EL PASADO EN EL FUTURO CERCANO


Por Gonzalo Quintana

En Octubre del 2007 cuando todo indicaba que los bolivarianos abandonaban a Nicanor como elemento de infiltración para apuntalar a la Alianza Patriótica para el Cambio como herramienta de acción directa en el Paraguay empecé  una campaña que tenía el propósito de advertir de los peligros del Socialismo del Siglo XXI por un lado y por el otro proponer una estrategia de contención para evitar que el proceso democrático se desvíe o se paralice peligrosamente.

Cuando hablo de democracia me refiero a la que esta descripta en nuestra Constitución y en la OEA. No a la de Castro, Chavez, Cristina, Correa, Evo, etc.

Decía: debemos construir dos muros de contención uno a la izquierda para evitar ser arrastrados a un sistema político propuesto por el Castro/Chavismo pero desarrollado desde el PT del Brasil con todo el aparataje del Foro de San Pablo y otro a la derecha para evitar volver al pasado.

Porque? Porque, ambos el Socialismo del Siglo XXI y el pasado no nos lleva más que atrás, literalmente. Ambos nos quitaban perspectiva de futuro y sin perspectiva es muy difícil gestionar correctamente para anticipar un futuro promisorio.

Debo confesar que cuando proponía un muro de contención hacia el pasado pensaba en contener al Partido Colorado.

Sabía que los residuos del Lainismo por el lado ideológico y ciertos sectores constituidos por “pequeños ambiciosos”, como  caracterizaba Eligio Ayala, del PLRA ya habían perdido todo compromiso con la democracia representativa y con la economía de mercado. Sin embargo, consideraba que había una fuerza liberal interna suficiente para  que el PLRA no se deje arrastrar.

En el 2008 renuncie al Directorio primero y luego a mi afiliación porque era evidente que me había equivocado. El PLRA ya no estaba en condiciones ni dispuesto a defender los ideales y a realizar la praxis política que le dieran identidad y prestigio,

Hoy la posibilidad de interactuar en las redes sociales muestra con toda claridad que el PLRA no es más que una cruel representación del pasado que hay que superar  y que el prestigioso liberalismo paraguayo se quedó sin representación.

La concepción patrimonialista del Estado, los cargos públicos como elemento de chantaje y presión, los recursos estatales para construir clientela política, la protección corporativa para garantizar impunidad, el relativismo ético e ideológico, etc. nos muestra cuán cerca esta el pasado en el futuro cercano si es que no reaccionamos. 

2 Responses to EL PASADO EN EL FUTURO CERCANO

  1. Odon Frutos dice:

    Apreciado Gonzalo:
    En lo polìtico, los zurditos caviar no pesan a menos que se alìen con el PLRA, segùn encuestas encargadas por ABC.

    Para asumir la realidad del status economico nacional, me permito recomendarte la lectura de las monografìas del Dr Meza Caballero, columnista de este periodico. Son nùmeros frìos que a una minorìa pensante del paìs, (en la que te incluyo, destacadamente) provocan escalofrìos.

    Por aquello del Oso, la Mona y El Cerdo, de Iriarte.,
    debieras considerarte orgulloso por el hecho de que no tengas cabida en tu partido y por el contrario, sentirte deprimido si te hubieran dado el lugar que mereces.

    Con mis mejores deseos..

  2. fabio longino dice:

    Estimado Don Gonzalo Quintana, vuelvo a escribir en este blog «al no tener objetivo es la mejor manera de saber que no iremos a alguna parte», este país tal vez y no siendo afín de dictaduras como el Dr. Francia, Morinigo, Stroesner, sin embargo fueron épocas que el país tenía rumbo, la industrialización, el transporte ferrocarril, el carretero, la aviación, el fluvial, la salud integral, la educación obligatoria y gratuita, los convenios de intercambio de estudiantes a países más desarrollados, la seguridad, etc. Comparando los tiempos en que aparecieron gobiernos marcados por los golpes, auto golpes, intolerancia, ambición y otros anti valores, a donde fuimos… al atraso, al retroceso como pueblo, no teníamos y seguimos sin tener un rumbo en los temas que mencione, la falta de políticas de estado, la separación inmediata del gobierno del estado (la empresas y entes del estado no deben ser botín político del gobierno de turno), fortalecer la justicia (no a la impunidad, rapidez y eficacia en los procesos judiciales), respeto al patrimonio público y privado (revisar el verdadero objetivo de la famosa reforma agraria, que la misma sea justa para todos, contribuyente o no al fisco), una educación direccionada a lo que la industria y las futuras realmente necesitan de sus operarios, educación sobre el manejo del dinero, sobre los valores morales, éticos y de conducta (algunos dicen que están pasados de moda, sin embargo en los países que las utilizan están progresando vertiginosamente), etc. Con esto no escribo que estoy a favor de dictaduras, pero reflexiono, porque en estas teníamos objetivos y ahora en la democracia no sabemos a dónde ir, utilizamos (solo para las elecciones) filosofías político partidarias decadentes y sin resultados positivos en otras latitudes, es decir como no aprendemos que no resulta y solo el ser humano es capaz de tropezarse más de una vez por su testarudez, su ignorancia, su ambición. Debemos exigir a los futuros administradores de turno del gobierno, hacia donde vamos TODOS y pedirles cuentas de sus actos de acuerdo a metas planificadas y establecidas para un PARAGUAY de progreso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: