EL DR. ARGAÑA TUVO RAZÓN


Dr. Humberto Zaracho

Uno de los pocos, sino talvez el único dirigente político paraguayo que se opuso al ingreso de nuestro país al MERCOSUR, fue el recordado Vicepresidente Dr. Luís María Argaña, alevosamente asesinado por los sicarios de los agentes de la antipatria. En efecto, en los primeros años de la década de los ´90, el último caudillo nacionalista decía que el Paraguay no debía suscribir el Tratado constitutivo del MERCOSUR en las condiciones en que fue redactado porque nuestro país se convertiría en un socio de segunda clase. Hoy los hechos le dan la razón, al extremo que sus socios del MERCOSUR le suspendieron sin tan siquiera permitirle el derecho a la defensa, haciendo tabula rasa del Tratado de Asunción y del propio derecho internacional.

Pero no lo es todo, el gobierno del Brasil y sus satélites formalizaron el pasado 31 de julio la razón política –por encima del imperio del Derecho- al incluir a Venezuela en el órgano subregional, violando los Artículos 20º del Tratado de Asunción, 37º del Protocolo de Ouro Preto y el 4º del Protocolo de Ushuaia. El propio extupamaro José Mujica confesó que para ello primaron más las razones políticas que las jurídicas.

Pues bien, a comienzos de la década de los ´90 El Dr. Argaña decía que: “Un país mediterráneo no debe formar parte de una unión aduanera con países que tienen litoral marítimo, sin establecer condiciones que lo beneficien como país sin litoral y de menor desarrollo. Su desventaja es muy grande. La unión aduanera le ata a un arancel externo común que encarece su importación y exportación con los elevados costos de transportes fluviales y terrestres, que no tienen los otros, impidiéndole competir en igualdad de condiciones. Y agregaba: “El Gobierno quiere luchar con las armas más inadecuadas en la arena del MERCOSUR, cuando se sabe que sólo una estrategia decididamente volcada a la industria podrá salvar el escollo de la integración y su alto costo social. He aquí sólo una limitada lista de los errores que se cometerán si firmamos en las condiciones que nos plantean nuestros “socios” en el tratado de constitutivo del MERCOSUR: 1. Lista de excepciones: un listado destinado a ayudar a la reconversión industrial es convertido en coto de caza exclusivo de los importadores, quienes quieren exceptuar del arancel externo común productos como whisky, perfumes, cigarrillos y varios otros artículos suntuarios. Lo correcto es reservar a los insumos industriales los 399 ítems arancelarios; 2. No al gravamen de la soja: cuando los demás países del Mercosur tienen impuestos aplicados a la oleaginosa, aquí argentinos y brasileños vendrán a comprar la soja a precio regalado, beneficiando sólo a los agroexportadores y no al Fisco. El fondo resultante del impuesto podría ser utilizado para la reconversión industrial y para una mayor asistencia directa al agricultor, eliminado la onerosa intermediación del exportador, que más bien resulta financista con el esquema actual; 3. Crédito caro e insuficiente para la Industria; el fondo industrial para la reconversión operará con créditos en dólares al 13 por ciento, con riesgo de cambio incluido. A duras penas, el financiamiento realmente disponible no llega a los 10 millones de dólares en la actualidad, ya que las demás líneas de créditos son aún posibilidades más o menos próximas. Se habla de un total posible de 70 millones, frente a una necesidad de de 500 millones de dólares de préstamos a mediano y largo plazo para la reconversión; 4. Recursos sólo para los agroexportadores: pese a la urgencia de reconvertir la producción nacional y reorientar el modelo económico sigue atrapada en la red de los intereses agroexportadores, al orientar a estos el grueso de los fondos financieros en moneda nacional. Sólo los sojeros, que por sí mismos podrían financiar su programa de siembra y cosecha, requerirán del Gobierno y del sistema bancario unos 350 mil millones de guaraníes (unos 180 millones de dólares  en créditos a corto plazo, que recibirán a tasas de entre 23 a 28 por ciento, en tanto que los volverán a traspasar a los acopiadores y productores a tasa mucho mayores. He ahí el negocio; 5. Falta de promoción de la abundante energía: el Paraguay no utiliza en forma conveniente su potencialidad energética para la radicación de industrias el país. Por el contrario, deja que Brasil utilice Itaipú a su antojo, tirando millones de dólares por el vertedero de la represa que podrían haber engrosado un fondo local para la reconversión industrial. Hay varios otros aspectos criticables, pero estos son las más elocuentes como demostración de que se ha tomado muy superficialmente el desafío del MERCOSUR. Valdría la pena que el Gobierno recapacitara y viera que el excesivo acento en favorecer los intereses de la intermediación comercial y financiera no conducirá a buen puerto la nave económica nacional”. Así el Dr. Argaña nos decía que tendríamos que cambiar radicalmente para favorecer a las industrias, de no ser así no deberíamos firmar el Tratado; el Paraguay debe iniciar con celeridad negociaciones del TLC con Chile, Bolivia, Corea, China y EE.UU., es el único camino a la prosperidad”. (1)

Más tarde, ya después de la firma del Tratado por Paraguay, Argaña nos seguía diciendo: “Entonces por esas malas negociaciones nos vamos a convertir en provincia económica de Brasil y Argentina”. (2)

Por esta razón propugnó la revisión del Tratado de Asunción. En una conferencia pronunciada el 7 de marzo de 1997, en el Centro Latinoamericano y del Caribe (Univ. Internacional de la Florida, EEUU), En una parte de su alocución manifestó: “… el Paraguay perdió posiciones regionales obtenidas con anterioridad al ingresar al MERCOSUR, razón por la que es razonable su renegociación con el objetivo de buscar el equilibrio de la manifiesta descomposición que la situación heterogénea de sus asociados ha generado”. (3) La Política Exterior paraguaya determina lo siguiente: “Las economías de Argentina y Brasil fueron las más beneficiadas durante los primero cinco años, de 1990 a 1995, ya que atrajeron inversiones extranjeras aprovechando la potencialidad del bloque y aumentaron sus flujos comerciales intra extrazona. Estos beneficios alcanzaron indirectamente al Paraguay y Uruguay, que vieron ampliado sus mercados progresivamente mientras duró la etapa expansiva. A partir de 1996 comienzan a adoptarse medidas unilaterales de política económica. Desde ese momento, se profundizan las dificultades para avanzar en la concreción de una unión aduanera plena. Naturalmente, Paraguay y Uruguay se resienten en esta nueva situación, en las que sus intereses nacionales, redireccionados en la fase previa hacia el MERCOSUR, se convierten en variables de ajuste de los aparatos productivos de los países de mayor tamaño en el bloque…..Sin un MERCOSUR que en los hechos realmente avance hacia el fortalecimiento de la integración subregional, nuestro país perderá una importante plataforma de integración al mundo, como ha sido señalado anteriormente, y tendrá problemas para potenciar su inserción internacional….Las medidas proteccionistas están afectando negativamente nuestra participación y la evolución del bloque y, por lo tanto, es necesario superarlas, profundizando y a la vez perfeccionando los logros en la integración económica y comercial, y desde allí avanzar hacia una cooperación política y general entre nuestras sociedades y Estados… La evaluación crítica de la presencia paraguaya en el MERCOSUR, no es para retirarnos del proceso de integración subregional, sino para identificar las obligaciones que no cumplimos y las que olvidaron nuestras contrapartes, y además para nuestra permanenia en el esquema, a partir de los Intereses Nacionales y del modo de desarrollar definido, y de tomar en consideración, también, los cambios estratégicos mundiales. En esta dirección, algunas acciones deben orientarse a redefinir nuestras relacions bilaterales con las contrapartes del Tratado de Asunciín y en la perspectiva de la profundización del proceso integrativo: Fortelecer la concepción del MERCOSUR como integración abierta, por negociaciones de mutuo beneficio, pero dentro de ese marco también con la UNION EUROPEA y el ALCA; Estudiar las compensaciones razonables y realistas que el Paraguay debe obtener del MERCOSUR, buscando alianzas estratégicas e insistir en la tesis paraguaya de los mecanismos institucionales para dirimir las controversias” (Política Exterior del Paraguay para el Siglo XXI: Bases y lineamientos. Ministerio de Relaciones Exteriores, págs. 81/2, Artes Gráficas Zampirópolos, As., 2003). Este importante documento, principal marco de referencia de la política exterior, elaborado durante el gobierno del Dr. Luis González Macchi, siendo Ministro de Relaciones Exteriores el destacado jurisconsulto e internacionalista Prof. Dr. José Antonio Moreno Rufinelli, refuerza a todas luces -con relación al MERCOSUR- los puntos críticos sostenidos por el Dr. Argaña.

El analista de Políticas Públicas para América Latina del Centro para la Libertad y Prosperidad Global, el uruguayo Juan C. Hidalgo, asegura que su país está en una posición "muy difícil" porque sus dos principales socios comerciales (Argentina y Brasil) le dan cada vez más la espalda al libre intercambio comercial. “Uruguay va a tener que decidir si morir fiel con sus vecinos o buscar acuerdos con otros mercados importantes. Si Uruguay en algún momento rompiese con el Mercosur para buscar acuerdo comercial directo con otras economías, como Canadá, Estado Unidos, la Unión Europea, por supuesto que generaría tensión política con sus principales vecinos. Sé que esto es algo que pesa y que debe estar en consideración del gobierno de Mujica. Pero creo que va a llegar un momento en el que Uruguay va a tener que tomar una decisión porque la tendencia es que Argentina va a seguir moviéndose en ese camino. Y lamentablemente la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha tomado decisiones certeras en varios temas pero en lo comercial no y parece que también esta llevando a Brasil a una posición proteccionista”. (4)

Lamentablemente, el tiempo le dio la razón al ULTIMO CAUDILLO: el Paraguay nunca hubiera suscripto el Tratado del MERCOSUR en las condiciones que lo hizo.

NOTAS:

(1) De los apuntes del Dr. Luis María Argaña, que me fueron proporcionados gentilmente por su hijo el Dr. Nelson Argaña.

(2) (EL ULTIMO CAUDILLO DEL SIGO XX. Recopilado por Reinaldo Donínguez Dibb en colaboración con Mario Halley Mora, pág. 36).

(3) LUIS MARIA ARGAÑA. Doctrina y Acción Colorada, pág. 209, año 1998).

(4) EL PAIS. Portal Digital, Montevideo, Uruguay, Domingo 29.04.2012, 19:05 hs.

6 Responses to EL DR. ARGAÑA TUVO RAZÓN

  1. Gerardo Meza dice:

    Dr Zaracho, El Mercosur siempre ha sido un mal negocio para el Paraguay, hay que abrirse con el mundo, el Mercosur no nos permite, este es una buena oportunidad para el Paraguay de abrir sus ventanas al mundo. Para hacer posible este retiro, el Paraguay debe denunciar el tratado de Mercosur, según lo establecido en el articulo 21 del mismo. La palabra denunciar significa en el derecho internacional la declaración unilateral que realiza un Estado de retirar su consentimiento a un tratado Internacional. Si bien el Paraguay tiene que retirarse del Mercosur, tiene que hacerlo en forma inteligente, gradual y negociada. Felizmente el mismo articulo 21 del tratado de Asunción indica que en caso que un país denuncie el tratado, tiene a partir de dicha denuncia dos años donde permanecen todos lo derechos y las obligaciones. El plazo que nos otorga el mismo tratado, nos va a dar el tiempo suficiente para una salida negociada. LA PROPUESTA QUE SUGIERO, ES CONVERTIRNOS EN MIEMBROS ASOCIADOS, COMO SON CHILE, PERÚ, COLOMBIA Y OTROS, QUE LIMITAN SU ASOCIACIÓN A TENER ACUERDO DE LIBRE COMERCIO CON LOS PAÍSES DEL MERCOSUR. ESTE NUEVO ESTATUS NOS PERMITIRÁ, COMO LO HACE CHILE NEGOCIOS CON OTROS PAÍSES DE LA REGIÓN Y DEL MUNDO. PODEMOS TENER ACUERDOS DE LIBRE COMERCIO CON MAS DE 70 PAÍSES. ENTRE LOS QUE PODEMOS CITAR ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA, LA UNIÓN EUROPEA, COREA, JAPÓN, CHINA, CHILE, COLOMBIA, MÉXICO Y MERCOSUR. ESTE NUEVO ESTATUS Y SIENDO UN PAÍS PEQUEÑO Y MEDITERRÁNEO VA A FACILITAR LA OBTENCIÓN DEL TRATAMIENTO ESPECIAL DIFERENCIADO( TED) QUE OTORGAN LOS PAÍSES DESARROLLADOS A LOS PAÍSES EN DESARROLLO. SALGAMOS DEL MERCOSUR PORQUE EL MISMO ESTÁ MUERTO Y HO YA NO LE SIRVE A NADIE. LO IDEOLÓGICO NO CORRE CON LO ECONÓMICO.

  2. Humberto Zaracho dice:

    Estimado doctor Meza: coincido con su idea. Por lo demás, se complementa a la propuesta del fallecido líder republicano Dr. Argaña. Fuerte abrazo nacionalista

  3. Artemio Santacruz dice:

    No hay duda. el doctor Argaña fue lo mas Grande que tuvimos. Sus asesinos nos privaron a los paraguayos tener el mejor gobernante de todos los tiempos.

  4. Sinforiano Amarilla dice:

    Viva Argaña por siempre.

  5. LUIS RAMIREZ dice:

    NO SE CUALES FUERON LAS CONTRAPROPUESTA DEL DR. ARGAÑA , PERO PARA MI, NO INTEGRAR EL MERCOSUR ES SUMERGIRSE MAS AL OSTRACISMO POLITICO Y ECONOMICO.

  6. Guillermo Alborno Mora dice:

    El Paraguay ( POR ENTONCES ANDRES RODRIGUEZ) nunca ingresó con la intención de SOCIO-COMERCIAL. Aquí está la VISION GEOPOLITICA del DR. Edgar L. Ynsfran, que siempre intuyó las relaciones internacionales como una suerte de reaseguro en la relaciones siempre complicadas con la Argentina y el Brasil.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: