CARTA A FERNANDO LUGO


Escribe Myriam Ferreira

Como no le queda ya ni vergüenza ni dignidad, segura estoy que no renunciará a su cargo de Pte. de la Rca. del Paraguay. Tampoco le debe pesar en lo que le resta de conciencia, la muerte de éstos policías compatriotas que fueron emboscados por su irresponsabilidad y soberbia. Nunca le importó el pueblo y mucho menos sus necesidades. Pertrechado siempre con un discurso populista y ataviado con sandalias en el inútil intento de vender una imagen austera , no hizo otra cosa, en el tiempo que se encuentra presidiendo nuestra nación, que aprovecharse de la mieles del poder. Trató de todas maneras seguir ocultando la inmoralidad de sus actos y litigó judicialmente en el afán de negar su paternidad. Sus muchos amoríos, traicionando el Sacramento tomado libre y voluntariamente, fueron develándose con el correr del tiempo, en tanto sus adulones fieles buscaban desesperadamente satisfacer las necesidades económicas de las madres de sus hijos, olvidando que de por medio se encontraban niños que deben ser respetados. No se mide en metálico ni los principios ni los valores, pero Ud. evidentemente ignora, esto.
Este no es el cambio que como pueblo anhelamos. Ud. Fernando Lugo, a quien me niego a tratarlo como señor porque ha hecho suficientes méritos para ello, es una persona perversa, artera y peligrosa, cuya ambición no conoce de límites. Mientras solapó contrataciones y nombramientos de de parentela suya y de sus acólitos, mientras jugó de "ñembotavy" junto a sus adherente políticos, su ex Canciller Lacognata era desnudado en un acto impropio de un servidor del Estado. Guardó sepulcral silencio ante el hecho y cuando no pudo mas, se manejó con evasivas y medias verdades. Ese es su estilo. Igual conducta mantiene con su Ministro con permiso, imputado, acusado y condenado por hechos relacionaos al dinero público. Les mintió a una gran mayoría, tengo el orgullo de no pertenecer a ese grupo de ciudadanos pues no le he votado a Ud.
Así como Judas traicionó y vendió a Jesús, Ud. traicionó los sueños y esperanzas de éste pueblo. Jamás se ocupó de cumplir alguna de las promesas electorales que mucho interés despertó en su momento, pues sabía perfectamente que discurso dar al auditorio y así aprovecharse de compatriotas postergados desde hace tanto tiempo en sus reclamos. El día de su asunción al mando, lloró cínicamente evocando a los indígenas y niños en situación de calle. Hoy, esa lacerante realidad ha aumentado en número y necesidades aunque se quieran maquillar en informes oficiales.
Lo ocurrido en Curuguaty ha marcado un punto de inflexión en su gobierno. Esta tierra no merece ser regada con la sangre de sus hijos y eso ocurrió desgraciadamente. Buscarán excusas, discursos, informes que respondan a sus intereses y pasado el estupor del momento aciago, nuevamente sus lacayos intentarán defender su gestión, ausente.
Como paraguaya, no puedo callar mi dolor ante la desgracia vivida por tantas familias. Su ex Ministro del Interior, de pésimo actuar y acrecentada inutilidad, no debe quedar librado al olvido. La justicia, pobre y viciada, debe intentar de lograr una investigación objetiva y justa para sí determinar y castigar a los responsables de semejante masacre.
Muchos hechos han ocurrido en nuestro país, mientras Ud. vivía días felices en otras latitudes, hospedado junto a su comitiva en hoteles de altísimo costo pues los gastos reservados, aguantan todo. No importa que los campesinos verdaeros no tengan tierra, que los jóvenes no encuentren fuentes de trabajo, que los enfermos esperen meses para ser atendidos ni que se desplomen techos de escuelas sobre las cabezas de niños inocentes, total, ir en busca que inversores que inyecten capital en nuestro país, es más patriótico que remangarse junto al pueblo en las inundaciones y sequías.
Se le cayó el antifaz de hombre de iglesia. No es más que un infiel que no tuvo la dignidad de renunciar a su condición de religioso pues para sus bajas apetencias, su condición de Pastor era más conveniente para seguir aprovechándose de la confianza de la gente. Como varón es un buen ejemplo de lo que no se debe ser, la marcada falta de respeto a la mujer es extensivo a su descendencia y quien no respeta a éstos, no se respeta asimismo.
Lo mas probable es que no lea ésta carta, pero déjeme decirle que luego de ésta líneas, podré dormir un poco más tranquila, aunque el dolor que hoy me embarga no encontrará paliativo en el sueño reparador sino en la verdadera justica, la que Dios y la de los hombres.

One Response to CARTA A FERNANDO LUGO

  1. Odón Frutos CIP 241.515 dice:

    Sr Director

    Justificadas, tanto la indignación como la necesidad de dar cuenta pública de élla, en la Sra Myriam Ferreira. Queda confirmada en su calidad de miembro de honor en la lista negra de una mini KGB que podría funcionar en algun cuchitril.

    Los referentes del gobierno se regodean, ostentosamente, cumpliendo con los siete pecados capitales pero no actúan con voluntad propia.

    Los títeres y testaferros no la tienen.

    Rezan a Boff y aprenden de sus pares de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia e, insinuandose tímidamente, de Argentina.

    Se sienten seguros en sus curules porque les prometieron un futuro seguro de poder y de gloria, evitando recordar que otro tanto le hicieron a los gobiernos militares instaurados y condonados por décadas, en nuestro continente.

    No están ahi por casualidad. Son monstruos incubados durante seis décadas en el útero de gobernantes obsesionados por amasar fortunas, a como dé lugar. En la nutriente placenta nadaban cómodamente caciquejos que fungían de opositores.Por este mea culpa y a mucha honra, he sido radiado de circulos de dialogo colorados supuestamente cultos. Me hubieran preocupado sus aplausos por aquello del oso, la mona y el cerdo.

    Bastó un raquítico 42% para “castigar” a los gobiernos precedentes y no sirve de consuelo el hecho de que en cualquier país civilizado ese guarismo hubiera implicado ballotage.

    Parodiando a Tofler, pronostico que los referentes de este gobierno se empeñarán que que subsista y mas, empeore, el estado de indefension de la población ante los flagelos de la ignorancia, el hambre, la insalubridad y la criminalidad. Esta última se oculta, bajo el maricón y porteñoide eufemismo de “inseguridad” cacareado por comunicadores que con ello, creen portar un lenguaje elegante.

    Vivimos un escenario ideal para “explosiones sociales” tendientes a instaurar el caos que justifique el estado de excepcion. Este impidiría las votaciones (aquí no se elige) del año proximo. Están prestas para paralizar el país tanto el medio centenar de “organizaciones campesinas” como los mas de quinientos “asentamientos” del cinturón de pobreza de Asuncion, todos intercomunicados con telefonos satelitales. En el primero de los casos y ante el guiño correspondiente, pueden cortar rutas, invadir propiedades, quemar cultivos y maquinaria y secuestrar y asesinar a quienes se les ocurra. La poblacion de los “asentamientos” del cono urbano tambien está en condiciones de paralizar, sectorial o totalmente nuestra Capital.

    Lo que no saben ver los referentes del actual gobierno, creyendo en su ignorancia el clásico “a mi no me va a ocurrir”… es que, su permanencia en el poder y el disfrute de las mieles de éste, no depende de su voluntad ni de lo que piensan es un buen accionar. Tal como ocurriera con los adherentes de primera hora que hoy habitan el superpoblado cementerio político del “cambio”, serán desechados de la misma forma con la que dispusieron de muchos de sus corifeos. Donde las dan, las toman.

    Sufriran de insomnio intentando diseñar estrategias de transas con tirios y troyanos. Golpearan puertas mendicando ayuda. Adularán y prometerán cotos de caza a quien se muestre dispuesto a ser complices e insistirán en permanecer en el autismo político clásico de los sectarios….pero su continuidad dependerá del talante con que se levanten cuatro barbuditos allá arriba. Estos podrían convencer a los que deciden de que será funcional a sus intereses la imposición de otra forma de gobierno en los paises de su trastienda.

    Y se repetirá la historia ya no como farsa sino como tragedia. Vendrán otros gobernantes votados porque prometieron “el cambio” para enriquecerse groseramente y culpando de todos los males y como una letanía, a quienes los precedieron.

    Gracias a la cibernética, se podría en poco tiempo revertir la forma de tomar conciencia de la ciudadanía sobre los hechos importantes de la vida republicana. Se podría incrementar dramáticamente la porcion de ciudadanos con estudios secundarios finalizados y que hoy solo representan un 25% del total.

    Pero eso significa cultura. Y vivimos rodeados de quienes al escuchar esta palabreja., echan mano al revolver..

    Mis felicitaciones a la Sra Ferreira por su toma de posicion.

    Actitud que no me sorprende en una paraguaya. Despues de todo fueron las mujeres quienes reconstruyeron el país despues de la Guerra Grande, de la del Chaco, de las revoluciones, de las emigraciones y exilios políticos masivos. Son paraguayas las que levantan airadamente su voz ante los despropositos en el parlamentito. Son las que cumplen bajo riesgo de muerte sus deberes de fiscales en todo el país. Las que sostienen, multíparas, los hogares carenciados y de padres ausentes.

    Vaya para ellas mi admiración

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: