LOS MEJORES DESEOS PARA FERNANDO LUGO


Por Osvaldo Bergonzi

Solo los que pasamos por un trance como el que hoy vive Fernando Lugo podemos valorar en su justa dimensión su trascendencia. Mi drama comenzó en la noche del 5 de octubre de 1985 a las 23 horas cuando oriné sangre del color de los vinos de  LA RIOJA. Concluyó 10 años después. En el camino quedaron, 11 intervenciones, quimioterapia, pañales desechables, ronchas en la piel y aquellos escasos millones de glóbulos rojos que me dificultaban la respiración. En tanto mi colega colorado de la cámara de diputados  ESPERANZA LEIVA, con el mismo diagnostico, hacía su viaje a lo desconocido.

Solo al entonces senador, Carlín Romero Pereira, le confesé mi padecimiento. El, aparte de mi familia, mi dio mucho apoyo espiritual. En tanto la política vertiginosa que viví por aquellos tiempos distrajo mi atención al extremo de casi olvidar estas cosas. Por eso, le recomiendo a Lugo lo mismo a la vez que tenga esperanza y se entregue a los designios de DIOS. Además, la medicina actual ha vencido obstáculos increíbles en la cura del  CANCER.

– Debes estar por acá ( Hospital Larnier, West Point – Georgia), a más tardar, el 22 de diciembre de 1990, porque de lo contrario, debo devolver el paquete completo de tratamiento que me dieron.

El que esto me decía por teléfono fue mi amigo de la infancia, el reconocido urólogo paraguayo radicado en los EE.UU, doctor Emiliano Saguier,  justamente ahora por Asunción de visita a sus familiares y amigos. A él le debo la vida pues logró incorporarme al entonces programa experimental  FRANCÉS – NORTEAMERICANO. Es decir, para oficiar yo de conejillo de indias en el cupo de 10.000 privilegiados estadounidenses. Los otros 10.000 lugares le correspondía a Francia.

Dado que mi permanencia debía ser larga llevé a mi esposa y a mis hijos más chicos. El general Dionisio  Nino Cabello, entonces presiente de LAP, me vendió los pasajes pagaderos en 12 cuotas a ser descontadas de mi dieta en la cámara de diputados. Mi garante fue mi amigo Alberto Aguadre, recientemente fallecido. En tanto mi familia y yo residiríamos casi dos meses en la casa de Emiliano y Negra Mercado de Saguier. Esta última, Negrita, fue otra de las personas que nos acompañó como una verdadera hermana.

Poco después de mi regreso en febrero de 1991, por primera vez, recibí noticias alentadoras de la bioxia. Cada año el hospital me enviaba un formulario para responder. Recuerdo que a  la primera pregunta – ¿vive Osvaldo Bergonzi?, – yo marcaba sí, con una sonrisa. Ese cuestionario se repitió durante varios años hasta que finalmente me dieron por curado.

Supongo que en la actualidad existen mayores descubrimientos y procedimientos para tratar el  CANCER, de manera que hay que alentar mayores expectativas aun. Esta pequeña historia se la cuento a Fernando Lugo pues mis funciones como periodista político, hasta si se quiere algo agresivo, no guardan parentesco alguno con el ser humano que llevamos dentro, que contiene el alma y los sentimientos de amor al prójimo.

AMARAS A DIOS POR SOBRE TODAS LAS COSAS Y A TU PRÓJIMO COMO A TÍ MISMO.

2 Responses to LOS MEJORES DESEOS PARA FERNANDO LUGO

  1. Antonio Ferreira dice:

    Me sumo a tu deseo de amor al prójimo.
    Pero en verdad tu testimonio me regalo el mejor fin de semana en muchos años. No conocía tu experiencia.
    Solo los que regresaron del mas alla,tienen el peso específico para manifestarse como tu lo haces.
    Que placer contar con tu amistad.

  2. Francisco A. Mattos Arévalos dice:

    Estimado Osvaldo Bergonzi, siempre leo con mucha atención tus notas editoriales y debo confesar que no siempre comparto tus posturas u opiniones, pero en este caso en particular, no solo comparto sino que me atrevo a comentar y hacer pública mi admiración por la noble actitud que solo un buen ser humano es capaz de sentir y manifestar…
    Lic. Francisco Mattos Arévalos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: