¡QUE HIPOCRITAS SOMOS!


Escribe Aníbal Reinaldo Pangrazio

Un hipócrita, es aquella persona que aparentando públicamente tener ciertas ideas o ciertos sentimientos, opina o siente en realidad, otros distintos o contrarios. Así es como yo percibo a una porción importante de compatriotas, luego de lo acontecido en el operativo policial del viernes pasado en Curuguaty.
Me fastidia observar la conducta de muchos políticos, autoridades nacionales, líderes campesinos y de gremios de la producción, individuos y periodistas, cuando advierten, con asombro y agitación, que próximamente podrían producirse una serie de nuevas ejecuciones, como si esto no hubiera sido la “crónica de una muerte anunciada”, parafraseando el título de la novela del escritor colombiano Gabriel García Márquez.
El gobierno, tratando de poner paños fríos, destituyo al Ministro del Interior, anuncio la conformación de una comisión de investigación para identificar a los responsables de la tragedia y urgirá a la Corte Suprema de Justicia sobre la acción de nulidad presentada en contra de la supuesta usucapión de propietario de las tierras en cuestión. En realidad, lo que más preocupa y ocupa al gobierno, es mantenerse hasta el final del período y organizar la continuidad de la izquierda en el poder.
Los sectores campesinos, apoyados por el grupo guerrillero marxista-leninista EPP, que opera en algunos distritos del departamento de Concepción, y que ahora se muestra crítico de Fernando Lugo, anuncian “lucha tenaz hasta conquistar el inmueble”, señalando que existe un plan político orquestado por el gobierno para desalojarlos de las tierras ocupadas y justificar sus conductas violentas. Lo que en verdad desean, es ocupar tierras para explotar sus bosques y venderlas. El EPP está desarrollando la primera etapa de su plan de implantación de un gobierno neocomunista en el Paraguay.
Los partidos políticos analizan el Juicio Político al Presidente Lugo, como si esto fuera la solución al problema de la “reforma agraria paraguaya”. A los mismos les interesa más que otra cosa, sacar provecho de esta situación, para ganar votos y obtener el poder en próximas elecciones.
Los sectores de la producción anuncian que saldrán con sus tractores a las rutas por tiempo indefinido, culpando al gobierno de su mala gestión para encarar el desalojo de los ocupantes de las tierras, y amenazan con desplazar las enormes máquinas hasta la capital del país. Se olvidan que entre sus asociados se hallan ex jerarcas de la dictadura y de otros gobiernos del período democrático, que se hicieron de grandes extensiones de tierras mal habidas, aprovechando sus perdidas influencias. Muchos de ellos ayudaron financieramente al actual gobierno, en su campaña proselitista.
En el Poder Judicial, institución encargada de garantizar la seguridad jurídica de la nación, sus magistrados y abogados, prevarican a favor de ciudadanos acaudalados, dictando sentencias en contra de los desposeídos a quienes dicen proteger.
La iglesia católica nos señala que los actuales gobernantes están perdiendo el control del país, pero se callan cuando sus parroquias y movimientos religiosos, reciben importantes donativos de antiguos y actuales jefes gubernamentales y poderosos ciudadanos, que basan sus riquezas en posesiones mal habidas y actividades ilegales.
L
os ciudadanos, mayormente jóvenes, utilizando las redes sociales, censuramos al gobierno por su incapacidad para resolver la situación campesina, pero en realidad estamos más preocupados de nuestro futuro, ante eventuales insurrecciones populares. Nos rasgamos las vestiduras ante las desgracia de los desamparados, pero no nos comprometemos con acciones mas sinceras y eficaces.
Ante esta indeseada situación, de generalizada hipocresía, sería falaz hablar de una expedita solución al problema de los llamados “sin tierras”. Si seguimos creyendo que nuestro ombligo es lo más importante, nada sucederá en el corto plazo y la violencia, lastimosamente, no se detendrá. Por lo menos así lo veo yo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: