ACERTADA DECISIÓN DEL SENADO CON LOS SUFRIDOS Y ESTAFADOS JUBILADOS BANCARIOS


 

Por Gerardo Meza C.

En un país en que la constitución y las leyes que rigen  parece que a veces molestan a algunos,  los sólidos fundamentos basados en en ellas por amplia mayoría, el Senado, cumplió su rol constitucional, de cumplir y hacer cumplir las leyes de la Nación con su contundente, RECHAZO EL VETO DEL PODER EJECUTIVO, DE UNA LEY INCONSTITUCIONAL Y CONFISCATORIA, que por más de 10 años venía esquilmando sus sagrados haberes jubilatorios a los mismos.

Los Senadores asumieron así con un criterio humanista como representante del pueblo paraguayo, los derechos humanos de los jubilados bancarios. No así, Manuel Ferreira Brusqueti, que no hizo honor alguno de ser hijo de un gran CARAI GUASÚ como lo fuera su padre, Federico (Poroto) Ferreira Caballero, y su abuelo, Manuel Ferreira, quien con espíritu solidario donara parte de las graderías  y la lumínica del gran club Olimpia razón por la cual dicho estadio lleva con justicia su nombre.

El Ministro de Hacienda, Manuel Ferreira Brusqueti,  devela falta de institucionalidad; las decisiones giran en torno a las personas y grupos, con intenciones y motivos para sospechar que de por medio hay un condenable plan para privatizar la Caja Bancaria (un plan de los Banqueros, los mismos pillos que antaño Eligio Ayala los enviara por un tiempo a la cárcel y que salieran gracias a maniobras judiciales.)

El Poder Ejecutivo no puede pisotear la Constitución y las leyes, jugando con la gente de la tercera edad y la falta de respeto de los derechos humanos de los jubilados bancarios. En tanto por su lado ese mismo poder, pide, entre otras cosas a través de la Adenda (ampliación presupuestaria) 133.017 mil millones de guaraníes, casi 30 millones de dólares, para que se otorgue dentro del (PGN) 2013, a la Presidencia de la República tales recursos al solo efecto de crear cargos y otros beneficios.

Para, Manuel Ferreira Brusqueti, ¿Existen los Derechos Humanos para los Jubilados en el Paraguay?. La jubilación es un Derecho adquirido para los empleados o funcionarios, ya sea de lugares públicos o del ámbito privado, que está garantizado por la constitución y las leyes, que garantiza un nivel de vida similar al que tuvieron durante sus años de aportes.El Poder Ejecutivo no puede desconocer. Que en el Paraguay en 1.992 ha dado el puntapié inicial al incluir en la constitución nacional la Declaración de los Derechos de la Ancianidad´´. Estas personas gozarán del derecho a la asistencia, vivienda digna, cuidado de salud física y moral, esparcimiento, trabajo, tranquilidad y sobre todo respeto.(El 80% de los Jubilados Bancarios tienen más de 70 años).

Esto hizo que las Naciones Unidas, se tomara en cuenta el tema de las personas de edad y así se convirtió en un Derecho Humano consagrado por los Acuerdos Internacionales (Declaración Universal de Derechos Humanos en Naciones Unidas. Pacto San José de Costa Rica. Declaración Americana de los Derechos del Hombre). Sin embargo en el Paraguay el PE esto hoy no se respeta. De lo ocurrido en los últimos 12 años, que a través de una ley inconstitucional y confiscatorio, se le confisca sus sagrado haberes jubilatorios, que solamente ocurre, con los jubilados bancarios,( y no con ningún de las otras Cajas de Jubilaciones, que existen en el Paraguay, con ellos se respetan el Articulo 103 de la Constitución Nacional, y sus Derechos humanos).

La clase política en el Paraguay, encontramos, que en vez. De proteger a nuestros jubilados bancarios, solamente reciben maltratos, que solamente con ellos pueden pisotear la constitución y las leyes, jugando con la gente de la tercera edad y la falta de respeto de los derechos humanos de los jubilados bancarios y por otro lado negando cumplir la constitución y las leyes de la Nación y engañar, a la ciudadanía, con informaciones atoxicadas. Surgen fundadas sospechas que con la actitud manipuladora de Ferreira, diciendo que el fisco no tiene dinero, para presupuestar, lo referente a la Caja Bancaria,(mientras que por otro lado el Ministro de Hacienda Ferreira Brusqueti está anunciando para cumplir , con la Constitución y la leyes, los Aguinaldos y ajustes salariales, a los demás Jubilados de las otras Cajas de Jubilaciones y Pensiones).

El fallo de la Corte Suprema de Justicia ordenó que el Estado debía hacerse cargo de los descuentos compulsivos que fueron obligados los jubilados bancarios, que se les confisque hasta el 58% de sus haberes jubilatorios, por la ley Nº 2.856/6 declarada inconstitucional por la máxima autoridad judicial del país, los reaportes de los jubilados. Y el Poder Ejecutivo se niega a cumplir la constitución y las leyes del país, y de la sentencia de la máxima autoridad judicial, aduciendo que no hay dinero para los jubilados bancarios, 2.700.000 dólares anual por 10 años fiscales, que esta ínfima cantidad de dinero que el Estado está obligado a presupuestar en el plan de gastos del 2013, que con esto según el Poder Ejecutivo, el Estado va a entrar en quiebra.(Solamente con los Jubilados Bancarios, la clase política no cumple la constitución y las leyes del país).

Ante la negativa del Poder Ejecutivo, nos preguntamos: ¿Con que autoridad moral se están manejando quienes nos gobiernan a hablar de los derechos que contemplan nuestra constitución y sobre la seguridad jurídica?. Como consecuencia de la falta de aplicación y cumplimiento de los derechos que tienen los jubilados bancarios.(Mientras que los otros jubilados y pensionados de las otras cajas de todo el país, para ellos solamente se contempla la constitución y las leyes?) .

Los paraguayos necesitamos y especial los jubilados bancarios tener toda la información necesaria para juzgar la actuación pública de los gobernantes de turno, sobre todo de aquellos que pretenden que los votemos otra vez. Suministrarla es una obligación estricta de quienes detentan el poder, no un favor especial o una contemplación particular que se tiene hacia los jubilados, que por la constitución y las leyes, están solicitando que por derecho y de hecho les corresponde.

En una determinación que debe ser ponderada en su justa medida por representar el cumplimiento de elementales prescripciones constitucionales, que la Corte Suprema de Justicia del Paraguay declaró inconstitucional, la ley Nº 2.856/6, diciendo la sentencia, que los haberes jubilatorios está garantizados por la Constitucional Nacional y las leyes, que deben ser respetados y acatados por los distintos poderes de nuestro país.

Esta sanción del Senado, de la Ley Nº 4.773/2012 constitucional y siguiendo el fallo de la Corte Suprema de Justicia, por mayoría absoluta, incluyendo el Oficialismo, cuya seriedad y responsabilidad, y cumpliendo su rol constitucional, de cumplir y hacer cumplir la leyes de la república, no pueden ser puestas en tela de juicio-esgrimidos por el Ministro de Hacienda Manuel Ferreira Brusqueti; parecía que el tema era un capitulo cerrado. Y de dar una solución definitiva a un problema social, de una ley inconstitucional y confiscatorio, y cumplir con constitución nacional y los pactos internacionales, sobre la garantía que deben tener los jubilados sobre su dignidad y la integración al tejido social de la nación.

Hace más de 12 años, que los jubilados bancarios, que por una ley inconstitucional y confiscatoria, se les obligó, a cumplir el rol que le compete al Estado, obligándoles a los mismos a soportar una confiscación de sus haberes jubilatorios de hasta 58%. Y con esta ley inhumana, los propios jubilados salvaron de la quiebra a la previsional. El sostenimiento del sistema recayó así injustamente sobre los hombros de los propios jubilados y no de los verdaderos creadores de la crisis como fueron el Estado en complicidad con los sicarios económicos. Y los jubilados no pueden continuar con esta situación, que a través del Ministro de Hacienda, el PE se permitan el derecho de incumplir las disposiciones constitucionales, alegando por ´´simples caprichos´´, que no hay dinero para los jubilados bancarios.( pero si existen dinero para la Presidencia de la República, 30 millones de dólares, para crear cargos y otros beneficios, y dar millones de dólares para fondear otras cajas de jubilaciones y pensiones).

Es preciso recordar al Ministro de Hacienda Manuel Ferreira Brusqueti y al Poder Ejecutivo que en el Paraguay nadie está por encima de la ley, y que los ciudadanos están asistidos por el derecho de conocer la actuación de sus mandatados, quienes, además, perciben sus haberes del erario público, es decir, de los recursos aportados por todo el pueblo paraguayo para el debido funcionamiento de la administración pública. De cumplir y hacer cumplir las leyes de la República.

Los paraguayos y en especial los Jubilados Bancarios necesitamos tener toda la información necesaria (no información intoxicada) para juzgar la actuación pública de los Gobernantes de turno, sobre todo de aquellos que pretenden que los votemos otra vez. Suministrarla es una obligación estricta de quienes detentan el poder, no un favor especial o una contemplación particular que se tiene hacia quienes por la constitución y las leyes les corresponde por derecho y de hecho. La Constitución está para ser cumplida, no para debatir entre cuatro paredes (entre Ferreira Brusqueti y sus consorcios); si conviene o no poner en práctica lo que ella claramente ordena.

Los Diputados tiene en sus manos, de cumplir su rol constitucional, y hacer cumplir las leyes, y dar una solución definitiva a un problema social, de una ley inconstitucional y confiscatorio; y cumplir con la constitución Nacional y los pactos internacionales, sobre la garantía que deben tener los jubilados, y que gran parte de los mismos están ya al borde de la indigencia y próximos al fin de su vida terrenal, muchos inclusive ya murieron con el sabor amargo del injusto atropello de sus haberes jubilatorios, en base a la nefasta Ley 2856/6.

Los Diputados tienen en sus manos, para devolverle Los Derechos Humanos a los Jubilados Bancarios, fundada en el respeto por la dignidad humana, y la solidaridad con las personas de la tercera edad, de rechazar la objeción del poder Ejecutivo. Y con esto, los Diputados cumpliendo su rol constitucional y con sus electores, sus prestigios aumentaran, y seguramente, el numero de quienes lo apoyan, y de esta forma devolver la dignidad y la integración al tejido social de la nación a los jubilados, que es la base del Estado Paraguayo.

8 Responses to ACERTADA DECISIÓN DEL SENADO CON LOS SUFRIDOS Y ESTAFADOS JUBILADOS BANCARIOS

  1. Dr.Bergonzi:
    Me parece muy atinado el articulo de Gerardo Meza C.
    El derecho de jubilaciones de funcionarios y empleados publicos es consagrado en la Constitucion. Del mismo modo, para el sector privado. No ha sido facil la conquista de este derecho fundamental del hombre, hasta llegar a un Estado democratico. El Derecho del Trabajo y sus conquistas sociales, como la jubilacion, no ha sido concedido espontanea y gratuitamente, sino que ha sido el resultado de una lucha intensa, de millones de trabajadores, inclusive con sangre.

    No se puede suspender o dejar de pagar una jubilacion, ni tampoco rebajar su monto. Por ningun capricho ministerial. El Ministro de Hacienda tiene que cumplir la ley; es personalmente responsable, en el campo administrativo, civil, penal y politico por cualquier transgresion de la Constitucion y de la ley, o por mal desempeno de sus funciones.
    Atentos saludos

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Prf. Dr Gabriel Chase, Los jubilados de la Caja Bancaria, están entrando en franco proceso de envejecimiento, que más del 80% de los jubilados tienen más de 70 años, Cumplir 70 años significa ingresar a la etapa de la tercera edad del adulto mayor; uno de los periodos con más cambios en lo biólogico, psicologico, personal y familiar) en ese sentido el Ministro de Hacienda Manueel Ferrerira Brusqueti y Federico Franco se pavonean, en sus discursos vacíos, de que su gobierno apoyab a la tercera edad), con su actitud de estos señores defienden una ley insostitucional y confiscatorio, y pisoteando la constitución y las leyes del país. Estos jubilados bancarios enfrentan serios obtáculos para acceder al seguro privado de salud, porque a partir de los 70 años los seguros de salud ponen obstáculos de toda laya. La mayoría de los jubilados bancarios viven al amparo de un seudo protección familiar que muchas veces no existe. Actualmente la familia no siempre se hace cargo de los ancianos; encuentran el momento para justificar la no atención.. Como usted dice Dr Chase, el derecho de jubilaciones de funcionarios y empleados públicos es consagrado en la constitución. De acuerdo a la constitución son responsables personalmente de las consecuencias civiles y penales de sus actos.( mientras por otro lado, los Diputados se auto asignan entre otras cosas 13 millones de dólares, para fondear su Caja de Jubilaciones y Pensiones de los Congresistas, para el PGN 2013)

  2. osvaldobergonzi dice:

    Gabriel: Comparto plenamente tu concepto acerca de lo que representa una jubilación, su derrotero de toda una lucha de conquistas sociales. Afectuosamente.

  3. Dr. Bergonzi: comparto lo que dice el senor Gerardo Meza Caballero. La jubilacion es un derecho humano que no debe desconocerse jamas. El funcionario jubilado se ha ganado ese derecho, pues ha dedicado la mejor y la mayor parte de su vida a servir al pais, desde una funcion publica. Alterar el monto de la jubilacion lleva consigo la responsabilidad civil y penal del Ministro que intenta desconocer la ley. Cualquier jubilado podra iniciar las acciones judiciales correspondientes.

    Cualquier decision que perjudique la jubilacion, es un acto ilicito. Lo que el Ministerio de Hacienda debe hacer es actualizar en forma constante y permanente los haberes jubilatorios, como manda la Constitucion. Atentos saludos

  4. Juan Andres dice:

    Dr Meza Caballero, comparto plenamente con el Señor Chace,
    Cuando el Ministerio de Justicia y Trabajo, o un Fiscal de Delitos Económicos, va a ser cumplir una sentencia de la Corte Suprema Justicia, , la ley Nº 2.856/6, declarada incostitucional por la máxima autoridad judicial, los reaportes de los jubilados bancarios. El Poder Ejecutivo se niega a cumplir la constitución y las leyes del país.
    Los Jubilados Bancarios, tienen el derecho de acuerdo a la Constitución y las leyes, seguir el mismo camino de los jubilados del IPS, para buscar justicia y resarcimiento de sus haberes jubilatorios, que por una ley inconstitucional y confiscatorio, que por más de 12 años se le confisca más de 58% de sus haberes jubilatorios. El derecho de jubilaciones de funcionarios y empleados públicos es consagrado en la Constitución. Del mismo modo, para el sector privado.
    La jubilación es un derecho humano que no debe desconocerse jamas

  5. Alejandra dice:

    Dr Meza Caballero, mientras los Diputados, se autoasignan 13 millones de dólares para fondear su Caja de Jubilaciones y Pensiones del congreso Nacional, y se subsidia mas 60 millones de dólares anuales a las Cajas de Jubilaciones y pensiones de las Fuerzas Públicas(Policía y Militares en retiro), todo estas cantidades de dólares para el PGN 2013.Mientras los Diputados están alargando lo referente a la Caja Bancaria, (Una verguenza Nacional).Y este Ministro de Hacienda, bueno para nada esta preparando la estafa para el pueblo Paraguayo, con SUS BONOS SOBERANOS, DE 550 MILLONES DE DÓLARES( 5% DE COMISIÓN, ESO EQUIVALES 25 MILLONES DE DÓLARES, DE COMETA, QUE POR ESTAR 6 MESES COMO mINISTRO DE hACIENDA, ESTE ES MANUEL FERREIRA BRUSQUETI)
    Las pensiones que hay que reducir y eliminar privilegios son las de los diputados y senadores. A continuación la de lAS fUERZA pÚBLICAS ex-policías y militares que están dejado al país, en la ruina. Seguimos por orden eliminando por ley los contratos blindados de altos ejecutivos que se marchan de rositas cuando está implicados en algún escándalo y con la “buchaca llena”(como este Ministro de Hacienda que esta preparando los Bonos Soberanos, y su cometa de 5%). A continuación eliminamos todos los sueldos con cargo a las arcas del estado de todos los políticos que ya no ejercen incluidos los ex- presidentes de los gobiernos. Seguimos eliminando sueldos millonarios de consejeros que cuando hay problemas dicen que ellos firmaban pero no sabían lo que hacían etc. etc. . Así se ahorra dinero y se predica con el ejemplo. Cuando esto se haya llevado a cabo, entonces hablamos de los ciudadanos de a pie. (y los jubilados bancarios muriendo en la miseria y en la marginación de los poderes políticos, en su ADN tienen la corrupción,) O nos calentamos todos y le damos una “pata” al trasero es estos bandidos que roban al pueblo asqurosamente y con una impunidad y asi les va a los paraguayos

  6. Esteban dice:

    Siempre que sale al tapete lo que los jubilados bancarios reclaman como resarcimiento por la confiscación de sus haberes inmediatamente surgen los comentarios malintencionados que dicen “ellos mismos hundieron su Caja”, “por qué todos nosotros tenemos que pagar los malos manejos de los directores de la Caja?”, etc., etc.; a esos despistados cabe preguntarles ¿por qué “todos nosotros” (inclusive los jubilados bancarios) tuvimos que pagar cerca de 1.000 millones de dólares por la crisis financiera inicialmente mencionada?; por qué “todos nosotros” (inclusive el último campesino de a pie de las comunidades más pobres de nuestro país, inclusive los indígenas silvícolas) tenemos que pagar el subsidio al transporte público para que los asuncenos no paguen 400 guaraníes más por pasaje?; y existen muchísimas preguntas más que podemos hacer;

    10) Si tanto insisten en antiguas pérdidas sufridas por la Caja Bancaria, cabe también resaltar que los aproximadamente 33 mil millones de guaraníes perdidos por la Caja en la compra del Banco Busaif y los aproximadamente 4 millones de dólares de perjuicio ocasionado por aplicaciones riesgosas en el exterior, es decir un total de no más de Gs. 50 mil millones de guaraníes, están sobradamente cubiertos con los Gs. 140.000.000.000 (y sus intereses respectivos) que dejarán de recuperar los jubilados bancarios;

    11) Cuando el Ministro de Hacienda dice que “la Caja Bancaria está bien, no está por colapsar, puede esperar más” no hace más que manifestarse como un retardado mental, LOS FONDOS SON PARA LOS JUBILADOS, NO PARA LA CAJA; la Caja Bancaria no sólo está bien sino muy bien, tiene solvencia financiera y actuarial comprobada por consultoras nacionales e internacionales; son los jubilados los que quedaron empobrecidos, endeudados, miserables, después de tanto sacrificio económico;

    12) Los jubilados bancarios son adultos mayores, personas en edad de protección social, no se les puede seguir sacrificando, el ESTADO le debe devolver a los JUBILADOS BANCARIOS lo que ellos le prestaron al ESTADO en un momento en que el ESTADO no concurrió a cumplir su responsabilidad social;

    13) Muchísimos jubilados ya no recibirán el resarcimiento parcial de su sacrificio porque ya murieron y otros muchos tampoco lo recibirán porque morirán antes de recibirlo.

  7. Luis dice:

    La Caja entró en quiebra a principios del 2000 por la crisis financiera nacional del 1995-2003;

    2) Se cerraron 23 bancos, esos bancos y sus respectivos funcionarios dejaron de aportar a la Caja, los ex-empleados se jubilaron y pasaron a cobrar jubilaciones, otros retiraron sus aportes;

    3) En ese momento el Estado debió concurrir a apoyarle financieramente a la principal víctiva de la crisis, a la Caja, y salvar la confianza en el sistema jubilatorio bancario;

    4) El Estado, en cambio, se apresuró en soltar alrededor de 1.000 millones de dólares para pagar a los ahorristas “defraudados” (todos sabemos que muchos eran “ahorristas” en negro);

    5) Cuando las papas ya quemaban en la Caja, el Estado tuvo la siniestra idea de que la solución estaba en dejar de pagar los beneficios que eran obligación de la Caja; en consecuencia, fueron promulgadas varias leyes obligando a los jubilados a hacer “aportes” extraordinarios de hasta el 57,50% de sus haberes mensuales;

    6) Desde el 2002 hasta el 2012 los jubilados bancarios “aportaron” (les confiscaron) un total de más de Gs.280.000.000.000 (doscientos ochenta mil millones de guaraníes); esto equivale a más de Gs.105 millones de guaraníes por jubilado; a valor actual esos montos son de más de Gs. 350.000.000.000 (trescientos cincuenta mil millones de guaraníes) y Gs. 132 millones, respectivamente;

    7) Los parlamentarios del período anterior reconocieron el tremendo esfuerzo económico que realizaron los jubilados bancarios, por eso sancionaron la Ley 4773/12 en la que se determinó que el Estado devuelva a los jubilados (NO A LA CAJA, como aviesamente mencionan los enemigos de los jubilados bancarios) el 50% del monto confiscado; y que se les devuelva ese 50% en un plazo de 5 años a 10 años, SIN INTERESES;

    8) La devolución parcial, tardía y devaluada, de lo confiscado injusta e inmoralmente a los jubilados bancarios, representa a valor actual no más de Gs. 85.000.000.000, que los jubilados están dispuestos inclusive a recibir en bonos; bueno, cuando se llega a la situación de mendigo se acepta cualquier limosna;

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: