NOTA EDITORIAL


 

AL PUEBLO COLORADO ¡SALUD!

Los paraguayos somos verdaderamente ocurrentes. Ahora volvemos a hablar de la necesidad de armarnos. Parece increíble que gente que se precia de inteligente nos diga estas tonterías en un mundo donde un botón decide la suerte de los países, casi siempre los más indefensos. La tecnología volcánica dejó obsoleto al fax en tan solo 10 años luego de su fulgurante aparición. En materia de armas el fenómeno es más ligero aun de manera que se corre el peligro de recibir algo inservible y pagar mucho dinero para quedarnos en poco tiempo igual que antes. 

 El Paraguay no tiene dinero para tirar en armamento. Y si lo tuviera sería insuficiente frente a colosos como Brasil o Argentina. Bolivia nunca podrá atacarnos debido a un tema fundamental. En ese país existe la posibilidad remota pero real de una secesión. Por eso sostenemos que Santa Cruz, El Beni y los demas rebeldes  jamás consentirán a venir contra el Paraguay por la decisión de los Collas a quines desprecian profundamente desde tiempo inmemorial. Y el jefe de los Collas se llama Evo Morales. Hagan el favor de leer los diarios de estos departamentos para tener una mejor idea de la situación de ese país limítrofe hacia el noroeste ante de emitir opiniones rimbombantes. Maten la ignorancia con solo pulsar en Internet la página de diarios de América y lean. Se van a llevar una gran sorpresa y dejarán de hablar de Bolivia. Posiblemente sigan hablando del peligro de guerra los voceros de la prensa de los vendedores de armas. Esos hablarán como loros entusiastas en sumergirnos en compras inútiles de un país con un índice de pobreza como la mayoría de los pueblos de la América Hispana.

¿Qué hacer entonces?

Buscar aliados en este nuevo circo americano por causa de un trastornado mental. Esa sería una decisión geopolítica inteligente. A quien elegir, la pregunta cae de maduro. En el circo hay músicos, payasos, trapecistas, ilusionistas y domadores, entre otros. Con los músicos no vamos a ir a ningún lado. Con los payasos menos. Con los trapecistas vamos a vivir con el Jesús en la boca. Con los ilusionistas vamos a creer lo que no existe y con los domadores podemos convertirnos en esclavos.

¿Qué hacer entonces?

Una alianza, no hay otra salida pero con el dueño del circo. El lector se encargará de analizar quien es hoy por hoy el dueño del circo americano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: