BENITES, CABALLERO, GILL, URIARTE Y ELISA LINCH


Extracto de: “BERNANRDINO CABALLERO EL AUTENTICO, EL POLÍTICO Y EL ESTADISTA, LIBRO SEGUNDO. INÉDITO de nuestro director

Así, Gregorio Benítes (apellido de origen portugués) decide ir a su ciudad natal, Villarrica, donde visita a sus familiares y aguarda que el ambiente se aclare. Allí lo apresan violentamente. Lo traen a Asunción y lo meten en una celda por orden de Juan Bautista Gill. Allí lo torturan hasta que firme un poder especial para su primo Higinio Uriarte y así poder retirar o robar 3.000 libras esterlinas de su cuenta en Londres. Esa suma, conforme lo señala Benítes es el fruto de sus ahorros durante casi 20 años en el servicio exterior. Así con tamaña saña le arrancan su firma. El documento lo Recibe Uriarte. (Ver Memorias de Gregorio Benítes sobre su negociación en Londres, inéditas hasta 2002 cuando Ricardo Scavone Yegros las va rescatando de diversos sitios. Este hace una introducción mientras el presidente de la Academia de la Historia, Washington Ashwell, en una extraordinaria síntesis, nos explica lo sucedido, es decir, la infamia contra un hombre honrado.) Más de un año anduvieron por Londres Uriarte y Caballero hasta que el Banco operante finalmente le abonó las 3.000 libras esterlinas a Uriarte. Caballero lo conoce personalmente a Benítes durante su breve estadía (de éste) en Asunción pero más por referencias de terceros. El mariscal le comentaba en el largo trayecto rumbo al holocausto el notable desempeño de aquel ante la corte de Napoleón III. Por su parte Delvalle debió informarle de los últimos sucesos de la legación cuando se desempeñó durante un tiempo como secretario de Benítes hasta que se decidió regresar por propia voluntad sin que López le haya ordenado o requerido. (Ver El Círculo de San Fernando.) Pero fue Centurión, su más estrecho amigo, quien le iluminó de muchas cosas relacionadas con el desempeño de sus compatriotas en Europa dado que a cada tanto aprovechaba los recesos universitarios para pasar sus vacaciones en París. (Ver Migraciones. Juan C. Centurión) En tanto su compañero de viaje, Uriarte, debió venderle la especie que Benítes resultó ser un bandido aprovechador de su cargo de negociador en el segundo empréstito. Estos debieron ser sus temas de conversación durante tanto tiempo juntos. Caballero escuchaba. Pero no dejó rastro. Nada nos dice al respecto. Sin embargo, como se verá más adelante, él lo reivindicará a Benítes.

Como ultima misión los dos delegados debían averiguar con la ayuda de Madame Linch donde quedó enterrado el resto del tesoro de la nación. Cartas empalagosas ya le había enviado Gill a la ilustre compañera del Mariscal diciéndole que cuando llegara a controlar el gobierno la ayudaría. En tanto su pariente Uriarte le va informando a su primo de todos los pasos seguidos por los viajeros. (Cartas Madame Linch – Gill, – Uriarte – Gill, Gill –Madame Linch, repositorio del autor.) Caballero sabía por Juan Crisóstomo Centurión que el custodio del tesoro en los últimos tiempos de la guerra fue el coronel Juan Bautista Del Valle, es decir, era un hecho cierto su existencia. No existe documentación si Caballero entra en contacto con su amigo Centurión. Pero la señora Linch le debe haber informado de sus actividades en Londres y su posterior casamiento con una ciudadana de la colonia Española en Cuba, niña de la mejor sociedad de esa lejana isla. Creemos que ambos amigos entraron en contacto y Centurión se niega a regresar pues su enfrentamiento con Cándido Bareiro en 1863 fue extremadamente fuerte. Al parecer Centurión se halla cómodo en su nuevo hogar en Santiago de Cuba. Pero como se verá, cuando su amigo Bernardino comience a iluminar el firmamento a pesar de la influencia de Bareiro, regresará y veremos sus dotes de intelectual y de político. Ahora en 1874 eso se halla todavía verde.

Caballero y Uriarte son invitados por Madame Linch a París donde reside. Ella les ofrece una opípara cena. Pregunta por los amigos. Uriarte le da esperanzas. La sede del palacio de gobierno es una donación a López de Lázaro Rojas, su multimillonario padrino y abuelastro, al primogénito del matrimonio López – Carrillo. Francisco Solano la iba construyendo con el fruto de su herencia cuando viene la guerra. Su residencia de la esquina de Nuestra Señora de la Asunción y Palma, demolida para convertirla en plaza del oratorio, es propiedad genuina del Mariscal.  Caballero escucha. Ambas propiedades no le fueron devueltas a la familia así como numerosos bienes de Elisa Linch. Las cartas de Gill son formidables, empalagosas, la alienta el muy pícaro. Le dice a ella que sus angustias de dinero se resolverán. Está feliz. Su futura nuera,  Maud Lloyd, critica a la familia Solano López, por vivir de los sueños de antiguas opulencias. (Ver Maud Lloyd, Recuerdos de mi suegra. De este matrimonio de Enrique Solano Lópèz con Maud Lloyd nacieron dos niñas, más tarde casadas con norteamericanos. Una nieta ya fallecida llegó a ser senadora de los Estados Unidos por Alaska. Su apoderado fue Martín Burt. Ver CALUMNIA, de reciente publicación de dos paisanos de Elisa, ya citados.)

Caballero no hace preguntas pero Uriarte sí. Hasta este punto había llegado Gill. Promesas falsas hechas a una angustiada mujer a cambio de información acerca del lugar del entierro. Como bien expresa José Antonio Moreno Rufinelli, presidente de la Real Academia de la Lengua Española, Capitulo, Paraguay, la voz “entierro” queda incorporada al diccionario como sinónimo de “tesoro”, él único país de habla hispana que iguala ambos sustantivos para referirse a la misma cosa. Le hemos dedicado una novela histórica a este misterio sin resolver hasta la fecha. (Leer El Tesoro del Mariscal. Osvaldo Bergonzi)

One Response to BENITES, CABALLERO, GILL, URIARTE Y ELISA LINCH

  1. Rocio Granada dice:

    Cuando lo que se va publicar el tan anunciado libro “BERNANRDINO CABALLERO EL AUTENTICO, EL POLÍTICO Y EL ESTADISTA, LIBRO SEGUNDO.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: