UN TUTELAJE INADMISIBLE


Por Hugo Saguier Guanes

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, criticó el retiro del busto de Simón Bolívar de una plaza de Ciudad del Este diciendo que “el libertador no es una estatua pues ya anda alerta alerta, no en estatua sino vivo…”, “anda vivo y le tienen miedo a Bolívar”. Pero lo que parece que no recuerda el mentor de la revolución bolivariana es que el “glorioso libertador”, según Chávez, había pedido la anexión del Paraguay a la Argentina, cuando el Sr. Bonpland fue detenido por haber ingresado a nuestro país sin el permiso de las autoridades pertinentes. Y no solo eso, sino Simón Bolívar amenazó con marchar hacia el Paraguay para liberarlo. Para tal efecto se reunió en Potosí con Alvear y Díaz Vélez, plenipotenciarios argentinos, sugiriéndoles la extinción y desaparición del Paraguay como país libre, independiente y soberano.

Sin embargo, la Argentina, dudando de las buenas intensiones humanitarias de Bolívar, rechazó tajantemente su propuesta por temor al engrandecimiento hegemónico del plan geopolítico del libertador en toda la región austral de la América. Por otra parte, nadie recuerda en Venezuela, y menos aún el Sr. Chávez, que Bolívar mandó fusilar con juicio sumario a casi un millar de españoles que estaban detenidos en La Guaira, poniendo como pretexto que no había lugar en las cárceles venezolanas para cobijar a semejante contingente de traidores.

Bolívar siguió con sus sueños imperialistas sobre el Paraguay presionando al general Sucre, primer presidente de Bolivia, para que viajase al Paraguay con la consigna de negociar con sus buenos oficios la liberación inmediata de Bonpland, para lo cual el Tte. Ruiz hizo escala en Fuerte Olimpo portando una carta de Sucre dirigida al Dr. Francia como el jefe supremo de la “Provincia” del Paraguay, negándole de esta forma el status de país soberano e independiente, pues supuestamente el Paraguay seguía dependiendo en 1821 de la Argentina. Demás está decir que el Tte. Ruiz fue retenido y obligado a dejar el territorio patrio con la aclaración de que el Paraguay era libre y soberano mucho antes de lo que había sido Bolivia.

Resulta que ahora, en pleno siglo XXI, el Sr. Chávez quiere intervenir en los asuntos internos del Paraguay tratándolo como una provincia más “vaya a saber de qué nación imaginaria bolivariana”, producto de su febril y delirante ambición de poder. Habla de golpe de Estado en un país soberano sin mencionar el intento de golpe militar que él le asestó al presidente Carlos Andrés Pérez, legítimo mandatario ungido en una compulsa electoral transparente y legítima, sin cuestionamientos institucionales.
Con el paso del tiempo se van agudizando las ínfulas proféticas y mesiánicas del señor Hugo Chávez. Y para no quedar atrás en el contexto de este coro polifacético de videntes y profetas, el Sr. Evo Morales dijo hace unos días que el 21 de diciembre iba a celebrar la caída del capitalismo y de la Coca Cola, parafraseando en sentido contrario a lo que había afirmado Fukujama después de la caída del muro de Berlín con referencia al fin de la historia universal.

A veces la historia nos cuenta que en el ocaso de la vida y de la política se montan espectáculos patéticos como una forma de revelarse contra un destino incierto. Nerón también representó en las Saturnalias el papel del más poderoso emperador romano. Lo propio hizo Luis XIV, Napoleón Bonaparte, Bismark, el Káiser, Mussolini y Hitler quienes fueron falaces conductores de mentiras lanzadas al por mayor para persuadir a sus incautos adherentes. Los grandes acontecimientos históricos se valieron siempre de exuberantes puestas en escena de tragicomedias con escenografías ostentosas y despliegues inusitados de estandartes y de ceremonias fetichistas. Pero todos sabemos el resultado catastrófico de estas simulaciones grotescas sin contenido ni esencia espiritual. La historia se repite indudablemente, como lo afirmaba aquel genio de la antigüedad griega: Tucídides.

2 Responses to UN TUTELAJE INADMISIBLE

  1. Rogelio Careaga dice:

    Buen aporte para el conocimiento de nuestros compatriotas de la postura de Simón Bolivar hacia el Paraguay.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: