REUNIÓN DE GANSOS


REUNIÓN DE GANSOS

Les anunciamos en el número anterior que algunas gansadas se traían entre manos los asistentes a la reunión de presidentes en La Paz, Bolivia. A partir de ahora Evo Morales es Ganso II. Correa, Ganso III y a punto se halla Lugo de convertirse en Ganso IV de continuar participando en la cadena de disparates que se suceden a una velocidad vertiginosa por obra de Hugo Chávez.

Por Osvaldo Bergonzi

Le anunciábamos también que a éste se le terminó el libreto de la guerra contra el imperio pues el presidente Obama fue uno de los primeros que exigió la reposición del gobierno “democrático” del tal Zelaya. Furioso por eso, ahora inventó y lanzó en la reunión “bolivariana” que la CIA se halla envuelta en el derrocamiento del tal Zelaya. De modo que lo que se le quedó trancado en el gaznate afloró ahora con más furia proponiendo cosas demenciales. Le indico a su escudero Ganso II que proponga la conformación de un ejército bolivariano para estrechar filas contra el imperio Yankee. Pero inmediatamente quedó en ridículo con la intervención de la secretaria de Estado, Hilary Clinton, que exigió a Honduras una salida democrática. Volvió a callar pues contra el ridículo no hay defensa. Busca con desesperación con quien pelear y le cuesta cada día encontrar un contrincante que se preste a hacerle el juego a sus bufonadas para concentrar más el poder, para así poder convertirse en un Calígula caribeño.

Le recordamos a este personaje que actúa como un esquizoide que el Paraguay le puede dar cátedra de guerras a él que hasta hoy solo peleó contra molinos de viento al decir de Cervantes. En nuestro historial se cuentan dos guerras internacionales con una duración de cinco y tres años respectivamente que Ganso I no tiene para exhibir como timbre de honor. Su país con todo el respeto que nos merece como nación es de espadas vírgenes que solo salen de sus vainas en los desfiles. El soldado paraguayo se halla entre los primeros del mundo en tenacidad, capacidad de lucha y resistencia. Lea e infórmese Ganso I

Lo más lamentable, no obstante, es que un presidente de un país con tal tradición se preste a colocarse como furgón de cola sin abrir la boca en un proyecto tan disparatado como de imposible cumplimiento salvo que les entreguemos nuestra soberanía a otros. Ya en Asunción al comprobar, Ganso IV en entelequia, que la reacción de la opinión pública le era adversa por los motivos expresados se echó atrás sacándole el cuerpo a la jeringa. Para los bolcheviques esas cosas son naturales dado que nunca pelearon por sus respectivos países aduciendo pueriles razones para abonar su patriotismo salvo el caso de una guerra internacional contra el capitalismo que hasta hoy nunca se dio.

Por otra parte nuestro presidente pretende entrar y salir con soldados sin comunicar al congreso. Le recordamos a su asesor, Camacho, el creador de una ley de artículo único que extiende un mero plazo judicial y que lleva en forma pomposa su nombre por obra del periodismo como si se tratara del mismísimo Ulpiano, que en todas las ocasiones se debe comunicar al congreso la salida de tropas paraguayas. En aquellos casos que él invoca, los de mera cortesía, también se debe comunicar pues el congreso debe tomar conocimiento anticipadamente. Ni Lugo ni menos Camacho son quienes para juzgar si los cadetes fueron para un acto de cortesía o no, sino “El congreso Nacional”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: