ÉPOCAS Y PERSONAJES


Una página que rescata hechos y personajes de la historia tanto de nuestro país como de otros países. En algunos casos reflejan folklóricas nostalgias pero en otros nos señalan interesantes novedades que pueden servirnos de ejemplo para corregir conductas. Continuamos con el último capítulo del libro inédito de nuestro director titulado LOS HEREDEROS DE LA ESPADA. El mismo aborda el genocidio perpetrado por el Brasil contra el Paraguay señalando por sus nombres a los autores, cómplices, instigadores y encubridores con pruebas irrefutables. En esta página se incluye además ANECDOTAS ARGENTINAS y el evangelio del próximo domingo 30 de agosto.

Resulta evidente que Caxias le hizo notar al ministro americano que el 20 de febrero constituye una idea fija suya desde 1852, de lo contrario, éste no hubiera comentado tal cosa en su diario. Pero el propósito falló y ahora los implicados se hallan al descubierto pues López ha montado seis tribunales al efecto de la investigación. Por eso es preciso comunicarse de nuevo y fijar una nueva fecha para por lo menos rescatar a los traidores paraguayos. Abona la existencia de esta conspiración un sacerdote, 50 años después de los hechos, escribiendo sobre el particular dado que hasta esa época se negaba tal cosa. En su carta de 1918 nos dirá que la familia de López estaba al tanto y que él, en su calidad de pariente, fue llamado para ayudar a llevar baúles al río por donde pasarían los acorazados para
rescatarlos. El sacerdote se niega a acompañarlos y poco después cae preso. Pero logra comunicarse con el presidente, y éste, ordena que se lo ponga inmediatamente en libertad. Entre tanto se sustanciaban las causas, los conspiradores fijan una nueva fecha. Para eso se valen del ministro americano quien al verse implicado pide la venida de un buque para abandonar el Paraguay. Pero llegado el vapor de guerra se detiene inexplicablemente en Curupayty por orden de Caxias cuando que la noticia de la salida del ministro debía constituir un logro y una satisfacción para el imperio. ¿Por qué lo hace detener, si viene para llevarlo al último ministro residente del Paraguay? He ahí la clave. Es necesario seguir contando con la valija diplomátque en ese ínterin recibe y envía comunicaciones entre ambos campos. La nueva fecha fijada es el 24 de julio de 1868. Lo corrobora el coronel Jorge Thompson, el ciudadano inglés al servicio del Paraguay en su libro, diciendo que López le había adelantado con certeza el 24 de julio, la fecha del ataque a San Fernando. Y efectivamente así sucede para sorpresa del inglés. Pero nuevamente falla pues la escuadra es rechazada a la vez que el previo ataque a Humaitá el 16 de ese mes resultó un Curupaytishno según un sobrino de Osorio en carta a su madre. Murieron 4.000 hombres en esa cadetada al decir del general Juan Andrés Gelly y Obes. Dos días después en el chaco, en un paraje denominado Acayuazá, sucumben 1.000 hombres del ejército argentino, entre ellos, su comandante, el coronel Martínez de Hoz. Hasta aquí el Marques de Caxias hizo lo imposible por concluir con la guerra colocando en el Paraguay a un gobierno amigo. El propio Benigno López es apreciado en el imperio; estudió allí durante dos años. El cónsul francés en Asunción lo confirmará en carta a su gobierno por carta. (Toda esta documentación se halla en el libro de este autor, el Círculo de San Fernando, ya citado.)
Ante el fracaso, el emperador nuevamente arrecia y Caxias no tiene otro camino que cumplir órdenes pero siempre en el terreno del combate leal. Se llega a lo que los brasileros llamarán la dezembrada, un conjunto de tres batalla sucesivas, Ytororó, Avay y Lomas Valentinas, que provocan la muerte de 30.000 hombres de ambos lados. Tanto Caxias como Osorio demuestran una valentía digna de ser admirada, más aun, por tratarse ambos de personas bien mayores para andar batiéndose como simples soldados. Caxias se salva de milagro de caer prisionero y a Osorio una esquirla le lleva la quijada. Aquí se decide el genocidio. Conforme a la orden del emperador lo deja escapar a López el 27 de diciembre de 1868 en compañía de 90 hombres heridos y mal montados. El marqués lo hace a regañadientes, pero órdenes son órdenes, de cuyos detalles el Brasil decidió sepultarlos para siempre. Para encontrar una explicación a un hecho tan insólito le cedemos la palabra al testigo inglés, coronel Jorge Thompson: “¿Por qué razón Caxias, general en jefe del ejército aliado, no contra la nación paraguaya sino contra su gobierno, teniendo 8.000 hombres de caballería admirablemente montados y enteramente desocupados, no persiguió a López, a quien podía haber tomado sin perder un solo hombre? Esta misma pregunta se siguen haciendo hasta hoy numerosos historiadores e investigadores sin encontrar respuesta. El inglés seguidamente se pregunta si la actitud del brasilero fue por imbecilidad o para continuar lucrando con la proveeduría. Ni una cosa ni otra pues la actitud posterior suya de declarar terminada la guerra y retirarse sin órdenes expresas de su gobierno y su emperador destruyen totalmente esta hipótesis. Seguidamente el inglés entra en dos hipótesis más. Una si fue el pretexto para mantener un ejército permanente del Brasil. Otra, si existía un inteligencia entre el jefe brasilero y López. Ambas no encajan dado que la entrada del ejército aliado en cualquier circunstancia iba a llegar a ocupar la desierta Asunción y López con su respuesta del 25 de diciembre a la intimación de rendición incondicional de los aliados les había señalado claramente que él luchará hasta vencer o morir como mas tarde sucederá. La última hipótesis de Thompson es la correcta. Véanos que nos dice: “¿O lo hizo para dar a López el tiempo necesario para reunir hasta el último paraguayo con el objeto de exterminarlos “en guerra civilizada?”. De cualquier manera, Thompson lo responsabiliza a Caxias de todas las vidas que se pierdan en el Paraguay a partir de esa fecha del escape de López. El general argentino José Ignacio Garmendia concuerda plenamente con el inglés. Pero lo que le salva a la Argentina de su participación en el genocidio es la réplica de Gelly a Caxías: ¿Cómo ha podido V.S. cometer ese error, constándole que ese punto(Potrero Mármol) era la única salida que tenía López”. Ante la indignación del argentino, el brasilero le había dicho antes “General, he creído necesitar esa fuerza y por eso la he hecho retirar”. Una explicación horrible que ni al mismo Caxias le convence. Se halla en juego su honor militar.
Corre el 31 de diciembre de 186. Al día siguiente las tropas imperiales entran a la abandonada ciudad de Asunción. A Caxias no le ha gustado para nada el proceder del general Juan Manuel Mena Barreto en Avay en que personalmente dirigió este la violación de 300 mujeres y el asesinato de 4.000 niños y ancianos ya rendidos. Esto hasta lo corrobora el general argentino Ignacio Garmendia en sus memorias. No lo llama al orden porque se trata de un favorito de Gastón de Orleáns, el yerno del emperador. Pero lo que colma su paciencia es la profanación de los cementerios e Iglesias y las violaciones de mujeres. Entre tanto, el ejército argentino no está dispuesto a manchar su reputación y por especial orden de su general Emilio Mitre se abstiene de entrar en Asunción y acampa en las afueras. Así, Caxias recibe un nuevo bofetón cuando el general Emilio Mitre por nota le señala su renuencia a entrar a la capital del Paraguay: “No quiero autorizar con la presencia de la bandera argentina en la ciudad de Asunción los escándalos inauditos y vergonzosos que perpetrados por los soldados de V.E. han tenido lugar”. (Emilio Mitre. En las afueras de Asunción, 2 de enero de 1869.)
A esta nota protesta le siguen otras no menos brutales y descarnadas como la de Mitre, la de los ex cónsules de Francia e Italia
acreditados ante el gobierno de López así como la del capitán William Kirland del cañonero americano Washp surto en la bahía de la Asunción, en las cuales le señalan con detalles las tropelías de que fueron objeto las sedes diplomáticas de sus respectivos gobiernos por parte de sus soldados convertidos para esa fecha en vulgares asaltantes de caminos sin antifaz. Caxias ha cedido al pedido de su emperador de dejar escapar al enemigo para masacrarlo. Se percata que la orden de exterminio ha comenzado a cumplirse a través de Mena Barreto, una persona ligada al emperador. No está dispuesto a empañar su nombre al comprobar tanta barbarie. Por eso, el 14 de enero de 1869, declara terminada la guerra, lo cual impedirá continuar con el genocidio, las violaciones y los saqueos. A continuación se transcribe algunas partes del libro de este autor titulado Bernardino Caballero, El Auténtico, Ediciones Emasa, 2005

ANÉDOTAS ARGENTINAS

Bajo la presidencia del Gral. Roca, ante los riesgos de algunos conflictos fronterizos, éste, con patriótica previsión, encomendó al Gral. Pablo Ricchieri, que viajara a Alemania y adquiriera 40 mil fusiles Máuser para equipar convenientemente al ejército.
El general Ricchieri formalizó rápidamente la compra de los máuseres con las fábricas alemanas. En la entrevista final, se le acercó un representante de los fabricantes, quien le presentó un sobre y le expresó: -General, los fabricantes me han encomendado que le entregara este sobre con el importe de “la comisión” que le corresponde por su intervención.
Ricchieri abrió el sobre y encontró un cheque de un considerable monto. Sin titubear, tomó el cheque, lo endosó y se lo devolvió al funcionario diciéndole:
-Mande tres mil Máuser más.
Unos años después, el gobierno argentino, envió al Almirante Onofre Betbeder a Inglaterra, para controlar la entrega de los acorazados “Rivadavia” y “Moreno” en las debidas condiciones.
Éste viajó a los astilleros de Southampton y por 4 meses inspeccionó los barcos tornillo a tornillo. Al concluir satisfactoriamente su inspección, telegrafió al gobierno argentino para que saldara la cuenta. Al día siguiente, un empaquetado funcionario de levita, se presentó a su oficina y le dijo:
-Almirante, permítame que le entregue este sobre en reconocimiento por su trabajo y la imparcialidad con que ha cumplido su misión. Betbeder abrió el sobre y retiró un cheque, e inmediatamente llamó a un secretario y le dictó la siguiente nota:
“El gobierno de la República Argentina cumple en agradecer a los directores de los astilleros la rebaja por la cantidad de 300 mil libras esterlinas, que han tenido a bien hacerle sobre el precio de los barcos”.
Otros años más tarde, bajo la presidencia de Victorino de la Plaza, el presidente del Brasil viajó a la Argentina en una visita de
confraternidad. Entre los agasajos se programó el banquete oficial. Como éste no podía realizarse en la Casa Rosada, por hallarse en reparaciones, resolvió que se celebrara en la casa particular del presidente, en la calle Libertad. Al día siguiente del banquete, Victorino de la Plaza, llamó a su ama de llaves y comenzó a extender los cheques de su cuenta personal, para pagar a los proveedores. Al concluir le observó al ama de llaves:
-Señora, falta la cuenta de los vinos.
Ésta le explicó:
-Sr. Presidente, como era una comida oficial, se trajo los vinos de la bodega de la Casa de Gobierno.
Victorino De la Plaza le contestó:
-Señora, en mi casa el gobierno no paga los vinos. Vaya al almacén y reponga a la bodega las botellas que se consumieron.
En aquel entonces, la Argentina ocupaba el 6º lugar en la escala mundial. POR SU GENTE. Igual que ahora… ¿no?

EVANGELIO DEL DOMINGO 30 DE AGOSTO

Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo según San Marcos.
Los fariseos con algunos escribas llegados de Jerusalén se acercaron a Jesús, y vieron que algunos de sus discípulos comían con las manos impuras, es decir, sin lavar. Los Fariseos, en efecto, y los judíos en general, no comen sin lavarse antes cuidadosamente las manos, siguiendo las tradiciones de sus antepasados; y al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones. Además, hay muchas otras prácticas, a las que están afectados por tradición, como el lavado de los vasos, de las jarras, de las vajillas de bronce y de las camas. Entonces los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: “¿Por qué tus discípulos no proceden de acuerdo con la tradición de nuestros antepasados, sino que comen con las manos impuras?”. Ël les respondió: ¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías en el pasaje de la escritura que dice: “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos”. Ustedes dejan de lado los mandamientos de Dios, por seguir las tradiciones de los hombres”. Y Jesús, llamando otra vez a la gente les dijo: “Escúcheme todos y entiéndanlo bien. Ninguna cosa externa que entra en el hombre puede mancharlo; lo que lo hace impuro es aquellos que sale del hombre. Porque es del interior, del corazón de los hombres, de donde provienen las malas intenciones, las fornicaciones, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, los engaños, las
deshonestidades, la envidia, la difamación, el orgullo, el desatino. Todas estas cosas malas proceden del interior y son las que manchan al hombre”. Palabra del Señor

4 Responses to ÉPOCAS Y PERSONAJES

  1. Felix Argaña dice:

    Excelente como siempre el artículo. sería bueno referirse a los abusos de los derechos humanos que se hicieron en la época liberal, además del muy conocido Fortín Galpon, primer campo de concentración del mundo allá por 1908, mucho antes de los nazis. ¿Cuales son otros casos?

    • osvaldobergonzi dice:

      Felix:
      Durante el gobierno de tu tocayo Félix Paiva, profesor de derecho contitucional, se lo torturó a un estudiante hasta matarlo. Quisieron ocultar el cuerpo del delito tirando su cadaver al rio con pesa con tan mala fortuna que unos pescadores lo descubrieron cuando sus espineles se trancaron con el muchacho. Esto se puede leer en Arams y Letras tercer tomo del coronel Arturo Bray. Seguiremos descubriendo en los próximos números.

    • EL CAMPO DE CONCENTRACION DEL KILOMETRO 180 ANTERIORMENTE MAYOR LOPEZ DE FILIPPI EN EL CHACO PARAGUAYO,DONDE FUERON CONFINADOS 380 COLORADOS Y CINCO LIBERALES QUE NO ESTABAN CON EL COMPLOT LIBERAL,FEBRERISTA Y COMUNISTA.VER NOTA ENVIADA POR EL SUSCRITO Y PUBLICADA EN EL COLORADO

      • osvaldobergonzi dice:

        Juan José tiene razón. En los próximos números vamos a transcribir las memorias del padre del embajador Ojeda Zaldivar para ver como funcionó el primer campo de concentración en la América Hispana fundado por los que se hacen llamar hoy del PLRA. Muy exaltados en buscar tumbas. ¿Y como andamos por casa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: