LA GESTION DE LOS GOBIERNOS COLORADOS EN EL DESARROLLO DEL CHACO


Por el doctor Humberto Zaracho

El diario ABC COLOR publicó en su edición del día martes 12 próximo pasado un artículo bajo el título “Los menonitas y el despertar del Chaco paraguayo”, cuyo autor es el señor Marvin Duerksen (pág. 52). En general coincidimos con las apreciaciones del articulista. Pero, sin embargo, nos vemos obligados a señalar que el desarrollo del Chaco, otrora llamado “infierno verde”, no es solamente el resultado del trabajo y esfuerzo de los menonitas. Para ello también ejercieron gran protagonismo los gobiernos colorados que desde mediados de la década de los 50´ del siglo pasado tuvieron el mérito de haber impulsado, ejecutado y culminado la integración definitiva de la región occidental al desarrollo nacional.

La gestión desarrollista comenzó con la histórica reunión realizada el 31 de julio de 1955 en el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones presidida por el titular Gral. Div. Marcial Samaniego, a la que participaron autoridades del citado Ministerio, representantes de la Administración de Cooperación Internacional de los EEUU, organizaciones menonitas y ganaderos del Chaco. En la ocasión se resolvió, entre otras, la “constitución de una Comisión Mixta de ganaderos y organizaciones menonitas para la construcción de un camino troncal que unirá Filadelfia con Villa Hayes”. Al efecto, se dictó el Decreto Nº 13.965 del 3 de agosto de 1955 (firmado por los generales Alfredo Stroessner y Marcial Samaniego, presidente de la república y ministro de Obras Públicas respectivamente), que reconoció la constitución de la Comisión Mixta y, además, dispuso que el costo de la obra será costeada por el Estado Paraguayo.

La obra tuvo inicio el año 1957, siendo contratado la empresa Williams Brothers para la construcción del tramo a partir del Km. 427 en dirección sur-este, en tanto que el Batallón de Ingeniería Nº 3 fue encargado del tramo Villa Hayes en dirección noroeste hasta empalmar con la empresa norteamericana. Durante la construcción de la ruta la Unidad militar se estableció en cuatro Campamentos: Cerrito, Tacuara, Río Negro y Monte Lindo. Se mandó construir en el Japón la balsa “Villa Hayes”, destinada al transporte de vehículos y pasajeros entre Piquete Cué y Villa Hayes. El empalme de ambos tramos de la ruta se produjo en el Km. 208 (a partir de Villa Hayes, a la altura de la estancia Van Humbeck), el 5 de octubre de 1961, coincidente con el Día del Camino. Su habilitación oficial se realizó ese mismo día en ceremonia que contó con la presencia del presidente Alfredo Stroessner, que viajó acompañado de autoridades de su gobierno.

Cabe mencionar que en aquel tiempo comandaba el Batallón de Ingeniería Nº 3 el después general Alejandro Schreiber, y los oficiales que revistaban en dicha Unidad fueron, entre otros, los entonces Tenientes Silvio Noguera, Darío Franco Flores, José Jiménez Cáceres y Críspulo Vega Morel.

Continuando la construcción de la ruta la empresa William Brothers prosiguió desde el Km. 427 hacia el norte hasta Mariscal Estigarribia, en tanto el Batallón de Ingeniería Nº 3 se instaló en el Fortín Nueva Asunción (cercano a la frontera con Bolivia) desde donde se dirigió en dirección sur hasta la capital del entonces Territorio Militar del Chaco. La grandiosa obra vial fue inaugurada en toda su extensión de 750 kms. el 10 de setiembre de 1964 en cuya oportunidad volvió a estar presente el primer magistrado general Alfredo Stroessner. Años después, siempre bajo su gobierno, habría de iniciarse la pavimentación de la ruta que se dividió en varios tramos.

Los resultados de la obra de gobierno se observaron poco tiempo después cuando comienza en la zona una inusitada actividad económica, social y cultural. Pero sin duda alguna la mayor incidencia benéfica se notó en las colonias menonitas, las cuales cobraron gran desarrollo. Estos se vieron favorecidos al economizar sumas millonarias en concepto de fletes y celeridad en el transporte y comercialización de sus productos agropecuarios. Cabe recordar que los carros polacos tirados por caballos eran su principal medio de transporte. En Filadelfia cargaban sus productos en dichos medios de transporte rumbo al Km 145 del ferrocarril de la compañía Carlos Casado. Aquí esperaban horas y hasta días en espera del tren en la que cargaban sus productos hasta el puerto de la empresa a orillas del río Paraguay. Luego de ser cargados en un trasporte fluvial tardaban dos días hasta llegar a Asunción. Es decir, insumían seis a ocho días con la consiguiente pérdida de tiempo y dinero, al producirse derrames y rotura de envases en los lugares de trasbordo, sino la pérdida total de las mercaderías cuando eran alimentos perecederos.

Paralelamente los ganaderos chaqueños pudieron transportar en enormes vehículos terrestres sus cabezas de ganado hasta los lugares donde estaban ubicados los frigoríficos que faenaban los animales para su comercialización en los mercados exteriores. De esta forma se sustituyó el lento transporte de los animales vacunos en rodeos que extenuaban y restaban kilos de peso a los animales, en detrimento de mejor cotización para sus propietarios.

Pero la obra del gobierno colorado de Stroessner a favor del desarrollo chaqueño no se interrumpió. El puente inaugurado el 19 de agosto de 1978 sobre el río Paraguay, a la altura de Remanso Castillo, fue el primer punto de unión física entre las regiones Oriental y Occidental. Le siguió poco después el puente construido a la altura de Concepción y Puerto Militar, en la zona norte del país, que se entronca con la ruta asfaltada Concepción-Pozo Colorado. A esto debe sumarse el puente sobre el río Pilcomayo entre Colonia Falcón y la ciudad argentina de Clorinda, como también el puente que une Pozo Hondo con Misión La Paz (Argentina).

Posteriormente a Stroessner, durante los gobiernos colorados del general Andrés Rodríguez, Ing. Juan Carlos Wasmossy, Luis González Macchi y Nicanor Duarte Frutos se inauguraron otras obras que afianzaron el desarrollo chaqueño.

Se puede citar aun muchas otras obras de infraestructura y productividad económica logradas por los gobiernos colorados que coadyuvaron con el desarrollo chaqueño. Empero, consideramos que los enunciados en esta nota son harto suficientes para ilustrar la relevancia que los gobiernos colorados exhibieron en esa difícil tarea. Lamentablemente hay un sector minoritario de la opinión que pretenden ocultar los logros obtenidos, en tanto que existe otro sector al que pertenecen las generaciones mas jóvenes que no conocen el esfuerzo que dedicaron los gobiernos colorados en ll construcción de nuestra patria, en el marco de PAZ y PROGRESO.

Asunción, 19 de abril de 2011

One Response to LA GESTION DE LOS GOBIERNOS COLORADOS EN EL DESARROLLO DEL CHACO

  1. Graciela Pérez de Coronel dice:

    Solo los mercenarios progresan en tiempos de guerra.
    Ojalá algún día los responsables de la confección de los textos escolares consideren como un bien muy valioso
    el instruir a nuestros estudiantes en el conocimiento de los hechos que aquí se mensionan como así también otros tantos que conforman el testimonio histórico del progreso de nuestra Nación,dejando de lado las banderías políticas que impiden la divulgación fielmente documentada;solo asi haremos de los jóvenes unos profundos conocedores de nuestro legado cultural.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: