CONTRA EL EGOISMO Y EL COLECTIVISMO


EL PENSAMIENTO NACIONAL REPUBLICANO Y SU ÉTICA CRISTIANA

En este análisis sencillo que todos podemos entender, Leandro Prieto Yegros, nos acerca a nuestra doctrina apelando a la fórmula de Protágoras, de que el hombre es la medida de todas las cosas en su búsqueda de la felicidad y del bienestar. Igualmente nos demuestra que nuestro ideario se adhiere a la ética cristiana de solidaridad con el prójimo sin privilegios ni clases explotadas lo que nos indica que la estrella blanca de Belén ubicada en el ángulo superior izquierdo de nuestra bandera no fue precisamente colocada como un mero logotipo decorativo.

Por Leandro Prieto Yegros

Tal como ya lo aseveramos, el pensamiento nacional republicano, lejos de ser de extracción liberal o marxista, se identifica con la ética cristiana en sus aspectos de fondo. La fraternidad, por ejemplo, busca encontrarse con el otro, con el prójimo, a quien hay que proveerle de los medios morales, intelectuales y materiales, para que lleve una vida libre y digna. En este sentido, la concepción nacional republicana puntualiza que el fin del Estado es servir al bien común, en contra del egoísmo liberal y el colectivismo marxista que niega al hombre.

Para la corriente ideológica nacional republicana, el hombre es la medida de todas las cosas, pero insertado en la sociedad, como parte inseparable de ella. No somos, por eso, ni individualistas ni socialistas, sino profundamente humanistas, doctrina que conjuga ambos factores, en un todo orgánico, superando así los estériles enfrentamientos del pasado. De este modo, el ideario republicano se sitúa a la vanguardia de las soluciones políticas, económicas, sociales y culturales, en una visión integral del mundo.

Le reprochamos al neoliberalismo, su absoluta falta de sensibilidad social y humanista. Al modelo neoliberal no le interesa el hambre del pueblo, el desempleo ni la marginalidad; le interesa en cambio el lucro y el dividendo. Para el marxismo, el ser humano carece de realidad propia y el énfasis recae sobre la colectividad, en cuyo contexto se borra la espiritualidad y se rescata solo el materialismo. Estas proposiciones filosóficas han fracasado definitivamente y hoy día son cosa del pasado, salvo para algunos trasnochados.

En cambio, cuando el pensamiento nacional republicano ratifica su adhesión a la ética cristiana, esta significando con eso, el valor de la solidaridad y la vigencia de la preocupación por el otro, en una forma que antepone a todo, el supremo principio de la dignidad humana, donde no hay privilegiados ni explotados, sino hombres dignos, libres y venturosos. Este planteo debe ser correctamente comprendido por el pueblo colorado, dado que es una carta de triunfo por excelencia, en la lucha por un presente equitativo y un futuro mas justo para todos.

En Internet: www.elcoloo.com.py

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: