NUESTRO DESAFÍO: LAS ELECCIONES DEL 7 DE NOVIEMBRE


Por Osvaldo Bergonzi

Estamos a poco menos de tres meses de la realización de las elecciones municipales en todo el país. En oportunidad de las proclamaciones de nuestros candidatos en los 328 municipios nuestra presidenta nos anunció la afiliación de más de 130.000 nuevos colorados.

Ello constituye algo digno de mencionar pues  en la llanura se mide mejor el termómetro político. Más bien tales iniciativas se dirigen al calor del poder. En cambio, eso no sucede con la ANR. A pesar de no poderles dar nosotros espacios de poder alguno a los nuevos afiliados, ellos, a pesar de eso, desean adherirse a la histórica bandera de Bernardino Caballero.

Nuestros dirigentes, tanto veteranos como novatos, deben administrar muy bien esta feliz realidad. Vemos con buenos ojos los liderazgos emergentes surgidos luego de nuestras recientes internas municipales. Suponemos que sabrán moverse con prudencia en el actual escenario. Deben saber que la clase política paraguaya atraviesa por su peor momento. El resultado se halla a la vista. Nos gobierna un obispo surgido en una simple marcha callejera de protesta.

Nuestros compatriotas no confían en los representantes del pueblo. Menos aún en la justicia construida por pactos de gobernabilidad entre los partidos tradicionales. El parlamento cobija a los menos capaces cuyas actuaciones merecen la crítica constante de la opinión pública. Basta leer las encuestas para percatarse que el congreso se ubica en forma constante en el último lugar de la consideración pública.

Estas reflexiones deben de servirle de sustento a nuestros dirigentes a la hora de elegir candidaturas. Los llamados  SAPOS de la política deberán ir desapareciendo de la cartelera si pretendemos tentar suerte en el año 2013. El nuevo tinglado deberá ser montado con personas que despierten credibilidad. De nada valdrá ganar internas con  SAPOS pues a la hora de la verdad caerá sobre nosotros un filoso telón.

De nada nos valdrá conseguir un buen candidato a presidente si éste debe ser acompañado por SAPOS. En igual sentido de nada nos valdrá que llevemos lo mejor en el parlamento si los mismos son liderados por un SAPO como candidato a presidente. El electorado es cada vez más crítico y hasta si se quiere despiadado. Resulta que su paciencia ha sido colmada.

Estas cosas la venimos pregonando desde hace algún tiempo. Y con satisfacción observamos la aparición de nuevos y viejos actores pero con el mantel limpio como acostumbra señalar el presidente del TEP. Eso despierta el interés de nuestra gente y de los nuevos afiliados. Quizá – para que eso ocurra -  nos favoreció que los diversos movimientos internos abrieran sus listas para concejales. Así se podía elegir mejor. Una manera práctica de combatir las llamadas listas sábanas.

Por eso suponemos que, esta práctica continuará, de manera a llenar las expectativas de nuestro electorado a la hora de elegir candidato a presidente, gobernadores, diputados, senadores y miembros de juntas departamentales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: