JOSE P. GUGGIARI FUE EL RESPONSABLE POLITICO DE LA MASACRE DEL 23 DE OCTUBRE


Por el doctor Humberto Zaracho

Dado que un escribiente que se oculta con el seudónimo Liberalísimo José escribió al pie del artículo “Con razón Eligio Ayala renunció al Partido Liberal”, que en el mismo se ha tergiversado la historia, y en atención a que soy uno de los que deslicé mi apreciación sobre el escrito, me cabe la obligación moral de responderle al escribiente. En primer lugar, me remito a mi artículo “El 23 de Octubre de 1931” donde fundamento la responsabilidad del presidente Guggiari de la masacre de la juventud paraguaya. De su lectura el Liberalísimo José se dará cuenta que NO SE HA TERGIVERSADO LA HISTORIA. Por el contrario, SE HA REVIVIDO CON OBJETIVIDAD UN PASAJE DE NUESTRO LUGUBRE PASADO HISTORICO del cual el Dr. José P. Guggiari fue el principal responsable político. Pero hubo también otros culpables. Refiriéndose a la masacre, un político liberal se pregunta y se responde: “¿Quienes son los culpables? El Ministro del Interior, el Jefe de Policía y el Jefe de Destacamento de los marinos” (1). Otro político y escritor nacional, ante la pregunta ¿El presidente dio la orden de fuego?, contesta: “Lo importante no es el saber quien haya llevado esa orden –se refiere a la orden de fuego-, sino saber quienes son los responsables del bárbaro episodio, ya que sea quien fuese el mandadero, la responsabilidad es conjunta de todo el gobierno, comenzando por el presidente de la República, sus ministros y, más en particular, los ministros del Interior y de Guerra, el Jefe de Policía y los demás funcionarios policiales, militares y civiles” (2). Y el mismo autor, al recordar a una de las estudiantes heroína del 23 de Octubre, refiere: “Tres veces valiente, Adelaida Rodi no huyó ante las descargas del Régimen; avanzó con su bandera en alto y subió las escalinatas del Palacio, donde fue brutalmente castigada a sable por el oficial del Batallón de Seguridad, José F. López. Ya en lo alto, con dos compañeros estudiantes, se encontró frente a frente con el presidente Guggiari, quien en forma descompuesta e irritada, la increpó con estas palabras: “Esta bandera es indigna de estar en vuestras manos”. Adelaida Rodi se plantó ante la injuria y replicó con estas palabras de fuego: “El indigno es usted” (3). En cuanto al juicio político del presidente Guggiari veamos como lo califica una de las víctimas de la masacre. “Al mismo se sometió, a su pedido, el presidente Guggiari. La Cámara de Diputados, compuesta íntegramente por correligionarios del solicitante, sustanció dicho juicio… El tal juicio fue una grosera farsa, una burda parodia, una escandalosa pantomima. Su objetivo real no fue otro que tratar de aplacar con la torpe argucia de una mascarada, la encrespada indignación nacional. Se dio largas al asunto con calculada intención. El fallo lustral, debidamente orquestado, declaró que no había lugar a formación de causa, llevando el sosiego de la impunidad formal al Palacio de Gobierno Consecuentemente, el Dr. Guggiari, con la aureola fabricada por sus amigos, reasumió sus funciones. Quedó así establecido que el baño de sangre consumado no tuvo responsable desde el punto de vista parlamentario. Impúdicamente la solidaridad partidaria rindió sus frutos” (4)

Finalmente, no está en discusión que el Dr. Eligio Ayala haya sido afiliado del Partido Liberal (fracción Radical), y que tuvo en el señor Eduardo Schaerer (jefe de la fracción denominada Partido Liberal del Llano) a uno de sus temidos enemigos políticos. Tampoco que, pese a sus LUCES Y SOMBRAS, fue un gobernante que se condujo con un patriotismo singular para la época. El Dr. Rogelio Urízar comenta lo siguiente: “Sus propios correligionarios lo tenían a menudo contrariado, pretendiendo influir en los actos políticos y administrativos de su gobierno, como sucedió con la composición de su gabinete” (5). A su vez, otro destacado exponente de la intelectualidad nacional, historiador y político liberal, hace la siguiente semblanza de su gestión gubernamental: “Los que conocieron las interioridades del gobierno durante la actuación del Dr. Eligio Ayala al frente de las finanzas del país, cuentan que este personaje fue el más fiero, tozudo y arrogante sostenedor de la OCULTACION SISTEMATICA AL PUEBLO, DEL MANEJO DE SU DINERO… El Dr. Da Rosa (Eliseo), su mejor amigo y discípulo, ha puesto en el Diario con letras gordas al otro día de su inesperada y trágica muerte: El hombre ha muerto, pero queda su escuelaLos pueblos de campaña se hallan en su inmensa mayoría bajo el régimen de cacicazgo, encarnado en un caudillo o en una comisión partidaria. Las autoridades políticas, judiciales, municipales, escolares y hasta eclesiásticas, tienen que resignarse a ser dóciles instrumentos, en manos de quien o quienes representan en la localidad, los supremos intereses del partido… Durante la presidencia del Dr. Eligio Ayala, ya en las postrimerías de su período, la Revista de la Bolsa y Cámara de Comercio, fulminaba al gobierno diciendo que la Aduana era una cueva donde se saqueaba al comerciante, al atraco de la bolsa o la vida” (6).

Finalmente, para mejor ilustrar al Liberalísimo José –para evitar ser tildados de colorado fanático o antiliberal- nos permitimos transcribir las opiniones de personas pertenecientes al propio liberalismo paraguayo, al Partido Revolucionario Febrerista, y a otra corriente no colorada. Entonces preguntamos si las personalidades citadas, al volcar sus opiniones ¿DIJERON LA VERDAD o TERGIVERSARON LA HISTORIA?. En consecuencia, LA CUESTION DE LA VERDAD HISTORICA NO ES CON NOSOTROS SINO CON LOS AUTORES LIBEALES CITADOS.

NOTAS:

(1) Dr. ROGELIO URIZAR, Los dramas de nuestra anarquía, Tomo II, pág. 709, Edit. Fundación Ross, Rosario (Santa Fe), 1989

(2) Dr. JUAN STEFANICH, El 23 de Octubre de 1931, pág. 44, Edit. Febrero, Bs. As., 1958

(3) Ibidem, pág. 143

(4) M. Agustín Avila, 23 de Octubre de 1931. Una página enlutada y gloriosa del estudiantado paraguayo, págs. 42/43, Edit. EL FORO, Asunción, 1981

(5) Ibidem, pág. 654

(6) Dr. Teodosio González, Infortunios del Paraguay, págs. 419/423 y 431, Edit. El Lector, Asunción, 1997

4 Responses to JOSE P. GUGGIARI FUE EL RESPONSABLE POLITICO DE LA MASACRE DEL 23 DE OCTUBRE

  1. Osvaldo dice:

    que desastre, hace falta darle tinte politico a la muerte de estudiantes? PERO QUE MAS SE PUEDE ESPERAR! “elcoloo.com”

  2. Julio Sotelo González dice:

    La historia registró este hecho cargado de oportunismo político de los colorados. Si bienes cierto que los 8 estudiantes que murieron tuvieron nobles ideales, pero fueron asquerosamente usados como carne de cañón. Qué estúpido pretender cargarle la culpa a alguien que no tuvo nada que ver. Porque hoy no hacen un ataque al palacio a ver si los guardias no reaccionan?

  3. Santiago dice:

    Este articulo hace un desviamiento vicioso de la historia real de aquel hecho fatídico en done murieron jóvenes idealistas manipulados por politiqueros inescrupulosos.

  4. guggiari indiana rosa dice:

    Difamador mi abuelo mando a la guerra a mi papa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: