UNA CARTA ESCONDIDA CAUSA INDIGNACIÓN LUEGO DE 190 AÑOS


Extracto: “LOS HEREDEROS DE LA ESPADA” de nuestro director

Corre el año 1820. Un caudillo oriental llega a las costas del Paraná a la altura de La Candelaria, hoy provincia de Misiones, Argentina. Se lo nota agotado a sus 54 años, edad más que madura para andar en tantos tumbos y ajetreos políticos. En él se cumplen 10 años de un batallar constante en medio de valles vírgenes y pueblos perdidos entre dos grandes ríos. En su vida muchos fueron sus aciertos, pero también lo contrario, particularmente a la hora de elegir colaboradores o aliados. Su rostro nos muestra resignación a la par de haber tomado una decisión de poner punto final a sus afanes terrenales lo cual indica prudencia. Su hora – lamentablemente – terminó pues las circunstancias de pronto cambiaron abruptamente. De manera que hay que aceptar el destino por más adverso que fuere. Lo acompañan soldados, gente de color, indios y mujeres, poco más de mil seres humanos dispuestos a acompañarle a su líder adonde sea. Su vida no vale nada, pues un antiguo subordinado suyo, Francisco, Pancho, Ramírez, que por la gran diferencia de edad existente entre ambos puede muy bien ser su hijo, le ha puesto precio a su cabeza. El lo sabe, y hasta esperaba algo así del personaje, pero lo que sospecha pero no sabe es que además, el general Fructuoso Rivera, también está dispuesto a matarlo personalmente. No se enterará jamás dado que tan sensacional noticia recién verá la luz casi 190 años más tarde.

El diario La República de Montevideo publica en el año 2007 una carta INÉDITA en la cual el fundador del Partido Colorado del Uruguay suscribe su respuesta a Francisco Pancho Ramírez quien le había propuesto asesinar a José G. Artigas. Rivera acepta ir a matarlo personalmente

La noticia causa un revuelo infernal. El diario agota su edición. Los del Partido Blanco sonríen y hasta lanzan algunos comentarios socarrones mientras los que conforman el Frente Amplio, en el gobierno al momento de escribirse este libro, por poco no dicen: -¿Este es su héroe? Sucede lo mismo en la Argentina y el Paraguay. Algunos mármoles no son tan mármoles. Últimamente se andan desenterrando cartas de viejos archivos. Otro no menos importante documento, como se verá oportunamente, sale a la luz de un viejo baúl depositado en un sótano en el Estado de Maine, Estados Unidos. En este caso, la carta se encontró en la ciudad de Corrientes y hasta han intervenido peritos calígrafos para constatar la firma de Rivera. Historiadores importantes han confirmado la especie como Ana Riveiro, autora de una muy importante biografía de Artigas, de reciente publicación, aunque ella duda que el contenido del texto haya sido redactado por Rivera debido a que las cartas de puño y letra de éste están plagadas de faltas de ortografía. Y conste que el personaje fue el primer presidente del Uruguay. Al parecer los muertos insignes ruegan que alguien desempolve cartas para reposar en paz. Y lo logran pues este hallazgo será agregado a la historia del Uruguay. Antes…. otros investigadores descubrieron el documento pero no fueron tenidos en cuenta debido a la historia oficial. Ahora, en cambio, ya no hay manipuladores. Ya no se pueden ocultar tales cosas. ¡Pero que fatalidad!, ante tamaña noticia, lo dejamos a nuestro héroe en la costa del río Paraná.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: