DENUNCIA DE LILIAN SAMANIEGO: SUS CONSECUENCIAS


Por Fausto Peña

Varias semanas atrás la senadora por la ANR, Lilian Samaniego, en su calidad de presidenta de nuestro partido, denunció corrupción en en el seno las fuerzas armadas. Ella arrimó datos concretos que probaban que altos jefes militares se quedaban con el fruto del esfuerzo de instructores del ejército de menor rango. Prevalidos de su rango los obligaban a guardar silencio mientras ellos cometían la felonía de usurparles el dinero legítimamente ganado.

Hace unos días explotó el caso dado que a pesar que se trató desde un principio de ocultar salieron a luz a fuerza de la insistencia de la denunciante. Gracias a ello los facinerosos que deshonran el verde olivo hoy están procesados pues los instrumentos probatorios son abrumadores.

Este jueves, luego del mensaje al congreso de Fernando Lugo, Lilian Samaniego, fue más contundente aún pues advirtió a los militares vendidos a la causa bolivariana que la ANR no va a permitir injerencias extranjeras en nuestras fuerzas armadas y menos la de Chávez.

Efectivamente, hace tiempo este medio periodístico viene acusando al comandante de las fuerzas armadas de presionar a través de su esposa a numerosos jefes del ejército. La gran mayoría se mantiene firme como corresponde. Pero algunos, con menor estado de ánimo, se doblegan ante las presiones.

Les recordamos a los miembros de las fuerzas armadas que Simón Bolivar fue un gran ególatra que le obligó al General Antonio José de Sucre a designar al Alto Perú con su nombre. Para aplacar  a la Argentina por el territorio perdido y reclamado por los porteños quiso invadir el Paraguay en 1827 para obsequiárselo en compensación. Le pidió al entonces director de las provincias unidas del río de la plata, Carlos de Alvear, un mapa del río Pilcomayo para llevar adelante sus propósitos. (Consultar la documentación en  LOS HEREDEROS DE LA ESPADA libro publicado por quien esto escribe.)

En resumen los militares paraguayos pueden quedarse más tranquilos pues la ANR siempre respaldará al ejército, no solo por tratarse de los custodios de nuestra heredad, sino también por su gloriosa historia demostrada en dos guerras internacionales.  Tal nuestro bagaje frente a las pretensiones de quienes no escucharon sonar siquiera  el silbido de la bala un simple mata gatos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: