PERSECUSIÓN CONTRA FUNCIONARIOS LIBERALES


Por Humberto Zaracho

"Nunca un Gobierno colorado me tocó, siendo yo opositor. Y este, que es el Gobierno del cambio, me destituye solamente por contar lo que pasa". Estas son las expresiones vertidas por el doctor Gustavo Guggiari, médico oncólogo destituido el día de ayer sábado 20, del cargo de Jefe de Oncología Radiante del Instituto Nacional del Cáncer donde se desempeñó desde hace 19 años. La orden de su remoción provino de la Ministro de Salud Pública doctora Esperanza Martínez, ex liberal y actual Tekojojá. El doctor Guggiari es un destacado especialista en cáncer formado en la Argentina, Bélgica y los EEUU. Pertenece al PLRA y es un descendiente del doctor José P. Guggiari, Presidente de la República en el siglo pasado. "A los que denuncian les suspenden. Se persigue a la gente, hay una mentalidad totalmente dictatorial", agregó el galeno destituido. La medida adoptada fue en represalia a que el médico señaló las falencias y carencias del citado Hospital en ocasión de la visita de la diputada Olga Ferreira de López. El argumento empleado por el Director de la institución, doctor Héctor Dami fue un lacónico "reestructuración administrativa".

Lo llamativo del hecho es que a la persecución laboral contra funcionarios colorados, gestado desde la asunción al poder de la autodenominada Alianza Patriótica para el Cambio, se suma ahora la persecución contra funcionarios liberales. Días pasado ocurrió algo similar con otro médico liberal, el doctor Julio Ayala, ex Director del Hospital Nacional. Sin embargo, pese a la arbitraria actitud de la Ministro doctora Martínez el presidente Fernando Lugo le brindó su apoyo total. Estos hechos provocaron la reacción de los funcionarios médicos y paramédicos, aunque sus reclamos no tuvieron eco de parte del otrora autodenominado “obispo de los pobres” (?). Tampoco hasta el momento se ha escuchado las voces de protesta de los campeones de los derechos humanos (?) como los Martín Almada, profesor Resk, y otros personajes de la izquierda caviar.

Otro aspecto llamativo es la poca importancia que el Directorio del PLRA le ha dado a esta persecución política. Lo que lleva a dudar del interés de los dirigentes del PLRA en hacer respetar los derechos de sus correligionarios. Aparentemente no es tanto la estabilidad laboral de los liberales lo que importa a los Llano, los Alegre, los “paková” Ledesma y demás cómplices del gobierno lugomarxista. Lo que en realidad les impulsa es otro objetivo: mantenerse bien prendidos al “zoquete presupuestario” que les concede graciosamente el exobispo sampedrano. Si no que lo digan los Heisecke, los Vera Bejarano, los Mateo Balmelli y demás exponentes liberales que estuvieron en cargos de relevancia en la primera hora. Veremos si la fiesta de derroche de los fondos públicos tiene su final, o si por el contrario, continuará siendo el “leiv motiv” de estos pseudodemócratas “socialistas del siglo XXI”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: