ITAIPÚ Y EL USO DE LA ENERGIA: LA GRAN PARADOJA


Por Gerardo Meza C.

Hace unos días el Presidente Franco advirtió al Brasil que el Paraguay ya no está dispuesto a ceder ni regalar más su energía proveniente de la Binacional ITAIPU.

El equilibrio económico y financiero consagrado por el Tratado de Itaipú está en peligro, debido a la indefinición del ajuste de la tarifa de la energía generada de la hidroeléctrica. Obviamente, la decisión se encuentra postergada por una decisión política Económica del gobierno del Brasil que se opone al aumento.

El mecanismo de fijación de la tarifa de Itaipú se encuentra definido en el Reglamento del Anexo C, aprobado por resolución del Consejo de Administración de la Entidad y los fundamentos técnico-financieros del Comité de Estudios de Evaluación del Costo Unitario del Servicio de Electricidad ( Cecuse) de la binacional.

La tarifa vigente de Itaipú es de US$ 22,60 KW/mes y la tarifa propuesta por el Cense fue de US$ 24,30 KW/mes. ´´Recordemos que el Directorio Ejecutivo, otro de los organismos de la alta Administración de la binacional´´ aprobó la propuesta del Cecuse y la tarifa debió ser aplicada a comienzos del año 2012, dice que la aplicación de la tarifa por debajo del Costo es una violación del tratado de Itaipú, generando una nueva deuda espuria ilegal a la binacional.

Esta es la metodología pícara para generar DEUDAS ESPURIAS. La negativa de los Consejeros Brasileños, para pagar la TARIFA que establecen EL TRATADO Y EL ANEXO C, se debe asentar en el Acta del Consejo de Administración. Dicha acta debe ser remitida a la Cancillería, para que el Poder Ejecutivo reclame dicho incumplimiento, en la CORTE INTERNACIONAL DE JUSTICIA.

El incumplimiento de este PROTOCOLO, es causal grave en todo sentido. Esto es entrega de la Soberanía. La Subfacturación de potencias contratadas, sentencia a generaciones futuras a pagar cuenta de ELECTROBRAS S.A.

Brasil con su sistema pícaro hace que nos endeudemos con más (DEUDAS ESPURIAS), más un montón de intereses, ante la vista y paciencia de los sucesivos consejeros y la prensa cómplice. Estas cosas no se hacen gratis.  De esta forma el país se convierte en Sirviente y Esclavos del Brasil. SE TRATA DE UN IMPERIO, NO TIENE VUELTA DE HOJA. SE TRATA DE UN ENORME IMPERIO.

Franco (una mosca blanca entre sus congéneres del PLRA) advierte que Paraguay ya no regalará energía a Brasil. El Presidente acusó a los brasileños de dilatar todo, recordó que el país es propietario de 10 turbinas de Itaipú y apenas utiliza una y media de turbinas. Franco lanzó un claro mensaje a Brasil, cuestionando la cesión de energía y el precio que pagan por Itaipú. ´´ Me resisto a aceptar que Paraguay tenga que regalar su energía´´. El Presidente Franco sacó a colación que el precio de la venta de energía que recibe el Paraguay data de 1973 y no fue actualizado, se pregunta Franco ¿Es justo pagar el mismo precio de la energía durante 50 años?

En la coyuntura histórica actual, es imprescindible transmitir hacia adentro y hacia afuera, más que nunca, una imagen de credibilidad sin sombras.

La implementación del Sistema electrónico de Control del Consumo (medidor del consumo) del lado Brasileño por cada MWh utilizada por Brasil, contribuirá a lograr ese propósito.

El uso de la tecnología de avanzada para el control trasparente de la energía utilizada por el Brasil constituye un imperativo categórico para el Paraguay para de esta forma transparentar todas las operaciones de Itaipú. Si bien los brasileños tienen derecho a expresar sus puntos de vista y defender sus intereses en relación con la fiscalización de Control del consumo de la cada MWh utilizada por nuestro socio, es necesario, que no boicoteen todo emprendimiento que busque beneficio para transparentar todas las Operaciones de la Binacional.

A lo largo de mucho tiempo, el uso de controles carentes del soporte de la tecnología se ha prestado a la corrupción que, como, se sabe, siempre requiere la intervención de dos polos podridos. En nuestro caso la prensa se halla involucrada pues nada comenta al respecto salvo las opiniones de algunos comentarista.

En el lado Paraguayo sabemos que existe el Sistema electrónico de Control del Consumo (medidor del consumo) por cada MWh de energía utilizada por el Paraguay.

Llama poderosamente la atención que la binacional del lado paraguayo, de manera abierta o solapada, se ha resistido a exigir al Brasil, la utilización de implementos electrónicos de control del consumo de laenergía, porque ello supone que la totalidad de lo cobrado por la energía por cada MWh utilizada por el Brasil, tal como debe ser, quedará transparentado.

Al desaparecer la posibilidad de negociaciones extralegales morirá el vicio de las declaraciones distorsionadas por no tener el Sistema electrónico de Control del Consumo (medidor del consumo) del lado Brasileño.

Además de tener un mecanismo de control del consumo de energía del lado Brasileño como se tiene del lado Paraguayo, permitirá a la Itaipú mejorar su imagen, y transparentar todas las Operaciones de la binacional.

El Control por cada MWh utilizadas por las dos partes, darán seguridad a la binacional de que no hay fugas de la energíautilizada, por Brasil y Paraguay.

El beneficio especifico de la transparencia de las Operaciones de la Itaipú Binacional, repercutirá en otros sectores ya que será una señal de que la actual conducción política del país desea transitar por la vía de la honestidad y la responsabilidad; como expreso últimamente el Presidente Federico Franco.

El lenguaje de Franco que su Gobierno tiene la voluntad de cambiar los antiguos paradigmas para volcarse a los nuevos tan necesarios para formar parte del círculo de lo contemporáneo. Debe desaparecer la imagen del funcionario y el periodista paraguayo que vienen haciendo la vista gorda desde hace décadas.

Las autoridades de Itaipú, si tienen un mínimo sentido de  PATRIA, tienen que tomar conciencia de que alguna vez se debe formalizar las operaciones y dejar de manejarse con datos manipulados.

El sinceramiento permitirá a todos salir ganando porque es obvio que se podrán transparentar los costos de producción de la energía de la binacional, se tiene que someter a las reglas del juego de la transparencia.

94 Responses to ITAIPÚ Y EL USO DE LA ENERGIA: LA GRAN PARADOJA

  1. luca dice:

    ottimo articolo, il Brasile deve essere equo per i paraguaiani

    • El uso de la energia fue el proposito del Tratado de Itaipu, que en la actualidad el Paraguay ha cedido en buena parte a su socio el Brasil. Itaipu debe ser aprovechado por los paraguayos, como fue originalmente concebido: constituir un polo de desarrollo. Es una buenisima politica hacer la conversion de cesionario de energia electrica a consumidor de ella.

      • Carlos Jorge dice:

        Gabriel Chase:
        Para satisfacer a esta reivindicación, Brasil está donando a traves de FOCEM US$400 millones de dólares para la construcción de una línea de transmision de 500 kV (entre Itaipu y Asunción).
        La cosa más importante que el pueblo brasileño recibe de estas inversiones es la ingratitud de parte de la población de Paraguay, que se reflecte en la parcialidad de las informaciones y la ilimitada tentativa de sangrar Itaipu.

      • Gerardo Meza Caballero dice:

        Dr Chase: Obviamente, nuestro Gobernantes de turno, se olvidan de que la República del Paraguay es propietaria con el Brasil, por partes iguales, de la usina y del 50% de su producción. Luego, tanto los gobiernos de turno como los administradores paraguayos de Itaipú y de la ANDE son los responsables de haber ignorado las proyecciones hechas, incluso hace más de 10 años, del comportamiento del mercado paraguayo.

        ¿Alguna vez, incluso ahora, los gobiernos que se sucedieron en la cresta del poder investigaron las causas de tan sospechosa imprevisión? !Nunca!

        Si graficáramos la presente relación de nuestro país con Itaipú, optaríamos por la figura del individuo que agoniza de sed sobre el brocal de un pozo lleno de agua.

        Si al menos una pizca de coherencia adornara a los mandamases de turno, en vez de festejar la generación de más energía para las empresas brasileñas deberían estar apurando el tendido de nuevas líneas de transmisión, exigiendo la devolución de nuestra soberanía en Itaipú y Yacyretá, el pago del justo precio por nuestro cuantioso excedente energético, la descontaminación total de sus deudas espurias, etc.

    • Carlos Jorge dice:

      Hay que se ponderar que la no aprobación de la nueva tarifa propuesta por CECUSE es por la no aceptação del presupuesto que onerava en 89% los “otros gastos”, sin especificar los motivos. Sus defensores decían que era para ampliación de los gastos sociales (R.Canese), otros decían que eran para fines políticos (elecciones presidenciales). 200 millones de dólares es una valor bastante representativo. Es casi el valor con que se incrementó la compensación por la cesión. Hay límites para la complacencia brasileña.
      La cuestión de la credibilidad es muy importante. Cuando se utiliza recursos de Itaipu para acciones no previstas o aprobadas por el consejo de la compania (ej.: Viaje de reporteros a Estados Unidos acompañando el presidente, se está robando el consumidor paraguayo más tambien el brasileño. Y esto es solo una pequeña parte de las sangrias desatadas que ocurren en la parte paraguaya de Itaipu.
      Otra desigualdad es la tarifa que Brasil paga más US$37,74 sin la cesion y Paraguay solo US$32,13.
      Como se puede veer, el Tratado y los brasileños son muy complacentes con Paraguay.
      US$ 9,32 dólares es la compensación por la cesión.
      Itaipu genera más de US$ 500 millones de dólares (más de 2% del PIB) para el país.
      En 2023 Paraguay tendrá su deuda amortizada.

      • Ernesto dice:

        Sr Carlos Jorge se debe ajustar la tarifa de Itaipú

        Esta es mi posición como , secretario general del Sindicato de la Dirección Técnica de la Itaipú Binacional (Sinditaipu), considera que Brasil debe aceptar el ajuste de tarifa de la entidad binacional.

        Mi posición se sustenta que el presupuesto del ente no incluye lucro alguno en su asiento contable, persigue solamente el equilibrio económico-financiero de su cuenta, bajo la premisa de saldo cero de su deuda en el 2023; en esas condiciones no se justifica tener presupuesto estrecho, más aún teniendo una estimación de evolución tarifaria aplicada desde 1997.

        “Entre algunos de los argumentos esgrimidos por nuestra contraparte para evadir el ajuste tarifario del Costo Unitario del Servicio de Electricidad de Itaipú resalta la incidencia que tendría sobre el mercado energético brasileño un eventual incremento, a pesar de las exigencias técnicas irrebatibles para la operación normal de la hidroeléctrica binacional, el temor nacional radica en que el sustento de esta política sea cargada una vez más a la Itaipú y por consiguiente al Estado paraguayo”,

        E estimo que los negociadores paraguayos manifestaran sus observaciones sobre el particular. “Reportes de los medios de prensa de ese país hacen referencia a que el Gobierno eliminó el riesgo de racionamiento energético, creó condiciones propicias para el aumento de la inversión en la generación, ampliación de redes eléctricas en la transmisión y distribución”.

        Ppara compensar una eventual caída en los ingresos procedentes de este rubro, el Gobierno brasileño aportará 1.650 millones de dólares anuales para financiar el sector eléctrico, es una decisión histórica y ambiciosa, dicen. “Estimo que luego de estas medidas populares del Gobierno, sus colaboradores serán más inflexibles en los debates binacionales en la cuestiones tarifarias”,

      • Maario dice:

        Brasil sigue con su política de no subir la tarifa de la energía de itaipú. Paraguay insistirá en subir tarifa de Itaipú, según director juridico

        El director jurídico de Itaipú, Eusebio Ramón Ayala, refirió que a fines de este mes o en noviembre se tendrán los resultados del estudio del costo de energía de Itaipú, que actualmente es de 22,60 dólares el kW/h.

        “Seguro se recomendará un precio superior, ya que con el anterior intento de elevar el nivel a 24,50 dólares el kW/h la vez anterior, no se tuvo suerte desde el directorio de la binacional, porque el Consejo de Administración no aprobó ese incremento en diciembre pasado. En Brasil consideraron que no era conveniente subir la tarifa, porque iba a afectar sus costos internos”, explicó Ayala.

        En esa ocasión, no se había podido llegar a un acuerdo a nivel del Consejo de Administración, y la Cancillería no hizo las gestiones necesarias para que aquel pudiera recibir la instrucción de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, según sostuvo Ayala.

        En base a los costos se establecen los gastos de explotación de la hidroeléctrica; ya que el sistema contable es una tarifación por el pasivo.

        Los gastos de explotación para 2011 fueron de 658 millones de dólares, y para 2012 estaban calculados en 870 millones de dólares, pero no pudo ser así, porque no se elevó la tarifa, por petición de Brasil, según explicó el director jurídico.

        la cifra

        22,60

        dólares el kW/h es la tarifa de la energía generada por Itaipú. Paraguay quiere elevar el costo, pero Brasil se niega.

      • O sube la tarifa, o nos encajarán otra de las tantas “deudas espúreas” que soporta el sufrido pueblo paraguayo. Paraguay financia el desarrollo del Brasil a costa de la postergación y el atraso vergonzoso de su propio pueblo. Esta es una parte de la estrategia expansiva de dominación y anexión de territorio que Brasil lleva adelante con precisión cronométrica. La solución: Preparación, formación, conocimiento y educación excelentes del pueblo paraguayo, q tiene el derecho d conocer la realidad, y difundirla mundialmente a través de los medios q hoy existen, y RECLAMAR C FUERZA Y FUNDAMENTOS IRREBATIBLES TODOS NUESTROS DERECHOS CONCULCADOS, incluyendo los territorios anexados con la Guerra de la Triple Infamia. QUÉ ESTAMOS ESPERANDO..?

      • Bernardo dice:

        Federico Franco alardea del récord de producción de electricidad logrado por Itaipú. Pero y ¿los cortes de luz y los problemas en la distribución de esa energía en nuestro al país? De qué nos sirve a nosotros el récord de Itaipú que ni siquiera cobramos lo que se debe por la cesión de la energía al Brasil. Seguimos siendo una marioneta manejada a distancia por los irmaos brasileiros…

      • Gerardo Meza Caballero dice:

        Carlos Jorge:Lo que sucede es la total falta de coraje y por supuesto de patriotismo, los gobiernos que surgen sea del color o ideologías lo único que hacen es enriquecerse lo más rápido posible, esto esta acabadamente demostrado, por que en una parte del anexo b del tratado dice que las partes se podrán comunicar con un año o sea 365 días de antelación la cantidad de energía que va a usar, entonces es problema de inversión de parte nuestra y, las inversiones se pueden conseguir de diferentes maneras, ya sea concesionando al sector privado, recurriendo a créditos externos o recurrir a nuestras reservas que están casi ociosas por que solo reditúan el 0,5% de interés o en el mejor de los casos 1,5% sin necesidad de recurrir al FOCEM para financiar las lineas de transmisiones para el transporte de la energía. Ojala que el próximo gobierno tome nota y empiece a planificar de manera adecuada, y también de nosotros mismo que debemos presionar a través de manifestaciones populares sin distinción de partidos, credos religiosos u otros condicionamientos.

      • Juan Antonio dice:

        Carlos Jorge:La energía paraguaya aportó en el 2010 el 7% del PIB del Brasil, unos US$ 143.000 millones. El Tratado de Itaipú de 1973, formalizó la cesión gratuita a la margen izquierda del excedente energético. Para ir recuperando su energía el Paraguay debe solicitarlo con veinte años de anticipación (ahora diez). Mientras no sea reemplazada la energía cedida por otras fuentes más baratas no existe la posibilidad de su retorno. Antes nuestra incapacidad disuasiva resta dos alternativas: fuertes alianzas y la difusión mundial de la apropiación indebida de Itaipú por el Brasil. El costo supera ampliamente el holocausto del pueblo paraguayo a causa de la Guerra Guazú, gestada entre argentinos y brasileños en 1857 y no por los ingleses como sostienen para cubrir su verguenza la Triple

      • Juan Antonio dice:

        Carlos Jorge:Paraguay se convirtió en un problema para la región, porque su liderazgo político, a pesar de su mediocridad, optó por llevar al país por una senda propia.

        El gobierno de Fernando Lugo, una oportunidad extraordinaria para que la izquierda pudiera demostrar honestidad y eficiencia, finalizó en medio de graves casos de corrupción. Simplemente más de lo mismo.

        Este contexto puede ser favorable a los intereses del Brasil en torno a Itaipú Binacional.

        Esta hidroeléctrica es fundamental para su desarrollo y no puede pegarse el lujo de pagar precio de mercado para sostener el crecimiento de su imperio industrial.

        Necesita del subsidio que le otorga el Tratado de Itaipú, es la base para su ambición de convertirse en un país del primer mundo, aunque eso signifique aplastar a un país al que califica como “hermano”.

        Itamaraty impulsa el aislamiento regional de nuestro país mientras Planalto formaliza acuerdos con Venezuela para facilitar su ingreso al Mercosur.

        En el año 2023 vence el Tratado de Itaipú y tenemos a Brasil buscando un escenario regional adecuado para justificar situaciones que puedan llevarlo al extremo, si Paraguay intenta liberarse del inicuo tratado.

      • Juan Ernesto dice:

        Carlos Jorge:¿Amenaza al Brasil? No es para tanto

        Paraguay usará 8% más de la energía de Itaipú este año que en 2012, informa Reuters en despacho que fechó en Sao Paulo ayer.

        La agencia británica de noticias añade que la información fue confirmada, telefónicamente, por Jorge Miguel Samek, director general brasileño de Itaipú.
        Samek añadió que en 2012 la ANDE utilizó 8.800.000 MWh y en el presente ejercicio llevará de la usina binacional 9.500.000 MWh.
        Del cotejo de ambas cantidades se infiere que el crecimiento de la compra paraguaya será de 700.000 MWh, el 0,74% de la generación récord de Itaipú que festejaron Samek y Federico Franco el 19 de diciembre pasado, de 94.686.955 MWh.
        Entonces, una cantidad casi irrelevante nunca podría amenazar “el suministro al mercado brasileño”, tal como se sugiere en el despacho en cuestión.
        Según fuentes locales, nuestro país utiliza anualmente, adicionando el autoconsumo y las pérdidas, 11.510.000 MWh (verano de 2011/2012), que en el último verano habrá rondado los 12.442.310 MWh si asumimos la tasa de crecimiento anual pronosticada: 8,1%.
        No se aclara empero si el mayor suministro de la binacional a la ANDE provendrá de la “Energía Garantizada”, por ende la más cara, o de la “adicional a la garantizada” o “no garantizada”, que es la energía barata de Itaipú (alrededor de US$ 5/MWh) de la que Eletrobrás se lleva cerca del 90% “gracias” a un extraño acuerdo que se perpetró en el seno del Consejo de Administración de la binacional en 1992. Esa energía es reenviada por Eletrobrás al sistema de su par paraguaya a cambio de que esta contrate menos potencia en Itaipú.
        Ramón Casco Carreras

      • Benito dice:

        CARLO JORJE: Espero que me des una opinión sobre esta realidad del robo del siglo por los Brasileños:Al Pueblo Paraguayo le informo, , sí la Mafia Interna BINACIONAL dirigido por ITAMARATY (EN ESPECIAL POR EL Consejero Brasileño, Ministro de Defensa y ex Jefe de Itamaraty, padre del Robo de energía de Itaipú Dr. Celso Amorín Nunes y sus LACAYOS BINACIONALES INFERIORES, alias “el XENÓFOBO contra los paraguayos preparados y patriotas” ), le permite sugiero considerar mis conclusiones de más de treinta y cinco años de investigación (totalmente documentados)abajo: jose_a_despiertouba

        Para el cálculo de la Tarifa (Costo Unitario del Servicio de Electricidad), que consiste la división del costo Total de los egresos, conforme los elementos que lo conforman, incluido la amortización de la deuda y la deuda espuria, capital más la usuraria tasa de interés, excepto el ínfimo monto por cesión de energía que consta en el Tratado en su Anexo “C” EN EL numerador y en denominador la Potencia Contratada (totalmente irreal para menos de la disponible). El procedimiento, siempre aplicada por la Itaipu “CECUSE”, que simplemente FUE VIOLADA por una de las famosas “NOTAS REVERSALES”(MODIFICANDO EL Tratado, una vez más).jose_a_despiertouba

        La deuda representa aproximadamente el 60% de los ingresos totales anuales en concepto de potencia (aproximadamente más de US$ 4.000.000.000, cuatro mil millones de dólares americanos). El costo del servicio de electricidad determinado por un Comité, que realiza sus proyecciones desde hace décadas (a largo plazo y confirma cada año) denominado “CECUSE” (Comité de Estudio del Costo Unitario del Servicio de Electricidad), excepto en el 2012 y el 2013 ( a pesar de la aprobación del Órgano Técnico denominado Directorio Ejecutivo, conformado por todos los directores brasileños y paraguayos), el Órgano político no lo aprobó según el dominio total brasileño, que ROBA, VIOLA Y MODIFICA EL TRATADO A SU ANTOJO Y CONVENIENCIA. jose_a_despiertouba
        Las Empresas compradoras: “Eletrobras”( Furnas S.A. y “Electrosul”, distribuidoras) y por la parte paraguaya la “A.N.D.E” pagan el mismo valor ( por cada KW x mes) ES DECIR LA MISMA TARIFA. El Pago en concepto de “Cesión de energía” lo paga el Tesoro brasileño y figura en el presupuesto nacional gastos del Brasil). El Brasil especialmente la “Eletrobras” tiene cada año lucros exorbitantes al NO pagar las pérdidas en sus líneas de transmisión de más de 1.000 Km, saboteando de esta manera todos los medidores ubicados dentro de la Itaipú Binacional( hecho por técnicos de la ITAIPU, en la mayoría ex funcionario de la Empresa FURNAS S.A.), en especial los medidores ubicados específicamente en la Subestación Blindada a Gas, donde están los Medidores de salida de las ocho líneas (04 líneas producto de las Maquinas de 60 hz , frecuencia brasileña y 04 Líneas de 50 Hz correspondientes a las Máquinas paraguayas) . El monto del robo, por cargar de las pérdidas a la Itaipú, se calcula por más de US$ 500.000.000 anuales y si lo multiplicamos por 25 años (a modo de ejemplo, es mucho más), tendremos un valor de lo robado de US$ 125.000.000.000 (ciento veinticinco mil millones de dólares Americanos).jose_a_despiertouba
        AHORA menciono Potencia ROBADA, AL HACER CONSIDERAR una potencia contratada muy inferior a la disponible, ni llega a la producción de las 18 Máquinas (700 MW por cada una, nos da 12.600 Mw). Pero normalmente funcionan 19 Máquinas (13.300 MW) e inclusive las 20 Máquinas (14.000 MW) y le digo más que las unidades pueden producir, sin ningún esfuerzo, según los record Históricos del sistema informático, banco de datos(“SOM”), hasta 780 MW instantáneos dependiendo del caudal (15.600 MW instantáneos). Considero una BRUTAL INCOMPETENCIA LA DE DEJAR “EN LOS PAPELES” 02 MÁQUINAS PARA EL MANTENIMIENTO AL MISMO TIEMPO (TEÓRICAMENTE”INACTIVAS”), TAMBIÉN , en los ojos del más incompetente Administrador, CONSIDERO UN DESCARO BRUTAL QUE LAS MÁQUINA para el mantenimiento ESTÉN PARADAS UN FIN DE SEMANA SIN ACTIVIDADES EN ELLA. Por favor VENDEPATRIAS HARAGANES, EN CUALQUIER EMPRESA SERIA, SE DEBERÍA TRABAJAR LAS 24 hs HORAS CON TURNOS ROTATIVOS. Igual que los Técnicos OPERADORES ( 04 turnos de 06 horas, cubriendo las 24 hs).jose_a_despiertouba
        El Mantenimiento negligentemente ¿PORQUÉ NO HACE LO MISMO?. ¿Qué logran con esto?. Logran simplemente justificar (camuflar) para que en el denominador EL MONTO (Monto de la Potencia MW x mes o anual), para el cálculo de la Tarifa, sea negligentemente inferior (Tarifa = costo total del servicio de electricidad (numerador), dividido, la Potencia Contratada (en el Denominador). Con simple cálculo Aritmético, sí mantuviéramos constante la Tarifa y aumentamos el denominador (dejando de robar)e incluyendo la real Potencia disponible. Tendríamos un numerador muchísimo mayor (millones de dólares para invertir, pagar la deuda en forma honesta y en poquísimo tiempo, mayor monto en ayuda social (Alimentos. Salud, Vivienda, Cultura, Especialización, otros para el MISERO Pueblo Paraguayo) y renovar tecnología: Instalar “SIN NEGLIGENCIA” UN SISTEMA DE MONITOREO ONLINE (EN TIEMPO REAL, INSTANTANEO) que NOS PERMITA PASAR del MANTENIMIENTO PREVENTIVO AL PREDICTIVO.jose_a_despiertouba

        QUE YA FIGURABA HACE 30 AÑOS, comprado por Itaipú, EN LA ESTRUCTURA DEL SISTEMA “SOM” (SISTEMA DE OPERACIÓN Y MANTENIMIENTO) INFORMÁTICO, sólo implementado PARCIAL Y PREMEDITADAMENTE por parte POR LOS NEGLIGENTES RESPONSABLES BRASILEÑOS (QUE SEGÚN ORGANIGRAMA VIGENTE SON LOS RESPONSABLES DE IMPLEMENTAR Y CONTROLAR dicho sistema informático y sus partes esenciales ), CON MIRAS A SEGUIR ROBANDO en complicidad de los temblorosos $$ VENDEPATRIAS PARAGUAYOS. ¡¡¡ VIVA EL PARAGUAY CON CULTURA Y CON ÉTICA!!! . El Paraguay debe privatizar la itaipú Binacional, cada uno con sus diez ( 10) máquinas, y basta de aguantar la imposición de los aparentes procedimientos que les lleva al Brasil a ROBAR LA TORTA,LAS MIGAJAS Y HASTA EL PRESUPUESTO PARAGUAYO INDIRECTAMENTE (ESTE ÚLTIMO CASO, Empresas constituidas en el Paraguay, “auténticamente paraguayas” , de fachada y cuyos dueños son brasileños. ¡¡¡¡¡¡ SÁLVAME DIOS, SALVA AL PARAGUAY IGNORANTE!!!!!!.

      • Benjamin dice:

        Carlos Jorge: De que Planeta saliste:Hacienda confirma autenticidad delinforme sobre la deuda de Itaipú

        lbareiro@

        El ministro de Hacienda, Manuel Ferreira, confirmó ayer la autenticidad del informe sobre la deuda de Itaipú que escribió el economista estadounidense Jeffrey Sachs, principal asesor económico de Naciones Unidas, en el que concluye que la deuda de la Binacional debió haber sido cancelada hace ya cinco años.

        Ferreira dijo que el documento al que accedió ÚH es un resumen sumario del informe que está elaborando Sachs a pedido del Gobierno y que consta de seis volúmenes. El ministro fue abordado ayer en el aeropuerto Silvio Pettirossi minutos antes de embarcar rumbo a Nueva York, donde esta mañana se reunirá con Sachs y su equipo técnico, todos miembros del Eart Institute (Instituto de la Tierra) de la Universidad de Columbia.

        El resumen sumario, que no incluye mayores precisiones técnicas, refiere textualmente que “bajo asunciones financieras razonables, Paraguay ya ha concluido el pago de lo que le corresponde de la deuda asumida para la construcción de Itaipú, mediante la exportación de electricidad a Brasil por un periodo de más de 25 años. La deuda que aún sigue registrada en los libros debería ser cancelada con un nuevo acuerdo con Brasil”.

        LOS DETALLES EN EL DOCUMENTO, SACHS SE REFIERE A LA DEUDA QUE SE CONTRAJO CON QUIENES APORTARON LOS RECURSOS PARA CONSTRUIR LA HIDROELÉCTRICA, UNA DEUDA CUYAS TASAS DE INTERÉS EL ECONOMISTA CONSIDERA INADMISIBLES.

        También hace referencia al precio que le ha estado pagando Brasil al Paraguay por la energía que le corresponde de lo producido por la Binacional, pero que como no utiliza, cede a su socio condómino.

        El economista estadounidense, considerado uno de los diez académicos más influyentes del mundo, refiere que aún con las cifras absurdas que se han manejado a lo largo de los años (tanto lo que recibió Paraguay por la cesión de su energía como los intereses que se pagaron por la deuda) la totalidad de los pasivos de Itaipú deberían haberse cancelado por completo hacia fines de 2008.

        Sachs, principal asesor económico de Naciones Unidas y jefe del Programa del Milenio del organismo multilateral, afirma incluso que si se consideran precios más razonables (como el que recién ahora recibe Paraguay por su energía tras la renegociación que se llevó adelante bajo la administración Lugo) las deudas deberían haberse cancelado por completo en 1997.

        IGUAL A LAS RESERVAS. Sobre esa base, el analista concluye que Paraguay debió haber recibido desde esa fecha y hasta fines de 2012 un beneficio adicional de más de 5.300 millones de dólares, cifra equivalente al total de las reservas internacionales del país.

        Aunque el resumen al que tuvo acceso ÚH no lo dice, se entiende que el beneficio al que hace referencia Sachs está relacionado con el precio al que le vende la energía Itaipú, ya que una cancelación de la deuda supone automáticamente una disminución de ese precio.

        De acuerdo con analistas locales, el costo financiero de Itaipú (esto es el pago de la deuda) representa hoy más del 60 por ciento del costo total de producción de la energía. Y los socios condóminos compran la energía de acuerdo con el costo de producción.

        PRESIÓN SOBRE EL NUEVO GOBIERNO. El informe de Sachs concluye recomendando fuertemente al nuevo Gobierno (al que surja de las elecciones del domingo 21 de abril) que exija al Brasil la cancelación inmediata de la deuda y el establecimiento de nuevas tarifas.

        El asesoramiento de Sachs al Paraguay es financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Hoy se reúne con el ministro Ferreira.

        CONTRALORÍA CONFIRMÓ EL ORIGEN ESPURIO

        En un informe de avance de la auditoría de la deuda de Itaipú Binacional, que se presentó en febrero del año pasado, la Contraloría General de la República (CGR) confirma el origen espurio de USD 4.193 millones, del total de USD 18.703 millones que figuran en el balance del año 2008. El organismo concluye que este monto surge de la aplicación de tarifas ilegítimas, por debajo del costo del servicio de electricidad, en contravención a lo establecido en el Tratado, siendo el Brasil el principal beneficiario.

        El ministro de Hacienda, Manuel Ferreira, reconoció que el documento atribuido al asesor económico de la ONU Jeffrey Sachs, en el que se afirma que la deuda de Itaipú ya fue cancelada, es auténtico.

        SERÁ TAREA PARA EL NUEVO GOBIERNO

        El director paraguayo de Itaipú, Franklin Boccia, dijo que si bien desconoce los detalles del estudio de Jeffrey Sachs sobre la deuda de la Binacional, puede asegurar que cualquier renegociación que se pretenda con relación a la hidroeléctrica solo será posible bajo la batuta del nuevo gobierno que asuma el 15 de agosto próximo. “Todo lo que nos planteemos ahora no tiene sentido, porque se requerirá siempre de las altas partes contratantes, que son los gobiernos de cada país, y hoy no existen relaciones diplomáticas entre nuestro gobierno y el del Brasil luego de que nos suspendieran del Mercosur”.

      • Fernando dice:

        Carlos Jorge: Eres un Extraterrestre:Saldo actual de deuda de Itaipú con Eletrobrás es US$ 13.900 millones

        El saldo actual de la deuda de Itaipú con Eletrobrás y el Tesoro brasileño es de US$ 13.900 millones, según el presidente de la ANDE, Ing. Carlos Heisele. Esta cifra debió terminar de pagarse varios años atrás, de no haber sido por la reducción arbitraria del costo del servicio del ente binacional, según analistas locales y extranjeros.
        r.
        Hasta la fecha, la deuda que mantiene Itaipú Binacional (IB) con Eletrobrás y el Tesoro brasileño trepa a US$ 13.900 millones, según el presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE), Ing. Carlos Heisele.
        En 2008, la cifra rondaba los US$ 19.000 millones, de acuerdo con el último informe sobre la materia que pudo filtrarse de la entidad.

        La deuda no pudo cancelarse debido a la reducción de la tarifa en 1986, por debajo del costo de la energía de la central hidroeléctrica.

        A esto también hay que sumar la reingeniería financiera aplicada en 1997, bajo la presidencia de Juan Carlos Wasmosy.(el Ladron Más grande del Paraguay) Esta consistió en el reconocimiento de una deuda espuria de US$ 4.000 millones, que nunca fue investigada por la justicia, a criterio del ingeniero Ernesto Samaniego, ex alto funcionario de la ANDE y de la Itaipú.

        El millonario monto de referencia correspondía a una deuda por consumo de electricidad que se negaron a abonar a la binacional las empresas brasileñas Furnas y Eletrosul.

        Si a esta deuda se suman los intereses que cobra la binacional por mora (alrededor del 8 por ciento), se concluye que la deuda con Eletrobrás y el Tesoro brasileño ya no existe.

        Debió cancelarse hace 5 años

        Todas estas deudas deberían estar canceladas en el 2008, según el economista estadounidense Jeffrey Sachs, contratado en setiembre de 2012 por el gobierno de Federico Franco para realizar un estudio de “desarrollo de un plan de alto nivel del uso de la energía eléctrica para el desarrollo industrial y el crecimiento económico, el asesoramiento en lo relativo a la renegociación del Tratado de Itaipú, que expira en el 2023, así como el análisis de la inversión propuesta por RTA desde el punto de vista de desarrollo sustentable”.

        Los brasileños deberían retornar a nuestro país poco más de US$ 5.000 millones, teniendo en cuenta que la deuda quedó saldada hace cinco años, en 2008.

        De acuerdo con los documentos que publicó la prensa local, Sachs parte de una tasa financiera razonable del 5 por ciento, muy superior al promedio de tasas que impuso el empresa
        eléctrica brasileña, incluso contradiciendo el Tratado, que en la generalidad de los casos superó los dos dígitos.

        La ANDE con el Banco do Brasil

        Debe reiterarse que el saldo de la deuda mencionado por el presidente de la ANDE corresponde a Itaipú y no al Estado paraguayo o a la empresa estatal paraguaya de electricidad.

        En efecto, Heisele aclaró que la ANDE debe al Banco do Brasil la suma que le prestó en 1974 para constituir el capital de la entidad binacional, que según el Tratado era de US$ 50 millones por parte.

        La ANDE estaba obligada por el Tratado a integrar el capital, así como Eletrobrás. El saldo de esa deuda ronda hoy los US$ 45 millones. Comenzaron a pagar en 1985, y quedan 38 cuotas anuales, que vencen en 2023, explicó Heisele.

      • Gerardo Meza Caballero dice:

        Carlos JorgeÑ De que planeta eres Itaipú terminará costando más de US$ 60.000 millones

        A las “razonables presunciones financieras” que permitieron al respetado economista norteamericano Jeffrey Sachs concluir que la deuda de Itaipú está pagada, adicionamos un hecho como argumento: hasta diciembre de 2006 la entidad binacional, según sus propios registros contables, había pagado a sus acreedores 30.700 millones de dólares; pero le quedaba por abonar 31.000 millones de dólares, hasta el 2023. En otras palabras, el costo de la obra del siglo XX saltará con holgura la barrera de los 60.000 millones de dólares.
        El documento, que pudo burlar las “barreras binacionales”, revela que al 31 de diciembre de 2006 Itaipú había pagado ya US$ 30.700 millones.
        Sería redundante insistir en que el principal beneficiado con el segundo filón de negocios de la obra del siglo XX: el financiero, fue Eletrobrás, empresa mixta brasileña que además explotó con creces la veta energética de este prolífico negocio.
        De acuerdo con los documentos rescatados del “patrimonio documental” de la entidad binacional, gracias a oportunas filtraciones, la bola de nieve que aún rueda cuesta abajo, comenzó con el préstamo de 3.566 millones de dólares que Eletrobrás concedió a Itaipú, con una tasa de interés a la sazón del 10% anual más corrección monetaria “más otras tasas”, según el documento de referencia.

        El material consultado igualmente consigna que “el contrato de financiamiento fue firmado en ceremonia en el Palacio de López en diciembre de 1975”, obviamente a la sombra de su ocupante de turno y principal responsable del Tratado de Itaipú,
        Que la financiación del proyecto se hizo “en su casi totalidad con recursos provenientes de préstamos”. Además, que “los préstamos para la implantación del emprendimiento fueron contratados con la Eletrobrás y con otras fuentes, brasileñas e internacionales”. Menciona, asimismo, que “los primeros desembolsos de los créditos fueron recibidos en 1974”.

        El registro en cuestión apunta igualmente que al 31 diciembre de 2006, el saldo deudor de la entidad binacional era de 20.200 millones de dólares. Pese a que no menciona el “arreglo de São Paulo de 1997”, que sumó la deuda de espuria de US$ 4.194 millones, resultante de tarifas irreales que aplicó la binacional en beneficio de las empresas eléctricas brasileñas, otros informantes aseguran integran la suma abonada, así como la del saldo mencionado.

        Obra del S. XX, costo del S. XXI

        El saldo actual de la deuda de la entidad binacional, según informes brindados por el presidente de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE); Ing. Carlos Heisele, ronda hoy los 13.900 millones de dólares, o sea en siete años se redujo 6 millones trecientos mil dólares.

        Otro documento, también de Itaipú, destaca que en el lapso comprendido entre 2008 y 2023, año en que, en teoría. la binacional cancelará su pasivo y, por ende, según el Art. VI del Anexo C, las Altas Partes Contratantes podrán revisar las cuestionadas imposiciones del documento, la entidad, sin contabilizar las suma abonada en 2007, sobre los US$ 30 millones 700.000 dólares ya remesados, aún deberá pagar 30.330.892.820,85 dólares.

        En otras palabras, la obra del siglo XX terminará batiendo el récord de costos del siglo XXI, más de US$ 60.000 millones.

        “Solo el agua”

        En el pasado, con una recurrencia digna de la mejor causa, incluso aún en el presente, colonialistas y colonos nos atosigaban con la frase: “En Itaipú Brasil puso el dinero y Paraguay solo el agua”, una filosofía que inmediatamente después adoptaron y aplicaron los gobiernos argentinos de turno en Yacyretá. En rigor, en obras de la naturaleza de Itaipú y Yacyretá debería invertirse el orden de los factores, porque en este caso su ordenamiento altera el producto. La verdad es que en Itaipú y Yacyretá Paraguay puso el agua y Brasil y Argentina apenas el dinero. La lógica es simple: sin agua no hay energía.

      • Gerardo Meza Caballero dice:

        Carlos:Existe una montaña de análisis y dictámenes técnicos y financieros que respaldan la posición de nuestro país. Es decir, el Paraguay cuenta con un bagaje documental más que suficiente para solventar sus peticiones y defender sus intereses en torno a la hidroeléctrica. De lo que Paraguay carece es de una política exterior consistente y con visión estratégica y de un equipo político y profesional responsable de llevarla adelante.
        Se cumplieron 40 años de la firma del Tratado de Itaipú entre Paraguay y Brasil. Este aniversario llega en momentos en que se prepara la instalación de un nuevo gobierno en nuestro país, a partir del 15 de agosto. Este cambio en la conducción política es una oportunidad para estudiar nuevas estrategias y propuestas acerca de un asunto de la más alta importancia para nuestra nación. Desde 1973, la explotación binacional de la potencia hidroeléctrica del río Paraná constituye el eje central de las relaciones diplomáticas entre paraguayos y brasileños. Esta agenda bilateral incluye naturalmente otros temas trascendentales -como el comercio de frontera o el masivo asentamiento de colonos brasileños en Paraguay-, pero está muy claro que la hidroeléctrica es por lejos el núcleo del vínculo entre ambas repúblicas.

        Por ello es desde todo punto de vista alentador que el presidente electo, Horacio Cartes, haya dispuesto la inmediata conformación de un equipo técnico que se encargue de analizar la situación actual de la entidad binacional y diseñar un planteamiento de negociación con el Brasil.
        El reclamo de una renegociación es para nuestro país una cuestión de principios. El Tratado en vigencia no funciona en base a la más absoluta igualdad entre las partes –poseedoras ambas de los mismos derechos sobre un recurso natural compartido-, sino que establece inequidades que solo pueden ser calificadas de ignominiosas para el Paraguay. Sin embargo, ya se ha hablado mucho de esto. Las reivindicaciones paraguayas están muy claras desde hace tiempo. Existe una montaña de análisis y dictámenes técnicos y financieros que respaldan la posición de nuestro país.
        Es decir, el Paraguay cuenta con un bagaje documental más que suficiente para solventar sus peticiones y defender sus intereses en torno a la hidroeléctrica. De lo que Paraguay carece es de una política exterior consistente y con visión estratégica y de un equipo político y profesional responsable de llevarla adelante. Incluso con países tan importantes para nosotros, como el Brasil y la Argentina, la política exterior paraguaya se caracteriza por la improvisación, la falta de continuidad y coherencia por los vaivenes de nuestra política doméstica y la gestión negligente. Un ejemplo es la representación diplomática de Paraguay ante el gobierno brasileño. Durante años nuestro país careció de un embajador, una situación increíble si se tiene en cuenta que, además de los intereses conjuntos en Itaipú, Brasil es el principal destino de nuestras exportaciones y lidera además el ránking de países con inversiones empresariales en Paraguay.
        Es más, ambos países tienen problemas comunes, como el asentamientos de grupos mafiosos en la zona limítrofe y el crecimiento del crimen trasnacional que utiliza esa parte del continente como plataforma para llegar a los más importantes mercados de drogas y armas. Recién hace un año fue nombrado el doctor Evelio Fernández Arévalos al frente de la legación diplomática paraguaya en Brasilia. La crisis política de junio y el posterior aislamiento del Paraguay en la región hicieron imposible cualquier avance. Es de esperar que con el gobierno entrante nuestro país construya efectivamente una política exterior sólida y con perspectivas a largo plazo.
        En este sentido, el problema de Itaipú y la eventualidad de una renegociación deben insertarse en una comprensión más amplia de las relaciones internacionales del Paraguay con Brasil, la región y el mundo. Es una señal positiva la constitución de un equipo que comience desde ya a estudiar el caso específico de Itaipú.

      • Fernando Blasco dice:

        Carlos Jorge: El Robo del Siglo, a través de la no existencias de medidores, hacia el lado brasileño:Las Empresas compradoras: “Eletrobras” (Furnas S.A. y “Electrosul”, distribuidoras) y por la parte paraguaya la “A.N.D.E” pagan el mismo valor (por la Potencia comprada, KW x mes) ES DECIR LA MISMA TARIFA. El Pago en concepto de “Cesión de energía” lo paga el Tesoro brasileño y figura en el presupuesto nacional de gastos del Brasil). El Brasil especialmente la “Eletrobras” tiene cada año lucros EXORBITANTES al NO pagar las pérdidas en sus líneas de transmisión de más de 1.000 Km, saboteando de esta manera todos los medidores ubicados dentro de la Itaipú Binacional (hecho por técnicos de la ITAIPU, en la mayoría ex funcionario de la Empresa FURNAS S.A. o los famosos letraditos vende patrias MIGAJEROS PARAGAYITOS). Respecto a los Medidores ubicados específicamente en la Subestación Blindada a Gas, donde están los Medidores de salida de las ocho líneas (04 líneas producto de las Maquinas de 60 Hz, frecuencia brasileña y 04 Líneas de 50 Hz correspondientes a las Máquinas paraguayas). El monto del robo, por cargar las pérdidas a la Itaipú, se calcula por más de US$ 500.000.000 anuales y si lo multiplicamos por 25 años (a modo de ejemplo, es mucho más), tendremos un valor de lo robado de US$ 125.000.000.000 (ciento veinticinco mil millones de dólares Americanos). ¿Cuánto crecería nuestro pobre Paraguay?.

      • Blanca Lila dice:

        Carlos Jorge: Paraguay ya canceló su parte en Itaipú

        La conclusión más impactante del informe de Jeffrey Sachs y su equipo de expertos de la Universidad de Columbia es que Paraguay ya pagó su parte por la construcción de Itaipú y, por ende, ya debería disponer libremente del 50% que le corresponde de la energía generada por la central y venderla a precios de mercado. Aquí se exponen sus argumentos. Los subtítulos y negritas son nuestros.

        Previous Image
        Next Image
        / ABC Color
        1
        2
        3
        4
        5
        6

        Aunque la represa de Itaipú fue construida bajo el acuerdo de que tanto Paraguay como Brasil cargasen con la deuda, estuvo claro desde el principio que Paraguay no tenía la demanda como para absorber la mitad de la electricidad a ser producida por la planta. El acuerdo previó que la deuda sería pagada a través de una tarifa eléctrica que incluiría variables de interés y amortización, lo que garantizaría el reembolso de los empréstitos. El Apéndice C (ver pág. 5, “Historia de la deuda”) resume la acumulación de la deuda de Itaipú a lo largo de los años.

        El gráfico 23 muestra que todavía en 2012 Paraguay solo consumía el 9 por ciento de la electricidad total producida por Itaipú (parte azul del cuadro de barras apiladas) y exportaba el 82 por ciento de su porción de electricidad a Brasil (representado por la parte verde oscura en el cuadro de barras apiladas).

        Entre 1985 y 2012, Paraguay ha exportado 887 terawatts de electricidad a Brasil, pero, supuestamente, aún no ha pagado su porción de la deuda por la represa de Itaipú. Como resultado de que la deuda todavía figure en los libros, Paraguay hoy está recibiendo solamente una fracción de sus utilidades, ya que alrededor del 65 por ciento de la tarifa de la electricidad garantizada está compuesto por servicios de la deuda como se muestra en el gráfico 24. Dado que Paraguay está pagando la misma tarifa por la energía consumida, el país paga un precio más alto por su propia electricidad del que tendría que pagar sin la deuda. (Debe notarse que el precio medio de electricidad es más bajo que la tarifa debido a que esta está basada en electricidad contratada y garantizada y no incluye excesos de electricidad, sobre los cuales solamente son calculados los royalties y los costos de administración. Sin embargo, el precio sigue siendo más alto del que sería sin la deuda).

        Deuda turbia

        La historia de la deuda de Itaipú Binacional (IB) es turbia, al menos para nosotros. Además de las inversiones directas en el proyecto, hay otras inversiones fijas cargadas a IB como deuda (no nos queda claro cuál es la diferencia entre inversiones directas y el total de inversiones fijas). Las cargas de interés sobre la deuda de IB son conocidas, pero a menudo son extremadamente altas, especialmente durante los años 1980, cuando a IB y, por ende, a Paraguay, se les cobró más de 5 por ciento de interés real por año sobre la deuda de IB. Asimismo, el precio que Paraguay recibió por su electricidad, y por ende el monto retornado a IB en la forma de servicio de deuda, es confuso. Pareciera que Paraguay probablemente recibió precios muy bajos por sus exportaciones a Brasil por muchos años. Como resultado, la deuda se mantiene alta a pesar de haber pasado tres décadas de exportaciones de electricidad.

        Paraguay ya pagó su parte

        Ahora mostramos que, bajo lo que nosotros consideraríamos supuestos razonables, Paraguay probablemente ha pagado ya totalmente su parte del proyecto. Asumimos las siguientes tres premisas:
        Primero, los costos de capital del proyecto están asentados como “inversiones directas”. Estas suman US$ 12.430 millones en total, o US$ 30.600 millones a precios de 2012. Esto representa más de US$ 2 por watt, un precio alto para hidroenergía, pero dentro de límites razonables. No entendemos por qué IB sostiene que incurrió en más de US$ 17.480 millones para el proyecto, o más de US$ 43.000 millones a precios de 2012. Este último monto más alto de inversiones de capital parece exorbitante, y, como mínimo, no está explicado con transparencia.

        Segundo, usamos una tasa de interés real del 5 por ciento. Esto es 5 por ciento por encima de la inflación de Estados Unidos. Los pagos de interés sobre la deuda fueron extremadamente altos por muchos años, a menudo bien por encima del 10 por ciento nominal por año, y más de 5 por ciento real por año en la década de 1980 y principios de la de 1990. Esto parece demasiado alto, especialmente debido a que esta puede ser considerada una inversión de bajo riesgo, dado que estuvo totalmente garantizada por su propio flujo de ingresos.

        Tercero, asumimos que Paraguay debió haber recibido al menos una tarifa de 52,7/MWh a precios de 2012 por sus exportaciones a Brasil (lo que se traduce en una tarifa de US$ 24,7/MWh en 1985 usando el deflactor CPI de Estados Unidos). Este es el precio que Paraguay recibió por sus exportaciones de energía concesionada a Brasil en 2012, y lo utilizamos como punto de referencia mínimo de lo que Paraguay debió haber recibido también por sus exportaciones precedentes. Creemos que US$ 52,7/MWh representaría un precio razonable por las exportaciones y que cualquier precio menor pagado por Brasil sería injusto para Paraguay. Hacemos notar que el precio “justo” que asumimos es inferior tanto a los costos de generación alternativa en Brasil (alrededor de US$ 59,87/MWh en la primera mitad de 2012. Fuente: Comisión de Integración Energética Regional (2012), Precios Medios Nacionales de Electricidad a Nivel de Generación y Transmisión) y bien por debajo del precio de mercado brasileño, como se muestra en el gráfico 25 para los años con datos públicamente disponibles (www.aneel.gov.br/area.cfm?idArea=507&idPerfil=11 – tarifa media total, annual midpoint exchange rates). En otras palabras, un precio de exportación de US$ 52,7 /MWh habría sido rentable para la distribución de electricidad y continuaría siendo el de una fuente de bajo costo en comparación con generación alternativa.

        Usando estas tres premisas, se realiza el cálculo que aquí se muestra para rastrear la evolución de la deuda de 1975 a 2012 (ver “Cálculo de evolución de la parte paraguaya de la deuda de Itaipú”).

        Metodología

        El gráfico 26 dispone las premisas y metodología utilizadas para estimar los flujos anuales asignados al reembolso de la deuda (Kt). Cada año imputamos un valor que Paraguay debió haber pagado para honrar la deuda a través de sus exportaciones a Brasil (asumiendo un precio justo por estas exportaciones) y a través de su servicio de la deuda por sus propias compras de electricidad de Itaipú para uso doméstico. (Las estimaciones del servicio de la deuda por parte de Paraguay están basadas en datos de electricidad garantizada proporcionados por el banco central. Solamente tuvimos acceso a los datos de electricidad garantizada desde 1997 en adelante. Para los años 1985-1997, se presume que Paraguay contribuyó con el pago de la deuda en la misma proporción). Dado que cualquier pago hecho por IB a Paraguay reduce el monto implícito del servicio de la deuda, estos pagos también necesitan ser tomados en consideración (dinero neto recibido por Paraguay). Finalmente, los costos operacionales para producir la electricidad exportada son cargados a Paraguay (gastos de operación). El dinero neto recibido por Paraguay y los gastos de operación están deducidos.

        Resultado de la simulación

        El gráfico 27 muestra el resultado de la simulación utilizando las premisas y la metodología descriptas más arriba. Las columnas azules representan la mitad paraguaya de las inversiones de capital en la represa (Kt) y las columnas naranjas representan la deuda neta acumulada (Dt).

        Por lo tanto, notamos que si asumimos el costo total de capital del proyecto en US$ 12.430 millones (con la porción paraguaya equivalente a US$ 6.220 millones), la tasa real de interés de los préstamos en 5 por ciento, y los precios de las ventas de exportación en US$ 52,7/MWh a precios de 2012, ajustados hacia atrás de acuerdo con la inflación, verdaderamente nos parece que Paraguay debería ser liberado de cualquier carga extra de deuda a partir de 2013.

        Nos apresuramos a agregar que no contamos con datos detallados como para hacer una completa evaluación del perfil de la deuda de IB, como tampoco de lo que recibió Paraguay históricamente ni del servicio de la deuda. Hemos usado estimaciones aproximadas antes que cuentas definitivas. No obstante, creemos improbable que Paraguay todavía deba alrededor de US$ 7.500 millones de su porción de la deuda de IB asumiendo que recibió un precio justo por su electricidad, y creemos que una reevaluación ecuánime reduciría dramáticamente, o quizás eliminaría, el monto del servicio de la deuda esperado de Paraguay.

        En consecuencia, recomendamos que Brasil y Paraguay exploren con transparencia estos argumentos y recalculen la deuda implícita sobre bases justas. Quizás nuestras premisas sean incorrectas, y la deuda sea tal como está asentada. Si este es el caso, una auditoría transparente ayudaría mucho a atenuar la desconfianza que muchos sienten en Paraguay. Pero quizás la deuda que aún está en los libros sea demasiado alta cuando se realizan los apropiados ajustes por los pasados servicios de esa deuda. Si este fuera de verdad el caso, las consecuencias serían muy grandes para Paraguay y realmente muy modestas para Brasil, una economía mucho más vasta y rica. Creemos que el FMI y otros organismos internacionales deberían estar listos para asistir a ambos países sobre una base objetiva para un escrutinio puntilloso de la historia y las cuentas de IB.

        OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS

        http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/una-hoja-de-ruta-para-el-desarrollo-del-paraguay-587852.html

        http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/historia-de-la-deuda-587856.html

      • Fernando dice:

        Carlos Jorge:¡VAMOS A DESPERTAR REBAÑO PARAGUAYO!, NO NOS VAYAMOS POR LAS RAMAS, SEAMOS OBJETIVOS.¡ Excelente Sr. Presidente Federico Franco!, así debe ser, SE LO DICE UN COLORADO HONESTO. Pero no se puede dudar que los ingresos de la Entidad Binacional Itaipú, NÚNCA CUBRIERON SUS EGRESOS, CONFORME ESTABLECE EL ANEXO “C”, NÚNCA CUBRIERON “LOS COSTOS DEL SERVICIO DE ELECTRICIDAD”. TAMPOCO HOY LOS CUBRE, CON LA TARIFA CONPULSIVAMENTE CONGELADA DESDE EL 2011, GENERANDO UNA NUEVA DEUDA ESPURIA II. NO SÓLO DEBEMOS LEER EL TRATADO TAMBIÉN LAS NOTAS REVERSALES, NOTAS DE ENTENDIMIENTOS, NOTAS DE ACUERDOS, NOTAS DE INTERPRETACIÓN, “OTRAS INFINIDADES DE NOTAS”, que estas han modificado el tratado de pies a cabeza, casualmente todas ellas a favor del Brasil (Al Gobierno, no me refiero al pueblo Brasileño que están igual que nosotros, con hambre). Si la Presidenta Dilma Rousseff quiere negociar la deuda de la ITAIPÚ Binacional UNILATERALMENTE, será su problema, siemprelo han hecho con sumisa acción u omisión de los representantes paraguayos, Cancillería y Presidentes de la República de turno ¡¡ VENDEPATRIAS!!. Nosotros Paraguay, debemos simplemente con firmeza y objetividad centrarnos en LA DELICTUAL, ILICITA Y NAUSEABUNDA DEUDA BINACIONAL o dicho de otra manera, simple y sencillamente, sin mucho estudio se demuestra que la deuda “YA NO ES POR LA CONSTRUCCIÓN DE LAS ITAIPÚ Binacional”. Pero paralelamente DEBEMOS LIMPIAR LA CARROÑA DE LA NARCOPOLÍTICA DE LA REPÚBLICA DEL PARAGUAY, los que con la sangre y la vida de un pueblo que llora de tanta humillación y saqueos, son hoy los grandes DELINCUENTES “SEÑORES” multi billonarios de la Política Partidaria.masdespiertouba

        Preguntémosle a Wasmosy, a Luciano Jiménez, a Nicanor Duarte Frutos, a Víctor Bernal Garay, a Jorge Antonio Ayala Kunzle, a Pedro Pablo Teme Ruiz Díaz, a Oscar González Daher, a Wildo Almiron, a los muchachitos mediocres del interior los Zacarías Irún (no es un apellido compuesto, pero es el trauma traicionero de la angurria y el figureteo), a la vaciadora de evidencias del Fuero Penal del Alto Paraná Jueza María del Rocío Gossem Teme (sólo usa su primer apellido, porque niega ser paraguaya, pero por sus actos de corrupción en sus sentencias la negación se hace imposible), al “primer grado” el Repugnante Ex Calesitero, “SENADOR” Juan Carlos Galaverna, a Romero Roa (EX Director General de Itaipú, “come quieto”), a Cubas Grau, a los componentes de los sucesivos Representantes del Directorio Ejecutivo y a los Representantes del Consejo de Administración Paraguayos y a los NAUSEABUNDOS, INNAMOVIBLES MINISTROS DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, a modo de ejemplo: Sindulfo Blanco, Oscar Miguel Bajac/k, Raúl Torres Kirmser (aparte de conformar la Gran Mafia la mayoría de sus hijos y parientes FUNGEN DE EMPLEADOS EN ITAIPÚ y ganan más cien millones mensuales) y otros CORRUPTOS, con sus repugnantes recaudadoras/es, abogados Delincuentes, El Ministerio Público y el Brazo ejecutor delincuencial y uniformada la Policía Nacional que trasgreden nuestra Carta Magna para generar sus respectivos MALETINES$$$$.

        A estos BADULAQUES omisos, y que no atinaron en por lo menos, hacer constar en los documentos de la ITAIPÚ Binacional, llámese “RDE” y “RCA”, por lo menos una posición en DEFENZA DE LOS INTERESES DE LA REPÚBLICA DEL PARAGUAY. Y MUCHO MENOS NO EXISTE NI UNA ASQUEROSA “DENUNCIA” HECHA POR ALGÚN GOBIERNO DE TURNO, “OMISOS”, VENDEPATRIAS Y COBARDES “PRO BOLSILLOS”, POR MIGAJITAS. ANTE ALGÚN ORGANISMOS INTERNACIONAL, POR LAS DOCUMENTADAS “RDE” Y “RCA” EN EL CUAL CONSTAN LA DISMINUCIÓN DE LA TARIFA, EN LA ERA DEL “GRAN VENDEPATRIA WASMORFI” y sus acólitos, ES SUFICIENTE DOCUMENTO QUE PRUEBA LA VIOLACIÓN DE UN TRATADO, A PESAR DE LA APROBACIÓN DE NUESTROS REPRESENTANTES DESCONOCEDORES O NO$$$, QUE CARECEN DE VALIDEZ ANTE LA TRASGRESIÓN DE UN TRATADO INTERNACIONAL.

        El Tratado debe ser aplicado a estos DELINCUENTES DE CUELLO BLANCO. Porque de lo contrario LA REPÚBLICA FEDERATIVA DEL BRASIL SEGUIRA DANDO “CARCAJADAS” ANTE NUESTROS SUMISOS BALBUCEOS EXTRAOFICIALES. FUERA LA MAFIA DE LA IATAIPÚ BINACIONAL, FUERA LA MAFIA DEL PODER JUDICIAL QUE LES OTORGÓ AL BANDIDAJE EL TÍTULO DE “Ph. D” EN IMPUNIDAD A ESTOS VERDADEROS BANDIDOS DE LA NARCOPOLÍTICA PARAGUAYA.

        JAMÁS SE HAN APLICADOS ESTOS ARTICULOS A LOS BANDIDOS REPRESENTANTES PARAGUAYOS “SI NOSOTROS PARAGUAYOS NO CUMPLIMOS CON LO QUE REZA EL TRATADO COMO PODEMOS PEDIR QUE NUESTRO SOCIO CONDÓMINO LOS CUMPLA Y EVIDENTEMENTE JAMÁS LO CUMPLIERON”, Artículo “XXI” del Tratado: “JAMÁS SE CUMPLIÓ” Y REZA TEXTUALMENTE : “La responsabilidad civil y/o penal de los Consejeros, Directores, Directores Adjuntos y demás empleados paraguayos o brasileños de la ITAIPU, por actos lesivos para los intereses de ésta, será investigada y juzgada de conformidad con lo dispuesto en las leyes nacionales respectivas. Parágrafo único – Para los empleados de tercera nacionalidad se procederá de conformidad con la legislación nacional paraguaya o brasileña, según tengan la sede de sus funciones en el Paraguay o en el Brasil”

        JAMÁS UN PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DEL PARAGUAY, DIRECTORIO EJECUTIVO o MIEMBROS DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN, HAN HECHO CONSTAR EN LAS ACTAS OFICIALES DE LA ITAIPÚ BINACIONAL EL ATROPELLO BANDEIRANTE DE ITAMARATY, conforme reza el ARTICULO “XXII” de Tratado de ITAIPÚ Binacional: “En caso de divergencia sobre la interpretación o la aplicación del presente Tratado y sus Anexos, las Altas Partes Contratantes la resolverán por los medios diplomáticos usuales, lo que no retardará o interrumpirá la construcción y/o la operación del aprovechamiento hidroeléctrico y de sus obras e instalaciones auxiliares”.

      • Blanca Lila dice:

        Carlos Jorge:El Prof. Sachs y las consecuencias del misterio de Itaipú

        ¡Loadas sean las ciencias de las Finanzas, el Derecho y … la Contabilidad que permiten enderezar entuertos en las cuentas más complejas!

        Es muy curioso señalar que las diferentes calificaciones del Prof.

        Sachs a las relaciones emergentes de la aplicación del Tratado de Itaipú arrancan de la natural percepción de una premisa de que Brasil y Paraguay son socios, y por ello le resulta extraño y llama su atención que la electricidad (producida) esté siendo exportada al SOCIO de esa empresa, porque normalmente la confianza entre socios es superior a la que generan los contratos entre las partes de un contrato.

        Es que el propósito, el objeto del Tratado de Itaipú era originariamente explotar la represa como sociedad para “dividir la energía eléctrica producida en partes iguales entre los dos países (no entre Eletrobrás y ANDE), siendo reconocido a cada uno de ellos el derecho de preferencia de la misma energía A JUSTO PRECIO, QUE SERÁ OPORTUNAMENTE FIJADO POR ESPECIALISTAS DE LOS DOS PAÍSES DE CUALQUIER CANTIDAD QUE NO VAYA A SER UTILIZADA PARA LAS NECESIDADES DE CONSUMO DEL OTRO PAÍS”. Tal es el texto del Acta de Foz de Iguazú de 1966, cuyo valor interpretativo como preámbulo (Art. 31) es fundamental para la Convención de Viena que rige todos los Tratados.

        La inclusión de un contexto en el Tratado de Itaipú, que contradice al preámbulo al fijar normas específicas para reglar la cesión de energía y sus valores, es la primera violación a la buena fe y al objeto y propósito del Tratado, que genera la nulidad del mismo, por aplicación del Art. 71 de la Convención.

        Es también muy curioso que la Convención de Viena, de manera explícita, contemple el misterio y la falta de transparencia, intuitivamente señalados por el Prof. Sachs, cuando en el Art. 32 establece: “Se podrá acudir a medios de interpretación complementarios (del deber de buena fe y del objeto y propósito del Tratado), Art. 31 CUANDO LA INTERPRETACIÓN DADA DE CONFORMIDAD CON EL ART 31: A. DEJE AMBIGUO EL SENTIDO; O B. CONDUZCA A UN RESULTADO MANIFIESTAMENTE ABSURDOO IRRAZONABLE”.

        No pudo ser más feliz el profesor Sachs cuando dijo: “Sigo estando un poco confundido al respecto. Yo soy bastante bueno en Finanzas, pero no pude realmente descifrar todo lo que pasó en Itaipú porque no es completamente transparente. Lo que ocurrió no es transparente. Y debido a eso uno no puede estar seguro de cómo la situación evolucionó en la forma que evolucionó”.

        “El dinero que está ingresando (en Itaipú) para comprar la electricidad por un período de tiempo no fue suficiente para cubrir los costos operativos, los intereses y el dinero que salía por pago de compensaciones y royalties, pero la deuda no fue pagada; más bien Itaipú se sintió incapaz de pagar los servicios de interés POR LO CUAL TUVO QUE PEDIR PRESTADO MÁS DINERO, LO CUAL FUE DE 10 MIL MILLONES, 12, 15, 20 MIL MILLONES DE DÓLARES. UNO DEBE PREGUNTARSE QUÉ REALMENTE ESTÁ OCURRIENDO SI LA DEUDA, DE HECHO, ESTÁ AUMENTANDO CUANDO ITAIPÚ AÚN ESTÁ RECIBIENDO INGRESOS POR GRANDES TRANSFERENCIAS DE LA VENTA DE ENERGÍA. CREO QUE LAS TASAS DE INTERÉS QUE ESTÁN SIENDO PAGADAS SON MUY ALTAS. SI EL PROBLEMA ES QUE ITAIPÚ RECIBIÓ EL INGRESO ADECUADO PERO ESTÁ PAGANDO RECARGO DE INTERESES ENORMES, ESO TAMPOCO SERÍA CORRECTO; y después de todo, ¿quiénes son los acreedores? LOS ACREEDORES SON JUSTAMENTE BRASIL, EL BANCO CENTRAL DEL BRASIL Y ELETROBRÁS”.

        El Art. 32 de la Convención de Viena confirma el sentido resultante de la aplicación del Art. 31, es decir del objeto, del propósito del Tratado y de la buena fe. Así, el resultado manifiestamente absurdo o irrazonable debe interpretarse para despejar su significado real. Obviamente no favorece para nada al Brasil y perjudica su credibilidad, ante terceras partes o jueces, el hecho de que la deuda esté siendo utilizada cuantitativamente para mantener al Paraguay en el gancho, particularmente al aproximarse el tiempo de revisión del Tratado (Anexo C, última cláusula).

        El Prof. Sachs estuvo proverbialmente inspirado y sus conclusiones son categóricamente demostrativas de que la norma imperativa de derecho internacional ha sido violada, ocasionando la nulidad del Tratado desde la fecha de su celebración, porque las cláusulas de contexto incorporadas a contramano de la buena fe y del objeto o fin del Tratado hacen posible que el Paraguay no reciba su parte en el negocio y se mantenga a su población en situación pastoral o pastoril, dependiente de técnicas primitivas, aún en la producción agrícola de sustento. Esto es simple como un anillo y claro como una lámpara, al decir de Pablo Neruda.

        Pero el Prof. Sachs se equivoca al creer que el Brasil dialogará sobre temas y conductas tan críticos, aunque el FMI y el Banco Mundial apoyen sus observaciones y reparos.

        El problema radica en que buena parte de la clase dirigente del Paraguay tiene negocios al otro lado de la frontera y se inclina a mantener el statu quo, por más perjudicial que sea tal posición para el pueblo. Lo que muchos llaman “integración” es realmente “sumisión” o “conveniencia”. Sicológicamente, Brasil acompañó con mucha astucia este tema, por más que al pretender utilizar Mercosur y Unasur para sostener a los gobernantes amigos del Partido Trabalhista Brasilero haya regalado la prueba de su voluntad hegemónica y abierto el grifo a la evidencia de su manipulación de la buena fe en sus contratos. Años atrás no era así, y las relaciones parecían más confiables.

        Felizmente, la ciencia de la contabilidad y los principios de la partida doble en las cuentas entre partes admite la reversión de los asientos impugnables. Ello es posible gracias a la sabiduría de la Convención de Viena, cuyo Art. 71 establece: “Cuando un Tratado sea nulo en virtud del Art. 53, las partes deberán “eliminar en lo posible las consecuencias de todo acto que se haya ejecutado basándose en una disposición que esté en oposición con la norma imperativa del derecho internacional general; ajustar sus relaciones mutuas a la norma imperativa de derecho internacional general”. Es lo que propone el Profesor Sachs, pero no parece viable que la negociación diplomática conduzca a un acuerdo aunque las cifras ejecutadas sean revisadas con intervención del FMI y del Banco Mundial.

        Es por ello que en todos los honestos paraguayos ha sostenido la tesis de que solo un pronunciamiento judicial de un Tribunal Internacional puede poner el tema en orden. No parece fácil.

      • Gerardo Meza Caballero dice:

        Carlos Jorge: Amenaza de una nueva estafa en Itaipú contra Paraguay

        La información difundida acerca de la intención manifiesta del Gobierno brasileño de colocar en el mercado financiero internacional bonos por un monto equivalente a la deuda de Itaipú Binacional (casi 14.000 millones de dólares) supone otro gran riesgo para los intereses actuales y futuros de nuestro país, y una muestra más de la prepotencia y el poco apego de nuestro vecino y socio por los compromisos internacionales. Lamentablemente, del Brasil puede esperarse cualquier medida política o económica perjudicial para nosotros, si conviene a sus intereses. En las puertas de una nueva administración gubernamental, es preciso definir el estilo de relacionamiento que mantendremos con el vecino país en lo que concierne a Itaipú y sus conflictos.

        La información difundida acerca de la intención manifiesta del Gobierno brasileño de colocar en el mercado financiero internacional bonos por un monto equivalente a la deuda de Itaipú Binacional (casi 14.000 millones de dólares) supone otro gran riesgo para los intereses actuales y futuros de nuestro país, y una muestra más de la prepotencia y el poco apego de nuestro vecino y socio por los compromisos internacionales.

        A primera vista, la operación anunciada parece una maniobra destinada a paralizar los intentos paraguayos de exigir la renegociación del Tratado de Itaipú y a bloquear el progreso de cualquier iniciativa al respecto. Una vez colocados los bonos, nos dirán que no es posible renegociar nada porque tendrían que intervenir los tenedores o acreedores, o que estos se niegan a toda reducción de la deuda porque menoscaba sus intereses.

        Lamentablemente, del Brasil puede esperarse cualquier medida política o económica perjudicial para nosotros, si conviene a sus intereses. Hasta este momento, los sucesivos gobiernos brasileños se han hecho los tontos ante los reclamos paraguayos; a veces sus voceros han lanzado comentarios despectivos, intentando dar a la opinión pública la impresión de que no tenemos ningún derecho a reclamar porque “el Paraguay no puso nada” en la obra, aserto repetido también aquí por sus personeros locales, y en última instancia apelan al principio de “pacta sunt servanda”, respuesta equivalente a “no tenemos nada de que hablar sobre el tema”.

        El tratamiento que permanentemente da Brasil a Paraguay, en relación con Itaipú, es de grosera índole imperialista. Nos hace concesiones graciosas, que casi parecen limosnas, como la que gestionó Fernando Lugo ante Dilma Rousseff y que esta le otorgó como un “gesto amistoso” –no por reconocer ningún legítimo derecho paraguayo–, una especie de obsequio de un correligionario al otro, para apuntalar su prestigio político interno.

        Lugo y los luguistas aprovecharon, en efecto, el gesto de Rousseff para promocionarse como los héroes que consiguieron que Brasil pague un poquito más por la energía que lleva de Itaipú a precio vil. Y el Brasil consiguió su objetivo, porque, a partir de entonces, dejaron de hablar de renegociación del Tratado, que es el asunto principal y que no debiera soslayarse, postergarse, ni aflojarse, por más regalos que ese país nos haga para que sigamos callados.

        El Paraguay tiene argumentos sólidos y la verdad de los números de su lado para demostrar al mundo la actitud miserable y tramposa que el Brasil tiene para con nosotros, en relación con la explotación conjunta de la represa hidroeléctrica de la que somos copropietarios. Recientemente, el respetado economista estadounidense Jeffrey Sachs vino a enseñarnos, con toda sencillez y puntualidad, cómo hay que presentar el caso ante el mundo, para que la injusticia quede bien clara y cualquiera pueda entenderla.

        El siguiente paso, pues, que tiene que dar el Paraguay, a través de todos los medios a su alcance, es poner en evidencia ante el mundo desarrollado a los gobiernos y políticos brasileños que manejan sus intereses nacionales con estilo colonialista, pisoteando los derechos de países más débiles y sin suficiente fuerza material para obligarlos a cumplir sus obligaciones y a respetar principios básicos de convivencia entre naciones civilizadas.

        La única arma que los regímenes imperialistas temen es el descrédito público. Como de ordinario no se les puede enfrentar en otros terrenos, hay que hacerlo en este, empleando simultáneamente las gestiones diplomáticas y las acciones jurídicas que sean posibles, y apelando a la denuncia ética y a la publicidad, con la que estos atropellos deben ser puestos en conocimiento general. Por lo tanto, el reclamo debe hacerse en los foros internacionales creados para resolver las acciones torcidas de cualquier país contra terceros.

        En las puertas de una nueva administración gubernamental, es preciso definir el estilo de relacionamiento que mantendremos con el Brasil en lo que concierne a Itaipú y sus conflictos, así como los métodos que emplearemos para ejercer una tenaz coacción moral sobre las actitudes de tono imperialista que esta potencia emplea displicentemente contra nosotros. Esta es una tarea prioritaria para nuestras autoridades.

      • Blanca Lila dice:

        cARLOS jORGE:Basándose en informe de Sachs, Paraguay debe pedir recibir, inmediatamente, un precio de mercado a cambio de su energía; y no las migajas que se le paga con el cuento de que Brasil puso toda la plata para la construcción pero sin embargo se le está cobrando a Paraguay la mitad del costo de la represa más unos exorbitantes intereses.

        Suponiendo un precio de mercado de 110 US$/MWh, la energía paraguaya de Itaipú tiene un valor de más 5.000 millones de US$/año (CINCO MIL MILLONES DE DÓLARES ANUALES). Con esa tarifa (110), INDEPENDIENTEMENTE DE SI SE SOLUCIONA O NO EL PROBLEMA DE LA DEUDA DE ITAIPÚ, muy bien se podría pagar el costo de Itaipú (44) y todavía sobrarían más de 3.000 millones de US$/año (TRES MIL MILLONES DE DÓLARES ANUALES)

        Con ese monto, Paraguay puede construir por si mismo su infraestructura –SIN MALVENDER EL PAÍS– y transformarse en pocas décadas en una POTENCIA SUDAMERICANA.
        ———————————————

        Lorenzo Gonzalez · · Comentarista destacado · Asunción
        Itaipú produce más de 92 millones de MWh/año (promedio de los últimos 7 años). La mitad de eso corresponde a Paraguay, es decir, 46 millones de MWh/año. Si esto multiplicamos por un supuesto precio de mercado de 110 US$/MWh, tendremos una facturación de 5.060 millones de US$/año.
        ———————————————
        46.000.000 MWh/año x 110 US$/MWh = 5.060.000.000 US$/año.
        ———————————————
        Si multiplicamos por la tarifa de 110 menos el precio de costo de Itaipú (44) tenemos:
        ———————————————
        46.000.000 MWh/año x (110-44) US$/MWh = 3.036.000.000 US$/año.
        ———————————————

        Lorenzo Gonzalez · · Comentarista destacado · Asunción
        Finalmente, si consideramos que Paraguay le está vendiendo energía a Argentina a 160 US$/MWh, entonces el beneficio neto para el Paraguay es aún mayor.
        ———————————————
        46.000.000 MWh/año x (160-44) US$/MWh = 5.336.000.000 US$/año.

      • Gerardo Meza Caballero dice:

        Carlos Jorge: Paraguay es víctima de los abusos financieros del Brasil en Itaipú

        No deja de ser una ironía que el Gobierno del Brasil haya decidido estafar al Paraguay mediante abusos financieros típicos de los países que protegen legalmente los centros financieros mafiosos. Si no fuera por esos abusos, la parcela de la deuda que le corresponde pagar al Paraguay ya habría sido saldada. La negativa brasileña a discutir de nuevo la deuda se sustenta en la conocida cantinela de que el Paraguay no pondría un solo dólar para la construcción de la usina: “solo el agua”. Pero Paraguay es legítimo propietario de la mitad del emprendimiento energético binacional, ya que “solo el agua” que pone mueve 9 de las 18 turbinas motrices, y no solo está pagando su costo de construcción, sino que ha hipotecado a perpetuidad miles de hectáreas de sus ubérrimas tierras. El nuevo gobierno paraguayo debe agotar todas las instancias internacionales para que termine este cruel despojo que el Brasil aplica al Paraguay.

        En los tiempos que corren, no deja de ser una ironía que el Gobierno del Brasil haya decidido estafar a la República del Paraguay mediante abusos financieros típicos de los países que protegen legalmente los centros financieros mafiosos, cínicamente aplicados al costo final de la construcción de la represa hidroeléctrica binacional de ITAIPÚ.

        El informe sobre la deuda del emprendimiento binacional rendido al Gobierno nacional por el doctor Jeffrey Sachs y su equipo de expertos, en coincidencia con uno anterior de la Contraloría General de la República, sostiene taxativamente que si no fuera por los abusos financieros perpetrados unilateralmente por las autoridades brasileñas de la dirección financiera del ente binacional, la parcela de la deuda que le corresponde pagar al Paraguay ya habría sido saldada.

        Como era de esperar, las autoridades brasileñas del ente se han reafirmado en su posición de que la deuda, tal como está oficialmente estructurada, “de común acuerdo entre las partes”, es legal y legítima, habida cuenta de que el gobierno del expresidente Juan Carlos Wasmosy la había aceptado en su oportunidad y que, por tanto, debe ser cumplida a rajatabla. La negativa brasileña a discutir de nuevo la deuda se sustenta en la conocida cantinela que le sirvió a ese país para que paraguayos vendepatrias le aceptaran las condiciones leoninas del Tratado: que Paraguay no pondría un solo dólar estadounidense para la construcción de la usina; “solo el agua”.

        Pero Paraguay, como legítimo propietario de la mitad del emprendimiento energético binacional, no solo está pagando su costo de construcción, sino que ha hipotecado a perpetuidad miles de hectáreas de sus ubérrimas tierras del Alto Paraná y Canindeyú para albergar el colosal embalse de la represa. Y mucho más que todo eso, aporta, sin solución de continuidad, la mitad del caudal hídrico del río Paraná, como la fuerza hidráulica que mueve las 18 turbinas generadoras de la energía eléctrica que la usina produce. Para tener idea de este aporte de capital paraguayo a ITAIPÚ, basta considerar que “solo el agua” que Paraguay aporta 24 horas por día, 365 días al año, mueve 9 de las 18 turbinas motrices. Los 9 generadores a ellas acoplados generan en promedio unos 45.000.000 MW/año, que a precios corrientes de mercado de unos US$ 125/kWh dan la friolera de US$ 5.625.000.000/año; suma que debería estar recibiendo en estos momentos si no mediara el abuso financiero del Brasil, que el gobierno del presidente electo Horacio Cartes debe reclamar ante los tribunales internacionales de justicia porque el Gobierno brasileño se obstina en no revisar los abusos cometidos en la estructuración y consolidación final de la deuda del ente binacional.

        No es admisible que Brasil, como socio más rico, haya asumido voluntariamente la responsabilidad de avalar los préstamos internacionales con tasas de interés corrientes de mercado, y decidir unilateralmente prestarle su propio dinero, pero a tasas de interés usurarias y hasta doblemente indexadas, con lo que la usina hidroeléctrica de ITAIPÚ pasó a costar el doble de lo que debiera haber costado si los créditos hubieran provenido de fuentes de financiamiento no brasileñas. Con perjuicio solo para Paraguay, pues, mediante las leoninas cláusulas del Tratado, el Brasil compensa con creces lo que le cuesta pagar su mitad de la deuda inflada llevándose la mayor parte de la energía de propiedad paraguaya a precio ínfimo.

        El enorme abuso financiero perpetrado por el Gobierno brasileño para maximizar el costo final de la usina, totalmente al margen de los estándares internacionales, le produjo como prestamista usurario la friolera de miles de millones de dólares de ganancia, como queda consignado en el informe del doctor Sachs. No satisfecho con su colosal abuso financiero, Brasil compró a precio pichincha el 95 por ciento de la electricidad que produjo la represa desde su puesta en marcha. Es decir, ganó por partida doble: con intereses usurarios se llevó más dinero que lo que demandó la inversión directa de la usina y, mediante lo segundo, una suma igualmente extraordinaria en la compraventa de energía que produce la represa, como lo demuestra con meridiana claridad el informe Sachs.

        Esta es la verdad de la milanesa. Esto es lo que redondea en cifras concretas el fabuloso negoción que el Brasil hizo a costillas de Paraguay y que hasta ahora los brasileños se emperran en negar que exista y continúan insistiendo en que Paraguay no puso nada, cuando la verdad es que Paraguay puso tanto o más que Brasil, pues ha sufrido mayor inundación territorial que el vecino y socio.

        El nuevo gobierno no debe dudar ni un instante de la legitimidad de la lucha del Paraguay en Itaipú, y agotar todas las instancias internacionales para que termine este cruel despojo que el Brasil aplica a nuestro país y nos devuelva todo el dinero que nos sustrajo en forma tan inescrupulosa.

      • Blanca Lila dice:

        Carlos Jorge: Como socio con Brasil y Argentina en las usinas hidroeléctricas binacionales, el Paraguay tiene reclamos puntuales que afectan a nuestros intereses, y que, pese al tiempo transcurrido, hasta ahora no han sido debidamente atendidos.

        El reclamo paraguayo al Brasil, en la persona de su presidenta Dilma Rousseff, se centra en el fin de la indignante expoliación colonialista que viene sufriendo el Paraguay en ITAIPÚ desde hace más de 40 años, como directa consecuencia de la mala fe con la que el Gobierno brasileño del momento omitió incluir en el posterior Tratado el compromiso de “precio justo”, acordado para la energía paraguaya vendida a dicho país en el Acta Final de Foz de Yguazú, suscrita por los cancilleres de ambos países el 22 de junio de 1966, que expresa claramente: “IV. CONCORDARON en establecer, desde ya, que la energía eléctrica eventualmente producida por los desniveles del río Paraná, desde e inclusive el Salto del Guairá o Salto Grande de las Siete Caídas hasta la boca del río Yguazú será dividida en partes iguales entre los dos países, siendo reconocido a cada uno de ellos EL DERECHO DE PREFERENCIA PARA LA ADQUISICIÓN DE ESTA MISMA ENERGÍA A PRECIO JUSTO (las mayúsculas son nuestras), que será oportunamente fijado por los especialistas de los dos países, de cualquier cantidad que no sea utilizada para satisfacción de las necesidades del consumo del otro país”.

        Por ser este documento parte fundamental del Tratado de ITAIPÚ, el Paraguay tiene derecho de reclamar un precio justo (que por definición comercial es el precio de mercado) por los 887 Terawatt de electricidad exportada al Brasil entre 1985 y 2012, y por lo que le continúa vendiendo hasta ahora, según lo consigna el reciente estudio de un equipo de expertos financieros internacionales liderados por el renombrado economista estadounidense Jeffrey Sachs.

        Aun cuando la deuda del ente binacional pudiera ser la que consta en los libros, el Paraguay también reclama que los abusos financieros que la llevaron por las nubes deben ser imputados exclusivamente a la responsabilidad de las autoridades brasileñas del ente, quienes hasta ahora manejan sus finanzas de modo unilateral, por lo que nuestro país no tiene por qué cargar con su indebido incremento.

        En consecuencia, la parte de la deuda que le corresponde al Paraguay ya ha sido totalmente saldada, como lo constató una auditoría realizada por la Contraloría General de la República del Paraguay, conclusión que fue recientemente confirmada por el minucioso estudio del doctor Sachs y su equipo de expertos. El Gobierno del Brasil, actualmente presidido por la señora Rousseff, ya no puede seguir dando la espalda a esta agraviante situación.

        A la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se le reclama la urgente regularización de la caótica administración de la usina binacional Yacyretá, que debe retornar a lo estrictamente estipulado en el Tratado y no a las antojadizas decisiones del Gobierno argentino, que en la práctica ignoran también el derecho de cogestión del Paraguay. La oportunidad para poner fin a tan infame situación es la revisión del Anexo C del Tratado, a realizarse indefectiblemente el próximo año, para lo cual es necesario cuantificar exactamente la deuda de la entidad binacional según lo originalmente convenido, y no sobre la base de las leoninas Notas Reversales de 1992 –invocadas como válidas por el Gobierno argentino pero violatorias de la letra y el espíritu del Tratado–, algunas de las cuales no aprobadas por el Congreso paraguayo, deviniendo, por tanto, nulas.

        La persistencia del Gobierno argentino en reclamar al Paraguay el pago en partes iguales de un débito de casi US$ 20.000 millones es un abuso financiero absolutamente inaceptable. Categóricamente, el Paraguay no va a aceptar jamás lo actuado al margen del Tratado, ni tiene por qué pagar la mitad de una deuda que ha alcanzado sus absurdas magnitudes actuales precisamente por la espiral inflacionaria que genera el atropello del Gobierno argentino en Yacyretá, de donde se lleva el 96 por ciento de la energía eléctrica que la usina produce, pagando por ella un precio mísero muy por debajo del costo de producción.

        Por lo tanto, para mantener la amistad y el respeto entre ambos gobiernos es necesaria una pronta y justa solución a la deuda de la entidad binacional, condición sine qua non para avanzar hacia otros aprovechamientos hidroeléctricos del río Paraná, como el potenciamiento del brazo Aña Cua y la proyectada represa de Corpus, emprendimientos que la Argentina, al menos en un futuro inmediato, necesita más que nuestro país.

        Finalmente, el pueblo paraguayo no tiene reclamos que formular al señor presidente del Uruguay, José “Pepe” Mujica, similares a los citados a los presidentes de Brasil y Argentina.

        Sin embargo, el pueblo paraguayo tiene la esperanza de que, algún día, algún presidente de ese país repare de alguna manera la afrenta infligida por su Gobierno a la dignidad del Paraguay al convalidar su injusta suspensión del Mercosur con una fraseología de escaparate confesando que, a su criterio, “lo político supera largamente a lo jurídico”.

        Esta visita es propicia para que el presidente Mujica aclare al pueblo paraguayo si continúa pensando de la misma manera, porque, si su respuesta es afirmativa, el Paraguay no tiene nada que hacer en el Mercosur.

      • Jazmin dice:

        Carlos Jorge: PARAGUAY ES ESTAFADO EN ITAIPÚ: LE PRIVARON DE SU ENERGÍA Y NO LE PAGAN EL JUSTO PRECIO
        ¿Qué maniobra se agazapa detrás de la obstinación de Jorge Samek?

        Panamá aportó solo el territorio y EE.UU. solventó el canal. Bolivia apenas sus campos gasíferos y Petrobras la financiación. Brasil, en Itaipú, puso el dinero y Paraguay solo el agua. Al silogismo le falta la conclusión: luego, Itaipú es de Brasil, ¿es esa la pretensión que se agazapa detrás de la tozudez de Jorge Samek, director de Itaipú?

        … Sin embargo, la república centroamericana consiguió que el país más poderoso del planeta, luego de una centenaria lucha, le devolviera la obra de infraestructura que vincula el océano Atlántico con el Pacífico.

        … O que Petrobras, por ende Brasil, aceptara el reclamo de Bolivia de pagar un justo precio por la explotación de su recurso natural. Claro, no debemos olvidar que existió una inclaudicable decisión del Gobierno de turno del país expoliado.

        “Paraguay no puso dinero en Itaipú”, repetía recientemente el director general brasileño de Itaipú, Jorge Miguel Samek, con una obsecación cuasi patológica.

        La obsesión samekiana justifica nuestra insistencia: miente Samek, incluso en lo elemental, porque Paraguay, pese a las promesas brasileñas, debió “poner dinero en Itaipú” y miente cuando sugiere y hasta gruñe que su país “puso (todo) el dinero” en el proyecto en cuestión.

        Esa posición tampoco es muy creativa, porque apenas reverdece la vieja filosofía de las dictaduras militares de su país, esas que concibieron y parieron doctrinas como las de las “fronteras vivas”, desafortunadamente aceptadas, respetadas y hasta defendidas por los “barones” paraguayos de Itaipú.

        Nota Reversal de 1986

        Paraguay “puso” dinero en Itaipú. Así lo prueba el instrumento diplomático DM/T/N.R N° 4 del 28 de enero de 1986.

        La obcecación patológica suprime sin dudas valiosos aportes de la memoria, afortunadamente los nazis de nuestra historia y de la brasileña no quemaron libros.

        El instrumento de referencia, firmado por los cancilleres de entonces, Olavo Setubal y Carlos Augusto Saldívar, entre otras cosas, señalaba que “… las características del mercado de energía eléctrica a ser abastecido por la Itaipú en el período 1985-1991, y el hecho de que la terminación de la obra exige un esfuerzo financiero excepcional, el Gobierno de la República del Paraguay concuerda con el Gobierno … que los pagos debidos, … previstos en el Anexo C … sean parcialmente diferidos, según el correspondiente cronograma: 1986, 71,40%. 1987, 58,10%. 1988, 45,30%. 1989, 33,10%. 1990, 21,50%. 1991, 10,20%”.

        El plazo de gracia se extendió hasta 1992 y la amortización de esa acreencia paraguaya se hizo en 10 años.

        Dirá Samek que fue un préstamo, devuelto con intereses, pero si eso dijera estaría tropezando con su propio talón.

        En efecto, Brasil tampoco “puso” el dinero, lo prestó e incluso con tasas de interés muy distantes de los criterios de razonabilidad, tal como lo apuntaba el afamado financista norteamericano Jeffrey Sachs en su estudio preliminar sobre el cuestionado pasivo de Itaipú.

        US$ 57,9 mil millones

        La “respuesta” de los directores brasileños del ente al informe de Sachs tuvo la virtud de revelar al pueblo paraguayo la suma que hasta finales del año pasado la entidad paraguayo/brasileña pagó, principalmente a las instituciones brasileñas: US$ 57,9 mil millones, a pesar de que también admitieron que la inversión directa en la hidroeléctrica fue solo de US$ 12,4 mil millones. Aún así, el saldo de la deuda de la binacional trepa a US$ 13.900 millones.

        El hecho prueba que la veta financiera fue otro extraordinario negocio, especialmente para Eletrobrás, además de la energética, incluso ignorando el Art. XII a del Tratado de Itaipú que establece: “Las Altas Partes Contratantes adoptarán, en lo que respecta a tributación, las siguientes normas: a) no aplicarán impuestos, tasas y préstamos compulsorios de cualquier naturaleza, a la Itaipú y a los servicios de electricidad por ella prestados” (las negritas son nuestras).

        La violación fue la norma, con retoños espurios como varios tramos de la deuda del ente, especialmente la que se acumuló a raíz del subsidio a las empresas eléctricas brasileñas, impuesto y aceptado en abril de 1986, o la doble indexación sobre el arreglo financiero aceptado en 1997, eliminada después, pero luego incrementar el pasivo de la binacional en forma totalmente irregular.

        El pasivo del ente debe descontaminarse e incluso devueltas las sumas injustamente cobradas. Hoy son pocos los que ponen en duda esas verdades, excepto Samek y sus aliados paraguayos. Empero, debe enfatizarse que los reclamos nacionales no se agotan en esos puntos, los trascienden, porque estamos convencidos de que fuimos estafados, porque la energía no fue dividida en partes iguales y que por nuestro cuantioso excedente nunca nos pagaron el justo precio.

        Casi US$ 60 mil millones

        La “respuesta” de los directores brasileños del ente binacional Itaipú al informe preliminar del respetado economista norteamericano Jeffrey Sachs tuvo la virtud de revelar al pueblo paraguayo la suma que hasta finales del año pasado la entidad paraguayo/brasileña pagó, principalmente a las instituciones acreedoras de ese país: US$ 57,9 mil millones, a pesar de que también admitieron que la inversión directa en la hidroeléctrica fue solo de US$ 12,4 mil millones. Aún así, el saldo de la deuda de la binacional trepa a US$ 13.900 millones.

      • Gerardo Meza Caballero dice:

        Carlos Jorge. ARGENTINA Y BRASIL PAGARON MUY POR DEBAJO DEL VALOR DE LA ENERGÍA
        En 40 años, Paraguay recibió una “miseria” de las dos binacionales

        Un cálculo realizado entre lo generado por Itaipú y Yacyretá, respectivamente, y los pagos efectuados al Paraguay por la energía cedida a los países y vecinos indica que el monto percibido es muy inferior al que le correspondería si se comercializa a precio de mercado. lo que nos pagaron es “una absoluta miseria”.

        La usina binacional Itaipú cumplió recientemente 30 años de generación y, por ese motivo, las autoridades de la entidad emitieron un comunicado en el cual mencionaron que la central contribuyó decisivamente al desarrollo de Brasil y Paraguay, a cuyos mercados inyectó su energía.

        De acuerdo con la información, en dicho periodo de tres décadas la Itaipú generó aproximadamente 2.168 millones de MWh, y como la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) en ese lapso solo retiró alrededor del 7%, equivalente a unos 150 millones de MWh, implica que la energía cedida por nuestro país al Brasil fue de aproximadamente 934 millones de MWh.

        Según datos de la entidad binacional, desde su creación a la fecha, el Paraguay, a través del Ministerio de Hacienda, recibió de la hidroeléctrica en concepto de royalties y compensación, unos US$ 9.500 millones.

        Haciendo un cálculo rápido, entre la energía cedida y el monto percibido se obtiene que nuestro país recibió de Itaipú en 30 años 10,17 US$/MWh. El precio en el mercado regional por MWh es de no menos de US$ 80.

        Al respecto, que resulta evidente que “hemos recibido en concepto de compensación por la energía no consumida y cedida; una absoluta miseria por megawatts (MW), cedidos de ambas binacionales”.

        Que “no hace falta saber la letra chica para llegar a dichos resultados; tal como lo demostró y muy bien Jeffrey Sachs. Nos dijo lo que ya sabíamos, pero que no sabíamos cómo exponerlo o expresarlo de manera simple, como señala el dicho ‘no dejes que el árbol te impida ver el bosque’”.

        La misma situación se da también en Yacyretá, en que Paraguay percibió por US$ 1.047 millones por 115 millones de MWh cedidos a Argentina (9,08 US$/Mwh).

        , Resulta evidente que nuestras autoridades desconocen estos resultados macroeconómicos, por lo que es importante definir una política energética en el corto plazo, “ya que en estos 40 años de binacionales alguna curva de aprendizaje se debió tener”,

      • German dice:

        carlos. Basándose en informe de Sachs, Paraguay debe pedir recibir, inmediatamente, un precio de mercado a cambio de su energía; y no las migajas que se le paga.

        Suponiendo un precio de mercado de 110 US$/MWh, la energía paraguaya de Itaipú tiene un valor de más 5.000 millones de US$/año (CINCO MIL MILLONES DE DÓLARES ANUALES).

        Con esa tarifa (110), INDEPENDIENTEMENTE DE SI SE SOLUCIONA O NO EL PROBLEMA DE LA DEUDA DE ITAIPÚ, muy bien se podría pagar el costo de Itaipú (44) y todavía sobrarían más de 3.000 millones de US$/año (TRES MIL MILLONES DE DÓLARES ANUALES)

        Con ese monto, Paraguay puede construir por si mismo su infraestructura –SIN MALVENDER EL PAÍS como quiere hacer Cartes– y transformarse en pocas décadas en una POTENCIA SUDAMERICANA.

      • A todos los posteos que contrarian mi exposición:
        Itaipu fue la redención de Paraguay. Sin ella, el país estaría en situación similar a Haiti.
        Como imagino que son todos colorados, podemos decir que el Tratado de Itaiú fue la mayor obra de progreso de TODOS los gobiernos paraguayos, con excepción del gobierno FSL, que produció una obra al inverso, pero mayor que Itaipu.

      • Benito dice:

        Carlos Jorge. DEBEMOS ABRIR LA CAJA DE PANDORA. BRASIL siempre fue el país de las sobrefacturaciones.
        Como ejemplo podemos poner los miles y miles de millones de dolares que sobrefractura Eletrobrás al pobre pueblo brasileño para beneficio de unos pocos.

        Eletrobrás –empresa pública-privada con 48% de CAPITAL PRIVADO y co-propietaria de Itaipú– consigue venderle energía eléctrica al pobre pueblo brasileño a un precio que más que QUINTUPLICA el precio de costo de la compra de Itaipú.

        Según empresarios brasileños el precio de la energía eléctrica en el Brasil es de 235 US$/MWh en contraposición a los 44 US$/MWh que paga Eletrobrás a Itaipú. Tanta es la sobrefacturación que los empresarios brasileños están viniendo al Paraguay.
        http://www.abc.com.py/…/paraguay-paso-de-pais-pirata-a…

        Esta diferencia astronómica perjudica a la majoria, y solo benefica a una minoría corrupta que usando el poder político ha conseguido esta aberración.

        Este mismo perverso esquema está en los planes del vende-patria y legionario mayor –Horacio Cartes– que con su ANTI-CONSTITUCIONAL ALITRANZA PÚBLICO-PRIVADA (APP) pretende apoderase de Itaipú privatizando la ANDE que es co-propietaria de Itaipú.

        La pérdida de Itaipú, por parte de Paraguay, significará más pobreza y miseria para su gente por mucho tiempo.

      • Ester dice:

        ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS. QUEREMOS LA INDEPENDENCIA DE LA SOBERANÍA ENERGÉTICA, PARA QUE EL PARAGUAY QUE QUEREMOS PODAMOS DESARROLLAR, SIN BONOS SOBERANO.Terminar con la inicua explotación en Itaipú y Yacyretá

        Contrariamente al espíritu y la letra de los respectivos tratados por los que Paraguay se asoció con Brasil y Argentina para la construcción y operación de las usinas hidroeléctricas de Itaipú y Yacyretá en un pie de absoluta igualdad de derechos y obligaciones, prevalidos de su mayor poder económico ambos socios se agenciaron para montar un abusivo esquema administrativo y financiero que en la práctica anuló la equidad formalmente pactada. El pueblo paraguayo es consciente de que su exigencia por el fin de los abusos financieros y burocráticos prevalecientes en las usinas binacionales es algo que cae dentro del alcance de la soberanía del Paraguay, y que por consiguiente no cejará en su empeño de lograr la recuperación de esa soberanía en ellas conculcada. Cifras reales confirman la gran estafa de que el Paraguay es víctima en ambas usinas binacionales. Si los países más poderosos continúan amparándose en su fuerza para eludir sus cuentas con los socios menores, no podrá hablarse de integración en el Mercosur, esa integración que los presidentes invocarán de boca para afuera en la Cumbre que se realiza en nuestra capital, pero que está lejos de la realidad.

        Contrariamente al espíritu y la letra de los respectivos tratados por los que Paraguay se asoció con Brasil y Argentina para la construcción y operación de las usinas hidroeléctricas de Itaipú y Yacyretá en un pie de absoluta igualdad de derechos y obligaciones, prevalidos de su mayor poder económico, ambos socios se agenciaron para montar un abusivo esquema administrativo y financiero que en la práctica anuló la equidad formalmente pactada. A su vez, esta perversa ingeniería financiera les sirvió de pretexto para implementar una modalidad administrativa que les posibilitaba sobornar a sus pares paraguayos de la administración conjunta nominalmente igualitaria, asegurándose de ese modo el manejo unilateral del ente binacional en provecho exclusivo de sus países, en directo perjuicio de los intereses nacionales allí comprometidos.

        Desde los tiempos que el canciller Raúl Sapena Pastor firmaron los leoninos tratados con sus pares de Brasil y Argentina, la opinión pública paraguaya ha venido reclamando a sus gobernantes de turno el fin de tan ignominiosa explotación por parte de quienes en los papeles fungen como socios igualitarios, pero que en los hechos se comportan como amos. Lamentablemente, hasta ahora ninguno de nuestros gobernantes ha tenido el patriotismo de renunciar a las coimas encubiertas en forma de prebendas con que las astutas autoridades brasileñas y argentinas retribuyen su complicidad a favor del mantenimiento del statu quo expoliador.

        Pero el pueblo paraguayo es consciente de que su exigencia por el fin de los abusos financieros y burocráticos prevalecientes en las usinas binacionales es algo que cae por entero dentro del alcance de la soberanía del Paraguay, y que por consiguiente no cejará en su empeño de lograr la recuperación de nuestra soberanía en ellas conculcada. Por lo demás, más allá de la indiferencia cómplice de nuestros venales gobernantes, los paraguayos estamos convencidos de que nuestros intereses y valores como nación requieren vigilancia y esfuerzo para perdurar. En consecuencia, no nos cansaremos de reclamar a nuestros socios el respeto a nuestros legítimos derechos en ambas asociaciones comerciales. Y cuantas veces tengamos la oportunidad de hacerlo en presencia de sus máximas autoridades, lo haremos con toda firmeza y respeto, como en esta ocasión.

        Nuestros reclamos se fundan en realidades insoslayables, comprobadas y comprobables. Así, en Itaipú el Paraguay es víctima de una colosal estafa por parte de Brasil, que se apropia de nuestra electricidad a una irrisoria tarifa de 9,8 US$/MWh, para revenderla en su territorio a 120-200 US$/MWh, negándonos el derecho de que la comercialice la ANDE en vez de Eletrobrás, pese a haberse convenido que lo haga según el acuerdo firmado por los presidentes Fernando Lugo y Lula da Silva en 2008.

        De haberse podido implementar este acuerdo, en 2014 el Paraguay hubiera podido vender su electricidad en el mercado brasileño a 129 US$/MWh, en vez de hacerlo a un ridículo 9,8 US$/MWh como hasta ahora. El monto percibido en esas condiciones hubiese ascendido a unos US$ 4.300 millones en vez de los US$ 298 millones que recibió ese año. El Brasil consume en promedio alrededor del 93 por ciento de la electricidad generada en la usina.( Dejar de endeudarnos para seguir pagando nuestra deuda y cubrir los deficit fiscales).

        En cuanto a Yacyretá, la estafa allí perpetrada por la Argentina es equivalente en términos relativos a la que sufrimos en Itaipú. Durante los 20 años que lleva generando electricidad la usina hidroeléctrica, el promedio de la tarifa pagada al Paraguay como compensación por la electricidad cedida es otra vez de solo 9,1 US$/MWh. En el mencionado lapso, la Argentina ha consumido en promedio 93,7 por ciento de la electricidad generada en la usina, equivalente a 122.310.916 MWh, que al precio pagado totaliza apenas US$ 1.113 millones, en vez de los US$ 14.677 millones que corresponderían si la tarifa fuese de 120 US$/MWh (precio que cobra la ANDE a Electricidad Misiones SA –EMSA– por energía fuera de pico, que se eleva a US$ 150/MWh por energía de hora pico).

        Con estas cifras reales que confirman la gran estafa de que el Paraguay es víctima en ambas usinas binacionales, el pueblo paraguayo tiene el justo derecho de decirle a la presidenta Dilma Rousseff que es hora de que el Brasil cumpla a cabalidad el compromiso asumido en el acuerdo Lugo-Lula, y permita que la ANDE comercialice la energía paraguaya en el mercado eléctrico brasileño en reemplazo de Eletrobrás.

        Al presidente Mauricio Macri, a su vez, le decimos que acreditamos en su buena fe de gobernante en cuanto a su promesa de transparentar su gestión, con la esperanza de que alcance también a la Entidad Binacional Yacyretá, estigmatizada por el expresidente Carlos Menem como un “monumento a la corrupción”. La clave para avanzar en futuros planes bilaterales de aprovechamiento energético del río Paraná pasa indefectiblemente por la revisión del Anexo C del Tratado, que es el instrumento legal para clarificar la deuda de la entidad tanto con el tesoro argentino como con nuestro país y organismos financieros internacionales.

        Le solicitamos también la remoción de las trabas interpuestas por el gobierno de su antecesora al comercio bilateral y a la libre navegación de la Hidrovía Paraguay-Paraná. Esta vía es crucial para la conexión del Paraguay con el mundo y, como tal, no deseamos que ella sea una arena de competencia geopolítica en el Cono Sur, ni de imposición hegemónica por parte de la Argentina.

        Si los países más poderosos del bloque continúan amparándose en su fuerza para evitar saldar sus cuentas con los socios menores, no podrá hablarse de integración en el Mercosur, esa integración que los presidentes invocarán de boca para afuera en la Cumbre que se realiza en nuestra capital, pero que está lejos de la realidad.

      • German dice:

        carlos jorge. ESPERO QUE CONOZCA EL MALETÍN NEGRO DE ITAIPU, QUE CONTIENEN 100 DE LOS GRANDES ANUALMENTE EN DECIR EN 5 AÑOS ES DE 500 DE LOS GRANDES. PARA QUE LAS AUTORIDADES DE TURNO VENDEPATRIAS NO DIGAN NADA DEL ROBO DEL SIGLOS, QUE LOS HERMANAUS BRASILEÑOS HACEN AL PARAGUAY. EN ESE SENTIDO LASPRUEBAS OFICIALES DEL FRAUDE TÉCNICO REALIZADO POR LA ITAIPÚ BINACIONAL, PARA CARGARSE CON LAS PÉRDIDAS de “ELETROBRAS” CON EL ÚNICO FIN DE BENEFICIAR A LA LUCRATIVA ELETROBRAS, LA MAFIA BRASILEÑA y LOS ESPEJADOS VENDEPATRIAS PARAGUAYOS QUE YA HAN PERDIDO SU NACIONALIDAD POR ESTAR ABARROTADOS DE DÓLARES DE LA TRAICIÓN, PARTIENDO DEL SAQUEO Y LA DESHONESTIDAD TÉCNICA/POLÍTICA/DÓLARES RESULTANTE DE SUS 1.800 Km de LÍNEAS DE TRANSMISIÓN con su cuantiosas pérdidas en sus líneas de transmisión, sus PÉRDIDAS DE CONVERSIÓN Y SUS PÉRDIDAS POR CARGAS REACTIVAS. Desde sus inicios el robo ha acumulado en términos monetarios hasta la fecha la grandilocuente suma de US$ 35.000.000.000 (treinta y cinco mil millones de dólares americanos), produciendo lucros exorbitantes para la perfecta mafia Binacional, la “ELETROBRAS –BRASIL”, produciendo los propinazos binacionales en la ENTIDAD ITAIPÚ UTOPÍA de BINACIONAL y el segmento de la política partidaria brasileña y paraguayamasdespierto.

        Tanto dinero no controlado produce la ITAIPÚ en una perfecta y exacta planificación de una anarquía que fluyen los billones de dólares por doquier. A modo de ejemplo exhibimos más abajo las pruebas reproducidas textualmente en órdenes de servicio que fueran emitidas y escondidas como una parodia de buenas intenciones y poder utilizarlas como elementos de defensa a futuro si el destino NO FUESE HACIA EL BRASIL Y ANTE LOS PROPINAZOS dichas “órdenes de servicios” en la oscuridad de la noche fueron cerradas sin resolver el problema en un acto de extrema TRAICIÓN A LA PATRIA en detrimento de NUESTRO POBRE, IGNORANTE Y QUERIDO PARAGUAY. Las pruebas representadas como “órdenes de trabajo” solicitan en otras palabras ¿CÓMO SALE DE LA ITAIPÚ Binacional “80” y llega “120” a Foz –Brasil?, ¿QUÉ NUEVA MAGIA HAN DESCUBIERTO PARA QUEBRAR LAS LEYES DE LA FÍSICA EN ITAIPÚ?

        Este relatorio se viene publicando y reclamando por los canales internos correspondientes y externamente, según el Código de ética de la Entidad ITAIPÚ hace décadas y ningún Gobierno tuvo la honestidad, el conocimiento y el coraje de resolver este fenomenal saqueo, NI con el respaldo de pruebas contundentes. En la República del Paraguay el mediocre y corrupto triunfa y el dedicado sucumbe.

        ITAIPU BINACIONAL – SUPERINTENDENCIA DE MANTENIMIENTO – SOM (SISTEMAS DE OPERACION Y MANTENIMIENTO) – SSA’S EJECUTADAS, POR ORGANO EJECUTOR “ILA3”- SMA – SISTEMA DE MANTENIMIENTO APERIODICO, EN ABIERTA TRANSGRESIÓN A LAS NORMAS OFICIALES DE LA Entidad ITAIPÚ Binacional, CONTEMPLADOS EN EL DOCUMENTO OFICIAL “SOM/MANUAL G03”, “Procedimiento Operacionales”, el cual determina que una orden de servicio o de trabajo, no puede ser considerado como ejecutado, SÍ EL PROBLEMA NO ha sido RESUELTO, lamentablemente y criminalmente funcionarios paraguayos y brasileños procedieron a ajustar fraudulentamente los Medidores de ITAIPÚ, en coincidencia con los valores medidos en San Pablo- Brasil, en las subestaciones de “Ibiuna”-San Pablo –Brasil (C.C) y “Tijuco Preto” – San Pablo- Brasil, QUE CORRESPONDEN A CASI 1.800 Km de Líneas de transmisión (900 + 900 Km). Con esto la ELETROBRAS se libera de las costosas y enormes pérdidas y se torna este fraude en una lucratividad exorbitante para la empresa de economía mixta brasileña. Dando un perjuicio enorme en los ingresos de la ITAIPÚ Binacional en concepto de venta de potencia (KW por mes) y los ingresos para el más perjudicado, como siempre el Paraguay, en concepto de Energía (GWh) que determina los niveles de “beneficios” contemplados en el Anexo “C”, Capítulo III y punto III.1 –III.4 –III.5 – II.6 y “III.8” (Egresos para la Itaipú.

        Con la intención de “EVITAR” que la ELETROBRAS- Brasil cargue CON FENOMENALES PÉRDIDAS se violó el Anexo “B”, omitiendo la construcción de la Subestación en la Margen Brasileña y que fuera construida finalmente en Foz Do Iguaçu – Brasil (para evitar el control), en la margen ingenua paraguaya fue construida de acuerdo al Tratado, Anexo “B” – “Capítulo III – COMPONENTES PRINCIPALES DEL PROYECTO – Ìtem 10. Subestaciones seccionadoras (que reza textualmente, cuanto sigue): “Dos subestaciones seccionadoras, a ser ubicadas una en cada margen, aproximadamente a 600 m. aguas abajo de la casa de máquinas “. (ANEXO VIOLADO PARA GRAN ESTFA).

        Además se violó el Anexo “C” – Capítulo II – Punto II.6. (Que reza textualmente cuanto sigue): “ La energía producida por la ITAIPU será entregada a las entidades en el sistema de barras de la central eléctrica, en las condiciones establecidas en los contratos de compra-venta.” (VIOLADO PARA LA GRAN ESTAFA).

        Cabe acotar que entregar significa “MEDIR” y la misma es clara que “deberá ser entregada en las BARRAS DE CENTRAL ELÉCTRICA”, está clara disposición se transgrede por medio de una carta denominada “CARTA COMPROMISO” enviada a la ELETROBRAS, CON LA APROBACIÓN de los directores generales paraguayo y brasileño que determina explícitamente que la energía eléctrica deberá ser entregada la Subestación de Foz do Iguaçu – Brasil (a Diez kilómetros), LO CUAL TAMPOCO OCURRE, porque los valores de ajuste de los medidores ubicados dentro de la ITAIPÚ utopía Binacional, deshonestamente coinciden con los valores que llegan a San Pablo- Brasil (La ITAIPÚ/ELETROBRAS HAN QUEBRADO LOS PRINCIPIOS DE LA FÍSICA, “CERO PÉRDIDAS”) .

        Para los que quisieran tener las pruebas oficiales, se reproducen abajo los documentos oficiales en el cual se emiten órdenes de servicios solicitando la verificación de los equipos de medición. Considerando que en la Subestación de Foz do Iguaçu llegan 13.000 MW y de ITAIPÚ, que es la generadora, los equipos de Medición indican que salen 11.000 MW (valores a modo de ejemplo). Para realizar este fraude fenomenal se dejan teóricamente dos máquinas de reservas (1.4000 MW) con el argumentos de los mantenimientos arcaicos. Cabe acotar que cada máquina puede producir, sin ningún inconveniente, un promedio de 780 MW (Fuente SOM/Datos de Operación/Récord Históricos por máquinas). Abajo las pruebas de los documentos de la fenomenal estafa a la ITAIPÚ y en exclusivo beneficio de la ELETROBRAS y las Mafias Binacionales.

        1)EQUIPOS DE MEDICION DEL TABLERO CSP-01 – GIS – 50 HZ – 2004/05939A (Nº de orden de Servicio) C01F04 1037001-2 (código del equipo de acuerdo manual “SOM/G04”) – MEDIDOR ENERGIA PARA FACTURACION LI IPU 50HZ FI-1 (M14A)2004/28 (FECHA EMISIÓN) 2004/22- OSP0 (ÓRGANO EMITENTE). DESCRIPTIVO DEL TRABAJO Y/O PROBLEMA DETECTADO: “VERIFICAR EL MOTIVO POR EL CUAL EL MEDIDOR PRINCIPAL QUE SE ENCUENTRA EN “SE FI” (SUBESTACIÓN DE FURNAS –FOZ), MIDE A MAS QUE EL MEDIDOR DE “SE IPU” (CENTRAL DE ITAIPÚ).

        2)EQUIPOS DE MEDICION DEL TABLERO CSP-01 – GIS – 50 HZ – 2004/05940A (Nº de orden de Servicio) C01F05 1037002-0 (código del equipo de acuerdo manual “SOM/G04”) – MEDIDOR ENERGIA PARA FACTURACION LI IPU 50HZ FI-1 (M14B)2004/28 (FECHA EMISIÓN) 2004/22- OSP0 (ÓRGANO EMITENTE). DESCRIPTIVO DEL TRABAJO Y/O PROBLEMA DETECTADO: “VERIFICAR EL MOTIVO POR EL CUAL EL MEDIDOR PRINCIPAL QUE SE ENCUENTRA EN “SE FI” (SUBESTACIÓN DE FURNAS –FOZ).

    • Gerardo Meza Caballero dice:

      Luca: : Brasil utiliza Itaipú como elemento de presión
      En 2009 un grupo europeo planteó comprar la deuda de Itaipú, pero Brasil la rechazó por temor a perder una herramienta de control político sobre la entidad,
      El Nuevo Gobierno de Horacio Carte, debe necesariamente hacer una Ingenieria Financiera, solicitar un Prestamo para pagar nuestra deuda, y de esta forma comprar de Electrobras, que sería mas o menos 10. mil millones de dólares(gestionar un Prestamo del hermano país del Japon, a 1% de interes, y con esto pagar totalmente nuestra deuda de Itaipú)
      I. A mediados del año 2009, un grupo inversor europeo planteó la posibilidad de comprar la deuda de la Itaipú Binacional e incluso se llegaron a reunir con las principales autoridades de la entidad de ambos países. Lla propuesta fue rechazada por los brasileños, quienes la consideraron “improcedente”, alegando sospechas sobre los inversionistas y el origen de los fondos.editó en 2011( ya no pueden dudar de estos fondos, que vendrian de una pais como Japon).

      Planteo al Nuevo Gobierno de Horacio Cartes la idea en realizar una “ingeniería financiera” que permitiera vender la deuda de Itaipú a terceros de modo que, respetando los plazos, se redujeran las tasas de interés. “Es decir, que la propiedad de la deuda pasaría de las manos del Tesoro brasileño y Eletrobrás, a las de terceros. Los compromisos de pagar la deuda se mantendrían en los plazos establecidos y la ventaja para la Itaipú consistiría en que la amortización del principal inversionista iría acompañada del pago de menores tasas de interés”,(pagar un interes de de 1% y no un interes de más de 6%)
      , En una deuda estimada de USD 19.000 millones, rebajar uno o dos puntos las tasas de interés equivalía a un ahorro sustantivo. “El excedente financiero de una deuda menos costosa, mejoraba el ingreso de las arcas de ambos países. Este plus podía ser asignado para mejorar el pago en royalties y resarcimiento”,
      En mi Articulo de referencia digo la posición de los representantes de Itamaraty y consideró que su reacción respondía al hecho de que no concebían que Paraguay tomara la iniciativa. “Otra explicación hubiese sido que, al ser Brasil, a través del Tesoro y de Eletrobras, dueño de la deuda, perdería una herramienta de presión y de control político sobre el manejo de la entidad”,

      RENEGOCIAR. La posibilidad de negociar la deuda de Itaipú retomó fuerza tras el informe de afamado economista estadounidense Jeffrey Sachs, quien asegura que la deuda de Itaipú ya está cancelada.

      Hoy cumple 40 años la firma del tratado y los asesores del Gobierno, que asumirá el 15 de agosto, por ahora se muestran cautos y dicen que no cuentan con documentos para hacer un planteamiento al Brasil.

      • Benigno dice:

        Dr Meza Caballero: Excelente Articulo, esperamos que el nuevo Presidente, tome nota de este excelente Ensayo El “POS Ph.D” Doctor Economista Jeffrey Sachs, fue práctico al leer la “RCA” 016/86 (Resolución del Consejo de Administración) que generó la violación de Tratado en Anexo “C” y la deuda espuria de Itaipú, cuyo monto fue de US$ 4.193,5 millones, se originó en una violación del Anexo C, Punto “IV.1.”, que forma parte del Tratado y que se dio un 4 de abril de 1986, al bajarse la tarifa de la usina de US$ 14,75/kW x mes a US$ 10 por Kw x mes. En la RCA 016/86 se lee la siguiente justificación: ‘‘… las alteraciones del orden económico brasileño imposibilitaron la transferencia del…’’. Siendo Director General Paraguayo el Ing. Miguel Luciano Jiménez Boggiano (1993-2001) y demás miembros del Directorio Ejecutivo Paraguayo y Consejo de Administración. Y actualmente el congelamiento compulsivo de la Tarifa desde el 2011 hasta la fecha violando nuevamente el Anexo “C” y en proceso la generación de la nueva Bola de Nieve que ya se está denominando la “DEUDA ESPURÍA II”, y las deudas espurias camufladas por la doble contabilidad denunciada por el antiguo funcionario brasileño ( TRAICIONADO POR EL “DGB” Ing. Agrónomo Jorge Miguel Samek) de la Dirección Financiera Ejecutiva el economista Laercio Pedroso (preso por denunciar la corrupción en ITAIPÚ, CREYENDO Y RESPALDÁNDOSE en el Código de Ética de la ITAIPÚ, que en este caso no era conveniente aplicarlo porque muchos irían tras las rejas, según Samek, QUE CORRUPTO ESTE MANDIOQUERO)

        También el Dr. Jeffrey Sachs verificará el cálculo de la Tarifa y los componentes del “Costo del Servicio de Electricidad” en el numerador y se preguntará: ¿Por qué la Tarifa nunca cubrió el Costo del Servicio de Electricidad? Y luego se preguntará respecto al monto que figura en el denominador: ¿Por qué la Potencia Disponible para Contratación no es contratada en su totalidad y que debería figurar en el denominador para el cálculo de la Tarifa?, donde debería constar los reales niveles de Potencia (KW x mes) de acuerdo a los FABULOSOS “ÍNDICES DE DISPONIBILIDAD” y también se dará cuenta de la actitud NEGLIGENTE de la falta de una adecuada Negociación del Acuerdo Tripartito entre Argentina, Brasil y Paraguay, respecto al nivel de aguas abajo y el caudal a verter. Que esta situación es aprovechada al máximo por el Brasil (ELETROBRAS), CUANDO FUNCIONAN LAS VEINTE MÁQUINAS SIMULTÁNEAMENTE, sin pagar por ellas. Y concluirá que la ITAIPÚ, NÚNCA FUE BINACIONAL Y QUE SIEMPRE FUE LA ITAIPÚ “UNINACIONAL” compulsivamente, porque al ingresar los paraguayos automáticamente adquirían la NACIONALIDAD BRASILEÑA con mucha salsa, samba, futbol y carnaval. Y como prueba “VALE UN BOTÓN, dos personajes Circenses como la Directora Financiera Ejecutiva Margaret Mussoi Luchetta Groff y el Director General Brasileño Ing. Agrónomo Jorge Miguel Samek, “caipiras” paranaenses (caipira: que en tupí significa cortador de mato) formados en universidades de fronteras, queriendo ridiculizar a un “Pos Ph.D” Jeffrey Sachs asesor económico de Varios Países del Mundo. ¡¡¡¡¡O MEU QUE CARA DE PAU NE, JORGITO E MARGARET!!!!.

      • Benito dice:

        Dr. Meza Caballero. Coincido plenamente con esta Opinión: La seguridad y el desarrollo en Itaipú

        Para justificar la entrega de nuestra soberanía energética en Itaipú, el oficialismo recurrió a dos argumentos: el primero, como una cuestión de seguridad nacional y el segundo, como un asunto de desarrollo nacional.
        En efecto, para no incordiar al socio condómino por “motivos de seguridad”, que de no observarse resultaría en un verdadero “desaguisado” –según un despistado exdirector paraguayo– y por razones de política de Estado traída de los pelos, fueron los argumentos utilizados para ceder al Brasil toda la energía producida por la central hidroeléctrica Itaipú. Todo ello, exceptuando una mínima porción (menos del 7%) derivada al Paraguay. Una aviesa violación del objeto y fin del Tratado que garantizaba el aprovechamiento equitativo del emprendimiento binacional.

        Para torcer el acuerdo, el Tratado de Itaipú de 1973 modificó sustancialmente los términos del Acta de Foz de Yguazú de 1966. Por la energía no utilizada, en vez de un precio justo se estableció la figura de la compensación. Un estipendio mínimo, que para salvar las apariencias debía ser abonada por Itaipú.

        Eso significaba que Brasil, como dueña de facto de la binacional, podía aprovechar sin condiciones el excedente. Del mismo cuero salía la correa.

        Por más descabellado que parezca, la Eletrobrás –una multinacional a la que Itaipú pagará unos US$ 2.000 millones por año hasta el 2023 por una deuda ya cancelada, estipulada abusivamente en unos US$ 45.000 millones y con severas demandas por la emisión irregular de acciones–, no cesa de llevar gratuitamente la electricidad paraguaya. Es más, le impide arbitrariamente a la ANDE comercializar su excedente en el mercado brasileño.

        La verdad es que el pueblo abona por la Eletrobrás, a través del Tesoro brasileño, desde 1986, la simbólica compensación al Paraguay.

        El perjuicio ocasionado a los usuarios de vecino país en beneficio de la multinacional sale de madre: los sucesivos gobiernos, sin solución de continuidad, no paran de cargar al sufrido pueblo brasileño el aumento desmedido de la electricidad, privilegiando a unos pocos accionistas sin rostro de una empresa sospechada de corrupción. Y la pregunta cae de maduro ¿la estatal multinacional es una institución al servicio de su pueblo?

        La cuestión de la seguridad nacional para nuestros negociadores, obedientes y genuflexos a las directivas del Ejecutivo, carentes del más elemental patriotismo, justificaba ampliamente el encubrimiento doloso en detrimento de los intereses del Estado paraguayo.

        Cualquiera diría que el delito de lesa patria corresponde a una época ya perimida. Sin embargo, los sucesivos gobiernos después del 2 y 3 de febrero persisten con la traición, obnubilados por la abundancia y prosperidad que chorrea desde Itaipú para los privilegiados de turno.

        Las sentencias judiciales hablan por sí. En ellas, mediante una Corte a la medida, fue propiciado un blindaje jurídico para impedir el escrutinio del Estado paraguayo.

        Por paradójico que parezca, la pléyade de abogados, los teóricos del fraude, los acomodados profesionales que aceptan de buen grado que el Paraguay solo puso el agua, no paran de pontificar a los incautos sobre la defensa de los intereses de la patria.

        Los negociadores repetían sin cesar, para tapar la traición a la patria, que Itaipú no es negocio, es desarrollo.

        Significaba que la libre disponibilidad sobre la mitad de la producción hidroeléctrica era secundaria. Lo importante era el efecto desarrollista de la hidroeléctrica binacional. No había necesidad de vender a terceros el excedente paraguayo habida cuenta que en la región, según Debernardi, era nula la demanda energética.

        El tiempo les dio la razón a estos avispados paraguayos. En verdad el desarrollo industrial de San Pablo y la industria turística brasileña sería imposible sin la electricidad paraguaya de Itaipú.

        Según un especialista, el ingeniero Nelson Cristaldo, el aporte de la energía eléctrica paraguaya dentro del producto interno bruto del Brasil, solo en el 2010, fue de unos US$ 140.000 millones. El vecino país jamás pudiera haber sido uno de los más notables entre los países emergentes sin la contribución paraguaya.

        Como si fuera poco, el informe de Jeffrey Sachs ponía al descubierto, mediante sesudos estudios, el latrocinio que era objeto la margen derecha por el socio condómino.

        El intercambio por Garabí entre Argentina y Brasil de las hidroeléctricas binacionales, para la prosperidad y el desarrollo de los vecinos, es una constante desde el año 2000. El que se atrevió a protestar por esta repetitiva violación contractual fue despedido recientemente del Consejo de Administración de Yacyretá.

        Expropiado, humillado por sus socios condóminos, Itaipú y Yacyretá siguen aportando más pobreza extrema al país y que según los indicadores oficiales aumentó en este año.

        No obstante, la respuesta oficial, que cajoneó el informe Sachs y se desentendió de la problemática Itaipú, decidió por la emisión de bonos soberanos para remendar la economía nacional. Un compromiso que se terminará de pagar a fines del 2042. El Gobierno no se atreve a reclamar nuestra soberanía energética en las binacionales hidroeléctricas.

        Una indolencia inaceptable que causa graves perjuicios a la nación paraguaya y que no debe quedar impune.
        Atentamente.

      • Ester dice:

        Dr. Meza Caballero. CON EL NOMBRAMIENTO DEL VENDE PATRIA EN YACYRETA, ÑEMBO ING. ES PARA PRIVATIZAR LA ANDE CON LA MISMA FIGURA DE ELECTROBRAS, PARA SEGUIR ROBANDOLE AL PUEBLO. ES HORA QUE LA CIUDADANIA YA NO SE CALLE, Y LES PIDA SUS RENUNCIAS, A ESTOS VENDE PATRIA.SON BUITRES FINANCIEROS. CON LAS CODICIAS ILIMITADAS.

        Si bien fueron los negociadores argentinos los ideólogos del leonino “Preacuerdo Técnico” de Yacyretá, firmado en 2006 por el entonces presidente Duarte Frutos y su homólogo argentino Néstor Kirchner, el director paraguayo de la entidad binacional en la época, Ángel María Recalde, fue su principal articulador e impulsor. Mediante la cláusula de “novación” incluida en el Preacuerdo, el Paraguay insólitamente cedía a Argentina la mitad de la electricidad generada en la usina ¡por 43 años!, a una tarifa irrisoria que aseguraba su bancarrota a perpetuidad. Cuando se esperaba que el presidente Cartes cambiara el rumbo antipatriótico de la política exterior del Paraguay en las binacionales, nombró como embajador en Buenos Aires al expresidente Duarte Frutos, principal responsable de la fracasada vil entrega de nuestra soberanía. Si bien este último renunció ahora al cargo, la nominación del ingeniero Recalde como nuevo director paraguayo de la EBY viene a reconfirmar que la intención del Gobierno no es poner fin al infame statu quo impuesto allí por los negociadores argentinos, sino reflotar el apetitoso enjuague financiero visualizado por los negociadores de ambas márgenes.
        Atentamente

  2. los grandes beneficiarios del robo de la energia paraguaya son las TRANSNACIONALES que REVENDEN LA ENERGIA QUE COMPRAN A 22.6 KW/mes y NO CUBREN LOS COSTOS DEL PRESTAMOS HECHO POR ELECTROBRAS ; donde son ACCIONISTAS las mismas MULTINACIONALES; donde tambien NOS roban al generar INTERESES USURARIOS Y ACRECENTAMIENTO DE LA DEUDA PORQUE BRASIL NO PAGA!!! ADEMAS NOS ESTAFAN AL NO MEDIR EN EL LADO PARAGUAYO LA ELECTRICIDAD QUE PASA AL BRASIL Y recien se “controla” a 50 Km EN TERRITORIO BRASILERO Y NI SIQUIERA TENEMOS ACCESO A LOS “C ONTROLES” o sea es como si brasil comprara un camion de hielo de PARAGUAY. que sale de la USINA ITAIPU; Y recien se mide cuanto hielo llega a CASCAVEL y NO CONTROLAMOS EL PESAJE!!! EN ESTE ROBO ESTAN INVOLUCRADAS LAS AUTORIDADES PARAGUAYAS TAMBIEN QUE ME IMAGINO RECIBIRAN JUGOSAS GRATIFICACIONES POR SU ” DESPROLIJIDAD”

    • Gerardo Meza dice:

      Señor Morel Caray, por fin alguien, habla del robo del siglo, que desde el Presidente, Miembros de Administración, Directores, Ministros, reciben millones y millones de dólares, para no exigir al Brasil para que se implemente el Sistema Electrónico de Control del Consumo( medidor del consumo) por cada KW/mes utilizada por el Brasil, mientras que en el lado Paraguayo, se tiene el Sistema Electrónico de Control del Consumo( medidor del consumo) por cada milímetro de KW/mes utilizada por el Paraguay. En este sentido nuestras autoridades de turnos no tienen ninguna credibilidad, para negociar con sus pares brasileños, NI SI EL PAPA VIENE PARA NEGOCIAR, NO SE VA A CONSEGUIR NADA, LA CUESTIÓN DE ITAIPÚ, HASTA QUE TENGAMOS UN PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA PATRIOTA, QUE LAS INTRUSIONES, A LOS DIRECTORES DE ITAIPÚ, PARA QUE LE EXIJAN AL BRASIL, PARA INSTALAR ESE SISTEMA DE CONTROL DEL CONSUMO. SU EJEMPLO ES MAS CLARO QUE EL AGUA, .

      • Benito dice:

        Dr. Meza Caballero. ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS: La corrupción en Itaipú

        El destape de la colosal corrupción en el Brasil que envuelve a la petrolera estatal Petrobras y a la empresa de electricidad Eletrobrás desde la asunción al poder de Lula da Silva, catapultado por el Partido de los Trabajadores (PT), ha permitido saber que altos funcionarios gubernamentales brasileños hayan venido exigiendo “retornos” (vulgo, coimas) a los proveedores del Estado para financiar la campaña de dicho partido. Uno de los condenados a pena de cárcel en el caso de la empresa eléctrica citada es João Vaccari Netto, tesorero del PT, quien por once años fungió como miembro del Consejo de Administración de Itaipú. Él está condenado por haber recibido US$ 200 millones en concepto de sobornos. Dada su larga permanencia en Itaipú, el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU), del Brasil, anunció recientemente la fiscalización de las cuentas de la binacional. Existe la hipótesis de que durante su prolongada gestión en Itaipú haya lavado dinero de empresas que prestan servicios en la entidad, en cuyo caso miembros paraguayos del Consejo de Administración devendrían cómplices, por acción u omisión.
        Atentamente

      • Andres dice:

        Dr. Meza Caballero. Estoy totalmente de acuerdo con esta opinion:Vergonzosa claudicación de soberanía en la dos Binacionales Yacyretá e Itaipu.

        Por sexta vez en lo que va del presente mes, autoridades energéticas argentinas concretaron otra exportación de electricidad generada en la usina binacional de Yacyretá al Brasil. Según lo confirmó el subjefe del departamento técnico de la EBY, Ing. Gabino Fernández, la operación comprometió un promedio de 509 MW, equivalente a la capacidad de generación de una usina térmica de porte convencional de países desarrollados. Según el alto funcionario técnico paraguayo, las autoridades nacionales estaban en conocimiento de lo ocurrido. La humillación a la que viene siendo sometido nuestro país por parte del Gobierno argentino en el emprendimiento compartido es tanto más condenable cuando consideramos que desde hace mucho tiempo le rechaza al Paraguay su solicitud de una servidumbre de tránsito para exportar a Uruguay y Chile la modesta cantidad de 210 MW producida por nuestra usina de Acaray. Lo más indignante no es tanto que las autoridades argentinas hagan lo que se les venga en gana en la EBY, sino la permisividad de los directivos paraguayos en el sentido de más bien procurar ocultar o minimizar las trapisondas perpetradas impunemente por nuestros socios en la binacional.

        Por sexta vez en lo que va del presente mes, autoridades energéticas argentinas concretaron otra exportación de electricidad generada en la usina binacional de Yacyretá al Brasil a través de la estación de interconexión de Garabí. Según lo confirmó el subjefe del departamento técnico de la EBY, Ing. Gabino Fernández, la operación comprometió un promedio de 509 MW, equivalente a la capacidad de generación de una usina térmica de porte convencional de países desarrollados. Según el alto funcionario técnico paraguayo, las autoridades nacionales estaban en conocimiento de lo ocurrido.

        La humillación a la que viene siendo sometido nuestro país por parte del Gobierno argentino en el emprendimiento hidroenergético compartido es tanto más condenable cuando consideramos que desde hace mucho tiempo le rechaza al Paraguay su solicitud de una servidumbre de tránsito para exportar a Uruguay y Chile la modesta cantidad de 210 MW producida por nuestra usina hidroeléctrica de Acaray.

        Lo más indignante no es tanto que las autoridades argentinas hagan lo que se les venga en gana en la EBY, sino la permisividad de los directivos paraguayos en el sentido de más bien procurar ocultar o minimizar las trapisondas perpetradas impunemente por nuestros socios en la binacional, antes que oponerse a ellas por todos los medios a su alcance, como es su deber.

        Ante la sistemática violación del Tratado por parte del Gobierno argentino, lo menos que el Gobierno paraguayo debe hacer es presentarle una firme protesta diplomática por tal motivo.

        Existen medios burocráticos y diplomáticos para hacer valer nuestros derechos en la administración de la usina hidroeléctrica, sobre todo en lo concerniente a los perjuicios económicos que para el Paraguay representa la violación del Tratado –como el denunciado en esta ocasión– y su incumplimiento en materia de pagos de las deudas que la EBY tiene con el Paraguay en concepto de territorio inundado, infraestructura ferroviaria inutilizada (150 kilómetros) y mora en el pago por electricidad paraguaya cedida y que, revendida al Brasil, les reditúa diez veces más que lo pagado al Paraguay.

        Pero no por ser el más obligado a velar por la seguridad de los intereses nacionales el Poder Ejecutivo es el único responsable del vejamen a que la Argentina somete a nuestra nación en la EBY. El Congreso Nacional, a su vez, tiene una importante parcela de corresponsabilidad en el atropello a nuestros derechos en la entidad binacional, pues, más allá de ciertas manifestaciones coyunturales de algunos de sus miembros sobre el particular, hasta ahora el Parlamento no ha tomado la iniciativa institucional de interiorizarse realmente en esta cuestión específica, para adoptar una actitud más enérgica en favor del interés nacional allí conculcado.

        Por su parte, la ciudadanía debe centrar su atención en la forma en que el gobierno del presidente Horacio Cartes está manejando el tema Yacyretá, y que, por cierto, parece más inclinado a favorecer a la pretensión argentina que defender los intereses de nuestro país. Al menos si traemos a colación la insistencia del Gobierno en la aprobación de la Nota reversal de cogestión –aprobado el jueves pasado por el Congreso argentino–, más bien lesiva que favorable al Paraguay en la entidad binacional.

        En efecto, el acuerdo de referencia, que modifica el Anexo A del Tratado de Yacyretá, establece entre otros puntos la paridad en el ejercicio de las atribuciones de ambos Directores Generales (en adelante Directores Ejecutivos, conforme a la nueva nomenclatura).

        Según especialistas de nuestro país, lo que dispone esta nota reversal es totalmente contrario al espíritu del Tratado, que invoca la igualdad de derechos y obligaciones. Paraguay así está renunciando tácitamente a manejar el 50 por ciento de las facturaciones de Yacyretá, como ocurre actualmente, teniendo en cuenta que el Art. 15º el acuerdo establece que “cada Director Ejecutivo tendrá a su cargo las relaciones con las autoridades y con las entidades públicas y privadas, como así también la representación de Yacyretá en eventuales juicios EN SUS PAÍSES” (las mayúsculas son nuestras). Considerando que Argentina maneja el 95% de la energía facturada en la EBY y Paraguay solo 5%, en vista del citado artículo nuestro país no podría intervenir en eventuales reclamos relacionados con el manejo de casi la totalidad de las cuentas de la hidroeléctrica.

        Es hora de que el Poder Ejecutivo reclame mediante nota diplomática firme al Gobierno argentino por las reiteradas violaciones del Tratado de Yacyretá. Si así no lo hiciera, la ciudadanía tiene derecho a sospechar que el actual gobierno ha claudicado también como sus predecesores, tirando por la borda los intereses del país a cambio de los famosos fondos “para ayuda social”, que no constituyen otra cosa que una coima disfrazada
        Atentamente

      • Benito dice:

        Dr. Meza Caballero.EL PARAGUAY QUE QUEREMOS NECESITA PRESIDENTE Y DIRECTORES PATRIOTAS EN LAS BINACIONALES, Y NO LOS PRESIDENTES Y DIRECTORES QUE RECIBEN LOS MALETINES NEGROS DE LAS BINACIONALES.

        Coincido plenamente con esta Opinión:
        El director de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Abog. Juan Schmalko, cobra mensualmente 100.544.840 guaraníes, en tanto que cada uno de los miembros del Consejo de Administración –Ing. Carlos Arrechea, Federico Schultz, Emilio Cubas, Ing. Gustavo Samaniego y ahora la Dra. Sheila Abed– percibe 86.184.253 guaraníes. Estas sumas, en verdad, no se compadecen en absoluto con la escala salarial vigente en el sector público. La remuneración mensual del presidente de la República, incluyendo el gasto de representación, asciende a 37.908.800 guaraníes y es la más elevada del Presupuesto nacional, salvo el caso de los embajadores, cuya retribución en dólares puede superar la del titular del Poder Ejecutivo, según el costo de vida de los países en que residan.

        Los jerarcas de la EBY viven entre nosotros, razón de más para que sus ingresos mensuales sean astronómicos para una población trabajadora en la que muchos ni siquiera ganan el salario mínimo.

        Es comprensible, en consecuencia, el temor que produjo la reacción de los sindicalistas de las binacionales que se opusieron cuando el Poder Ejecutivo ordenó dar a conocer públicamente todos los salarios, con el argumento de que ello pondría en riesgo su seguridad: ganan tanto que sus abultados bolsillos muy bien pueden ser una tentación para cualquiera.

        Lo mismo que en la Itaipú Binacional (IB), la relación allí existente entre las tareas realizadas y los ingresos mensuales está muy por encima de la que se observa en los órganos del Estado. Se trata de un apetecible destino para ganar mucho, trabajando poco. Y, para peor, el desempeño de nuestros representantes en las entidades binacionales hasta ahora ha sido de lo más deplorable para los intereses del Paraguay.

        Esta calamitosa historia viene de lejos. Algunos funcionarios jubilados de Itaipú refieren que desde los tiempos en que el Ing. Enzo Debernardi fungía como director general paraguayo, quienes recalaban en la binacional como afortunados nuevos funcionarios recibían de sus superiores jerárquicos paraguayos inmediatos una enigmática advertencia: “Este es otro Paraguay; olvídese del Paraguay que usted conoce”. Con pocas excepciones, los primeros funcionarios con cargos ejecutivos designados en las mismas fueron escogidos por los directores generales paraguayos: Enzo Debernardi en Itaipú y Zoilo Rodas Ortiz en Yacyretá. El primero de ellos se llevó consigo a sus colaboradores de mayor confianza que venían trabajando bajo su administración en la ANDE, como los ingenieros Fidencio Tardivo y Carlos Facetti, entre otros. Por su parte, al no estar al frente de ninguna institución en el momento de ser designado por el presidente Stroessner como director paraguayo de Yacyretá, el ingeniero Rodas Ortiz no pudo darse el gusto de escoger a sus colaboradores principales, tanto para el Consejo de Administración como para la propia dirección ejecutiva de la novel entidad binacional. Se tuvo que contentar con los que le fueron impuestos por el dictador, por alguno de sus ministros más influyentes o por la media docena de generales que constituía el primer anillo militar del dictador. Así, fueron designados, como director técnico, el ingeniero Juan B. Brítez Caballero –nieto del general Bernardino Caballero– como director de Coordinación; el ingeniero Laureano Sosa, a instancias del Centro de Ingenieros Colorados, como director Administrativo; el ingeniero Andrés Ribeiro, funcionario de la ANDE, a propuesta del ingeniero Enzo Debernardi, por ser hombre de su plena confianza; y así por el estilo.

        Con el tiempo, fueron ocupando cargos de directores, en Yacyretá, Joaquín Rodríguez, Ángel María Recalde, Carlos Cardozo Florentín, Elba Recalde, Miguel Fulgencio Rodrígez, Enrique Cáceres, y el actual, Juan Alberto Schmalko; y por Itaipú pasaron Salvador Gulino, Miguel Luciano Giménez, Federico Zayas, Jorge Ayala Kunzle, Víctor Bernal, Ramón Romero Roa, Carlos Mateo Balmelli, Gustavo Codas, Efraín Enríquez Gamón, Franklin Boccia, y el actual James Spalding.

        Del modo relatado más arriba se establecieron las verdaderas “nomenklaturas” primigenias en ambas entidades binacionales, con siderales sueldos, comparados con los que percibían nominalmente entonces las altas autoridades del Estado paraguayo, incluido el Primer Mandatario. Obviamente, esto ocurría en la margen paraguaya del río Paraná como exacta réplica de lo que ocurría en el lado brasileño y argentino.

        Había, por supuesto, una intención estratégica oculta en cuanto a los móviles de semejante prodigalidad salarial. Tanto las autoridades brasileñas como las argentinas, conociendo la escandalosa impronta corrupta que el dictador impuso como método de conservación del poder, sigilosamente armaron la maquinaria burocrática con la que pensaban expoliar al Paraguay de por vida. Necesitaban para eso cooptar de alguna manera camuflada a los funcionarios paraguayos de todos los niveles de la administración de las usinas, de modo que a ninguno de ellos se le ocurriera denunciar públicamente el inicuo sometimiento a que estaban expuestos nuestros compatriotas por parte de sus pares brasileños y argentinos. Entonces, no encontraron ninguna mejor herramienta para eso que el soborno disfrazado en forma de altísimos salarios, solo comparables con los de Wall Street o de las grandes corporaciones transnacionales.

        Perversos como eran en sus fines, tales burocracias expoliadoras tenían un código propio de la mafia: al menor indicio de delación de la conspiración contra los inalienables derechos de nuestro país por parte de algún funcionario paraguayo patriota, sería drásticamente castigado por el tirano. El funcionario que tuviera la valentía de denunciar el sistemático robo de la energía generada en las usinas por parte de Brasil o Argentina mediante alteraciones en las planillas de los registros, o cualquier otra anormalidad perjudicial a los intereses paraguayos, iría a ser sancionado con la desvinculación ipso facto como funcionario de la entidad. Perdería su sueldazo.

        Llegó la hora de que esa antipatriótica actitud por parte de los funcionarios paraguayos de las binacionales cambie. Es necesario que desaparezca ese “otro Paraguay” que existe en Itaipú y en Yacyretá. Si no, Brasil y Argentina seguirán robándonos a su gusto en ambas usinas hidroeléctricas.
        Atentamente

    • Juan Arcenio dice:

      Eugenio Morel:La energía paraguaya aportó en el 2010 el 7% del PIB del Brasil, unos US$ 143.000 millones. El Tratado de Itaipú de 1973, formalizó la cesión gratuita a la margen izquierda del excedente energético. Para ir recuperando su energía el Paraguay debe solicitarlo con veinte años de anticipación (ahora diez). Mientras no sea reemplazada la energía cedida por otras fuentes más baratas no existe la posibilidad de su retorno. Antes nuestra incapacidad disuasiva resta dos alternativas: fuertes alianzas y la difusión mundial de la apropiación indebida de Itaipú por el Brasil. El costo supera ampliamente el holocausto del pueblo paraguayo a causa de la Guerra Guazú, gestada entre argentinos y brasileños en 1857 y no por los ingleses como sostienen para cubrir su verguenza la Triple

      • Gerardo Meza Caballero dice:

        Juan: Historia de la deuda
        Tal como entiendo , la historia de la deuda de Itaipú es como sigue (basados en Itaipú Binancional (2003), Prestación de los Servicios de Electricidad y Bases Financieras: Compendio, y entrevistas en Paraguay). El acuerdo financiero para la represa de Itaipú fue hecho sobre la base de US$ 3.500 millones en inversión de capital y previendo comenzar las operaciones en 1983 (con la última turbina entrando en funcionamiento en 1989).
        El préstamo mayor fue firmado con Eletrobras en noviembre de 1975 por US$ 2.500 millones (en cruzeiros brasileños), con un período de gracia hasta 1983 y el período de amortización entre 1985 y 2023 (Itaipú Binacional (2003), Prestación de los Servicios de Electricidad y Bases Financieras: Compendio). La tasa de interés fue fijada en 10 por ciento más costos de administración y un factor de ajuste por inflación. Las partes optaron por financiar la mayor parte de la construcción a través de préstamos nacionales para asegurar adquisiciones locales. Por ejemplo, el préstamo de FINAME para equipamiento de Itaipú requería un mínimo de 85 por ciento de producción brasileña. Varios créditos internacionales más pequeños fueron tomados de países proveedores de equipos especializados que no se podían adquirir localmente (deuda con el Club de París). Estos créditos tenían períodos de gracia y maduración menores que los de Eletrobras.
        Crisis del petróleo
        Durante la construcción se volvió evidente que nuevos préstamos eran necesarios para cubrir los costos. La escasez presupuestaria fue atribuida a la primera crisis del petróleo en 1974, la cual generaba costos inflados de los materiales de construcción y la maquinaria necesaria. Para financiar el incremento, se buscaron nuevos préstamos en los mercados internacionales. Estos estaban relativamente baratos a fines de los años setenta, con tasas de interés LIBOR más 2 a 4 por ciento. La mayoría tuvo un período de amortización de aproximadamente 15 años y fue avalada por el banco central brasileño.
        Crisis de la deuda
        La subsecuente crisis latinoamericana de la deuda, con el resultante incremento de las tasas de interés, hizo que Itaipú fuera incapaz de pagar sus créditos internacionales. En particular, las penalidades por los préstamos de corto plazo que no fueron pagados a tiempo causaron un rápido aumento del peso general de la deuda (Para 1990, la deuda a terceros países representaba el 45 por ciento del total). Debido a la falta de nuevas líneas de crédito para refinanciar esta deuda, Itaipú tuvo que desacelerar la construcción. Finalmente, Eletrobras proporcionó los préstamos adicionales para completar las obras. Cada uno de estos préstamos adicionales tenía distintas tasas de interés, períodos de gracia y períodos de maduración (Para fines de 1992, Itaipú manejaba 129 acuerdos de préstamos con 33 instituciones, principalmente Eletrobras).
        “Bonos Brady” y Plan Real
        La deuda con Eletrobras fue consolidada en septiembre de 1990. Dos líneas de crédito, una en dólares estadounidenses y otra en reales brasileños, fueron acordadas, pero estas seguían teniendo tasas de interés de 10 por ciento más un factor de ajuste por la inflación de Estados Unidos. La deuda internacional de Itaipú no estaba siendo pagada y el Gobierno de Brasil renegoció esta deuda en 1993 con un acuerdo según el cual los bonos existentes fueron reemplazados por los nuevos “Bonos Brady”. En esa época también fue refinanciada la deuda con el Club de París.
        Mientras las renegociaciones de la deuda internacional resultaron en una reducción de la deuda neta, la introducción del “Plan Real” por el Gobierno brasileño en julio de 1994 tuvo un efecto opuesto. La mayor parte de la deuda con Eletrobras fue mantenida en la moneda brasileña. Antes de la implementación del plan, la alta inflación en Brasil era compensada con la depreciación del cruceiro. Este ya no fue el caso con el real y la deuda con Eletrobras saltó de US$ 10.800 millones el 1 de julio de 1994 a US$ 15.400 millones para el 31 de diciembre de 1994.
        La deuda neta continuó trepando hasta septiembre de 1997, cuando Eletrobras e Itaipú firmaron un acuerdo para consolidar la deuda pendiente, bajar las tasas de interés, convertir la deuda a dólares estadounidenses y ajustar las tarifas a un nivel que garantizara la cancelación de la deuda en 2023 (cuando concluye el Anexo C del tratado original). Se acordaron nuevos préstamos con Eletrobras en 1998 y 2007 para terminar la construcción de la represa e instalar dos turbinas adicionales. En 2007 se acordó eliminar el factor de ajuste por la inflación de Estados Unidos, lo que tenía un impacto significativo en la deuda de Itaipú. El gráfico 42 muestra cómo la deuda de Itaipú se acumuló entre 1979 y 2011 y marca los acontecimientos claves en este período de tiempo.

        Resumen
        Para resumir lo de arriba, el incremento de la deuda de Itaipú puede ser rastreado a partir de las siguientes razones:

        1. Incremento en los costos de construcción.
        2. Demora en la puesta en operación de las turbinas por aproximadamente 2,4 años y, por lo tanto, retraso en el pago de la deuda.

        3. Altas tasas de interés + factores de ajuste en los préstamos.

        4. Tarifas por debajo de la cobertura de costos durante períodos prolongados de tiempo (5.340 GWh de “energía transitoria” gratis fue proporcionada a ambos países entre 1995 y 2002).
        5. La implementación del Plan Real, que causó un salto en la deuda mantenida en moneda brasileña en 1994.

      • Gerardo Meza Caballero dice:

        Juan:El presidente Cartes debe exigir la revisión de la administración de Itaipú por el Brasil
        La sistemática expoliación de que nuestro país es víctima en la usina hidroeléctrica binacional ha echado por tierra la gran expectativa ciudadana de la hora prima. Tan duradera estafa ha convencido al pueblo paraguayo de que los costos para el país en Itaipú superan largamente los magros beneficios que recibe. Tratándose, supuestamente, de una asociación comercial absolutamente igualitaria entre las Altas Partes Contratantes, a cada una de ellas le asiste el derecho de reclamar a la otra la correcta administración del emprendimiento binacional. Es lo que el pueblo paraguayo exige desde hace mucho tiempo. Por eso, la visita que realiza hoy el presidente Cartes al Brasil ha despertado justificado interés, pues de su resultado va a depender en buena medida el futuro inmediato de nuestro país.
        Como parte de la solución del serio conflicto fronterizo suscitado entre Paraguay y Brasil por la soberanía de los Saltos del Guairá que, de conformidad con el Tratado de límites impuesto a nuestro país por el Imperio del Brasil tras el fin de la Guerra contra la Triple Alianza, se situaban dentro del territorio paraguayo, el 22 de junio de 1966 los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países, Raúl Sapena Pastor, por Paraguay, y Juracy Magalhaes, por Brasil, firmaron un histórico acuerdo. Por el mismo, Brasil aceptó retirar de la franja de dominio fronterizo las fuerzas militares desplegadas a lo largo de ella en flagrante violación de la ley internacional. Los Saltos del Guairá fueron declarados en condominio y se sentaron las bases para la explotación económica del potencial hídrico inherente a los mismos. La energía eléctrica allí producida sería dividida en partes iguales entre los dos países, reconociéndose a cada uno el derecho de PREFERENCIA para la adquisición de la energía sobrante, o no utilizada, a JUSTO PRECIO. Este acuerdo sirvió de base al posterior Tratado de Itaipú, en el que tramposamente se omitió el bien claro concepto del justo precio, factor determinante para la futura venta de la electricidad por parte de uno de los socios al otro.
        Tras cuarenta años de vigencia del Tratado, la arbitraria y excluyente administración de la usina binacional por parte de las autoridades brasileñas a ella asignadas, con la repudiable connivencia de sus pares paraguayos, ha hecho que la deuda de la entidad binacional trepara a cifras astronómicas, mitad de la cual continuará siendo injustificadamente pagada por el Paraguay hasta el año 2023, de conformidad con la antipatriótica convalidación de la misma por el gobierno de Juan Carlos Wasmosy en 1997. La sistemática expoliación de que nuestro país es víctima en la explotación de la usina hidroeléctrica binacional ha echado por tierra la gran expectativa ciudadana de la hora prima. Tan duradera estafa ha convencido al pueblo paraguayo de que los costos para el país en Itaipú superan largamente los magros beneficios que recibe. Tratándose, supuestamente, de una asociación comercial absolutamente igualitaria entre las Altas Partes Contratantes, a cada una de ellas le asiste el derecho de reclamar a la otra, en cualquier momento, la correcta administración del emprendimiento energético binacional. Es lo que el pueblo paraguayo exige desde hace mucho tiempo.

        Por eso, la visita que hoy realiza el presidente Horacio Cartes a Brasilia para entrevistarse con la Primera Mandataria de ese país ha despertado justificado interés público, pues de su resultado va a depender en buena medida el futuro inmediato de nuestro país, no solo en lo concerniente al Mercosur, sino también y prioritariamente en Itaipú. Entre las principales reivindicaciones que el pueblo paraguayo viene reclamando desde hace décadas se cuenta la corrección de las arbitrarias asimetrías vigentes en la administración de la usina binacional, la implementación del justo precio acordado en el Acta de Foz de Yguazú –que forma parte del Tratado– y la revisión de la abultada deuda del ente cuya mitad viene pagando nuestro país sin haber tenido participación en la toma de las equivocadas decisiones financieras que llevaron a tan catastrófica situación, como claramente lo demuestra el reciente informe preliminar del destacado economista norteamericano Jeffrey Sachs, e implícitamente admitido por el propio director general brasileño, Jorge Samek, al culpar a la Argentina por supuestamente haber obligado al Gobierno brasileño a buscar fuentes onerosas de financiación para construir la represa, tanto dentro del país como afuera, en vez de recurrir a préstamos a largo plazo y bajas tasas de interés del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

        Obviamente, hasta ahora se ignora la estrategia diplomática adoptada por el presidente Cartes con relación al Gobierno del vecino país, en particular con relación a Itaipú, pero existen sobradas razones para creer que ella se centrará en la reivindicación de nuestra conculcada soberanía energética en la usina binacional, incluyendo el derecho de preferencia de venta de la electricidad paraguaya a un justo precio, como queda señalado precedentemente. A estar por la astuta diplomacia de Itamaraty, razonablemente podemos especular que la respuesta que a priori le dará la Mandataria brasileña a nuestro Presidente será la consabida: que hay un tratado firmado que debe ser cumplido y que todo lo actuado por las autoridades brasileñas del ente binacional ha contado con la aprobación de sus pares paraguayos; lo cual es cierto, lamentablemente. Por consiguiente, el presidente Cartes debe estar prevenido en cuanto a, que de buenas a primeras, cualquier reclamo puntual que altere el privilegiado e indebido statu quo que Brasil viene sosteniendo a ultranza en la administración del ente binacional va a encontrar fuerte resistencia por parte del Gobierno brasileño.

        El presidente Cartes le ha prometido al pueblo paraguayo un “nuevo rumbo” en la conducción del país. Esto quiere decir que está determinado a no caer en las tentaciones crematísticas, ni en la falta de visión y coraje que como estadistas debieron tener sus predecesores y que, lamentablemente, no lo tuvieron. Se contentaron con las migajas con tufo a sobornos que el Gobierno brasileño les propinó para que engulleran y callaran. Antes que aceptar espejitos, o ceder ante la coercitiva diplomacia brasileña, el Primer Mandatario paraguayo debe tener el coraje de advertirle a la presidenta Rousseff de que si después de cuatro décadas de inicua explotación neocolonialista, Brasil no revé su inamistosa política en perjuicio de los intereses del pueblo paraguayo en Itaipú, el Paraguay está decidido a buscar justicia ante los tribunales internacionales. Los paraguayos tenemos profundos motivos para sentirnos indignados y humillados con la política brasileña en la entidad binacional. Después de todo, el Tratado fue a todas luces un acuerdo leonino negociado entre dos gobiernos dictatoriales, a espaldas de sus pueblos e impuesto por la fuerza en nuestro país, con persecuciones políticas de por medio. A causa de eso, el Paraguay, que luchó heroicamente durante cinco años contra la triple alianza de Brasil, Argentina y Uruguay en defensa de su soberanía, la ve hoy arbitrariamente conculcada en el emprendimiento binacional, por cuya causa no recibe igual parcela de beneficios económicos que Brasil, los que sobradamente le hubieran permitido emerger como país en pujante desarrollo.

        El compromiso básico del presidente Cartes con el pueblo paraguayo es mantener a toda costa su promesa del “nuevo rumbo” que se ha propuesto en la conducción del país en procura del crecimiento económico, la moralización política y el refinamiento de la política exterior de la República. Esto implica que la estrategia diplomática de su gobierno va a diferenciarse absolutamente de la de sus predecesores. Consecuentemente, es de esperar que por ninguna razón incurra en el desafortunado error de los expresidentes Nicanor Duarte Frutos y Fernando Lugo, quienes, tras prometer al pueblo el oro y el moro con relación a Itaipú, se contentaron con aceptar miserables limosnas y un cúmulo de promesas jamás cumplidas.

        Asumiendo el sentimiento público, podemos afirmar con propiedad que el presidente Cartes no lleva hoy a Brasilia una mera agenda presidencial, sino un claro mandato popular: el fin de las desigualdades con las que el Brasil nos agrede día a día en el leonino Tratado de Itaipú.

      • Gerardo dice:

        Benito y Arsemio. ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS: En mi Articulo de referencia y en otros Articulos he sostenido desde un principio la tesis de que los flagrantes abusos financieros embebidos en las abultadas deudas consolidadas de las usinas hidroeléctricas binacionales, así como las estafas inherentes a su discrecional explotación comercial por parte de nuestros socios, han sido aceptados por nuestros gobernantes de turno a cambio de suculentos sobornos disfrazados de diferentes modos. En el caso concreto de Itaipú, nuestra presunción ha sido plenamente confirmada por el autorizado estudio realizado por el mundialmente reconocido economista norteamericano Jeffrey Sachs, quien concluyó que tanto la deuda del ente como el precio que Brasil paga por la electricidad paraguaya que se lleva configuran vulgares estafas que no resisten el menor análisis en términos de tarifas usuales del mercado de la electricidad.

        El destape del colosal escándalo de corrupción de la petrolera estatal Petrobras y de la compañía de electricidad brasileña de composición mixta Eletrobrás ha puesto al descubierto la corrupción imperante en el seno del Gobierno brasileño desde la ascensión al poder de Luiz Inácio Lula da Silva, catapultado por el Partido de los Trabajadores (PT), de clara orientación izquierdista, hace ya más de diez años. Desde entonces, sistemáticamente los altos funcionarios gubernamentales brasileños han venido exigiendo “retornos” (vulgo, coimas) a los proveedores del Estado para financiar la campaña del PT. En lo que va del proceso de investigación, la Justicia brasileña ya encarceló a los principales ejecutivos y dueños de empresas proveedoras de servicio de construcción de obras públicas, así como a las contrapartes en los sobornos.

        A raíz del gran escándalo que está haciendo tambalear hasta la silla en que se sienta la presidenta Dilma Rousseff, un grupo de tenedores de acciones de Eletrobrás –que cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York arrogándose indebidamente la propiedad exclusiva de la usina hidroeléctrica de Itaipú– ha presentado una demanda en una Corte Federal de Manhattan contra esa estatal brasileña. Consultado al respecto, el director paraguayo de la binacional, James Spalding, declaró que la situación de la empresa mixta brasileña no afecta directamente a la entidad. Admitió, no obstante, que si eventualmente corre la demanda en Estados Unidos y ganan los demandantes, recién entonces se podrá medir su impacto sobre la calificación financiera internacional de la hidroeléctrica. Insistido sobre el tema, el señor Spalding señaló que aún es prematuro hablar de cómo afectará a la intención que tiene la binacional de emitir bonos en el mercado internacional para financiar la actualización tecnológica de la usina y supuestamente abaratar la deuda con Eletrobrás.

        La demanda de los tenedores de acciones de Eletrobrás en Nueva York se produjo a raíz de la condena por corrupción de Valter Cardeal, expresidente de la empresa, quien exigía los famosos “retornos” a los proveedores del Estado. Concomitantemente, también fue condenado a prisión João Vaccari Neto, tesorero nacional del PT, quien por 11 años fungió como miembro del Consejo de Administración de Itaipú, cargo del que fue defenestrado por la presidenta Dilma Rousseff en enero del corriente año a raíz del colosal escándalo nacional de corrupción. Vaccari Neto está condenado por haber recibido unos US$ 200 millones para su partido en concepto de sobornos de varias empresas asociadas a la estatal Petrobras, producto de más de 90 contratos suscritos entre 2003 y 2013 con el Estado. Actualmente, ocupa una celda en la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba, denunciado por 44 crímenes de lavado de dinero en el escándalo de corrupción vulgarmente conocido como “Lava Jato”.

        Dada la larga permanencia del encarcelado tesorero del PT, Vaccari Neto, como miembro del Consejo de Administración de Itaipú, el Tribunal de Cuentas de la Unión del Brasil (TCU) anunció recientemente la fiscalización de las cuentas de la entidad binacional. La mira de la investigación está puesta sobre la participación del Consejo de Administración de la misma. Se va a investigar el flujo de información entre los miembros del Consejo de la binacional y Eletrobrás. A estar por lo que publicó el diario Folha de São Paulo, el TCU decidió realizar una fiscalización “eficaz y directa” de las cuentas de la Itaipú Binacional.

        Más allá de lo que el TCU vaya a descubrir al auditar las cuentas de Itaipú tras las huellas del hoy encarcelado exmiembro de su Consejo de Administración, Vaccari Neto, dos aristas del escándalo de corrupción que involucra a este personaje resultan de interés para la opinión pública paraguaya. La primera tiene que ver con la hipótesis de que durante su larga gestión como miembro del Consejo de Administración haya cometido el delito de lavar dinero proveniente de las empresas que prestan servicios a la Itaipú Binacional, como lo hizo con las que operaban con Petrobras y Eletrobrás, en cuyo caso los miembros paraguayos del Consejo de Administración de la entidad devendrían cómplices, por acción u omisión, aun cuando la Contraloría General de la República del Paraguay no procediera a una investigación en la margen derecha.

        La segunda tiene que ver con un curioso hecho, más bien anecdótico, pero de potencial significación política para la gobernabilidad democrática de la República. Es sabido que el personaje recluido en una cárcel de Curitiba, Vaccari Neto, está fuertemente vinculado con el exdirector paraguayo de Itaipú Gustavo Codas, quien llamativamente operó desde Brasil para concretar un reciente encuentro de Vaccari con el expresidente Fernando Lugo.

        Si el TCU destapa la caja de Pandora de los sobornos en Itaipú y salta la complicidad de nuestros consejeros en la entidad binacional, la ciudadanía debe exigir al presidente Horacio Cartes la destitución ipso facto de todos ellos, con el titular, James Spalding, a la cabeza, como un primer paso para acabar con la corrupción que carcome las administraciones de las usinas binacionales en que está embarcado el Paraguay. Será un primer paso importante para ubicar en esos estratégicos lugares a paraguayos que no cedan a los sobornos sino, por el contrario, defiendan los intereses de nuestro país hasta ahora entregados por chauchas y palitos.
        Atentamente.

  3. Eduardo Arguello dice:

    Como es posible que nuesta autoridades hagan la vista gorda y sigan regalando nuestra energia habiendo gente capacitada dentro de la binacional y supuestamente no ven este tipo de regalia e
    injusticia.basta ya del nembotavy….

    • Gerardo Meza dice:

      Sr Arguello, El País necesita de un Presidente de la República patriota, que les de las instrucciones patriota a los Directores de Itaipú, de que que les exijan al Brasil, que se implante EL SISTEMA DE CONTROL ELECTRÓNICO DEL CONSUMO DE LA ENERGÍA POR CADA MWH UTILIZADA POR EL BRASIL, Y QUE DEJEN DE HACER LA VISTA GORDA PARA LLENAR SUS BOLSILLOS. ESTE ES EL PAÍS QUE YA NO QUEREMOS PARA NUESTROS HIJOS Y LOS HIJOS DE NUESTROS HIJOS. DEBEMOS DE TOMAR CONCIENCIA LOS BUENOS PARAGUAYOS, Y YA NO SER MÁS CÓMPLICES CON NUESTROS SILENCIO. ESTE SERÍA UN BUEN INICIO Y A MEDIDA QUE VAYAMOS CONQUISTANDO LO PROPUESTO, EREMOS SUMANDO NUEVOS E IMPORTANTES DESAFÍOS A NUESTRA VIDA, A MEDIDA QUE AVANCEMOS EN ESTE PROCESO DE CAMBIO Y VAYAMOS INCORPORANDO EN NUESTRO DÍA A DÍA ELEGRIA, ESPERANZA, AMOR, ENTREGA Y CUMPLIMIENTOS DE NORMAS, RESPETO POR NUESTRA SOBERANÍA, COMO UN PAÍS SERIO Y DE COMPROMISO PARA ARLE UN NUEVO RUMBO A NUESTRO BENDITO PAÍS, HASTA CONVERTIRNOS EN LA COLUMNA VERTEBRAL DE NUESTRA VIDA Y DE EXIGIR A NUESTRAS AUTORIDADES DE TURNO QUE CUMPLAN CON UN MÍNIMO DE PATRIOTISMO DE CUIDAR LA COSA PÚBLICA, Y NO MANEJAR LAS INSTITUCIONES COMO SU ESTANCIA. SI CAMBIAMOS DE ACTITUD LOS BUENOS PARAGUAYOS , A PESAR DE LAS ADVERSIDADES, QUE SURJAN EN EL CAMINO( POR ESTOS CORRUPTOS, DEPREDADORES DE LAS COSA PÚBLICA), LAS COSAS VAN A CAMBIAR. CON ESTA ACTITUD O MEJOR DICHO CON ESTA CULTURA DE VIDA BIEN ESTABLECIDA VAMOS A CONTAGIAR A AQUELLOS QUE NOS RODEAN, NOTARAN UN CAMBIO ROTUNDO DE ACTITUD Y POR ENDE, DE LOS RESULTADOS TENDRÁN UN EFECTO MULTIPLICADOR Y LO IRÁN IMPLEMENTANDO DE A POCO A SUS VIDAS Y DE CUIDAR LAS COSA PÚBLICA, COMO DEBE SER. DE ESTA MANERA IREMOS CONSTRUYENDO EL PAÍS QUE QUEREMOS. NO DEJEMOS PASAR EL TIEMPO PARA EMPEZAR CON ESTE ESTILO DE VIDA, QUE INDUDABLEMENTE DEBE PARTIR DE LA DECISIÓN PERSONAL, PORQUE COMO VEMOS TODOS LOS DÍAS EN LAS NOTICIAS, A NUESTRO PAÍS LE URGE TU ENTREGA, TU CULTURA. ANÍMATE A HACER EL CAMBIO QUE EL PARAGUAY NECESITA! ES SIMPLEMENTE CUESTIÓN DE ACTITUD. ES TOMAR LA DECISIÓN DE CAMBIAR Y HACERLO, Y NUESTROS HIJOS Y LOS HIJOS DE NUESTROS HIJOS, CON EL TIEMPO VERÁN LOS RESULTADOS Y LA PATRIA Y ELLOS NOS AGRADECERÁN. DE PONER UN NUEVO RUMBO ES ESTE BENDECIDO PAÍS.

      • Benito dice:

        Dr. Meza Caballero. HAY UN PLAN DIABOLICO CONTRA EL PARAGUAY, POR ESTAS AUTORIDADES DE TURNO, ESTAN QUERIENDO PRIVATIZAR, LA ANDE CON LA MISMA FIGURA DE ECTROBRAS, PARA ESQUILMAR AL PUEBLO PARAGUAYO, TIENEN CODICIAS ILIMITADAS.Si bien fueron –como siempre– los negociadores argentinos los ideólogos del leonino “Preacuerdo Técnico” de Yacyretá firmado por el inepto presidente Nicanor Duarte Frutos y su homólogo argentino Néstor Kirchner en 2006, el entonces director paraguayo de la entidad binacional, ingeniero Ángel María Recalde, fue su principal articulador e impulsor. Como es sabido, mediante la astuta cláusula de “novación” introducida en dicho acuerdo por los negociadores argentinos, el Paraguay insólitamente cedía a la Argentina la mitad de la electricidad generada en la usina ¡por 43 años!, a una tarifa irrisoria que aseguraba su fatal bancarrota a perpetuidad. El documento no llegó a ser tratado por el Senado porque, ante su inminente rechazo por los legisladores, precavidamente fue retirado por el Poder Ejecutivo. Pero el vendepatria Nicanor Duarte Frutos, atraído por la piñata en ciernes, implementó por un decreto ilegal la parte del Preacuerdo relacionado con el “Plan de Terminación de Yacyretá” (PTY), como también lo hizo con gran beneplácito el gobierno de Néstor Kirchner, para concluir la represa que ya estaba a medio terminar. Festín de cientos de millones de dólares que se embucharon burócratas de alto coturno de ambos gobiernos y empresarios mafiosos con ellos asociados en ambas márgenes.

        Todo estaba dispuesto para que tras el coronamiento del “monumento a la corrupción” –al decir del expresidente argentino Carlos Menem– se pasara al proyecto de maquinización del brazo Aña Cua para continuar la francachela de coimas y despilfarros a cuenta de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY). Pero la sensata falta de aprobación por el Senado paraguayo tuvo el efecto de disuadir de la perpetración de esta nueva arrebatiña por millones de dólares de las ya maltrechas finanzas de la EBY. Cabe recordar al respecto que inicialmente los consultores internacionales habían estimado el costo de la maquinización en unos US$ 150 millones, pero al tiempo de concertarse el “Preacuerdo” el entonces ministro de Obras Públicas del Gobierno de Nicanor Duarte Frutos, José Alberto Alderete, ya hablaba de que la obra costaría alrededor de US$ 350 millones; un sobrecosto verdaderamente astronómico, buena parte del cual iría a parar al bolsillo del ministro, del presidente y del resto de la gavilla.

        Cuando la ciudadanía esperaba que el presidente Horacio Cartes cambiara el rumbo antipatriótico de la política exterior del Paraguay en las usinas hidroeléctricas binacionales mediante una firme estrategia de negociación que permitiera poner fin al expoliador statu quo arbitrariamente impuesto por nuestros socios tanto en Itaipú como en Yacyretá, hete aquí que, sorpresivamente, de entrada nombró como embajador ante el gobierno de Cristina Fernández nada menos que al expresidente Nicanor Duarte Frutos, el principal responsable de la fracasada vil entrega de nuestra soberanía en la usina binacional, para que este impulsara de nuevo al más alto nivel el fallido preacuerdo, justo cuando se cumplía el plazo de 40 años para la revisión del estratégico Anexo C del Tratado.

        Aunque el expresidente Duarte Frutos ha renunciado a su cargo como embajador –el que nunca debió tener–, la nominación del ingeniero Recalde como nuevo director paraguayo de la EBY viene a reconfirmar que la intención del presidente Cartes no es poner fin al infame statu quo impuesto allí por los negociadores argentinos, sino reflotar a como dé lugar el apetitoso enjuague financiero visualizado por los bribones de turno de ambas márgenes con el proyecto de maquinización del brazo Aña Cua, cuyo costo será cargado a la postre a espaldas de la ya quebrada EBY. Todo indica que al Primer Mandatario paraguayo le interesa más impulsar el proyecto Aña Cua que revisar –como se debe– el Anexo C y exigir el pago de las deudas pendientes del ente binacional por la electricidad paraguaya consumida por la Argentina en los últimos años, así como el resarcimiento que corresponde por territorio nacional inundado y los 100 kilómetros de vía férrea inutilizados por el embalse de la represa.

        El espejito con que esta vez se procura engañar al pueblo es la cantinela ya anticipada por el exembajador Duarte Frutos apenas asumió su cargo en Buenos Aires; vale decir que el nuevo “Preacuerdo” no incluiría la cláusula de la “novación”, airadamente rechazada en su oportunidad por la ciudadanía. Cantinela que ya ha empezado a repetir su antiguo patrocinador, ahora nuevamente a cargo de la dirección de la entidad binacional. De hecho, la exclusión de la fatídica cláusula de referencia no subsana la lesión al interés nacional de avanzar con la ejecución de nuevas obras en la usina binacional, o fuera de ella, sin antes completar la revisión del Anexo C del Tratado y, concomitantemente, la verdadera deuda de la entidad binacional.

        Así las cosas, ante la disimulada intención del Gobierno nacional de volver a reencauzar la antipatriótica iniciativa de reflotar el infame “Preacuerdo” del expresidente Nicanor Duarte Frutos, el Senado de la República debe alzarse como firme línea final de resistencia en cuanto a la intransigente defensa del interés nacional en la EBY. Emulando a aquel glorioso Senado de 1879 que rechazó el infame Tratado Decoud-Quijarro, suscrito por el Gobierno del presidente Cándido Bareiro por el que el Paraguay cedía a Bolivia la mitad del actual Chaco paraguayo a cambio de supuestas ventajas comerciales, traducidas como sobornos disfrazados, nuestros senadores del presente deben rechazar con toda firmeza la versión maquillada del preacuerdo de 2006 impulsado por el expresidente Nicanor Duarte Frutos y su lacayo Ángel María Recalde.

        Las actuales autoridades han prometido que ningún nuevo emprendimiento hidroenergético binacional con la Argentina sería concretado sin antes revisar el Anexo C del Tratado y las cuentas de la EBY a la luz de la transparencia garantizada por este crucial instrumento contractual. Deben cumplir su promesa o pasarán a la historia como traidores a la Patria.
        Atentamente

    • Fernando dice:

      Edurdo. Este escrito es para Carlos Jorge. y para todos los Vende patria, que predican de que Paraguay no puso nada para Itaipu:
      Creemos que la mayor muestra de gratitud de un alumno hacia su maestro es la honradez en el pensamiento del discípulo y, de ser posible, la mejoría de la obra de su mentor. Es por ello que considero oportuno enaltecer la memoria del ilustre Prof. De Gasperi, quien no solo nos ha legado grandes cátedras de derecho internacional, sino también nos ha dado lecciones de patriotismo.

      Siguiendo la línea de interpretación del Dr. De Gasperi, creemos pertinente demostrar, desde un punto de vista jurídico, la flagrante y sistemática agresión del Tratado de Itaipú a la Constitución Nacional de la República del Paraguay y, derivado de esto, a la soberanía nacional.

      La nulidad del Tratado

      Es alevosa también la violación de varias normas del derecho internacional y de la convivencia armónica entre las naciones libres. Es objetivo principal de este artículo demostrar que el Tratado de la Itaipú es un triple negocio para el Brasil y nefasto para el Paraguay, por consiguiente, NULO.

      ¿De dónde proviene esta tesis? Es consecuencia directa de dos conceptos: el manejo indebido de nuestros recursos naturales, como el agua, y la inequidad en la distribución de los bienes gananciales provenientes de ella.

      Hablamos de la explotación del río Paraná. Cuando una negociación beneficia solo a una de las partes deja de ser tal, pasando a ser una imposición. El “negocio” de la Itaipú Binacional fue, es y será, de seguir las mismas condiciones, solamente ventajosa para el Brasil.

      La estrategia de ninguneo

      La teoría de nuestros astutos socios está basada sobre la banalidad del agua. Ningunear el líquido vital y engrandecer el capital financiero aportado fue la estrategia madre.

      “Paraguay no ha aportado un solo guaraní para la construcción de la represa”, es el slogan predilecto de los brasileños y sus feudatarios paraguayos. Con el escaso protagonismo financiero paraguayo en la construcción, los brasileños se adueñaron de la energía y los intereses. Doble negocio: energía barata e intereses caros. Con la provisión de materiales y mano de obra mayoritaria brasileña, también del negocio inmobiliario-civil.

      Antes de analizar los elementos probatorios e interpretativos que demuestran la NULIDAD del Tratado, me veo en la necesidad de responder a la pregunta que miles de paraguayos lo hacen desde hace tiempo: ¿Quién aportó realmente el capital para la construcción de la Itaipú?

      Bien sabemos que la Itaipú se inició con un capital integrado de 100 millones de dólares, que en su momento fueron aportados por ambos países, Paraguay y Brasil. Aclaremos, sin embargo, que nuestro país, para poder cumplir con esa obligación, realizó un crédito a favor de la ANDE, dueña de la porción paraguaya del negocio de Itaipú. Esto para dar cumplimiento al Art. III, Párrafo 1, que reza textualmente: “La Itaipú será constituida por la ANDE y por la ELETROBRAS, con igual participación de capital, y se regirá por las normas establecidas en el presente TRATADO, en el ESTATUTO que constituyen sus ANEXOS.

      Dándole importancia a cada término del citado Art. III, llegamos a la siguiente conclusión: al recibir la ANDE el préstamo de 50 millones de dólares de una entidad bancaria brasileña, dicho monto se traspasa al condominio formado en el Tratado. Dicho acto implica que el Paraguay cumplió fielmente lo pactado en el Art. III. Con esto desvirtuamos el mito que se incrustó en la mente de algunos claudicantes, de que el “Paraguay no aportó nada”. “Tan solo puso su territorio y el agua”.

      Sin temor a desaciertos podemos afirmar entonces que el Estado paraguayo ha aportado igual capital que el Estado brasileño, en forma directa; pero en forma indirecta ¡mucho más! ¿Por qué decimos esto? Por los intereses leoninos aplicados a todos los “préstamos” involucrados en el negocio y que quedaron en bancos de la Unión, de la Eletrobrás y de bancos extranjeros, en menor proporción.

      Un interés del 6% anual, jurídicamente hablando, ya se podría considerar USURA en la época. Ni hablemos desde el punto de vista de la moral, la justicia y la equidad entre dos naciones. ¿Hace esto un socio honesto y leal? Insistimos en la USURA, porque en las décadas del 70 y 80, las tasas de interés para el desarrollo, provenientes de organismos internacionales no superaban el 0,2 % anual.

      La otra pregunta que surge a raíz de esta interpretación es ¿por qué Brasil cobra interés por el préstamo hecho al Paraguay? Recordemos que se acababa de formar una sociedad con un capital integrado de 100 millones de dólares para la construcción de la represa.

      De esta obra o inversión se beneficiarán los condóminos, o sea, Paraguay y Brasil, en partes iguales. Al ser beneficiadas ambas partes por la construcción, lo lógico y racional hubiese sido que el préstamo se haga sin intereses, o como máximo, con un interés de desarrollo. Se hubiera asegurando nada más que la garantía de devolución del préstamo. Paraguay tenía el 60% de su territorio fiscal, rico en bosques, ríos y arroyos como garantía real.

      Entonces, ¿dónde está la magnanimidad, la hermandad y la buena vecindad del Brasil? ¿Por qué el Paraguay no hizo el préstamo de cualquier banco de plaza de la época y en mejores condiciones? Porque la política pendular de Stroessner y sus acólitos solo estaba interesada en continuar el dominio político y económico absoluto del Paraguay.

      La otra argucia de nuestros “socios” trata sobre la obligatoriedad de vender toda la energía, siendo que la “única que podía comprar era el mercado brasileño”. Brasil construyó Itaipú porque, ya en la época, necesitaba energía para mover su desarrollo. Tenía dos opciones, construir arriba de los saltos o en la ubicación actual. Optó por la mayor producción y de paso hundió bajo las aguas el viejo litigio de los Saltos del Guairá. A casi 33 años de generación no hubo un solo día en que Brasil despreciara un solo KW de Itaipú, la más barata y limpia comprada por la Eletrobrás.

      Podemos afirmar, sin embargo, que los equivocados fuimos y seguimos siendo nosotros. Brasil cuida magistralmente sus intereses, mientras que nosotros solo cuidamos los intereses de sus lacayos; los directores y consejeros paraguayos. El actuar de los diplomáticos, técnicos y administrativos brasileños, involucrados en el negocio de Itaipú, lograron un triple beneficio:

      1. Negocio inmobiliario-industrial: es dueño del 50% de un patrimonio tasado hoy en más de 70.000 millones de dólares.

      2. Negocio energético: “compra” la energía a un costo irrisorio del Paraguay y la comercializa a un precio mucho más alto dentro de su propio mercado. La Eletrobrás es hoy una de las empresas más eficientes del Brasil y del mundo, gracias a Itaipú.

      3. Negocio financiero: desde el “préstamo” otorgado al Paraguay para el aporte inicial, pasando por las demás líneas, hasta montar la máquina 20, todos tuvieron intereses leoninos.

      En conclusión, podemos afirmar en alta y clara voz que el Paraguay aportó el 50% del capital y que honró los intereses, aún siendo usurarios y leoninos. Podemos afirmar con orgullo que Paraguay es un país serio, que cumple sus compromisos, que honra su deuda. Del mismo modo, debemos sostener con valentía en todos los foros nacionales e internacionales que estamos cansados de la apropiación indebida de nuestra energía eléctrica. Si bien es cierto lo que Lord Palmerston decía: “No existe ni aliados eternos, ni enemigos eternos, solo tenemos intereses eternos y nuestro deber es preservar esos intereses”; no es menos cierto lo que Mahatma Gandhi afirmaba en su lucha por emanciparse del imperio más poderoso de su tiempo, el inglés: “La Tierra tiene lo suficiente para satisfacer las necesidades de todos, no las ambiciones de unos pocos”.

  4. Carlos dice:

    El Gobierno Liberal continua con la corrupción, Este nuevo Directorio encabezado por un Liberal, tienen mucha$ Razone$ para seguir mirando el cielo, mientras que llenan sus bolsillos, con el dinero del pueblo. No existe ni pisca de señal de exigirle a los Brasileños a que se implemente EL SISTEMA ELECTRÓNICO DE CONTROL DE CONSUMO (MEDIDOR DEL CONSUMO), DE CA MWh UTILIZADA POR EL BRASIL. Y ASÍ CONTINUA LA CORRUPCIÓN QUE ES EL ORIGEN DEL PROBLEMA DEL PARAGUAY QUE ES : EL DESEMPLEO, LA POBREZA, LA INSEGURIDAD, SALUD, EDUCACIÓN Y OTROS. NECESITAMOS UN PRESIDENTE PATRIOTA PARA QUE LES DE LAS INSTRUCCIONES A LOS DIRECTORES DEL LADO PARAGUAYO QUE LE EXIJAN AL BRASIL PARA IMPLEMENTAR ESTA HERRAMIENTA, TAN NECESARIA PARA TRANSPARENTAR TODA LA GESTIÓN DE ITAIPÚ. Y GANAR LA CREDIBILIDAD TAN NECESARIA PARA NUESTRAS AUTORIDADES, QUE LOS POLÍTICOS PROFESIONALES TIENEN EN SU ABN LA CORRUPCIÓN.

  5. Benito dice:

    LOS POLÍTICOS PROFESIONALES EN SU ADN TIENEN COMO IDIOTA A SU PUEBLO,SE CREEN QUE SON LOS ÚNICOS PREDESTINADOS PARA GOBERNAR EL PAÍS(PARA ROBAR EL PAÍS) , , QUE SILENCIANDO Y MINTIENDO A LA GENTE PARA QUE NO SE ENTEREN DE LAS COSAS, VAN A SEGUIR ESQUILMANDO LA REPUBLICA HASTA QUE NO QUEDEN NI LAS PLUMAS, SOLAMENTE VAN A QUEDAR DEUDAS ESPURIAS , QUE LOS HIJOS NUESTRO Y LOS HIJOS DE NUESTROS HIJOS VAN A SEGUIR PAGANDO DE LO QUE SE HAN ROBADO Y SE SIGUEN ROBANDO DE ESTE BENDITO PAIS, GOBERNADO POR DELINCUENTES DE LA PEOR ESPECIE, AL CUAL LA GENTE LE IMPORTA TRES PITOS, SOLO SIRVEN PARA RAPIÑAR Y ENRIQUECERSE ELLOS Y SUS AMIGOS, Y ASÍ IR CREANDO EN TODO EL PAÍS ASENTAMIENTO, HACINADOS DE POBRES, MISERABLES Y MARGINADOS, QUE TRAEN LA INSEGURIDAD Y EL DESEMPLEO. GRACIAS A ESTOS POLÍTICOS CORRUPTOS EL PAÍS SE ESTÁ VOLVIENDO EN UNA INDUSTRIA GRANDE DE POBRES Y EXPORTAMOS POBRES. ESTO VA A SER ASI HASTA QUE VENGA UN PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA PATRIOTA, QUE NO ES ANGURRIENTO, Y SEPA GOBERNAR CON PATRIOTISMOS, PORQUE ESTE PROBLEMA SOCIAL EN UN MOMENTO VA REVENTAR, Y NADIE SE VA A SALVAR, RICOS Y NI POBRES. SE TIENE QUE SOLUCIONAR EL PROBLEMA MÁS GRAVE DEL PARAGUAY QUE LA CORRUPCIÓN Y LA IMPUNIDAD. QUE TERMINEN LOS PRESIDENTES QUE LLEGARON AL PODER SIN ROPERO, SIN ZAPATOS, SIN ESTANCIAS, Y SIN TODOS Y AHORA SON LOS MAS RICOS DEL PLANETA, Y SE VANAGLORIAN QUE SON ESTANCIEROS, SUS MANSIONES EN SAN BERNARDINO, EN PUNTA DEL ESTE, Y EN PUERTO MADERO(ARGENTINA),

    • Jacinto dice:

      Benito. Lamentablemente las docenas de Sindicatos de la “ITAIPÚ utopía BINACIONAL” pareciera que no tuviesen la moral para pronunciarse sobre el hurto en la entidad. Sindicatos Gremiales como el “SICHAP”, “SICE” y “SICAE” que deberían conocer algo de sus respectivas áreas de acción y de conocimiento, porque solo constituirse para pedir cargos, contratos, cursos realizados en Europa y o la participación en eventos por Europa, Asia y otras latitudes o los simulados con el fin de obtener sus multimillonarios viáticos, El “STEIBI” como la mayoría de los demás sindicatos puestos por los clanes fronterizas, solo reaccionan para apoyar lo ilegal y satisfacer su ambiciones personales,

      Las Asociaciones de Jubilados manejados o dirigidos por ex directores y ex gerentes con fraudulentas jubilaciones, que luego se tornan consultores o conforman nuevamente el cuadro de funcionarios activos y que siempre han introducido sus hábiles manos en la “lata”, y que están direccionados por la mafia binacional, también están ausentes en sus pensamientos la miseria de los ciudadanos paraguayos. Todos estos tienen el respaldos de los vendepatrias y de la gerencia brasileña que los ha beneficiados dentro de la total ilegalidad e impunidad. Mientras los honestos jubilados algunos no alcanzan ni el sueldo mínimo de la “CAJUBI”, mientras apenas caminan lo ven trotando a alta velocidad peatonal a algún técnico jubilado por invalidez total por invalidez, de las mafias de la distintas direcciones.

      ¿QUÉ RARO QUE MÁS DEL 80% DE LOS CONDENADOS DE LA “CAJUBI” PETENECEN A LA DIRECCIÓN técnica y nombrados en la época de ex Director Técnico Teme (PUESTO POR Bernal y Teme y este campesinito con el respaldo de Bader Rachid Lichi, Los Samaniego Gustavo y Lilian y Lino Oviedo), el Ex Director, Justo Zacarías Irún y el ex Víctor Bernal Garay (2003-2008) Y “NIQUENOR” (2003-2008), Sé que entre los condenados existen personas muy honorables y de extrema honestidad.

      ….. ¿Qué te parece Bernal Garay?, ¿Qué te parece Justo Zacarías Irun?, ¿Qué te parece Javier Zacarías Irún?, ¿ qué te parece teme Ruiz Díaz?, ¿Qué te parece Kalé?, ¿Qué te parece ex Nicanor Duarte Frutos?, ¿qué les parece Ministros de la Corte?. ¿Quién tiene el dinero, el Sr. Barone o los Varones en PY?.¿Qué te parece mandioquero caipira y Letrado Eng. Jorge Miguel Samek (alias buchas de la Unidad Diez, alias Crucetas rotas, alias Medidores de Energía, alias Laercio Pedrosso y la Caja Dos “CAIXA 2” DE itaipú para el “PT”. ¡¡¡ LADRÓN BADULAQUES Y TUS LACAYOS PARAGUAYOS?. Será que el nuevo Ministro “Curuguaty”, alias papel higiénico Fiscal Lichi , que llevó adelanta la PARODIA de la acusación del “GOLPE PARLAMENTARIO” Y QUE BENEFICIO A TODOS LOS PARTIDOS, AL BLOQUE REGIONAL Y A VENEZUELA va depurar la Policía Nacional o va protegerlo al mayor entreguista Teme Ruiz Díaz, tío Lichi Teme experto en evidencias y nuevo Ministro “Papel Higiénico” ¡¡¡ gran corruptito!!. Che Horacio al final solo perdieron los campesinos y algunos policías honestos. Lugo entregó sonriendo la Presidencia y se puede candidatar nuevamente y Franco Fue presidente, luego Horacio, el Fiscalucho Lichi amedrentará a los campesinos de todo el País y a los honestos que conocen y denuncian la corrupción en las binacionales, a pedido del bandido teme que quiere regresar a la ITAIPÚ como director general, su Ayala Kunzle permanece en la Vicepresidencia de Cajubi.

      Muchos Sindicatos con directivas puestas por el Clan Zacarías, el ex director MAGO Víctor Bernal Garay, Kalé Galaverna, y el ex director Técnico Mayor del Mundo en entregar al Brasil el Laboratorio de Mantenimiento (Dónde se calibran los Medidores de Energía), por sabotear, por omisión, las crucetas de las dos nuevas unidades, que en fábrica San Pablo-Brasil, con las pruebas del Control de calidad y de resistencias ya se habrían fisuradas en presencia de Teme y otros aventureros y el cacique de Tebicuarymi Teme ex Director Técnico concordó con el sabotaje de un relleno superficial, al pedido del Brasil ITAIPÚ-ITAMARATY, con la promesa de que Teme Ruiz Díaz sería el nuevo “DIRECTOR GENERAL PARAGUAYO” por negligentemente retrasar y que evitaría la entrada de las dos nuevas unidades 09A y 18A de acuerdo a los plazos LUEGO DE SER INSTALADAS 18 UNIDADES, ¿”O FUE FALTA DE EXPERIENCIA CORRUPTOS”?.

      Conforme el funcionario que detectó en fabrica dichas fisuras y que inmediatamente pasó a formar filas del funcionariado brasileño DIRECTO DE itaipú), estas crucetas que para transportarlas han durado meses y que al ser instaladas en su totalidad, en ITAIPÚ nuevamente salió a flote las enormes fisuras de las crucetas que sustentan las estructura generadora, que significó el largo desmontaje de las dos nuevas unidades. Ante esto Brasil argumentó que las mismas no podían incrementar la potencia disponible para contratación, por no se confiables. (RDE-024/06 – 746ª. Reunión Ordinaria 16.03.06 y RESOLUCION N° RCA-004/06 17/03/07).

      Que si todo saliese bien significaría una mayor potencia disponible para contratación, una actualización de la tarifa y incrementar los Costos del servicio de Electricidad, lo cual posibilitaría mayores ingresos para la ITAIPÚ UTOPIA DE BINACIONALIDAD y dando mayores ingresos al Paraguay y consecuentemente mayor consumo energético paraguayo al disminuir la miseria del pueblo (ante un escenario de una distribución, hasta hoy irrealizable un poco más equitativa).

      Con el aval de “DGP” mago vendepatria Víctor Bernal y el Mariscal de la derrota “El pajuera Nicanor” (solo que el campesino ex presidente no se percató que fue una gran traición realizada por Bernal Garay, los Zacarías, Kale, Ayala Kunzle, TEME, TABOADA, SU YERNO WILDO ALMIRÓN MIEMBRO TSJE, APODERADO GENERAL EN LA CAMPAÑA DE HORACIO), EL SOBRINO DEL MARIHUANERO BERNAL GARAY QUE HOY FUNGE DE VICEMINISTRO DEL INTERIOR DE ASUNTOS POLÍTICOS, EL TRISTEMENTE CORRUPTO SR. TURI CAPELLO y otros). Para amedrentar a los dicen la verdad de su tío Bernal Garay (quién usó dinero de la ayuda social y financiar la campaña de Turi Capello en su Eleccción Fraudulenta de la Juventud Colorada), hoy utiliza todo el presupuesto de la Policía corrupta Ninacional que de paso recauda en sus varias funciones como el sicariato y otros crímenes “legales” con “armas legales”, con “Asesinatos y crímenes legales”, etc “legales”.

      Los “Aisladores pasantes” (Buchas) de los Transformadores que explotaron fue proyectada para sustentar la campaña política de los Zacarías en todo el Alto Paraná, ante el cobro del seguro por cada Aislador Pasante “US$ 2.000.000 por cada uno, debemos incluir los asesinatos y falsas denuncias montadas contra honestos funcionarios intelectuales y patriotas que eran identificados con el nombre de “CABALLO DE TROYA”, ESTOS BADULAQUES EX DIRECTORES Y EX GERENTES ESTAN JUBILADOS Y SUS JUBILACIONES SUPERAN LOS DOSCIENTOS MILLONES DE GUARANIES Y SUS INDEMNIZACIONES, LLEGARON A LOS US$ 10.000.000 (DIEZ MILLONES DE DÓLARES) Y SIGUEN SAQUEANDO CON SUS CONSULTORIAS Y NUNCA TRABAJARON.
      Atentamente.

  6. Carlos Jorge dice:

    Hay que se ponderar que la no aprobación de la nueva tarifa propuesta por CECUSE es por la no aceptação del presupuesto que onerava en 89% los “otros gastos”, sin especificar los motivos. Sus defensores decían que era para ampliación de los gastos sociales (R.Canese), otros decían que eran para fines políticos (elecciones presidenciales). 200 millones de dólares es una valor bastante representativo. Es casi el valor con que se incrementó la compensación por la cesión. Hay límites para la complacencia brasileña.
    La cuestión de la credibilidad es muy importante. Cuando se utiliza recursos de Itaipu para acciones no previstas o aprobadas por el consejo de la compania (ej.: Viaje de reporteros a Estados Unidos acompañando el presidente, se está robando el consumidor paraguayo más tambien el brasileño. Y esto es solo una pequeña parte de las sangrias desatadas que ocurren en la parte paraguaya de Itaipu.
    Otra desigualdad es la tarifa que Brasil paga más US$37,74 sin la cesion y Paraguay solo US$32,13.
    Como se puede veer, el Tratado y los brasileños son muy complacentes con Paraguay.
    US$ 9,32 dólares es la compensación por la cesión.
    Itaipu genera más de US$ 500 millones de dólares (más de 2% del PIB) para el país.
    En 2023 Paraguay tendrá su deuda amortizada.

    • Gerardo Meza C. dice:

      Carlos Jorge:La voracidad financiera hizo que Itaipú pagase tres veces más costo inicial
      Una investigación realizada en la Universidad de São Paulo en 2009, coincide con el análisis efectuado por el economista Jeffrey Sachs, quien sostiene que Itaipú Binacional ya canceló sus pasivos hace años.

      La publicación del informe confidencial preparado por el economista norteamericano Jeffrey Sachs para el Gobierno paraguayo, en el cual concluye que la deuda de la Itaipú Binacional debía haberse cancelado en 1997, hace 16 años, volvió a traer al tapete el origen de la misma.

      Una investigación realizada en la Universidad de São Paulo en 2009, demostró con datos, documentos e informes de la propia binacional, que los acreedores convirtieron el pasivo de la entidad en un gran negocio financiero que terminó por aumentar hasta tres veces más el costo inicial del emprendimiento, que era de USD 12.200 millones.

      El trabajo, que fue presentado como tesis doctoral del físico paraguayo Victorio Oxilia Dávalos, demuestra que entre 1975 y 2006 fueron captados recursos externos a través de diferentes entidades financieras internacionales, por un monto aproximado de USD 26.900 millones, pero la mayor parte de dichos fondos no fueron destinados al emprendimiento, sino al pago de intereses y amortizaciones de otros préstamos.

      TRES VECES MÁS. Según la investigación de Oxilia -quien actualmente se desempeña como secretario ejecutivo de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade)-, hasta el año 2006, las transferencias para las entidades financieras por parte de la Itaipú Binacional totalizan unos USD 45.600 millones, lo que equivale a tres veces más de los costos directos de la obra. A este monto se debe sumar todavía lo que hasta ese año (2006) figuraba como pasivo de la entidad, que orillaba los USD 20.220 millones.

      De modo que, para el 2023, cuando se cancele totalmente la deuda proyectada, la Itaipú habrá pagado más de USD 65.820 millones; es decir, cinco veces más de lo que debía costar inicialmente.

      Otro aspecto que llama la atención es el incremento sostenido que fue teniendo la deuda de la entidad, que entre los años 1997 y 2006 pasó a ser casi el doble, pese a que ya habían transcurrido 15 años desde la operación de la represa con la totalidad de las unidades de generación, sin tener en cuenta las dos últimas unidades concluidas en 2007, lo que implica además que la usina alcanzó el nivel máximo de facturación.

      PRESUPUESTO. El presupuesto anual de la Itaipú Binacional es de USD 3.500 millones; de los cuales, un 30% va para los países como gastos de explotación y royalties, otros 10% más para Paraguay por compensaciones por la cesión de la energía y el 60% restante va para pagar al sistema financiero, en este caso al Tesoro brasileño, a través de Eletrobras, el principal acreedor.

      Cada año, el Tesoro del Brasil recibe de la binacional unos USD 2.000 millones en dicho concepto. En 2012, el pago fue de USD 2.064,4 millones y para este 2013, se estima un desembolso de USD 2.061 millones, con lo cual quedaría un saldo pendiente de USD 13.815,9 millones, según la Dirección Financiera de la entidad.

      SACHS PLANTEA NUEVO TRATADO

      El economista norteamericano Jeffrey Sachs, principal asesor económico de Naciones Unidas, destaca en su análisis remitido al Gobierno, que bajo suposiciones financieras razonables, ya se ha pagado la totalidad de la deuda de Itaipú a través de la cesión de energía al Brasil a lo largo de más de 25 años; por consiguiente, las deudas aún pendientes en los libros deben ser canceladas por un nuevo tratado con Brasil. Sachs, considerado uno de los diez académicos más influyentes del mundo, refiere que aun con las cifras absurdas que se han manejado a lo largo de los años, la totalidad de los pasivos de Itaipú deberían haberse cancelado por completo en 2008.

    • Fernando Blasco dice:

      Carlos Jorje:Sin modificar ningún Tratado (para sobrevivir hasta el 2023, conforme las expresiones del Presidente electo) y sí nuestros Representantes funcionarios y empleados de la Itaipú Binacional tuvieran una pisca de AMOR A SU PATRIA Y SENTASEN UNA POSTURA FIRME (NO LA FIRMEZA DEL EX PRESI NICANOR Y VÍCTOR BERNAL QUE SE ROBARON TODO EL PRESUPUESTO DE ITAIPÚ AÑOS TRAS AÑOS Y ASESINABAN A LOS PATRIOTAS QUE SE OPONÍAN,QUE LACRA), me refiero a una firmeza con ética y principalmente cumplir lo establecidos en la normativa de Itaipú y las directivas del Presidente electo Sr. Horacio Cartes y sus Asesores el calesitero Sr. Calé Galaverna y su Socios Vendepatrias: Dr. Víctor Bernal Garay, Ing. Jorge Antonio Ayala Kunzle (experto en generar Deudas Espurias) y el Ing. Pedro Pablo Teme Ruiz Díaz (también participo en el “CECUSE”, GENERADOR DE LA Deuda Espuria y considerado el POR VENDEPATRIA DE LA HISTORÍA DE LA ITAIPÚ BINACIONAL y allegado de la Presidenta “ANR” Sra. Lilian Samaniego, socio del Dr. Javier Zacarías Irún entre otras lacras del Paraguay) . Sí esto fuera posible tendríamos miles de millones de dólares DISPONIBLES PARA DISMINUIR LA MISERIA en la República del Paraguay y no estar peleándonos por migajas del “FONACIDE” , sí la Mafia Interna BINACIONAL dirigido por ITAMARATY (EN ESPECIAL POR EL Consejero Brasileño, Ministro de Defensa y ex Jefe de Itamaraty, padre del Robo de energía de Itaipú Dr. Celso Amorín Nunes y sus LACAYOS BINACIONALES paraguayos vendepatrias, lo permiten, sugiero considerar mis conclusiones de más de treinta y cinco años de investigación. Hecho el relevamiento de los robos sugiero las soluciones,

      Para el cálculo de la Tarifa (Costo Unitario del Servicio de Electricidad), que consiste en la división del costo Total de los gastos para el funcionamiento, pago de las deudas (la que lo llaman normal y la espuria), AYUDA SOCIAL , Royalties, por Administración y Supervisión, por porcentaje de Capital y otros egresos (aclaro que el pago por Cesión de Energía NO es un egreso de la Binacional, a pesar de constar en el Tratado en su Anexo “C”, pero fue modificado por una “Nota Reversal”, porque la misma debería formar parte del Costo de la Itaipú y por ende incluido en la tarifa de Itaipú, con esta jugada la más beneficiada es la “ELETROBRAS” que contrata casi el 95% de toda la producción de la Binacional). Estos elementos conforman el NUMERADOR (denominado “Costo total del servicio de Electricidad”) y en el DENOMINADOR la “Potencia Contratada”, que siempre hacen figurar MUCHO MENOS que la Potencia disponible, JACTÁNDOSE la Dirección Técnica DE LOS ALTOS ÍNDICES DE DISPONIBILIDAD de las Máquinas, ¿No sé para para qué? . En este caso se debería considerar como mínimo las 18 Máquinas (12.600 MW resultado de 18 x 700MW), según acuerdo Tripartito no actualizado negligentemente por la Binacional entre (Argentina, Brasil y Paraguay) que no son considerados para el cálculo mencionado, además para el cálculo se burla y se viola la ley brasileña que le obliga a la “ELETROBRAS” el consumo total de la Potencia disponible y la energía (GW x hora, por la cual se paga los Beneficios a los Países y las Empresas, que siempre hacen figurar mucho menos)que debería ser proporcional a la Potencia Contratada por “Eletrobras” dicha Potencia (KW x mes), Potencia Contratada, ¿Por qué no se ha percibido el mínimo interés en actualizar, hasta la fecha, el “ACUERDO TRIPARTITO”, PARA QUE CUANDO SE DEN LAS CONDICIONES FUNCIONEN LAS 20 MÁQUINAS oficialmente, (según los registros resaltan que las 20 unidades funcionan continua al mismo tiempo ( QUE EN LA REALIDAD FUNCIONAN POR LARGOS PERIODOS, SIN QUE SE PAGUEN POR ELLO.
      La deuda pagada anualmente representa aproximadamente el 60% de los ingresos totales anuales en concepto de Venta de potencia (aproximadamente cerca de los US$ 4.000.000.000, cuatro mil millones de dólares americanos). El costo del servicio de electricidad determinado por un Comité denominado “CECUSE”, que realiza sus proyecciones tarifarios desde hace décadas (a largo plazo y confirma cada año la tarifa a ser aplicada) denominado “CECUSE” (Comité de Estudio del Costo Unitario del Servicio de Electricidad), que el costo del KW x mes en el 2011 fue de US$ 22.60 el KW x mes, que para el 2012 el “CECUSE” presento la tarifa de US$ 24,30 el KW x mes que fue aprobada por el pleno de Directorio Ejecitutivo (en un acta oficial denominado “RDE” o Resolución del Directorio Ejecutivo, que es un órgano Técnico, conformado por todos los directores brasileños y paraguayos), el Órgano político denominado Consejo de Administración en abierta violación del tratado y normas internas. j
      En el Consejo de Administración están presentes los Directores Generales, que pueden emitir pareceres pero sin voto. La TARIFA QUE ES EL PRECIO DE VENTA DE LA POTENCIA (kw x mes) DE LA ITAIPÚ BINACIONAL QUEDÓ CONGELADO DESDE EL 2011 EN US$ 22.06 EL kw x mes. En el 2012 el precio previsto y rechazado fue de US$ 24,30 el KW x mes y en el 2013 estaría previsto una tarifa del US$ 27.00 el KW x mes (este último es una aproximación quedó conforme principios financieros). Sí continuamos de esta manera, según la reducción de un casi 30% del precio de venta de mercado de la Energía Eléctrica para las industrias Paulistas y 18% para las residenciales con la cual la Presidenta Dilma Rousseff logró que el candidato de su Partido a Gobernador de “SAO Paulo” del “PT” ganase, esto nos lleva a presagiar considerando la NEGLIGENTE ACEPTACIÓN DE LOS REPRESENTANTES PARAGUAYOS EN EL DIRECTORIO EJECUTIVO Y EN EL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LA CONGELADA TARIFA, enfatizado esto, por la INGENUA AFIRMACIÓN PÚBLICA DEL PRESIDENTE ELECTO SR. HORACIO CARTES QUE SE TRAGÓ EL “CUENTO CHINO” O DE SUS DESCONOCEDORES ASESORES (que fungen tener experiencia en ITAIPÚ. ¿ EXPERIENCIA EN QUÉ?, EXPERIENCIA EN SAQUEAR Y VENDER LOS INTERESES PARAGUAYOS EN LA ITAIPÚ BINACIONAL), lo lleva dentro una dialéctica direccionada por Itamaraty a la creencia “QUÉ EL TRATADO SE RENEGOCIARÁ EN EL 2023”, CON TODO ESTO PODEMOS CASI AFIRMAR que se seguiría para el 2014 con dicho congelamiento Tarifario que ya debería llegar a la suma de US$ 30 el KW x mes y lamentablemente seguiríamos con la Tarifa CONGELADA de US$ 22,60 el KW x mes generando en poco tiempo interminables DEUDAS ESPURIAS LO CUAL IMPEDIRÁ LA RENEGOCIACIÓN DEL TRATADO DE ITAIPÚ LUEGO DE TRANSCURRIDO CINCUENTA AÑOS……. j

      Las Empresas compradoras: “Eletrobras” (Furnas S.A. y “Electrosul”, distribuidoras) y por la parte paraguaya la “A.N.D.E” pagan el mismo valor (por la Potencia comprada, KW x mes) ES DECIR LA MISMA TARIFA. El Pago en concepto de “Cesión de energía” lo paga el Tesoro brasileño y figura en el presupuesto nacional de gastos del Brasil). El Brasil especialmente la “Eletrobras” tiene cada año lucros EXORBITANTES al NO pagar las pérdidas en sus líneas de transmisión de más de 1.000 Km, saboteando de esta manera todos los medidores ubicados dentro de la Itaipú Binacional (hecho por técnicos de la ITAIPU, en la mayoría ex funcionario de la Empresa FURNAS S.A. o los famosos letraditos vende patrias MIGAJEROS PARAGAYITOS). Respecto a los Medidores ubicados específicamente en la Subestación Blindada a Gas, donde están los Medidores de salida de las ocho líneas (04 líneas producto de las Maquinas de 60 Hz, frecuencia brasileña y 04 Líneas de 50 Hz correspondientes a las Máquinas paraguayas). El monto del robo, por cargar las pérdidas a la Itaipú, se calcula por más de US$ 500.000.000 anuales y si lo multiplicamos por 25 años (a modo de ejemplo, es mucho más), tendremos un valor de lo robado de US$ 125.000.000.000 (ciento veinticinco mil millones de dólares Americanos). ¿Cuánto crecería nuestro pobre Paraguay?.

  7. El Brasil, GRAN VIOLADOR DEL TRATADO DE ITAIPÚ, jamás tuvo la mas mínima intensión d liberarnos de las garras q tiene clavadas en las riquezas paraguayas. Durante la construcción de la represa no permitieron ni un alfiler proveniente de Paraguay. Fueron empresas brasileñas las únicas y exclusivas proveedoras d todo, solo obreros paraguayos transitorios fueron aceptados, la industria paraguaya fué criminalmente marginada y postergada por el gobierno militar brasileño. Los US$. 360M q tampoco refleja la realidad, es sólo por el uso del río. Y la parte Pya correspondiente a la venta de energía, que representan millones de dólares al mes? Literalmente se los ROBA Brasil, y no tiene la más mínima intensión de devolvérnosla. Encima nos cargan con una deuda ILEGAL generada por préstamos de ELETROBRAS a ITAIPÚ, que es la maquinaria más poderosa y gran generadora de riqueza. Tiene mas plata que sus “acreedores”, deuda q le cargan a Paraguay. Estos brasileños bandidos se pasan inventando pretextos, sin pie ni cabeza, para defender lo robado. Y si osamos siquiera opinar sobre el caso, nos muestran su ejercito, marina, aviación, puertos y aduaneros, policía federal, receita federal, fiscalías y juzgados, comisarios y capataces, políticos, etc., etc., con el fin de advertirnos lo que nos puede pasar, incluyendo a altos funcionarios pyos que perderán sus cargos y privilegios. Y para el hambreado pueblo paraguayo, los fondos sociales, verdaderos sobornos manejados por funcionarios impuestos y corruptos. Brasil, GRAN VIOLADOR DEL TRATADO DE ITAIPÚ, una verdadera desgracia para el Paraguay… Así de sencillo.

    • Ramiro dice:

      Enrique Ramon: Hoy Brasil es la “estancia de Troya”: Continua con la política de robarnos nuestras Energía, a travez de la transnacional Rio Tinto.

      Si a la compañía transnacional Rio Tinto Alcan se la ha calificado de “Caballo de Troya” enviado por el Brasil, para seguir “chupándonos” la energía que le pertenece al Paraguay en Itaipú, entonces hoy el Brasil puede ser considerado una “estancia de Troya”, que se lleva casi toda nuestra energía eléctrica gratis para desarrollar su economía, y solucioar su problema de la pobreza, mientra nuestro país tenemos industria de pobreza.(Los Directores de Itaipú se venden como prostitutas a los brasileños)
      , En cambio, RTA es una empresa que va a pagar su instalación aquí con miles de puestos de trabajo, además de pagar por la energía. “Hoy día el Brasil se lleva nuestra energía por un precio vil y genera las fuentes de trabajo en su territorio, donde engordan los brasileños, se sanan, trabajan, se educan, crecen, producen industria brasileña que nos meten de contrabando en el Paraguay”,

  8. Fernando Esnesto dice:

    Si la República del Paraguay pretende, algún día, ser un País serio debe tomar el “toro por las astas” (Encarar una situación o problema en forma resuelta) y PROCEDER A UNA AUDITORÍA DE LA REPUGNANTE Y DELICTUAL DEUDA QUE LUEGO DE CUARENTA AÑOS, SE SIGUE PAGANDO UN MONTO QUE REPRESENTA MÁS DEL 60% DE LOS INGRESOS ANUALES DE ITAIPÚ (se paga CERCA de DOS MIL QUINIENTOS MILLONES de dólares, US$ 2.500.000.000,00), LA DEUDA CRECE EN LUGAR DE BAJAR QUE “BUENA NEGOCIACIÓN REALIZARON LOS NUESTROS CONNACIONALES REPRESENTANTES NEGOCIADORES “HOMBRES ESCOMBROS DE MUCHA EXPERIENCIA EN ITAIPÚ, EXPERIENCIA EN QUÉ?, EXPERIENCIA EN VENDER EL PAÍS, ¿SÍ HAY DUDAS?, VEAN LOS RESULTADOS DE SUS NEGOCIACIONES: LA DEUDA SUBE, TAMBIÉN INCLUIDOS EL “CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN” Y DEL “DIRECTORIO EJECUTIVO” EN SU DÍA A DÍA, SOLO VIAJABAN A BRASILIA Y VOLVÍAN CON SUS BOLSILLOS LLENOS Y LOS RECLAMOS, COMO UNA MAGISTRAL MAGIA, DESAPARECIA Y “ITAMARATY” (MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES DEL BRASIL) SEGUÍA SUGANDO HASTA LA ÚLTIMA GOTA DE SANGRE DEL MÍSERO, IGNORANTE Y SUFRIDO PERO HONESTO Y LABORIOSO PUEBLO PARAGUAYO.

    • Ursinio dice:

      Fernando:QUIERO MENCIONAR Y RESALTAR A LOS GRANDES VENDEPATRIAS, MIGAJEROS Y TRAIDORES, QUE FUNGÍAN DE TENER LA NACIONALIDAD PARAGUAY: Miguel Luciano Jiménez Boggiano (1993 -2001, todo para su difunto amigo Oviedo Y EL Brasil, hasta ayudó para el magnicidio y la masacre del Marzo Paraguayo, porque se anunciaba el cumplimiento firme del Tratado de Itaipú, al asumir el Poder por los Argaña). , Ing. Jorge Antonio Ayala Kunzle para conseguir el cargo, hoy SAQUEANDO LA “CAJUBI” ya saqueada y pobre de los aportantes, de la tercera edad Jubilados, además Integrante del equipo negociador que aprobó la ilícita “Deuda Espuria” ); El delincuente “MAGO” (CONVIRTIDOR DE SEMILLAS DE ALGODÓN Y POLLITOS en MARIHUANA, con el dinero de la ayuda Social de Itaipú en “Chino Kué- Itakyry-Alto Paraná y logro PROSTITUIR la ITAIPÚ Binacional, TAMBIÉN TODO A FAVOR DEL Brasil con CORRUPTO Ing. Agrónomo Jorge Miguel Samek Director General Brasilero, cómplice del Holocausto paraguayo) y debemos mencionar a uno de los grandes MANIPULADORES (siempre agazapado preparado para traicionar) EX SUPERINTENDENTE DE MANTENIMIENTO (total fracazo) Y EX DIRECTOR TÉCNICO el tristemente campesino avivado$$$ Ing. Pedro Pablo Teme Ruiz Díaz, alias Tebicuarimi, entrego hasta el último tornillo al Brasil, entre ellos el Laboratorio de Mantenimiento (Químico, Electrónico, Electro-electrónico, Ensayos especiales y el área fundamental de los patrones Primarios), hoy, inservible ubicada en una caja de resonancia electromagnética y entre las vibraciones y campos electro-magnéticos de las Unidades Generadoras, prácticamente Inservible y lo peor aún, al meter sin concurso a campesinos macheteros de su valle (PARA SU GRUPO DE APOYO Y ALCANZAR LA Dirección General), que les daba un cursito de quince días y los convertía en grandes Técnicos Especialistas, en su época las pendencias de los pedidos de correcciones en las máquinas y la Subestación paraguaya de 50 Hz. llegaban a miles ( no se realizaba ningún trabajo de mantenimiento y menos pedir completar la Subestación Paraguaya)y como resultado: explotaban Transformadores Principales de la Unidad Nº 10, la explotaba la Unidad 06 y el Paraguay llenos de APOGONES). j

      Abajo la nómina oficial de los Directores Generales que también deberán ser investigados y condenados por ACCIÓN o por OMISIÓN$$$, todos ellos hoy dueños de muchos Bancos de Plaza y una GRAN MAYORÍA CON MULTIPLES “ACCIONES DE LA “ELETROBRAS” (EMPRESA MIXTA DE CAPITAL ABIERTO, QUE COTIZA SUS ACCIONES EN LA BOLSA DE VALORES DE NUEVA YOR, “Wall Street”), con honrosas excepciones, que habrán sido chutados estos, de la Itaipú, por el viejo método de “CREAR CONFLICTO DE INTEGRACIÓN ENTRE LOS DOS PAÍSES”, PROPICIADO POR LOS PROPIOS VENDEPATRIAS MIGAJEROS PARAGUAYOS, y CHAU AL INGENUO PATRIOTA PARAGUAYO DEMITIDO. Claro que creemos que con el “Nuevo Rumbo” esta REPUGNANTE ACTITUD DEBE ACABAR, No podemos dejar de mencionar a los MUCHACHITOS DEL INTERIOR (ALTO PARANÁ PARA LOS ALTOPARANAENSES, ES DECIR PARA SUS BOLSILLOS, ESPECIALMENTE LA ITAIPÚ, CHAU PRESUPUESTO (2014-2018), los HERMANOS Zacarías Irún GRANDES TRAICIONEROS Y CARGADORES DE URNAS EN EL ALTO PARANÁ (Lucho Gobernador SAQUEADOR CUANDO FUE Director de Coordinación y Director Administrativa y el Líder en cargar urnas Javiercito se llenó los bolsillos de “ESPACIOS VERDES$$$$$$” del dinero de la Itaipú, SOLAMENTE NIEGUELE ALGO Presidente electo y la CONSPIRACIÓN Y la TRAICIÓN YA ESTARÁN NUEVAMENTE VIGENTES ¿o ya está?. SIGUE LA LISTA OFICIAL DE LOS DIRECTORES GENERALES PARAGUAYOS: 1)Franklin Rafael Boccia Romañach (2012 – actual); 2) Efraín Enríquez Gamón (2011- 2012); 3)Gustavo Codas Friedmann (2010-2011); 4) Carlos Quinto Mateo Balmelli (2008-2010); 5) Ramón Romero Roa (2008 – 2008); 6) Víctor Luis Bernal Garay (2003-2008); 7) Jorge Ayala Kunzle (2002-2003); 8) Federico Antonio Zayas Chirife (2001-2002); 9) Miguel Luciano Jiménez Boggiano (1993-2001); 10) Salvador Oscar Gulino Decreto (1991-1993); 11) Fidencio Juan Tardivo (1989-1991); 12) Enzo Debernardi (1974-1989).

      • Gerardo Meza Caballero dice:

        Fernando:Cuarenta años de inicua explotación brasileña en Itaipú, que debe terminar

        Hace cuarenta años que el Imperio del Briasil nos roba nuestro Desarrollo, es hora de decir basta a este robo de nuestra Energía, que Todos los Directores de la Itaipú miserablemente entrega al Brasil un filón vital de nuestra soberanía nacional, la mitad del inagotable y portentoso caudal del río Paraná, sin la cual los brasileños jamás hubieran podido construir Itaipú, y sin que desde entonces ninguno de los gobernantes que le sucedieron se haya animado a cortar ese nudo gordiano de afrenta nacional. El nuevo gobierno del señor Horacio Cartes, que el pueblo paraguayo eligió con el 45,8% de los votos de la ciudadanía, tiene que tomar la decisión de rescatar ese espacio vital de soberanía hipotecada a favor de Brasil en Itaipú. Debe revertir la ingenua y timorata estrategia hasta hoy puesta en juego y dejar de mendigar al país vecino lo que en justo derecho nos corresponde.
        Toda nación tiene derecho a repudiar los pactos que la humillan. Por desafortunada ironía del destino, hace cuarenta años que los Gobernantes de turno miserablemente entrega al Brasil un filón vital de nuestra soberanía nacional, la mitad del inagotable y portentoso caudal del río Paraná, sin la cual los brasileños jamás hubieran podido construir Itaipú. Esta repudiable traición de lesa patria perpetrada contra los intereses de la nación paraguaya por el autócrata y su gavilla ha hecho que, desde hace cuarenta años, generaciones sucesivas de paraguayos se vean obligadas a pasar bajo las horcas caudinas del leonino Tratado, sin que ninguno de los gobernantes que le sucedieron se haya animado a cortar ese nudo gordiano de afrenta nacional, hasta hoy día.

        En vez de eso, atraídos por la piñata que Brasil tiene colgada en la usina hidroeléctrica binacional para sobornar a las autoridades paraguayas con salarios exorbitantes y dinero abundante para despilfarrar a gusto, algunos de ellos han fungido más bien como alcahuetes para la consumación de la colosal estafa perpetrada por Brasil contra los intereses del pueblo paraguayo en Itaipú, como el expresidente Juan Carlos Wasmosy, quien en 1997 aceptó una “deuda espuria” vencida de US$ 4.193 millones, generada en un 98 por ciento por las empresas brasileñas FURNAS y ELECTROSUL, que campantemente rehusaron pagar la electricidad retirada de la usina binacional, como consta en los registros contables del ente.

        El nuevo gobierno del señor Horacio Cartes, que el pueblo paraguayo eligió el pasado domingo 21 de abril con el 45,8% de los votos de la ciudadanía, tiene por delante la imperativa tarea de impulsar el desarrollo económico del país en función de las ventajas comparativas que ofrece el Paraguay a la inversión extranjera. La principal de ellas, sin duda alguna, es la abundante disponibilidad de energía eléctrica, limpia y renovable, por lo que para cumplir con sus objetivos, de una vez por todas, el nuevo Gobierno paraguayo tiene que tomar la decisión de rescatar ese espacio vital de soberanía hipotecada a favor del Brasil en Itaipú. Debe revertir la ingenua y timorata estrategia hasta hoy puesta en juego y dejar de mendigar al Brasil lo que en justo derecho nos corresponde. Es hora de darnos cuenta de que la métrica económica de nuestro socio en Itaipú pasa por una ecuación de suma cero: ventaja para Paraguay –por más justa que sea– implica desventaja para Brasil. Entonces, ¡dejémonos de pedir peras al olmo!

        En tal sentido, nuestra diplomacia debe despojarse del síndrome de mendicidad que la caracteriza y frena, y centrarse, no en éxitos tácticos para aparecer en los titulares de la prensa –como hasta ahora–, sino en victorias estratégicas fundamentadas en la legitimidad de nuestros justos reclamos.

        Menos aún debe dejarse intimidar por la retórica altisonante y bravucona de Itamaraty, como el manido principio del “pacta sunt servanda” que sistemáticamente nos aplican con relación al Tratado de Itaipú cuando denunciamos su inequidad, pero que ellos no hesitan en violar impunemente cualquier otro si les conviene. A la presidenta Dilma Rousseff le importó un bledo pisotear el Tratado de Asunción que dio origen al Mercosur para meterlo por la ventana a Hugo Chávez. Si en el pasado tuvimos el coraje de enfrentar su poderío militar en defensa de nuestro derecho existencial, ¿por qué ahora debe desahuciarnos su poder de fuego diplomático para reclamar lo que en justicia nos corresponde, por más de que nos consideren su “prisionero geopolítico”?

        Tanto en Itaipú como en Yacyretá, el Paraguay ya no necesita reclamar renegociación de los ignominiosos tratados respectivos, devenidos letra muerta por el paso del tiempo y las flagrantes violaciones de que fueron objeto por parte de nuestros taimados socios, sin que nuestros corruptos gobernantes atinaran a alzarse en defensa de los intereses nacionales. Lo que le corresponde al Paraguay es reclamar con toda firmeza su irrenunciable derecho de soberanía sobre la mitad del caudal hídrico del río Paraná en todo el curso compartido con nuestros vecinos y socios. Se trata del más valioso recurso natural de que dispone nuestro país, en parte ya en explotación, y mucho aún por explotar.

        Las conclusiones preliminares del informe encargado por el Gobierno paraguayo al economista de prestigio internacional Jeffrey Sachs son aleccionadoras, no por descubrir lo que no sabíamos, sino por confirmar lo que desde hace tiempo es lugar común en la problemática de Itaipú: de conformidad con los registros contables del emprendimiento hidroeléctrico binacional y el análisis de resultados en función de la energía consumida por ambos países socios, el Paraguay canceló sus pasivos ya en el 2008, por lo que le asistiría el derecho de reclamar la devolución de US$ 5.300 millones. En resumen, sus conclusiones son las siguientes:

        “Bajo razonables presunciones financieras, Paraguay ya ha pagado la parte que le corresponde de la deuda de Itaipú a través de sus exportaciones de electricidad a Brasil extendidas por más de 25 años.

        La deuda remanente en los libros debe ser cancelada mediante un nuevo acuerdo con Brasil. El hecho de que Paraguay aún adeuda en los libros se debe a que a través de los años Paraguay ha sido sobrecargado con pagos de intereses y de exportaciones de electricidad descompensada (…) Se recomienda fuertemente que el próximo gobierno del Paraguay solicite al Brasil la cancelación de la deuda remanente y la fijación de tasas tarifarias más favorables y realistas (las negritas son nuestras).

        Por supuesto que los términos revisados deberán basarse en un claro, transparente análisis del historial de pagos de la deuda, tasas de interés, exportaciones de electricidad y otros factores que contribuyen a la dinámica de la deuda”.

        La recomendación esbozada por el señor Sachs no podría ser más acertada. Da en el meollo de la cuestión y debe ser implementada al pie de la letra por el nuevo gobierno tan pronto asuma. Obviamente, como “socio”, el Gobierno paraguayo debe iniciar su ofensiva diplomática reclamando al Brasil la minuciosa revisión de la dinámica de la deuda de Itaipú, abusivamente incrementada a causa de medidas macroeconómicas privativas del Gobierno brasileño, como el Plan Real y su consiguiente crisis, por una parte, y la violación del Anexo C del Tratado con la venta de energía eléctrica por debajo de su costo de producción, por la otra. Para tornar más injusta la situación de Paraguay, resulta que antes del 2008 el Brasil se llevaba más del 95 por ciento de la energía generada en la usina binacional. Por lo tanto, para nuestro país, en el peor de los casos, lo justo hubiera sido –y es– que el pago de la deuda vencida del ente energético binacional fuera –y sea– prorrateado entre ambos socios en función de la cantidad de energía eléctrica utilizada por cada uno, y no por partes iguales, como arbitrariamente se estableció.

        Por supuesto, una de las razones que con seguridad Itamaraty va a pretextar para negarse a la revisión de la “deuda espuria” es que, en cada oportunidad, el Gobierno paraguayo prestó su correspondiente acuerdo. Este argumento fue siempre el punto central de la reticencia brasileña para corregir las inequidades de gestión y los abusos financieros concomitantes, y que TODOS los inoperantes Presidentes de la República paraguayos después de Stroessner han venido aceptando sin chistar. Esa política de servil obsecuencia tiene que ser descartada definitivamente por el nuevo gobierno, asumiendo con inteligencia, firmeza y coraje la defensa de los intereses nacionales conculcados en las usinas binacionales.

        Si el Gobierno brasileño rechaza nuestro reclamo de rectificación de la deuda espuria –como es probable que suceda–, debemos estar preparados para llevar nuestro reclamo a la Organización Mundial de Comercio, exigiendo al Brasil la devolución de lo que el pueblo paraguayo ha pagado de más. Para Itamaraty, por su parte, ese evento futuro es ya apenas el primer movimiento de fichas en el complejo ajedrez de Itaipú. Su vista está puesta en la carambola de la férrea defensa que sin duda hará de la “deuda espuria” con que ha venido estafando tan descarada e impunemente al Paraguay en Itaipú.

    • Gerardo dice:

      Fernando. Mientras que continua el MALETIN NEGRO QUE CONTINEN ANUALMENTE 100 DE LOS GRANDES, ES DECIR EN 5 AÑOS ES 500 DE LOS GRANDES . VA A CONTINUAR EL ROBO AL PARAGUAY QUE QUEREMOS Y NO LO QUE TENEMOS.

      Para ofensa del sentimiento nacionalista del pueblo paraguayo, una vez más las autoridades paraguayas de Itaipú han dado prueba de antipatriótica necedad y de reprochable obsecuencia ante nuestros socios brasileños que nos vienen explotando miserablemente desde hace más de tres décadas. “Itaipú recuperó el primer lugar en el mundo como productor anual de energía limpia y renovable”, informaron recientemente con eufórico aire triunfalista las autoridades paraguayas de la entidad hidroenergética binacional. El hecho de que la noticia sea cierta no justifica que nuestras necias autoridades allí destacadas tengan que aplaudirla, habida cuenta de que desde hace más de tres décadas el interés general del Paraguay es allí pisoteado groseramente, sin que hasta ahora nuestros corruptos gobernantes vendepatrias hayan movido un dedo para oponerse a esa vil explotación colonialista. Sumar nuestro aplauso a los de nuestros taimados socios constituye un acto de vejatoria adulonería. El robo en las binacionales debe terminar, y Horacio Cartes, si se lo propone, podría ser el primer presidente en iniciar una justa, firme e inteligente campaña en ese sentido. y no permitir mas recibir el MALETIN NEGRO, QUE CONTINE ANUALMENTE 100 DE LOS GRANDES.
      Atentamente

      • Blanca dice:

        Dr. Meza Caballero. ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS. NECISITAMOS UN PRESIDENTE PATRIOTA, Y NO LOS QUE RECIBEN LOS MALETINES NEGROS DE LAS BINACIONALES. PODERES EJECUTIVOS MODIFICARON EL MARCO JURÍDICO QUE RIGIÓ DESDE 1974
        Yacyretá funciona al margen del derecho internacional desde 1992

        El 9 de enero de 1992, en Buenos Aires, el embajador paraguayo, Dido Florentín Bogado, ante el gobierno de Carlos Saúl Menem, firmaba con el ministro de Relaciones Exteriores de la República Argentina, Guido di Tella, tres instrumentos diplomáticos, uno de los cuales, el que redefinió la tarifa y la financiación del proyecto, modificó sustancialmente el Anexo C del Tratado de Yacyretá. El 15 de junio de 1995, el Legislativo paraguayo vota su rechazo, pero, por extraño que parezca, por decisión de nuestros socios argentinos, sigue vigente hasta hoy, al margen del derecho internacional.

        Resolución Nº 42 del 15 de junio de 1995, que rechaza el instrumento diplomático del 9 de enero de 1992, relacionado con la tarifa y el financiamiento del proyecto energético.

        ANEXO CTRATADO DE YACYRETÁNOTA REVERSAL
        Era entonces presidente de la República del Paraguay el general Andrés Rodríguez y canciller Alexis Frutos Vaesken.

        El equipo negociador paraguayo tuvo como jefe al entonces presidente de la ANDE, Ing. Zoilo Rodas Rodas, y como integrantes al Dr. Crispiniano Sandoval, presidente del BCP, así también a profesionales del sector privado como el Ing. Ricardo Canese, el Ing. José Luis Ayala y el Dr. Ricardo Rodríguez Silvero.

        El Ing. Alcides Jiménez, entonces director de la EBY, se apartó del equipo por discrepancias e incluso advirtió a la prensa acerca de los riesgos del instrumento diplomático en preparación.

        Un instrumento nulo

        Especialistas consultados coinciden en que la Nota Reversal sobre tarifa y financiamiento de Yacyretá es nulo porque modifica un instrumento superior, como es el Tratado, para cuya vigencia ambos gobiernos se ajustaron estrictamente a las estipulaciones del Derecho Internacional.

        El Tratado de Yacyretá fue firmado el 3 de diciembre de 1973, entró en vigencia el 27 de marzo de 1974, luego de realizarse en Asunción la ceremonia de canje de sus instrumentos de ratificación, así como de suscripción del acta correspondiente.

        Antes, el 20 de diciembre de 1973, nuestro país lo aprueba mediante la Ley N° 433, mientras que Argentina hace lo propio con la Ley N° 20646.

        El instrumento diplomático, insistamos, fue firmado por el embajador paraguayo en Buenos Aires y por el canciller argentino, pero rechazado por el Legislativo paraguayo mediante la Resolución N° 492, que fue firmada por el entonces presidente de la Cámara de Senadores, Evelio Fernández Arévalos, y por el secretario parlamentario Artemio Castillo.

        ¿Pacta sunt servanda?

        El 7 de julio de 1995, el Ministerio de Relaciones Exteriores de nuestro país comunicó a la Cancillería argentina el rechazo así como “la invalidez de la vigencia del acuerdo en Paraguay.

        El 2 de octubre de 1995, el Ministerio de Relaciones Exteriores del país vecino, en otra nota, se apoyaba en la Convención de Viena de 1969 sobre el derecho de los Tratados, para rechazar la decisión del Legislativo nacional, porque ellos consideraban “válidos y vigentes los términos del acuerdo”.

        El 20 de octubre, 18 días después, la Cancillería paraguaya respondió “… que la invocación de la Convención de Viena no podría ser aplicada, dado que la Nota Reversal de referencia nunca estuvo en vigor”.

        Agregaba la respuesta paraguaya que para que el instrumento entre en vigor “… se debería primero cumplir con los requisitos constitucionales, principio de supremacía normativa de la Constitución Nacional, aceptado universalmente en todos los países donde impera el Estado de Derecho”.

        Las dos partes del contencioso invocaron la Convención de Viena sobre el derecho de los Tratados tal como se invoca a una divinidad; pero ninguno de ellos –mucho menos la paraguaya, que era la afectada– ventiló el caso ante la Corte Internacional de La Haya.

        Hoy, 21 años después, el instrumento diplomático impugnado sigue vigente, en rigor, solo aquellos artículos que convienen a los intereses de nuestros socios por partes iguales en Yacyretá.

        ¿Solo cinismo?

        “Hemos caído en cinismo total”, advertía a nuestro diario un especialista en Derecho Internacional, porque si se lee la Nota D/DF N° 8175 del 29 de mayo del año pasado, dirigida al presidente de la Cámara de Diputados por las autoridades paraguayas de la EBY, concluiremos que no solo la asumieron, sino que “la aplican en la cotidianidad de la entidad binacional”, dijo indignado.

        “Cabe aclarar que la metodología de fijación del costo del servicio de electricidad previsto en Capítulo III del referido Anexo C fue modificada por la Nota Reversal del 9 de enero de 1992, relativa a Tarifa y Financiamiento…”, se lee en la nota de referencia.

        Tan contradictoria fue la postura de los máximos representantes paraguayos en la EBY, representada por el director Juan Schmalko, que una organización civil de nuestro país (la Comisión para el Cumplimiento del Tratado de Yacyretá), liderada por Marta Coronel Rojas de Cartes y el abogado Walter Cardozo, presentó una denuncia ante el Ministerio Público contra las personas que “desde sus cargos en la EBY consintieron la violación del Tratado, así como la vigencia de la Nota Reversal de 1992, rechazada por el Legislativo en 1995.

        La última información sobre el caso es que la fiscala de Delitos Económicos Victoria Acuña ordenó las primeras diligencias para determinar si las autoridades de la EBY incurrieron en delitos al aplicar de manera irregular la Nota Reversal en cuestión a la hora de elaborar las facturas por la energía eléctrica que suministra, principalmente a EBISA de la Argentina, que succionó el 94,2% de todo lo que generó en los últimos 20 años.

        Impuso tarifa fija durante 54 años

        La Nota Reversal del 9 de enero de 1992 sobre el cadáver del Anexo C impuso otras normas para la venta del producto de Yacyretá, así como para la financiación del proyecto.

        El anexo “derogado” , en esencia consagra que anualmente el ingreso por la prestación del servicio de electricidad de la binacional debe ser igual a su egreso.

        En otras palabras, la entidad está obligada por el Anexo C a calcular su costo anual según sus obligaciones económicas y financieras de ese ejercicio.

        Sin embargo, el instrumento impugnado por el Legislativo paraguayo define una tarifa fija de US$ 30/MWh que se impondrá a los consumidores de la energía que produzca la usina binacional desde el inicio de la producción hasta el 2048, nada menos que durante 54 años, actualizable según las previsiones incluidas en la planilla 2 del Anexo C. Hoy esta tarifa ronda los US$ 44/MWh.

        En lo atinente a los beneficios paraguayos (compensación por cesión, compensación por territorio inundado, utilidad y resarcimiento) estableció que nuestro país recibirá al contado y a cuenta US$ 1,75/MWh, las tres cuartas partes restantes las difirió hasta el 2019, año en que debe pagarse la primera de ocho cuotas iguales, sin intereses.
        Atentamente

      • Graciela dice:

        Dr. Meza Caballero. ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS. Coincido plenamente con esta Opinion: Las usinas binacionales son palancas geopolíticas que Paraguay debe utilizar

        Desde el fin de la Guerra Fría, las naciones poderosas del orbe han optado por avanzar sus intereses geopolíticos a través de su poder económico en vez de su poderío militar. Así, las naciones hacen valer sus riquezas naturales de valor estratégico como palancas geopolíticas para avanzar sus intereses en sus relaciones con otros Estados. En ese sentido, como país mediterráneo, el Paraguay ha sido históricamente confinado por Brasil y Argentina como un “prisionero geopolítico” y explotado como tal. Cuando finalmente, por azar de la geografía y de la naturaleza, Paraguay dejó de ser un “prisionero geopolítico”, pasó a convertirse en socio indispensable en las dos grandes represas hidroeléctricas que compartimos con esos dos países. Ese vuelco del destino ha puesto en manos del Gobierno paraguayo una poderosa palanca geoeconómica que hasta ahora no hemos sabido aprovechar por culpa de los venales gobernantes que se han sucedido tras la defenestración del dictador Alfredo Stroessner, el primero en la lista de traidores de lesa patria.

        ETIQUETAS

        EDITORIAL DE ABC COLOR
        Desde el fin de la Guerra Fría, con el colapso de la ex Unión Soviética y la emergencia de Estados Unidos como única superpotencia militar del mundo, las naciones poderosas del orbe han optado por avanzar sus intereses geopolíticos a través de su poder económico en vez de su poderío militar. En tal sentido, una de las palancas geopolíticas más poderosas ha sido indudablemente el petróleo, y, más recientemente, el gas natural. Así Rusia, aunque perdió la hegemonía política y económica que ejercía sobre los países de Europa del Este a través del Pacto de Varsovia tras la caída del Muro de Berlín, ha logrado recuperar una parte importante de ella sobre los países europeos merced a la provisión del 40 por ciento del gas natural que utiliza la mayoría de las naciones del Viejo Continente. Por su parte, más recientemente, Estados Unidos, que era un importador neto de gas natural, se ha convertido en exportador de este estratégico insumo energético, gracias a la explotación de los yacimientos de esquisto a través de la innovación tecnológica del “fracking”, y está decidido a utilizar su nueva riqueza natural como palanca geopolítica para contrarrestar la influencia económica de Rusia en Europa. Un efecto colateral de la emergencia de Estados Unidos y Australia, junto con Qatar, como los principales productores de gas natural en el mundo ha sido el estrepitoso derrumbe de los precios internacionales del petróleo, la palanca geoeconómica tradicional.

        Este recuento viene a propósito de cómo actualmente las naciones hacen valer sus riquezas naturales de valor estratégico como palancas geopolíticas para avanzar sus intereses en sus relaciones con otros Estados. En ese sentido, como país mediterráneo, el Paraguay ha sido históricamente confinado por Brasil y Argentina como si fuera un “prisionero geopolítico” y explotado como tal. Valiéndose de la llave del acceso al mar en su poder, desde los tiempos coloniales la Argentina ha utilizado la hidrovía Paraguay-Paraná como palanca geopolítica para explotar a nuestro país bajo un régimen colonialista, lastrando su desarrollo económico por siglos.

        Cuando finalmente, por azar de la geografía y de la naturaleza, Paraguay dejó de ser un “prisionero geopolítico” y pasó a convertirse en socio indispensable para que ambos poderosos vecinos pudieran explotar el potencial hidroenergético del caudaloso río Paraná con miras a impulsar su crecimiento económico, se dio el vuelco del destino que puso en manos del Gobierno paraguayo una poderosa palanca geoeconómica que hasta ahora no hemos sabido aprovechar por culpa de los venales gobernantes que se han turnado en el gobierno de la República tras la defenestración del dictador Alfredo Stroessner, el primero en la lista de traidores de lesa patria.

        En efecto, pese a los leoninos tratados firmados por el dictador con sus pares de Brasil y Argentina para la construcción de Itaipú y Yacyretá, si tras su defenestración, 27 años atrás, hubieran accedido a la presidencia de la República gobernantes patriotas, con visión y coraje de estadista –como lo fue en su tiempo Don Carlos Antonio López–, desde la hora prima hubiesen echado mano de la poderosa palanca geopolítica energética que le corresponde a nuestro país en el emprendimiento hidroeléctrico binacional, activando en consecuencia una relación comercial de conveniencia mutua, de igual a igual en términos de nuestros intereses, e independientemente de nuestro tamaño país.

        Esa catastrófica pérdida de oportunidad geopolítica selló el moderno infortunio del Paraguay, que lamentan las generaciones del presente y lamentarán las del futuro hasta que aparezca el gobernante del destino que se anime a empuñar esas poderosas palancas geopolíticas que nos pertenecen y accionarlas en provecho de la Nación, en vez de dejarlas en manos de nuestros taimados socios, como sucede actualmente.

        Con esas potentes palancas geopolíticas enclavadas en las usinas hidroeléctricas binacionales en la margen derecha del río Paraná, y con un punto de apoyo en la patriótica voluntad del soberano pueblo paraguayo, accionadas inteligente y firmemente, nuestro Gobierno tiene la capacidad de deslizar las placas tectónicas sobre las que se asientan la seguridad nacional de Brasil y Argentina, forzándolos a revertir la inicua explotación colonialista a la que nos viene sometiendo desde hace medio siglo en ambos emprendimientos hidroenergéticos conjuntos.

        Lo que necesitamos para liberarnos de ese trágico infortunio es que en las próximas elecciones presidenciales sepamos elegir al candidato que nos merezca confianza en cuanto a que, de ganar la Primera Magistratura de la República, se empeñará en accionar enérgicamente las palancas geopolíticas que tenemos en Itaipú y Yacyretá para hacer valer nuestro derecho a la repartición equitativa de beneficios en ambas binacionales, conforme con el espíritu de los tratados, si no de sus letras.
        Atentamente

  9. – Guerra, guerra, guerra, guerra.. preparemos la invasión a Brasil y recuperemos los territorios ancestrales legítimamente paraguayos, la usina de Itaipú, el pantanal paraguayo y el Gran Río Paraná ya que no quieren entender por las buenas estos brasileños mondahá

    • Benito dice:

      Enrique. MIENTRAS QUE CONTINUÉ EL MALETÍN NEGRO, PARA LAS AUTORIDADES DE TURNOS, QUE ES 100 DE LOS GRANDES ANUALMENTE, ESO SIGNIFICA EN 5 AÑOS 500 DE LOS GRANDES(500 MILLONES DE DOLARES). Para ofensa del sentimiento nacionalista del pueblo paraguayo, una vez más las autoridades paraguayas de Itaipú han dado prueba de antipatriótica necedad y de reprochable obsecuencia ante nuestros socios brasileños que nos vienen explotando miserablemente desde hace más de tres décadas. “Itaipú recuperó el primer lugar en el mundo como productor anual de energía limpia y renovable”, informaron recientemente con eufórico aire triunfalista las autoridades paraguayas de la entidad hidroenergética binacional.

      El hecho de que la noticia sea cierta no justifica que nuestras necias autoridades allí destacadas tengan que aplaudirla, habida cuenta de que desde hace más de tres décadas el interés general del Paraguay es allí pisoteado groseramente, sin que hasta ahora nuestros corruptos gobernantes vendepatrias hayan movido un dedo para oponerse a esa vil explotación colonialista.

      Sumar nuestro aplauso a los de nuestros taimados socios constituye un acto de vejatoria adulonería, una estafa intelectual al sentimiento nacionalista de nuestro pueblo; una traición de lesa patria más que repudiable. Ignominia apuntalada por nuestros insensibles gobernantes y sus adláteres catapultados a las binacionales, quienes en tal menester fungen más como cómplices de nuestros explotadores que como paraguayos obligados a defender nuestros intereses allí comprometidos.

      Irónicamente, esta no es la primera vez que el señor James Spalding y sus consejeros paraguayos suman su entusiasmo a la jactancia de nuestros viles explotadores en cuanto al potencial energético de Itaipú, cuyos beneficios, de haber sido equitativamente compartidos como lo prevé el espíritu del Tratado, hubieran servido al Paraguay para desarrollarse más que Brasil. Esta actitud de servilismo es tanto más repudiable por cuanto ella sirve como aval geopolítico para que nuestros socios continúen explotándonos a su gusto, merced al “síndrome de Estocolmo” que parece alienar a nuestras autoridades destacadas en las binacionales.

      Aunque Brasil y Argentina sean países grandes, económica y militarmente poderosos en términos comparativos con el Paraguay, hoy día ninguno podría sostener el robo que está cometiendo de la electricidad paraguaya en las usinas binacionales, por medio de la fuerza, en caso de que alguna vez el pueblo paraguayo se alzara contra sus autoridades exigiendo el fin de la explotación colonialista en las binacionales. El poder militar no le va a garantizar a Brasil ni a Argentina seguir apropiándose indebidamente de la electricidad paraguaya allí generada.

      Ante tan trágica perspectiva, la mejor opción geopolítica que tienen Brasil y Argentina con relación a las usinas hidroeléctricas compartidas y a compartir con el Paraguay sobre el río Paraná es la concertación de una alianza estratégica equitativa de los tres países para optimizar la utilización del potencial hidroenergético de los emprendimientos encarados en forma conjunta. De paso, esa coalición energética serviría para fortalecer una alianza geopolítica entre Brasil y Argentina dentro del Mercosur y, por añadidura, de la propia Unasur, convenientemente descontaminada de ideologías extrañas a la tradición democrática de nuestros países.

      Esta perspectiva no es una elucubración geopolítica antojadiza. La determinación de ambos países de consolidar una asociación geoestratégica regional para revitalizar el Mercosur mediante un retorno a sus orígenes sería la clave de que este bloque comercial prospere en la misma medida de eficacia como otras de la región y del mundo. Porque, en definitiva, el fracaso del Mercosur se ha debido principalmente a la tradicional mutua desconfianza entre ambos grandes países de la América del Sur.

      Por fin, independientemente de las relaciones bilaterales entre Brasil y Argentina, el destino inexorable del Paraguay es el fin de la inicua explotación de la que actualmente es víctima en las binacionales y el resarcimiento que corresponda. La historia nos demuestra que un pueblo oprimido o explotado, desde dentro o desde fuera, indefectiblemente termina rebelándose contra el opresor. Llegará el día en que el soberano pueblo paraguayo se alzará contra la venalidad de sus gobernantes, exigiendo el fin de la inicua explotación colonialista en las binacionales a que está sometido nuestro país.

      Por eso, el robo al Paraguay en las binacionales debe terminar, y Horacio Cartes, si se lo propone, podría ser el primer presidente en iniciar una justa, firme e inteligente campaña en ese sentido. Necesitará de las mejores y más lúcidas mentes que pueda conseguir, así como también fuerza política para neutralizar a la cantidad de políticos bandidos que están lucrando en las binacionales y que son quienes desde la firma de los Tratados, ocultos o abiertamente, están apuntalando el actual statu quo y se opondrán a muerte a que algo cambie
      Atentamente

  10. JORGE VLUIS dice:

    Sr. Carlos Jorge… por sus comentarios se perfectamente que usted es brasileño… y esta bien defender sus intereses nacionales… pero otra cosa es querer meter la mano en nuestro bolsillos… y les felicito a las autoridades brasileñas que negociaron los tratados de itaipu… y OJALA QUE ASI FUESEN nuestras autoridades pero NO… fueron unos HIJOS DE PUTAS que nos vendieron por migajas en los tratados de ITAIPU… ellos salieros mas benefisiado$ que el propio PARAGUAY… NO entiendo como nosotros les regalamos la energia a los brasileñosy los brasileños no nos tienen compacion y nos cobran con intereses recontra USURARIOS… los intereses de la deuda espuria… donde esta la hermanda de los dos paises.. EN QUE CULO QUEDO… y no voy a entrar en especulaciones de calculos y numeros por que no entiendo… pero si entiendo que el imperio del brasil nos esta robando… o sea es un IMPERIO DE LADRONES.. donde desde un principio se calculo robarle al PARAGUAY durante siglos desde un principio y siempre.. y dejarle aL paraguay sin BENEFICIO en la ITAIPU.. durante toda la vida… por que nuestros NEGO$IADORES HIJOS DE PUTA jamas hicieron nada al respecto… de hoy en mas se esta empezando una campaña en contra del “hermano” pais de brasil por PARAGUAYOS PATRIOTAS… donde promocionaremos con remeras y pasacalles y tambien los compatriotas que estan en el extranjero haran lo mismo que aca.. donde pondremos por las remeras de todos los jovenes del PAIS la leyenda “BRASIU O MAYOR LADRAO DO MUNDO” para que se enteren en todo el mundo la clase de pais “hermano ” que tenemos y que no les tenemos miedo.. y no nos achiquemos queridos compatriotas y tengan en cuenta “QUE SOLOS LOS QUE VIVEN ARRODILLADOS VEN A SU ENEMIGO COMO GIGANTES…! ” basta ya de vivir de limosnas exijamos lo justo para nosotros o lo que querramos por NUESTRA energia… que nadie venga a decirnos por cuanto vamos a “vender” NUESTRA, energia.. es NUESTRA y se la daremos a quienes nosotros querramos… sea brasil , argentina , bolivia o a el planeta martes. lo venderemos… SR. PRESIDENTE tenga los pantalones, bien puesto.. y exijale al brasil el presio JUSTO… para el PARAGUAY…. que detras de USTED estaran mas de SEIS MILLONES de PARAGUAYOS respaldando lo que EXIJE el PUEBLO… Sr. PRESIDENTE no se arrodille Usted tambien antes los LADRONES de itamarati…. VIVA EL PUEBLO PARAGUAYO…!! VIVA LA SOBERANIA ENERGETICA…!

    • Graciela dice:

      Jorge. Desde el 2002, Argentina “exporta” la energía de Yacyretá al Brasil. Esta es nuestra energía que a Argentina exporta al Brasil, y donde están nuestra autoridades vende patria.

      En nota remitida este año a la EBY por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico de Argentina (Cammesa) se informa a la entidad binacional sobre la exportación de energía al Brasil a través de Garabí. Técnicos del sector afirman que con esto se confirma la violación del Artículo XIII del Tratado de Yacyretá.

      La nota de Cammesa a Yacyretá en la que le comunica la habilitación comercial para la exportación de 1650 MW al Brasil, a través de la Línea Rincón Santa María de Argentina y la estación conversora de Garabí.
      Uno de los argumentos esgrimidos por las autoridades paraguayas en la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) era que el intercambio de energía entre Brasil y Argentina solo se daba en situaciones de emergencia. Sin embargo, documentos y notas dirigidas por Cammesa demuestran que la operación es rutinaria desde hace más de diez años.

      En la nota fechada en Buenos Aires el 10 de mayo de 2002, referente a la habilitación comercial del Polo 3 de la conversora Garabí II, se informa acerca de la modificación del sistema de Desconexión Automática de Generación (DAG) de Yacyretá por la interconexión internacional al Brasil.

      Esto indica que, incluso, la Central Hidroeléctrica tuvo que adecuar sus sistemas y equipamientos para facilitar la operación comercial.

      En uno de los párrafos, la nota de Cammesa a la EBY menciona que “se han realizado pruebas funcionales del equipamiento de DAG y se verificó la llegada de las señales a la ET Rincón Santa María, Yacyretá y a la Centrales Dock Sud y Costanera. La Entidad Binacional ha participado de esos ensayos y ha dado su conformidad a las pruebas realizadas, verificando que las señales lleguen correctamente”.

      De este modo, queda en evidencia que la energía generada por Yacyretá que va hasta la Estación Santa María de Misiones, Argentina, luego es transportada hasta Garabí para la exportación hacia el Brasil.

      Según la opinión de especialistas del sector, esto se contrapone a lo establecido en el Tratado de Yacyretá, que en su Artículo XIII dice: “1) La energía producida por el aprovechamiento hidroeléctrico a que se refiere el Artículo I será dividida en partes iguales entre los dos países, siendo reconocido a cada uno de ellos el derecho preferente de adquisición de la energía que no sea utilizada por el otro país para su propio consumo. 2) Las Altas Partes Contratantes se comprometen a adquirir, conjunta o separadamente, en la forma que acordaren, el total de la potencia instalada”.

      La Cancillería Nacional informó el jueves que reiteró a la embajadora de Argentina en el país, Ana María Corradi, el pedido de informe sobre la operación realizada con el Brasil.

      • Gladys dice:

        Graciela. Coincido plenamente con la opinión. Es una violación del Tratado”

        La nota de Cammesa es la confirmación de que las autoridades de Yacyretá están informadas de la exportación de energía al Brasil. “La gente de la EBY miente, ya que esta es una nota oficial de Cammesa y es la confirmación de que en todo momento estuvieron en conocimiento de estas operaciones de exportación de energía. Los argentinos no pueden intercambiar energía paraguaya, eso es violación del tratado”,que el principio básico en estos casos es que “lo que no está permitido en el Tratado, está prohibido. No tenemos que salir de eso”.

        Etsto viene a reforzar la teoría del doctor Gustavo De Gásperi (+) quien había sugerido accionar internacionalmente contra Argentina para declarar la nulidad del Tratado. “Esto es mala fe. No se puede hablar de “buena fe” como dice el canciller (Eladio) Loizaga cuando se construyen dos líneas de 500 kV, con más 140 kilómetros, más una conversora que está en el orden de los US$ 80 millones. Eso no es buena fe”.

        Que “esto es un robo a cielo abierto, con líneas de 500 kV y el director paraguayo Juan Schmalko dijo que desconocía la operación y que sería poco probable, sin embargo, la nota de Cammesa es clara y se trata nada menos que de la compañía encargada de administrar el mercado mayorista argentino”, SI ESTO NO ES CORRUPCIÓN DEL NUEVO RUMBO DONDE ESTA, ESTOS SINVERGÜENZAS SON VENDE PATRIA.

  11. Blanca Lila dice:

    Por nota piden datos a Itaipú

    El Ministerio de Relaciones Exteriores pidió por nota ayer a la entidad binacional Itaipú los datos sobre el pago de la deuda que deben ser entregados al economista Jeffrey Sachs para ser analizados.

    Franklin Boccia, director.
    La entrega de datos de la deuda del Paraguay con la Entidad Binacional Itaipú al renombrado economista Jeffrey Sachs, ordenada por el presidente de la República, Federico Franco, se hace dificultosa.

    Ayer el ministro de Relaciones Exteriores, José Félix Fernández Estigarribia, confirmó que tuvieron que remitir una nota a la entidad binacional requiriendo los datos para ponerlos a disposición de Sachs, quien está haciendo un estudio detallado de lo que nuestro país adeuda a la binacional y del monto que hasta ahora pagó. La nota fue remitida al director paraguayo para que sea procesada.

    Desde hace dos semanas el Presidente de la República está intentando que los informes de la deuda de nuestro país con la binacional sean puestos a disposición del economista.

    Sachs hace un par se semanas presentó un análisis sobre la binacional, en el que entre otras cosas concluye que existen pruebas razonables para sostener que nuestro país canceló la deuda con la entidad.

    En esa presentación, que se hizo en Palacio de Gobierno, el Jefe de Estado pidió a los consejeros de Itaipú que entreguen toda la documentación requerida.

    José María Cardozo, quien fue el único consejero que participó del evento, dijo escuetamente que vería qué se podía hacer porque Itaipú todavía no fue informada.

    La semana pasada el Presidente de la República repentinamente convocó de nuevo a todos los consejeros a Palacio de Gobierno y pidió que entreguen los datos a Sachs. Días después incluso dijo que quienes no quieran ceder los informes tendrán que irse. Sin embargo hasta ahora no hay datos para Sachs.

    Boccia se escabulle

    El director paraguayo de la entidad binacional Itaipú, Franklin Boccia, salió ayer por una puerta lateral del Palacio de Gobierno para evitar a los medios de prensa. El funcionario apenas salió al pasillo y cuando se percató de que había periodistas, prefirió abandonar el edificio por lugares poco habituales.

    • Ester dice:

      Paraguay: denuncian que Argentina vende la energía de Yacyretá a Brasil desde 2002
      Una investigación del diario ABC señala que la operación confirma la violación del Artículo XIII del Tratado de Yacyretá. Asunción le pidió explicaciones a la embajadora argentina en la capital paraguaya

      La Cancillería paraguaya le reiteró a la embajadora de Argentina en el país, Ana María Corradi, el pedido de informe sobre la operaciones realizadas con Brasil.

      De acuerdo a lo que informa el diario paraguayo ABC, uno de los argumentos esgrimidos por las autoridades paraguayas en la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) era que el intercambio de energía entre Brasil y Argentina solo se daba en situaciones de emergencia.

      Sin embargo, documentos y notas dirigidas por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico de Argentina (Cammesa) demuestran que la operación se realiza desde hace más de una década.

      Una prueba de ello es una nota fechada en Buenos Aires el 10 de mayo de 2002, que hace referencia a la habilitación comercial del Polo 3 de la conversora Garabí II. En ese texto, se informa acerca de la modificación del sistema de Desconexión Automática de Generación (DAG) de Yacyretá por la interconexión internacional a Brasil.

      La nota de Cammesa a la EBY subraya que “se han realizado pruebas funcionales del equipamiento de DAG y se verificó la llegada de las señales a la ET Rincón Santa María, Yacyretá y a la Centrales Dock Sud y Costanera. La Entidad Binacional ha participado de esos ensayos y ha dado su conformidad a las pruebas realizadas, verificando que las señales lleguen correctamente”.

      El periódico consultó a distintos especialistas, que concuerdan en que esta operación viola el famoso Tratado de Yacyretá, que en su Artículo XIII reza:

      “1) La energía producida por el aprovechamiento hidroeléctrico a que se refiere el Artículo I será dividida en partes iguales entre los dos países, siendo reconocido a cada uno de ellos el derecho preferente de adquisición de la energía que no sea utilizada por el otro país para su propio consumo.

      2) Las Altas Partes Contratantes se comprometen a adquirir, conjunta o separadamente, en la forma que acordaren, el total de la potencia instalada”.

  12. saldo gratis dice:

    Excellent do the job! Be the type of data that should be embraced through the internet. Disgrace about the search engines like google without more time placement this particular article upper! Seriously over plus take a look at this site. Thanks Equals)

  13. Jacinto dice:

    Dr. Meza caballero. BRASIL Y ARGENTINA hacen lo que quieren de Itaipu y Yacyreta . En ese sentido uno de los Consejeros dice Argentina hace lo que quiere en la EBY, según consejero
    Argentina cedió energía producida en la EBY al Brasil.
    Para el consejero paraguayo en la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) Diógenes Martínez, la Argentina hizo siempre lo que quiso en la institución. Es con relación a la falta de respuesta del pedido de informe sobre la cesión de energía al Brasil.

    Canciller cree que no hay mala fe en ceder energía de la EBY al Brasil

    EBY: Paraguay indaga sobre reventa de energía al Brasil
    Diógenes Martínez habló sobre el reclamo realizado durante la reunión del Consejo de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) acerca de la falta de respuesta de la Argentina sobre la cesión de energía realizada al Brasil sin informar al Paraguay.

    Comentó que el director argentino, Oscar Thomas, señaló que esa transferencia de energía se dio a través de un acuerdo que tienen con el Brasil, en casos de necesidad de unas de las ciudades fronterizas.

    “Entonces le apunté y le aclaré que era una violación del Tratado de Yacyretá”, afirmó el consejero paraguayo en la EBY.

    Tras esa afirmación, dijo que un técnico argentino salió al paso para explicar que, supuestamente, ellos no pueden definir a dónde va la energía de Yacyretá porque se lleva todo a un centro desde donde se distribuyen y mezclan todas las energías producidas por las diferentes represas de ese país.

    “Me parece un cuento chino que no tiene sentido; lo que está diciendo es difícil de creer”, indicó sobre el argumento del técnico.

    Mencionó que el ministro de Relaciones Exteriores, Eladio Loizaga, ya solicitó en varias ocasiones informe al respecto, que hasta el momento no fueron respondidos.

    “La verdad que el canciller con toda diligencia esta tratando de conseguir el informe, pero lamentablemente ellos (Argentina), en su más viejo y tradicional estilo, hacen lo que quieren”, afirmó el consejero
    La Cámara de Comercialización de Energía Eléctrica (CCEE) del Brasil confirmó que retiró energía de Argentina días atrás, a través de la estación de Garabí.

    La CCEE informó que la importación de energía argentina registrada la semana pasada desde la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) se dio en carácter de emergencia y no se realizó ninguna transacción comercial.

    Es decir, Brasil no pagó por la energía y devolverá toda la cantidad utilizada, pero solo cuando tenga excedentes en generación.

    De acuerdo con el reporte, Brasil y Argentina tienen un acuerdo binacional de asistencia en casos de emergencia. Las adquisiciones de energía se dan cuando la emergencia en el sistema de generación o transmisión compromete el cumplimiento de la carga, tal como aconteció el pasado martes 20 de enero.

  14. Anibal dice:

    Dr. Meza Caballero. Coincido plenamente con esta opinión: Se evidencia una vez más, la pérdida de SOBERANÍA sobre un estratégico recurso del Estado paraguayo, Paraguay no tiene ningún CONTROL, sobre el 50% que le pertenece, en el manejo Técnico, Operativo, Financiero y Administrativo de la Entidad Binacional Yacyretá.

    Los administradores de turno de EBY-Paraguay, al parecer están solo para avalar y algunos hasta para defender intereses argentinos, a pesar de que la nación paraguaya les paga injustificados y astronómicos salarios, impensable en un país de tercer mundo.

    Quisiera ver, si empresas privadas que se manejan con conceptos de eficiencia y productividad, como las que tiene el ejecutivo, mantendrían en sus cargos a esta clase de funcionarios con tan desastrosa e improductiva gestión en administración de recursos que le son confiados, particularmente no lo creo, los intereses privados se cuidan en detalle, pues sufren las consecuencias de sus acciones y errores.
    Atentamente

  15. Gloria dice:

    Dr. Meza Caballero. DE LA PARTE QUE LE PERTENECE EN LA BINACIONAL APROVECHÓ APENAS EL 13,5%
    Paraguay es dueño del 50% de energía de Itaipú, pero usó 6,7% en 30 años

    El 10 de agosto de 2023, dentro de ocho años, el Tratado de Itaipú cumple ¡medio siglo de vigencia! Hoy, 42 años después, según un indispensable balance de los beneficios que obtuvo nuestro país de la “obra del S. XX”, se infiere que en 30 años de producción de la usina (1985/2015), Paraguay aprovechó apenas el 6,71% del total o el 13,4% de la parte que le pertenece.

    Tajada que le dejaron a Paraguay
    Generación total y energía suministrada a nuestro país
    Propietarios de la energía de Itaipú

    TRATADO DE ITAIPÚPARAGUAY50% DE ENERGÍA
    En un revelador cuadro, el Ing. Axel Benítez Ayala sintetiza que en 30 años de producción (1985/2015) el mercado paraguayo aprovechó apenas 6,7% de la producción acumulada en ese periodo, o sea 154.225 GWh (1 Gwh = 1.000.000 kWh).

    De la diferencia, 2.145.774 Gwh (93,3%), se aprovechó su socio por partes iguales en Itaipú, Brasil.

    Benítez fue director de Energía del Viceministerio de Minas y Energía del MOPC e integrante de la Comisión de Entes Binacionales Hidroeléctricos (CEBH) de la Cancillería.

    ¿Y el Art. XIII?

    Si enfocamos nuestra atención sobre la cantidad generada, que según el Tratado de Itaipú, Art. XIII, forma parte del patrimonio nacional son 1.150.000 GWh, descubriremos que, aún en esta franja nuestro país aprovechó apenas 154.226 GWh, o sea el 13,4% de la tajada que por derecho le corresponde.

    En otras palabras, de los 2.300.000 GWh que generó Itaipú en 30 años, según el Art. XIII del Tratado, nos corresponden 1.150.000 GWh, pero debido a varios factores, algunos explicables, la mayoría no, usamos 154.226 GWh y “cedimos” nada menos que 995.774 GWh o 995.774 millones de KWh.

    La depreciación del justo precio

    Cualquier observador, incluso un lego en la materia, pero conocedor de las normas que rigen el mundo comercial, preguntará con lógica curiosidad qué hicieron los gobiernos de turno del producto de la venta de ese cuantioso caudal de energía.

    El Ing. Axel Benítez añade en su síntesis que entre octubre de 1984 y octubre del presente año, las transferencias y pagos al Estado paraguayo en todo concepto suman US$ 8.429.950.000.

    Luego divide esta suma por la cantidad de energía paraguaya que las administraciones de Itaipú entregaron al mercado brasileño en el lapso de referencia y concluye que el precio promedio que recibió nuestro país por cada MWh (1 MWh = 1000 kWh) es US$ 8,5.

    El Acta Final del 22 de junio de 1966 (de Foz de Yguazú), en su Art. IV, consagraba, además de la “división de la energía en partes iguales”, así como el “derecho de preferencia”, en rigor al Brasil, para la adquisición de la energía “a justo precio”.

    El concepto o principio no puede tener otro significado que el vigente en el mercado, que es el real, pero nunca US$ 8,5/MWh, claro sobre el costo de Itaipú, que hoy ronda los US$ 44/MWh.

    Si cotejamos este “precio” de nuestra energía, por ejemplo, con la tarifa residencial vigente en Brasil, de US$ 174/MWh, incluso con la del sector industrial, US$ 151/MWh y concluimos que la diferencia es enorme, pero si lo hacemos con los precios de exportación/importación en la región, entre US$ 200 y US$ 400/MWh, y la sensación de que roban se apodera de nosotros.

    El Art. XIII, que define el propósito del Tratado, menciona adquisición, o compra; pero las “transacciones” de estos 30 años parecen un obsequio.

    En el Art. XIV, sorprendentemente, los negociadores transformaron este criterio en “compensación”, para colmo de males como parte del costo de Itaipú, un error admitido y corregido en 1986. En el Anexo C (III.8) se le puso un valor, el que a pesar de la actualización de 2009, sigue por debajo de US$ 10/MWh.

    ¿Incluiremos en la agenda del 2023 puntos como el cínico desvío de la finalidad del Tratado o, como en Yacyretá, dejaremos transcurrir el tiempo, tal vez por otro medio siglo?
    Atentamente

    • Blanca dice:

      Coincido plenamente con esta Opinión de Juan Antonio: Cuantificando el robo.

      De acuerdo a datos proporcionados por Itaipú el país recibió del tesoro brasileño hasta el 2015, como compensación, unos US$ 2.944.459 millones. Una media de US$ 2,95 por unidad por la cesión de 995.774.000 de megavatios hora de energía.
      Entre octubre de 1984 y octubre de 2015, informaba el conocido experto ingeniero Axel Cid Ayala, las transferencias al Estado paraguayo en concepto de royalties, compensación, utilidad de capital, resarcimiento de las cargas de administración y supervisión, sumaban en total US$ 8.429.950.000. Dividiendo la cifra por 995.774.000 megavatios hora, resultaba en US$ 8,46 el valor unitario de cada unidad de energía cedida obligatoriamente al Brasil.

      – Es importante destacar que en el mercado mayorista cada megavatio hora cuesta unos US$ 85.

      Los entendidos estiman que si el costo de la energía en el punto de entrega al mercado mayorista brasileño fuese US$ 51 el megavatio hora:

      – US$ 44 tarifa Itaipú,

      – US$ 4 tarifa de repase y

      – US$ 3 tarifa de transporte, la diferencia sería de US$ 34.

      Multiplicado por 35 millones de megavatios hora, la energía garantizada paraguaya cedida, la cifra representaría unos US$ 1.190 millones que Paraguay debiera recibir por su energía garantizada excedente.

      – El doctor Jeffrey Sachs, en su Informe Final, asume que el precio mayorista de la electricidad en Brasil es de US$ 85 el megavatio hora y que el servicio de la deuda significa US$ 31,2 por cada megavatio hora. El costo de operación calcula en US$ 12,1 por cada megavatio hora y la transmisión en US$ 4,4 el megavatio hora.

      Restando a la tarifa mayorista el costo del servicio de la deuda, de operación y de transmisión corresponden a Paraguay, en concepto de compensación y royalties, US$ 37,230 (85 – 31,2 – 12,1- 4,4 = 37,230) por cada megavatio hora.

      Explica el doctor Sachs que el país, en el 2012, apenas recibió US$ 14,410 (US$ 9,350 por compensación y US$ 5,060 por royalties).

      Sigue explicando el célebre científico: “dado que Paraguay exportó 32.205.000 megavatios hora al Brasil, la diferencia entre US$ 37,230 y US$ 14,410 equivale una pérdida de rentas para Paraguay de US$ 748,6 millones solamente en 2012” (ABC Color, p. 2, 18 de diciembre 2013).

      – Las cifras señaladas (US$ 1.190 millones y US$ 748,6 millones), por la cesión obligatoria de la energía paraguaya, representarían, en una década, US$ 11.900 millones en el primer caso. En el otro, US$ 7.486 millones.

      Por tanto es inaceptable, como política de Estado, mantener el statu quo en Itaipú. Los bonos soberanos, que endeudarán hasta mediados del siglo XXI a generaciones de compatriotas, no se corresponden con una nación cuya principal riqueza industrial –como el cobre en Chile y el petróleo en Venezuela– es su hidroelectricidad.(NUESTRAS AUTORIDADES DE TURNO SE VENDEN PARA NO RECLAMAR NADA. TODO EL MUNDO SABE QUE HAY UN MALETÍN DE 100 MILLONES DE DOLARES ANUALES, ES DECIR MULTIPLICADO POR 5 AÑOS, QUE DURAN CADA MANDATO DE ESTOS VENDE PATRIA, SON LA FRIOLERA SUMA DE 500 MILLONES DE DOLARES).

      Es menester que el derecho de adquisición de las Partes, de la energía no utilizada, ya sea efectivizada por la ANDE como se comprometiera en la Declaración Conjunta del 25 de julio de 2009. Corresponde también que los órganos de administración de la entidad binacional se empeñen en conseguir la mitad de la energía adicional a la garantizada como establece el Tratado de Itaipú de 1973.

      El resto es accesorio, inútil y hasta innecesario.

  16. Blanca dice:

    Dr. Meza Caballero ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS. ANTES DEBEN ACLARAR CUENTAS DE LA ENTIDAD
    Es irresponsable hablar de obras en la EBY Y que el Gobierno del nuevo rumbo se ponga la camiseta del Paraguay y que actue en ese sentido con patriotismo para lograr la soberanía de nuestra energía. y dejar de endeudar le al país.

    El Paraguay debería mantenerse firme en su posición de no avanzar en ningún nuevo proyecto hidroeléctrico con Argentina sin que antes sean aclaradas las cuentas de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY)., que es una irresponsabilidad hablar de nuevas obras sin antes solucionar el actual problema de la EBY. regalando nuestra energia para el desarrollo de Argentina.

    Sería una insensatez comenzar a hablar de nuevas obras sin que antes exista un arreglo de la caótica situación económica y financiera de la EBY, que sería “una absoluta irresponsabilidad” del presidente Horacio Cartes y su gobierno, aceptar que la entidad siga endeudándose con más emprendimientos, cuando ni siquiera se sabe la situación financiera de la empresa.

    “El presidente Cartes debe darle mayor importancia a Yacyretá. Hasta hoy no ha demostrado interés en darle un rumbo diferente a la binacional, sino más bien repite los mismos errores de los que le antecedieron en el cargo. En la empresa siguen vigentes la politiquería, el prebendarismos, la falta de transparencia y la ineficiencia”. Que el mandatario debe tener el patriotismo, coraje y la valentía de realizar los cambios en el cuadro directivo de la EBY, donde “se necesita de gente visionaria, idónea, honesta y con gran dosis de patriotismo”.

    En cuanto a las declaraciones realizadas por el nuevo director argentino de Yacyretá, Humberto Schiavoni, sobre la intención de avanzar en la construcción de la Central de Corpus, que la hidroeléctrica debe ser construida, “pero bajo ningún sentido como una obra más de Yacyretá, sino con un nuevo tratado, que garantice al Paraguay la libre y absoluta disponibilidad de su energía”.

    El caso Aña Cua
    Que sería un error considerar que la central Aña Cua es un nuevo aprovechamiento hidroeléctrico, totalmente diferente, y por tanto, que nada tiene que ver con Yacyretá, como si actuaran en forma independiente, y que no le afectará.

    “Yacyretá es un solo aprovechamiento hidroeléctrico, cuya casa de máquinas estará compuesta por dos centrales, una en el brazo principal y la otra en el Aña Cua, de manera similar a la casa de máquinas del proyecto Itacuá, dividida en dos centrales, cada una con 16 turbinas”.

    Se intenta hacer creer que al instalar grupos turbogeneradores paran turbinar 1.500 m³/s en la Central Aña Cua, la misma producirá el 10% de la potencia firme de Yacyretá (2.424 MW) o 242 MW y el 10% de la Energía (16.542 GWh/año) o 1.654 GWh/año, sin restarle nada a la actual Yacyretá.

    “Resumiendo, la central Aña Cua no es un nuevo aprovechamiento hidroeléctrico. Es el mismo Proyecto Yacyretá”.
    Nueva alerta por crecidas

    La situación hidrológica actual en la zona del embalse de la Central Hidroeléctrica Yacyretá se mantiene con altas probabilidades de crecidas.

    Según la EBY, el caudal promedio del río Paraná en Yacyretá en este mes asciende a 27.700 metros cúbicos por segundo, razón por la cual sigue consolidándose la actual crecida que se inició en agosto pasado. Si el Paraná sigue con este comportamiento, su caudal estará entre los más importantes de los últimos 115 años.

    Cabe mencionar que el récord para de diciembre desde 1901 corresponde a 1982, con un caudal promedio mensual de 29.000 m³/s, seguido por el valor alcanzado en 2009, con 23.700 m³/s.
    Atentamente

  17. Esteban dice:

    Dr. Meza Caballero. PRIMERAS DILIGENCIAS DE FISCALÍA CONFIRMAN IRREGULARIDADES
    Investigan denuncia sobre violación del Tratado de EBY. ( La ciudadanía tienen que salir a la calle pedir que estas autoridades que robaron al pueblo paraguayo, devuelvan lo robado).

    La fiscala de Delitos Económicos Victoria Acuña ordenó las primeras diligencias para determinar si las autoridades de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) incurrieron en delitos al aplicar de manera irregular la Nota Reversal de 1992 para facturar por la energía. Este instrumento no fue aprobado por el Congreso, razón por la cual carece de legalidad para nuestro país.

    El informe elevado por Yacyretá al Congreso en el que admite que para la facturación de la energía se utiliza la Nota Reversal de 1992, que no está vigente.

    ENTIDAD BINACIONAL YACYRETÁNOTA REVERSAL DE 1992
    La investigación del Ministerio Público se inició a raíz de la denuncia presentada por miembros de la Comisión para el Cumplimiento del Tratado de Yacyretá, encabezados por Marta Coronel Rojas de Cartes y el abogado Walter Cardozo.

    Según se informó, en el marco de esa investigación ya realizaron las primeras diligencias tendientes a individualizar a las personas que desde sus cargos en la EBY consintieron la violación del Tratado, así como la vigencia de la Nota Reversal de 1992, rechazada por el Legislativo en 1995.

    En uno de los procedimientos, la agente fiscal Victoria Acuña solicitó al Legislativo que informe sobre el documento que remitió al Senado el director paraguayo de la entidad, Juan Schmalko, en el que reconoce que la administración de la binacional “se maneja con base en la ilegalidad, en perjuicio del patrimonio del pueblo paraguayo”, dijo el abogado Cardozo. Recordó que el artículo 136 de la Constitución Nacional dice que después de la Carta Magna están los convenios y tratados internacionales ratificados por ley y que la Nota Reversal del 92 nunca fue ratificada e incluso fue rechazada. “Esa es una prueba ineludible”, dijo.

    Por otro lado, también pidieron que la fiscalía dé trámite al pedido para que la Cancillería remita una copia autenticada del Protocolo de Tercerización de Yacyretá firmado en 1995 por el Ing. Juan Carlos Wasmosy y su canciller Luis Ramírez Boettner, con el cual el Ministerio Público tendrá “claramente” la evidencia de la “actitud dolosa e inescrupulosa con que se violaba el Anexo C del Tratado”, añadió Cardozo. “A sabiendas y a propósito no se factura Potencia, que representa el 60% de los ingresos que debería tener Yacyretá, puesto que la tarifa de electricidad no puede ser menor que el costo del servicio”, apuntó el abogado.

  18. Blanca dice:

    Dr. Meza Caballero. ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS. MEDIDA PONE EN RIESGO EL EQUILIBRIO ECONÓMICO Y FINANCIERO DE LA ENTIDAD
    Itaipú congela tarifa desde 2009 y se acumularía nueva deuda “espuria”

    El Directorio Ejecutivo de Itaipú, en su reunión ordinaria N° 964, realizada el 29 de octubre último, aprobó la tarifa del costo unitario del servicio de electricidad de la entidad binacional para el ejercicio 2016 en 22,60 US$ por kilowatt-mes, el mismo valor vigente desde el 2009.

    El informe elaborado por el Comité de Estudio para el Costo del Servicio de Electricidad de Itaipú, en el que enumeran los “motivos” para mantener vigente la misma tarifa. / ABC ColorAMPLIAR

    ITAIPÚ BINACIONALTARIFA DE ELECTRICIDAD
    Al igual que en el periodo entre 1986 y 1990, cuando la Itaipú Binacional facturó por debajo del costo su servicio de electricidad a las empresas compradoras del mercado brasileño, generando una deuda ilegítima de unos US$ 4.193 millones; hace seis años la entidad mantiene la misma tarifa, pese a las recomendaciones del Comité de Evaluación del Costo Unitario del Servicio de Electricidad (Cecuse), que ya en su informe de 2011 recomendaba un incremento para el 2012 hasta 24,30 US$/kW-mes.

    En esa ocasión, incluso se generó fuerte controversia entre el Directorio Ejecutivo de la entidad, que aprobó la nueva tarifa por resolución RDE 293 del 20 de octubre de 2011, y el Consejo de Administración que luego modificó esa decisión y mantuvo el valor que se mantiene hasta la fecha.

    El argumento que esgrime este año el mismo organismo interno de Itaipú para rechazar el aumento fue el comportamiento que se observa actualmente en las variaciones de cambio de las monedas locales con respecto al dólar americano.

    Sin embargo, esta medida podría poner en riesgo el equilibrio económico y financiero de la entidad binacional, teniendo en cuenta que, a la par, la binacional obtuvo préstamos de entidades financieras locales por valor de US$ 23,3 millones con intereses anuales que oscilan entre 4% y 5%, que aumentan la deuda sin que se ajuste su tarifa.

    La aprobación de este congelamiento tarifario en Itaipú tendría otras implicancias, visto que nuestro país utiliza una mínima parte de la energía que produce Itaipú, esta se transforma para nosotros en una fuente de ingresos de divisas, en diferentes conceptos: royalties, resarcimientos, utilidades del capital y compensación por energía no usufructuada, cedida al Brasil.

    Presupuesto 2016

    Según se observa en el presupuesto previsto para el ejercicio 2016, el monto global de ingresos previstos es de US$ 3.291 millones; de los cuales US$ 2.041,6 millones destinarán al pago de la deuda de Itaipú con Eletrobrás; en tanto que US$ 471,7 millones, corresponden a utilidades del capital, royalties y resarcimientos, que son distribuidos en partes iguales. La cuenta gastos de explotación prevé la suma US$ 728,82 millones.

    Un dato no menor es que el presupuesto aprobado por el directorio de Itaipú para el próximo año no incluye los recursos financieros necesarios para el programa de Actualización e Innovación Tecnológica del área Técnica de la hidroeléctrica, que se estima en unos US$ 500 millones, ejecutables en el lapso de ocho años.

    Préstamos en bancos

    La actual administración de Itaipú tomó como bandera la optimización de la aplicación de los recursos, evitando gastos superfluos para redireccionarlos a otros objetivos de carácter social. Sin embargo, para la ejecución de varios proyectos, Itaipú contrató en 2014 préstamos por un monto global de US$ 23,3 millones: BBVA (US$ 1,8 millones), Continental (US$ 11,5 millones) y Banco Itaú (US$ 10 millones) en 36, 72 y 66 cuotas, respectivamente. Se intentó obtener la versión del Lic. Miguel Gómez, director financiero de Itaipú, pero este no estaba disponible.
    Atentamente

    • Benito dice:

      Blanca. Sin lugar a dudas que tu Opinión es un reflejo de una realidad palpable que se traduce en alta traición a la patria de parte de los que por omisión o acción todo lo aceptan, con tal de que sus cuentas estén llenas de dólares . En cualquier momento la ELETROBRAS se puede quedar sin la gratuidad de la provisión de la Potencia paraguaya (50%). Ya me imagino los bandeirantes queriendo desesperadamente negociar y modificar lo que el Paraguay sugiera.

      Jamás EE.UU imaginó que un cavernario destruya criminalmente su sistema financiero y el terror empotrado en las mentes de los siempre ganadores norteamericanos. Estrategia paraguayos de bien, hagámoslo paraguayos, ya tenemos una Mega subestación paraguaya construida en FURNAS-FOZ-BR considerando que su costo fue pagada y cargada también a la deuda deshonesta de ITAIPÚ, POR LO TANTO YA TENEMOS LA SUBESTACIÓN PARAGUAYA EN FOZ “FURNAS PARAGUAY” CON SUS CONVERSORES ESTÁTICOS ya debemos implementar el justo precio y que paguen por sus pérdidas de transmisión (hoy en US$ 35.000.000.000 acumulados). Inclusive FURNAS PARAGUAY no le robará al gentil ciudadano brasileño. Tendremos una Dirección Financiera y Técnica ejecutivas paraguayas y las demás direcciones les damos al Brasil (Jurídica, Administrativa, Coordinación) que ellos manden en esas direcciones. Nosotros humildemente administraremos la producción y la parte financiera.

      ANEXO “C” AL TRATADO ENTRE EL PARAGUAY Y EL BRASIL, DE 26.04.73 Bases Financieras y de Prestación de Servicios de Electricidad de la ITAIPUI – DEFINICIONES – I.5. Gastos de explotación: Todos los gastos imputables a la prestación de los servicios de electricidad, incluidos los gastos directos de operación y de mantenimiento, inclusive las reposiciones causadas por el desgaste normal, gastos de administración y generales, además de los seguros contra los riesgos de los bienes e instalaciones de la ITAIPU.

      La desfachatez y la deshonestidad de los Bandeirantes de Itamaraty infiltrados como gerentes en la ITAIPÚ Binacional , brasileños y paraguayos violan cada término y artículo del Tratado y sus tres anexos Anexo “A” (ESTATUTO DE LA ITAIPU – ANEXO “A” 1986); El Anexo “B” (DESCRIPCION GENERAL DE LAS INSTALACIONESDESTINADAS A LA PRODUCCION DE ENERGÍA ELÉCTRICA Y DE LAS OBRAS ); y el Anexo “C” (Bases Financieras y de Prestación de Servicios de Electricidad de la ITAIPU).

      Podemos leer en el parágrafo arriba el Art. Nº I.5 que los Miembros del Directorio Ejecutivo y el consejo de Administración, hicieron caso omiso AL Anexo “C”, de lo que se infiere contablemente como un Plan de Cuentas y Principios Contables Generalmente Aceptados, que contempla en el Art. I.5 (Definiciones del Anexo “C”) da lugar a lo que contablemente se denomina “depreciación” “…Gastos de explotación: Todos los gastos imputables a la prestación de los servicios de electricidad, incluidos los gastos directos de operación y de mantenimiento, inclusive las reposiciones causadas por el desgaste normal, gastos de administración y generales, además de los seguros contra los riesgos de los bienes e instalaciones de la ITAIPU.

      Conceptualmente la Depreciación: “La depreciación es el mecanismo mediante el cual se reconoce el desgaste que sufre un bien por el uso que se haga de él. Cuando un activo es utilizado para generar ingresos, este sufre un desgaste normal durante su vida útil que al final lo lleva a ser inutilizable. El ingreso generado por el activo usado, se le debe incorporar el gasto correspondiente al desgaste que ese activo ha sufrido para poder generar el ingreso, puesto que como según señala un elemental principio económico, no puede haber ingreso sin haber incurrido en un gasto, y el desgaste de un activo por su uso, es uno de los gastos que al final permiten generar un determinado ingreso”. https://es.wikipedia.org/wiki/Depreciaci%C3%B3n.

      De acuerdo a lo expuesto en los parágrafos arriba, podemos tener certeza que deshonestamente, no solo no se prevé en una cuenta el monto para la reposición por desgaste de utilización o por el paso del tiempo, recurriendo dolosamente a préstamos usurarios. LO QUE DEBERÍA FORMAN PARTE DE LA CUENTA GASTOS DE EXPLOTACIÓN (Anexo “C” – I.5), lo cual nos presenta, una vez más, una tarifa congelada e inmutable a los efectos de los vaivenes económicos EN LA CORRUPTA ITAIPÚ UTOPÍA BINACIONAL, de esta manera se omite la inclusión en dicha cuenta estos gastos. LO CUAL BENEFICIA EXCLUSIVAMENTE A LA MAFIA “IB” Y LA ELETROBRAS al obtener y definir una Tarifa por debajo de su “punto de equilibrio” (punto en el cual los ingresos se igualan a los egresos). En la ITAIPÚ UTOPÍA Binacional ¡NUNCA LLEGÓ A SU PUNTO DE EQUILIBRIO, debido a una Tarifa inferior a la realidad, lo que lo lleva a generar deuda tras deudas ilegales, es decir el gran negociado de los préstamos de entes financiero de los amigos, aquí sí, en una perfecta Binacionalidad ENTRE LOS BANDEIRANTES y los ESPEJADOS VIVOS PARAGUAS, para lo ilegal y lo ilícito.

      Se llegó al colmo de que la ELETROBRAS dejaba de pagar por la Potencia Contratada (KW mes ), llevándolo a la ITAIPÚ A UN COLAPSO FINANCIERO, QUE DEBÍA CRIMINALMENTE RECURRIR A OTROS PRÉSTAMOS USURARIOS FINANCIEROS OFRECIDA COMPULSIVAMENTE POR LA ELETROBRAS. Resultado la ELETROBRAS COBRABA LOS INTERESES POR EL NUEVO PRESTAMO, COBRABA LA AMORTIZACIÓN DEL CAPITAL PRESTADO Y ADEMAS COBRABA LOS INTERESES PUNITORIOS POR MORA EN EL PAGO DE LA DEUDA DE LA itaipú. POR LO TANTO LA GENERADORA DE LA RUPTURA DE LA CADENA DE CRÉDITOS ERA MIL VECES BENEFICIADA. Cabe la expresión: “ TÚ CREAS EL PROBLEMA Y TÚ LO SOLUCIONAS ¡¡¡CUÁNTA GENTILEZA!!!, HOY TODO SIGUE IGUAL.
      Atentamente.

  19. Anibal dice:

    Dr. Meza Caballero. ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS.Coincido plenamente con esta opinión: Se evidencia una vez más, la pérdida de SOBERANÍA sobre un estratégico recurso del Estado paraguayo, Paraguay no tiene ningún CONTROL, sobre el 50% que le pertenece, en el manejo Técnico, Operativo, Financiero y Administrativo de la Entidad Binacional Yacyretá.

    Los administradores de turno de EBY-Paraguay, al parecer están solo para avalar y algunos hasta para defender intereses argentinos, a pesar de que la nación paraguaya les paga injustificados y astronómicos salarios, impensable en un país de tercer mundo.PROTOCOLO FIRMADO EN 1995 LIBERABA A LA EBY DE SU DEUDA CON LA ARGENTINA
    Excanciller refuta al nuevo director de Yacyretá y objeta plan del Preacuerdo

    El embajador Dr. Luis María Ramírez Boettner, excanciller nacional (1993-1996), remitió un artículo en el que deja sentada su posición respecto al Preacuerdo del año 2006, planteado como solución a la deuda de Yacyretá y defendido por el nuevo director, Ing. Ángel María Recalde.

    El Anexo II del Protocolo de Tercerización de Yacyretá, que hacía referencia a las deudas de la entidad con el Tesoro argentino, las cuales quedarían liberadas por dicho acuerdo.

    “El 24 de enero, en ABC Color aparecen unas declaraciones del Ing. Ángel María Recalde y en esa entrevista vuelve a alabar la posible solución del problema de Yacyretá, especialmente financiero, a través del llamado ‘Preacuerdo’.

    Esta declaración me extrañó enormemente pues creía que, por la capacidad y experiencia que tiene el Ing. Recalde, ya había desistido de dar ese apoyo a ese acuerdo. Recuerdo que cuando hizo la presentación del Preacuerdo en el Auditorio del Banco Central del Paraguay, al término de su exposición pedí la palabra para objetar esa solución, principalmente por dos motivos: 1. la novación que se hacía de la deuda no era la desaparición de la misma y 2. el larguísimo plazo de 42 años para el pago de la deuda a través de energía, dejando de cumplir lo estipulado en el tratado referente a las obligaciones con el Paraguay, y dejando vigente la nefasta Nota Reversal del 92, origen de todos los males de Yacyretá.

    En esa ocasión, al mencionar la solución a través de una Ingeniería Financiera, el Ing. Ángel María Recalde expresó que existen otras propuestas tal vez más convenientes, pero que el presidente Nicanor Duarte Frutos no aceptará como pago la compra de títulos de la Deuda Externa Argentina en una ingeniería financiera que a mi criterio es una postura que indica un desconocimiento sobre el tema, ya que se habla de la Deuda Externa Argentina, por lo tanto, es el gobierno de esa república a quien compete exclusivamente aceptar o no propuestas de entes financieros internacionales.

    De la misma manera, se ignora que anteriormente tanto el director argentino de la EBY como el paraguayo se han expedido por escrito que la Ingeniería Financiera era la solución global a los problemas de la entidad, sin comprometer a los estados y sin aval alguno, respaldado solo por el propio mérito del proyecto.

    Creía también que había dejado de apoyar el Preacuerdo después de una muy larga y amistosa conversación que mantuvimos con el Ing. Recalde en un vuelo de Buenos Aires a Asunción. Después de esa entrevista quedé convencido de que el Ing. Recalde había desistido por completo del Preacuerdo y que había que buscar otra solución.

    Por otro lado, en su declaración en Radio ABC Cardinal, mencionó que él consiguió que la EBY descartaría intereses y ajustes al aporte para terminar las obras, que me parece magnífico, porque no corresponde en aportes cargar intereses y ajustes, y como antecedente quiero mencionar el Protocolo del 23 de noviembre de 1995 de Participación del Sector Privado en las obras y servicios a cargo de la Entidad Binacional Yacyretá. En dicho Protocolo en el Artículo 1, puntos 1 y 2, estaba la solución de la Deuda del Gobierno Argentino a Yacyretá y se decía:

    Artículo 1

    El Tratado de Yacyretá celebrado entre la República del Paraguay y la República Argentina con fecha tres de diciembre de mil novecientos setenta y tres y sus Anexos, Notas Reversales, Protocolos, Acuerdos y Normas Complementarias y Modificatorias en todo cuanto no sea modificado en el presente Protocolo, el cual suspende durante el plazo de su vigencia la aplicación del Tratado en todo lo que se oponga al mismo.

    Artículo 2

    Las Altas Partes Contratantes instruyen a la Entidad Binacional Yacyretá para que:

    1. Encargue a una empresa que se rija por el derecho privado, a ser contratada mediante el procedimiento de licitación pública internacional, la operación y el mantenimiento del Complejo Yacyretá, conforme a lo establecido en el Anexo I del Presente Protocolo.

    2. Venda toda la energía posible de ser producida a una empresa que se rija por el derecho privado a ser contratada mediante el procedimiento de licitación pública internacional, conforme a lo establecido en el Anexo I del Presente Protocolo.

    Si ya existe un antecedente, altamente beneficioso para ambos países como el Protocolo firmado el 19 de junio de 1995, este debe ser la base de las negociaciones paraguayas. Pues en el artículo tercero de ese Protocolo se lee que el vecino país liberará a la Binacional de sus deudas con el Tesoro Argentino y asumirá exclusiva y plenamente todas las deudas que la Entidad mantiene con bancos, organismos multilaterales de crédito, agencias de exportación, proveedores y contratistas. En resumen, Argentina condonaba la totalidad de la deuda.

    Esa propuesta era con la participación del sector privado en las obras y servicios, con el aporte financiero de la banca internacional.

    Ese logro que hoy también se podría seguir se haría cambiando solo lo que en el Protocolo del 95 era el Sector Privado por el Sector Oficial argentino actual, que anteriormente tuvo una preeminencia por más de dos décadas (Tesoro Argentino), rigió la vida de la Entidad con los resultados conocidos. Como se ve, la Argentina no solamente sacaba intereses y ajustes sino que se hacía cargo de la deuda de 7.000 millones de dólares comprendiendo todas las compras y préstamos de cualquier índole, conforme al inventario incluido en este Protocolo.

    Este Protocolo de Participación Privada fue aprobado por el Senado Argentino y el Senado de Paraguay y la Cámara de Diputados de Paraguay, confundiendo una tercerización de 30 años con una venta definitiva de la hidroeléctrica, rechazó habiendo perdido el Paraguay la oportunidad más brillante de resolver los problemas de Yacyretá.

    Posteriormente, durante el gobierno del presidente Lugo, los dos negociadores nombrados por la Argentina y el Paraguay, el ministro De Vido por Argentina y Miguel Ángel López Perito, se desperdició una oportunidad más de solucionar los problemas de la EBY.

    No por culpa de Argentina sino del Paraguay.

    Ante estas declaraciones no puedo quedar callado y, a pesar de mis 97 años, quiero dejar bien en claro mi posición y la del presidente Juan Carlos Wasmosy en esta materia.

    Finalmente, quiero mencionar la creación, a instancias del canciller José Félix Fernández Estigarribia, de un grupo interinstitucional Yacyretá, con la participación de los Partidos Políticos. El Partido Colorado estuvo representado por el Dr. José Antonio Moreno Ruffinelli, Dr. Luis Enrique Chase Plate y el que suscribe. Y por el Partido Liberal presidía el senador Miguel Abdón Saguier. Por el Encuentro Nacional, el Dr. Mario Paz Castaing.

    Este grupo sacó conclusiones muy importantes, suscriptas por todos los participantes del grupo, declarando primero que se debe solucionar el problema de la deuda de la EBY antes que cualquier incremento de producción de energía”.
    Atentamente

    • Benito dice:

      Anibal. La electricidad que Argentina necesita pasa por arreglar antes las cuentas en Yacyretá

      Aunque el mantenimiento del statu quo que le favorece en la usina hidroeléctrica de Yacyretá es una necesidad para la Argentina, al mismo tiempo no deja de serle un perjuicio, porque le impide ampliar la capacidad de generación de la usina mediante la terminación de la presa de compensación de Itacorá-Itatí, prevista en el Tratado, la maquinización del brazo Aña Cua y la instalación de turbinas generadoras adicionales en la central existente, mientras el Gobierno paraguayo se mantenga firme –como corresponde– en su posición de no acceder a ninguna obra de ampliación hasta tanto el Gobierno argentino acepte transparentar las cuentas en la entidad binacional. Es más perjudicial aún si el impasse impide que ambos socios acuerden la construcción de la represa de Corpus. La Argentina se debate en aguda crisis en cuanto a suministro de electricidad a sus habitantes y a su economía, pese a lo cual las autoridades de ese país en Yacyretá siguen dilatando el arreglo de cuentas indispensable para sanear la administración del ente binacional.
      Aunque el mantenimiento del statu quo que le favorece en la usina hidroeléctrica binacional de Yacyretá es una necesidad para la Argentina, al mismo tiempo no deja de serle un perjuicio, porque le impide ampliar la capacidad de generación de la usina mediante la terminación de la presa de compensación de Itacorá-Itatí, prevista en el Tratado, la maquinización del brazo Aña Cua y la instalación de turbinas generadoras adicionales en la central existente, mientras el Gobierno paraguayo se mantenga firme –como corresponde– en su posición de no acceder a ninguna obra de ampliación hasta tanto el Gobierno argentino acepte transparentar las cuentas en la entidad binacional.

      Es más perjudicial aún si el impasse impide que ambos socios acuerden la construcción de la represa de Corpus, que representaría para la Argentina un aumento de su capacidad de generación eléctrica equivalente a lo que para Brasil representa actualmente su segunda mayor usina hidroeléctrica después de Itaipú, la de Belo Monte, sobre el río Xingú, en el estado de Pará, cuya primera turbina acaba de entrar en operación.

      La Argentina se debate en aguda crisis en cuanto a suministro de electricidad a sus habitantes, la que, sumada a la desaceleración de su crecimiento económico, obliga al gobierno del presidente Mauricio Macri, al sector privado productor y al pueblo entero a ajustarse el cinturón. Mientras tanto, en la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) las autoridades argentinas siguen dilatando el arreglo de cuentas indispensable para sanear la administración del ente binacional, de conformidad con los mecanismos previstos en el Tratado.

      La pertinacia del Gobierno argentino en dilatar una avenencia que ponga fin al caos administrativo y financiero implantado por sus representantes es una estrategia más perjudicial para ellos que para nosotros, habida cuenta de la desproporción existente entre la necesidad de electricidad en ambos países y la capacidad de generación del vital insumo universal.

      Desde que entró en operación la usina binacional, la estrategia del Gobierno argentino se centró en apropiarse de la máxima cantidad posible de energía paraguaya, al mínimo precio. Para ello se valió de un mecanismo muy sencillo pero eficaz: el encubierto soborno de las autoridades paraguayas, a nivel nacional y operacional, en forma de salarios estratosféricos para el personal paraguayo destacado en la administración binacional, y en supuestos programas de “asistencia social” por cientos de millones de dólares para los gobernantes de turno, que nunca ingresaron a las arcas fiscales y de cuyo destino ninguno de ellos dio cuenta jamás. A propósito, es de conocimiento público por declaración del exdirector ejecutivo argentino, Óscar Thomas, que el actual gobierno de Horacio Cartes recibió US$ 130 millones a libre disposición apenas asumido el poder. ¿En qué se invirtió ese dinero, más allá de una que otra ayuda a sectores populares carenciados estruendosamente publicitados? Nadie sabe.

      Con semejante recuento de venalidad y falta de patriotismo por parte de nuestros gobernantes de los últimos tiempos, con toda razón la ciudadanía desconfía que esta vez también, tanto en Yacyretá como en Itaipú, el Gobierno esté de nuevo rifando los intereses nacionales allí comprometidos. Refuerza esta desconfianza pública la llamativa prioridad y urgencia que el gobierno del presidente Horacio Cartes está dando a la Nota Reversal 6/14 de cogestión, convenida entre gallos y medianoche por el canciller Eladio Loizaga y su par argentino del anterior gobierno de ese país. Contradictoria iniciativa que choca de frente con el objetivo inicial de las conversaciones bilaterales: la revisión del Anexo C y la puesta en orden de la caótica administración unilateral de la usina binacional por parte de los argentinos.

      Este enfoque de desconfianza pública en las verdaderas intenciones del gobierno del presidente Cartes en cuanto al arreglo de cuentas en la EBY no es un error de percepción de la ciudadanía. En efecto, los pasos dados hasta ahora por los negociadores paraguayos en lo que aparenta ser la estrategia del Gobierno nacional no solo fallan en capturar todo el cuadro del despelote existente en la binacional, sino que se tornan además perniciosos, pues la excesiva receptividad que demuestra nuestro gobierno a las propuestas de los argentinos conlleva el peligro de que el Presidente de la República y sus adláteres estén mirando solo sus intereses personales transitorios y no los de la nación.

      La desaceleración del crecimiento económico de la Argentina se ve agravada por el agudo déficit de electricidad que le afecta, con una demanda de alrededor de 23.900 MW, según Cammesa, órgano administrador del sistema eléctrico argentino, lo que le obliga a importar electricidad de Brasil y Uruguay para atenderla en horas pico. Por tanto, le urge aumentar su capacidad de generación. Y la opción más a mano que tiene el gobierno es agregar otras turbinas a la represa de Yacyretá, sea en la propia central o maquinizando el brazo Aña Cua, sin excluir la construcción del embalse de compensación a la altura de Itacorá-Itatí, prevista en el tratado, con el agregado de más turbinas generadoras.

      Mientras tanto, Paraguay está con ventaja, porque le sobran más de 40.000 millones de MW de electricidad por año para exportarla a Brasil y Argentina, pese a la seria crisis de infraestructura eléctrica por la que pasa actualmente.

      Por tanto, en la maraña de detalles que conforma el enredo de la EBY, la mira del Gobierno paraguayo debe estar puesta en un arreglo completo y definitivo de las cuentas y en precautelar que se nos pague puntualmente LO QUE VALE nuestra electricidad. Esa es la seguridad que debe garantizarnos el nuevo Anexo C que se convenga.
      Atentamente

  20. Frnando dice:

    Dr. Meza Caballero. ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS.ENERGÍA GENERADA POR YACYRETÁ EN 20 AÑOS

    En 20 años de generación ininterrumpida, el 94,2% de la producción de la central de Yacyretá fue suministrado al sistema argentino;(que es de 9,1 US$/MWh.el precio), mientras que la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) utilizó apenas 16.262.968 MWh, equivalentes al 5,8% del total generado en dos décadas.

    Según los registros de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), los montos desembolsados por Argentina en concepto de pagos al Paraguay por la cesión de su derecho de adquisición de la energía en Yacyretá totalizan unos US$ 1.117 millones,(Estos en 20 años y esta cantidad de divisa podemos recibir, anualmente, si el Gobierno tiene el patriotismo y voluntad política de recuperar nuestra soberanía energética.) lo cual tenemos que el precio promedio regalado para que la Argentina se desarrolle y el Paraguay que queremos se empobrece y con bonos soberanos se cubren el deficit fiscal(pagar deudas con deudas).Los Gobiernos de turno con muchas ra$0ne$$$$….. de por medio regalan nuestra energía en provechó de la Argentina que es de 9,1 US$/MWh.(Mientras Argentina con este precio (Regalo), al vender al pueblo argentinos a 60US$, les sobran mas o menos 1.700 millones de dolares MENSUALES!!!!!!!!!!).ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS.
    Lo que más preocupa a la ciudadanía con relación a los intereses nacionales en juego en la EBY es que no son solo buitres argentinos los que permanecen posados en la cima del “monumento a la corrupción”, oteando Aña Cua desde las alturas. También cuervos paraguayos, no menos carroñeros que sus congéneres de la margen opuesta, sobrevuelan el atractivo sitio. Del entorno de Cartes –y diputados y senadores vendepatrias–, desde la sombra están presionando para que nuestro país acepte todo lo que a la Argentina le conviene y propone en Yacyretá, cuando que la línea de acción patriótica que corresponde en este viejo asunto es una auditoría general de las cuentas, volverlas bien claras, establecer responsabilidades en ambos países y en adelante cumplir a rajatabla con lo que dice el Anexo C del Tratado.
    Ocurre, sin embargo, que a los ladrones de cuello blanco del Paraguay que se enriquecieron robando a mansalva en la construcción, reparación, mantenimiento, obras de infraestructura, etc., etc., de la represa, les importa un bledo lo pasado. Ellos ya cobraron las coimas o las sobrefacturaciones. Para seguir con el mismo sistema es que insisten en Aña Cua y, por qué no, Corpus. El país entero, no solo el Gobierno y los diputados y senadores patriotas, deben oponerse firmemente a que continúe el latrocinio en Yacyretá. Cada paraguayo, cada paraguaya, en el lugar en que se encuentre, rico o pobre, joven o adulto, debe crear conciencia pública de firme oposición a que otra vez vuelvan a tener éxito los buitres paraguayos vendepatrias que nos vienen traicionando desde hace 40 años en Itaipú y Yacyretá, y que están queriendo que se acepten la novación, la cogestión y otros “caramelitos” para distraer a la ciudadanía del grandioso robo que están pergeñando en su imaginación.
    Como dijo en estos días el respetado técnico compatriota, exconsejero de la EBY, Ing. Ramón Montanía, difícilmente habrá transparencia en la revisión de las cuentas si la realizan los mismos funcionarios que están o estuvieron involucrados en la administración de la entidad. Sostuvo que de ningún modo se debe implementar una novación de la deuda de la entidad con el Tesoro argentino, ya que eso equivaldría a hipotecar nuestra energía, como se pretendió en el preacuerdo de 2006. También enfatizó que el Paraguay tiene que ser firme en lo concerniente a las nuevas obras que los argentinos quieren ejecutar a como dé lugar, la maquinización del brazo Aña Cua y la instalación de nuevas turbinas en la central. “Indudablemente son obras que deben ejecutarse, pero una vez revisado y actualizado el Anexo C del Tratado, donde deben definirse la fijación de la tarifa de la energía eléctrica, los contratos de comercialización, el pago de compensaciones y el manejo equitativo del dinero por la venta de la energía”, sostuvo el ingeniero Montanía.
    El Paraguay debe exigir la revisión de las cuentas de Yacyretá tras estos 40 años de inicua explotación colonialista de la Argentina antes de iniciar conversaciones para cualquier acuerdo en la binacional relacionado a otros aprovechamientos hidroeléctricos de las aguas del río Paraná.
    Atentamente

  21. Ester dice:

    Dr. Meza Caballero. Coincido plenamente con esta Opinión: FUNDAMENTOS DE LA SOBERANÍA ENERGÉTICA (FINAL)
    Las tres debilidades o amenazas

    Por Luis María Fleitas Vega (*)

    ITAIPÚ BINACIONALSOBERANÍA ENERGÉTICAAMENAZASDEBILIDADES
    Nuevo récord en la Itaipú: 330.240 MWh

    La hidroeléctrica de Itaipú Binacional batió su propio récord de generación en un día, el 15 de febrero de 2016. “Fue la mejor marca en 32 años de generación”, dice el diario electrónico oficial de la IB, JIE, de la margen izquierda. “Antes de eso, la mayor generación diaria de la binacional fue alcanzada el 20 de febrero de 2013”, añade. No es la primera vez que nuestros socios se ufanan de un nuevo récord. Lo han hecho a lo largo y ancho de más de tres décadas.

    Han utilizado la información técnica sin ningún peso en la conciencia social de sus líderes y lo han hecho en los ámbitos energéticos y económicos; tal es así que durante los primeros años del gobierno de Fernando Lugo han cotizado a Itaipú inclusive en la bolsa de Nueva York como un emprendimiento netamente brasileño.

    …Y nosotros protestamos tímidamente en el Consejo de Administración de la entidad binacional y luego… ¡oparei! Nuestros socios condóminos han perdido la noción de la equidad y la justicia.

    Solo durante el gobierno de Lula da Silva, tal vez en un intento de liderar el movimiento bolivariano de la región centro-sur de América, se han logrado algunos avances significativos en Itaipú.

    Contadas victorias

    La línea de 500 kV, el seccionamiento de las líneas y el repotenciamiento de los transformadores paraguayos en una Subestación Margen Derecha, Semd, que sigue hipotecada en terreno “binacional”, son algunas de las contadas “victorias” de la diplomacia paraguaya.

    Las firmas de acuerdos y los discursos públicos en foros regionales no han hecho mella en Itamaratí, que sigue impávido ante la alta demanda energética brasileña y la inocuidad de nuestros tímidos reclamos.

    En el mismo artículo del JIE se dan el lujo de una comparación de desarrollo expresado en el párrafo siguiente: “Para tener una idea de lo que significa el nuevo récord, los 330.240 MWh producidos (en un día) serían suficientes para abastecer el municipio de Foz de Iguazú por siete meses o el Estado de Paraná por cuatro días”.

    Costo de la energía, de tarjeta roja a tarjeta amarilla

    Según la agencia O Globo de noticias, datado en Brasilia el 4 de febrero del año en curso, el Gobierno brasileño, a través de su ministro de Minas y Energía, Eduardo Braga, anunció que Brasil desligará más usinas térmicas a partir del 1º de marzo, lo que llevará la “tarjeta” tarifaria del rojo (3,0 Reales el KWh) al amarillo (1,50 Reales el KWh).

    Este criterio podríamos aplicarlo en nuestro país, pero en los administradores de turno. De tarjetas amarillas aplicadas a los “jugadores” de la ANDE, Itaipú y Yacyretá durante, por lo menos, dos décadas, deberíamos pasar a la roja directa. La acumulación de amarillas sería todavía una actitud benévola de parte del usuario, juez incorruptible.

    Según Braga, serán desligados más de dos mil Megawatts (MW), el equivalente a diez usinas de Acaray, de térmicas, en el Brasil en marzo del 2016.

    La Itaipú en Brasil ha tenido un efecto desarrollista extraordinario, más aún en los últimos tiempos en que, debido al fenómeno de El Niño, gran parte de la energía eléctrica provenía de termoeléctricas movidas con derivados del petróleo, altamente poluyentes y caros.

    Toda esta bonanza energética se traduce en generación de empleos y riqueza de una manera exponencial. Cada kW hora se multiplica por 100, según algunos analistas económicos.

    Cuando se produce un nuevo automotor o maquinaria en una fábrica movida a energía de Itaipú se ahorran miles de barriles de petróleo y millones de dólares. Además de la plusvalía de la generación de empleos.

    Tres debilidades o amenazas

    Los fundamentos de la soberanía energética del Paraguay se reduce en tres debilidades o amenazas: la pusilanimidad de nuestra diplomacia, el acomodo bastardo de nuestros administradores y la pérdida del sentido de pertenencia de nuestro patrimonio natural, por parte del pueblo.

    En resumen, hace 32 años venimos subsidiando el bienestar de la hoy sexta economía del mundo, mientras localmente no conseguimos avanzar de la primera etapa del desarrollo, es decir, la producción agro-pastoril.

    ¿Cuál sería la solución? Propongo la formación de un equipo multidisciplinario, conformado por técnicos, políticos y diplomáticos multipartidistas, de no más de una docena.

    Este equipo, ad honoren, presentaría al Presidente de la República una propuesta de política pública basada en la realidad nacional, pero con el más elevado concepto de la defensa y la soberanía de un Estado moderno. Es imprescindible su descontaminación de los avatares electoralistas.

    No obstante, como la teoría económica asentada en un papel soporta todo, esta propuesta debería tener el aval del Congreso Nacional y ser convertida en política de Estado.

    El mero rango de “política de gobierno” lo degradaría a lo más bajo del poder nacional. Tendría que ser el resultado de un pacto social y un pacto político. No tendría que depender del próximo gobierno o del próximo Congreso.

    Esta política de Estado estaría centralizada en el uso pleno de nuestra energía eléctrica de las binacionales; es decir, la conversión de nuestra matriz energética, altamente basada en biomasa (leña y carbón) en una sustentable y barata.

    El transporte que hoy descansa en derivados de petróleo importado, caro y corrupto, daría paso a un moderno sistema rural y urbano de transporte eléctrico. Y, finalmente, la conversión industrial, pasando de una economía sensible, de “agro-exportación” de comodities (soja y carne) a otra más amigable con el medio ambiente, más equitativa desde el punto social y más racional desde el punto económico. Este golpe de timón se debería sustentar en el procesamiento industrial e intensivo y diversificado de alimentos. Una especie de etapa de “sustitución de importaciones” que elevaron a nuestros vecinos del subdesarrollo hacia la vanguardia de Latinoamérica…hace 50 años.

    Las frecuentes “internas” y las permanentes disputas electorales no han permitido, en más de 200 años de historia, el anhelado despegue económico y social. Nos hemos convertido en una máquina cortoplacista, nefasta y perversa de exclusión social y política. Un suicidio colectivo inducido por políticos improvisados, narcotraficantes infiltrados y líderes degenerados que han perdido por completo los principios y valores.

    La inmoralidad política tuvo como hijos bastardos a una sociedad indolente. El dengue, la chikinguña y el zika solo representan la parte visible de este gran témpano de pobreza y miseria …mental. El profeta Oseas tenía razón hace 2.500 años cuando exclamaba en nombre de Dios: “Mi pueblo perece por falta de conocimiento”
    Atentamente

  22. Graciela dice:

    “NO HAY NADA QUE NEGOCIAR, DEBE HACERSE CUMPLIR EL TRATADO”
    Deuda de la EBY es el resultado de un vaciamiento fraudulento, acusan

    Para el Ing. Germán Escauriza, la deuda que imputan a la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) es el resultado de un “vaciamiento fraudulento” de la institución al violarse la Constitución, el Tratado y las leyes. US$ 18.000 millones es el monto del daño patrimonial y no de la deuda, dijo.

    ING. GERMÁN ESCAURIZAENTIDAD BINACIONAL YACYRETÁ (EBY) DEUDA DE YACYRETÁ
    Germán Escauriza integró la ex Comisión de Entes Binacionales Hidroeléctricos (CEBH), asesora de la Cancillería, y la delegación paraguaya que negoció con Brasil en 2009 varios reclamos paraguayos al Brasil sobre Itaipú.

    El especialista participó el último sábado del programa “Periodistas Económicos” de ABC Cardinal, que en su segunda parte abordó la coyuntura que atraviesa la entidad binacional.

    El numeral IX del Anexo C “Bases Financieras y de prestación de los servicios de electricidad de Yacyretá”, básicamente, consagra que las disposiciones de este documento “serán revisadas” 40 años después de la entrada en vigor del Tratado”.

    Además, que la revisión tendrá en cuenta … “el grado de amortización de las deudas contraídas por Yacyretá para la construcción de la hidroeléctrica y “la relación entre las potencias contratadas por las entidades de ambos países”.

    La tarifa de Yacyretá

    Escauriza sostiene que la deuda, y con mayor razón los montos que se manejan, incluso en los organismos oficiales, es injustificable, porque en primer lugar “las cuotas de amortización e intereses debieron estar incluidas en las tarifas de la entidad año tras año”.

    Añadió que, al no incluir la entidad en su tarifa esos costos, se produjo “un vaciamiento fraudulento de la institución, que no puede hacer ni en la actividad privada ni en la estatal. Se violó el Tratado, la Constitución”.

    “Acá se generó un daño patrimonial a la entidad del orden de los US$ 18.000 millones, agregó.

    El técnico compatriota nos recuerda que el Anexo C del Tratado de Yacyretá establece un plan de cuentas, aprobado por el Tratado, por consiguiente “con fuerza de ley”: ingresos y egresos.

    “Desde el momento en que el plan de cuentas no refleja lo que dice, el Anexo C ya se convierte en un fraude”, advirtió Escauriza.

    Agregó en ese sentido que en ninguna parte del mundo puede admitirse que el pasivo de una empresa crezca y que el cuadro de resultados sea cero”.

    Inquirido sobre las causas posibles de esta conducta, sin dudar respondió que, “lo hacían así porque si había saldo negativo lo debían incluir en el presupuesto del año siguiente y, por consiguiente, en la tarifa de la entidad”.

    Nota Reversal de 1992

    En la Entidad Binacional Yacyretá, los gobiernos de nuestro país y Argentina, cancelaron ese plan de cuentas que consagra el Anexo C mediante la Nota Reversal del 9 de enero de 1992, e incluso impuso tarifa política que rige aún hoy, pese al rechazo del Legislativo nacional en 1995, sigue vigente.

    Advierte igualmente que este instrumento diplomático, debido a la complacencia paraguaya, no fue anulado, sino que “es anulable”.

    Recordó que la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados, de 1969, establece que un instrumento que transgreda los derechos y las leyes internas de una de las partes, ese instrumento es “anulable”.

    Preguntado acerca del procedimiento, explicó que en primer lugar el procurador General de la República debe impulsar la acción de inconstitucionalidad contra el instrumento diplomático en cuestión y con ese resultado, luego de las comunicaciones pertinentes al Gobierno argentino, recurrir inclusive a la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

    “Esperamos que tengan cordura el Ejecutivo, el Legislativo y la Corte. Que no emitan barbaries jurídicas que impiden al Estado paraguayo controlar las cuentas de las binacionales”, dijo.

    Se refería a la decisión del 26 de diciembre de 1997 de los ministros de la Corte Suprema de Justicia de suspender los efectos de la Ley 1161/97, que obligaba a los funcionarios de las binacionales a informar y enviar documentación al Congreso y a la Contraloría a través de la ANDE.

    Preguntado sobre la responsabilidad del actual gobierno, Germán Escauriza respondió que el vencimiento del plazo de 40 años en Yacyretá “cae dentro de su periodo, que el cumplimiento de ese mandato del Tratado es responsabilidad del gobierno de turno”.

    Agregó que con los “balbuceos”, las “idas y vueltas”, los “cuentos”, incluso “chismes”, “están consintiendo de nuevo la violación del numeral 9 del Anexo C”.

    Insistió en que no hay nada que negociar, y que lo que debe hacerse es aplicar, hacer cumplir lo que establece el Tratado.

    La Haya en el horizonte

    ¿…Y si los argentinos no lo permiten, no quieren? se le inquirió y su respuesta inmediata fue otra pregunta: ¿La obligación de pagar la energía con relación a lo que establece el Anexo C? No esperó una confirmación de parte del conductor del programa para contestar que, “en ese caso, lo que nos queda es buscar los mecanismos jurídicos internacionales que nos permitan hacer cumplir el Tratado”.

    “¿La Haya?”, se le insistió y replicó “Todavía no llegamos a La Haya, pero está en el horizonte” .

    ‘Hay corrupción, se venden’

    “Hay corrupción, nadie entrega nada gratuitamente, nuestros representantes se venden, algunas veces por monedas y otras por lograr influencia política, para alcanzar algún tipo de privilegios. Uno de los principales factores influyentes es el uso discrecional del inmenso caudal de dinero del que disponen las binacionales, totalmente por fuera de los controles de los Estados. Itaipú factura alrededor de US$ 4.000 millones y Yacyretá US$ 1.000 millones. Somos propietarios del 50% de esa riqueza y no es posible que no podamos controlar qué hacen en las binacionales. Es una barbaridad. No tiene ley ni lógica”, dijo el Ing. Germán Escauriza.

    • Gerardo dice:

      Graciela: LA DIPLOMACIA DE LOS MALETINES

      Los fundamentos de la soberanía energética del Paraguay que queremos se reduce a tres debilidades: La pusilanimidad de nuestra diplomacia, el acomodo bastardo de nuestros administradores y la pérdida de sentido de nuestro patrimonio natural, por parte del pueblo.
      En resumen, hace 32 años venimos subsidiando el bienestar y el desarrollo de los brasileños, a costilla de nuestro pueblo que cada vez más están en la miseria, en la producción agro-pastoril.
      ¿Cuál sería la solución? Estoy de acuerdo con Luis Maria Fleitas Vega, y coincido plenamente con su propuesta. Formar un equipo multidisciplinario, de no más de una docena.
      Este equipo, ad honoren, presentaría al Presidente de la Republica una propuesta de política pública basada en la realidad nacional, pero con el más elevado concepto de la defensa y la soberanía (con patriotismo, y sin maletines negros de 100 de los grandes por año) de un Estado moderno. No equipo no tienen que estar contaminados de los avatares electoralistas(es decir de seguir con la plática de buscar fondos para la clase política para ellos y sus operadores políticos).
      No obstante, como sigue diciendo el opinante, como la teoría económica asentada en un papel soporta todo, esta propuesta debería tener el aval del Congreso Nacional y ser convertida en política de Estado.
      El mero rango de política de gobierno lo degradaría a lo mas bajo del poder nacional.
      Esta propuesta tendría que ser el resultado de un pacto social y un pacto político(Es decir cambiar la diplomacia de los maletines, por una voluntad política y patriota, para priorizar el desarrollo sostenible y el bienestar del Paraguay que queremos y no lo que tenemos). No tendría que depender del próximo gobierno o del próximo Congreso.
      Esta política de Estado estaría centralizada en el uso pleno de nuestra energía eléctrica de las binacionales: es decir, la conversión de nuestra matriz energética, altamente basada en biomasa (leña y carbón) en una sustentable y barata.
      El transporte, (la energía que utilizan en la mayoría de los hogares, para la cocina, que es el gas) hoy descansa en derivados de petróleo importado, caro y corrupto (que unos cuantos se están beneficiando por la pobreza del pueblo), daría paso a un moderno sistema rural y urbano de transporte y cocina eléctrica. Y finalmente, la conversión industrial pasando de una economía sensible de gro-exportación de commodities(soja, carne, biodiesel entre otros) a otra más amigable con el medio ambiente, más equitativa desde el punto social y más racional desde punto económico(con esta política el gobierno va a cumplir una de su misión de dar bienestar a la población). Este golpe de timón se debería sustentar en el procesamiento industrial e intensivo y diversificado de alimentos. Una especie de etapa de sustitución de importaciones que elevaron a nuestros vecinos del subdesarrollo hacia la vanguardia Latinoameriana.. hace más de 5 décadas.
      Las frecuentes internas y las permanentes disputas electorales ( que se convirtió en una máquina de crear nuevos ricos, a través de la diplomacia de los maletines) no han permitido en décadas de historia al Paraguay que queremos, el anhelado despegue económico y social. No hemos convertido en una maquina cortoplacista, nefasta y perversa de exclusión social y política. Un suicidio colectivo inducido por políticos (de codicia ilimitadas) improvisados, narcotraficantes infiltrados y lideres degenerados que han perdido por completo los principios y valores.
      La inmoralidad política tuvo como hijos bastardos a una sociedad indolente, sin pensamiento propio, anestesiado y sometido a una clase política sin escrúpulo, que solamente buscan el poder político para enriquecerse a costilla de la pobreza del pueblo.ESTE ES EL PARAGUAY QUE YA NO QUEREMOS.
      Atentamente

    • Gladys dice:

      Graciela. Macri puede reparar un daño histórico cometido en Yacyretá

      Esperanzadoras son las expresiones vertidas por el nuevo director argentino de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Humberto Schiavoni, en el sentido de reconocer que la deuda de la institución con Argentina ha sido distorsionada y que se corregirán las cifras de la misma. Estas declaraciones deben ser entendidas en el marco de la política de recomposición de las relaciones exteriores del vecino país, que viene impulsando con bastante éxito su nuevo presidente. En efecto, corregir un perjuicio histórico sufrido por el Paraguay en materia de vinculación energética y finalizar la negociación pendiente del Anexo C del Tratado de Yacyretá depende hoy, casi exclusivamente, de la voluntad del ingeniero Mauricio Macri.
      Durante el mes que está por comenzar se cumplirán dos años del plazo establecido por el Tratado de Yacyretá para la renegociación de su Anexo C. Los adelantos en la materia, sin embargo, han sido prácticamente nulos. En gran medida, por la falta de determinación del Gobierno argentino, entonces encabezado por la señora Cristina Fernández de Kirchner –como en su momento por su esposo Néstor– de ajustar la exorbitante deuda que la entidad mantiene con el Tesoro del vecino país.

      Esta semana, sin embargo, se dio un paso alentador. El nuevo director argentino de la EBY, Humberto Schiavoni, admitió que deben eliminarse “todas las distorsiones que el transcurso del tiempo ha proyectado sobre la ecuación económica financiera de Yacyretá”. En efecto, esa desfiguración se debe, en principalísima medida, a la exorbitante deuda que, hasta la manifestación de estos dichos del alto funcionario argentino, el vecino país atribuía a la entidad, haciéndola superar los 18.000 millones de dólares, mientras que Paraguay, basado en precisos cálculos formulados con justificación técnica, sostiene que el monto se reduce a un tercio de esa descomunal cifra.

      Como bien dijo el señor Schiavoni, y así lo ratifican hechos que son de público conocimiento, el nuevo presidente argentino, el ingeniero Mauricio Macri, está desplegando ingentes esfuerzos tendientes a recomponer las relaciones bilaterales de su país con sus naciones vecinas. Es meritorio este esfuerzo de otorgarle un enfoque más constructivo a la vinculación diplomática que Buenos Aires mantiene con sus socios de la región y sus aliados del resto del mundo.

      Esto pudo percibirse hace poco, cuando los cancilleres de Argentina, Susana Malcorra, y del Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, mantuvieron un encuentro que precedió a la reunión de Macri con Tabaré Vázquez, en Colonia, destinada a superar altas rispideces existentes entre Buenos Aires y Montevideo bajo las presidencias del matrimonio Kirchner, como el dragado de ríos compartidos.

      Paraguay no está reclamando, en el ámbito de la EBY, más de lo que le corresponde en estricta justicia, a saber: plena cogestión, pago puntual por la cesión de energía no consumida, adecuación de la deuda a su monto justo, y feliz término de las negociaciones del Anexo C. El Gobierno argentino no debería olvidar que Paraguay ha puesto el 80% del territorio inundado por el embalse de la represa para que su país pueda gozar de mayor producción de la energía eléctrica que perentoriamente precisa para su consumo interno, y que el precio del producto al que nuestro país es forzado por el tratado a venderlo y/o cederlo es irrisorio si se lo compara con las sumas manejadas en el libre mercado.

      En tanto y en cuanto estos presupuestos no se cumplan, el Gobierno paraguayo debe mantenerse inalterable en su posición de no avanzar en la construcción de nuevas obras de aprovechamiento hidroeléctrico, ni en Yacyretá ni mucho menos en el remanido plan de Corpus. Sin embargo, ahora parece ser que con el nuevo espíritu vigente desde la llegada del ingeniero Macri a la Presidencia un entendimiento mutuamente provechoso será alcanzado en breve.
      Atentamente

  23. Ester dice:

    Dr. Meza caballero. LOS REPRESENTNTES DE LOS BUITRES FINANCIEROS ESTA REVOLOTENADO POR YACYRETA COMO ESTE SIGUENZA EN MISTRO DE HACIENDA FERRERIRA, QUE HABLA DE LA REINGENERIA FINANCIERA, FUERA DEL TRATADO.No está en el Tratado

    Por otro lado, el Ing. Hugo Lesme, técnico del sector, manifestó que hablar de una reingeniería es un eufemismo para plantear soluciones fuera del Tratado.

    “Todas las distorsiones sobre la ecuación económica y financiera, debido a atrasos, es responsabilidad de Argentina, que desde un principio y hasta hoy tiene el absoluto control de la EBY. Conviene recordar que la necesidad energética y geopolítica de la construcción de la CH-Yacyretá, en su momento, también era de Argentina; tan evidente es, que del total generado hasta hoy, Argentina aprovechó el 94% y Paraguay solo el 6%”, señaló. Agregó que si alguien tiene que hacer alguna reingeniería financiera es la empresa Ebisa de Argentina, para pagar su deuda a Yacyretá, para que esta a su vez pague sus cuentas y deslindar responsabilidades.

    “Lo que corresponde legalmente es cumplir con lo establecido en el Anexo C del Tratado, a una fecha de cierre contable, administrativo y financiero, previa auditoría de las cuentas”, dijo.

    “Es un problema de ellos”

    Resulta evidente que para los argentinos la prioridad es el abastecimiento, es decir llevar la mayor cantidad de energía posible, opinó el ingeniero Ernesto Samaniego, técnico del sector eléctrico. “El aspecto financiero es secundario, aparte que es un problema prácticamente de ellos y lo van a solucionar a su conveniencia”, señaló en referencia a lo declarado por el director Humberto Schiavoni.

    También se refirió a lo dicho con respecto al manejo administrativo, como “dos entidades totalmente separadas”. Sobre el punto, Samaniego señaló que con la aprobación de la Nota Reversal de la “cogestión” esto no solo va a continuar, sino que se va a acentuar aún más e incluso ya será legal.
    Atentamente

    • Blanca dice:

      Ester. TODOS LOS PRESIDENTES DE LA REPUBLICA RECIBEN SUS MALETINES ANUALES, ESTAMOS HABLANDO DE ITAIPU 100 MILLONES DE LOS VERDES Y DE YACYRETA TAMBIEN. DE QUE PATRIOTISMO VAMOS HABLAR, SI EN 5 AÑOS DE GOBIERNO SOLAMENTE DE ITAIPU RECIBE 500 MILLONES DE LOS VERDES. ESTOS MALETINES DE LOS VERDES, impiden revisión de Anexo C

      El Anexo C de Yacyretá debió revisarse hace ya dos años, según un exasesor de la hidroeléctrica, quien cuestionó la actitud antipatriótica de los negociadores del lado paraguayo de someterse a los intereses del lado argentino a cambio de prebendas.

      ARGENTINAPARAGUAYTRATADO DE YACYRETÁANEXO C
      Para el ingeniero Orlando Valdez, exasesor del consejo de Yacyretá, el Anexo C del tratado, específicamente la cláusula 9, es de vital importancia para los intereses del país porque implica la recuperación de la soberanía energética, “pero nuestra gente está entregada a intereses subalternos”, lamentó el profesional.

      De haberse revisado el Anexo C hace dos años, la tarifa por la energía eléctrica producida por el país debió haber sido mucho menor, pero no tuvimos ese proceso. “Es triste ver la forma en que nuestros compatriotas entregan nuestra soberanía a cambio de prebendas”, agregó en contacto con ABC Cardinal.

      Valdez comparó la situación de Yacyretá con la de Itaipú, cuyos tratados son similares y bajo esa premisa explicó que una vez que venza el plazo de revisión, que en el caso de Itaipú fenece en 2023, se presume que la deuda contraída por la construcción de la hidroeléctrica “debe ser cero”.

      “El peso de la tarifa por el pago de deuda es enorme, al llegar a una condición de deuda cero, entonces cambia la composición de la tarifa, ya que se retira el componente más pesado y solo quedan gastos de mantenimiento, deuda por aprovechamiento del río y renovación de equipos entre otros”, explicó.

      Agregó que en los dos casos debería aplicarse ese criterio para la revisión de anexos, así quedan liberados los excedentes de energía y cada Estado parte disponga de ella vendiéndola a precio de mercado. “Lo importante es entender que a los 50 años de vigencia del tratado caducan los criterios establecidos en el Anexo C y se revisa a la luz de deuda cero”.

      De igual manera, criticó que el Anexo C de Yacyretá se negocie de manera simultánea con otros puntos de la agenda bilateral entre Paraguay y la Argentina, como la navegabilidad de los ríos y el régimen de importación, entre otros. A criterio de Valdez, esto no es más que una estrategia para desviar la atención de lo realmente importante, como el controvertido anexo.
      Atentamente

    • Gladys dice:

      Blanca. Coincido plenamente con esta opinion:Explotación colonialista que debe terminar

      El presidente Horacio Cartes viaja hoy a Buenos Aires, donde se entrevistará con su par argentino Mauricio Macri sobre varios temas de la agenda bilateral, con énfasis en la deuda de Yacyretá, un asunto sobre el cual la ciudadanía viene reclamando desde hace muchos años. Más allá del “saneamiento” financiero y administrativo del que en su tiempo hablaba el expresidente Néstor Kirchner con referencia a la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), la posición básica del Gobierno paraguayo en su negociación con el Gobierno argentino debe ser la demanda de que, mientras se busquen los acuerdos deseados, el Gobierno argentino nos pague por nuestro excedente de energía que se lleva para su consumo doméstico, el mismo precio que les cobra al Brasil y al Uruguay por la energía que les exporta, como ahora está comprobado. Cualquier acción que tome el gobierno del presidente Cartes en el sentido de priorizar el reclamo de un precio justo por nuestro excedente de electricidad, tanto en Yacyretá como en Itaipú, va a tener el entusiasta respaldo público de una causa que hace tiempo la Nación está esperando.

      ETIQUETAS

      EDITORIAL DE ABC COLOR
      El presidente Horacio Cartes viaja hoy a Buenos Aires, donde se entrevistará con su par argentino Mauricio Macri sobre varios temas de la agenda bilateral, con énfasis en la deuda de Yacyretá, un asunto sobre el cual la ciudadanía viene reclamando desde hace muchos años.

      En contraposición a la sarta de argumentaciones que técnicos y políticos formulan acerca de lo que debiera ser la hoja de ruta del gobierno del presidente Horacio Cartes en cuanto a la defensa de los intereses nacionales conculcados en Itaipú y Yacyretá, la conciencia pública paraguaya consolidada tras décadas de inicua explotación colonialista en ambos emprendimientos hidroenergéticos conjuntos, es clara y categórica: lo que el pueblo paraguayo reclama a Brasil y Argentina es que nos paguen el “justo precio” por los excedentes de nuestra electricidad de los que vienen apropiándose vilmente a una tarifa ridícula, muy por debajo del precio de mercado regional.

      Por consiguiente, más allá del “saneamiento” financiero y administrativo del que en su tiempo hablaba el expresidente Néstor Kirchner con referencia a la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), la posición básica del Gobierno paraguayo en su negociación con el Gobierno argentino debe ser la demanda de que, mientras se busquen los acuerdos deseados, el Gobierno argentino nos pague por nuestro excedente de energía que se lleva para su consumo doméstico, el mismo precio que les cobra al Brasil y al Uruguay por la energía que les exporta, como ahora está comprobado.

      La compensación exigida por el Gobierno paraguayo a sus pares de Argentina y Brasil por la impune violación de los respectivos Tratados que prohíben a los socios vender a terceros la electricidad producida en las usinas hidroeléctricas binacionales, debe ser la de que los mismos le paguen el precio justo por el excedente de energía paraguaya que se llevan, pudiendo hacer con ella lo que quieran: consumirla, venderla o revenderla a quienes quieran. Con esto quedaría económicamente resarcido el perjuicio que le causa al pueblo paraguayo la arrebatiña por el excedente de su electricidad; la única de que realmente disponen, tanto Brasil como Argentina, para la triangulación “pirata” que vienen implementando impunemente, sin que el pusilánime y antipatriota canciller Eladio Loizaga mueva un dedo o abra la boca para reclamar la compensación económica que, en justicia, le corresponde a nuestro país en este entuerto de la Alianza Energética entre Brasil y Argentina en perjuicio de nuestro país.

      Obviamente, nuestros taimados socios tomarán a chacota tal exigencia si el Gobierno paraguayo se la plantea. Por consiguiente, de una buena vez su posición debe ser categórica, indeclinable. Si ellos optan por ignorar nuestro justo reclamo, como acostumbran hacerlo campantemente, el presidente Cartes debe llevar este reclamo ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Por mucho menos, y sin suficiente razón, hace algún tiempo la Argentina demandó al Uruguay ante dicha instancia judicial internacional por un entredicho acerca del tratado sobre utilización de las aguas del río Uruguay suscrito entre ambos países. Nada impide al Gobierno paraguayo tomar esta decisión si tiene el coraje, el patriotismo y la voluntad política para dar este crucial paso. Después de todo, y antes que nada, somos un país soberano. Por tanto, Paraguay tiene credencial geopolítica para reclamar sus derechos en el concierto de las naciones, más aún en el ámbito del Mercosur, Unasur y la OEA.

      Hasta ahora, es en las usinas hidroeléctricas binacionales donde la política exterior del presidente Horacio Cartes ha encontrado su más brutal desafío, y donde su estrategia de lidiar con los buitres de Brasil y Argentina ha resultado inadecuada. Se impone que rectifique el viejo rumbo entreguista de los Gobiernos paraguayos anteriores que por más de tres décadas viene posibilitando que Brasil y Argentina se den el gusto de tener al Paraguay como un “prisionero geopolítico”, dueño de una fortuna inagotable de la que le despojan descaradamente.

      Cualquier acción que tome el gobierno del presidente Cartes en el sentido de priorizar el reclamo de un precio justo por nuestro excedente de electricidad, tanto en Yacyretá como en Itaipú, va a tener el entusiasta respaldo público de una causa que hace tiempo la Nación está esperando.
      Atentamente

  24. Gladys dice:

    Dr. Meza Caballero. ESTA ES LA MADRE DEL BORREGO. DEBEN PAGAR DEUDA DE LA EBY EN PROPORCIÓN CON SU CONSUMO. LA ARGENTINA UTILIZA EL 94% Y PARAGUAY SOLAMENTE EL 6% DE LAS ENERGIAS DE YACYRETA. EL TRATADO DE YACYRETA ES BIEN CLARO EL QUE UTILIZA LA ENERGIA DEBEN PAGAR. ES DECIR PARAGUAY DEBERIAA PAGAR EL 6%. SE DEBE EXIGIR EL CUPLIMIENTO DEL TRATADO DE YACYRETA.
    En el caso en que el Paraguay acepte las actualizaciones de la deuda de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), esta quedaría en unos US$ 8.300 millones en vez de los US$ 5.700 millones, que es el monto reconocido por el Gobierno paraguayo en concepto de aportes realizados por el Tesoro argentino. Si la cifra mencionada pasa a ser parte de la deuda de Yacyretá, la empresa estatal Emprendimientos Energéticos Binacionales Sociedad Anónima (EBISA) de Argentina es responsable y debe pagar el 94% de esa cifra, o sea en la misma proporción de la energía usada, y la ANDE de Paraguay debería pagar el 6%.

    Asimismo, que la verdadera pretensión argentina –defendida también por algunos negociadores paraguayos– es que la deuda consolidada y aceptada por ambos países sea pagada en las tarifas futuras de Yacyretá, en total contraposición al Tratado, que establece que quien use la energía la debe pagar en la misma proporción de su consumo. Por eso, “es de fundamental importancia que el Gobierno y autoridades de turno exijan el cumplimiento y pleno respeto del Tratado de Yacyretá, a una fecha de cierre, que podría ser la indicada en el Numeral IX del Anexo C y recién a partir de esa fecha acordar nuevas condiciones para el manejo de la EBY”.

    Que no se debe aceptar, bajo ningún término, que el pueblo paraguayo pague la cuenta impaga de Argentina por el consumo del 94% de la energía eléctrica a una tarifa ilegal. “Esta cuenta la quieren endilgar al consumidor paraguayo a través de tarifas futuras de Yacyretá a ser pagadas por la ANDE”.
    Que la supuesta buena fe y predisposición de las autoridades argentinas “es un engaño”, puesto que “solo sus intereses les importa” y, a cambio, “ofrecen espejitos al Paraguay”. que “la buena fe y predisposición, pasan por honrar compromisos asumidos por el Estado argentino y cumpliendo el Tratado de Yacyretá”.

    Por otro lado, el canciller nacional, Eladio Loizaga, coincidió ayer con el presidente de la República, Horacio Cartes, en que las actuales negociaciones con Argentina sobre Yacyretá presentan “avances significativos” y se mostró confiado en lograr un acuerdo.

    Recordó que la Comisión Negociadora que tiene a su cargo la revisión del Anexo “C” del Tratado de Yacyretá deberá reunirse para reanudar las negociaciones entre las Altas Partes, a más tardar en la primera quincena de abril del año en curso, según lo dispuesto por los mandatarios.

    Anexo C, Art. IX-revisión

    El numeral IX-revisión del Anexo C del Tratado de Yacyretá al que me refiero , establece un plazo de 40 años para la revisión de sus disposiciones, que se cumplió el 27 de marzo de 2104, porque el documento entró en vigencia el 27 de marzo de 1974.

    El artículo de referencia impone igualmente un par de condiciones para que pueda revisarse el Anexo C: 1) el grado de amortización de las deudas contraídas por Yacyretá para la construcción de la hidroeléctrica, y 2) la relación entre las potencias contratadas por las entidades de ambos países. En otras palabras, si Argentina contrató el 94% de esa potencia, es responsable del 94% de la deuda. SI EL GOBIERNO ACTUA CON PATRIOTISMO SE DEBERIA PAGAR SOLAMENTE EL 6%.
    Atentamente

  25. Graciela dice:

    Dr. Meza Caballero. US$ 4,6 mil millones en 25 años

    Desde 1985 hasta hoy, según una reciente publicación de Canal/Energía del Brasil, nuestro país recibió de Itaipú en concepto de royalties “casi US$ 4.800 millones”; mientras que su país “más de US$ 5.000 millones”.

    ROYALTIESITAIPÚ BINACIONAL
    Por royalties debemos entender el pago que realiza la entidad binacional a los Gobiernos de nuestro país y del Brasil por su condición de propietarios “en condominio de los recursos hidráulicos del río Paraná”.

    En otras palabras, podría decirse que es una suerte de alquiler que paga Itaipú a los dueños del río Paraná por aprovechar sus aguas en la producción de energía eléctrica.

    La suma, por consiguiente, forma parte del costo de producción o costo del servicio de electricidad de la usina binacional no así la “compensación”, que debe ser abonada por la parte que consuma el excedente del otro, en este caso Brasil, que es el destinatario exclusivo y obligado del excedente paraguayo en Itaipú.

    Según fuentes locales de Itaipú, nuestro país recibió sus primeros pagos de la entidad binacional en 1989, no en 1985, y que la suma total que le abonaron hasta el 2014, es de US$ 4 .549.487.200.

    Brasil, salvo errores u omisiones, debió recibir la misma cantidad, en concepto de royalties, hasta el 2014, porque según el Art. XV, Parágrafo 1º del Tratado, “la Itaipú pagará a las Altas Partes Contratantes, en montos iguales…”.

    El colega brasileño explica igualmente que en su país, de acuerdo con la ley de los royalties, la distribución se realiza del modo siguiente: 45% a los Estados, 45% a los municipios y 10% a órganos federales, como el Ministerio del Ambiente, Ministerio de Minas y Energía y el Fondo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico.

    Agrega que del 45% destinado a los Municipios, el 85% es repasado y distribuido proporcionalmente entre los municipios directamente afectados por el reservorio de Itaipú, el 15% restante entre a municipios afectados en forma indirecta.
    Atentamente

  26. Benito dice:

    Dr. Meza Caballero. De cada 100 aún gastan 61 en deuda

    El 61% de los ingresos de Itaipú provenientes de la comercialización de su energía es destinado al pago de la deuda que contrajo el ente binacional Itaipú, informó su director general brasileño, Jorge Miguel Samek, durante la realización de la 13ª edición del congreso Cultivando Agua Buena que se llevó a cabo el último fin de semana en Foz de Yguazú.
    Samek hizo estas declaraciones en el marco de una entrevista con la agencia brasileña especializada en temas energéticos CanalEnergía.

    “Ahora faltan solo cinco años más y estamos en la recta final, agregó el director general brasileño de Itaipú.

    Previamente había puntualizado que la entidad paraguayo-brasileña terminará de pagar su deuda “más exactamente en febrero de 2023”.

    ¿Cinco o siete años?

    O el colega de CanalEnergía se equivocó o Jorge Miguel Samek hizo mal sus cálculos, porque para alcanzar febrero de 2023 aún nos quedan siete años por delante, no cinco, tal como le atribuye la publicación.

    La agencia especializada atribuye otra cifra al ejecutivo brasileño, “US$ 27 bilhoes”, o sea 27 mil millones de dólares, como monto de la deuda que fue contraída por los gobiernos brasileño y paraguayo para la construcción de la hidroeléctrica Itaipú, de una potencia de 14.000 MW.

    El material informativo en cuestión desliza otro error: La deuda que asumieron para la ejecución del proyecto de aprovechamiento hidroeléctrico de la potencia hidráulica del río Paraná, perteneciente en condominio a ambos países, desde e inclusive el Salto del Guairá… hasta la boca del río Yguazú, no fue contraída por los gobiernos, sino por la entidad binacional. El aval o garantía sí correspondió a la Alta Parte Contratante brasileña.
    Atentamente

  27. Graciela dice:

    Dr. Meza Caballero. DUDAS SOBRE CUENTAS DEL ENTE, SIETE AÑOS ANTES DEL 2023
    Itaipú costará US$ 27.000 millones, según J. Samek

    ¿Cuánto costará finalmente Itaipú? La pregunta recobró actualidad ante la información que suministró sobre el controvertido asunto el director general brasileño de Itaipú, Jorge Miguel Samek, en marzo último, durante en la 13ª edición de “Cultivando Agua Buena”, que se realizó en la margen brasileña del ente binacional. Mencionó una curiosa cifra: US$ 27.000 millones.

    “En cinco años más, con mayor exactitud, en febrero de 2023, se considerará pagado el préstamo de US$ 27.000 millones (en valores no actualizados) que contrajeron los gobiernos de Brasil y de Paraguay para la construcción de la hidroeléctrica Itaipú Binacional”, publicaba el día jueves 17 de marzo último la agencia especializada brasileña CanalEnergía y atribuía la declaración al director general brasileño de la entidad binacional, Ing. Agr. Jorge Miguel Samek.

    “De esa forma, las bases financieras del Tratado de Itaipú, firmado en 1973, podrán sufrir profundas modificaciones”, añadía Samek según la publicación.

    El primer párrafo que transcribió CanalEnergía, y lo atribuyó a Samek, comporta errores hasta de distracción, tal vez porque el ejecutivo brasileño estaba más interesado en tranquilizar a los actuales beneficiarios de los royalties que abona mensualmente la entidad binacional, quienes suponen que este beneficio también se extinguirá en 2013.

    El primer error, muy llamativo por cierto, es básico, porque para alcanzar febrero de 2023 aún faltan siete años. No cinco, como se lee en el párrafo entrecomillado” por CanalEnergía.

    Sin embargo, el dato más relevante es la cifra: 27.000 millones, que, según el director general brasileño, es el préstamo que contrajeron los gobiernos de su país y el nuestro para solventar la construcción de la obra.

    Lamentablemente, no se detalla si Samek hablaba solo al principal de la deuda, los “recursos aportados”, según el Art. IX del Tratado, o si también incorpora los servicios (intereses, capitalización de intereses, comisiones, etc.).

    La última hipótesis no sería posible (capital más servicios de la deuda), porque ya en el 2006, según documentos de la Dirección Financiera de la binacional, el pago total que había realizado Itaipú hasta diciembre de ese año trepaba ya a la friolera de US$ 30.700 millones (vea el cuadro).

    Vista la cercanía del 2023, año en que el Tratado cumple 50 años de vigencia, el plazo que establece el numeral VI de su Anexo C para la “revisión” de sus disposiciones, la parte más perjudicada en esta asimétrica relación, la República del Paraguay, debería comenzar a trabajar en el esclarecimiento de las cuentas de Itaipú, sin olvidar, además de la deuda, la segunda exigencia del Art. VI del Anexo C, muy relevante para los intereses paraguayos: la relación entre las potencias contratadas por las entidades de ambos países.
    Atentamente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: