PARAGUAY Y LOS CAMPEONATOS MUNDIALES


Por Osvaldo Bergonzi

Cual fuere la suerte que nos depare debemos tomar la cosas como lo que son, simples partidos de futbol. Hoy día que arranca un nuevo campeonato mundial nos vienen a la memoria  tiempos idos tan pletórico de recuerdos.

Estaba yo colgado con mi cinto a un poste de la ANDE en lo que hoy es la gradería norte del Defensores del Chaco. En 1957 aquello era una terraza y luego venían unas graderías de no más de 20 escalones cuando el estadio era de este a oeste pero cambiado de norte a sur por obra de la graderías Campeones de Lima de reciente construcción que abarcaba las plateas norte de la actualidad. El resto era campo raso y un gran paredón que daba al arco sur. Donde yo estaba no cabía un alfiler al extremo de dudarse si el peso de tal cantidad de personas no ocasionaría un accidente fatal.

Jugábamos por las eliminatorias de Suecia contra una ex campeón mundial, nada menos. En realidad un bicampeón (1930 y 1950) con una rica historia futbolística. Los diarios decían que nosotros teníamos un gran equipo como nunca tuvimos a nivel internacional. Pero se respetaba al rival que en el mundial de Suiza de 1954 demostró porque ostentaba tal título. En la semifinal de ese evento los uruguayos le empataron el partido a los inolvidables húngaros de ferenz Puskas y fueron a un alargue. Defendían su título conseguido en Río de Janeiro cuatro años atrás. En el alargue finalmente perdieron pudiendo conseguir la victoria para enfrentarse a  Alemania en la final. Pero una lluvia torrencial les impidió quedarse con la famosa copa Jules Rimet.

Comienza el encuentro. Paraguay parecía dinamita pura. Un jugador apellidado Amarilla recibía pases perfectos al vacío de Enrique Jara Saguier del Club cerro Porteño por la punta izquierda. Desde ahí marco 3 goles al hilo desde unos 25 a 30 metros y así se fue la primera etapa. Los que nos hallábamos en ese partido no podíamos creer lo que veíamos. Al final el partido finalizó 5X0 a favor nuestro.

Y contra todos los pronósticos del río de la plata eliminamos al ex bicampeón y concurrimos a Suecia donde no hicimos mal papel salvo la derrota contra Francia por causa exclusiva de nuestro arquero. Le ganamos a Escocia 3X2 y lastimosamente empatamos con Yugoeslavia 3X3 pudiendo haber ganado y clasificado a cuartos de final de no haberse estrellado contra el larguero 3 cabezazos de Jorgelino Romero, jugador del sol de América, formado por el gran Arsenio Erico cuando en el citado año fue director técnico de ese club.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: