ÉPOCAS Y PERSONAJES


Una página que rescata hechos y personajes de la historia tanto de nuestro país como de otros países. En algunos casos reflejan folklóricas nostalgias pero en otros nos señalan interesantes novedades que pueden servirnos de ejemplo para corregir conductas. En este número nuestro semanario prosigue publicando el último capítulo del libro inédito de nuestro director titulado LOS HEREDEROS DE LA ESPADA. El referido capítulo narra el genocidio perpetrado por el Brasil contra el Paraguay señalando por sus nombres a los autores, cómplices, instigadores y encubridores con pruebas irrefutables. En esta página se incluye el evangelio del próximo domingo 23

PEDRO II (CONTINUACIÓN)

Polidoro y Flores se retiran de la escena. Entonces el emperador echa mano de un viejo general de 64 años, el Marqués de Caxias. Este llama a otro viejo amigo y colega suyo, el general Osorio. La guerra se paraliza por más de un año luego de Curupayty. Se inicia una correspondencia secreta entre el Emperador, Caxias y Parahnos hasta hoy oculta por el Brasil, él único Estado de Sudamérica que esconde su pasado. Se supone que no será una buena historia sino de algo de que avergonzarse, de otro modo, no se explica tal conducta. Pero como se verá la iremos descifrando y sacando a la luz gracias a Caxias.

A mediados de 1867 el Brasil tiene agotado su crédito a través de la banca Magua que terminará quebrada. Por algo su mentor siempre se opuso a la guerra contra el Paraguay. Las guerras son negocios para los que otorgan créditos a cambio de millones de hectáreas de tierra como garantía y además venden armas, pero siempre exigiendo garantías reales. En este caso la banca Magua fue obligada a otorgar garantías a favor del Brasil lo que la llevará finalmente a la ruina. Es en este año que se inicia la presión del emperador a Caxias. Le envía una carta privada y recibe una similar, pero el destinatario se toma el trabajo de filtrarla y saldrá a la luz. ¿Por qué el subordinado lo hace? Para salvar su honor de soldado pues no está dispuesto a destruir a un pueblo por el solo capricho de su monarca.

El 2 de noviembre de 1867 llegan los aliados al río Paraguay al norte de la fortaleza de Humaitá con lo cual se completa el cerco por tierra. El 3 viene la respuesta de López en la segunda de Tuyutí como quedó señalado. El ataque, es bueno repetir, fue fulminante. Cayeron más de 14 cañones rayados de alto precio, miles de fusiles y pertrechos al extremo que se pagaban sumas irrisorias para cruzar el río Paraná. La sorpresa fue total. Los muertos paraguayos llegaron a casi 4.000 y entre los aliados una suma parecida. Caxias, 15 días después, contesta la carta privada del emperador desde el skip to main skip to sidebaCuartel de Tuyucue el 18 de noviembre de 1867. Responde a los pedidos de su Majestad, entre otras cosas, a sus requerimientos de apurar la destrucción del Paraguay “…Su disciplina proverbial de morir antes que rendirse y de morir antes de hacerse prisioneros porque no tenía orden de su jefe ha aumentado por la moral adquirida, sensible es decirlo pero es la verdad, en las victorias, lo que viene a formar un conjunto que constituye a estos soldados, en soldados extraordinarios invencibles, sobrehumanos. “López tiene también el don sobrenatural de magnetizar a sus soldados, infundiéndoles un espíritu que no puede apreciarse bastantemente con la palabra; el caso es que se vuelven extraordinarios; lejos de temer el peligro lo acometen con un arrojo sorprendente; lejos de economizar su vida, parece que buscan con frenético interés la ocasión de sacrificarla heroicamente, y de venderla por otra vida o por muchas vidas de sus enemigos” (…)”El número de soldados de López es incalculable, todo cálculo a ese respecto es falible, porque todo cálculo ha fallado” (…) “Vuestra Majestad, tuvo por bien encargarme muy especialmente el empleo del oro, para acompañado del sitio allanar la campaña del Paraguay, que venía haciéndose demasiadamente larga y plagada de sacrificios, y aparentemente imposible por la acción de las armas; pero el oro, Majestad, es materia inerte contra el fanatismo patrio de los Paraguayos desde que están bajo la mirada fascinadora, y el espíritu magnetizador de López”. “…soldados, o simples, ciudadanos, mujeres y niños, el Paraguay todo cuando es él son una misma cosa, una sola cosas, un sólo ser moral indisoluble…” “…¿cuánto tiempo, cuántos hombres, cuántas vidas y cuántos elementos y recursos precisaremos para terminar la guerra es decir para convertir en humo y polvo toda la población paraguaya, para matar hasta el feto del vientre de la mujer…? (*) (León Pomer, La guerra del Paraguay. Política y negocios, Centro editor de América Latina, pp. 230-231.)

El emperador está desesperado. Pide matar mujeres y hasta fetos de lo contrario Caxias no hará tales comentarios diciendo cuantos recursos se necesitarán para acceder a los deseos del monarca de hacer desaparecer de la faz de la tierra al Paraguay. Por la lectura, Don Pedro, le ha sugerido el empleo del oro como en Uruguayana. Pero….cuánto tiempo se necesitará para convertir en humo y polvo al Paraguay ante la tenacidad de su pueblo como bien informa el comandante en jefe del Brasil. Caxias, al parecer, le quiere hacer entrar en razones a un monarca tan obstinado en matar, destruir, violar y hacer polvo a un pueblo. La carta de Caxias tiene su contra cara en los archivos de Itamaratí donde se guardan las cartas privadas del emperador. Pero por la respuesta del remitente se sabe lo que desea Pedro II, el genocidio de un pueblo. Lamentablemente, un ciudadano argentino de alto vuelo dirá públicamente que a los paraguayos había que matarlos en el vientre de sus madres repitiendo como un loro las pretensiones del monarca brasilero. Ya lo veremos en su calidad de instigador.

Cuando se produjo el asalto paraguayo el 3 de noviembre, Caxias, se hallaba entre San Solano y Tayí. Pudo ver con su telecopio el modo del ataque a sable y lanza y de cómo un regimiento entero del Brasil es conducido prisionero en un santiamén, con su jefe el Mayor Cuhna Matto a la cabeza. El observador prusiano, mayor Maximiliano Von Versen no podía creer que tan solo 8.000 paraguayos coparan a más de 15.000 aliados destruyéndole su parque de guerra y la totalidad de las provisiones de boca a la par que ponderaba a los soldados que regresaban cargados de artículos diversos y libras esterlinas, incluidas las botas y las cartas de la esposa de Mitre. (Max. Von Versen. Memorias de la guerra del Paraguay)

No obstante, para facilitar el fin de la guerra, Caxias, siguiendo la orden de su emperador, tiende sus hilos y logra contactarse a través de las líneas enemigas con el hermano del Mariscal, don Benigno López, el Canciller José Berges y el doctor Antonio de las Carreras (Oriental.) Para el efecto se vale de la valija diplomática del ministro de los Estados Unidos y del vicecónsul portugués Antonio Vasconcellos. Pero el plan falla dado que los acorazados no pudieron llegar a Asunción el 20 de febrero de 1868 como quedó apuntado. Según los principios de las guerras el objeto principal no es matar por matar sino desarmar al enemigo. Logrado esto se pone fin a la conflagración. De manera que el intento de Caxias de encontrar colaboradores en Asunción no es censurable.

EVANGELIO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO SEGÚN SAN JUAN

Después de escuchar la enseñanza de Jesús, muchos de sus discípulos decían: “! Es duro este lenguaje! ¿Quién puede escucharlo?”. Jesús sabiendo lo que sus discípulos murmuraban, les dijo: “¿Esto los escandaliza? Qué pasará, entonces, cuando vean al Hijo del hombre subir donde estaba antes? El espíritu es el que da Vida, la carne de nada sirve. Las palabras que les dije son Espíritu y Vida. Pero hay entre ustedes algunos que no creen”. En efecto, Jesús sabía desde el primer momento quienes eran los que no creían y quién era el que lo iba a entregar. Y agregó: “Por eso les he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede”. Desde ese momento, muchos de sus discípulos se alejaron de él y dejaron de acompañarlo. Jesús preguntó entonces a los Doce: “¿También ustedes quieren irse?”. Simón Pedro le respondió: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de Vida eterna. Nosotros hemos creído y sabemos que eres el Santo de Dios”.

7 Responses to ÉPOCAS Y PERSONAJES

  1. Felix Argaña dice:

    Esta sección está excelente. Sería bueno ya que se refiere a personajes y épocas, contar cuales fueron los periódicos que se clausuraron en la época liberal y quienes fueron los personajes liberales (presidentes) que obraron de esa manera, además de conocer los años y/o fechas. Se dice que el gran Eligio Ayala, orgullo del liberalismo, cerró un periódico. ¿Que hay de cierto?.

    • osvaldobergonzi dice:

      Felix: Es cierto. Lamentablemente Eligio ayala y su legado tienen esta mancha. Oportunamente EL COLORADO va a hacer la resea luego de la consulta con un especialista como lo es nuestro correligionario el licenciado Vctor Chamorro Noceda cuyo archivo tiene registrado todo. Saludos fraternales

      El 26 de agosto de 2009 20:02,

  2. rafael dice:

    Pero Dios santo. Lopez ANIQUILO al Paraguay al lanzarlo contr fuerzas superiores. la historia lo dice. La historia fué falseada por Juan E´Oleary (quien nacio 10 años despues de la guerra) y en una época fascista convirtio en heroe al aniquilador de la nacion: Francisco Solano Lopez. En esto fué secundado por admiradores fanaticos del fascismo de 1930, entoneces ideologías imperantes en el mundo; por ejemplo Natalicio González, Gomez Freire Estevez y otros. La verdadera hazaña fue el triunfo del Chaco.

  3. osvaldobergonzi dice:

    Amigo Rafael:
    Hay que estudiar el contexto completo. La decisión de la guerra no la tomó Lopez. La suerte ya estaba echada contra el Paraguay. Se puede criticar el momento elegido. Pero no puede atribuírsele la responsabilidad. La comparación entre aquello y el chaco son cosas distintas. Además todos los heroes tienen sus facetas y es bien sabidoque los vencedores escriben la historia de los vencidos. Debemos armarnos de paciencia para escurdriñar nuestra historia. Le recomiendo leer mi último libro LOS HEREDEROS DE LA ESPADA. Quizá encuentre en él algunas respuestas. Saludos afectuosos.

  4. rafael dice:

    Saludos Osvaldo
    Te agradezco tus comentarios y la altura de las respuestas. Discúlpame, tal vez he sido un poco vehemente. Coincido completamente contigo en que debemos armarnos de paciencia para escudriñar nuestra historia, y escribir de una vez por todas una historia objetiva (si eso es posible). Algunos afirman que esto es imposible en Paraguay, porque el revisionismo mal entendido lo permea todo, pero hay que armarse de ánimo y buscar lo verdad, que a todos nos hará muy bien.

  5. rafael dice:

    Es posible que la guerra con Brasil fuese inevitable (Thompson afirma eso en LA GUERRA DEL PARAGUAY); pero el momento. López en un arranque impulsivo, ordena la captura del Marqués de Olinda en noviembre de 1864. Meses antes, en mayo, había ordenado la construcción de 2 acorazados en Inglaterra y otros 2 en Francia, creo que también se estaba gestionando la compra de fusiles rayados en Inglaterra. Pero, por razones aún no explicadas, inició la guerra antes de que estos armamentos llegasen. Ese fué el principio de nuestro fin. Lo comparo con la cuestión del Chaco; la guerra debía haber comenzado en diciembre de 1928, luego del desatino del Mayor Rafael Franco al atacar el fortín boliviano Vanguardia sin instruccion del gobierno. El gobierno trató de poner paños fríos al asunto y lograr un acuerdo diplomático, porque aún no llegaban los armamentos (fusiles, cañones, ametralladoras y buques) contratados en 1927. La guerra empezó en junio de 1932, cuando estas armas ya habían llegado. Que diferencia no? Allí vemos los resultados.

  6. osvaldobergonzi dice:

    Amigo Rafael:
    Midiendo así la comparación de ganar tiempo hasta la llegada de las armas tiene mucha razón. Esto queda plenamente plasmado en mi novela histórica EL TESORO DEL MARISCAL. En ella el protagonista exclama – Estoy sentado sobre un montón de oro y no puedo comprar un matagatos. Saludos afectuosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: