!LLÉVENSELO USTEDES!


Por Ana Rivas Tardivo el 29-06-2012

Yo sé que la ética no cotiza para nada en el mundo de la política. Es más, posiblemente, no hay un sector donde las definiciones y los conceptos sobre moral y ética sea más voluble, acomodable y flexible. Sin embargo, hasta en el soez mundo político hay límites.

Lugo fue un mentiroso desde el inicio.Nos mintió a todos los paraguayos durante su campaña, cuando se embanderó con el respeto a la Constitución y la ley desde las marchas de marzo. Entonces, eligió al desaforado Nicanor, quien en su delirio, le daba la excusa necesaria para jugar a demócrata y respetuoso de la ley. El tiempo nos confirmó que la Constitución pesa para él lo que un escupitajo, y que las leyes, son sólo parte de un discurso.

Después, nos mintió con su condición de “humilde servidor de Cristo”al mantener -de fachada- una condición sacerdotal que no era ni remotamente tal. Y no me refiero sólo a sus devaneos sexuales, sino a las condiciones de los mismos: se aprovechó, en su condición de obispo, es decir, una situación de poder, de mujeres que, o eran menores de edad, incapaces de protegerse, o se situaban en el último peldaño de la escala social: humildes limpiadoras, personas que buscaban el consuelo de un consejo, emocionalmente débiles. Es decir, utilizó una posición de privilegio contra personas que no podían defenderse desde el mismo nivel de poder.

Le mintió también a sus propios compañeros, a la izquierda. En vez de impulsar abierta y comprometidamente la reforma agraria integral, enviando proyectos de ley negociados y cerrados con sus aliados en el Parlamento, formando una comisión seria y emponederada para la confección de un catastro nacional de tierras, estableciendo programas de contención de la pobreza de peso y apolíticos, con una política de disminución del déficit habitacional a cargo de personas idóneas y eficaces, se pasó… viajando. De cuatro años de gobierno, la cantidad de días de paseo fueron el equivalente de casi un año.

Y es que él no es realmente de izquierda, tampoco, porque las penurias de la pobreza le tienen sin cuidado. Jamás hubo un cambio verdadero y notable en salud pública, ni en IPS, ni en la SAS. Ni hablar de quienes debieron haber recibido al menos una solidaridad cómplice; los enfermos de cáncer. El se atendió en el Sirio Libanés de San Pablo mientras acá, el hospital especializado se infestaba de pulgas y se caía a pedazos. El único que cambió de status y de nivel social fue él. Y por supuesto, su familia inmediata, que entre los hermanos y la sobrina, se encargaron de aprovechar al máximo las mieles del poder.

Tampoco es un guerrillero de verdad: jamás se ha puesto a tiro de ningún peligro, ni siquiera el del exasperante tránsito, ya que prefirió el helicóptero hasta para ir de Palacio a Mburuvicharóga. El EPP tiene razón en estar enojado con Lugo, demostró con exquisiteces y sonrisitas que está muy lejos de los montes, el convencimiento ideológico y los almuerzos de charque y vaca-í.

Lugo ha sido un fantoche infatuado, renegado de la Iglesia y obsesionado con los placeres de la carne. Un irresponsable irredimible y la decepción más colectiva de este pueblo.

Lugo no ha sido un Ricardo Lagos, una Michelle Bachelet, un José Pepe Mujica, un Lula da Silva. Lugo ha sido un accidente de esta sufrida República.

Pero……………… gobiernos del Merco-Unasur, si tanto lo quieren , por favor,

¡Llévenselo Ustedes!

One Response to !LLÉVENSELO USTEDES!

  1. abogado luis alberto cabrera c. dice:

    je je je, excelente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: