EL TANTEO


POLÍTICA TENAZ PARA DERRIBAR EL CONGRESO

Nos referimos en nuestra nota anterior cómo este gobierno aplicó la política del tanteo. Asimismo advertimos que una vez que reciben la repulsa general inmediatamente retroceden dando explicaciones pueriles pero no para cejar en su empeño sino para tomar un nuevo impulso. Ahora El Tanteo apunta a anunciarnos la creación de un nuevo partido de bolcheviques disfrazados en tanto Lugo visita humildemente al presidente del congreso para conversar como amigos mientras por otro lado un colega de la prensa escrita desnuda con una reciente encuesta las falencias de este gobierno.

Tanto pidieron la consulta popular o una encuesta que finalmente se la dieron y en la cual salieron peor que palo de gallinero. Además, causa hilaridad en la opinión pública los posibles líderes del nuevo partido marxista enmascarado, los Pacobá Ledema y Sobrerito Zárate. Sus solos rostros mueven a risa. Por eso Alfredo Jaeggli dijo que es buena la iniciativa pues así su partido se limpia de marxistas trasnochados del siglo XIX.
Esta vez El Tanteo quedó medio escaldado. Estuvo al borde del juicio político como bien lo expresaran varios medios periodísticos, principalmente el comentarista, Enrique Vargas Weiler, de la Radioemisora 970 cuando señalara el día miércoles 17 de junio del corriente año que el ciudadano paraguayo secuestrado en territorio nacional por fuerzas bolivianas debía ser restituido en 24 horas y que las disculpas no eran suficientes. Lo incriminó a Lugo tratándolo de lo peor y a Evo Morales calificándolo de badulaque.
Si a eso le sumamos la pretensión de descalificar al congreso por medio de una consulta popular trasgrediendo la constitución nacional que establece mandatos por cinco años, el juicio caía de maduro. Esta vez El Tanteo se movió rápido. Ese mismo día a la noche fue restituido el ciudadano paraguayo tras la nota de nuestra cancillería de retirar en caso contrario a nuestro embajador en La Paz. Eso había dicho el periodista que correspondía hacer para cumplir con la constitución y las leyes. El Tanteo se asustó por primera vez. El Corneta Mayor López Perito se colocó nuevamente la máscara de manso cordero y Lugo fue a rendirse a los pies de González Quintana. Esta vez El Tanteo se limitó a anunciarnos la creación de un nuevo partido en apoyo a Lugo. Pero nos preguntamos: ¿Si Tekoyoyá el movimiento original ya se dividió que se espera de este nuevo sector? No olvidemos que el partido comunista paraguayo durante el reinado del Pacto de Varsovia estuvo permanentemente dividido, el uno respondía a los soviéticos y el otro a los chinos. Son confusos por naturaleza pues entre ellos se mezclan anarquistas, marxistas y librepensadores. El tristemente célebre, Elvio Benítez, confirmó que ya van a conformar un nuevo partido pero como él tiene una ensalada rusa en la cabeza no supo explicar a la prensa en términos concretos. Posiblemente Sombrerito Zárate tenga algunas pocas células grises y se explaye mejor que Benítez.
El caso es que El Tanteo fracasó en su intentona de derribar al congreso pero tomó nuevo impulso y organizó un congreso marxista. Concurrieron idiotas útiles como Blas Llano y Domingo Laíno para ayudar a los marxistas a salir del pozo en que se encuentran. Los liberales son especialistas en estas cosas. Ya en 1904 los trajeron a los primeros marxistas y nuevamente intentaron reflotarlos en 1947 para finalmente apuntalarlos a tranca y barranca en el año 2008. Pero lo que no saben Laíno y Llano es que sus estancias ya están anotadas en la lista. Por lo menos ahora les obligamos a sacarse la máscara a los marxistas y a advertirles a nuestros afiliados que nunca más se presten a oficiar de idiotas útiles. Es un mensaje para aquellos que le votaron a Fernando Lugo y que hoy se arrepienten. La mejor manera de pagar el pecado cometido es estrechar filas con la única
organización política del Paraguay que a la vez protege al pobre y garantiza la iniciativa privada como fuente de recursos para el Estado. Tiene un nombre esa organización, Asociación Nacional Republicana (Partido Colorado). Pero para recuperar credibilidad debemos impulsar juicios penales a nuestros ladrones públicos, el único pretexto válido de los marxistas. Esos robos, a cada momento esgrimen y convencen a los incautos que no ven más allá de sus narices. Pidamos por eso la cárcel para los colorados ladrones que son unos pocos dentro de una masa de más de 1.500.000 de inocentes que viven de su trabajo.
No obstante los sucesos protagonizados por El Tanteo, puede
considerarse un triunfo del congreso la finalización de los incidentes pues se plantó firme en todas las ocasiones ante los embates. Pero no por eso deben bajar la guardia pues El Tanteo posee paciencia de chino.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: