NOTA EDITORIAL


AL PUEBLO COLORADO ¡SALUD!

 DESPIERTE, SEÑOR PRESIDENTE

Nos anuncia usted que no hay más plata y que las recaudaciones bajan a un ritmo preocupante. Pero olvida que fue usted el que provocó la confrontación en el país al denunciar un golpe de estado apenas sentado en el sillón presidencial y sin arrimar prueba alguna hasta la fecha. Fue usted el que irritó a los referentes principales del partido que lo llevara al poder. Fue usted el que permitió que esquizoides que se llaman socialistas del siglo 21 atacaran sembradíos y ocuparan propiedades privadas sin jamás descalificarlos. Es usted el que se enfrenta casi quincenalmente con el congreso nacional. Por eso la inversión decrece y se recauda menos.

 Es usted el único que no se da cuenta que para recaudar más se debe proteger a quienes pagan sus impuestos y no a la sarta de haraganes que viven a costilla del pueblo.

Es usted el que se identifica con un sistema ajeno a nuestra realidad social y política como lo es la llamada revolución bolivariana que no se compadece con el nombre del protagonista, un liberal a rajatabla como lo fue Simón Bolívar. Es usted el único que hasta hoy no ha asumido una postura en uno u otro sentido para saber a que atenernos. Es usted el que provoca desconcierto a las fuerzas vivas del país, las que invierten y producen. Es por eso el responsable que las inversiones y las recaudaciones hayan decrecido a pesar de la buena conducción de su ministro de hacienda que nada puede hacer ante los constantes enfrentamientos suyos con la clase política tanto fuera como dentro de las estructuras de poder.

Es usted el que asusta a la inteligencia cuando vuelve a repetir que el presupuesto de la nación lo debe elaborar el pueblo todo, es decir, los 6 millones de habitantes puesto que la constante mención de que todos debemos participar necesariamente debe englobar a la totalidad de la población y no solamente algunos exaltados lo cual es un absurdo en un sistema representativo como lo es la democracia en el mundo entero.

Ante la nueva realidad por causa exclusivamente suya apela al chantaje político al anunciarnos que para el año 2010 no habrá dinero ni para pagar sueldos con lo cual sin decirlo da a entender que no puede conseguir nada por culpa de otros. Eso se desprende claramente de sus recientes declaraciones.

Vaya a pedirles socorro ahora a los Pakova Ledesma o a los Elvio Benítez a quienes alentó para que con sus tropelías desanimaran a los productores que con sus esfuerzos conseguían el ingreso de divisas, recursos fiscales y empleos. Pídales socorro a los socialistas del siglo 21 o a los indios que con sus asaltos a las plazas o calles del micro centro han logrado que se cierren numerosos negocios, es decir, contribuyentes que cesan sus actividades para mudarse de lugar o de país. Si no cree vaya usted mismo a comprobarlo. Despierte y recapacite de una buena vez, presidente, se lo decimos sin odio ni rencor sino como paraguayos que deseamos que nuestro país siga adelante y a usted le vaya bien. Pero el problema no es con nosotros sino con usted mismo quien finalmente debe cambiar rumbos si no desea llevar al Paraguay a una peligrosa confrontación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: