le resulta una opción liberadora de la tortura infligidale por el malhalado transporte pùblico desde hace décadas y bajo amparo de culpa de las autoridades que disponen de vehículos en época de elecciones. Los que posan de empresarios del transporte público, lo son pero al mas puro estilo de la Camorra Napolitana. Y en esto hay que darle a un Cesar nativo lo que es de èl, el Ministro Salim Buzarquis, propulsor de la vigencia de leyes que acoten el delincuencial y extorsivo comportamiento de la mafia de marras.

    El Juan Pueblo motociclista disfruta de una libertad de desplazamientco al sitio y en el horario que le convenga o le plazca, que de otra manera le està vedada. Cuando abusa de tal libertad y viola elementales reglas de prudencia o de trànsito, le resulta muy caro. Tambien a nosotros. Somos quienes solventamos los costosísimos tratamientos de recuperación de aquellos que en muchos casos, sufriran de por vida de inhabilidades físicas y/o mentales. En muchos casos graves, los internados en Emergencias Mèdicas que requieren medicamentos costosos y que no siempre están a disposición general, son abandonados por sus familiares. Si son miles los muertos mayores. cuantos son los niños fallecidos en accidentes de motocicletas? Hay datos en una que otra publicación, y estos datos son, simplemente, aterradores.

    Son varias, entonces, las vertientes para analizar., incluyendo lo pràctico que la moto resulta como herramienta para la comisión de delitos que van desde el manoteo de una cartera a una anciana hasta la ejecución sumaria con disparos a quemarropa, de algún blanco dado. Estos últimos actúan en pareja, mas que difícilmente reconocibles, anónimos., tras sus cascos. Solo en pocos países (incluido el nuestro) està permitido que otra u otras personas acompañe/n al conductor. El delincuente motociclista solitario enfrenta mayores obstáculos en su camino hacia la comisión de delitos que aquellos que actúan a dùo o en trìos. Las estadísticas de países en los que esto se prohíbe, el índice de delitos y crímenes facilitados por el uso de biciclos motorizados ha decaído notablemente, para el bien de los vecinos de una comunidad dada.

    ¿Cuanto mas esperaremos para que un distraído legislador, nacional o municipal proponga la ley u ordenanza que limite el uso de motos a una sola persona ?

    Veamos algunos números: Cadam publica que desde el inicio de las operaciones de las plantas de ensamblaje en nuestro paìs, pocos años atrás y hasta la fecha., se han vendido mas de 1.100.000 motocicletas. Estiman, por información cruzada con los sistemas informáticos de municipios nacionales, que no mas del 70 % de los propietarios ha “rendido exàmen” para obtener registros. No contamos con información sobre quienes los “obtuvieron” por by-pas$ ni nunca la tendremos porque la coima es como el vodka, no tiene olor. Se estima, siempre en base a datos no corroborados, que al menos 4 de cada diez moticicletas circulan sin patente (fenómeno igual al de los automóviles sin chapa que vemos todos los días) y que no mas del 50% de los conductores porta el chaleco de pintura reflexiva que resalta su presencia en el caòtico transito de las ciudades y el casco protector. Es el viva la pepa ancestral. El hagámoslo “asì nomàs” del pila.

    Algo anecdótico: En una entrevista radial le preguntaron a un oficial de la Central de la Caminera en San Lorenzo, a que se debía que el lote destinado al efecto estaba colmado de motocicletas incautadas (por violaciones de diverso orden). El entrevistado dijo “ los supuestos propietarios no pasan a retirar las unidades incautadas..” (!!!???). Quizà porque comprar una nueva les resultaba mas cómodo que pagar la multa y mas conveniente que ser sujeto de sanciones de diverso calibre por la o las infracciones cometidas. Esto, que no es de Ripley , induce a los oficiales de tal repartición a evitar, en lo posible, incautar mas biciclos en situación irregular o conducidos por personas que no superaran los parámetros del alcotest porque, simplemente, no hay mas lugar en el citado corralón.
    Creo que este predio que podríamos bautizar con el nombre de Corralon del Aunque Usted No Lo Crea., sigue la vista de quienes viajan al Este por Ruta II.

    Tambien en el ámbito del realismo mágico latinoamericano del genial Alejo Carpentier, cuyo estilo es plagiado por Vargas Llosa y Garcìa Marques, figura la declaración de un policía del municipio de Asuncion. .. “no podemos multar a conductores, de motos o autos, infractores., porque apenas empezamos a incluir los datos en las boletas, recibimos llamadas de autoridades nacionales o municipales que amenazan con represalias si lo hacemos, porque siempre son amigos o parientes del infractor…o èste es un político de mucho peso”

    Finalmente, en las ciudades con sistemas de transporte público eficientes, eficaces y a costos razonables, gran parte de la población recurre a ellos, aun siendo propietarios de automóviles. ¿Quién no lo haría?

    Asi como la letra entraba con sangre y ahora ingresa por internet, la lex ya no est dura.

    Debiera ser aplicada, porque en muchos países los ciudadanos son iguales ante ella. Aquì, y esto està en nuestro ADN, algunos somos mas iguales que otros.
    Atentamente,

  3. Rogelio A. Careaga dice:

    La sociedad no tiene por qué hacerse cargo de los gastos que ocasionan las muertes y el cuidado de quienes quedan inútiles como resultado de la compra y utilización de motocicletas. Los gastos deben recaer sobre las compañías que producen, ensamblan y comercializan las motos y sobre quienes las compran. En el caso de las motos, por más cuidado que tenga el conductor, las estadísticas demuestran que el número de accidentes es mucho más elevado que cuando la gente se desplaza utilizando otros medios de transporte.

    El señor Odón puede que tenga cierta razón al afirmar que las cosas son neutras. Pero es innegable que el uso de algunas cosas conlleva mayor peligro que el de otras. Así pues, cuando el uso normal de un producto, a diferencia del ejemplo del insecticida para hormigas, resulta en daños a quién lo utiliza y a la sociedad, en los países del primer mundo se les aplican impuestos y reglas diferenciadas tanto a los productores como a los consumidores para obligarles a internalizar el costo social.

    Además, si se les toca el bolsillo a las empresas, rápidamente se las ingeniaran para encontrar la forma de reducir el número de accidentes. Poderoso caballero es don dinero.

  4. Antonio dice:

    Muy oportuno el tema que comentan, creo debe ser prioridad del próximo gobierno.
    Saben que: No existe en nuestro país normas de calidad sobre la construcción de motos.
    Por lo que la estructura de la misma, se construye sin ningún parametro de condiciones mínimas, sobre el tipo de material a utilizarse.
    Que las cubiertas chinas son baratas porque contienen mucho plastico, en vez de goma.

    Haga la prueba en su casa, tire al piso un pedazo de plástico y otro de goma (una zapatilla). Observe el trecho de desplazamiento de ambos materiales. Y entendera el porque de los accidentes (poca adherencia).
    Ocurren dos cosas su capacidad de frenado no es la suficiente y el material de la estructura puede no resistir un detenimiento brusco.

    Es oportuno que el Colarado habra un registro de tullidos y parientes de fallecidos en estos accidentes, sera un elemento determinante en apoyar mayor cohesión a este problema.

  5. Rogelio A. Careaga dice:

    Me parece una excelente idea que el Colorado abra un registro de tullidos y parientes de fallecidos en accidentes de motos. Asimismo es importante que el tema sea de la más alta prioridad del próximo gobierno puesto que estos accidentes están privando al país de su recurso más valioso, nuestros jóvenes..

  6. Rogelio A. Careaga dice:

    Es alarmante la forma acelerada en que estamos perdiendo a nuestros jóvenes. Radio Ñanduti acaba de informar que esta madrugada, sábado 23 de marzo, dos jóvenes, uno de 19 años de edad y otro de 29 murieron en accidentes de moto. Otra persona, un peatón también falleció.

    La población del Paraguay está en su gran mayoría compuesta de menores de 14 años, es decir de personas que dependen para su sustento del trabajo de gente mayor. Y es a jóvenes que están a punto de comenzar a a producir y a quienes están en edad productiva a quienes el país está perdiendo.

    Estos accidentes son como una terrible hemorragia que cada día empeora. Y, ¿qué hacemos como sociedad para parar este desangre? poco o nada.¡¿Es que somos una sociedad de impotentes, incapaz de hacer frente a esta epidemia que diariamente causa muertes de valiosos jóvenes?

    Ruego a quienes lean estas lineas que sugieran la forma de disminuir el estrago causado por los accidentes de motos. Unamos esfuerzos para combatir esta grave epidemia y no nos quedemos con los brazos cruzados e indiferentes ante tan grave mal.

  7. Odòn Frutos dice:

    Sres

    Mi sugerencia sobre un primer paso es que las policìas (nacional, municipal y caminera) establezcan un mayor numero de barreras de control de vehiculos en general y no solo de motos, en fechas, sitios y horarios aleatorios no limitados a los fines de semana. En las barreras propuestas debiera estar asignado un Fiscal que levante actas de las irregularidades observadas y garantice el cumplimiento de lo dispuesto por Ley para cada tipo de infraccion. La prensa podrìa aportar pruebas a los juicios eventuales, con videos que reflejen lo acontecido.

    No existe (ni existirà) ley, reglamento u ordenanza que impute a los vendedores de vehiculos si los mismos participaren de accidentes que perjudiquen a quienes los conducen o a terceros.
    Una simple consulta con un abogado especializado en la materia asì lo aclararà.
    Quizà pueda obligarse por Ley a los vendedores de motos a que lo hagan en combos que incluyan, obligatoriamente, un manual con Reglamentos de Transito, casco y chaleco reglamentarios. Que los usen o nò serà cosa de los conductores, no de los vendedores.
    Un segundo paso es casi un autopìa: la obligatoriedad de los exàmenes para acceder a un registro de conductor, evitando el by-pass (coima) para obtenerlo con una simple llamada telefònica a un «contacto» en un municipio dado. El exàmen para un postulante a conductor de motocicletas debiera enfatizar la conveniencia de adoptar la posiciòn de un automòvil en una fila en todos los casos. Esto es, claramente por detras o delante de otro vehìculo y no como se ubican, sistemàticamente, entre dos vehìculos o a los costados de estos. De ahì a ser embestidos y/o desplazados hay solo un corto paso.

    Finalmente, coincido con el columnista de ABC del viernes pasado que habla de la conveniencia de aplicar la teoria de la culpabilidad objetiva, quien al citar especìficamente el caso de los motociclistas aclara que no siempre son las victimas de un choque o desplazamiento sino los que los provocan.

    En ningun caso un choque o desplazamiento o arrollamiento puede ser calificado de «accidente» ya que este substantivo hace referencia a un suceso o acciòn eventual involuntario que resulta en daño a personas o cosas. Los hechos a los que endilgamos tal categorìa son resultantes del poco conocimiento teorico y poca practica sobre y en el manejo de vehìculos, de la inobservancia de reglas de trànsito o de la distracciòn de uno o mas participantes el hecho.

    A menos que un meteorito destruya el sistema de direccion de un vehìculo o algùn fenòmeno de otra naturaleza torne inevitable las embestidas y desplazamientos, èstos no son «accidentes». Aun en una ciudad en la que los semaforos no funcionen o no existan señales de prioridad de paso, los conductores debieran observar una conducta no solo de prudencia, sino de respeto del derecho de su semejante a circular.

    Atentamente,

  8. Rogelio A. Careaga dice:

    La sugerencia de un combo del señor Odón Frutos

  9. Rogelio A. Careaga dice:

    es excelente; también la de no permitir que las motos se ubiquen al costado de los vehículos de cuatro ruedas.

    Así como Cerneco hace campaña radial para no descuidar a los niños, no podría hacer campaña para lograr la venta en combo de motos y para que los conductores de motos ocupen un lugar detrás
    o delante de los automóviles y no a los costados de los mismos? Creo que Cerneco también podría hacer campaña radial exhortando a los conductores a utilizar el casco

  10. osvaldobergonzi dice:

    Apreciados amigos: Hace 4 años abrimos este semanario. Cada verano denunciamos el mismo mal. La muerte de mucha gente ahogada en ríos, arroyos y lagos sin que sus padres o responsables les provean de simples chalecos salvavidas. Recuerdo que en una oportunidad en San Iganacio en un arroyo les mostré como fabricar con telas viejas y embalaje de televisores y computadoras chalecos salvavidas. Es increible cuanta gente muere ahogada en Paraguay. ¿Acaso somos un pais de irresponsables incurables?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: