LA TRIPLE ALIANZA


ESCRIBE RICARDO REILLY SALAVERRI (Periodista uruguayo)

Vivimos de la improvisación diplomática, del manoseo "K" infinito y de papelones como el de la legalización de la marihuana, actualmente censurado hasta por las oficinas competentes de la Organización de Naciones Unidas. Lo último es injusto, porque desconoce que al secretario de la Presidencia de nuestra República cuando probó un porro, éste le produjo sensaciones de ondas de amor y paz.
Ahora tenemos la participación del gobierno uruguayo en una delegación de ministros de relaciones exteriores de la "Unatour", quienes disfrutaban de una cumbre ecológica en Río de Janeiro, y urgentemente se trasladaron a la República de Paraguay. Cuando se llevaba adelante el juicio político al ex presidente Lugo tuvieron el atrevimiento de intervenir en los asuntos internos de este país, física y políticamente.
Más grave aún, los "socios" del Mercosur, a la sombra del imperio de Brasil, tomando cartas en un asunto que no les incumbe, andan en vueltas para aplicar no se sabe qué sanciones a la nación independiente y al pueblo paraguayos.
¿Si algo similar hubiese ocurrido en Brasil -como lo fue el caso Collor de Melo- Cristina K. y Mujica hubiesen actuado con similar energía?
Lo sucedido en Paraguay, guste o no, en el plano del Derecho Internacional Público, y en el del orden público y legal interno se ajusta a ellos. Y la legitimación final se dará en las cercanas elecciones presidenciales que habrán en ese país.
Debe reconocerse, además, que la decisión de destitución, se adoptó por una casi unanimidad de representantes del pueblo libremente elegidos.
Que el procedimiento del juicio fue admitido por Lugo quien dijo que aceptaría la decisión cualquiera que fuese y que tiene el respaldo de la Suprema Corte de Justicia de ese país, que ha considerado como legalmente válido todo lo actuado.
El gobierno uruguayo no tiene raíces históricas, ignora al pasado. Paraguay fue notoriamente el lugar de retiro y muerte de Artigas. A partir de 1863 se produjo una alianza entre el porteño presidente Mitre y el emperador Pedro I de Brasil. La conspiración, tenía el propósito de contribuir a que los dos primeros obtuviesen logros territoriales a costa del Paraguay y se necesitaba a tal fin que el colorado Venancio Flores, con ayuda extranjera, derrocara al gobierno oriental legítimo del Partido Blanco, encabezado entonces sucesivamente por Bernardo Berro y Atanasio Aguirre. El concierto finalmente se concretó y entonces la felonía se abocó a la guerra contra el Paraguay; uno de los genocidios más grandes de la historia americana. Parte del proceso son la muerte mártir de Leandro Gómez y la caída de Paysandú. Su ejecutor: la Triple Alianza.
Avanzada la guerra en campos de Cerro Corrá el mariscal paraguayo Solano López con los varones que sobrevivían hizo su última carga bajo la voz de orden de "Morimos con la Patria". Y murieron, aunque el pueblo paraguayo, con drama y carencias, sobrevivió sacrificadamente al despropósito.
En el Mercosur el eje Uruguay – Paraguay, más allá de su relevancia económica fue diplomática, histórica e intencionalmente promovido, para tener una defensa política ante los arrebatos de nuestros dos grandes vecinos.
Lo peor que podría suceder ahora es que Paraguay quedase fuera y que el tiranuelo de la "robolución" bolivariana pasara a ser miembro del mismo.

2 Responses to LA TRIPLE ALIANZA

  1. HUMBERTO ZARACHO dice:

    Llegó el momento en que el Paraguay debe de reclamar a los gobiernos de Argentina y del Brasil los territorios que le despojaron a nuestro país después de la Guerra de la Triple Infamia. Hay que señalar que los Tratados de Límites que firmaron nuestros plenipotenciarios, lo hicieron bajo la ocupación territorial de los ejércitos del Imperio brasilero y de la Argentina, los que actuaron como factores de presión contra nuestro gobierno. Por lo tanto, dichos Tratados no tienen validez jurídica porque se suscribieron en violación de las normas y principios que rigen el Derecho Internacional. Los Tratados internacionales deben ser el producto de la voluntad de las partes contratantes, sin coacción ni amenaza alguna. Estos requisitos no existieron en momento de la firma, por lo que lo tornan nulos y sin ningún valor. Si el gobierno filomarxista de Evo Morales ha reclamado la nulidad del Tratado firmado por Bolivia después de la Guerra del Pacífico alegando la nulidad del mismo por la ocupación de su territorio por el ejército chileno, entonces nuestro país no debe quedarse inerme. Es hora que reclame sus derechos conculcados para que Argentina y Brasil nos devuelva nuestro territorio, o nos indemnice por los daños y perjuicios que nos han ocasionado. Este desafío debe de aceptarlo el gobierno del Dr. Federico Franco, y nuestro Partido debe de ser el que impulse esta reclamación histórica.

    • Luis Ronald dice:

      Me parece muy oportuna y legítima su opinion mi general, además valga una acotación al tema, que no recuerdo o históricamente no se ha demostrado que hubo una comitiva internacional u observadores del proceso de páz para deslindar responsabilidades del los costes de la guerra, si hubiere alguna información, quienes fueron esos testigos y a cuales paises pertenecían, gracias mi general

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: