GUSTAVO DIAZ DE VIVAR: UN GRAN COLORADO, UN GRAN AMIGO Y UN GRAN SEÑOR


Por Osvaldo Bergonzi

Pocos pueden darse el lujo de reunir en su persona el título de nuestra nota. Gustavo no solo se destacó como político sino también como un empresario ejemplar. Nadie le regaló nada. El hizo su fortuna mediante su esfuerzo personal. Lo acompañó su esposa Pilar, ciudadana española, que supo forjar con su esposo un distinguido hogar.

Los que tuvimos el honor de ser sus amigos nos sentimos acongojados con su muerte. Debo confesar que ya no deseaba ir a verlo a Piribebuy, su hogar definitivo, donde construyó un emporio comercial con la ayuda de un hijo ejemplar como lo es Javier. No soportábamos verlo sufrir. Debíamos disimular nuestro dolor a pesar que él siempre nos mostraba una sonrisa cariñosa.

Cuando un amigo parte, algo de nuestra vida se va con él. Y en este caso es por partida doble pues además de nuestra amistad nos unió un gran sentido de patria y amor por la ANR. Fue presidente del congreso nacional por dos períodos con el voto y el aliento de dirigentes de alto calibre como lo fuera Waldino Ramón Lovera.  Gustavo hizo honor a su mandato y supo unir a la bancada colorada del senado en momentos difíciles (1989 – 1993)

Los últimos años de su vida sufrió una enfermedad rara pero cruel que lo obligaba a trasladarse en silla de ruedas. Cuando así lo veíamos por Asunción no acercábamos calurosamente a darle nuestro aliento a la par que a su dignísima esposa, Pilar de Díaz de Vivar, la que no escatimaba detalles para hacerle más llevadera su penosa situación.

Gustavo, hizo honor a los merecimientos de su padre, el general Emilio Díaz de Vivar, uno de los protagonistas del 13 de enero de 1947 que llevó nuevamente al poder a la ANR luego de más de 40 años de llanura. Con su conducta intachable demostró que los verdaderos colorados marchamos por andariveles de valor de la que hoy carece la mayoría de nuestra dirigencia.

A Pilar y a Javier vayan nuestras más sentidas condolencias.

One Response to GUSTAVO DIAZ DE VIVAR: UN GRAN COLORADO, UN GRAN AMIGO Y UN GRAN SEÑOR

  1. Humberto Zaracho dice:

    Mi estimado amigo Osvaldo: Aunque no llegué a como vos la suerte de haberlo tratado con mayor familiaridad al ahora fallecido Lic. Gustavo Díaz de Vivar, sin embargo, siempre tuve una excelente impresión de su persona. Recuerdo que el 27 de diciembre de 1992, luego de conocerse la victoria electoral del Dr. Luis María Argaña en las internas coloradas, fue él el primero de los candidatos presidenciales derrotados en apersonarse en el PC de la calle España y Padre Pucheau para felicitarle a nuestro último caudillo colorado. Le siguió el general Carlos Jorge Fretes Dávalos, no así el ingeniero Juan Carlos Wasmossy, a la sazón cautivo del señor Lino Oviedo. Ese gesto le ubicó en un sitial de relevancia en la galería de dirigentes nobles y honestos del Coloradismo Eterno. Ahora bien, su padre fue un jefe militar que se destacó en la defensa de las instituciones republicanas en 1947, cuando el alzamiento de la coalición líbero-franco-comunista contra el Partido Colorado. En 1949 llegó a ocupar el cargo de Comandante en Jefe de las FFAA. Lamentablemente, el general Emilio Díaz de Vivar fue una de las víctimas de la anarquía que se desató en el seno de la familia republicana despues de la victoria de los pynandíes colorados. Por la presión ejercida sobre don Federico por los denominados “isabelinos” fue relevado del cargo por el presidente de la república Federico Chavez. El grupo “isabelino” agrupaba a Isabel Lezcano viuda de Vallejos, la novia del entonces presidente Chavez, y algunos dirigentes del partido apoyados por el comandante de la 1ª División de Caballería TCnel Néstor Ferreira (Necho para sus amigos). Tiempos después, el 4 de mayo de 1954, éste se insubordinó a su Comandante en Jefe el general Alfredo Stroessner, al ordenar a los efectivos de la 1ª DC a avanzar sobre Asunción, ocupar el edificio del Estado Mayor General y apresar al Comandante en Jefe. Lamento profundamente el fallecimiento del Lic Gustavo Díaz de Vivar, y me sumo a vos y a los colorados de bien para presentarle a sus familiares mis sentidos pésames y cristiana resignación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: