DEBEMOS OFRECER HONRADEZ Y HONESTIDAD


Por Osvaldo Bergonzi

El dramaturgo español, Benito Pérez Galdós, nos señala el distingo entre la honradez y la honestidad. Según él, se es honrado desde la cintura para arriba y honesto en el resto de cuerpo. Se puede ser ambas cosas a la vez. La voz honradez significa lo mas excelso del hombre y si se  alcanza esa virtud lo demás vendrá por añadidura, es decir, el hombre honrado tendrá que ser honesto necesariamente.

A pesar de este análisis, ambos vocablos siguen siendo tenido como sinónimos. Y su empleo indiscriminado no produce ninguna contradicción. No obstante, si  tanto se ha debatido su interpretación es porque esos valores significan mucho para la humanidad. Nosotros nos preguntamos ¿cuándo un hombre público puede ser catalogado de honrado?

Nuestra carta fundacional nos dice refiriéndose a un político o alto funcionario “después de exhibir su pobreza como timbre de honor luego del deber cumplido”. Cuan sabia expresión. No obstante, la voz pobreza no hay que tomarla en su máximo extremo suponiendo que el ciudadano por poco no debe ir a pedir limosna luego de haber ocupado un alto cargo. No se trata de eso sino de recalcar que ningún dinero mal habido llegó a sus bolsillos.

Solo aquel imbuido de poder durante un tiempo y que administró el dinero del pueblo y salió limpio puede ser calificado de honrado, otro nunca. Hoy se los llama ordenadores de gastos. Conforme a este criterio las puertas se cierran para aquellos que no administraron bienes públicos. ¿Qué sucede con aquel que desea ocupar un alto sitial y no puede exhibir como timbre de honor su honradez?

Aquí queda planteado para todos los movimientos el criterio para elaborar listas de candidatos para las próximas elecciones. Nos parece razonable que todo joven colorado merece una oportunidad para demostrar su honradez. Pero igualmente merecen una segunda oportunidad aquellos que cumplieron con su deber luego de administrar fondos públicos. Estos últimos  serán en definitiva los portaestandarte que guiaran con su límpida conducta a los nuevos valores.

La combinación de ambos será crucial para conquistar electores en favor de la ANR. Nuestros afiliados están cada día más exigentes. Sáquense de la cabeza llevar a cualquiera por el solo hecho de disponer de dinero obtenido en dudosas combinaciones. Al aparecer en la pantalla  un nombre cuestionado por su trayectoria perjudicará a toda la lista, desde el candidato a intendente así como a los concejales.

Honradez y honestidad, las banderas de nuestros fundadores, son las mejores propuestas para ofrecer al pueblo colorado y al pueblo paraguayo. !SALUD!

7 Responses to DEBEMOS OFRECER HONRADEZ Y HONESTIDAD

  1. Antonio dice:

    Coincido plena y totalmente con Ud., Dr. Bergonzi.Personalmente creo que la honradez y la honestidad son valores olvidados por la mayor parte de la pútrida dirigencia de nuestra asociación de hombres libres. Cuenta mi padre, un militar retirado colorado, que fue escándalo en la década de 1940 el contrabando en un buque de la Armada de una heladera, adquirida por un capitán de esa fuerza para su uso personal. Fue sancionado con la más dura pena, me contó. Comparado con los escándalos multimillonarios de corrupción que ya no nos sorprenden, pero que morimos de rabia porque quedan en la impunidad siempre, el contrabando de ese artefacto se equipararía hoy a una coima´í pagada a un zorro gris, por girar en donde está prohibido, lo cual está también mal por supuesto, pero vale solo a los efectos de la comparación. Nadie pide a los hombres públicos que vivan el día a día con el peso justo en los bolsillos, no. Pero que a los 15 ó 90 días de haber asumido sus cargos, groseramente, nos enrostren en la cara su fortuna malhabida está mal. Constituye una burla, una bofetada a nosotros, los que confiando en ellos, los pusimos ahí y al pueblo al que convencimos de que no nos darían las espaldas, dedicándose por entero a elaborar políticas públicas para el bien común y no a servirse del Estado. Y es nuestra responsabilidad cortarles las alas, para que jamás vuelvan a ningún cargo, ni administrativo, mucho menos electivo. Ejemplos tenemos a montones. No hace falta citarlos ahora, pero no hesitaremos los colorados honestos y honrados, probados a la hora de defender públicamente a nuestro Partido, en desnudarlos con nombres y apellidos y por supuesto, con pruebas. Pero vale la pena caracterizarlos. Y a quien le quede el sayo, pues que se lo ponga… Los que no dudan en enriquecerse vorazmente son en general correligionarios que llegan a la función pública apadrinados por mafiosos reconocidos dentro de nuestra asociación. De la mano de narcotraficantes, o apadrinados por contrabandistas, deben responder a quienes los financiaron, para perpetuar a la mafia. Algunos, más «astutos», verborrágicos y arremetedores, se presentan con traje de cordero. Apelan a su origen humilde y convencen. Saben repartir dádivas entre comunicadores ambiciosos, piratas del oficio, «el más lindo del mundo», a decir de Gabo en un artículo inolvidable que encontrarán los lectores de El Coloó en http://www.fnpi.org. Estos últimos son peligrosos. Ya tenemos experiencia y sabemos las consecuencias. Hay otros dirigentes que tienen el techo de vidrio tan delgado, pero cuentan con la habilidad de conocer secretos sucios que extorsionan y amenazan si es que no se los esconde en las listas sábanas. Así pueden seguir delinquiendo. Se los llama «mal necesario». En realidad son los que conocemos como «espantavotos». Uno de ellos en particular tiene más vida que varios gatos. Un tercer grupo de deshonestos lo constituyen aquellos que -por falta de carácter- sucumben ante el primer negocio´í que se les ofrece. Estos últimos son también peligrosos. Los descubrimos generalmente tarde, cuando ya están perpetrando sus primeras fechorías. A estos se los utiliza para amortiguar la presencia en las listas de los «impresentables» que entran sí o sí, mientras los idiotas útiles que prestaron sus apellidos quedan fuera casi en la mayoría de los casos. Creo sinceramente que el día en que modifiquemos el Código Electoral, apelando a un sistema más justo de elección de los candidatos en el marco de las elecciones internas, sin las famosas listas sábana, y siempre y cuando tengamos un Tribunal Electoral Partidario integrado por hombres íntegros, tendremos al fin la posibilidad de ofrecer al pueblo paraguayo nuevamente una ANR capaz de liderar a la Nación Paraguaya a los más altos sitiales del mundo. Atentamente. Antonio Benítez Moreno.

  2. osvaldobergonzi dice:

    Antonio:
    Tu comentario me trajo a la memoria lo que te comentó tu padre. Sería el año 1966. Estabamos, el general Amancio Pampliega, el doctor Angel Pampliega Peña y un caudillo colorado que creo era Nanino Ferreira. Era semana santa y fuimos a esa inolvidable quinta de Fernando de la Mora a almorzar. En esa oportunidad Pampliega comentó que, él siendo el comandante de la artillería, le comentó al entonces general Estigarribia que había mucho descontento en el ejército por un contrabando de heladeras. Fue poco antes del accidente que le costó la vida al futuro mariscal. Estigarribia venía de Itapua y por un desperfecto mecanico o por falta de combustisble aterrizó de emergencia en Paraguarí. Revisé mis notas y tengo el nombre del marino que apañó aquel hecho. Su apellido comienza con O. No lo doy a conocer porque conozco a su familia y el acontecimiento no pasa de ser una PECATA MINUTA al extremo de compararlo vos con una coima actual de un agente de tránsito. Pero en esa época causó una gran repulsión el acontecimiento. Ese suceso ocurrió en 1940 conforme a la declaración de Pampliega, es más, aparece en el primer tomo de sus memorias tituladas FUSIL AL HOMBRO y MISIÓN CUMPLIDA, obraS agotadas en la actualidad.
    Si los colorados no ponemos de moda la honradez creo que nada podemos hacer para recuperar el poder.

  3. osvaldobergonzi dice:

    Antonio:
    Un error material. Donde dice Angel Pampliega Peña debe decir: Angel Florentín Peña. Saludos

  4. antonio ferreira dice:

    Osvaldo:Felicitaciones por el artículo,por fin empezamos a hablar como corresponde.Creo que debes insistir en el cambio de criterio del elector colorado;si fue capaz de perder la nacionales por que así los dispuso y no nos damos cuenta de esto… el resto es perdida de tiempo.
    Pero este elector también es capaz de barrer con las elecciones municipales si le sabemos acercar el condicionante de candidato creible.Debemos exortar a ello, por lo que celebro tu iniciativa.
    Antonio Ferreira

  5. Carlos Galarza dice:

    EL DR BERGONZI ES UN HOMBRE HONRADO Y HONESTO Y TIENE MORAL PARA ESCRIBIR ASI…………….PERO DEBEMOS PONER DE MODA ESAS VIRTUDES QUE CON EL CORAJE HARAN QUE TENGAMOS UN PAIS SERIO PARA RECLAMAR JUSTICIA POR LOS MARTIRES DEL MARZO PARAGUAYO. NO ES SUFICIENTE SER HONRADO PARA SER PATRIOTA………..SE NECESITA UN POCO MAS

  6. Alcdies dice:

    después de siete años, la honestidad u honradez parece letra muerta en nuestro léxico político. No obstante, ha aparecido un grupo que se llama Movimiento de Colorados Honestos para competir en este diciembre que viene. Por lo menos es nuestra intención. El nombre es muy atrevido y propone corrupción cero.

    Alcides Trabucco Troche.

  7. Alcdies dice:

    La aclaración es que después de siete años que hayan escrito casi nada cambió. Porque la corrupción está, en nuestro país, desde hace varias décadas. Particularmente en estos últimos democráticos años ¿¿??

    Alcides

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: