ITINERARIO DE UN DESASTRE ELECTORAL


PRIMERA PARTE

El ex presidente Luís A. González Macchi publicó sus memorias bajo el título TESTIMONIO POLÍTICO, REVELACIONES DE UN PRESIDENTE. El editor de la obra fue nuestro director. En verdad que al leer el referido libro uno comprende las consecuencias de las cosas de este mundo cuando se elige el camino errado. Se trata de un capítulo muy interesante que puede servirnos para analizar los acontecimientos vividos por la ANR antes de las elecciones del 20 de abril de 2008. Unos estarán de acuerdo con el autor y otros no. Los que leyeron ya lo saben pero suponemos que la mayoría todavía no, de ahí surge nuestro propósito de sacar a luz estas interesantes revelaciones.

Muchos amigos me preguntaron y me siguen preguntando si el actual presidente se manifestaba en los mismos términos violentos de hoy cuando era ministro de educación en mi gobierno. Mi respuesta ya ha sido dada en parte, y en este capítulo se completará. No obstante, las declaraciones del actual presidente de la ANR, José Alberto Alderete, expresando “por lo visto nunca se termina de conocer a la gente” refiriéndose a Nicanor, concuerda conmigo plenamente debido a que también yo quedé muy sorprendido de su conducta posterior.

Sumiso con Seifart y Wasmosy, primero y conmigo, después, de pronto, sufre una transformación tal cual previene Monseñor Sinforiano Bogarín en sus memorias, refiriéndose al paraguayo común, sin mucha educación familiar.

La nueva composición

Volvamos ahora al año de las internas presidenciales de la Junta de Gobierno en abril de 2001. Habíamos dicho que uno de sus contendores fue el Dr. Bader Rachid Lichi y el otro era el Dr. Carlos Galeano Perrone, representando al movimiento oviedista. Es bueno aclarar que entonces este grupo político todavía permanecía dentro del partido colorado con la denominación de movimiento UNACE, que más tarde se convertirá en un partido político. Sin duda en esa oportunidad Nicanor no tuvo mayores inconvenientes en ganar las elecciones. Sin hacer de menos a Galeano Perrone, creo que no tenía la carrocería suficiente. No era el General Oviedo, de manera que el triunfo no se dio contra un peso pesado como Ángel Seifart, por ejemplo. En las elecciones de abril de 1996 el Dr. Argaña triunfó contra Seifart por un margen de 55% contra el 35%. En cambio Nicanor de muy poco podía vanagloriarse a costa de un candidato más bien accidental. Por otra parte, Bader no le dio mayor importancia a esa elección, al parecer no le seducía mucho continuar en la Junta.

Poco después de este suceso eleccionario, el movimiento oviedista se convirtió en partido político de manera que ya no participó en las internas para las presidenciales del año 2002. Estas parecían presentarse muy fáciles para Nicanor. Pero vaya saberse por qué ocurrencia del momento o por el aburrimiento de andar algo inactivo en el deporte, el señor Osvaldo Domínguez Dibb, decidió divertirse y pugnar por la presidencia. Jamás había hecho antes política activa como su hermano Humberto, el famoso HDD. ¿Por que no?, se habrá preguntado. A este paquete hasta yo le puedo ganar, ¿habrá dicho? Y se decidió nomás faltando menos de dos meses para las internas, nada menos que la elección del candidato presidencial de la ANR para las generales, período 2003 – 2008. Una patriada ocurrente como solo sabe hacerlo ODD. De ningún modo tal justa electoral podemos compararla con las internas de 1992, cuando el Dr. Argaña con el MRC se enfrentó al oficialismo representado por el General Rodríguez y a todo el poder económico del Ingeniero Wasmosy, ni como la de 1997 cuando nuevamente el Dr. Argaña debió chocar con un aparato oficialista representado por el Ingeniero Facetti, por un lado, y el General Oviedo con sus amigos empresarios de frontera, por el otro.

En el 2002 habían cambiado las cosas. La ausencia de liderazgos dentro del Partido Colorado era notoria. Cualquiera podía hacer la intentona. En ese momento Osvaldo Domínguez más bien se largó a tal empresa con el solo propósito de hacer ingresar a su hijo al senado y a su yerno en la cámara de diputados con lo cual estaba más que bien servido, pero nunca debió suponer siquiera que pudo haber llegado fácilmente a la presidencia de la república de haber comenzado su campaña por lo menos 15 días antes. Porque esa es la verdad. Ello demuestra la gran fragilidad electoral de Nicanor. La dupla Duarte Frutos Castiglioni apenas triunfó por 11 puntos en las internas con 46% contra 35%, la dupla Domínguez Ibáñez. Digo apenas porque la lista de ODD fue presentada a los apurones a última hora, logrando nada menos que 208.015 votos en 30 días de campaña contra 269.125 de Nicanor que venía trabajando afanosamente durante más de un año. En las nacionales consiguió los peores guarismos para el partido colorado en su historia desde que subió al poder en 1947.

Nicanor Duarte Frutos 574.232 votos (37,16%) J.C. Franco 370.348 (23,97%) PLRA

Pedro Fadul 318.916 (21,29%) PQ

Guillermo Sánchez Bufantti. 208.000 (13,49% UNACE

Total de votos de la oposición 896.264 (58,75%)

Con estas cifras queda todo dicho. Por eso Nicanor Duarte Frutos, líder de cartón, debe agradecerle eternamente a la oposición y a las urnas electrónicas. ODD, en algunas localidades o mesas donde se tuvieron que emplear las llamadas papeletas pero mucho más seguras para contar los votos de los ciudadanos. En ellas ganó llamativamente, contrariando la tendencia que las urnas electrónicas daban a favor de Nicanor. Luego de leer por Internet a los numerosos entendidos en la materia, hoy tengo mis dudas y hasta creo que ODD fue el ganador. Me remito a las pruebas. En la actualidad todos los movimientos internos de la ANR menos el de Nicanor, no pisaron el palito. Sabio es el que aprende en cabeza ajena (ODD) y no en la propia, dice el aforismo. Por algo siguen declarando los voceros de Nicanor que eso fue un retroceso. Querían las urnas electrónicas para fabricar victorias. Los 44 movimientos internos dijeron no. Por algo habrá sido. Menos Mal que el tribunal partidario resolvió favorablemente el pedido de esta abrumadora mayoría.

Pero yendo a las elecciones de abril de 2003, la oposición desplegó un costoso control contratando técnicos extranjeros y nacionales, pero todo cayó a saco roto por no haberse presentado unidos en esos comicios. Por otra parte, el pueblo colorado le dio la espalda, a Nicanor, sospechando que iba a ser tirado a un lado puesto que él, siempre suelto de lengua, en más de una ocasión dijo que “con los que se llega no se gobierna”. Finalmente sucedió lo anunciado, cuando triunfó les dio el puntapié a los que mojaron la camiseta colorada en aquellas elecciones, especialmente a los argañistas de la primera hora. Por eso su actual candidata no levanta cabeza, porque el colorado ya aprendió la lección en cabeza ajena, a pesar que ahora se nombre desesperadamente a los caudillos y dirigentes en la binacionales para subsanar el error. Tarde, porque ya nadie cree, pues saben muy bien que tales nombramientos son por algunos meses. Luego volverán los llamados técnicos o menonitas con títulos universitarios de dudosa reputación.

Injurias contra el gobierno

Durante las internas, contra ODD, primero, como en las nacionales, después, comenzó a operarse un cambio brutal en Nicanor. Lanzó injurias y a despacharse contra el gobierno del que hasta hacía poco formó parte. – ¿Que es eso?, le requerí. – Es por el tema electoral, nomás, me contestó. Incapaces muchos de presentar una plataforma, en nuestro país se apela al vilipendio como arma de triunfo, más bien el arma del inútil con frases tales como – “Vamos a terminar con esta corrupción”. – “Abajo este gobierno de corruptos”. – “Vamos a ponerle fin a las mafias que manejan al gobierno”. El lector puede agregarle otras de su cosecha.

Durante las internas no apeló mucho a estas bajezas pero durante las nacionales pasó el límite de lo tolerable. – Presidente, nombrale pues a fulano en tal cargo, me decía. Todavía tenía la cara de piedra para pedir nombramientos en un gobierno que a su juicio se convirtió en corrupto desde el día que él renunció. De casa alquilada pasó a poseer una residencia suntuosa gracias al sueldo que le brindó mi gobierno y el de Wasmosy, supongo. Y ahora aparecen noticias que nos hablan de sus estancias en el Chaco y en el Departamento de Concepción, además de acciones en puertos privados y otras yerbas. Creo que difícilmente pueden ser obtenidas tales cosas con el sueldo de ministro. ¿Por qué no denunció en su momento la corrupción imperante en el consejo de ministros con datos responsable? Bien que ahora le reclama lo mismo a Castiglioni cuando que éste nunca lo injurió como él a mí sino que tan solo fue otro que como Alderete se percató que Nicanor se transformó de Dr. Jekyll en mister Hyde. Entre tanto yo callaba ante sus denuestos pues nuestro partido estaba en juego y mis correligionarios, Ña Lola, Don Saúl, Ña Rubí y tío Hugo, nunca me hubieran perdonado que cayera estando yo en el poder. Por eso colaboré con este malagradecido. Pude haber destituido a su equipo completo de los altos cargos que ostentaban y dejarlos sin oxígeno. No lo hice porque los intereses de la ANR estaban por delante de cualquier otro interés personal. Así procedió también el Dr. Argaña cuando el partido pudo haberse quedado sin candidato de no haber él retirado las acciones judiciales presentadas como consecuencia del gran fraude cometido el 4 de marzo de 1993, cosa hoy probada y sabida por todos.

Lo cierto es que Nicanor obtuvo el 58,75% de los votos en contra, de manera que el electorado no se tragó el anzuelo de su discurso que presentaba a González Macchi como el corrupto y a él (Duarte Frutos) como el moralista impoluto.

2 Responses to ITINERARIO DE UN DESASTRE ELECTORAL

  1. GRACIELA DELMAS dice:

    Este Nicanor le traicionó a la memoria del dr Argaña, el gran estadista que perdimos por las manos asesinas de la intolerencia política y el hampa capitaneado por Lino Oviedo, y fueron pocos los que con dignidada dejaron de seguirle este truhan mientra mandaba, pero ahora es

  2. GRACIELA DELMAS dice:

    Este Nicanor le traicionó a la memoria del dr Argaña, el gran estadista que perdimos por las manos asesinas de la intolerencia política y el hampa capitaneado por Lino Oviedo, y fueron pocos los que por dignidad dejaron de seguirle este truhan mientra mandaba, pero ahora es el traidor tracionado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: