NOTA EDITORIAL


CARTA ABIERTA A LOS SECUESTRADORES

El tiempo se acaba. Si Fidel Zavala no regresa a su casa en la brevedad las cosas se le complicarán al gobierno. Les hablo en términos políticos sin apelar a aspectos humanitarios. Más de 1.000.000 de paraguayos escuchan en misa todos los domingos las plegarias por Fidel Zavala. En tanto los votos para el juicio político se van sumando lentamente. La situación es muy parecida a la época en que ejercía la presidencia, Raúl Cubas.

Federico Franco anda ansioso. Quiere ser presidente a toda costa y visita las casas de los parlamentarios para juntar votos. Solo faltan dos voluntades en la cámara de senadores y otro tanto en la de diputados. Es cuestión de unos meses. Lugo entre tanto se desespera y sus amigos pegan afiches y amenazan con movilizaciones. Pero ustedes saben muy bien que no hay gente para repeler una destitución, ni el ejército acompañará una pretensión de disolver el congreso.

En el momento que asuma Federico hará lo que Lugo, por ser conocido de ustedes, no hizo, no hace ni va a hacer para terminar con los secuestros y la inseguridad en los departamentos de San Pedro y Concepción. Decretará el estado de excepción previsto en la CN. Enviará al ejercito de elite entrenado en los Estados Unidos mientras los fiscales acompañados de fuerzas policiales ordenarán al barrer las detenciones pues la figura del estado de excepción permite detener a las personas sin denuncia previa en la justicia ordinaria del crimen.  Ustedes no tendrán escapatoria pues se activarán los controles satelitales a la par que la frontera estará rigurosamente controlada por el ejército.

Para evitar el juicio político Lugo necesita que ustedes lo liberen a Fidel Zavala. Con eso él posiblemente detendrá el malón que se le viene en el congreso. Lo que llevo dicho hasta acá es la pura verdad. ¿No es acaso cierto? Prosigo entonces.

Pero Lugo no puede conseguir satisfacer los reclamos de ustedes pues su relación con el congreso es pésima y él solo cuenta con no más de 15 senadores y 35 diputados, una manifiesta minoría parlamentaria. En consecuencia el tiempo se les acaba y pronto Federico Franco será quien lleve el timón. Reconozcan que lo que les digo es razonable. ¿Les conviene liberarlo a Zavala o no les conviene? ¿Me equivoco o no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: