¿QUÉ HACER PARA SALIR DEL ATOLLADERO?


El profesor Rogelio Careaga, economista paraguayo residente en los Estados Unidos, ejerció cátedras de su especialidad en la renombrada Universidad de Stanford, Palo Alto, California. Ante nuestra pregunta. ¿Qué hacer para salir del atolladero?, nos envió su respuesta. A pedido nuestro lo hizo en un lenguaje muy sencillo y sin los remilgos propios de su especialidad. Recordamos a los lectores que el Profesor Careaga gracias a su amistad con el premio Nóbel de economía, Joseph Stiglitz consiguió una entrevista para un diario de esta capital. Más tarde dicho personaje de renombre mundial estuvo por Asunción pero aparentemente no fue muy escuchado por el actual gobierno. A continuación la respuesta de nuestro compatriota para El Colorado.

Por Rogelio Careaga

¿Que hacer para salir del atolladero económico?

1) que se provea crédito a bajo interés a mediano o largo plazo a las pequeñas y medianas empresas porque son éstas las que crean fuentes de trabajo.

2) El gobierno a través de sus consulados debe descubrir y abrir mercados para productos de exportación de las pequeñas y medianas empresas y crear un mecanismo de contacto entre potenciales clientes y las empresas. Apoyarlas también en cuanto a promoción de la calidad. Si se falla en calidad se pierde el mercado. Es una lástima que una compañía como Fenix haya perdido su mercado externo.

3) El BCP debe tener una política cambiaria que favorezca la exportación en vez de penalizar al sector exportador y subsidiar al importador.

4) Hablar menos y hacer más, es decir desarrollar capacidad de ejecución.

5) Crear condiciones favorables a la inversión. Sin inversión no hay crecimiento económico.

6) Diversificar la producción agrícola. Por ejemplo no veo porque no se podría producir algodón orgánico en nuestro país. Este tiene mejor precio en el extranjero.

7) Crear industrias procesadoras de nuestra materia prima. No entiendo porque no se puede tener una producción de azúcar eficiente y barata que haga innecesaria que hasta los grandes empresarios del azúcar la traigan de contrabando.

El problema no está en no saber lo que se debe hacer, el problema reside en la falta de capital y de capacidad organizativa para emprender proyectos que dan frutos a mediano y largo plazo. La gente quiere dar golpes que les haga rica de un día para el otro. Como ejemplo de emprendimiento serio podemos mencionar el caso de Frutítka.

8) Los políticos deben abandonar prácticas corruptas para enseñar a la gente con su ejemplo y no con comportamiento denigrante que al fin termina perjudicándoles. Ejemplo, en la Colmena existía una fábrica para procesar frutas que podía haber dado trabajo a un gran número de gente que plantaría naranjos y otros árboles frutales. Me refiero al sonado caso de la planta que Berrés trajo al país. En 1996 yo encontré un experto americano interesado en hacer funcionar esa planta. Se fue a la Colmena, habló con el intendente y otros políticos de la zona y con los pobladores. El intendente, según me dijo el americano apareció una vez, para ganar votos seguramente, y después desapareció. No encontró apoyo alguno el americano que estaba dispuesto a trabajar sin cobrar hasta que la fábrica produzca utilidades. Se desanimó y se fue. En esa época la planta todavía estaba en condiciones de producir. Entiendo que fue totalmente rapiñada y no queda casi nada de la misma ahora. Entiendo que estoy saliendo fuera de lo estrictamente económico, pero no olvidemos que la mano de obra es el factor más importante de la producción. Por eso Alemania y Japón después de haber sido devastado por la guerra surgieron rápidamente con la ayuda del Plan Marshall. No creo que si se hubiera enviado la misma cantidad de ayuda a países africanos o latino americanos se hubiese logrado el mismo grado de progreso.

Con relación a las empresas estatales es menester que sean manejadas por profesionales competentes y que se vuelvan eficientes. Por ejemplo, es increíble que la compañía que produce cemento portland, la INC no haya previsto a tiempo que sus maquinas trituradoras necesitaban ser reemplazadas. La consecuencia de la caída de la oferta del cemento hizo que se traiga del Brasil. Hubo escasez, los precios subieron enormemente. Esto es tan perjudicial a la economía de nuestro país porque la construcción es un sector que crece y que da gran cantidad de trabajo a gente con poca educación, a electricistas y a los fabricantes de muebles, a las olerías, etc. Otro ejemplo, La ANDE debe ser más eficiente en provisión de energía a las industrias y a la población. Recuerdo que el gerente de la compañía chilena Watts que acaba de ser adquirida por la empresa paraguaya Pulp, se había quejado las dificultades con la ANDE para le establezca los servicios para la instalación de su planta. Por eso decidió en verderla e irse del país. Además, la electricidad es rarísima. La ANDE mas bien tendría que constituirse en un surtidor para el desarrollo de industrias. Ni hablemos de la ESAP, que rompe las calles y no se hace cargo de solucionar el problema de los caños que sobresalen y causan que las cubiertas de autos se rompan y se tenga que importar por esta causa mñas cantidad de dinero utilizando divisas que podrían destinarse a otras cosas. En cuanto a la COPACO, me parece que está obstruyendo el progreso. Para buscar mercados para las pequeñas y medianas empresas en el exterior, es importante que el costo de las comunicaciones sea bajísimo. Petropar, no sé como está funcionando. Lo que sé es que por mucho tiempo fue una fuente de provisión de fondos para políticos.Por razones políticas se saca a la gente competente de las empresas estatales y se ubica a gente que se presta a los tejes y manejes. Me da pena lo de ACEPAR que se había privatizado y ahora está en manos de extranjeros de dudosa reputación, Se que en una época antes de haber sido privatizada estuvieron al frente de ACEPAR Carlos Cubas y Roanald Zayas. Cuando estos señores estaban al frente ACEPAR la misma producía ganancias para el Estado. Creo que en los viejos tiempos, aunque tengo mis dudas pero es bueno rememorar que la vieja APAL funcionaba muy bien. Exportaban la caña Aritócrata. También estimulaba la plantación de caña de azúcar en el interior del país y la producción de alcohol. Creo que ahora, después de que la vendió a gente del sector privado se llama CAPASA y quienes la compraron no cumplieron sus obligaciones con el Estado. Yo estoy en contra de la privatización de las empresas estatales pero nuestro país no puede darse el lujo de que sus empresas funcionen a pérdida. No veo porque los monopolios y casi monopolios estatales no puedan ser rentables y ser modelos de eficiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: