EJECUTIVOS y EJECUTADOS


Por Gonzalo Quintana

Tal como lo anunciara ayer, con este mismo título, asistimos a una nueva y fortísima arremetida del Gobierno para lograr la implementación del Impuesto a la Renta Personal (IRP) apoyados en la misma gente y con los mismos “argumentos”, por llamarlo de alguna manera, de siempre.
Los que aparentemente apoyan el IRP son  los empresarios y ejecutivos. Ellos están asociados, agremiados, acomodados, etc.etc. por lo que pueden invocar todo tipo de representación. Repito, apoyan aparentemente.
En el  caso de los ciudadanos que sufrimos la ineficiencia y la ausencia, en muchos casos, del Estado no estamos agremiados; y a los partidos políticos tampoco les interesa representarnos, por lo que me auto nombré representante de estos, los ejecutados.
Somos los ejecutados, los mártires de este lamentable Circo Romano Paraguayo, que sufrimos diariamente las decisiones del Gobierno para que se divierta una platea selecta. Al Cesar, no importa su nombre o color, y a los cortesanos parece no importarles nuestras opiniones y demandas. Una verdadera actitud republicana, para romper esta dinámica, exige que expresemos nuestros puntos de vistas, nuestras discrepancias y confrontemos si fuere necesario.
Lamentablemente, tengo que asumir este desagradable roll cuando lo único que me placería es dar palabras de agradecimiento y aliento a los que trabajan, invierten, compiten sanamente y generan trabajo arriesgando su capital porque su “éxito” empresarial no depende de la voluntad, de la generosidad o de los favores del Gobernante.  
Hoy aparece un artículo firmado con el título de “ Queremos el impuesto a la Renta Personal? que cuestiona a sus colegas con la siguiente afirmación: “Queda entonces la duda de si es real que el sector privado y los gremios quieren la transparencia, la legalidad, abandonar de una vez por todas la evasión, la doble contabilidad, los sobres bajo la mesa, las contrataciones y salarios fuera de planilla”.
Suena a chantaje moral esta formulación.
Yo no tengo dudas, el sector privado en donde estamos los ejecutados aunque no estemos agremiados, queremos todo eso y más. Queremos que el producto de nuestro esfuerzo, nuestra contribución, sirva para que el Estado funcione mejor y definitivamente  no queremos saber nada de darle más plata a estos sinvergüenzas que disponen de nuestro dinero como se le da la santa ganas, pero siempre en beneficio propio y de su grupo político y en contra de los intereses generales.
En los gremios no sé si quieren abandonar esas prácticas pero, estoy persuadido por alguno de sus miembros,  nunca se quiso un nuevo impuesto, lo que se pretendió es bajar la tasa del Impuesto a la Renta Empresarial y se transo bajar del 30 % del Impuesto a la Renta Empresarial al 10 % a cambio del apoyo, de mala gana, al Impuesto a la Renta Personal.
Bajar la tasa resulto altamente beneficiosa porque se recaudo mas y se amplió la base de contribuyentes. Exactamente lo contrario de lo que el Gobierno y sus voceros pregonan, son los impuestos correctos, fáciles de pagar y con las tazas adecuadas los que evitan la evasión y favorecen la recaudación. Lamentablemente se mejoro la recaudación pero empeoro escandalosamente el gasto.
Nuestra plata fue para financiar las invasiones de los carperos a los productores, coimar a senadores para aprobar el ingreso de Venezuela al Mercosur, para incrementar los gastos reservados del Presidente, eventualmente para comprar un avión presidencial, solventar los gastos de viajes inútiles de miembros de todos los poderes del Estado, financiar publicidad gubernamental innecesaria, ete.ete.ete.
El articulista nos informa que asistió a una “capacitación” de un funcionario de un VIDEO CLUB para actuar en caso que el cliente no pida factura. Con este “sorprendente” descubrimiento llega a la conclusión que: “ Esto es una parte de la cotidiana evasión de impuestos” “Nuestro país bajo su nivel de competitividad y una de las razones principales fue la corrupción” ”Si no exigimos factura legal, no crece la maza de contribuyente y las prácticas de corrupción continúan”
Yo pienso que la baja de competitividad no se habrá producido por culpa de la corrupción del Video Club hay evidencias mas contundentes en las narices, en las veredas, del Ministerio de Hacienda y en toda la calle palma, sino que por la información de los 100 mil dólares ofertados por el Senador Gomez Verlangeri (hermano del sospechado ex Presidente del INC) como coima del Gobierno a una Senadora o por todo lo que se publica diariamente de la corrupción en el ámbito de los tres poderes del Estado y que en privado todos reconocen.
La corrupción continua por la Impunidad. Una impunidad que no debería existir porque los Ejecutados pagamos impuestos para que el Estado sancione, castigue a los evasores.
Por favor, no le quitemos seriedad a un tema tan serio. La propaganda que aturde que quede a cargo de los especialistas, la Cicom ( Direccion de Comunicaciones del Gobierno) y su red pagada con nuestro dinero, no a cargo del supuesto sector privado.

One Response to EJECUTIVOS y EJECUTADOS

  1. Hay países que han logrado, mediante la operación de redes cibernéticas sofisticadas, implementar eficaz y eficientemente un sistema de recaudación en el área del IRP. El esquema ubica al contribuyente registrado, persona o empresa, en un rango o categoría que a su vez, determina el porcentaje a pagar sobre una renta dada en un año fiscal.

    En países donde así se opera,los funcionarios públicos dan el ejemplo y cumplen estrictamente con la obligación de publicar y mantener actualizada su Declaración de Bienes en los murales cibernéticos accesibles a la ciudadanía toda.

    Por su parte, en el país ideal, las instituciones públicas, autárquicas y todas aquellas personas fisicas o jurídicas receptoras y/o beneficiarias de fondos públicos, hacen lo propio. Exhiben murales cibernéticos abiertos y de actualizacion diaria, en los que se rinde cuenta detallada de lo recaudado y aplicado, con pelos, marcas y señales.

    En síntesis, transparentan la gestión pública: Un anatema para los referentes de gobiernitos alcanfor, acostumbrados a ocultar o maquillar gestiones cuando menos ineficientes y cuando mas, delictivas

    El anteproyecto nativo de Ley del IRP es un arrendajo, córvido pero realista.

    Su cacareo permanente y grosero cumple con el cloacal propósito de prometer standards superiores de vida a la mayoría de la población. Una población que escucha el canto de angeles y hasta cree en ellos ya que peor no podría irles. La mayor parte de la ciudadanía vive en estado de indefension, sitiada por la ignorancia, el hambre, las enfermedades y ahora como nunca por una criminalidad rampante.

    El IRP es presentado en una vertiente como panacea, y en otra como un acto de «justicia social» robinhoodiano que permitirá una «distribución equitativa de la riqueza», al presente conservada por «unos pocos explotadores»

    Seguirán insistiendo con ésto porque la mentira, repetida un millón de veces, termina siendo una verdad reconocida.

    Este aforismo es atribuido a Goebbels, guía y mentor de cuanto «secretario de información» medra en los gobiernos «populares y participativos» de Cuba, Nicaragua, Bolivia, Venezuela y Ecuador.

    Y así les va.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: