LOS PODEROSOS DEBEN TRIBUTAR PARA CREAR EDUCACIÓN, SEGURIDAD Y EMPLEOS


Por Gerardo Meza C.(*)

Los poderosos también deben de pagar impuestos: Para lograr un crecimiento sostenido en el tiempo y reducir la brecha de la pobreza nuestro país debe solucionar un problema fiscal estructural que es la baja presión tributaria.

El impuesto a la soja tiene que basarse en una estricta justicia, debe existir un gravamen sobre la exportación de productos en estado natural: soja, maíz, trigo. Un impuesto del 10%, no afectará a la soja y a la carne entre otros. Los sojeros, sobre todo, deben contribuir más con el país, en la búsqueda de un desarrollo que a ellos mismos les favorecerá a la larga. El aporte en tributación del sector agropecuario, es muy bajo, y esto se nota aún más comparándolo con los que contribuyen otros sectores.

El sector agropecuario ha venido pagando impuesto a la renta por unos 10 millones de dólares, en promedio, en los últimos cinco años. Esta es una suma mínima. Asimismo, dentro del compuesto tributario, el aporte del referido sector es de apenas 2,5%. Así como está la presión tributaria,(12,3% del PIB), menor que el promedio Latinoamericano (16%) y casi la mitad del Mercosur(23,7% del PIB). Con esta presión tributaria, el Estado paraguayo no podrá atender todos los servicios que la población requiere por la baja presión tributaria existente.

Con estos impuestos se debe orientar a infraestructura, educación, y seguridad para crecer. El Estado no puede ofrecer todos los servicios que debe, para permitir un crecimiento económico con equidad, con la baja presión tributaria existente. Con esta aplicación de impuesto a la soja y la carne del 10% ayudará a mejorar las condiciones. Aplicar impuesto al sector agro exportador, esto ayudará a extender la riqueza a los más pobres. Los Pobres pagan más impuestos en el Paraguay que los poderosos.

Algo que nos impacta en el Paraguay, es la relación entre los impuestos con participación que tienen respecto del PIB. Es extremadamente bajo, si lo comparamos con otros países. Al nivel en que se encuentra ahora mismo es imposible que el Estado pueda proporcionar educación, salud,  infraestructura y la creación de empleos.

La posibilidad de crecimiento económico de nuestro país,constituye un desafío dada su condición de país mediterráneo. Esa idea que se tiene que los países mediterráneos tienen una desventaja, desproporcional tenia importancia antes. Hoy ya no. El tema no es relativo a la geografía. Tenemos ejemplos como Suiza y África; Botzwana está creciendo a una tasa mayor que toda África. Bangalore, que se encuentra en el medio de la India, también tiene una alta tasa de crecimiento.

¿Cuál es el secreto? Hay dos cuestiones en esto. Primero: Hoy tenemos economías basadas en el conocimiento; nos referimos a nuevas economías. El concepto de cómo afecta la geografía ha cambiado. En una sociedad de conocimiento eso importa poco o nada. Segundo: Muchas de las cosas que se está exportando, que tiene que ver con el comercio, hoy van por aeronaves. Por ejemplo, Chile manda sus productos de pescaderías, verduras y otros a Estados Unidos por vía aérea y no por mar.

Entonces ¿Qué se debe hacer?. Lo importante en ese sentido en tener infraestructura y que el Gobierno ayude a crearla, por ejemplo los aeropuertos, los caminos, las telecomunicaciones, las comunicaciones, para no hallarnos aislados.

Estos problemas van vinculados a que por la baja presión tributaria no se puede prestar todos los servicios. La relación entre la carga tributaria y la economía es muy baja. Esto significa que muchas formas de impuestos que se podrían implementar no van a impedir el crecimiento. Para nada o muy poco. Un ejemplo: El impuesto sobre la tierra es bajísimo; esto no va a destruir. La tierra no se va a otra parte, está ahí. Las ganancias extraordinarias que se han tenido ahora, sobre todo con la suba de precios de la soja, son muy altos. En consecuencia se debe replantear los impuestos pues la tierra pertenece a todos los ciudadanos paraguayos.

Digamos que un impuesto a la exportación de soja de un 10% todavía les rendiría más ganancias extraordinarias para seguir creciendo. Los impuestos a la soja y la carne no afectarán a la economía. Los altos precios de la soja y la carne, con los impuestos tan bajos por tanto tiempo, ni aún con un crecimiento sustancial del impuestos, puede afectar de manera negativa a la economía.

Las ideas de que los impuestos más bajos ayudan a la economía y que los impuestos altos dañan a la misma, simplemente han sido refutadas una y otra vez en muchas partes del mundo. Las experiencias nos demuestran. Un Ejemplo: De un país del primer mundo; en el Gobierno de Bush, cuando se bajaron los impuestos en los años 2001 y 2003 para crear más puestos de trabajo y aumentar los ahorros, no se logró el objetivo. Bajó el nivel de ahorro. En ese momento estaban en los niveles más bajos de ahorro que los años 30, época de la gran depresión. Y en términos de empleos creados. Simplemente no trajo los beneficios a esas áreas.

En el gobierno de Clinton se demostró lo contrario, se alzó los impuestos en 1993 en Estados Unidos y después hubo un gran boom, un gran crecimiento.

Los países que son los más fuertes económicamente son algunos de los que tienen más altos impuestos en el mundo. Le tenemos a Suiza (País mediterráneo como el Paraguay), Dinamarca, Finlandia: Son los que tienen las tasas más altas de impuestos. Los países que tienen los impuestos más bajos, simplemente no están demostrando ese tipo de crecimiento.

La tasa de impuesto a la carga tributaria en nuestro país es muy baja, y no ayuda casi para nada como un factor de crecimiento económico. Es un elemento que el próximo gobierno que asuma el 15 de agosto del 2013 debe considerar. De tal forma para que el Estado tenga la capacidad de ofrecer lo más importante que son: La infraestructura, la educación, los recursos humanos y la tecnología entre otros.

Para nuestro país, hace falta una intervención fuerte del Estado. Con todos los países que tienen algún tipo de éxito hay algunas formas de intervención del Gobierno y corregir este problema estructural de la presión tributaria. No solamente en el Paraguay se tributan poco, sino que también se tributan en forma injusta. Los impuestos indirectos son los más altos, dichos tributos son regresivos, pues los que tributan pueden transferirlos al consumidor final, y con este sistema terminan los pobres pagando más que los ricos.

En el Paraguay un 9.4% pagamos proporcionalmente más impuestos indirectos que los demás países. La diferencia estaría en los impuestos directos y en la Seguridad Social lo cual es muy poco aporte. En el país se cobra solo 2,1% del PIB en Impuestos Directos. Esa es la gran diferencia. El Paraguay tiene mucho menos imposición directa que las demás zonas.

La carga tributaria debe ser ecuánime. El agroexportador también debe pagar un tributo sobre la venta de productos en estado primario; tiene varios componentes, como conducir la materia prima hacia la industrialización y desalentar un modelo económico que no favorece al desarrollo nacional.

El objetivo del gravamen en estado natural de la soja, maíz, trigo, carne entre otros, no es solo industrializar, es también para recaudar más para destinar a infraestructura, salud, educación, entre otros. Es un acto de justicia tributaria el impuesto a los que más tienen y menos tributan.

. (*) UNA: Economista

Harvard University

Universidad Americana

Master en Administración y Dirección de Empresas

Especialista de Evaluación de Proyectos de Inversión y Análisis de Riesgo.

Universidad de Madrid

U.T.I.C.

Master en Auditoria de Gestión y Control Interno Operacional

39 Responses to LOS PODEROSOS DEBEN TRIBUTAR PARA CREAR EDUCACIÓN, SEGURIDAD Y EMPLEOS

  1. Fernado dice:

    Dr Meza Caballero: Su Articulo esta excelente, la mayoría es consiente y apoya el proyecto de “ley que crea el impuesto a la exportación de soja, girasol, maíz y trigo en estado natural”, con una tasa de hasta el 10%, aprobado por la Cámara de Senadores, e insta a la Cámara de Diputados a que demuestre su compromiso con el país aprobando y sancionando dicho proyecto.

    La aprobación del impuesto a la exportación paliará el pasivo ambiental del modelo productivo denominado “agroexportador”.

    Así también, con la acelerada extensión de los monocultivos, especialmente de la soja transgénica, actualmente se tienen cerca de 3.000.000 hectáreas en donde se utilizan más de 22.000.000 de litros de plaguicidas en cada ciclo de cultivo.

    Este crecimiento en el periodo de 10 a 12 años se hizo sobre territorios anteriormente boscosos, hoy tenemos menos de 800.000 hectáreas de bosques en la Región Oriental.
    Los Agroexportadores, deben colaborar más que nadie, pagando los impuestos, como los otros sectores.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Fernando: El Paraguay tiene un problema estructural, que es la baja presión tributaria, los Poderosos, tienen la Actitud y la Voluntad de no querer pagar impuestos.
      REFORMAR LEGISLACIÓN Y REGLAMENTACIÓN TRIBUTARIA. En materia de impuestos, este país parece no querer progresar en términos de justicia impositiva. Aunque se ha avanzado mucho en cuestiones modernas, como el procesamiento electrónico de cuentas y pagos, así como en supervisión cruzada, aún hace falta mucho mejorar en gestión y controles.Nuestro Gobernantes de turno tienen que cambiar su Actitud y Voluntad. Esto afecta no solamente a Aduanas, sino también a la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET): la evasión continúa siendo de enormes magnitudes. y en casi todas la Instituciones Centralizadas y Descentralizadas. Pero está claro que hacen falta mejorar también leyes, decretos y resoluciones. Algunos valores referenciales de ciertas autoridades administrativas continúan a mucha distancia de los de mercado. Y también en este país no serio se enseñorean la Impunidad entre otros. Esto ocurre con la oficina de catastros y con el impuesto inmobiliario. Además, las tasas de algunos impuestos así como sus bases imponibles se hallan muy bajas en comparación regional y algunas tasas están incluso más bajas que las que tenían vigencia en la reciente historia de este país. Se hace referencia aquí al IRACIS y al ISC. Por otro lado, otros impuestos fueron creados solo para formalizar, no para recaudar: eso ocurre con el IMAGRO y con el IRP. El país necesita elevar la presión tributaria de 13% a 20%, para que nos desarrollemos económicamente.

      Sin que mejore aún más la gestión de las autoridades administrativas y sin las mencionadas reformas, serán escasos los recursos para la consecución de los objetivos del desarrollo sostenible.El Paraguay va a seguir mendicante y regalando a precios de chauchas y palitos nuestra Materia Prima, y nuestras Autoridades de turnos recibiendo como siempre las dádivas. Este es el país que ya no queremos para nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos.

      • Benjamin dice:

        Dr Meza Caballero:SABIA USTED!!!! QUE HAY MILLONES DE RAZONES PARA QUE LOS “SOJEROS” PAGUEN IMPUESTOS??? RAZON 1- En Paraguay la mayor recaudación tributaria es en base al IVA que pagan los consumidores finales, ese que tiene que sobrevivir por 5 mil Gs en el día paga 500 Gs por el IVA, RAZON 2- En Argentina la EXPORTACION de soja en bruto paga 34% de impuesto , en Paraguay es 0%, siendo la presión tributaria en la argentina 36% y en el Paraguay es apena 12%. RAZON 3- La producción por Ha de soja ronda por los 3 TONELADAS, no teniendo en cuenta la súper fertilidad del suelo paraguayo, que inclusive supera este promedio, la cotización actual de la soja es de 600$ por tonelada, y el gasto de producción, transporte ronda por los 500$ por tonelada, HACIENDO MATEMATICAS DA UNA GANANCIA NETA DE 1300$ POR ha RAZON 4- Actualmente en Paraguay supera los 3.200.000 has la producción sojera, todo esto dividido entre grandes productores multinacionales como CARGIL, IBM, AGRORAMA, MONSANTO, FAVERO, ROLLINS ETC ETC, y quienes no tienen problemas para pagar los IMPUESTOS EN BRASIL, ARGENTINA U OTROS PAISES DE LA REGION. ACA NO QUIEREN PAGAR POR NADA DEL MUNDO, CONDENAN AL PARAGUAY A ATRASO Y LA MISERIA. RAZON 5- ESTOS MISMOS PRODUCTORES PAGAN Y NO TIENEN PROBLEMAS PARA SEGUIR PAGANDO EL 9.25% DE IMPUESTO INTERNO AL BRASIL, SOBRE EL PRECIO BRUTO TRANSPORTADO por el solo hecho de pasar por el territorio brasileño, es decir por usar sus RUTAS. RAZON 6- El impuesto inmobiliario pagado por los sojeros por cada hectárea en PARAGUAY es menor incluso al precio de una Coca Cola según un estudio encargado por el Banco Mundial, POR ESO EL ESTADO DEBE COBRAR EL IMPUESTO INMOBILIARIO SOBRE EL VALOR REAL DE LA TIERRA Y NO SOBRE EL VALOR FISCAL, COMO PROPONEMOS EN OTRO ANTEPROYECTO DE LEY. RAZON 7- En el 2010 la recaudación tributaria fue de 2.395 millones de dólares, pero el aporte de TODO EL SECTOR AGROPECUARIO rondó apenas el 2,5% (poco más de 60 millones de dólares) según declaraciones del entonces viceministro de tributación Gerónimo Bellasai RAZON 8- La soja utiliza más de 22 millones de litros de agrotóxicos al año contaminando tierra, aire, aguas superficiales y subterráneas y poblaciones vecinas, ya que el agro tóxico no es BIODEGRADABLE, causando todo tipo de enfermedades y en muchos casos la muerte. Hacen que nuestros campesinados migren masivamente hacia las ciudades generando pobreza y más pobreza en el PARAGUAY RAZON 9- Los SOJEROS recibieron en los últimos años alrededor de 240 millones de litros de gasoil anualmente a precio subsidiado, lo que genera una deuda al pueblo paraguayo de alrededor de 100millones de dólares anualmente, que debemos pagar nosotros en cada litro de combustible cuando cargamos a nuestra motocicleta y se PREGUNTAN POR QUE EL PETROPAR PIERDE EN COMBUSTIBLES. RAZON 10- LOS SOJEROS UTILIZA poca mano de obra. Se habla de un promedio de 2 personas cada 500 hectáreas, y HACIENDO NUEVAMENTE MATEMATICAS solamente da trabajos a 12 mil personas, en LA MAYORIA DE LAS VECES MALPAGADOS, es decir menos del salario mínimo legal. RAZON 11- El GRAVAMEN A LA EXPORTACION DE SOJAS Y OTROS PRODUCTOS AGRICOLAS EN ESTADO NATURAL, incentivara el procesamiento de la soja en nuestro país, ya que actualmente estos productos son más rentables para los agroexportadores por el IMPUESTO “O”, y nos dimos cuenta que a los agroexportadores le importa poco o nada que los jóvenes vivan sin trabajo con tal de que ellos se llenen los bolsillos con millones de dólares cada año. RAZON 12- TAMBIEN como la mayoría de los agroexportadores son multinacionales, propiedad de extranjeros, COMO ASI TAMBIEN LA MAYORIA DE LOS PRODUCTORES, el PARAGUAY es solo un puente por donde pasa las divisas, es decir el dinero que surge de este negocio va a parar y a invertirse en otros PAISES, a nosotros nos quedara la desertificación de nuestra tierra, la destrucción medio ambiental y las enfermedades si somos boludos los paraguayos. RAZON 13- El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz estando de visita en nuestro país recomendó la aplicación de impuesto a la soja y quedo sorprendido por tanta injusticia fiscal cuando los pobres pagan a rajatabla y los de grandes ingresos no tributan y sentencio en esta condiciones el Paraguay no progresara socialmente. RAZON 14- SEPAMOS QUE NUESTRO ACTUAL MINISTRO ES PRO-SOJERO quien nuevamente plantea extender el impuesto a los pobres que están pagando al tope el IVA…., y seguir liberando al sector sojero que ganan miles de millones de $, yo creo que nadie está en contra de que ganen bien, pero también deben de contribuir para el sostenimiento del país. RAZON 15- LOS SOJEROS también son habitantes del país y que la constitución garantiza la igualdad ante la ley a todos los paraguayos o habitantes DEL PAIS, NO DEBE SER LOS POBRES NADA MÁS los héroes que deben cargar con todos los impuestos y liberar a los de grandes ingresos como los sojeros. TODAS ESTAS RAZONES Y MUCHO MAS, ESTAN ARGUMENTADAS EN EL PROYECTO DE LEY ELABORADO POR EL Dr. Hermes Chamorro ex Diputado del Paraguay, y que fue promovido VIA INICIATIVA POPULAR, por las siguietes organizaciones civiles. FEDERACION UNIVERSITARIA OVETENSE (FUO) FEDERACION DE ESTUDIANTES SECUNDARIOS OVETENSES (FESO) PTOYECTO TIERRAS RAICES Y CANTOS Y que ahora TIENEN MEDIA SANCION EN CAMARA DE SENADORES CON UN GRAVAMAEN DE HASTA 10%, y que posiblemente este martes 11 de Diciembre sera tratado en la CAmara de Diputados. APOYEMOS EL GRAVAMEN A LA SOJA PUEBLO PARAGUAYO!!!!!!!

      • Ester dice:

        Dr. Meza Caballero. ¿Para los poderosos del País, se viene la recuperación de la soja?

        Tras la fuerte recuperación del precio de la soja entre mayo y julio pasado, desde niveles mínimos de 338 dólares por tonelada hasta niveles máximos de 384 dólares, se originó la reversión bajista de los últimos meses que ha llevado la cotización hacia nuevos mínimos de 320-319 dólares. Esto profundizó todo el bear market de la soja que diera inicio en el año 2012 en valores históricos de 657 dólares por tonelada.

        Si bien, desde una perspectiva fundamental, las expectativas de nueva súper cosecha en Estados Unidos, la debilidad del mercado chino y una posible subida en los próximos meses del tipo de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos continúan ejerciendo presión vendedora en el mercado; por otra parte, desde una perspectiva técnica, se aprecia un mercado con una tendencia bajista ya bastante saturada y por ello se sugiere elevar el nivel de atención.

        En efecto, la zona de mínimo en torno a los 320-300 dólares ha sabido contener con firmeza la caída de precio y esto no sólo se ha apreciado para el contrato con vencimiento noviembre 2015, sino también para el resto de los contratos corrientes a un año. Es decir, al observar los mínimos testeados en la baja en los diferentes vencimientos, hasta noviembre 2016, en todos los casos esta zona de mínimo 320-300 dólares ha sabido contener la fuerza vendedora y desde esas instancias intenta tímidamente recuperar posiciones.

        Podemos decir, entonces, que para el precio de la soja la zona de 320-300 dólares representa el principal soporte a tener presente para este commodity. En la medida en que los precios logren sostenerse por encima de esta zona, técnicamente estaremos expectantes de la posibilidad de que se consiga un piso de importancia y de que quede habilitado un movimiento de recuperación mayor hacia el próximo año 2016. Este no sólo buscaría recortar las pérdidas de los últimos meses, sino que incluso podría compensar las fuertes bajas acumuladas en los últimos años.

        En relación con lo comentado, nuestra atención de corto plazo debería centrarse en la resistencia de 330-340 dólares por tonelada. Creemos que un movimiento de recuperación del commodity por encima de este valor podría indicar que ya se consiguió un importante piso para los mínimos alcanzados y que desde entonces queda habilitada la recuperación mayor hacia la zona de 380-400 dólares. Más tarde, un movimiento arriba de los 400 dólares será necesario para liberar avances más ambiciosos el próximo año.

        Importante incremento de posiciones compradas de fondos especulativos

        La debilidad que ha mostrado el mercado en los últimos meses, más precisamente desde el pasado mes de julio a la fecha, redujo el nivel de posiciones compradas por parte de los fondos especulativos, que pasaron de niveles netos de 115 mil contratos comprados a niveles de 17.500 contratos netos comprados. Sin embargo, en la última semana operativa, los fondos especulativos han regresado en la compra de posiciones e incrementaron la posición neta a cerca de cuarenta mil contratos.

        Este accionar, asociado a una baja presión vendedora por parte del sector comercial, ayudó a elevar el interés abierto en casi cuarenta mil contratos durante las últimas tres semanas. No es un dato menor si tomamos en cuenta que el contrato de noviembre 2015, uno de los más importantes para el mercado de Chicago, ya se encuentra en su fase final.

        En efecto, el hecho de que la baja del commodity haya alcanzado una zona de piso, que los comerciales hayan detenido su presión vendedora, mientras los fondos especulativos ingresan al mercado con apertura de nuevos contratos abiertos puede considerarse un indicio de posicionamiento. Esto nos inclina a pensar que estamos cerca de una salida alcista del precio de la soja, entendiendo que esta se confirmará cuando se supere la zona de 330-340 dólares por tonelada.
        Atentamente

      • Fernando dice:

        Dr. Meza Caballero. LOS PODEROS EMPRESARIO SOJEROS NO PAGAN IMPUESTOS EN EL PARAGUAY QUE QUEREMOS.
        ES LA ACTIVIDAD MAS RENTADA.

        El sector productivo so­jero, cuyo margen de ga­nancias es del 70% anual, debería ser sujeto de una atención tributaria mucho mayor. Los países vecinos sólo por la producción y ex­portación en granos pagan 32%. Aquí no se paga nada, con que le aplicarán un 10% que es lo que se pretendió con la ley que fuera vetada posteriormente por el pre­sidente Horacio Cartes.

        El sector productivo so­jero, cuyo margen de ga­nancias es del 70% anual, debería ser sujeto de una atención tributaria mucho mayor. Los países vecinos sólo por la producción y ex­portación en granos pagan 32%. Aquí no se paga nada, con que le aplicarán un 10% que es lo que se pretendió con la ley que fuera vetada posteriormente por el pre­sidente Horacio Cartes.

        “Los sojeros están preocu­pados por su éxito, espe­cialmente los productores que no quieren pagar im­puestos, se refugian en el argumento de que ganan poco. Sin embargo, un in­forme del IICA y del Mi­nisterio de Agricultura y Ganadería demuestra que el sector tiene un índice de ganancia del 69%, eso lo dice el MAG y el organis­mo internacional, acá la gran pregunta es ¿cuánto aportan al fisco? ¿Cuánto aportan al Estado? Con esta explotación económica y si mirando los costos que esto supone no solamente al tema mediombiental a la alta tasa de migración cam­po/ciudad, a la devastación de nuestros bosques, la contaminación de nuestros canales hídricos, arroyos y ríos por citar simplemente los más visibles, vemos que realmente el sector se que­da con la parte del león sin tributar más que la cola del ratón”, como dice el Dr. Meza Caballero.

        IMPUESTOS

        El nuevo proyecto esta­blece nuevas disposiciones impositivas para la expor­tación de granos en esta­do natural. La iniciativa plantea un 15% de impuesto sobre el valor total de la exportación de granos en estado natural, es decir sin darle un valor agregado (soja, maíz y trigo).

        Establece, además, que todo lo recaudado por este tributo será distribuido de la siguiente manera: 50% para la adquisición de tie­rras para la reforma agraria por parte del Indert; 20% para apoyo a la agricultura familiar campesina con la producción agroecológica por parte del Ministerio de Agricultura; 20% para la atención primaria a la salud de las víctimas de intoxica­ciones por plaguicidas

        “Referentes del sector afirman también que el próximo año el producto interno bruto de lo que van a producir que es casi un quinto, solo aportarán el 2% y se sigue argumentan­do de que esta es una lectu­ra falsa cuando en realidad estamos hablando de he­chos concretos, prácticos, ciertos, repetidos por dis­tintos sectores, quejándose incluso el propio Ministro de Hacienda, no haciendo nada éste para que el Eje­cutivo realmente no vetara la ley aquella que establecía la producción de granos. Lo concreto y cierto es que en la medida en que no contribuyan a mejorar las condiciones en donde están asentadas sus empresas o sus cultivos la situación se volverá más precaria no sólo para el país, sino tam­bién para ellos”.
        EQUIDAD TRIBUTARIA

        “En términos generales yo estoy completamente de acuerdo con el impuesto que deben pagar los soje­ros y todos el complejo de los granos. Obviamente este impuesto tiene que ser sobre la utilidad no única­mente sobre los ingresos, en esto hay que ser muy cautos y la diferencia es que en el caso de los graneleros y sojeros, normalmente no se mide la utilidad después de una soja zafra, sino des­pués de terminado el año, en función al impuesto que ellos pagan asociado al ejercicio de su año fiscal que no es igual al de todos los demás”.
        Además que todos los grupos deben pa­gar impuestos, “el mismo principio de justicia que pagamos todos, a mí ni me exoneran el pago, el im­puesto a la renta o un año porque al siguiente me fue mal o porque dos meses me fueron bien sobre esos ten­go que pagar y los que me fueron mal es mi problema.

        No, no es así, ese es el úni­co inconveniente que tiene que ser siempre aclarado; el sistema tributario tiene que basarse en que todos paguemos igual y sobre las mismas bases, asociado a esto me parece que ellos deben de pagar y el Gobier­no no debe propiciar que ciertos grupos no paguen los impuestos, eso no es una equidad tributaria”. TODOS LOS PARAGUAYOS DEBEN PAGAR SUS IMPUESTOS Y TERMINAR CON LA CLASE PRIVILEGIADA DE LOS ODEROSOS EMPRESARIOS SOJEROS, QUE SOLAMENTE 1% DEL PIB APORTAN AL FISCO, y SUS INGRESOS DE LOS SOJEROS, ES DE 7.000 MILLNES DE DOLARES, DE CUALES EL 70% ES GANANCIA.
        ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS
        Atentamente

      • Juan dice:

        Dr. Meza Caballero: LOS PODEROSOS EN EL PARAGUAY DEBEN PAGAR IMPUESTOS, ESPECIALMENTE LAS MATERIAS RIMAS EN ESTADO NATURAL, PARA INCENTIVAR LA INDUSTRIALIZACION DE LAS MISMAS. ASI DE SIMPLE NO MAS ES:

        ¿Por qué gravar la soja?

        Estuve viendo en estos días la propaganda que difunden los productores sojeros para rechazar la idea de que la exportación de granos (soja, maíz y trigo) pague impuesto. También la movilización y las amenazas directas e indirectas que propalan y/o ejecutan para tratar de impedir que el Senado aborde hoy el proyecto de ley sobre el tema o, en su defecto, hacer que sea rechazado. Con estas mismas maniobras y presiones en octubre de 2013 el presidente Cartes vetó la Ley 5082/13 que gravaba hasta un 10% la venta al exterior de los mismos granos, incluyendo el girasol.
        La propuesta actual que entra en el orden del día en la fecha en la Cámara Alta, por impulso de la bancada del Frente Guasu, coloca la carga impositiva hasta en 15%. Un gravamen todavía mínimo a juzgar por las monumentales ganancias que embolsillan los productores y exportadores, sin devolver un poco de los beneficios y subsidios que reciben del Estado.
        Según los cálculos magros (porque si hiciéramos proyección de las ganancias en expectativa quedaríamos cortos), el ingreso anual si los sojeros pagaran impuesto del 10%, para que el país reinvierta en salud, educación, caminos, más apoyo al agro y la industria, sería un aproximado de USD 300 millones.
        Entre los tantos argumentos que alegan está el de que es un impuesto a la producción. Tal tergiversación perversa es como mínimo inmoral. Los que producen la oleaginosa seguirán haciéndolo en la misma situación y con los mismos privilegios. Lo que habrá es que quien venda los granos al exterior pagará el impuesto. También les leí decir que si no hay productores (ellos), no hay alimentos. Verdad manipulada. No acabarán. Los que exportan son quienes deberán pagar gravamen. Una devolución justa por los beneficios que reciben y los daños que causan.
        Muchos especialistas ya lo dijeron: El peso total del tributo en la economía paraguaya es del 12%; los sojeros, por todo lo que producen y ganan, soportan solo el 2%. Esto no es equitativo ni justo. Sigue reproduciendo el modelo donde paga más el que gana menos o paga menos el que gana más.
        Para crear sojales se destruyeron miles de hectáreas irrecuperables de bosques y la subsiguiente contaminación de tierra y cursos de agua. Una masacre ecológica. De unas 3.400.000 hectáreas de cultivos existentes en el país 3.200.000 son de soja: el 88% (el 83% en manos de 4.300 empresarios de la soja), invadiendo incluso tierras destinadas a rubros de consumo, provocando la disminución de alimento y la disparada de precios. Esto, a su vez, aumenta progresivamente la miseria en el campo y la migración a los cascos urbanos; y el número de pobres y miserables suma, suma y suma. La propia OMC reconoce que gravar los granos es la manera más efectiva de enfrentar la miseria. Más de 25 países ya lo ejecutan.
        Muchos sojeros alegan que ya pagan el Iragro y el Iracis, tributos específicos creados para gravar parcialmente y permitir altas evasiones. En la práctica quedó evidenciado que no resultan. Paraguay es uno de los 30 países de mayor flujo de capitales ilícitos al exterior, gran parte por facturaciones fraudulentas de transnacionales, entre ellas, las exportadoras de soja.

      • Esteban dice:

        Dr.Meza Caballero. LOS PODEROSOS EN ESTE PAIS DEBEN PAGAR IMPUESTOS.Impuesto a la soja debe llevar a un mejor sistema tributario

        El reciente debate sobre el impuesto a la soja revela la poca seriedad con que se plantean los debates de fondo y la debilidad del sector público por proveer información a la ciudadanía que ayude a analizar con evidencia el rol de cada uno de los actores en un estado de derecho. El sistema tributario es un pilar fundamental del desarrollo. Una baja e inequitativa recaudación de impuestos es un obstáculo, por lo que las autoridades que se manifestaron en contra del impuesto a la soja debieran justificar su posición ante la ciudadanía con información veraz y rigurosa sobre los efectos negativos de un impuesto a la soja.
        El impuesto a la soja retomó fuerzas en la agenda legislativa luego de un pacto político, sin la suficiente información que garantizara un análisis de las ventajas y desventajas de la modalidad que debiera tener. Esto motivó que se emitieran opiniones sin evidencias que avalaran cada una de las razones para su aprobación o rechazo.

        Es grave la postura de organismos públicos, cuya posición debería haber sido acompañada de informes que contribuyan a que la ciudadanía se informe. El Ministerio de Hacienda calificó de “nocivo y nefasto” el impuesto, mientras que el Banco Central manifestó su “preocupación” por el fracaso de este impuesto en otros países. Ninguna justificó técnicamente su posicionamiento, aunque cuentan con información suficiente para haber dado al debate un mayor nivel de inteligencia. La estadística oficial es un bien público y es un rol indelegable del Estado generarla, ya que a la ciudadanía le es imposible por sus propios medios contar con la misma.

        Lo cierto y verificado es que el Paraguay, según múltiples estudios, recauda poco e inequitativamente y un sector importante de la economía de altos niveles de ingresos logra evadir o eludir. En el caso de la soja, además, constituye un foco de conflicto en torno a muchos temas que van desde el acaparamiento de tierras hasta el incumplimiento de las normas ambientales y el deterioro de la calidad de la tierra, externalidades negativas que no son incorporadas en el sistema tributario.

        En términos de desarrollo social, económico y de la infraestructura estamos lejos del promedio de los países de la región, debido a la baja inversión pública en absolutamente todos los ámbitos. De hecho, se están financiando obras que beneficiarán a los sojeros, muchas de ellas con fondos provenientes del endeudamiento. Esa deuda hay que pagarla y deben hacerlo quienes más se beneficiarán con la misma. También hay inversión pública en investigación para la soja que debe ser financiada y cuyos beneficios son privados. Es justo que aporten más al Estado.

        Frente a un contexto de necesidad de recursos, un impuesto al sector que se viene beneficiando del crecimiento económico y contribuyendo poco, no solo en impuestos, sino también en generación de empleos, constituye una oportunidad para reducir las grandes desigualdades que azotan a este país. Paraguay debe dejar de ser un país de privilegios para unos pocos y de mala calidad de vida para la mayoría. Necesitamos recursos para financiar el desarrollo.

        Por la centralidad de un pacto político coyuntural, perdimos la oportunidad de debatir inteligentemente cuáles son los mejores mecanismos para que un impuesto a la soja contribuya más y de manera más justa al desarrollo del país. Ojalá que la medida que lleguen a tomar en el Senado sea la mejor, en términos de equidad y de eficiencia.

      • Juan dice:

        Dr. Meza Caballero: La exportación de soja en Paraguay no paga impuestos, mientras que en la Argentina de Mauricio Macri soporta una carga del 30% sobre el precio de exportación y el cultivo sigue en aumento.

        *Este año la exportación solamente de la soja rondará los 2.000 millones de dólares. Una exportación así en la Argentina pagaría 600 millones de dólares solamente por exportar. Los sojeros en Argentina además deben pagar los impuestos internos que son más altos que en Paraguay.

        *El aporte fiscal de todo el sector agropecuario el año 2015 rondó 172 millones de dólares, equivalente al 4,9% de los ingresos tributarios y sirvió para solventar los gastos del Estado apenas por cinco días, ya que el Estado ha gastado alrededor de 37 millones de dólares diarios.

        *El Paraguay cuenta con 5.000 kilómetros de rutas asfaltadas cuyo mantenimiento anual demanda una inversión de alrededor de 100 millones de dólares anuales. Los camiones sojeros son los principales responsables del rompimiento de las rutas con el tránsito de camiones pesados violentando el peso máximo permitido.

        *Para que los camiones sojeros rompan las rutas del país los distintos gobiernos en los últimos años impusieron a todos los paraguayos que subsidien el precio del gasoil que utilizan los empresarios de la soja.

        *Petropar debe hoy 300 millones de dólares y según el ex titular Fleming Duarte el 52% del gasoil que se consume va a la producción de soja y el transporte del grano. En consecuencia, el subsidio a los empresarios de la soja, solamente en gasoil, es de 150 millones de dólares. (Sin cuantificar los subsidios crediticios, cambiarios y tributarios que han recibido).

        *Los empresarios de la soja son quienes más ganan, menos tributan y más evaden en un país con una de las menores presiones tributarias de América Latina. Además, son quienes más deforestan, arrasan con la biodiversidad y poblados enteros, contaminan la tierra, el aire, las aguas superficiales y profundas así como a los seres humanos, derramando más de 30 millones de litros anuales de agrotóxicos por toda la geografía patria. A la vez son quienes más rompen las rutas, para lo cual el Estado les vende gasoil subsidiado con el dinero de todos los paraguayos, y como si todo fuese poco, los empresarios de la soja desarrollan sus actividades en su gran mayoría en tierras malhabidas que no permiten siquiera que sean mensuradas.

        *La producción de soja tal como está planteada hoy, no queda la menor duda, es una importante fuente de riqueza para algunos pero al mismo tiempo es una tragedia para el país.

  2. Benigno dice:

    Dr Gerardo Meza

    Muy interesante sus opciones de impuestos. Hasta si el gobierno pon en operacion un 25% de sus planes no creo que lo vayan a destinar a las partes necesaria. Un presidente en realidad solo puede afectar 3 o 4 factores en el periodo de su mandato. Los tres deben de hacer seguridad, educacion, y infrastructura.

    Seguridad es una de las primeras agendas que se deben implementar. La seguridad es un pilar basico de toda sociedades. Esto incluye seguridad externa como la seguridad interna.

    El segundo factor en cual deben de usar los ingresos nuevos es la educacion. Esto es un compromiso de largo plazo. Hace mas de 40 años atras los Hindues planificaron un gran aporte a la educacion. Ahora producen gente educados en todo tipos de rubros de alta technologia.

    El ultimo gasto debe de hacer en infrastructura. Esto permitira los comerciantes, mayormente los PYMES del interior del pais elaborar una mejor eficencia en llevar sus productos al mercado a menos costa. Si la media clase de Paraguay crece el pais entero va mejorar.

    Saludos

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Benigno:El problema está en que muchas cosas cambiaron de nombre o de ropaje, pero en el fondo las condiciones de injusticia, desigualdad, atraso y pobreza no han variado mucho. La lucha por la felicidad de todo el pueblo sin exclusiones sigue siendo un ideal que está al alcance solo de algunos segmentos de nuestra población.

      La mitad de nuestra gente trabaja o proviene del campo, pero las grandes políticas estatales no tienden a favorecer que el pequeño agricultor se quede y prospere en medio de sus cultivos. Las grandes empresas agroexportadoras avanzan lenta pero sostenidamente sobre la propiedad de la tierra, y no quieren pagar impuestos, es un problema de actitud y voluntad de los poderosos; y miles de familias campesinas van siendo expulsadas hacia los barrios marginales de las grandes ciudades y eso crea muchas inseguridad..

      Los trabajadores urbanos, en gran parte, deben realizar enormes esfuerzos para ganarse el pan diario, a veces en condiciones de precariedad, bajos salarios, inestabilidad laboral, como vendedores ambulantes de baratijas o sufridos emigrantes en otros lares.

      La clase política busca, en primer lugar, su propio beneficio, aunque en los discursos públicos y en la propaganda el pueblo aparezca como la meta de todos sus esfuerzos. Una y otra vez, quienes dirigen los destinos de la nación nos han defraudado porque al parecer el poder los obnubila y narcotiza hasta el punto de sentir únicamente sus propias necesidades y olvidarse completamente de sus promesas electorales.

      Los grupos económicamente poderosos crean empresas e invierten en el país, lo cual desde luego no es reprochable. Lo que no parece justo es el resultado de la aplicación del sistema socioeconómico vigente, pues, en su mayor parte, los beneficios del progreso van hacia un sector minoritario de la población y los sectores populares continúan en medio de una generalizada pobreza. La brecha entre los que tienen mucho y los que nada tienen no tiende a disminuir sino a incrementarse.

      Estando así las cosas, lentamente vamos avanzando hacia una sociedad inviable e insostenible. Las estructuras socioeconómicas injustas desencadenan, a largo plazo, graves conflictos sociales porque las personas no pueden vivir eternamente en la postergación y la marginalidad.

      • Graciela dice:

        Dr. Meza Caballero. Felicitaciones una ves mas por este excelente Articulo, que es solido e instructiv, como dice el Articulo de referencia, los poderosos en este pais deben colaborar pagando impuestos, en ese sentido El Impuesto a la soja: Recaudar y reducir injusticia tributaria

        En medio de una fuerte crisis económica del sector campesino, de un cambio en el tratamiento tributario a las cooperativas y de manifestaciones de diferentes tipos, un grupo de parlamentarios propuso nuevamente una ley para que tribute la soja. Este tema no es menor teniendo en cuenta las desigualdades que afectan al país, siendo una de las más importantes la tributaria. Mientras gran parte de los impuestos sean indirectos y al consumo, los pobres y asalariados serán los principales perjudicados, a la par de que se mantiene una clase privilegiada que se beneficia desproporcionadamente no solo con el sistema tributario, sino también con el crecimiento económico y la política pública. Un impuesto a la soja constituye una fuente de recaudación para hacer frente a los grandes problemas sociales y económicos que afectan a la mayoría de la población y un mecanismo para reducir las desigualdades.
        Casi cotidianamente estamos viendo cómo una parte importante de los trabajadores sobrevive con salarios bajos y sin seguridad social. A la precariedad del trabajo se agrega la tortura diaria de movilizarse en medios de transporte público que hacen perder horas productivas y de descanso.

        Ante una enfermedad, las familias deben recurrir a su propio bolsillo y a la solidaridad de vecinos y amigos para enfrentar los costos de los tratamientos porque el sistema de salud no cuenta con lo mínimo necesario.

        Miles de niños y niñas trabajan exponiéndose a profundizar su pobreza y reproducirla de adultos. La juventud se debate entre la permanencia en un sistema educativo de baja calidad y la necesidad de trabajar casi desde la adolescencia para financiar los costos de pasajes, libros, alimentación y uniformes.

        El acceso a una vivienda de calidad y con agua potable es todavía una quimera para muchas familias paraguayas.

        Paraguay tiene aún un largo camino por andar para llegar a situarse en el promedio latinoamericano. Estamos lejos de conseguir el nivel de vida de los países que nos rodean, como Argentina, Chile y Uruguay.

        Mientras, un sector de la economía tuvo grandes beneficios derivados de los altos precios internacionales de alimentos como la soja, el trigo, el girasol, entre otros, casi sin pagar impuestos ni a la tierra ni a las ganancias. A lo que se agregan las consecuencias ambientales negativas por el incumplimiento de las normas vigentes.

        No cabe ninguna duda de que es necesario dotarle al Estado paraguayo de herramientas para cambiar esta situación. Por un lado, financiar políticas públicas que mejoren la calidad de vida y, por otro lado, reducir las desigualdades.

        El impuesto a la soja puede cumplir con todos estos objetivos.

        El marco legal que se apruebe debe contribuir a reducir la inequidad tributaria, garantizando bajos costos de recaudaciones y, sobre todo, reduciendo cualquier posibilidad de evasión.

        Paraguay se encuentra entre los 30 países de mayor flujo de capitales ilícitos al exterior, la mayoría de ellos derivados de facturaciones fraudulentas realizadas por empresas transnacionales, entre las que se encuentran las exportadoras de soja, tal como ya lo advirtió una dirigente cooperativa.

        La potencialidad de recaudar y reducir la injusticia tributaria a través del impuesto a la soja depende del diseño de la ley. Esperemos que los parlamentarios sean capaces de aprobar una nueva ley que garantice estos objetivos.
        Saludos cordiales

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Benigno: Sin mayor recaudación será imposible reducir la pobreza y la inseguridad.
      Paraguay se encuentra en la encrucijada de reducir la pobreza y las desigualdades con escasos recursos para ello. La baja presión tributaria,(13% del PIB), que es la más baja de Región, comparada con la de los países que lograron mejorar el nivel de vida de su ciudadanía, exige un fuerte compromiso del Estado paraguayo. Razones éticas, económicas, sociales y políticas exigen al aparato estatal y al sector empresarial mejorar sustancialmente las recaudaciones, ya sea disminuyendo la evasión fiscal como aumentando los impuestos. En particular los empresarios tienen que cooperar, como parte de su responsabilidad social, con el pago de sus impuestos, para reducir la ancha franja de incumplimiento de las obligaciones tributarias que existe actualmente en el país. LOS PODEROSOS EN EL PAIS DEBEN TRIBUTAR.

      Paraguay se ubica en el escenario latinoamericano como uno de los países de menor presión tributaria y mayor desigualdad y pobreza. Esta situación pone sobre la mesa el inexorable debate sobre el financiamiento del desarrollo en el contexto de un gran sector de la población que vive con lo mínimo necesario, frente a uno que se lleva casi todos los beneficios del crecimiento económico.

      El aumento de las recaudaciones tiene dos vías de igual complejidad en el país. La primera es la disminución de la evasión fiscal; esta, desde las reformas de 1991 y 2004, ha venido verificando una tendencia sostenida a la baja. No obstante, algunos estudios señalan la persistencia de alrededor del 50% de evasión. El aumento de las recaudaciones por este camino requiere la modernización y el fortalecimiento de las instituciones con competencia para recaudar tributos, de manera a garantizar los mecanismos y la información necesarios para lograr un mejor control. Igual de importante es el Poder Judicial, cuyas acciones han sido públicamente criticadas por haber contribuido a la erosión fiscal, al favorecer a las empresas antes que al Estado.

      La segunda vía es el aumento de los tributos, opción no descartable teniendo en cuenta las bajas tasas vigentes y la inequidad tributaria generada por el peso que tienen los impuestos indirectos. Paraguay cuenta con bajas tasas de impuestos a las rentas de las empresas y al consumo sobre los cigarrillos y alcohol, y los mayores privilegiados son los exportadores de productos agrícolas, ( sojas, maíz, trigo, carne entre otros)que han visto crecer sus ganancias de manera extraordinaria gracias al constante aumento del volumen de producción y de los precios internacionales de sus productos, sin por ello contribuir más. Las bajas tasas de tributación no solo son un problema en términos de ingresos, también distorsionan los incentivos. Aumentar tasas tributarias puede contribuir a reducir el consumo de ciertos bienes como el alcohol o el tabaco y financiar la atención de sus efectos perjudiciales en la salud, o desincentivar las exportaciones de productos agrícolas, aumentando la oferta interna de insumos industrializables y para las cadenas productivas.

      El sector empresarial cumple un factor central en el objetivo de aumentar los recursos tributarios, tanto por su potencial para recaudar como para evitar la evasión. Su compromiso con el desarrollo debe sustentarse en sus acciones de responsabilidad social y en su presencia en iniciativas contra la pobreza, como el Equipo Nacional Estrategia País (ENEP), así como en pagar sus impuestos en virtud de su compromiso con el desarrollo.

      Solo con mayores recursos recaudados en el marco de una mayor equidad tributaria, el país podrá aspirar a mejores condiciones de vida.

      • Blanca Lila dice:

        Dr Meza Caballero: Los Poderosos tienen que tributar en este país.OTRO GOLPE DE LOS EMPRESARIOS Y LOS GANADEROS. Siempre se opusieron al IVA al sector agropecuario. Y con amenazas de tractorazos consiguieron que no sea incluido en la ley de adecuación fiscal 2421/04. (Ver enlace de abajo). Después de todo el IVA costo igual lo descargarían a los consumidores y encima cobrarían créditos fiscales para el pago del IMAGRO y seguirían trabajando en la informalidad comprando de todo de contrabando. Gran negocio.

        Una vez que existió el peligro real de que la exportación de soja sea gravada, con la aprobación del proyecto de ley en Senadores a fines del año pasado, los empresarios de la soja y el ministro prosojero Ferreira salieron al paso y solicitaron que se archive este impuesto y a cambio se ponga en práctica el IVA Agropecuario. Era un negocio redondo para los empresarios: reemplazar un impuesto a los empresarios de la soja por un impuesto a los consumidores.

        Ahora que la Cámara de Diputados rechazó el proyecto de gravar la exportación de soja, entonces, los empresarios de la soja y la ganadería dan nuevamente marcha atrás y ordenan a Luis Gneitin eliminar el IVA Agropecuario, y asi solo se aprobaron modificaciones sin relevancia al IMAGRO. El IVA si bien es un impuesto que lo pagarán los consumidores, sin embargo obligaría a los empresarios de la soja y la ganadería a exigir facturas legales y a trabajar en la formalidad. Pero, los sojeros y ganaderos no están dispuestos a ceder nada.

        Este es sin dudas el sector que más gana, menos aporta y más evade en un país cuya presión tributaria es de las más bajas del planeta.

        DICIEMBRE DEL 2003, SOJEROS SE OPINIAN AL AL IVA AGROPECUARIO DICIENDO QUE SERIA UNA CARGA PARA EL SECTOR.
        http://archivo.abc.com.py/2003-12-07/articulos/82762/iva-agropecuario-sera-una-carga-para-el-productor
        http://archivo.abc.com.py/2004-03-23/articulos/101030/sojeros-mantienen-postura-de-rechazo-a-aplicacion-del-iva

        DICIEMBRE DEL 2012, LOS SOJEROS SALEN A DECIR QUE SE APLIQUE EL IVA AGROPECUARIO EN VEZ DEL IMPUESTO A LA SOJA.
        http://www.ultimahora.com/notas/585118-Fecoprod-prefiere-IVA-al-agro-con-una-tasa-de-hasta-el-5

        19 de JUNIO DEL 2013 SOJEROS Y GANADEROS ORDENAN A LUIS GNEITIN ELIMINAR EL IVA AGROPECUARIO DEL PROYECTO DE LEY Y SOLO QUEDAN LAS REFORMAS AL IMAGRO. (Leer último párrafo)
        http://www.ultimahora.com/notas/627422-Diputados-aprueban–modificacion-de—impuesto-a–la-medida-de–productores

      • Juan dice:

        Dr. Meza Caballero.
        Impuestos directos y transparencia, herramientas para el desarrollo sostenible

        Paraguay es líder mundial en producción de soja, trigo, chía, carne y azúcar. “Es un país que alimenta al mundo”, dijo ante el auditorio la ministra de Hacienda, Lea Giménez. Ella tuvo a su cargo la exposición sobre la “Dimensión Económica”, durante el Seminario Objetivos de Desarrollo Sostenible en Paraguay.

        Entre los datos que resaltó en el camino por el cumplimiento de la Agenda 2030 están la disminución en un 50% del nivel de personas que viven por debajo de la línea de extrema pobreza y el bajo endeudamiento, que Paraguay mantiene como el menor de la región.

        “Debemos seguir impulsando desde las instituciones públicas no sólo el crecimiento, sino también el desarrollo”, agregó.

        Transparencia e impuestos directos

        El crecimiento económico inclusivo movido por nuevos motores -en su opinión- permitirá seguir avanzando en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. A esto se suman un aumento de la transparencia y responsabilidad fiscal, la calidad del gasto público, el ahorro fiscal y un mejoramiento en la cobertura de programas sociales, según la titular de Hacienda. “Esto permitirá tender puentes con la sociedad y ganarnos la confianza de la gente”.

        La política tributaria (con impuestos más directos) busca un crecimiento de la base de contribuyentes, la disminución de la evasión y mayor equidad, para generar más recursos y alcanzar lo agendado para el 2030. Además, estas condiciones ayudan a mantener el atractivo para la inversiones en Paraguay que es un país sin acceso directo al mar.

        La Agenda 2030 es un compromiso universal tanto por países desarrollados como en desarrollo, el cual reconoce tres ejes fundamentales, sociales, ambientales y económicos, que tienen como objeto y como fin el bienestar del ser humano.

  3. Juan Luis dice:

    Argentina, país de América Latina con la mayor presión tributaria
    Cuando en cualquier país el trabajador aporta un quinto de sus ingresos al fisco, en Argentina un asalariado le deja un tercio al Estado.
    1
    2
    3
    4
    5
    [ / 5 -Total: 0 votos ]
    1
    2
    3
    4
    5
    Enviar Imprimir Comentar

    Compartir
    25/12/2012
    BBC Mundo

    Un trabajador en América Latina paga en promedio un quinto de sus ingresos al fisco para estar en regla. Pero en Argentina, el Estado se queda con un tercio de las ganancias de un asalariado.
    Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Argentina es el país de América Latina con mayor presión tributaria, una cifra que se mide comparando los ingresos fiscales con el Producto Interno Bruto (PIB) de un país.
    En un informe publicado en conjunto con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los organismos revelaron que la presión fiscal de Argentina lo pone a la par de las naciones más desarrolladas del mundo.
    Mientras que los 34 países más ricos del planeta (miembros de la OCDE) tuvieron en 2010 una presión tributaria en promedio del 33,8%, en Argentina la cifra fue del 33,5%.
    Desde entonces, los impuestos han ido en aumento. El Fondo Monetario Internacional (FMI), estima que en 2012 los ingresos fiscales representarán el 38% del PIB argentino.
    La cifra supera la presión fiscal calculada este año para el promedio de los países del G-7 (36,2%) y del G-20 (35,7%). También es más alta que la proyección para Estados Unidos (32%), el Reino Unido (37,2%), España (35,7%), Japón (31,1%) y Australia (33,6%), entre otros.
    Para algunos esto es una buena noticia. “Como un desarrollado”, festejó el diario Página 12, de tendencia oficialista, la noticia del informe de la Cepal y la OCDE.
    Sin embargo, otros sostienen que los altos impuestos están ahogando a los argentinos y no se reflejan en mejoras en los servicios que brinda el Estado.
    “Argentina recauda como un país desarrollado pero tiene servicios públicos de país subdesarrollado”, resumió el economista Jorge Colina, del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa).

    CUESTIÓN DE TIEMPO
    Según Colina, la mayoría de los argentinos de clase media y alta contratan servicios privados de salud, educación, transporte y seguridad, debido a la mala calidad de los servicios públicos.
    “Un argentino que trabaja en blanco (de manera formal) debe destinar casi cuatro meses de su salario a impuestos nacionales, provinciales y municipales. Pero a diferencia de lo que ocurre en los países desarrollados ese dinero no vuelve a la ciudadanía en la forma de servicios públicos”, dijo.
    Según las cifras oficiales el 35% de los empleados trabaja de manera informal.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Juan Luis: Los Privilegios impositivo a sojeros debe eliminarse,

      que el sector sojero no puede seguir recibiendo un trato impositivo privilegiado o continuar pidiendo un trato diferenciado, con la excusa de que gravar la actividad agropecuaria empresarial desalentará la producción.

      En mi ensayo de que los poderosos del Paraguay tambien deben tributar,realice un análisis sobre “El auge de la soja y sus derivaciones” como parte de la publicación mensual que realiza el Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep).

      Plantee que la soja es el buque insignia de la expansión del complejo granelero (soja, trigo, maíz y girasol) y del afianzamiento de los agronegocios en el Paraguay en las dos últimas décadas.

      Además, que el avance del mercado de la soja coincide con la ausencia del Estado regulador para conciliar los intereses entre sectores, velar por el buen uso de los bienes públicos, hacer cumplir las normas medioambientales y garantizar el bienestar para todos.

      que la adopción de la semilla transgénica, el uso masivo de los agroquímicos y la mecanización agrícola permitieron un gran salto de la producción de la soja, concentrándose su cultivo principalmente en Itapuá, Alto Paraná, Canindeyú y Caaguazú. “Se estima que la producción en la presente zafra, 2012/2013, será del orden de 8,5 millones de toneladas”,

      Señale en mi Articulo de referencia, que la logística ha acompañado este proceso de crecimiento de la producción de soja con la expansión de la capacidad instalada de los silos, se suma los planes de industrialización para producir aceite y harina. También apunta que el transporte terrestre y el fluvial aumentaron su capacidad de operaciones, al igual que los puertos privados.

      Que es sorprendente que el sector sojero utilice la infraestructura vial, que no ha sido diseñada para tolerar las sobrecargas de transportadores de granos esté destruyendo un bien público y no tenga conciencia de sus obligaciones con el Estado.

      Explique en mi ensayo, que la contribución sojera con el fisco es insignificante. “Lo que el sector agropecuario aporta al Estado en impuesto directo es alrededor de 0,2% del total de los ingresos tributarios recaudados. Considerando los demás impuestos, su contribución llega al 2% del total”,

      Que esta situación es una expresión elocuente de una inequidad tributaria que debe ser corregida para enmendar una injusticia social, reparar los daños del bien público utilizado y mitigar las externalidades negativas sobre el medio ambiente.

      En tal sentido, que la media sanción del Senado del impuesto a la soja y otros granos es una llamada de atención sobre la situación de privilegio y la escasa o nula contribución con el fisco de un sector dinámico que genera riqueza y está obligado a aportar como cualquier otro sector, llámese industria, comercio o servicio.

      • Bernardo dice:

        Dr. Meza Caballero. El sector productivo so­jero, cuyo margen de ga­nancias es del 70% anual, debería ser sujeto de una atención tributaria mucho mayor. Los países vecinos sólo por la producción y ex­portación en granos pagan 32%. Aquí no se paga nada, con que le aplicarán un 10% que es lo que se pretendió con la ley que fuera vetada posteriormente por el pre­sidente Horacio Cartes.

        “Los sojeros están preocu­pados por su éxito, espe­cialmente los productores que no quieren pagar im­puestos, se refugian en el argumento de que ganan poco. Sin embargo, un in­forme del IICA y del Mi­nisterio de Agricultura y Ganadería demuestra que el sector tiene un índice de ganancia del 69%, eso lo dice el MAG y el organis­mo internacional, acá la gran pregunta es ¿cuánto aportan al fisco? ¿Cuánto aportan al Estado? Con esta explotación económica y si mirando los costos que esto supone no solamente al tema mediombiental a la alta tasa de migración cam­po/ciudad, a la devastación de nuestros bosques, la contaminación de nuestros canales hídricos, arroyos y ríos por citar simplemente los más visibles, vemos que realmente el sector se que­da con la parte del león sin tributar más que la cola del ratón”.
        IMPUESTOS

        El nuevo proyecto esta­blece nuevas disposiciones impositivas para la expor­tación de granos en esta­do natural. La iniciativa plantea un 15% de impuesto sobre el valor total de la exportación de granos en estado natural (soja, maíz y trigo).

        Establece, además, que todo lo recaudado por este tributo será distribuido de la siguiente manera: 50% para la adquisición de tie­rras para la reforma agraria por parte del Indert; 20% para apoyo a la agricultura familiar campesina con la producción agroecológica por parte del Ministerio de Agricultura; 20% para la atención primaria a la salud de las víctimas de intoxica­ciones por plaguicidas

        “Referentes del sector afirman también que el próximo año el producto interno bruto de lo que van a producir que es casi un quinto, solo aportarán el 2% y se sigue argumentan­do de que esta es una lectu­ra falsa cuando en realidad estamos hablando de he­chos concretos, prácticos, ciertos, repetidos por dis­tintos sectores, quejándose incluso el propio Ministro de Hacienda, no haciendo nada éste para que el Eje­cutivo realmente no vetara la ley aquella que establecía la producción de granos. Lo concreto y cierto es que en la medida en que no contribuyan a mejorar las condiciones en donde están asentadas sus empresas o sus cultivos la situación se volverá más precaria no sólo para el país, sino tam­bién para ellos”.
        EQUIDAD TRIBUTARIA

        “En términos generales yo estoy completamente de acuerdo con el impuesto que deben pagar los soje­ros y todos el complejo de los granos. Obviamente este impuesto tiene que ser sobre la utilidad no única­mente sobre los ingresos, en esto hay que ser muy cautos y la diferencia es que en el caso de los graneleros y sojeros, normalmente no se mide la utilidad después de una soja zafra, sino des­pués de terminado el año, en función al impuesto que ellos pagan asociado al ejercicio de su año fiscal que no es igual al de todos los demás”, explicó Chris­tian Borja, analista econó­mico.

        Sentenció además que todos los grupos deben pa­gar impuestos, “el mismo principio de justicia que pagamos todos, a mí ni me exoneran el pago, el im­puesto a la renta o un año porque al siguiente me fue mal o porque dos meses me fueron bien sobre esos ten­go que pagar y los que me fueron mal es mi problema.

        No, no es así, ese es el úni­co inconveniente que tiene que ser siempre aclarado; el sistema tributario tiene que basarse en que todos paguemos igual y sobre las mismas bases, asociado a esto me parece que ellos deben de pagar y el Gobier­no no debe propiciar que ciertos grupos no paguen los impuestos, eso no es una equidad tributaria”.
        Saludos cordiales

      • Esteban dice:

        Dr. Meza Caballero. LOS PODEROSOS EN ESTE PAIS TIENEN QUE PAGAR IMPUESTOS.Desde el 2004 se intenta gravar la exportación de soja. Si alguna vez pasó el Congreso, recibió el portazo del veto del Poder Ejecutivo.

        Hasta ahora, ningún presidente de la República se animó a ponerle el cascabel al gato.

        Todos admiten pública o secretamente que deben pagar más. En eso hay consenso.

        Un pacto político de estos días volvió a poner en vidriera el tema. Y nuevamente fue entre el cartismo y el luguismo, de amores desde la enmienda constitucional, y que continúa en el Congreso con cargos administrativos y cupos políticos para manejar la Fiscalía y el Poder Judicial.

        Lugo y Cartes se dan oxígeno mutuamente. Solo que el segundo acumula poder copando las instituciones, mientras sus aliados luguistas y llanistas se contentan con pequeñas victorias para sus banderas de cancha chica.

        PODERES REALES. Hay temas que definen el verdadero poder en Paraguay. Uno de ellos es el narcotráfico y su ramificación, la narcopolítica, que ha infectado todos los poderes del Estado. El Congreso no puede articular leyes para combatir este delito por los tentáculos que tejieron a través del financiamiento de campañas electorales. Paraguay está bajo dominio de estas mafias y se dirige como destino inexorable hacia un Estado fallido, como México.

        El otro tema que demuestra el poder real en Paraguay es cuando algún gobierno pretende elevar impuestos a sectores poderosos de la economía. Sin acuerdo político amplio es absolutamente imposible lograrlo.

        Así fue con el Impuesto a la Renta Personal, que se aprobó diez años después. Luego las ensambladoras de motos o el IVA a las cooperativas, o la reducción de intereses de las tarjetas de crédito. Todas tumultuosas, pero al final se impusieron sin que provocaran el descalabro apocalíptico que preanunciaron.

        Ahora nuevamente está en debate el polémico impuesto del 15% a la exportación de la soja en estado natural, planteado por el Frente Guasu.

        ¿ILUSIÓN O REALIDAD? El pacto en Senado incluyó encumbrar a Lugo como presidente de la cámara y por ende del Poder Legislativo a cambio de gobernabilidad. El luguismo planteó su propuesta legislativa más arriesgada como el impuesto a la soja como trueque político. La bancada oficialista le dijo que sí y el jueves la promesa se puso a prueba.

        En este pleito, ambos bloques jugaron con el cuchillo bajo el poncho.

        Días previos al tratamiento, Cartes ya bajó línea: no se aprobará el impuesto. Los senadores cartistas le buscaron la vuelta y por eso el mismo día del tratamiento se bajó el tono del proyecto: El Frente Guasu rebajó sus pretensiones del 15 a 10% y eliminaron al maíz y al trigo del paquete impositivo.

        El proyecto se aprobó en general, es decir, el título, pero su estudio en particular para definir el fondo de la cuestión quedó para tratamiento posterior. Esa misma tarde, la nueva ministra de Hacienda, Lea Giménez, anunció el veto, sin dudas, por orden de Cartes.

        El luguismo quedaba nuevamente en entredicho por prestarse a un juego de apariencias políticas.

        DERROTA PARCIAL. Pero el Frente Guasu mantiene su optimismo y cree que esta vez el impuesto será aplicado. Hay señales del Gobierno en ese sentido. La ministra Giménez admitió que el sector “podría aportar más al fisco”, pero no de esta manera. Y reveló el plan: “elevar del 5 al 10% el IVA para la soja y productos derivados; modificar el impuesto a la renta agropecuaria (Iragro) para equipararlo al impuesto a la renta de las actividades comerciales, industriales o de servicios (Iracis)”.

        Y no será el proyecto luguista. Los mismos senadores cartistas anuncian mesa de diálogo y nuevo proyecto, que será obviamente del oficialismo, lo cual revela que no será pronto. En delicados tiempos electorales la ANR no levantará el avispero.

        Además a Lugo ya le dieron titulares para entretener a su tropa. No está mal para la campaña electoral haber tocado la oreja al poderoso sector productivo, que puso en su mira a la izquierda como su gran enemigo político.

        Más allá del debate ideológico, hay un consenso social y político de que el sector que más gana aporte más al fisco. Porque tienen privilegios impositivos, porque buscan atajos para evadir el Iragro, porque son los mayores beneficiados de la infraestructura vial y los servicios públicos. Por justicia tributaria.

        Se ha demostrado que la única manera que los poderosos paguen más es con la coerción de la ley. Nunca hasta hoy han mostrado un gesto de solidaridad y admitir que deben pagar más.

        Por el poder acumulado que sigue sumando, porque tiene el control del Parlamento, Cartes es el único que le puede poner el cascabel al gato. La pregunta es: ¿se atreverá a hacerlo?

        ¿O, como todos los presidentes, su poder termina cuando rugen los tractores?

  4. Hortencia dice:

    Advierten que con presión tributaria actual será imposible honrar deudas

    Sin una mayor recaudación impositiva será imposible para el próximo gobierno cubrir los compromisos de deuda contraídos con bonos del Tesoro y encarar los más urgentes proyectos de infraestructura, advierten técnicos del BCP, luego de que un par de presidenciables (Efraín Alegre y Horacio Cartes) abordaran el tema con tinte más populista que realista.

    La presión tributaria (porcentaje del PIB generado con impuestos) del Paraguay ronda el 13%, la más baja de la zona, donde Brasil lidera con 30%, luego Argentina (24%), Uruguay (22%), Chile (18%), Colombia y Bolivia (17%) y Perú (15%).
    De hecho, los desembolsos adicionales que realizará el Gobierno en este 2013 serán con bonos del Tesoro, que en algún momento se deberá pagar luego de que el Presupuesto General de la Nación aprobado por el Congreso haya salido desfinanciado (sin cobertura) en torno a los US$ 700 millones.

    El 17 de enero último fueron colocados US$ 500 millones de bonos del Tesoro en el exterior para inversiones en infraestructura (ANDE y MOPC). En marzo último se colocaron G. 400.000 millones en el mercado interno para pago de deuda y gasto de capital.

    Para técnicos del BCP probablemente se pueda “bicicletear” por un tiempo, pero ese juego solo se podrá hacer con el capital, ya que los intereses deberán ser pagados. Entonces, hay un límite para el gasto público –por más que sea de calidad– que financie infraestructura, sin incrementar impuestos.

    El puro aumento de los impuestos que resulte del incremento de la producción en la economía no podrá satisfacer la deuda contraída, porque se aumentará proporcionalmente el gasto con respecto al ingreso, por lo que se requerirá alzar las tasas impositivas o crear nuevos impuestos si se quiere mantener en el futuro la posibilidad de seguir captando flujos foráneos. Hay plata afuera, en abundancia y a bajo costo, el país tiene buena imagen actualmente y solo falta salir a tomarlos con proyectos convincentes.

    Otro intento en 2014

    Se estima que el Paraguay requiere invertir alrededor de US$ 1.500 millones anuales en infraestructura para ponerse a la altura de otras economías que dieron a este rubro la importancia que se merece.

    Si el Estado se encarga de esa necesidad, en el 2014 deberá intentar otras colocaciones de bonos del Tesoro, que el actual esquema tributario difícilmente pueda resistir.

    La otra vía es que el Gobierno haya hecho sus últimas colocaciones de bonos para crear “infraestructura semilla” y después preparar un listado de proyectos que quiera licitar en concesiones para el sector privado.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Hortencia: Los poderosos deben tributar en este país, y además de todo esto el PGN se 2.000 millones de dólares para contratar Operadores políticos, chongos huesos entre otros, es decir en 5 años de Gobierno se despilfarra 10.000 millones de dólares en planilleros:La presión tributaria es la relación que existe entre todos los tributos que se cobran y el PIB, por lo tanto puede ser aumentada por dos vías, aumentando impuestos o disminuyendo la evasión. En el caso de Paraguay, según estudios realizados, la evasión en algunos impuestos, como el IVA por ejemplo, llegaría al 50%. Esto significa que muchos no pagan impuestos ( especialmente los poderosos del Paraguay no pagan impuestos), lo que hace que la cancha este desnivelada en favor de los ilegales. Por esta razón no se puede pensar en aumentar la presión tributaria a través del aumento de impuestos o la creación de nuevos impuestos,El nuevo Gobierno que asuma debe tener una politica de hacer pagar impustos a los poderos, porque lo que esto generaría una mayor igualdad entre los que pagan impuestos y los que no pagan impuestos. Lo correcto sería que se combata la evasión, buscando que los que no están pagando impuestos si lo hagan. Esta es la manera en que se debe buscar aumentar la presión tributaria en nuestro país. Si solo nos concentramos la disminución de la evasión en el pago del IVA, se podría aumentar la presión tributaria en varios puntos.

  5. Fernando Blasco dice:

    Monsanto sufre revés en un juicio en el Brasil

    En el marco del proceso judicial llevada adelante por productores de Brasil contra la multinacional Monsanto, la compañía sufrió un revés al ser rechazado un nuevo recurso contra el INPI (Instituto Nacional da Propriedade Industrial) que buscaba extender la vigencia de la patente de soja transgénica, cuyo vencimiento había sido confirmado por el Tribunal Superior de Brasil, según informó el gremio Aprosoja en su sitio web: http://www.aprosoja.com.br/.

    Según la información difundida en nuestro país por la Asociación de Productores de Soja (APS), el pasado 16 de mayo, el Tribunal Supremo desestimó el nuevo recurso presentado por Monsanto contra el INPI, siendo el segundo rechazo este año. Recordemos que el 21 de febrero el STJ ya había confirmado una decisión del Tribunal Regional de la 2ª región, que negaba a la empresa Monsanto un pedido de extensión de la patente. La decisión establecía que la patente en cuestión está vencida desde el 31 de agosto del 2010, pues la vigencia de 20 comenzó a contar desde la fecha del primer depósito en el extranjero, el 31 de agosto de 1990. Esta nueva decisión implica, según la información de Aprosoja, que queda ratificada la sentencia del juez de Direito Giovanni Conti da 15ª Vara Cível de Porto Alegre de soja, y según la decisión del STJ en otro recursos, será extendido a todos los agricultores brasileños.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Fernando: En mi ARTICULO DE REFERENCIA DOY LA RECETA PARA MEJOR EDUCACIÓN, BUEN SISTEMA DE SALUD Y ASISTENCIA A SECTORES VULNERABLES, PARA CREAR TRABAJOS DIGNO, Y SACAR DE LA POBREZA Y LA MARGINALIDAD A MUCHOS PARAGUAYOS.
      En mi Ensayo digo que los poderosos también deben tributar y recomiende alzar impuestos(la preión tributria es de solo 13% del PIB es la mas baja de la Región)

      Los gobiernos tienen que gravar con suficientes impuestos para que puedan incurrir en los gastos que necesitan, sin tener que comprometerse con deudas, , al recomendar al nuevo Gobierno que asume el 15 de agosto del corriente años, que incremente su presión tributaria, porque necesita una educación más fuerte, un buen sistema de salud y asistir a sectores vulnerables. y crear trabajos
      hize referencia a un libro digital mio lanzado el año pasado, cuyo título es “7 PUNTOS A TENER EN CUENTA PARA EL PARAGUAY QUE QUEREMO”.

      En mi trabajo destaco una cita sobre las expresiones de un renombrado abogado compatriota suyo, quien afirma que “pagar impuestos es el precio de la civilización; a mí me gusta pagar impuestos, es así que yo pago por la civilización”.

      El Gobierno tiene que ayudar a sacar a la gente muy pobre de la pobreza, tiene que construir carreteras, lograr un medio ambiente seguro, desarrollar la ciencia y la tecnología. El Gobierno necesita proveer salud, controlar enfermedades, construir un sistema educativo. “Entonces sigo creyendo, sosteniendo que el rol del Gobierno es real, es verdadero dentro de un sistema de mercado”,

      “Este es un país que paga poco impuesto.(la cultura de los paraguayos no quieren pagar impuestos) En la historia de Paraguay, , básicamente, el Gobierno no quería recaudar impuestos y no estaba realmente interesado en un desarrollo social amplio y en ayudar a elevar a la población en materia de salud adecuada. Por lo cual, mi opinión es que a través del tiempo, en una economía saludable paraguaya no solo los impuestos deben aumentar con la economía, sino que debe ser una proporción de los ingresos que tendrán que incrementarse, lo cual es distinto de la idea sobre austeridad”,

      , El nuevo Gobierno debe tener presente que el país necesita una educación más fuerte, un buen sistema de salud, asistencia a sectores vulnerables, requiere más ciencia y tecnología.

      Un cauteloso fiscal
      Una parte de esos requerimientos puede lograr el sector privado, pero muchos más requieren un gasto público. “Por consiguiente, no haría la pregunta de cuánto debiéramos cortar para mantener bajo el déficit presupuestario, sino que haría esta pregunta: cuánto necesita el Gobierno invertir para ayudar al desarrollo de los sectores sociales”,

      Yo me volví muy cauteloso fiscalmente. Eso no significa que estoy en contra del gasto público; no, estoy a favor de algo muy poco popular, que es pagar impuestos, , Y cómo podemos encontrar estos ingresos. Esto ya forma parte de la responsabilidad del Gobierno que no implica precisamente austeridad.
      Entiendo que la tarea de un Gobierno no es, simplemente, mantener el déficit bajo, ya que ese control puede hacerse sin tener ningún tipo de gobierno porque no seguirá los propósitos del país. Es tarea del Gobierno ser parte de una estrategia amplia para potenciar la estrategia propuesta (obtener mayores recaudaciones) a través de un escenario adecuado.

      Cabe recordar que la presión tributaria del país ronda en torno al 13% y es considerada la más baja de la región.

      Tendencia a ser águila fiscal

      Tiendo a ser, en cierta manera, un águila fiscal, porque no me gustan los grandes déficits presupuestarios.

      No significa que estoy en contra del gasto público, estoy a favor de algo muy poco popular, que es pagar impuestos: los gobiernos tienen que gravar con suficientes impuestos para incurrir en los gastos que necesitan sin involucrarse en deudas.
      Aentamente

      • Fernando dice:

        Dr Meza Caballero: Gracias por estos Dialogos intelectuales, esperemos que los lectores se instruyan de estos dialogos tan profesional, para aprender.En ese sentido El nuevo Gobierno debe impulsar Impuestos justos para inversión social

        Le comento Dr Meza. La campaña Impuestos Justos para Inversión Social se inició este fin de semana y continuará en los próximos días en distintos puntos del país. El objetivo es poner en debate la necesidad de un mejor análisis de los niveles de desigualdad e inequidad que perduran en nuestro país, y están relacionados al sistema tributario, entre otros factores.

        Forma parte del proyecto Alianza ciudadana para la transparencia y el desarrollo – Paraguay con el apoyo de varias entidades extranjeras y la implementación está a cargo de Decidamos y el Centro de Documentación y Estudios (CDE).

        Que con una presión tributaria del 13 por ciento, la más baja de América Latina, no es posible pensar que el Estado tendrá los recursos necesarios para desarrollar efectivamente políticas de inversión social de lucha contra la pobreza y de estímulos para el desarrollo económico y social.

        Las inequidades son inadmisibles y se deberán tomar medidas para tener un sistema tributario que promueva una mayor equidad y genere los recursos suficientes para el desarrollo de políticas que corrijan las desigualdades que se generan en el mercado.

        La campaña se inició en Capiatá y sigue esta semana: miércoles 3, a las 18:00 horas, Villarrica; sábado 6, Arroyito (Concepción), 8:30; miércoles 10, Cnel. Oviedo; jueves 11, Santaní; y el viernes 12, a las 17:00 horas, en Ciudad del Este.
        Atentamente

  6. Blanca Lila dice:

    Cartes y senadores de la ANR ratifican apoyo a impuesto a exportación de soja

    El presidente electo, Horacio Cartes, y los senadores colorados ratificaron ayer a la tarde la decisión de apoyar el impuesto del 10% a la exportación de soja y granos en general, señalaron ayer fuentes confiables. Este proyecto de ley será tratado este jueves en la sesión ordinaria de la Cámara Alta, confirmó ayer el titular del Congreso, Julio César Velázquez (ANR).

    Al término de la reunión entre Cartes y los senadores colorados en la residencia del presidente electo, nadie quiso hacer declaraciones periodísticas. Pero según se pudo averiguar, el tema central fue qué postura adoptarán los 19 senadores de la ANR en la sesión ordinaria de la Cámara Alta prevista para este jueves, cuando se trate el polémico proyecto de ley.

    De acuerdo a nuestra fuente, Cartes y los senadores ratificaron que la bancada colorada apoyará el proyecto de ley que grava en 10% la exportación de granos.

    Multipartidario

    El proyecto fue presentado por los senadores Juan Carlos Galaverna (ANR), Ramón Gómez Verlangieri (PLRA), Sixto Pereira (Frente Guasu), entre otros. Fue aprobado por el Senado el 4 de diciembre de 2012, rechazado por Diputados el 10 de abril de 2013 y tendrá sanción automática el 14 de julio.

    En la sesión de este jueves, el Senado debe ratificar la sanción en primera vuelta con 23 votos. De ser así, deberá volver a la Cámara de Diputados.

    La reunión en la residencia de Cartes se inició a las 15:00, aproximadamente, y se prolongó hasta las 18:40. Después de más de tres horas de discusiones, llamativamente ningún legislador colorado habló con miembros de prensa y se retiraron con sus vehículos en forma presurosa.

    No obstante, el senador Velázquez había adelantado ayer a la mañana cuál iba a ser la postura de su partido en la sesión del jueves.

    Vence el plazo este domingo

    Este domingo 14 de julio vence el plazo para tratar el proyecto de ley que aplica un impuesto del 10% a las exportaciones de granos. Por ese motivo, se incluyó ayer en el orden del día de la sesión ordinaria del jueves del Senado.

    Si el Senado aprueba, vuelve a Diputados. Si el Senado rechaza o no logra alcanzar los 23 votos, entonces pasa al archivo.

    Calculando el tiempo, de sancionar el Congreso el polémico proyecto de ley, será el presidente electo, Horacio Cartes, quien se encargue de promulgar o vetar.

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Blanca.Sin impuestos justos no se puede hablar de desarrollo
      La equidad tributaria constituye un desafío pendiente para la justicia social en Paraguay. Actualmente, los pobres, los asalariados y la clase media pagan entre 2 y 4 veces más de impuestos con respecto a sus ingresos que la población de mayores recursos. Desde cualquier perspectiva, esta situación denota una tremenda injusticia que debe ser modificada en el corto plazo. La reciente presentación de un proyecto de ley para gravar la exportación de granos en estado natural constituye un mecanismo que ayudará a revertir la inequitativa situación actual. Corresponde, pues, que sea estudiado con celeridad por el Congreso.

      Ningún país actualmente desarrollado llegó a esa ventajosa situación económica con una presión tributaria tan baja –apenas del 13 por ciento– como la que en el presente tiene el Paraguay. El anteproyecto de presupuesto no plantea ningún cambio estructural, y vuelve a poner el mayor peso de las recaudaciones en los impuestos indirectos.

      Esta estructura tributaria contribuye a mantener la desigualdad en nuestro país, una de las más altas de América Latina. Esta inequidad es, justamente, la causa de los graves problemas que nos afectan.

      La pobreza, el hambre, los altos niveles de conflictividad social, la inseguridad ciudadana y las causas prevenibles de mortalidad están directamente asociados a la desigual distribución del ingreso, de la tierra, de los servicios educativos y de salud, entre otros factores.

      Es bien conocido que el mercado no tiene interés en reducir todos estos problemas; al contrario, en la búsqueda de eficiencia puede contribuir a empeorarlos. Por eso, en cualquier sociedad moderna y desarrollada, el Estado ha asumido un rol central en la formación de los recursos humanos, la reforma agraria, la provisión de servicios de salud, la política laboral y agrícola, la regulación de los mercados y en el acceso a la Justicia.

      Esto sin distinción de ideología política. Países con gobiernos considerados de derecha lo hicieron y continúan haciendo, y países estimados de izquierda también, tanto en Europa y Asia, como en nuestra América Latina.

      Pero para que estas políticas sean posibles y tengan la cobertura necesaria se requieren de recursos genuinos. Ningún país se ha desarrollado a base del endeudamiento, y los que lo hicieron no fueron sostenibles en el transcurso del tiempo. Así lo demuestran las grandes crisis de endeudamiento del siglo XX y XXI.

      La base del financiamiento para el desarrollo a largo plazo se encuentra en las fuentes tributarias. La propuesta de ley presentada recientemente, y a ser discutida esta semana en la Cámara de Senadores, constituye un primer paso para dotar de mayores recursos al Estado y que este pueda de este modo cumplir a cabalidad su rol en el desarrollo, en el marco de una mayor justicia tributaria.

      La justicia tributaria no solo es un instrumento para recaudar. Es, sobre todo, el reflejo de un pacto social donde las autoridades –Poder Legislativo y Poder Ejecutivo– y quienes se encuentran en la cúspide de la pirámide económica se comprometen en la construcción de un país desarrollado y, sobre todo, más equitativo y socialmente equilibrado.

      Sin impuestos justos no se puede hablar de desarrollo, ni siquiera de combate a la pobreza. No apoyar esta propuesta significa que el discurso político del progreso es solo eso, un discurso. Por estos motivos corresponde que el Legislativo estudie con celeridad el proyecto de ley que busca gravar la exportación de soja.
      Atentamente

    • Gerardo dice:

      Blanca Lila. Continuando nuestro dialogo.La foto que tenemos que ver cuál ha sido la secuencia, como se llegó a la foto de hoy, la foto del 2016 del censo agropecuario con todo lo limitado que fue no logra ocultar que los cambios más trascendentes en el campo paraguayo son una enorme concentración de la tierra,(80% de las tierra cultiva de sojas, trigo, girasol, ganados, están en manos del 3% de la población) una enorme concentración y también extranjerización de la tierra y una enorme dimensión de tierras puestas al servicio de estos capitales extranjeros y además nuestra materia prima casi nada están en agregar valores, en cadenas productivas que deberían desembocar en grandes establecimientos de fabricación de aceites, expeler, entre otros, en grandes exportadores de soja, en estado natural(Sin darle valores agregado) o sea que estamos en una desnacionalización prácticamente absoluta de la economía, en una entrega de los recursos básicos, seguimos siendo colonia de los grandes países.
      El gobierno debería realizar un cambio de política fiscal, cobrar impuestos a los poderosos empresarios sojeros, ganaderos, entre otros, que poco o nada aportan al fisco, (Cobrar impuestos a la exportación de la materia prima en estado natural), y también modificar este sistema del Presupuesto Nacional, TOPEAR LOS GASTO CORRIENTE, CON UNA ENMIENDA CONSTITUCIONAL: 60% PARA GASTO CORRIENTE O VECEVERSA. Con este nuevo modelo del PGN se va a realizar un verdadero cambio en nuestro sistema fiscal, en las entidades centralizadas y descentralizadas -estamos hablando de los gastos del gobierno-
      Y cuando ahora se habla de un salvataje al sector campesino (No se sabe a cuánto asciende estas deudas), es realmente otro salvataje que caerá bojo los hombros de la población es realmente una deuda que asume el Gobierno en nombre de la población(Deudas mas deudas, esto trae inflación, recesión, entre otros), porque si bien las cifras oficiales de estas deudas de los campesino no se conocen andan entre 600, 700 millones de dólares, en ese entorno nos queda muy claro para todo el mundo que las cifras se va manipular, simplemente lo que jugó allí fue cierta manipulación para apagar estos conflictos, que traerá consecuencias, como en 1998 con los salvatajes de los ahorristas en negro (Que fue de 900 millones de dólares) Y prácticamente casi nada el Banco Central recupero de estas cifras siderales, y con esto nuevo salvataje a los campesinos, estamos por el mismo camino de los salvataje de los ahorristas en negro.
      Desaparece con un soplo y ya amenaza un 2016 muy duro para El Paraguay que queremos , porque si sumamos los intereses de los servicios de la deuda, mas este salvataje (Que se convierte en Deudas, que es igual a inflación, recesión, entre otros), sí que están batiendo record este gobierno de endeudarle al país que es uno de los datos que se oculta, el último dato es el de 6.000 millones de dólares nuestra deuda pública, (Pagar deudas con deudas), Co esta política de endeudamiento no se soluciona el nivel de pobreza y se agrega que hay más o menos 1.000.000 de jóvenes buscando trabajo , además con el temor de perder finalmente su trabajo que en muchos casos no hay solución como que se sigue changando con que ha disminuido el desempleo lo cual es una gran mentira, una gran falacia porque hace 2 o 3 años que la tasa de empleo está congelado descendiendo, que el poco desempleo que baje porque hay menos gente buscando empleo y porque además los trabajadores, que perdieron sus puestos de trabajo se consideraban desempleados de seguro estamos en un 10% de desempleo, es un desempleo brutal en cualquier país del mundo, esas cifras también son mentira, es una manipulación de cifras en la cual son expertos este gobierno y nada más.
      Este es el Paraguay que queremos de hoy y que se incrementa eso, además hay un sector que está por fuera que no está en ninguna estadística que se lo quiere esconder, que se lo quiere además criminalizar que es la gente que está durmiendo en la calle que crece, obviamente siguen creciendo los marginados en toda las zonas del Paraguay.
      Cada vez se trata de ocultar el país real con cifras, a veces mal hechas, a veces inventadas, con cifras que se ocultan, con cifras que se ponen en el primer plano para esconder otras y con una realidad que cada vez rompe más los ojos, es el esquema que presenta este gobierno y ya ni que hablar el gobierno de los populistas . Porque además de Lugo , hubo gente que lo votó pensando que era otra cosa, pero ya Cartes tiene la oportunidad de cambiar el rumbo, y no caer en la misma política del populismo.
      Hace poquitos días habló el PRESIDENTE de la república diciendo que para atraer las inversiones había que darles todo lo que pedían como forma de traer inversiones que según él son las que dan trabajo, las que dan desarrollo y que después ese funcionamiento iba a pedirle al estado recaudar lo que le había asignado en primera instancia, lo cual en el caso paraguayo es una gran mentira o un error porque los poderosos en este país no pagan impuestos(Pagamos nosotros por ellos) no dejan nada para el país y toda la recaudación del estado paraguayo se sigue apoyando en el impuesto al consumo y en el impuesto a los sueldo es decir que las grandes empresas sojeras, ganaderas, entre otros, prácticamente no participan del aporte que debieran realizar al fisco, por el contrario
      en una reunión los Empresarios Sojeros dijo que gracias a ellos como empresario de las soja, pagan impuesto de casi 600 millones de dólares, pero aclararon, que estos impuestos pagados vienen de la cadena de que se producen la soja, es decir pagan sus vecinosm los coreano, los chinos, pero ello como empresario sojeros no pagan directamente casi nada de impuestos.
      Se está entregando prácticamente el país a las grandes transnacionales, se está entregando a emprendimientos la economía del país, muchas veces con CONTRATOS DE CONFIDENCIALIDAD que ni siquiera la población se entera, de lo que dice recién se entera cuando es tarde, cuando el contrato ya está hecho por lo cual se le da el oro y el moro a estas grandes empresas y que les permite el enclaves de grandes empresas extranjeras, un poco el esquema típico de Centroamérica O sea que estamos en un proceso de entrega absoluta del país a los grandes capitales, ese es el Paraguay que queremos de hoy, el que lo quiera ver que lo vea y el que no lo quiera ver que no lo vea, el que lo quiera defender que lo defienda y el que lo quiera cuestionar que lo cuestione.
      ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS.
      Saludos cordiales

  7. Esteban dice:

    en el MERCOSUR se grava la exportacion de soja en estado natural, con el 35% de impuestos….!!!
    en la ARGENTINA se grava la exportacion de los derivados de la SOJA con el 15% de impuestos….!!!!
    en los paises desarrollado no se permite la exportacion de SOJA EN ESTADO NATURAL…!!!

    sin embargo nosotros no gravamos la exportacion de SOJA EN ESTADO NATURAL….!!!
    no gravamos la exportacion de los derivados de la SOJA, con la estupidez de que industrializaremos la materia prima, desde 1.936….!!!

    los sojeros son unos sinverguenzas y descarados…., no pagan impuestos…,

    y explotan la tierra mas fertil del mundo, sin aportar nada para recuperar la despreciacion de la tierra;
    utilizan la infraestructura vial, llenando los caminos de camiones y destruyendo todo a sus pasos;
    tiran 20 millones de litros de agrotoxicos al año, matando al 47% de la poblacion con cancer;
    contaminan todos los arroyos, nacientes, rutas, caminos, rios, lagos y humedales…,

    ES LA HORA DE QUE ESTOS SINVERGUENZAS, LETRADITOS PAGUEN ALGO Y DEBERIAN COMENZAR PAGANDO EL MISMO PORCENTAJE DEL 35% DE IMPUESTOS….., O EL PARAGUAY SE VOLVIO MUY RICO PARA ATENDER SUS COMPROMISOS SOCIALES Y ECONOMICOS Y YO ESTABA DURMIENDO….!!!!!

    VAMOS CARAJO, SEAMOS PATRIOTAS Y NO MAS VENDE PATRIA….!!!!

    • Ester dice:

      Esteban. lAS CARACTERÍSTICAS
      DEL CULTIVO DE LA SOJA

      *El cultivo de la soja es concentradora de la riqueza. Unos 4.000 empresarios concentran el 87% de las tierras sojeras y consecuentemente el 87% de las ganancias que genera.

      *De las 3,.4 millones de Has. destinadas a la agricultura 2,9 millones son de cultivos de soja, equivalente al 86%. La menor producción de rubros de consumo aumenta los precios internos y presiona sobre los índices de pobreza extrema.

      *La exportación de soja en Paraguay no paga impuestos, mientras que en la Argentina soporta una carga del 35% sobre el precio de exportación y el cultivo sigue en aumento.

      *Este año la exportación de la soja rondará los 3.000 millones de dólares. Una exportación así en la Argentina pagaría 1.050 millones de dólares. Esto explica porque para los sojeros la Argentina es el modelo maldito.

      *El aporte fiscal de TODO EL SECTOR AGROPECUARIO el año 2015 será de 172 millones de dólares, equivalente al 4,9% de los ingresos tributarios y servirá para solventar los gastos del Estado por cinco dias, ya que se gastarán 37 millones de dólares diarios.

      *La ganancia de los sojeros en las últimas cuatro zafras ha sido de 6.564 millones de dólares, suficiente como para cancelar la deuda pública (interna y externa) que ronda los 5.400 millones de dólares. Pero, en los últimos cuatro años los sojeros aportaron de Impuesto a la Renta solamente alrededor de 30 millones de dólares.

      *Los empresarios de la soja son quienes más ganan, menos tributan y más evaden en un país con una de las menores presiones tributarias de América Latina. Además, son quienes más deforestan, arrasan con la biodiversidad y poblados enteros, contaminan la tierra, el aire, las aguas superficiales y profundas así como los seres humanos, derramando 24 millones de litros agrotóxicos anualmente. A la vez son quienes más rompen las rutas, para lo cual el Estado les vende gasoil subsidiado!.

    • Francisco dice:

      Esteban. Es muy interesante el Articulo del Dr. Meza Caballero Los sojeros ganan fortunas, sumas siderales, pero no aportan.
      En una entrevista de la parlamentaria, que considero importante para enriquecer mas este debate de que los poderosos en el Paraguay que queremos deben tributar para crear trabajo, seguridad y educación, entre otros.”

      La parlamentaria habla en esta entrevista sobre el proyecto que quiere establecer un gravamen del 15% a la exportación de soja.
      Los senadores Fernando Silva Facetti y Blanca Lila Mignarro presentaron en el Congreso en los últimos días del pasado año un proyecto de ley que establece un impuesto del 15% a la exportación de la soja, el aceite de soja y la harina de soja. Mignarro explica en qué consiste la pretendida normativa y sus diferencias con respecto a otros proyectos, como el presentado por el Frente Guasu. Asegura que el objetivo es que aquellos exportadores que operan a gran escala tributen sobre sus ganancias y que el gravamen no sea trasladado a los pequeños productores, para lo cual se establecerán mecanismos especiales, según explicó. Sin embargo, reconoce que para conseguir los votos necesarios se tendrá que hacer “un largo y tedioso trabajo”.

      -¿El pretendido impuesto es fijado sobre la renta de los exportadores?
      -Sí, es sobre la ganancia que tienen los exportadores. Los sojeros afirman que el impuesto van a pagar los pequeños productores, ese fue siempre la discusión. Entonces, ahora lo que hicimos es presentar un proyecto de ley que grave las ganancias de los exportadores.

      -¿Cómo se salvaría el caso de los pequeños productores?
      -La propuesta es liberar de la carga a los pequeños productores, que no se les transfiere ese pago y que paguen aquellos que realmente ganan, que en este caso son los exportadores. El problema es que ellos ganan muchísimo dinero y pagan muy pocos impuestos, no es suficiente lo que pagan. El país tiene tantas necesidades, es de estricta justicia que paguen los que más ganan.

      -¿Cuál es el criterio para conseguir eso? ¿Se va a tener en cuenta la cantidad de tonelada exportada, se va a establecer algún tope?
      -Existen datos estadísticos donde se registran las cantidades de toneladas que se exportan. Tenemos esa información y la idea es que tributen sobre esos datos. Por supuesto, el que más exporta, va a tener que pagan más.

      -¿Algún límite específico?
      -Vamos a esperar cómo sale la ley. Nosotros pusimos un porcentaje del 10% al 15%, pero hay que ver cómo sale finalmente. Es un problema que presentamos tratando de salvar el intríngulis, porque los sojeros no aportan y es cierto lo que se dice y tenemos que buscarle alguna solución, porque ganan fortunas, sumas siderales, pero no aportan.

      -El aporte actual es más simbólico…
      -Claro. Nosotros tenemos demasiadas necesidades en salud, educación, de infraestructura. Entonces, en ese contexto, espero que los colegas entiendan la situación y salga la ley.

      -¿Cuáles serían las prioridades, a qué sector se destinarían los recursos?
      -Se destinaría a salud, educación a infraestructura. Aquí el Paraguay requiere de infraestructura para que la gente pueda sacar sus productos. En realidad, las necesidades son múltiples, así es que no va a faltar dónde invertir el dinero. Lo que más cuesta es administrar la pobreza, administrar riqueza seguramente dará gusto.

      -¿Cuál es la diferencia con el proyecto presentado por el Frente Guasu?
      -Ellos quieren gravar todos los granos, en primer término; en segundo término la producción del grano, lo cual es peligroso, porque, por ejemplo, el maíz no se puede gravar, debido a que no es mucho lo que producimos. Yo creo que el tema pasa por la soja, el aceite de soja y la harina de soja. Es decir, el grano en bruto, más la harina de soja y el aceite de soja. Es una cuestión de justicia, porque contaminan nuestros ríos, nuestros arroyos, entonces es justo que aporten más.

      -¿Este proyecto saldría dentro de este año?
      -Sí, sí Dios quiere. Lo vamos a tratar ya en marzo, con la idea que a mediados de año ya se lo pueda implementar.

      -Los grandes productores argumentan que de correr una ley así, va a perjudicar la producción, que el país dejará de ser competitivo…
      -Y lo siento si es así, porque el país tiene muchas necesidades, miles de necesidades y algunas muy urgentes, faltan máquinas para diálisis, no se tienen productos oncológicos; necesitamos refugios; el país necesita tratar a los drogadictos… hay miles de necesidades. Esto es simplemente una cuestión de humanidad, una cuestión imprescindible, necesaria, impostergable. Creo que se tiene que tener una mayor conciencia de parte de los parlamentarios apoyando con sus votos las iniciativa. De hecho no va a ser fácil.

      -¿Ya hay conversación con otros legisladores?
      -No, porque presentamos el proyecto en la última sesión y a partir de ahora yo voy a estar en contacto permanente con algunos senadores, Va a ser un trabajo largo y tedioso.

      -¿Qué nivel de recaudaciones puede conseguir el fisco con esta ley?
      -Lo que se tiene es que durante el 2013 las exportaciones superaron los 2.500 millones de dólares. Se tiene que ver eso, depurar, ya que éste proyecto solo afecta el grano, el aceite de soja y la harina de soja solamente. La contribución realizada por las personas jurídicas dedicadas a la exportación de soja, en concepto de Iracis, es sumamente exigua en relación a los volúmenes comerciales que manejan y que, en su conjunto, no representa siquiera el 1% de los ingresos tributarios correspondiente a los gravámenes directos de este tipo.

      -¿La ley permitirá como una suerte de depuración del sector?
      -La aplicación de esta norma permitirá, una vez afianzados los procedimientos tendientes a sincerar la renta real de los exportadores de soja, aumentar significativamente los ingresos fiscales. También es importante señalar que la explotación de la soja en el país, además de consumir recursos naturales, repercutir sobre la calidad del ambiente.
      La propuesta normativa pasará a ser un tema destacado de análisis cuando se reinicie el periodo parlamentario, en marzo de 2015.
      Atentamente

  8. Esteban dice:

    Dr. Meza Caballero. LOS COLORADOS GALAVERNA Y WIENS PRESENTARON PROYECTO DE LEY
    Plantean gravar en 5% exportación de soja para financiar becas de jóvenes al exterior

    Los senadores colorados Juan C. Galaverna y Arnoldo Wiens presentaron un proyecto de ley con el objetivo de aplicar un impuesto del 5% sobre la base imponible al impuesto a la exportación de granos de soja en estado natural. Argumentan que lo recaudado se destinará a otorgar cada año becas completas de estudio en el exterior a 1.000 jóvenes paraguayos.

    En el Senado vuelve a surgir otro proyecto de ley que busca gravar la exportación de soja. Pero en esta oportunidad plantean destinar lo recaudado a becas para el exterior.
    En el Senado vuelve a surgir otro proyecto de ley que busca gravar la exportación de soja. Pero en esta oportunidad plantean destinar lo recaudado a becas para el exterior. / ABC Color
    “Semillas para la ciencia” se denomina el proyecto de ley presentado por Galaverna y Wiens, cuya copia fue distribuida a los periodistas acreditados.

    Los proyectistas sostienen que unos 100 millones de dólares/año se pretende recaudar con la aplicación del 5% a la exportación de granos de soja en estado natural.

    Según la propuesta legislativa, se busca destinar la recaudación para financiar el otorgamiento de becas completas a estudiantes paraguayos de buen rendimiento académico, en las universidades y centro de investigación más prestigiosos del mundo.

    Las becas otorgadas serán universitarias y técnicas, así como de investigación de grado y posgrado. Cada beca incluirá, siempre según la propuesta, costos de estudio, alimentación, movilidad, pasaje, seguro médico y gastos de residencia en el lugar donde se usufructúen.

    Volver al país

    Los dos senadores aclaran en su proyecto de ley que los beneficiarios de las becas se deberán comprometer a volver al país para trabajar en el ámbito de su capacitación a los efectos de retribuir al Estado paraguayo la inversión realizada. En caso de que el beneficiario opte por trabajar en otro país, deberá devolver lo invertido por el Estado paraguayo al fondo destinado al programa de becas al exterior denominado “Semillas para la ciencia”.

    “Este programa apunta a que 1.000 jóvenes paraguayos por año tengan la oportunidad de salir, y que para el 2020 tengamos 5.000 jóvenes paraguayos estudiando”, afirma Wiens.

    Asimismo, se contempla la creación de un consejo de evaluación y fiscalización, dependiente del Poder Ejecutivo, que estará integrado por representantes de diversas instituciones oficiales y del sector productivo y será el encargado de administrar el otorgamiento de las becas.

    “Los jóvenes estudiantes son las semillas, que serán árboles gigantes que darán frutos para el desarrollo económico y social de nuestro país”, destacó Arnoldo Wiens, tras presentar el proyecto de ley.

    La propuesta tuvo entrada oficial el jueves pasado y fue girada a cuatro comisiones asesoras para su estudio antes de tratarse en plenario.

    Cartes vetó la propuesta

    El presidente Horacio Cartes había vetado en octubre de 2013 el proyecto de ley sancionado por el Congreso que crea impuesto a la exportación de soja, trigo, maíz y girasol en estado natural, bajo el argumento de que es un elemento “altamente distorsivo y regresivo”. Uno de los proyectistas fue el senador colorado Juan C. Galaverna, quien ahora presentó otro proyecto similar.

    • Bernardo dice:

      Esteban. Las políticas económicas de los últimos 30 años pretendieron hacer creer que la flexibilización y desregulación de los mercados era la solución a los problemas. Así fue como Estados Unidos, vía Escuela de Chicago, se convirtió en el país con mayor flexibilización laboral del mundo. Y ha sido justamente este país el que sigue aumentando sus niveles de desempleo, como ha sido publicado hoy por la prensa de Estados Unidos: escaló al 9,1% oficial en mayo, aunque el desempleo real es mucho más alto y supera el 22%.
      La única forma de detener el actual derrumbe de la economía es elevando los impuestos al 1% más rico del planeta, el único sector beneficiado de la crisis. Fueron estas reducciones tributarias las que aceleraron la bifurcación social que allanó el camino a la crisis dado que mientras ese 1% se enriquecía, los salarios permanecían estancados. Las reducciones tributarias comenzaron en 1981 con Ronald Reagan, y se propagaron por el resto del mundo como la fórmula mágica del desarrollo económico moderno. Treinta años más tarde se demuestra que aquello no fue más que una ilusoria fantasía.
      Atentamente

  9. Gladys dice:

    Dr. Meza Caballero. Plantean gravar exportación y las utilidades de la soja

    Los senadores liberales Blanca Lila Mignarro y Fernando Silva Facetti presentaron un proyecto de ley que pretende gravar el 20% sobre las utilidades de la soja en el primer año de vigencia de esta disposición y 10% a partir del segundo año. Además, plantea una tasa del 15% para las personas físicas o jurídicas que exporten soja en grano, aceite de soja y harina de soja.

    SOJAEXPORTACIÓN
    La propuesta legislativa fue presentada en la última sesión ordinaria de la Cámara de Senadores y fue derivada a las comisiones para su estudio a partir del 2 de marzo de 2015 cuando se reinicie el periodo parlamentario.

    Los legisladores argumentan que uno de los sectores más beneficiados con las actividades comerciales derivadas de la explotación agrícola es el de los exportadores de soja, que movilizan ingentes cantidades de recursos económicos, así como importantes flujos financieros que los ubican como uno de los principales generadores de producción y riqueza en el país. Sin embargo, este sector no se encuentra ubicado entre los principales contribuyentes al fisco y su aporte en concepto de impuesto a la renta no se compadece con ese nivel de riqueza que produce.

    La senadora Mignarro dijo ayer que la contribución que realizan las personas jurídicas que se dedican a la exportación de soja, en concepto de impuesto de las actividades comerciales, industriales y de servicios (Iracis) “es sumamente exigua con relación a los volúmenes comerciales que manejan y que, en su conjunto, no representa siquiera el 1% de los ingresos tributarios correspondientes a los gravámenes directos de este tipo”. De prosperar el proyecto, no se le trasladará la carga impositiva a los productores, sino a comerciantes acopiadores y a los exportadores.
    Atentamente

    • Gerardo dice:

      Gladys. MAS QUE NUNCA EL PARAGUAY QUE QUEREMOS NECESITA CAMBIAR LA MATRIZ DE SUS IMPUESTOS. Y MODIFICAR ESTE MODELO DE PGN. Paraguay el 22% de los ingresos aduaneros provine de las importaciones del Petróleo, y más de 12% de sus ingresos fiscales del Ministerio de Hacienda, proviene de los impuestos internos de los petróleos, es decir sumando, significa un ingreso fiscal del Gobierno casi 34%.( LA CAPACIDAD DE INGRESOS FISCALES DEL PARAGUAY ES DE 4.200 MILLONES DE DOLARES)
      Más que nunca el Gobierno necesita de cambiar el modelo del Presupuesto General de Gastos de la Nación.
      Cómo transfiere riqueza la caída del precio del petróleo
      La caída en el precio del petróleo en el 2000 estaba 30 dólares el barril y en el 2008 subió a 140 dólares el barril, y ahora a sus mínimos de 5 años y retrotrayéndose a una época a la cual nadie quisiera regresar, julio del año 2008, impactará en forma selectiva en las empresas, en función de si son productoras o si el petróleo representa un insumo en su estructura de costos de producción.
      Entre las distintas economías mundiales, el impacto pasa básicamente por saber si son productoras de petróleo y exportadoras netas, o bien economías importadoras netas de commodities energéticos.
      Los consumidores, las industrias demandantes de petróleo y las economías importadoras de petróleo le dan la bienvenida a esta abrupta baja del petróleo y el cambio en el mapa de riqueza que está por venir.
      Equivale a una baja en los impuestos desde el punto de vista económico siempre y cuando la baja del petróleo se traduzca en una baja de las naftas en el surtidor, tal como se verifica en los últimos años en las economías más serias, en especial en EE.UU. Parte de este beneficio y mayor actividad esperada que resulte pueda ir a los gobiernos, el efecto global general será la de impulsar el consumo y la producción, si se verifican los menores costos de energía en forma directa y de transporte. Mientras para los países que no tienen enganchado el petróleo con los precios internacionales, pero si enganchado y candadeado sus presupuestos, COMO ES PARAGUAY, a través de los impuestos del petróleo, en ese sentido Argentina el 70% es impuesto de los petróleo líquido,..
      Atentamente

  10. Anibal dice:

    Dr. Meza Caballero. LA primera pifiad del Ministro junior. Cuando dice: Los granos están pagando el impuesto a la renta y no estoy de acuerdo con grabar los granos a la exportación. Creo que sí deben gravarse las ganancias y hay que avanzar en esto, pero no sobre la exportación, porque ahí no se consideran los cambios de precios o de la productividad de la tierra y ahí se pueden crear los incentivos incorrectos a la hora de tomar inversiones.

    LOS GRANOS EN ESTADO DE EXPORTACION,…LIBRES DE EXCIPIENTES…TIENE DEFINIDO SUS COSTOS TOTALES.

    SI ESTE COSTO TOTAL ES SUPERIOR A LO QUE EL MERCADO OFRECE O PAGA…PUES QUE SE DEJE PLANTAR SOJA….Y PEOR TODAVIA SI NO DA GANANCIA

    ES MUY COMICO…PAGAR IMPUESTOS SI ES QUE GANAMOS ALGO…Y MIENTRAS?…COMO SE CONSIDERA EL DESGASTES DEL SUELO…EL TIEMPO OCUPADO….Y OTRAS VARIABLES

    SI ESTE ES EL CONCEPTO VALIDO PARA EL NEGOCIO DE LAS SOJAS…SEÑOR MINISTRO…APLIQUE ESTOS MISMOS PARAMETROS PARA LOS OTROS TIPOS DE NEGOCIOS Y COMERCIO…. ASI MUCHO SE VOLVERAN RICOS EN TIEMPO RECORD…Y SE PODRAN GESTAR PUESTOS DE TRABAJOS A LOS MILES DE HAMBRIENTOS QUE VAN COPANDO NUESTRO PAIS.

    PARA MI – LA PRIMERA GRAN PIFIADA DE ESTE MINISTRO JUNIOR.

  11. Gloria dice:

    Dr. Meza Caballero Senado trata el jueves impuesto a la soja y fomento al alcohol carburante

    El Senado tratará este jueves dos proyectos de ley que buscan gravar la exportación de granos. Uno se refiere exclusivamente a la soja y la segunda propuesta a la exportación de granos en estado natural (soja, maíz y trigo). Analizarán el fomento del consumo de alcohol absoluto y carburante.

    IMPUESTO A LA SOJA
    La mesa directiva y los líderes de bancada decidieron en su reunión de ayer incluir en la sesión ordinaria de este jueves el tratamiento de dos proyectos de ley que buscan gravar la soja y otros granos en estado natural. La primera propuesta se refiere a la aplicación de una tasa del 15% para personas físicas o jurídicas que exporten soja en grano, aceite y harina de soja. El proyecto fue presentado por los senadores liberales Blanca Lila Mignarro y Fernando Silva Facetti.

    El segundo proyecto, presentado por la bancada del Frente Guasu, pretende gravar con un 15% la exportación de soja, maíz y trigo en estado natural (excluye el girasol). En el 2013, el Ejecutivo aprobó el impuesto a la renta agropecuaria (Iragro) que impone impuestos específicos a este sector por la producción con una tasa ajustable de un mínimo de 5% y como máximo un 10%.

    Alcohol carburante

    La Cámara Alta tratará también el proyecto de ley de fomento al consumo de alcohol absoluto y alcohol carburante presentado por ocho senadores de distintas bancadas. La propuesta fue aprobada en el Senado y también en Diputados, pero con modificaciones. Una de ellas señala que las gasolinas de menos de 97 octanos deberán mezclarse con etanol anhídrido, producido a base de caña de azúcar de producción nacional. Cuando no sea suficiente, con alcohol producido a base de otras materias primas.
    Atentamente

    • Ferando dice:

      Gloria. “ESTAMOS EN UN PROCESO DE ENTREGA ABSOLUTA DEL PARAGUAY QUE QUEREMOS A LOS GRANDES CAPITALES, ESE ES EL PARAGUAY HOY”

      “No sólo se entrega el país a las grandes empresas extranjeras sino que se establecen contratos cuyo árbitro en última instancia es un organismo que está al servicios de esas grandes empresas, con lo cual jugamos de visitante y con el juez en contra y con la hinchada también en contra porque en este caso la hinchada es el propio Banco Mundial ,la instalación de estas mega empresas “desplaza actividades locales con lo cual a la larga no generan empleos sino que destruyen empleos, o sea que la tecnología como el caso de la soja son tecnología manipuladas por grandes empresas y casos destructivas del medio ambiente , o sea que el saldo es un saldo en rojo para el país de esta entrega. (LOS PODEROSOS EMPRESARIOS SOJEROS NO PAGAN IMPUESTOS, Y EL PUEBLO PAGA POR ELLOS).
      Cuando se reasume el rol del estado se asume con un papel totalmente distinto, con un papel de asistencia fundamentalmente del gran capital privado. (LAS DEUDAS A TRAVES DE LOS BONOS SOBERANOS, Y PAGAR DEUDAS CON DEUDAS).
      Hace poquitos días habló el PRESIDENTE de la república diciendo que para atraer las inversiones había que darles todo lo que pedían como forma de traer inversiones que según él son las que dan trabajo, las que dan desarrollo y que después ese funcionamiento iba a pedirle al estado recaudar lo que le había asignado en primera instancia, lo cual en el caso paraguayo es una gran mentira o un error porque después esas empresas están en Zona Franca, no dejan nada para el país y toda la recaudación del estado paraguayo se sigue apoyando en el impuesto al consumo y en el impuesto a los sueldo es decir que las grandes empresas prácticamente no participan del aporte que debieran realizar al fisco, por el contrario
      Los Empresario Sojeros en una reunión de empresarios dijo que durante el 2015 que habían pagado 600 millones de dólares en impuestos y aclararon que estos impuestos viene gracias a sus producciones de sojas, es decir pagar los vecinos, los coreanos, los chinos y menos ellos como empresario sojeros, con mas de 6.000 millones de dólares de ingresos que tienen los Empresarios de la Soja(SOLAMENTE ESTOS EMPRESARIOS DE LA SOJA PAGAN EN TOTAL 140 millones de dólares), el estado PARAGUAYO les regala los impuestos a las grandes empresa sojales, y el pueblo Paraguayo pagan por ellos, para rutas, escuelas, seguridad, salud, educación, puentes, entre otros. Y ellos orondamente se hacen llamar productores, y son EMPRESARARIOS DE LA SOJA.
      Se está entregando prácticamente el país a las grandes transnacionales, a los grandes empresarios sojeros, ganaderos, entre otros, se está entregando a emprendimientos la economía del país, muchas veces con CONTRATOS DE CONFIDENCIALIDAD que ni siquiera la población se entera, de lo que dice recién se entera cuando es tarde, cuando el contrato ya está hecho por lo cual se le da el oro y el moro a estas grandes empresas y que les permite el enclaves de grandes empresas extranjeras, un poco el esquema típico de Centroamérica en muchos momentos de América Latina que llevó a países como Honduras, Guatemala a situaciones críticas y deplorables, eses es el esquema que está aplicando el Paraguay.

      EL GOBIERNO DE CARTES dijo de que iban a cambiar para bien los destinos del país…
      Tampoco se puede tener demasiada confianza al que nombre el gobierno paraguayo en esas condiciones, o sea que en definitiva no sólo se entrega el país a las grandes empresas extranjeras, también a los buitres financieros, a través de los Bonos Soberanos, sino que se establecen contratos cuyo árbitro en última instancia es un organismo que está al servicios de esas grandes empresas y buietres financieros, con lo cual jugamos de visitante y con el juez en contra y con la hinchada también en contra porque en este caso la hinchada es el propio Banco Mundial, o sea que estamos en el peor de los escenarios posibles y ese es el país que se viene pergeñando bajo el argumento de que precisamos capitales, estas empresas no traen capitales en general se lo llevan, a veces utilizan préstamos internacionales así que los capitales que traen o son muy poquitos o no traen capitales, se ubican en Zona Franca con lo cual no pagan impuestos, desplazan actividades locales en muchos con lo cual a la larga no generan empleos sino que destruyen empleos, o sea que la tecnología como el caso de la soja son tecnología manipuladas por grandes empresas y a su favor, en muchos casos destructivas del medio, lo que hay que discutir son contenidos y ya queda muy claro ver que tanto el papel de los Empresarios Sojeros, los buitres financieros como el papel que eventualmente jugaría para sacar de la pobreza del Paraguay que queremos, forman parte de un modelo nefasto para el país, un modelo que de alguna forma transforma la producción del territorio en un mal sentido, porque la producción se realiza en función de las necesidades de estas grandes empresas y no en función de las necesidades del país, la infraestructura toda se pone al servicio de estas grandes empresas, caminos, carreteras, energía eléctrica, el agua, todo al servicio de estas grandes empresas y no al servicio del país, el aporte al fisco que realizan es prácticamente nulo porque se ubican en Zona Franca y los Empresarios Sojeros casi nada pagan impuestos(EL PUEBLO PARAGUAYO CON SUS NECESIDADES, PENURIAS, SACRIFICIO, PAGAN POR ELLOS), porque además todo se basa en contabilidades que realizan las propias empresas en muchos casos sin muchos controles, o sea que el saldo de esta entrega que entre otras cosas tiene como otro de sus resultados .
      Mas de la mitad del país están en manos de unos pocos empresarios sojeros, ganaderos, entre otros, en su mayoría sociedades anónimas en gran medida extranjeras.
      ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS.

      • Gerardo dice:

        Fernando. REALIDAD SOCIAL, LA AL GOBIERNO DEBERIA IMPONER UNA UGENDA DE TOPEAR LOS GASTOS CORRIENTES Y COBRAR IMPUESTO A LOS PODEROSOS EMPRESARIOS SOJEROS.

        Todo está listo para que en las próximas horas el Gobierno enviara al Congreso Nacional un proyecto de Ley de salvataje a los Campesinos. (QUE HASTA EL MOMENTO NO SE TIENE LA CANTIDAD DE CAMPESINO, NI LA CANTIDAD DE DINERO Y de DONDE SE VA A SACAR ESTE DINERO). El Gobierno ya firmo con los campesinos y cooperativista un plan para promover, con ayuda estatal, el pago de las deudas de los campesinos(PUBLICAS Y PRIVADA). La propuesta destinada especialmente a los pagos de las deudas de los campesinos será enviada sin demoras al Congreso y alimentará las negociaciones con la oposición y la disidencia, para lograr un proyecto que supere, y a la vez deje en vía al PE de tener el listado de campesino, que están en situación de deudas, y la cantidad y de donde se va a sacar el dinero. Se puede discutir con razón si esos proyectos son el mejor remedio, porque la experiencia anterior del salvataje de casi 900 millones de dólares para los ahorristas en blancos y negros no es precisamente alentadora, (El BCP no recupero ni el 10% de este salvataje a los Banqueros, y que el resultado fue catastrófico, que todos experimentamos)pero resulta claro que la delicada realidad social, fruto de la visible herencia de muchos gobiernos anteriores y del actual problema del agricultor campesino , va ganando peso en el temario político.
        Fuentes cercanas al Presidente confiaban en que la iniciativa del arreglo con los campesinos y cooperativistas pueda aportar a distender una semana política difícil en la perspectiva del Gobierno. Para el jueves, está anotada la sesión del Senado que podría tratar un proyecto para que los Empresarios sojeros, paguen impuestos a la exportación de sojas en estado natural, que cuenta entre sus principales impulsores al Frente Guazu. Y su momento los campesinos convocados en marcha reclamaron este rubro, de cobrar impuestos a los Empresario sojeros, además de la demanda repetida por el impuesto a las exportaciones de sojas en estado natural.
        No es esta la primera vez que el oficialismo registra señales de alarma en el sensible frente social. El año pasado presentaron un proyecto de Ley de Refinanciación Financieras, y que fue aprobado y sancionado por el PE.
        El problema, claro, supera el simple manejo de los tiempos. En el caso de los campesinos, hay una cuestión de demanda inmediata y otra por lo menos de mediano plazo. “Condonar todas las deudas públicas y privadas de los campesinos-agricultores no sólo es imposible, sino que además puede generar el efecto contrario”, dice una fuente del Gobierno. Es más o menos lo que dijo el Ministro de Agricultura, blanqueando de hecho una discusión interna en el oficialismo. Y es lo que comienza a circular entre algunos gobernadores oficialistas. Sobre ese terreno intenta trabajar el oficialismo: hay conversaciones con la oposición y con los colorados disidente, y también un cuidado diálogo con los líderes campesinos que tienen cuentas con la justicia, por las vías siempre abiertas de la Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Agricultura.
        Funcionarios del Gobierno buscan destacar los anuncios hechos para atender la demanda social, en materia de los problemas de las deudas impagas, a través de la Ley de Financiamiento Financiero , que les permiten a los agricultores campesinos a renegociar sus deudas, asistencias técnicas y sostenimiento de planes sociales, este último rubro todavía lejos de cierta armonización entre los distintos ministerios a cargo. Pero existen otros temas pendientes, entre ellos el de los supuestos agricultores-campesino en negro, una franja social numerosa y precaria incluso para focalizar políticas.
        El sector “de los productores campesino que no tienen productividad y no pueden competir, con los productos agrícolas de nuestros vecinos” representa al menos casi del total de productores agro-alimenticios , según las estadísticas dejadas por la gestión anterior. Los números, cuestionados como otros datos de la era de varios gobiernos anteriores, describen sólo en parte la baja se anotan como las más castigadas por el largo declive económico y el ajuste, según reconocen fuentes del oficialismo.

        De todos modos, los alivios parciales y las negociaciones en el Congreso no esconden la demanda permanente de un cuadro delicado. En el oficialismo, se habla de pasar la mitad del año para empezar a remontar la pendiente. Afirman que superado el problema campesino, el objetivo mayor es poner en marcha un ambicioso conjunto de obras públicas para revertir el prolongado deterioro de la economía. “No puede pensarse en un gran segundo semestre como si fuese una cuestión de fe. En otras palabras, también el día a día determinará lo que viene: la agenda social ya está instalada.
        Saludos cordiales.

    • Gerardo dice:

      Gloria. LAS EMRESAS AGROPECUARIAS, QUE PRODUCEN MAS DEL 25% DEL PIB Y PAGAN MENOS DEL 0,5% DE LOS IMPUESTOS.
      Algunos cambios aprobados en el Parlamento fueron vetados por el ejecutivo. Ante la ostentosa elusión de las empresas agropecuarias, que producen más del 25% del PIB y pagan menos del 0,5% de los impuestos, el Parlamento Nacional aprobó un gravamen a las exportaciones. Ese fue vetado por el ejecutivo. Aunque el desafío quedó planteado. Si el IRAGRO, un nuevo impuesto que sustituye al un nuevo impuesto que sustituye al un nuevo impuesto que sustituye al fracaso INMAGRO.
      -REFORMA TRIBUTARIA NO, PERO CAMBIOS SÍ Ha habido cambios importantes en la tributación, pero no una reforma tributaria. Con el presidente Juan Carlos Wasmosy se simplificó el centenar de impuestos existentes, 126, para simplificarlos, en 8 impuestos. Con la presidencia de Nicanor Duarte Frutos se estableció una adecuación fiscal, que tiende a hacerlo más transparente. El impuesto a la Renta Personal exige documentar los gastos para justificarlos, de lo contrario los ingresos deben pagan impuestos. Todo esto va en la dirección correcta, pero, una reforma fiscal, no tuvo lugar. Ella supone dos cosas. En términos cuantitativos debe doblar el monto recaudado, o aproximarse a ello. Es lo que corresponde según el potencial tributario del país, acorde con su nivel de desarrollo. En términos cualitativos debe hacer que los impuestos sean progresivos, o sea, redistributivos y no regresivos. Para ello debe prevalecer el monto de los impuestos directos sobre los indirectos.
      La Cultura Tributaria y la Sociedad fracasado IMAGRO , no llega a recaudar una cantidad razonable del sector empresarial agropecuario, deberá buscarse algún otro modo para cancelar el actual régimen de privilegio fiscal del sector rural. En esta nueva coyuntura, importa acercarse a aquellas resistencias mentales y prácticas, individuales y colectivas, que se oponen a la evolución de la fiscalidad, condición necesaria para una justicia fiscal y un estado de bienestar. Hay que remover la resistencia al tránsito que, desde la omisión impositiva, conduzca hacia más recaudación y equidad tributaria. Paraguay sigue siendo uno de los países del mundo con menor carga tributaria en relación a la región y en relación a países con igual desarrollo en el resto del mundo. Tiene un enorme déficit en la regresividad del tributo.
      Después de pagados los impuestos, aumenta la desigualdad, en lugar de disminuir. En cambio, no es así después de transferencias, que mejoran la equidad social, aunque en una pequeña medida. Esta estructura tributaria que los Poderos en el Paraguay que remos no tributan, LAS EMPRESAS AGROPECUACUARIAS, que producen más del 25% del PIB y pagan menos del 0,5% de los impuestos,(EL PIB DEL PARAGUAY ES DE 30.000 MILLONES DE DOLARES), priva al país de medios para emprender el crecimiento, para el logro de mayor equidad social y la sostenibilidad del crecimiento. Propio del discurso anti-tributarista es colocar al Estado como el problema. En éste discurso o narrativa, no se asume la acción ni la responsabilidad de los agentes económicos, sociales o políticos. No se reconoce la cultura que contribuye al déficit del Estado como propiciador del bien común. No se formulan ni acciones ni un pensamiento capaz de conducir a soluciones para los problemas, sino a la continuidad de las mismas situaciones desventajosas.(SE EMITEN BONOS SOBERANOS PARA CUBRIR EL DEFICIT FISCAL).
      Por otro lado, hay un avance de la fiscalidad en su formalización. El impuesto a la renta no generará fondos para el fisco, pero, obliga a pedir facturas, lo que blanquea la economía. El IRAGRO suprimió la excepción del IVA para los productos en estado natural (agropecuarios) y se espera que sirva para expandir la base fiscal agropecuaria. Las auditorias exigidas y las normas de cumplimiento obligan a una documentación más esmerada y a la desvinculación de los profesionales con los empresarios. Hoy los esfuerzos de Hacienda se dirigen hacer cumplir estas nuevas formas de imposición, IRAGRO e IRP; además de contribuir a suprimir las excepciones que hacen perder recursos al fisco en forma arbitraria.
      El impuesto a la Renta Personal exige documentar los gastos para justificarlos, de lo contrario los ingresos deben pagan impuestos. Todo esto va en la dirección correcta, pero, una reforma fiscal, no tuvo lugar. Ella supone dos cosas. En términos cuantitativos debe doblar el monto recaudado, o aproximarse a ello. Es lo que corresponde según el potencial tributario del país, acorde con su nivel de desarrollo. En términos cualitativos debe hacer que los impuestos sean progresivos, o sea, redistributivos y no regresivos. Para ello debe prevalecer el monto de los impuestos directos sobre los indirectos.
      La Cultura Tributaria y la Sociedad fracasado IMAGRO , no llega a recaudar una cantidad razonable del sector empresarial agropecuario, deberá buscarse algún otro modo para cancelar el actual régimen de privilegio fiscal del sector rural. En esta nueva coyuntura, importa acercarse a aquellas resistencias mentales y prácticas, individuales y colectivas, que se oponen a la evolución de la fiscalidad, condición necesaria para una justicia fiscal y un estado de bienestar. Hay que remover la resistencia al tránsito que, desde la omisión impositiva, conduzca hacia más recaudación y equidad tributaria. LOS EMPRESARIOS AGROGANADEROS, DEBEN PAGAR IMPUESTOS DE LA SOJA Y DEL GANADO, EN CUANTO EXPORTAN EN ESTADO NATURAL, ESTE IMPUESTO TIENEN DOS OBJETIVOS, INDUSTRIALIZAR NUESTRA MATERIA PRIMA Y LA JUSTICIA TRIBUTARIA, El Paraguay que queremos sigue siendo uno de los países del mundo con menor carga tributaria en relación a la región y en relación a países con igual desarrollo en el resto del mundo. Tiene un enorme déficit en la regresividad del tributo. Después de pagados los impuestos, aumenta la desigualdad, en lugar de disminuir. En cambio, no es así después de transferencias, que mejoran la equidad social, aunque en una pequeña medida. Esta estructura tributaria priva al país de medios para emprender el crecimiento, educación, seguridad, gastos sociales, infraestructura, amortizar las deudas, costaneras, para el logro de mayor equidad social y la sostenibilidad del crecimiento.
      Propio del discurso anti-tributarista es colocar al Estado como el problema. En éste discurso o narrativa, no se asume la acción ni la responsabilidad de los agentes económicos, sociales o políticos. No se reconoce la cultura que contribuye al déficit del Estado como propiciador del bien común. No se formulan ni acciones ni un pensamiento capaz de conducir a soluciones para los problemas, sino a la continuidad de las mismas situaciones desventajosas. Por otro lado, hay un avance de la fiscalidad en su formalización. El impuesto a la renta no generará fondos para el fisco, pero, obliga a pedir facturas, lo que blanquea la economía. El IRAGRO suprimió la excepción del IVA para los productos en estado natural (agropecuarios) y se espera que sirva para expandir la base fiscal agropecuaria. Las auditorias exigidas y las normas de cumplimiento obligan a una documentación más esmerada y a la desvinculación de los profesionales con los empresarios. Hoy los esfuerzos de Hacienda se dirigen hacer cumplir estas nuevas formas de imposición, IRAGRO e IRP; además de contribuir a suprimir las excepciones que hacen perder recursos al fisco en forma arbitraria.
      ESTE ES EL PARAGUAY QUE QUEREMOS Y NO LO QUE TENEMOS
      Saludos cordiales

      • Fernando dice:

        Dr, Meza Caballero. COMO DICE SU ARTICULO EN EL PARAGUAY QUE QUEREMOS LOS PODEROSOS DEBEN PAGAR IMPUESTOS. Obligar a los productores a pagar el impuesto inmobiliario

        Resultan reveladores los datos del Servicio Nacional de Catastro, que registran un 87 por ciento de evasión del impuesto inmobiliario en el sector rural y 60 por ciento en el sector urbano, estableciendo que los grandes productores rurales son los mayores evasores, especialmente los ganaderos, sobre todo los que se encuentran en la Región Occidental. Esto muestra que muchos de los que más se benefician de la dinámica productiva son quienes menos cumplen sus obligaciones impositivas, a pesar de la gran reducción que hubo en los valores fiscales. En este caso, los principales perjudicados son los municipios del interior del país. Al no pagar, se traba el desarrollo de las comunidades. Hay que encontrar un sistema para obligar a que cumplan con sus obligaciones.
        Muchos de los que más se benefician con la dinámica productiva de la economía son quienes menos cumplen con sus obligaciones fiscales.

        Es lo que se confirma al darse a conocer los últimos datos preliminares proveídos por el Servicio Nacional de Catastro, que registran una evasión del 87% en el impuesto inmobiliario, en el sector rural, y un 60% en el sector urbano, en los cuales se establece que los principales evasores son los grandes productores, especialmente los ganaderos establecidos en la Región Occidental.

        La situación afecta principalmente a los municipios del interior del país, que dejan de percibir una importante fuente de ingreso para financiar sus programas de desarrollo.

        Ya se había producido una sensible disminución cuando, tras haberse aprobado la Ley 5513/15, que modificó la Ley del Impuesto Inmobiliario, se había incrementado el valor de las tierras fiscales, pero las protestas de los productores agropecuarios acerca del monto del impuesto inmobiliario que debían pagar (con una tasa que se mantiene en el 1% del valor) hicieron que el Poder Ejecutivo, a mediados de agosto, reduzca hasta en un 50% los valores fiscales en varios municipios, bajo el argumento de que los pequeños productores no podían pagar el nuevo valor del impuesto inmobiliario.

        Sin embargo, según los datos que brinda el Servicio Nacional de Catastro, son los pequeños productores quienes más abonan los tributos municipales, mientras los grandes productores son los que más se mantienen en mora.

        El fenómeno resulta llamativo, ya que el sector ganadero es considerado uno de los más beneficiados con la dinámica de la productividad en términos económicos, al haberse convertido el Paraguay en el sexto país exportador de carne a nivel mundial.

        Esta bonanza del sector productivo no se redistribuye, sin embargo, en igual proporción en cuanto al cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

        Es una percepción parecida a la que se tiene acerca del sector sojero, cuyos directivos gremiales vienen ejerciendo un fuerte lobby a nivel legislativo para que no se impongan ni aumenten los impuestos a la producción y exportación de granos, a pesar de que se lo considera uno de los sectores más beneficiados, al ser el Paraguay el cuarto exportador y el sexto productor mundial de soja.

        Obviamente, la principal responsabilidad es del propio Estado paraguayo y de los municipios, en establecer mejores sistemas de control y de coerción, que obliguen a los grandes productores, principalmente ganaderos, a pagar el impuesto inmobiliario, pero también es necesario hacer un llamado a una mayor conciencia y responsabilidad de estos sectores.

        Que ellos y toda la sociedad sepan que al evadir los impuestos están trabando importantes programas de desarrollo en las respectivas comunidades y dañando a la misma democracia.
        Atentamente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: