GOBIERNO DE RESPONSABILIDAD COMPARTIDA (1)


Escribe Gonzalo Quintana *

La idea de un “Gobierno de responsabilidad compartida” pertenece al Dr. Luis María Argaña. Lamentablemente, en aquel entonces, por torpeza mía no pude profundizar lo suficiente en su contenido. Aun así, fue una gran lección política y me sigue pareciendo una muy buena idea. La historia, resumida, es la siguiente:
La crisis política generada en 1999 por la decisión del presidente Raúl Cubas de indultar al Gral. Lino Oviedo, para muchos de nosotros de una manera inconstitucional, provocó una serie de reuniones para evitar el desenlace que registra la historia.   
Estuve presente en tres de ellas invitado por el entonces senador y amigo Emilio Cubas y el ex ministro del Interior Carlos Cubas, hermanos del Presidente, para debatir el tema. La primera fue en compañía del Dr. Guillermo Caballero Vargas en la Casa del Presidente, y las otras dos en la casa de cada uno de los hermanos, esta vez con el senador Mario Paz Castaing. En todas estas reuniones intentamos en vano convencer al Presidente que asuma el liderazgo de su gobierno y postergue la decisión de indultar hasta que las condiciones sean más propicias. No hubo caso.   
A partir de entonces, las reuniones entre dirigentes políticos y congresistas se sucedieron para preparar el juicio político al Presidente. En algunas de ellas participó el vicepresidente Argaña. Su participación fue tan pasiva que el Sen. Juan Manuel Benítez me manifestó: “No le entiendo a Argaña, estamos hablando de realizar una gestión que le situaría en la Presidencia de la República y él no hace gesto alguno, ni de aprobación ni de rechazo”.   
La última vez que le vi al Vicepresidente fue en la casa de Mario Paz; concluida la reunión y caminando hacia nuestros vehículos aproveché la ocasión para transmitirle la inquietud que compartía con Benítez Florentín. Entonces me dijo: “Es un disparate lo que plantean”. ¿Por qué?, le dije. “Porque ahora es imposible un Gobierno de unidad nacional como Uds. pretenden. Sí es posible y necesario un Gobierno de responsabilidad compartida”, me respondió.   
Continuó: “Hoy en día los partidos están tan atomizados en movimientos internos, hay tantos jefes que cada uno reclamará su porción del poder (citó los distintos liderazgos en los dos partidos tradicionales) que cuando termine la distribución el que menos poder tendrá será el propio Presidente de la República”.   
“La posibilidad de plantear un gobierno de unidad la tuvimos y la desperdiciamos cuando Laíno era dominante en el PLRA y la unidad de la ANR era segura. Entonces, bastaría que dos se pongan de acuerdo; hoy en ambos partidos esto es imposible”.   
“El Paraguay necesitará en los próximos años un Presidente con mucho poder para conducir un proceso que requerirá de dolorosos ajustes; un presidente sin poder o sometido a todo tipo de presión dentro de su propio gobierno será un completo fracaso”.   
Le pregunté: “Entonces, ¿cómo se entiende lo de gobierno de responsabilidad compartida?”. Contestó: “Tenemos que tener un Presidente con plenos poderes, que plantee un programa y un estilo de gobierno y los que están de acuerdo tendrán el espacio para compartir la tarea” .   
“¿Cuáles serían esos programas y estilo”, pregunté. Habíamos llegado hasta su vehículo: “Ahora ya no tengo tiempo, te busco en algún momento para continuar conversando”.   
Cumplió con su palabra. El fin de semana anterior a su muerte llega a mi casa, en Pilar, un emisario suyo diciéndome que el Dr. Argaña me invitaba a pescar en su estancia. Le dije que me disculpara, pero que había venido desde Asunción con un viejo compañero de pesca para compartir esa jornada.   
Días después fallecía y para desgracia mía nunca pude nutrirme con la visión del proceso de un experimentado político, que conocía las intimidades del poder.   
El resto es historia conocida, destituido el Presidente se conforma un gobierno sin propósitos definidos ni objetivos superiores. La supuesta unidad no es más que una repartija de ministerios y cargos públicos.   
El supuesto gobierno de unidad no hizo más que consolidar el viejo pensamiento político tan sectario y maniqueo como siempre. Por supuesto, no logró mejora alguna en el funcionamiento del Estado.
LA SEGUNDA OPORTUNIDAD
Luego, se tuvo una segunda oportunidad. La oposición encuentra la fórmula para desplazar al Partido Colorado con una atrayente, aunque tramposa, propuesta de alianza patriótica para el cambio (APC).   
Pero la historia no cambió, porque nunca hubo un ánimo de asociarse sino que era el desarrollo de un plan oportunista de gente sin escrúpulos. Jamás nadie quiso concertar, sino que agregarse para mejorar su posición política personal. Esa fue o es otra oportunidad perdida, que tiene su propia historia.

*Opinión publicada en ABC Color este viernes 26 de agosto. El columnista perteneció al PLRA, y como Eligio Ayala en su momento, renunció a su agrupación política. Por ser de mucho interés para nosotros los colorados volvemos a publicar.   

One Response to GOBIERNO DE RESPONSABILIDAD COMPARTIDA (1)

  1. Antonio Peralta dice:

    Director excelente, es un artículo para aplaudir con los pies y las manos.
    A muchos no va a gustar lo que sigue; pero ahí va: Antes de fallecer mi Padre que fue uno de los artífices de la llegada al poder de Stroessner.
    Le pregunte que se te ocurrió ayudar a este hombre que tanto nos persiguió?
    Me respondió queres saber, sí le respondí: “A mí me fue mal, al pueblo le fue bien; bien pagado mi hijo”.
    Y agrego, si este señor no subía el partido no se iba a mantener en el poder, a nosotros nos costo años llegar al poder, no se podía desperdiciar la oportunidad.
    Nuestro país necesita de un presidente con mucho poder, para que las cosas funcionen.
    Y agrego, acaso nos ves como va esta transición, esto era en el año 2.000. El que sufrira nuevamente es el pueblo.
    La política, la democracia tiene que adecuarse a la forma de ser de sus ciudadanos. Y el nuestro es muy especial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: