MARTA ROMERO PEREIRA DE ZIERZ, SU FALLECIMIENTO


Por Osvaldo Bergonzi

Este sábado 6 de febrero de 2010 se inhumaron los restos mortales de quien en vida fuera hermana de nuestro dilecto amigo y correligionario, Carlín Romero Pereira. Estuvieron en el velorio y entierro numerosas familias de la sociedad paraguaya así como dirigentes de la ANR entre los cuales se destacó la presencia de la presidenta de nuestra asociación política, Lilian Samaniego.

Carlín es miembro titular del tribunal electoral partidario y figura muy respetada. Ex senador nacional y miembro de la junta durante varios periodos. Siempre lo dio todo a su partido sin pedir nunca nada. Único varón entre cinco hijos del matrimonio conformado por el arquitecto Tomás Romero Pereira y Lilita Arza, lleva, no obstante, los dos de su padre por disposición judicial y a pedido de su progenitor para evitar que se perdiera una tradición familiar de larga data. Valga esta ocasión para corregir a quienes todavía lo nombran como Carlos Romero Arza.

Vayan también nuestros sentidos pésames a sus demás hermanas, particularmente a Coca Romero Pereira, Infatigable luchadora en favor del rojo pendón dedicando su vida a asistir a los correligionarios y participando con ardor en las batallas electorales.

Sentimos profundamente no haber estado presentes con mi esposa para despedir a Marta pero si estaremos para rezar por ella en la primera misa que se haga.

La historia de nuestro partido está unida la historia de esta notable familia. Basta ir al despacho de la presidencia de la ANR para ver una fotografía de gran destaque donde se los observa a los hermanos Romero Pereira posando con el general Bernardino Caballero para la posteridad. El menor de ellos es un joven capitán egresado en la escuela militar de la argentina y retirado del ejército por “democráticos” gobiernos liberales. Eso no lo amilanó sino que por el contrario le sirvió de aliento para recibirse de arquitecto con notas brillantes en la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Querido Carlín, sean estas escuetas palabras mi reconocimiento a tu familia y por nuestra amistad inquebrantable que solo se separará por disposición de Dios esperando el que esto escribe no ser elegido el segundo para el viaje a la eternidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: