A LO PARAGUAYO PORTE


Sección jocosa de sano humor. En esta sección habla el pueblo con sus códigos simples. Avisamos a los lectores que “A lo Paraguayo porte” está abierto a la imaginación. Pueden enviar sus comentarios a la dirección del correo electrónico que aparece abajo de El colorado, correspondiente a nuestro director.

– Mbaicha pa reiko Arandú Kaagvype, che ajuogua kuehe petei kyse Pukú. – ¿Acaso compraste una bayoneta?, pero si no estamos en guerra. – Che niko heima, anike Elvio ore facilitá los Coloó, pe é ne manduá 47 pegua. – No Peru í, a la violencia no se le responde con violencia, lo dijo la junta, y la revolución de 1947 quedó en el olvido. – Pero ha é ore amenazá, nda chei. – Cierto, pero eso determinará la justicia, y además, no está de acuerdo mi amigo monseñor. – Nde amigo koanga oreko hetá problema rehe caperucita namber tu. – Ella y vos le quieren fundir a mi amigo monseñor y ahora encima hablas inglés. – Añete, shesterfiel, filismorris, malboro en lukistrike. – Bueno, dejemos las estupideces para otro momento y hablemos en serio. – Che areko ñe ñandú, caperucita namber tu hei akue, che violá monseñor, ha avei, puaé oseta namber triki hei y pisa por su talón. – Eso es mentira, se debe probar la violación y no existe la número tres, mi amigo monseñor es muy noble y por eso abusan de él. – Shavo guaicha, ajepa i letradito voy nde amigo, o ha á chan chan ha upeié oñembotavy ha ombegue. – No, no es cierto, el no se hizo el tonto y no desapareció sino que le reconoció a su hijo y le invitó a comer. – Ha é niko peteinte, heta umi otro mitá kuera avei. – Si el ADN da positivo mi amigo monseñor les va a reconocer a los demás. – To jogua colegio porque hetá pelota tatá oseta.

A monbeú ndeve pua é mburubicha congresope, haese coloo. – No creo porque Lucho ya habló con monseñor. Ellos se reúnen siempre y van a decidir con la alianza patriótica para el cambio quien va a ser el próximo presidente del congreso. – Na upeicha, hae kuera oñondivepa. – Que se van a unir, vos sos uno de los tantos colorados que creen en eso. Hay intereses en juego, contratos, cargos, ¿acaso no sabés? – Pero koa niko petei traición, ore mitarusú kuera oñupata chupe. – No es traición Peru í, Lucho vive como un faraón y administra realidades y además le ayuda a mi amigo monseñor. Así es la política, todo tiene su precio. – Upepe ore partido yvype, na upeicha, hae kuera
oñondivepá. – Te digo que no se van a unir, querés apostar que no va a salir como vos pretendes, el senado para los colorados. – Karai Lino orekó ray oseta electo presidente, ha coloo ha unace oñondivepá. – Si, ellos quieren lograr su objetivo con los colorados o con mis amigos del cambio. El tema es que Lucho muy acertadamente le va a ayudar a mi amigo monseñor. Na upeicha, Lusho coloo ete, ndo traicionai ore partido. – Está bien, veremos como sale, pero te repito, tu amigo Lucho trabaja para nosotros los de la franja. – Mbae franja, nde camandulero voi. – No, Peru í, nosotros nos fuimos con monseñor hartos de la corrupción en nuestro partido. – Che nda japoi upeva, porque che coloo ete. – Bien, veremos quien tuvo razón.

– Lope jaguaí oheka plata to moi mboriahú kuera to vota marxistas. – No Peru í, son servicios sociales. El lucha por sus ideales de igualdad social. – To mee la plata cigarra kuera ha tahyi kuera ombapo ha por eso oreko oga ha tembiú porá. – Que tiene que ver la cigarra con la hormiga. – Cigarra kuera i keraná voi o purahei todo el día ha tahyi kuera ombapo. – Querés decir que los pobres son como las cigarras y los empresarios como las hormigas. – Che ndai kuai, pero to mbapo keraná kuera o sino to manó, re hechá Arandú Kaagvype, ko kuatia heiseva. – Como no, voy a leer.

La hormiga trabaja durante el verano recogiendo con gran afán su sustento previniendo la llegada del invierno. Así, se aprovisiona de víveres que necesitará durante los días fríos. La cigarra por su lado se pasa el verano riendo, bailando y jugando. Cuando llega el invierno, la hormiga se refugia en su nido donde tiene todo lo que le hace falta hasta el regreso de la primavera. En tanto, la cigarra, tiritando de frío, organiza una rueda de prensa en la que se pregunta por qué las hormigas tienen derecho a vivienda y comida, cuando hay otros como las cigarras, con menos suerte que aquellas, que tienen frío y hambre.
La televisión organiza un programa en el que la cigarra aparece padeciendo frío y calamidades a la vez que transmiten filmaciones de cómo viven las hormigas en su casa, con todas las comodidades y la mesa llena de comida. Todo mundo se sorprende de que en un país próspero como el suyo dejen sufrir a las pobres cigarras mientras hay otros que viven en la abundancia. Las asociaciones contra la pobreza y la Comisión de Derechos Humanos se manifiestan delante de la casa de las hormigas con vivas protestas y amenazas. Los periodistas organizan una serie de artículos en los que cuestionan cómo las hormigas se ha enriquecido a espaldas de las cigarras e instan al público a opinar en sus encuestas por medio de una mañosa pregunta donde solo pueden escoger dos respuestas. Si son partidarios de la igualdad o de la discriminación. El congreso se hace eco de la encuesta y sanciona una Ley sobre la igualdad económica. Los impuestos a las hormigas se elevan notoriamente y por si fuera poco, se les asigna una altísima multa debido a que no se hicieron cargo de las cigarras en el invierno. Las hormigas decepcionadas, empacan y terminan por irse a otro país, donde su esfuerzo sea reconocido y puedan disfrutar libremente de los frutos de su trabajo donde no se le juzgue ni se le castigue, cuando tengan éxito. La antigua casa de las hormigas se convierte en albergue social para cigarras que esperan las donaciones de alimentos y los recursos para sobrevivir dignamente. Al gobierno se le reprocha por no poner los medios necesarios. Los partidos proponen una comisión de investigación pluripartidista, que costará millones Pero el dinero fiscal disminuye debido a la huída generalizada de las hormigas del país. Entretanto las cigarras al terminarse la plata proveniente de los impuestos pagados por las hormigas vuelven a morir como antes. Los medios de comunicación comentan el fracaso del gobierno para corregir las desigualdades sociales y la injusticia económica.

– Re hecha nde tavyron, koa o sucedé Cubape, rohó tahyi en masa norteamerica ha solo o pytante mante voi cigarra keraná kuera, por eso oi amo mboriahuveva ha heta cubano kuera rico norteaméricape. – Esta propaganda te dieron tus amigos los yankee que le odian a mis amigos Fidel, Hugo, Evo y Fernando. – Che ndarekoi amigo amo Norteamérica, che a hecha koa Internet, entendéa. – Sí, son los yankee capitalistas que hacen correr este material cazabobos. – Che ndai bobo, che tahyi, che realista, nde hei akue cheve to administrá relidadades, koa i ciertoetevoi, ko karai rombapova oreko bienestar a umi keraná haragán kuera o manosentemavoi por bobos.

Por eso che gustá ko karai hovy kyrá, hae oreko tuicha argumentos marxista contrape. – Si, Jaeggli no se cansa de atacarnos pero lo mismo le sacaremos sus cosas para darle a los pobres como establece la teología de la liberación, nos enseñó monseñor. Primero los pobres y después Dios. En realidad Dios no existe pero se le agregó su nombre porque hay muchos fanáticos que creen en su existencia. – Terehó che ikere, che nda ñeesei ndeve, tuicha re javy nde añaray. – No soy hijo del demonio pero por favor, no te enojes Peru í, debemos respetar nuestras creencias. Yo te escucho y vos debes escucharme a mí. Así nos dice el director; debemos practicar el disenso. Vos decís que hay que enseñarles a trabajar a los pobres y nosotros creemos que debemos hacerles comer primero para que estén fuertes, qué hay de malo en eso. – Terehó, terehó, nde tova mokoi, che añeeta ore director, che heita hae to despedí Arandu Kaagvype o sino che a renunciata. – Le vas a quitar el pan a mis hijos, Peru í. Seguro que le vas a recordar la estrella blanca de Belén de nuestra bandera y lo que yo dije respecto a Dios. – Si, to ou karai aleman kuera to sustituí Arandú Kaagvype. – Te ruego Peru í que no me hagas eso. Dios existe, tenés razón y yo estaba equivocado. No sabes cuanto me arrepiento. – Che coanga ahata a hecha partido, o ha á che club, General Caballero Zeballo kuepe, ha koero a decidí mbae che ajaposeva. – Gracias Peru í, confío que hoy tu club va a ganar por goleada, le voy a rezar a la virgencita de Kaakupe para que así sea. – Ñandejaraguasu, hae ñane apoha, entendéa, ne mandua Fon tuva hei akue 1935 ñane roga mbopi kua, to omoi estrella morotí Belenpe.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: