PARAGUAY: EL PAÍS DE NUESTRO SANTO PADRE BENEDICTO XVI


Quizá muy pocos valoraron la decisión del Santo Padre de ordenar a su Nuncio Apostólico reconocer al nuevo gobierno del Paraguay en menos de 24 horas. Asistimos a misa y rezamos por él, sin embargo, no nos ponemos a pensar la razón por la cual EL PAPA fue el primero en abrir sus brazos al Paraguay.

En estas latitudes una nube negra estuvo a punto de cerrar su círculo de maldad en contra de nuestra patria. Un diario de gran circulación de Asunción nos hace recordar todos los días en su publicación digital que el texto de la  TRIPLE ALIANZA suscripto en secreto en 1865 es del mismo tenor en su espíritu a lo resuelto en la ciudad de Mendoza conforme a la declaración de la presidenta de Argentina, Cristina F.K.

Con todas sus falencias, el congreso del Paraguay fue el único que nunca dobló la cerviz ante la propuesta del ingreso del mal. Bien se sabe que Irán se halla detrás de Chávez y uno de sus propósitos es destruir Israel. No sabemos que sucederá en el futuro. Pero si sabemos que tanto Israel como el Paraguay fueron casi exterminados.

De ahí que el Paraguay tenga notables similitudes con el pueblo elegido. De lo contrario, no se explica que el Santo Padre haya reaccionado a tanta velocidad. En nuestro caso, su representante es el decano del cuerpo diplomático. Y éste obedeció la orden de Benedicto XVI al extremo de presentarse al palacio de López el sábado 23 de junio a primera hora.

Si nos llamamos cristianos debemos observar estas cosas y no distraernos con  informaciones confusas que publican quienes no precisamente son los más indicados. Tanto judíos como paraguayos sufrimos un genocidio y seguimos siendo perseguidos como antaño. Por eso Juan Pablo II concurrió en Israel con humildad a solidarizarse con el holocausto judío.

Por eso más que nunca debemos estrechar filas con Israel. De ellos debemos aprender a defendernos del mal que nos rodea. Roguemos para que nuestras autoridades sean iluminadas en el buen camino y nuestra patria, con la ayuda de Dios, logre un futuro mejor para nuestros hijos y nietos.

One Response to PARAGUAY: EL PAÍS DE NUESTRO SANTO PADRE BENEDICTO XVI

  1. Olivia González de Petrini di Monforte dice:

    Es así y debemos buscar las alianzas correspondientes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: