ENTREGAN RUTAS A EXTRANJEROS CON FINES INCONFESABLES


Lo que hemos venido pregonando y denunciando en los últimos días.   Se está notando, y nada menos que de este Gobierno del supuesto cambio con un Presidente sin ideas ni brújulas, con asesores incapaces e inútiles  que no les interesa absolutamente nada este país y que lastimosamente ha caído en manos de inescrupulosos. Nosotros lo hemos dicho desde un comienzo y se está cumpliendo. Mientras por un lado rechazan ayuda humanitaria que construye escuelas, pozos artesianos, provee medicamentos y atención médica, por el otro, nos entregamos a pulpos extranjeros para manejar nuestras rutas, muy posiblemente para evitar susurros cuando se pasan paquetes bajo la mesa dado que a diferencia de los nuestros los gringos no comentan estas cosas y es menester cuidar la imagen de honradez.

 Por ARECIO

 Así como están las cosas, aquellas empresas, grandes consorcios de firmas nacionales que se dedican a la construcción de obras viales, ya tienen su destino marcado: su aniquilamiento total. Y, precisamente, van a sufrir el cambio que había prometido  Fernando Lugo, el de tercerizar y concesionar todas las rutas del país a firmas extranjeras, porque las nacionales no están en condiciones de afrontar semejantes compromisos al concesionarse los tramos de aquellas rutas de vital importancia que se comunican con los cuatro puntos cardinales de la República y con regiones de alta producción de los rubros tradicionales y de exportación que generan divisas al país.

 

        Nada menos que el Presidente de la República entregó al Congreso Nacional un proyecto para tercerizar varias rutas nacionales e internacionales. Para ello lo hace hablar a su padrino de turno Efraín Alegre (Al Capone para muchos), su actual Ministro de Obras Públicas quién le convenció  para la concesión de las rutas Asunción-Caaguazú-Km., 169, de la ruta  VII, la ruta VI, que une Alto Paraná con Itapúa, la ruta 1, Asunción-Encarnación, el tramo Naranjal que tiene  40 kms,  que igualmente conecta con la  ruta VI y 60 kms., del proyecto troncal 2 que  conectan a Puerto Indio con la Súper Carretera  y luego se dirige hacia el Puerto de Santa Elena, Brasil.

 

        El Ministro Alegre miente al decir que las empresas o consorcios de firmas que se encargarán del mantenimiento de las rutas, serán  responsables de su mantenimiento, no se cobran peajes a los vehículos livianos  sino que a los transportes de cargas  tributarán por el uso de  estas vías de comunicación  que cruzan extensas regiones de alta producción granelera y los cobros redituarán en la recuperación de las inversiones que realizan los empresarios del sector privado. Hay dudas, Alegre supo convencer al Presidente, inclusive dentro del paquete está igualmente la tercerización de todas las instituciones aeroportuarias, los caminos,  las  rutas, carreteras, puestos de peajes, puestos de control de pesos de vehículos de cargas, hasta quiere cobrar peajes en  nuestros ríos a los buques que surcan nuestro caudal hídrico. En el Paraguay las concesiones traerán buenos rendimientos económicos (¿?) porque hay concesiones en la Argentina, en el Uruguay, Perú, Ecuador, Colombia, en Chile. Ahora dice que vienen técnicos del Gobierno de los EE.UU. y del Banco Mundial para estructurar propuestas. Así como están las cosas, la concesión de los distintos tramos mencionados serán por espacio de 30 años.

 

        Este es el cambio que nos prometió Fernando Lugo. Alegre lo convenció, y convencerle para tomar semejante decisión es como poner en licitación al país y venderlo al mejor postor del extranjero. A Lugo no le calienta nada.

 

El Al Capone  Alegre es el verdadero padrino del Presidente. Imagínense señores. Cuando Alegre era Diputado  durante Gobiernos anteriores, se oponía tenazmente en contra de las privatizaciones, criticaba abiertamente a cada Gobierno Colorado, decía que esto era para beneficio de algunos empresarios que simpatizaban con la ANR y era puro prebendarísmo, pero por favor, miren señores quién habla. Que nos dice ahora Al Capone..?. Las palabras huelgan.

 

      Es más, dicen que el proyecto demandará una inversión de 450 millones de dólares para reparar las rutas mencionadas a cargo de las empresas que serán adjudicadas. Quiénes se encargarán de conseguir estos fondos..?. Ojalá que los parlamentarios utilicen el sentido común y reprueben este mostruoso plan de canibalismo de Lugo y Capone. El Ministro Borda es otro que  apoya el plan sin entender en el tema.

Se habla que detrás de todo esto existiría un negociado al mas puro estilo de  canibalismo político. Recordemos que Efraín  Alegre adjudicó el resellado y reparación de la ruta IV “San Ignacio – Pilar, a una empresa dedicada a la construcción de torres  para tendido de cables de alta tensión sin tener experiencia en la  ejecución de emprendimientos camineros y los informes indican que fue a su pedido porque está ligado a una empresa cercano a su familia.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: